IMG-LOGO

Biografía

Jason Lewis

Jason Lewis

49 años

Jason Lewis

Nació el 25 de Junio de 1971 en Newport Beach, California, EE.UU.
Filmografía
El galope salvaje

2017 | Running Wild

Stella Davis es una viuda que tiene dificultades para salvar su rancho. Echará mano de ex convictos para que le ayuden en ese trabajo, pero tendrá que enfrentarse a duras pruebas burocráticas y a los prejuicios sociales, incluso a la propias reservas acerca de sus actos y sentimientos. Elogiable drama, ambientado en localizaciones naturales, que habla sobre la necesidad de servir a los demás para encontrar el rumbo de la propia vida. Protagoniza sólidamente Dorian Brown Pham. Aunque se trata de una película menor, el resultado convence, también gracias a la presencia de Sharon Stone, a quien acompaña algún rostro más conocido como el de Tommy Flanagan (Gladiator).

5/10
Si hubiera espinas

2015 | If There Be Thorns

Ya han pasado seis años del incendio en Foxworth Hall y ya es tiempo de que Cathy y Chris busquen empezar una nueva vida con sus dos hijos adoptivos Jory y Bart Jr., incluso con un nuevo apellido, los Dollanganger. El único inconveniente es que sorpresivamente su madre Corrine se ha mudado a una manzana de su nueva casa, lo que supone un problema para la estabilidad emocional de los dos hermanos. Tercera parte de la saga de libros Dollanganger. En esta ocasión nos narra los acontecimientos después del fatídico final de Pétalos al viento, en donde Cathy y Chris confiesan su amor, aun cuando son hermanos, y deciden tener una vida juntos. Cuenta con la actuación de Heather Graham (resacón en Las Vegas).

5/10
Semillas del ayer

2015 | Seeds of Yesterday

Después de los eventos ocurridos en Si hubiera espinas, Bart todavía presenta algunos síntomas de demencia, lo que se traduce en constantes intentos por arruinar a la familia. La tragedia y las desgracias continúan azotando a los Dollanganger, pero al final tal vez exista un poco de esperanza. Cuarta película de la serie de libros escritos por Virginia C. Andrews, que nos deja dilucidar un final para la tormentosa vida de Cathy y Chris.

5/10
The Pardon

2012 | The Pardon

Sexo en Nueva York 2

2010 | Sex and the City 2

Segunda entrega en la pantalla grande de las andanzas de Carrie Bradshaw, protagonista de Sexo en Nueva York. La película, adaptación a su vez de la serie original de la HBO, Sexo en Nueva York, que conoció seis temporadas. Como en anteriores entregas dirige Michael Patrick King, para quien las problemáticas amorosas y tontunas frívolas de las cuatro mujeres protagonistas deben ser ya como un tatuaje en su subconsciente, pues han formado parte de su vida durante más de diez años (lo que se antoja agotador). Pero, bueno,  seguramente ha llegado el fin del idilio, porque esta película demuestra que estirar más el vacuo universo de estas féminas neoyoquinas no parece muy viable. Y es que nada cambia en el esquema de esta película que la haga diferente. Las mismas amigas, las mismas dudas, las mismas chácharas sobre los hombres, el mismo lenguaje desinhibido y desagradablemente procaz en torno al sexo, los mismos grititos ridículos ante, pongamos, un pañuelo de marca que cuesta 1.000 dólares, etc. Eso sí, la escritora Carrie (Sarah Jessica Parker), la meticulosa y controladora Miranda (Cynthia Nixon), la zorrona y divertida Samantha (Kim Cattrall) y la ingenua y sentimental Charlotte (Kristin Davis) siguen siendo amigas hasta la muerte, algo que no puede rebajar el paso de los años. Todas son más o menos felices, aunque tienen problemillas, claro está: Charlotte está agotada por sus lloronas hijas; Miranda tiene problemas laborales; Samantha se siente menopáusica y está enganchada a las hormonas químicas; y Carrie comprueba que qu vida de casada puede ser demasiado aburrida con su hogareño marido Mr. Big. Así las cosas, cuando a Samantha le proponen viajar a Abu Dhabi para vivir una semana a todo plan en un hotel de lujo, allá irán las cuatro amigas: ha llegado el momento de darse un descanso en sus vidas. Como novedad, el film incorpora algunas breves y curiosas apariciones: la de una muy talludita Liza Minnelli cantando y bailando en una irritante boda gay, la de Miley Cyrus en un "photocall" y la de Penélope Cruz en una fugaz escena en que flirtea con Mr. Big. Y aunque algunos contados gags resultan inteligentes, en general hay una impresionante simpleza en las situaciones planteadas y en el humor, con diálogos muy soeces y continuas metáforas de doble sentido (especialidad de Samantha) o escenas tan ridículas como la del encuentro con las mujeres árabes.

3/10
El legado de Janet Hardy

2009 | Tribute

Un chica llamada Cilla llega a la mansión que le dejó su abuela en herencia. Las cosas no son fáciles ya que la casa guarda un oscuro pasado y la joven correrá peligro.

Sexo en Nueva York. La película

2008 | Sex and the City: The Movie

Traslación a la pantalla grande de las andanzas de las cuatro amigas neoyorquinas Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda, que iniciaron su andadura televisiva en 1998. Sexo en Nueva York, que se basaba en la columna de Candace Bushnell en The New York Observer, conoció 6 temporadas en el canal de cable HBO. Cuatro años después de finalizar la serie, llega en cine el regreso triunfal, al menos en lo que a recaudación se refiere. Las herramientas del marketing han convocado al público femenino, y al parecer éste ha respondido en tropel. La idea es mostrar a estas mujeres sofisticadas y mundanas, ciudadanas de la Gran Manzana, hambrientas en mayor o menor medida de amor y sexo, superados los 40 añitos, y en un caso bordeando los 50. Vamos, que estas féminas deberían haber madurado un poco y no seguir siendo las “peterpanes” que son. Porque, en efecto, siguen hechas un lío en lo que se refiere a dar y recibir amor, y hasta uno podría preguntarse si conocen el significado profundo de esta palabra. Con la voz en off de Carrie punteando el relato, como ocurría en la pequeña pantalla, vemos sus preparativos de boda con Big, y las inseguridades que a ambos les acompañan en tan decisivo paso; la avidez de sexo de Samantha, que pese a ello intenta mantenerse fiel a su pareja, un actor hollywoodiense; la inesperada maternidad biológica de Charlotte, después de haber adoptado a una niña; y la crisis matrimonial de Miranda, después de que su esposo le confiese una infidelidad puntual y le pida perdón. Contada así la trama, hasta puede parecer que Michael Patrick King, director y guionista –también lo fue en la serie– quiere decir algo, como si pretendiera indagar en las perplejidades vitales de las protagonistas y alrededores, o así. En realidad es todo muy simple, y podría resumirse con onomatopeyas, jiiiiiiiiiiii..., bua, muac, muac. Aaa aaa aaaa aaa a. Yuuuuu. Bggggg. O sea sonidos correspondientes a risitas cómplices, llantos, arramucos, excitación sexual, euforia, descomposición estomacal. El gran valor incuestionable de esta superficial mirada al mundo femenino es la amistad a machamartillo de las cuatro mujeres, su lealtad, a pesar de algún momento de reproche. Luego hay dosis de romanticismo y llantina, con un momento de pletórico ridículo, no deseado, es de suponer, el de la boda. No pueden faltar las concesiones al sexo, más con el título que exhibe orgulloso el film, pues una de las señas de identidad de la saga es que estas mujeres hablan de sus experiencias sexuales sin recato (hasta con niños delante, disimulando lo indispensable). Y el triunfo de lo que el espectador medio desearía, no se vaya a pillar un rebote, pero dejando en alguna subtrama la “audaz” salida de la fémina valiente, dispuesta a recomenzar su andadura sentimental. Y por supuesto están los “trapitos”. Una ristra de marcas y modistos citados con consciente empacho, una pasarela, que siempre queda bien, armarios inmensos, ropa, zapatos, bolsos, regalos “ideales”, apartamentos de lujo... “No tiene lógica, debe ser amor”, sentencia Carrie en un momento dado de la historia. En lo que se refiere a esta película hay una gran sabiduría... en la primera parte de la frase. Como suele ocurrir en las series televisivas, el reparto es muy natural, pues conocen sus personajes al dedillo tras años de convivir con ellos. Se suma a la "fiesta" la oscarizada Jennifer Hudson en un papel menor de fiel secretaria, un personaje que en su juventud puede verse como "relevo" de las amigas talluditas, pero bastante más centrado. Por cierto, que la mención de la película Cita en St. Louis, propiciada por ella, bien puede verse como un guiño al romanticismo y la camaradería femenina de antaño.

4/10
El reverso oscuro de Emma Callan

2008 | The Attic

Emma y su familia se mudan a una nueva casa. Incomprensiblemente todos están más tristes desde que viven en su nuevo hogar. No pueden explicarlo, pero comienzan a sentir que hay algo en la casa que provoca su tristeza, y les impide ser felices. Emma está convencida de que la respuesta está en el ático, aunque se siente incapaz de entrar. Aún así, comienza una ardua investigación para descubrir qué esconde la casa. Miedo servido por Mary Lambert, que tiene experiencia en esto del terror gracias a su participación en la serie Historias de la cripta y en títulos como las dos partes de Cementerio viviente o Leyenda urbana 3.

3/10
Mr. Brooks

2007 | Mr. Brooks

En 1947, Charles Chaplin, que hasta ese momento sólo había interpretado a personajes entrañables, dio un giro radical en su carrera al dirigir y protagonizar Monsieur Verdoux, una criticadísima obra maestra, en la que interpretaba a un asesino de mujeres, que a pesar de los horribles crímenes que cometía, era también un hombre de familia que caía bien en cierta medida a los espectadores. El film, aparentemente sencillo, es muy complicado de elaborar. Está bastante lejos de la genialidad de Chaplin el cineasta y guionista Bruce A. Evans, que como director sólo había rodado la mediocre Kuffs, poli por casualidad, y que intenta hacer una jugada parecida –hasta el título se parece– convirtiendo a Kevin Costner en un asesino que a la vez es un padre de familia que debe caer bien. El protagonista de JFK es un buen actor, casi siempre en papeles heroicos, pero que con un trabajo impecable logró que el público conectara con su personaje, un delincuente que secuestra a un niño, en Un mundo perfecto, un film mucho mejor construido que el que nos ocupa. Costner interpreta esta vez a Earl Brooks, empresario que ha logrado mucho éxito con su empresa fabricante de cajas. Aparentemente, es un hombre feliz, casado, con una hija adolescente, eso sí, bastante rebelde. Sin embargo, Brooks sufre alucinaciones pues se le aparece constantemente Marshall, un amigo imaginario. Éste le incita a regresar al crimen, pues aunque lleva mucho tiempo inactivo, Brooks en realidad es el ‘Asesino de las huellas’, un peligroso psicópata que aniquila parejas en pleno acto sexual. Durante uno de sus crímenes, deja la ventana abierta, por lo que no puede evitar que le fotografíe un individuo que le va a chantajear: Si no quiere que envíe las fotos a la policía, deberá llevarle consigo a su próximo asesinato. Mientras, una policía que se está divorciando de un impresentable investiga el asunto. El film es un correcto thriller que se sigue más o menos con cierto interés. Pero no acaban de funcionar las secuencias de Costner conversando con Marshall, su lado oscuro, encarnado por William Hurt. Esta dualidad del protagonista recuerda demasiado peligrosamente a El club de la lucha, un film superior. Tampoco es gran cosa la trama de la policía, en parte por el nefasto trabajo de la actriz que la interpreta, Demi Moore, pero también porque su historia introduce demasiadas subtramas que entorpecen el ritmo (se divorcia de ella un vividor que quiere exprimirla, sale de la cárcel un tipo al que encerró que pretende eliminarla). Se supone que el film intenta establecer cierta conexión entre la perseguidora y el perseguido, pero no lo consigue. Llega a resultar especialmente ridículo que el protagonista asista a las sesiones de Alcohólicos Anónimos (AA) a ver si consigue superar su adicción, dando pie a una odiosa comparación entre la patología del protagonista con el alcoholismo, que sinceramente no tiene sentido. De hecho, el protagonista invoca continuamente la famosa oración que se suele usar en AA (“Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que si puedo y sabiduría para distinguir la diferencia”). Es evidente que la cinta pretende ser un entretenimiento muy ligero, pero llama mucho la atención que el contenido esté tan descuidado que no resista el mínimo análisis crítico. Por ejemplo, en esta película la maldad se transmite hereditariamente, como el color de los ojos, lo que nos remite a las teorías biologicistas, desfasadas desde la década de los 30.

4/10
La reina de Bollywood

2006 | My Bollywood Bride

Alex se enamora de Reena, una mujer increíblemente atractiva, en apariencia normal. Pero ésta resulta ser la Reina de Bollywood, la máxima estrella del cine de La India. Cuando Reena parte repentinamente para regresar a su hogar, en Bombay, Alex decide tomar el primer vuelo que vaya hacia allá, para ir en su busca. Comedia romántica de producción india, rodada a caballo entre Bombay y Los Ángeles. Aunque no se trata de un musical de Bollywood, homenajea a las películas salidas de ahí, con una de sus estrellas reales, la modelo y actriz Kashmira Shah.

4/10
The Jacket

2005 | The Jacket

Un veterano de la Guerra del Golfo es recluido en un psiquiátrico. Algo pasó en una carretera de montaña, cuando Jack caminaba por ese lugar solitario haciendo autoestop, y el encontronazo terminó a tiros, muertos incluidos. El ex militar no recuerda nada, pero el caso es que lo tienen encerrado en un lugar, y todo pinta a que le utilizan como cobaya. Especialmente siniestro es el uso que hacen de una extraña chaqueta metálica, una especie de ataúd. Ahí tiene raras visiones, recuerdos fragmentados, premoniciones, y también aparece una mujer a la que pide ayuda. Pues parece existir en ese mundo de la chaqueta una cierta realidad. Curioso e inclasificable film, con ribetes siniestros de tipo fantástico. Recuerda en parte a otra peli rarita, ¡Olvídate de mí!. Le pega a Adrien Brody, aunque la presencia que más sorprende es la de Keira Knightley, quien arriesga con un papel diferente a lo abordado hasta ahora por la actriz.

4/10
Sexo en Nueva York (6ª temporada)

2003 | Sex and the City (6ª Season) | Serie TV

Última temporada de las peripecias sentimentales y sexuales de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda, cuatro sofisticadas mujeres neoyorquinas, que quizá al fin maduren y sienten la cabeza, o quizá no...

4/10
Sexo en Nueva York (4ª temporada)

2001 | Sex and the City (4ª Season) | Serie TV

Los episodios de la cuarta temporada siguen mostrándonos los avatares sentimentales y sexuales de cuatro amigas neoyorquinas, más o menos sofisticadas. Aquí, por ejemplo, Charlotte logrará consumar, al fin, su matrimonio, con su impotente marido.

4/10
Próxima parada, Wonderland

1998 | Next Stop Wonderland

Trayectorias paralelas de dos corazones solitarios. Erin es una independiente y culta enfermera, en plena crisis sentimental tras romper con su novio; su madre, frívola y posesiva, le quiere buscar nueva pareja a través de un anuncio en el periódico: lo que provoca una singular apuesta entre cuatro amigos. Por su parte, Alan, de origen brasileño, compagina su trabajo en un acuario y sus estudios de biología marina. ¿Se cruzarán algún días estos dos personajes para enamorarse? Buena muestra de cine independiente americano. Este sugerente film combina la comedia (hay un buen puñado de gags) con romanticismo y drama existencial. Hay una excelente composición de personajes y una música brasileira deliciosa.

7/10

Últimos tráilers y vídeos