IMG-LOGO

Biografía

Friederike Kempter

Friederike Kempter

Friederike Kempter

Filmografía
Un mensaje para ti

2016 | SMS für Dich

La joven Clara se siente incapaz de afrontar la trágica muerte de su novio. Dos años después continúa mandándole mensajes a su móvil, sin darse cuenta de que el número le ha sido asignado a otro cliente, Mark, que queda impresionado por la sinceridad de los textos. Tratará de conocer a su remitente. Predecible producción alemana destinada a la televisión, que abusa de los clichés. Sin embargo, la historia está bien contada, y cuenta con actores lo suficientemente sólidos como para que el conjnto funcione.

4/10
Polder

2015 | Polder

El futuro. La humanidad vive enganchada a un juego de realidad virtual que permite alargar la vida del usuario o sea que en una hora real de conexión se pueden vivir algunas más. Ryuko se conecta para recabar datos sobre lo ocurrido en la fase de prueba, cuando murió su amante, Marcus, Jefe de Desarrollo de NEUROO-X, la compañía que lo comercializa, y también para encontrar en el mundo paralelo digital a su hijo, Walter, pues ha desaparecido allí. Al igual que en el juego retratado en la pantalla, Polder ofrece la sensación de que el tiempo se dilata, por puro aburrimiento. El relato puede parecer prometedor en su arranque, aunque mezcla elementos ya conocidos de Proyecto Brainstorm, Días extraños y Desafío total. Enseguida, todo se vuelve confuso, en parte para crear justamente confusión entre realidad y ficción, pero también en gran medida por falta de habilidad narrativa y sus graves carencias de fondo. Dirigen a cuatro manos Julian M. Grünthal y Samuel Schwarz, que ya habían colaborado en la poco conocida Mary & Johnny, de 2011. Sorprende que estos realizadores europeos hayan dotado a la historia de una estética similar a la del cine fantástico japonés y el manga, con unos colores chillones agotadores, y una falta terrible de originalidad. En cualquier caso, el elemento más débil son las interpretaciones, algunas ridículas. Podría tener sus adeptos. Curiosamente obtuvo todos los galardones de la sección oficial, menos el de interpretación, compartido ex–aequo por Nina Foch y la actriz de otro film, en el Festival Internacional de Cine Fantástico Nocturna, de Madrid, para sorpresa de la prensa especializada.

4/10
Oh Boy

2012 | Oh Boy

Veinticuatro horas en la vida de Niko Fischer, un joven próximo a la treintena que vive en Berlín. A lo largo del día irá topándose con diferentes personas: un funcionario, su amigo, un vecino, una antigua compañera de clase llamada Julika, su padre, etc. Una variedad de personajes que no hacen sino acrecentar la sensación de aislamiento del protagonista, un tipo sensible que parece fuera de lugar, recién despertado a una existencia que no parece la suya, en donde constata que el mundo que le rodea no es capaz de aportar el sentido que él demanda. Interesante debut en el territorio de la ficción del alemán Jan Ole Gerster, quien ha contado con el talentoso Tom Schilling (Napola) para encarnar a su personaje protagonista, un joven lacónico, observador, sufriente. Gerster entrega un film de vitola independiente, atípico y audaz, algo así como un poema visual, urbano, un retrato sobre seres que viven y deambulan por una ciudad hostil, vieja, a veces ruinosa y poco a acogedora, de turbio pasado, de la que Berlín es arquetípica. La melancolía vital del protagonista casa muy bien con ese ambiente decadente y la cámara de Gerster recoge con talento sus andanzas, sus miradas, reflejo en verdad de su mundo interior, de su sensibilidad, de su perplejidad hacia el futuro, sin buscar tres pies al gato, sin hacer trampa. Funciona también el tono a veces tragicómico, un divertido leitmotiv, como la metafórica odisea que supone tomarse una taza de café. De trama y estructura sencilla, y sin ser nada del otro mundo, la historia de Oh Boy se desenvuelve por tanto de manera fácil, suave. Se ve sin sobresaltos gracias a esa naturalidad narrativa, pero también sin duda a la textura que imprime la preciosa fotografía en blanco y negro, a la que acompaña de fondo una constante y bella música, el finísimo jazz de The Major Minors las más veces, al más puro estilo del cine europeo de los 60, tipo Ascensor para el cadalso.

6/10
Padre a la fuerza

2011 | Kokowääh

Henry, un frívolo y mujeriego guionista cuya mediocre serie televisiva ha sido cancelada, recibe el encargo de adaptar al cine un best-seller escrito por Katharina, la mujer que amó antaño. La posibilidad de una reconciliación podría verse empañada por una inesperada noticia: Henry se entera de que tiene una hija de ocho años, Magdalena; y debe cuidarla mientras la madre resuelve un problema laboral, pues el supuesto padre, recién descubiertos los hechos, se siente incapaz de ocuparse de ella. Henry saboreará las mieles de la paternidad, pero cree que su relación con Katharina corre peligro, pues en parte rompieron porque él no quería ni hablar de tener hijos. Till Schweiger escribe, dirige, produce y protagoniza esta película más o menos familiar, donde, rizando el rizo, el cineasta alemán comparte pantalla con su propia hija, la niña Emma Schweiger. Se trata de una comedia ligera y bienintencionada, que invita a la responsabilidad a la hora de tomar las riendas de la propia vida, incluidas las obligaciones familiares. Aunque se trata de una historia previsible y prolongada en exceso -más de dos horas-, con recursos facilones como sembrar el metraje de canciones, o recurrir a actores guapitos, se ve con relativo agrado. Eso sí, no se libra de algún detalle tontorrón que debía haberse eliminado, como una invitación al sexo seguro que no pinta demasiado en una película de estas características, donde sí se han evitado, por ejemplo, las escenas de cama.

4/10
El secreto del arca

2011 | Visus-Expedition Arche Noah

Un profesor de universidad encomendará a su sobrino Robert que localice a un colega desaparecido. Robert descubrirá que ha muerto, pero encontrará un extraño manuscrito medieval que puede ser la clave. Al mismo tiempo una secta religiosa busca en el océano, entre los restos de un naufragio, el famoso Ojo de Dios. Aventuras de teología ficción con producción alemana y limitado aspecto de telefilm, pese a haber contado con un holgado presupuesto. Basado en la novela de Richard Hayer, sólo convencerá a los espectadores menos exigentes.

4/10
Pandorum

2009 | Pandorum

Película de ciencia ficción paranoica, que no acaba de encontrar su punto. La idea es un futuro en que la Tierra está superpoblada, de modo que se ha enviado una nave espacial al planeta Tanis –de características semejantes a nuestro planeta– con un montón de gente hibernada en su interior, colonos en busca de un mundo mejor. Los tripulantes de la nave hacen turnos, despertando de la hibernación, para afrontar el largo viaje. Cuando despiertan Bower y Payton, del equipo 5, se topan con un montón de problemas. Parece que la nave está invadida por una especie de zombies, y además pululan muchos chiflados afectados por el pandorum –un malestar esquizofrénico que se produce a veces en algunos viajeros al despertar de la hibernación, que acompaña a la habitual amnesia temporal–, y supervivientes que se han convertido en gente bastante primitiva. Casi a la vez el alemán Christian Alvart rodó este film y el de terror Expediente 39, lo que parece indicativo de que le gusta el cine de género. Aquí acumula mucha acción confusa, ruido, oscuridad, sangre y sustos; lo que llega a cansar. Se diría que mezcla filmes como Alien, el octavo pasajero y Resident Evil, pero sin excesivo talento. El elemento de la locura no está suficientemente aprovechado, y lo mismo ocurre con el tema de la razón del viaje, justificado sólo en el desenlace, visualmente impactante y más o menos sorpresivo.

4/10

Últimos tráilers y vídeos