IMG-LOGO

Biografía

Dane Cook

Dane Cook

48 años

Dane Cook

Nació el 18 de Marzo de 1972 en Boston, Massachusetts, EE.UU.
Filmografía
Castigo Sangriento

2011 | Detention

Los estudiantes de Grizzly Lake deberán sobrevivir a su último año de secundaria. Cinderhella, un asesino en serie, ha llegado a la vida del instituto. Mientras los cuerpos se amontonan, los alumnos comienzan una carrera contrarreloj para detener a Cinderhella y salvar a todo el mundo... si es que son capaces de salir de su propia prisión.

Una novia para dos

2008 | My Best Friend's Girl

Tank es un joven que saca un dinerillo extra desempeñando un peculiar trabajo: los hombres despechados lo contratan para que quede con sus “ex” y se encargue de que tengan la peor cita de la historia. Arrepentidas por haber dejado a su anterior pareja, los llaman entre lágrimas para volver con ellos después del fiasco de cita que acaban de tener. Dada su eficacia para reventar citas, Dustin –amigo íntimo de Tank– contrata sus servicios para que Alexis, la chica de sus sueños, vuelva a sus brazos. Pero, como es de suponer, la cita no saldrá como estaba previsto. La idea de partida es bastante original, y hay que reconocer que algunas de las ocurrencias de Tank para hacer que la cita sea “inolvidable” son de lo más divertido, como su sistema para evitar que el volumen de la radio moleste. Pero el tono de la película resulta muy soez y se vuelca en demasía en el componente sexual. Todo gira en torno al sexo, del que se habla sin tapujos, con todo tipo de barbaridades al respecto. También es cierto que estas bromas, que a muchos les resultarán pasadas de rosca, tienen más gracia que las que suelen aparecer en las comedias tipo Dos colgados muy fumaos. Así, esta película puede relacionarse en cierta medida con American Pie – no sólo por la presencia de Jason Biggs, que encarna al personaje que menos llena de la historia–, pero hay que reconocerle un algo de ingenio que brilla por su ausencia en el tipo de películas citadas. Como colofón de la pasada de rosca, está el personaje del padre de Tack, al que da vida Alec Baldwin, un absoluto obseso sexual. Por su parte, Tack comparte muchos rasgos con su padre, aunque como su mismo progenitor dice “afortunadamente te pareces a tu madre”. Dicho esto, no hay que olvidar que se trata de una comedia romántica, y como tal tiene elementos básicos del tipo “Tack es un indeseable pero con un gran corazón”, o “la importancia del amor verdadero”. Dentro de estos tópicos destaca la pequeña reflexión que se hace sobre si merecemos o no a la persona amada, si nos conocemos realmente y si cambiar es tan sencillo como puede parecer.

4/10
Novio por una noche

2007 | Good Luck Chuck

Unos niños juegan a los "médicos" o así. Es decir, se ponen en círculo, y una botella girando al azar emparejará a un chico y a una chica que se encerrarán dentro de un armario para hacer lo que crean oportuno. En realidad hay más boquilla que otra cosa (aunque tal boquilla se solace en decir guarrerías), pero a Chuck le cae en suerte a una chica siniestra que le suelta una maldición. En efecto, a partir de ese momento toda joven que pasa por su cama encontrará al chico de su vida.. que nunca será él. Esto con el paso de los años es problemático, sobre todo cuanto al fin conoce a Kam, la mujer de sus sueños.Grandísima tontería de película, sembrada de detalles soeces al estilo Supersalidos y otros filmes del mismo jaez. Aunque se le quiere dar un aura romántica, estamos ante la enésima repetición de la comedia zafia que pretende atraer a un público adolescente con las hormonas disparadas. En el reparto está Jessica Alba, de quien nadie negará su belleza, pero que no parece aspirar a convertirse en algo parecido a una actriz.

2/10
Mr. Brooks

2007 | Mr. Brooks

En 1947, Charles Chaplin, que hasta ese momento sólo había interpretado a personajes entrañables, dio un giro radical en su carrera al dirigir y protagonizar Monsieur Verdoux, una criticadísima obra maestra, en la que interpretaba a un asesino de mujeres, que a pesar de los horribles crímenes que cometía, era también un hombre de familia que caía bien en cierta medida a los espectadores. El film, aparentemente sencillo, es muy complicado de elaborar. Está bastante lejos de la genialidad de Chaplin el cineasta y guionista Bruce A. Evans, que como director sólo había rodado la mediocre Kuffs, poli por casualidad, y que intenta hacer una jugada parecida –hasta el título se parece– convirtiendo a Kevin Costner en un asesino que a la vez es un padre de familia que debe caer bien. El protagonista de JFK es un buen actor, casi siempre en papeles heroicos, pero que con un trabajo impecable logró que el público conectara con su personaje, un delincuente que secuestra a un niño, en Un mundo perfecto, un film mucho mejor construido que el que nos ocupa. Costner interpreta esta vez a Earl Brooks, empresario que ha logrado mucho éxito con su empresa fabricante de cajas. Aparentemente, es un hombre feliz, casado, con una hija adolescente, eso sí, bastante rebelde. Sin embargo, Brooks sufre alucinaciones pues se le aparece constantemente Marshall, un amigo imaginario. Éste le incita a regresar al crimen, pues aunque lleva mucho tiempo inactivo, Brooks en realidad es el ‘Asesino de las huellas’, un peligroso psicópata que aniquila parejas en pleno acto sexual. Durante uno de sus crímenes, deja la ventana abierta, por lo que no puede evitar que le fotografíe un individuo que le va a chantajear: Si no quiere que envíe las fotos a la policía, deberá llevarle consigo a su próximo asesinato. Mientras, una policía que se está divorciando de un impresentable investiga el asunto. El film es un correcto thriller que se sigue más o menos con cierto interés. Pero no acaban de funcionar las secuencias de Costner conversando con Marshall, su lado oscuro, encarnado por William Hurt. Esta dualidad del protagonista recuerda demasiado peligrosamente a El club de la lucha, un film superior. Tampoco es gran cosa la trama de la policía, en parte por el nefasto trabajo de la actriz que la interpreta, Demi Moore, pero también porque su historia introduce demasiadas subtramas que entorpecen el ritmo (se divorcia de ella un vividor que quiere exprimirla, sale de la cárcel un tipo al que encerró que pretende eliminarla). Se supone que el film intenta establecer cierta conexión entre la perseguidora y el perseguido, pero no lo consigue. Llega a resultar especialmente ridículo que el protagonista asista a las sesiones de Alcohólicos Anónimos (AA) a ver si consigue superar su adicción, dando pie a una odiosa comparación entre la patología del protagonista con el alcoholismo, que sinceramente no tiene sentido. De hecho, el protagonista invoca continuamente la famosa oración que se suele usar en AA (“Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que si puedo y sabiduría para distinguir la diferencia”). Es evidente que la cinta pretende ser un entretenimiento muy ligero, pero llama mucho la atención que el contenido esté tan descuidado que no resista el mínimo análisis crítico. Por ejemplo, en esta película la maldad se transmite hereditariamente, como el color de los ojos, lo que nos remite a las teorías biologicistas, desfasadas desde la década de los 30.

4/10
Como la vida misma (2007)

2007 | Dan in Real Life

Dan Burns es viudo, padre de tres hijas, que escribe habitualmente una columna en el periódico a modo de consultorio sobre cuestiones familiares. Los consejos que tan acertados parecen para sus lectores no parece saber aplicarlos en su propio hogar, donde muestra un rigorismo extremo, en parte porque no ha superado la pérdida de su mujer. En éstas acude a pasar un fin de semana con todo el clan de los Burns en la casa de los abuelos, en Rhode Island. Allí se reúnen más de veinte personas, incluidos hermanos y sobrinos de Dan. Un tanto agobiado de tanto alboroto, Dan “se pierde” un rato, y acude a una librería cercana. Allí conoce casualmente a Marie, una mujer estupenda, de la que se enamora a primera vista: congenian, ríen, Dan le cuenta su vida… y se despiden intercambiando teléfonos, aunque con la advertencia por parte de ella de que está saliendo con alguien. Cuando vuelve a casa comenta a sus hermanos el encuentro con quien parece un alma gemela… pero se produce el chasco cuando uno de ellos, Mitch, le presenta a su novia, que ha venido a pasar el fin de semana. Se trata de Marie. Estupenda comedia sobre las relaciones familiares y el amor, dirigida con buen pulso por Peter Hedges, que ya demostró maña para el tema en Retrato de April, que hablaba precisamente de un encuentro familiar en torno al Día de Acción de Gracias. Él ha coescrito el guión con Pierce Gardner, autor de la idea original, y que dice haberse inspirado en su propia experiencia de nutridas reuniones familiares. Y en efecto se trata de un verdadero canto, muy bien engrasado, a la familia, donde a pesar de las diferencias –entre padres e hijos, o entre hermanos–, encontramos un magnífico terreno de juego para ofrecer y recibir amor. Hay además una apuesta valiente por describir un escenario reconocible por un público amplio, en vez de fantasear con situaciones poco corrientes. Hedges lo explica así: “Me gustó explorar la idea de una familia que no se había roto. Muchas comedias románticas están muy alejadas de la realidad.” La película tiene un ‘timing’ perfecto, la narración discurre de acuerdo con el bullicio de una reunión con tanta gente, y se logra que los personajes no queden desdibujados, incluso los de presencia mínima, tal vez porque esos juegos de ‘chicos contra chicas’ o las representaciones en familia, logran integrar a todos. Hay espacio para el humor en ese conflicto generacional entre Dan y sus tres hijas –la hija mayor, que desea conducir el coche del padre, la mediana con su apasionado amor por un chico de clase, la pequeña que no logra que le hagan caso–, en la ‘cita a ciegas’ para Dan, o en esa relación que no debe darse entre Dan y Marie, por lealtad con Mitch, y que da pie a situaciones imposibles, muy divertidas. El reparto es magnífico, con secundarios formidables como la doblemente oscarizada Dianne Wiest, o las actrices Amy Ryan y Emily Blunt; pero de justicia es destacar a Steve Carell, que no sólo es un comediante nato, sino que su arco interpretativo es amplio, también para reflejar decepción, amor, tristeza. Le da perfecta réplica Juliette Binoche, ese amor inesperado, capaz de transfigurarse en el amor ideal, en la chica capaz de cautivar a toda la familia Burns.

7/10
El empleado del mes

2006 | Employee of the Month

Historia de rivalidad entre dos empleados de un supermercado. Vince es un habitual a la hora de ganar la distinción de empleado del mes, pues es un tipo concienzudo, y que ve su vanidad satisfecha con tal reconocimiento. En cambio a Zachle importa un bledo tal distinción... hasta que entra a trabajar en el local una chica cañón que tiene por norma citarse sólo con empleados ejemplares. El film sigue el esquema típico de dos tipos haciéndose todo tipo de perrerías. Jessica Simpson, la tía buenorra de la función, fue nominada al Razzie por su papel.

4/10
London

2005 | London

Syd (Chris Evans) se presenta sin avisar en la fiesta de despedida de su ex novia, London (Jessica Biel), que marcha a otra ciudad. Encerrado en un cuarto de baño, esnifando cocaína y bebiendo cerveza, charlará de sus traumas con un recién conocido, Bateman (Jason Statham), y una amiga, Mallory (Joy Bryant), a la espera de encontrar fuerzas para enfrentarse cara a cara con London Desagradable film en el que asistimos a la verborrea patológica y enormemente procaz de un joven absolutamente deprimido que se ha convertido en una basurilla humana. La gente que le escucha es igual o peor (se lleva la palma el episodio sadomasoquista), y entre medias asistimos a breves flashbacks que narran episodios del amor (casi siempre sexual) que vivieron Syd y London. Rodada con pocos medios y casi siempre en espacios cerrados, sorprende el cartel de jóvenes actores que muy pronto se convertirían en estrellas.

4/10
¡Marchando!

2005 | Waiting...

Un joven camarero es contratado para trabajar en el restaurante ShenaniganZ. Allí se topa con un grupo de camareros frustrados a cual más loco. La entonces estrella juvenil Ryan Reynolds (Terror en Amityville) protagoniza una insoportable comedieta, tan escatológica que a los espectadores se les quitarán las ganas de volver a comer fuera.

1/10
Rescate explosivo

1999 | Simon Sez

Simon Sez es un agente de la Interpol, que a base de patadas y puñetazos (es experto en artes marciales) debe enfrentarse a unos peligrosos espías, y rescatar a la chica de turno. La estrella de baloncesto de la NBA Dennis Rodman protagoniza esta cinta de acción que no es exactamente la bomba, aún abundando en ella las explosiones.

3/10

Últimos tráilers y vídeos