IMG-LOGO

Biografía

Frank Thiel

Frank Thiel

Frank Thiel

Filmografía
Antboy

2013 | Antboy

Pelle es un niño de 12 años, rubio, más bien bajito y algo rellenito de cara, que sufre al darse cuenta de que todo el mundo en su colegio le ignora. Está secretamente enamorado de una compañera llamada Amanda, una jovencita vivaracha y presumida, hija de un importante empresario. Pero sabe que nunca se fijará en él. Un día una hormiga modificada genéticamente pica a Pelle y poco a poco obtiene los poderes de los formícidos (enorme fuerza, capacidad trepadora, olfato hiperdesarrollado, etc.). Un compañero de cole, friki de los superhéroes, ayudará a Pelle a afrontar su nueva identidad de niño-hormiga. Podrá demostrar quién es cuando Amanda es secuestrada por un villano que ha adquirido los poderes de una gigantesca pulga. Más que simpática película familiar de superhéroes, de producción danesa, llena de humor y acción, que traslada el mundo de los cómics a la infancia. Las aventuras de Pelle son como una traslación de las de Peter Parker, sólo que esta vez la araña de Spider-Man ha sido sustituida por una hormiga. Tiene especial gracia el inicio, al presentar al protagonista como el típico chaval gris en el que nadie se fija, un “don nadie” completamente invisible para su amor platónico, su compañera de clase Amanda. La puesta en escena cotidiana, con algunas escenas comiqueras que producen hilaridad y una presentación de sus acciones un tanto cutrecillas en cuanto a efectos especiales recuerdan también a las andanzas del pazguato de Kick-Ass, aunque en Antboy, al tratarse de un chavalín de 12 años, no hay ningún tipo de violencia ni situaciones límite. Antboy, basada en los libros de Kenneth Bøgh Andersen, habla además de otras cuestiones específicas de este tipo de filmes, como el itinerario interior del héroe, que ha de superar el ego de sentirse superior y utilizar sus poderes para servir a los demás, a la vez que tiene que comportarse como alguien normal en compañía de sus familiares y compañeros de clase. La película gustará sin duda a los chavales, pues reúne un buen puñado de secuencias de acción y aventuras infantiles la mar de simpáticas.

5/10
SuperBrother

2009 | Superbror

Producción danesa en la línea de otros films europeos para el público infantil, como la alemana Las Fieras Fútbol Club. Se encarga de la realización Birger Larsen, cuyo mayor logro hasta la fecha ha sido una insulsa adaptación de Pisando los talones, la novela del sueco Henning Mankell. Antón, un niño de diez años, aprecia a su hermano mayor, Buller, un chico autista al que incluso tiene que ayudar a cruzar la calle. Pero a veces Antón se desespera ante la enfermedad de su hermano, y clama en voz alta que hubiera deseado tener un hermano mayor sano, capaz de defenderle de los matones de la clase. Un día, los chicos encuentran un curioso artefacto del espacio, capaz de otorgarle a Buller poderes extraordinarios... A nivel técnico, el film es demasiado precario, sobre todo por su abuso de unos efectos especiales por ordenador que dejan mucho que desear. Sin embargo, el reparto, encabezado por el expresivo niño Lucas Odin Clorius, se esfuerza al máximo, y el tono es amable. El punto fuerte reside en el guión, un canto al amor fraternal, y a la totalidad de la familia, por encima de las dificultades. A pesar del elemento fantástico finalmente acaba siendo también un alegato sobre la necesidad de la aceptación de la realidad tal y como es.

5/10
A Soap (enjabonado)

2006 | En Soap

Charlotte es una joven que abandona a su novio tras cuatro años de vida en común y se va a vivir a un piso de un barrio deprimido. Su vecino de abajo resulta ser “Verónica”, un joven tímido que está esperando una carta que le confirme su operación de cambio de sexo. Mientras Charlotte recibe visitas esporádicas de hombres, con los que pasa la noche, Verónica también se gana un dinero haciendo de prostituto en su piso. Un día Verónica se intenta suicidar con pastillas y Charlotte le salvará la vida. Atrevido y sórdido debut en el largometraje de la danesa Pernille Fischer Christensen, que ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín. Se trata de un drama rebuscado, marginal, de esos que muestran los sentimientos sin tapujos en materia sexual. La directora y guionista retrata unos personajes solitarios, muy tristes, cuyas vidas insatisfactorias se vuelcan en la perpetua búsqueda del amor y de la propia identidad. Esto hace posible que provoquen cierta empatía y casi ternura en el espectador, pues parecen incapaces de superar sus limitadas y miserables vidas. Y es que lo que ellos buscan es un amor muy pobre, escaso al menos, ya que su visión plana de la existencia lo reduce casi todo a sexo. Aunque el film es sórdido, y muestra conductas inmorales y degradantes, es cierto que la directora procura no ser demasiado explícita o al menos no se detiene morbosamente en las escenas más degradantes, que las hay. El film está rodado muy a la manera nórdica. La trama se divide en cuatro actos, introducidos a modo de relato por un narrador externo, lo que recuerda a algunas películas de Lars von Trier. Y el sonido y la luz ambiental, la cámara al hombro, los espacios cerrados (toda la historia tiene lugar en dos pisos), lo planos cortos, etcétera, relacionan el film con la tradición de los modernos cineastas daneses y más exactamente con el Movimiento Dogma, aunque en este caso no lleve el sello característico. El hiperrealismo se nota también en las excelentes interpretaciones, sobre todo en la de Trine Dyrholm, que encarna a Charlotte con una extraordinaria y llamativa naturalidad.

4/10

Últimos tráilers y vídeos