IMG-LOGO

Biografía

Kiti Mánver

Kiti Mánver

67 años

Kiti Mánver

Nació el 11 de Mayo de 1953 en Antequera, Málaga, España
Filmografía
La casa de papel (parte 4)

2020 | La casa de papel | Serie TV

La cuarta parte de la popular serie española La casa de papel confirma lo que ya apuntaba su forzado alargamiento con la excusa del rescate de Río, atrapado por la policía, y un nuevo y audaz golpe, esta vez al Banco de España: la cosa no da para más, y sólo resiste el envite la complicidad del espectador, el gusto que puede dar a los fans el reencuentro con “viejos amigos”. La acción había quedado interrumpida en un momento muy dramático, el asalto al Banco de España en que una tanqueta de la policía recibía el impacto de un lanzamisiles portátil, con los agentes en llamas, mientras que Nairobi quedaba gravemente herida de bala, y el profesor perdía los papeles ante la aparente ejecución de su amada Lisboa, antigua inspectora de policía. Los nuevos capítulos siguen cansinamente la cada vez más inverosímil trama, con una operación quirúrgica vía internet liderada por Tokio, la nueva jefa –una Maserati en sutil expresión de Denver, Úrsula Corberó se encuentra muy a gusto con su personaje–, el derrocamiento de Palermo que quería huir asegurando su fuga con bombas, el robo del oro y los secretos de estado, la embarazadísima inspectora Sierra presionando a Lisboa, el poli Antoñanzas colaborando porque nos viene bien, etc. Mientras que los forzados flash-backs de Berlín, con boda incluida y la coral de unos monjes provocan el sonrojo de quien estas líneas escribe. Está claro que Álex Pina ha contado con la generosa financiación de Netflix, y la producción es más que vistosa, hay presupuesto para las escenas de acción. Pero los personajes, más allá de alguna frase ingeniosa, son pobres, y los recursos a traumas, complejos y presión psicológica sobrepasan lo permisible en este tipo de tramas. O sea, la cosa tiene un pase, pero la sensación es que se ha tocado fondo, y que ya a Pina le toca cerrar el kiosko y probar otras cosas.

5/10
Lo nunca visto

2019 | Lo nunca visto

En Fuentejuela de Arriba, pueblo de la provincia de Ávila, lo están pasando mal. No hay riqueza ni turismo y faltan vecinos para que siga manteniendo su identidad. De hecho, si no consigue llegar pronto a 18 habitantes la aldea quedará irremediablemente anexionada a Fuentejuela de Abajo. Los habitantes se niegan en rotundo y a la cabeza de esa lucha está Teresa, ex mujer del alcalde. Puede que la llegada por sorpresa de cuatro africanos les solucione el problema. La directora argentina Marina Seresesky sorprendió en 2016 con su primera película, La puerta abierta, un drama equilibrado que tocaba temas espinosos con mesura y mirada optimista. Su segunda película supone un giro radical, pues se decanta por la comedia ligerita que no ofrece precisamente temas de reflexión (la referencia a la despoblación rural es a lo más que se llega), sino que únicamente plantea una situación rocambolesca, irreal y tontorrona, con el único objetivo de arrancar la sonrisa del espectador. Lo consigue a medias. El guión no resulta demasiado original, los tópicos abundan, la farsa se va desarrollando linealmente, con humor más o menos saludable (algún toque chusco hay) y el desenlace resulta correcto pero bastante soso. Los mimbres son los que son y no se puede hacer milagros. Vuelve a contar Seresesky con Carmen Machi para su segundo largometraje y la actriz madrileña se convierte en la dueña y señora de la función. Suyos son sin duda los mejores momentos de Lo nunca visto (incluidas un par de escenas bastante graciosas) y sin ella estaríamos hablando de una película todavía inferior. Entre el reparto, le acompaña especialmente en esa vertiente cómica una inspirada Kiti Mánver.

4/10
La casa de papel (parte 3)

2019 | La casa de papel | Serie TV

La casa de papel logró un hito asombroso, convertirse en una de las series españolas más exitosas de todos los tiempos, con una repercusión internacional en la que tuvo mucho que ver su subida a la plataforma de contenidos Netflix. Con sus dos entregas, el relato del audaz asalto a la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre, con una banda comandada por El Profesor, cuyos componentes no se conocían entre sí y respondían al nombre en clave de ciudades –Berlín, Tokio, Nairobi, Denver, Helsinki...–, era conclusivo: los supervivientes, con algunos inesperados aliados, vivían felices y comían perdices en lugares paradisíacos, disfrutando de su botín. Pero... no se ha querido matar a la gallina de los huevos de oro, que en realidad ya estaba muerta, pero que es resucitada para la ocasión por su creador, Álex Pina, y esta vez con el respaldo generoso en la producción de Netflix, algo que se nota en la vistosidad de las imágenes y en la variedad de nuevas localizaciones. La excusa para que los criminales de los monos rojos y las máscaras de Dalí vuelvan a las andadas es... el aburrimiento, que conduce a caer en la tentación, y pegar un mordisco a la manzana en el paraíso. Tokio está con Río es una isla de ensueño, pero ella se aburre, quiere moverse un poco, estar con gente. Y es que le va la marcha y la parranda. De modo que Río acepta la separación por una temporada, aunque le entrega un teléfono supuestamente ilocalizable, que compró en Marruecos, desoyendo los consejos del Profesor. Craso error. El CNI, los servicios de inteligencia españoles, les localizan, con el resultado de la captura de Río y la salvación in extremis de Tokio, gracias a la salida de emergencia que les dio el Profesor. El caso es que Tokio le persuade para rescatar a su chico, torturado en algún lugar desconocido, para que delate a sus compañeros. Éstos acuden a la llamada del Profesor, que propone combinar el rescate con el golpe más audaz que puede concebirse: asaltar el Banco de España en Madrid y hacerse con sus reservas de oro. La nueva trama obliga a suspender la incredulidad más de lo debido, las excusas para el nuevo golpe son bastante débiles, y la idea de atacar al sistema, junto la gran popularidad de que gozan los ladrones entre la opinión pública, resulta difícil de aceptar. Pero si lo que el potencial espectador quiere es disfrutar con una trama trepidante semejante a la original, e incluso más espectacular, sin comerse demasiado el coco, quedará sin duda bien servido. El esquema es bastante semejante, incluidos flash-backs que permiten recuperar a Berlín, el hermano del Profesor y uno de los personajes más populares, podemos ver a ambos juntos cuando surgió la idea del asalto del Banco de España. Además hay incorporaciones a la banda, pero se advierte menos carisma en tipos como Palermo y Marsella. Por otro lado vuelven a hacer acto de presencia las conversaciones ingeniosas de toma y daca entre el Profesor y la Policía, en este caso con la novedad de que la inspectora Murillo ahora está con los ladrones, y en el otro lado asoman nuevos personajes, el coronel Tamayo del CNI, Fernando Cayo, más una nueva agente, interrogadora experta en torturas y embarazadísima, Najwa Nimri. Y en fin, que nadie lo dude, con el final que se entrega, bastante impactante, habrá parte 4.

6/10
El inconveniente

2019 | El inconveniente

Ambientada en Navidad, cuenta la historia de Sara, a quien le ofrecen comprar la casa perfecta: espaciosa, muy luminosa y extremadamente barata. Tan solo tiene un pequeño inconveniente: Lola, la octogenaria dueña actual, vivirá en ella hasta que muera. Aun así, Sara cree que es un buen negocio y decide comprar y esperar.

La casa de papel (parte 2)

2018 | La casa de papel | Serie TV

La primera tanda de episodios de La casa de papel terminaba en un verdadero "cliffhanger", expresión anglosajona que significa algo así como "colgados del precipicio", y que alude a una situación de máxima tensión con diversos elementos argumentales en su punto culminante, donde no se sabe muy bien por donde van a tirar las cosas. Porque la policía acaba de descubrir el refugio en una finca de Toledo donde la banda dirigida por el profesor, con alumnos que responden a nombres de ciudades -Berlín, Denver, Río, Tokio, Nairobi, Oslo, Helsinki, Moscú-, prepararon su audaz golpe a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre con toma de rehenes incluida, para resistir ahí todo el tiempo que puedan y fabricar un montón de dinero que no podrá ser rastreado. Las cosas se han complicado mucho, porque el profesor, que está en el exterior, ha interactuado demasiado con la inspectora al mando del caso, sin que ella conozca la identidad de él, hasta el punto de caer en el enamoramiento y dormir con el enemigo. Y el profesor acaba de ser detenido por el ex marido de la inspectora, también policía, por agresión a la autoridad. La serie creada por Álex Pina sigue siendo entretenida y disfrutable, aunque también da síntomas de agotamiento, las situaciones y su enfático subrayado con música ad hoc son a ratos excesivos, justificable sólo porque se trata de parte del juego y la diversión. En los nuevos episodios se juega con la interrelación entre los personajes y elementos dramáticos, la idea del profesor de dejar lo personal fuera, resulta completamente ingenua. De todos modos, a las relaciones sentimentales que surgen, jugando con el miedo y el síndrome de Estocolmo, les falta un poco de humanidad, resultan simplistas, y a veces traídas por los pelos, véase un elemento que pone en peligro la relación padre-hijo entre Moscú y Denver. También se nota que las escenas de alcoba o de lencería están milimétricamente diseñadas para entregar lo que los impulsores de la serie creen que el espectador demanda. Y ciertas situaciones exigen la complicidad del espectador, lo del polígrafo no cuela, la verdad sea dicha. La dificultad es que todo se complica tanto, que es difícil resolverlo bien, a gusto de todos, por ejemplo jugando con la ambigüedad, la simpatía que despiertan los ladrones, o las miserias de las víctimas o los investigadores. Pero en fin, el entretenimiento y un buen puñado de sorpresas no falta, y los actores se siguen mostrando a gusto con sus papeles. Puestos a destacar a uno, valel la pena mencionar a Pedro Alonso, como villano enfermo terminal dado a la teatralidad, su Berlín tiene fuerza y un punto socarrón muy conseguido.

6/10
En las estrellas

2018 | En las estrellas

Víctor es un peculiar director de cine, habitualmente pegado a la botella de alcohol, que vive desastradamente con su hijo pequeño Ingmar, un nombre que es un guiño cinéfilo a Ingmar Bergman. Sin un euro en el bolsillo, y con el riesgo de que los de servicios sociales se lleven cualquier día a su retoño, cuando está sobrio se dedica a ver películas antiguas en una sala a la que le queda menos que nada para echar el cierre, o a dar vueltas a su proyecto de rodaje de una obra maestra que nunca acaba de llegar. Zoe Berriatúa decepcionó ya con su debut en el largo, Los héroes del mal, una trama protagonizada por chavales maleados. Ahora reincide en el tema de la infancia con En las estrellas, donde al menos conserva un punto de inocencia, pero donde el contexto narrativo sigue siendo el ambiente degradado donde se desenvuelve el perdedor director protagonista. Álex de la Iglesia y Carolina Bang vuelven a confiar en el cineasta respaldándolo en la producción. Lo mejor del film es la cinefilia que destilan muchos de sus fotogramas, sobre todo cuando Víctor cuenta a su hijo algunas de sus ideales para películas, con trucajes que homenajean a pioneros como Georges Méliès. Pero en lo relativo al guión, estamos ante un despropósito, donde la relación padre-hijo nunca acaba de funcionar, no existen lazos fuertes entre ellos; tampoco los actores son, lo que se dice, un acierto de casting. A Luis Callejo el papel principal le viene grande, mientras que el niño Jorge Andreu no resulta especialmente convincente.

3/10
Las chicas del cable

2017 | Las chicas del cable | Serie TV

Madrid, 1928. Cuatro chicas comienzan a trabajar como operadoras para la recién nacida compañía telefónica. Alba, ladrona profesional, en realidad sólo pretende introducirse en la empresa para dar un golpe, chantajeada por un policía. Marga acaba de llegar de su pueblo natal. A Ángeles, madre de familia, no le resulta fácil que su esposo le deje trabajar. Por último Carlota, de buena familia, quiere conseguir independencia. Netflix le ha encargado su primera serie española a Bambú, responsable de Gran Hotel y Velvet, entre otras producciones, que mantiene los elementos con los que éstas han triunfado: trama de época, una historia de amor imposible como eje central, el triángulo amoroso, una subtrama de intriga. En este sentido, podría recibir alguna crítica de quienes consideraban que la compañía de ‘streaming’ supondría un catalizador para las producciones nacionales, pues al final no se aparta demasiado de lo que ya hacía. A alguno le puede chocar también la anacrónica banda sonora, con temas muy actuales, que sin embargo se mezclan bien con las imágenes. Por lo demás, pocos reproches se le pueden hacer a un trabajo impecable, sobre todo en lo que se refiere a la reconstrucción del Madrid de los años 20, y del vestuario. Aunque engancha con sus giros, también tiene fondo, pues aporta una reivindicación de la igualdad de la mujer, en aquel momento supeditada hasta el extremo a la figura masculina. Realiza un buen trabajo un elenco en su mayoría de jóvenes valores, aunque están respaldados brevemente por Concha Velasco y Kiti Mánver (habituales de la productora). A Blanca Suárez se le da bastante bien encarnar a Lidia, una superviviente en un mundo hostil. También realiza un competente trabajo Nadia de Santiago, como chica de provincias en la capital.

6/10
Las heridas del viento

2017 | Las heridas del viento

La muerte de su padre obliga a David a hacerse cargo de su legado. Entre sus pertenencias encuentra algo inesperado: las cartas de amor de otro hombre. Desconcertado por el descubrimiento, decide visita al supuesto amante de su progenitor y descubrir la verdad.

La casa de papel

2017 | La casa de papel | Serie TV

Un individuo que se hace llamar “El profesor” recluta a un grupo de criminales expertos en distintas áreas, y les adiestra durante varias semanas en una aislada finca de Toledo para la ejecución de un plan maestro, que lleva preparando desde hace años. Se trata de un audaz golpe, que se convertirá en el mayor robo de la historia, y que pasa por tomar la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en Madrid, para luego retener ahí el mayor tiempo posible a decenas de rehenes, distrayendo a la policía con negociaciones y reclamaciones variopintas, mientras se dedican a fabricar dinero. La puesta en escena con disfraces que incluyen monos rojos y caretas de Dalí, contribuyen a crear la cortina de humo. Entretenida serie española que se enmarca en el subgénero de las películas de robos y atracos, está creada por el veterano Álex Pina, que tiene un amplio currículo en relatos seriados de prestigio, como Los Serrano, Los hombres de Paco, El barco, Vis a vis. Él y su equipo de guionistas manejan bien la fórmula que tienen entre manos, donde asoma puntualmente la voz en off de Tokio, una de las componentes de la banda, que ejerce de narradora con reflexiones sobre el golpe. Y se estructura el relato con flash-backs sobre los preparativos del golpe. De modo que se produce un antagonismo y a la vez cercana relación entre “El profesor” y la inspectora de la policía Raquel Murillo, que tiene una manifestación inesperada en que se conocen en el mundo real, donde sólo uno conoce la identidad del otro. Y vamos ahondando en la personalidad de los distintos componentes de la banda, que tienen apodos que responden al nombre de ciudades –Tokio, Moscú, Berlín, Denver, Nairobi, Helsinki, Oslo, Río–, siguiendo el modelo Tarantino de Reservoir Dogs, para no alentar las relaciones personales se supone que es mejor que nadie sepa nada de los otros. La serie no se recata en guiños cinéfilos, incluso usando en un momento dado la música de El golpe. Tiene su mérito lograr mantener el interés en una situación que de por sí, se estanca: la toma de un lugar, la policía que les cerca, el toma y daca negociaciones. Pero los problemas familiares de la inspectora, su relación con un ayudante o sus roces con un coronel del CNI, las vicisitudes de los distintos rehenes, entre los que hay un grupo de escolares del colegio británico, entre ellos la hija del embajador, o las relaciones entre los ladrones, de personalidades muy diversas, ayudan a que la cosa no decaiga. Es cierto que a veces las situaciones se estiran en exceso, o que se caen en estereotipos de delirios de grandeza o eróticos, que a veces rozan el ridículo. Pero en general se logra un producto bastante digno, y que no tiene nada que envidiar a series similares “made in USA”. Los actores saben hacerse con sus personajes, que aunque bastante arquetípicos, tienen gancho.

6/10
Las ovejas no pierden el tren

2014 | Las ovejas no pierden el tren

Tras ganar el Goya al mejor corto por El columpio, Álvaro Fernández Armero dedicó la década de los 90 a la comedia, con Todo es mentira, Brujas y Nada en la nevera, que pese a que no acaban de funcionar, tenían cierta frescura, algún momento cómico eficaz y pintaban a la juventud del momento. Tras buscar nuevos trenes a los que subirse en el terreno del thriller y el documental acabó refugiándose en la telecomedia, y desde la fallida Salir pitando, de 2007, no había vuelto a rodar para la gran pantalla. Ahora regresa con Las ovejas no pierden el tren, un film muy coral que pivota alrededor del matrimonio formado por Luisa, que regenta una modesta academia, y Alberto, escritor en crisis creativa y personal. Por sus problemas económicos se mudan con su hijo, Lucas, a una casa rural. Ambos arreglan una cita a la hermana de Luisa –que no acaba de encontrar al hombre de su vida–, con un periodista deportivo. Por otro lado, Juan, el hermano periodista de Alberto, se ha divorciado y sale con una chica mucho más joven, pero no contaba con que tienen gustos diferentes. Y el padre de Alberto y Juan sufre Alzheimer, por lo que la familia se plantea llevarle a una residencia. En su mejor película, lo que no es decir mucho, pero menos es nada, el también guionista Fernández Armero acierta al mezclar sus naturales diálogos y sus personajes espontáneos con varios elementos dramáticos, que dotan al film de algo de fondo, en torno a las relaciones familiares, los problemas de comunicación con los seres queridos, y las ventajas de una vida sencilla en una sociedad en la que las personas tienden a complicarse la vida. Además, ha contado con un reparto de lo más adecuado, en el que brillan Raúl Arévalo e Inma Cuesta, que tienen una buena vis cómica, y también Candela Peña, Jorge Bosch, la prometedora Irene Escolar (una convincente Juana la Loca en Isabel) y las veteranas Kiti Mánver y Petra Martínez como las respectivas madres de los protagonistas. Acaba resultando más ligera de lo que podría haber sido, y subyacen detalles de humor cutre característicos del director. Pero apunta cuál es el tren que debería coger Armero de cara al futuro. Además, se permite homenajear a su actor fetiche del pasado, Coque Malla, pues su conocido tema musical “Por las noches” da un toque nostálgico a la banda sonora.

5/10
El país del miedo

2014 | El país del miedo

Carlos, padre de familia de mediana edad, no cree que sean ciertas las acusaciones de Sara, su esposa, convencida de que su asistenta le roba dinero de la cartera. Para sorpresa del matrimonio, el culpable resulta ser Pablo, su hijo, extorsionado por Marta, espabilada y salvaje niña de 13 años que le hace la vida imposible. Cuando Carlos trata de detener el chantaje, descubre que le resulta imposible defenderse, por lo que sufre a su vez también el acoso de la diabólica joven. Debut en el largometraje del realizador, productor y guionista Francisco Espada, hasta el momento cortometrajista. A pesar de su inexperiencia y del escaso presupuesto, en El país del miedo se atreve a abordar una complicada adaptación de la novela homónima de Isaac Rosa, pues por mucho que se den casos en la realidad, y de que en el libro pueda estar muy bien explicado, no resulta sencillo mostrar en pantalla a un adolescente intimidando a un adulto físicamente más fornido. Para darle categoría de doble salto mortal, el cineasta ha cambiado al matón, un chico en el original, por una adolescente. El ridículo resultado produce en el espectador un sentimiento de vergüenza ajena. Sin pretenderlo, Espada reproduce el efecto buscado por el conjunto británico Monty Python con el conejo supuestamente inofensivo de Los caballeros de la tabla cuadrada, que de forma inesperada podía acabar con la vida de temibles guerreros con armadura. Se han visto en la pantalla chavales de ambos sexos temibles, en títulos como La profecía, El pueblo de los malditos, La huérfana o ¿Quién puede matar a un niño?, donde sus responsables lograban el milagro, pero no es el caso. Ni el siempre sobresaliente José Luis García Pérez puede remontar un personaje de adulto superado, sobre el papel demasiado ingenuo y con pocas luces para poder realizar la vida normal que se le presupone. Por lo demás, El país del miedo sólo podría ser recordada, si acaso, por “So Far and Yet So Close”, de Antonio Meliveo, candidata al Goya a la mejor canción original. Efectivamente, tiene una gran calidad, desperdiciada cuando aparece ilustrando una pobre puesta en escena, con unas imágenes sosas de la puerta de los protagonistas.

2/10
Gran Hotel (3ª temporada)

2013 | Gran Hotel | Serie TV

Nueva y trepidante temporada de Gran Hotel (serie), que tras justificar la ausencia de Ernesto, el personaje del fallecido Juan Luis Galiardo, lo que propicia un cierto suavecimiento de Ángela (magnífica Concha Velasco), enseguida nos mete en harina de los muchos vericuetos de la narración, abierto y aún sin resolver. El amor de Alicia y Julio se ha consumado, pero ella tiene muchas dificultades y tal vez remordimientos para ocultar su infidelidad a su marido Diego. Entretanto siguen las pesquisas de la pareja para averiguar quién mató al padre de Alicia, y quién es el hombre que ha tratado de asesinar a Andrés, y al que se puede ver en la película de la boda de Alicia y Diego. Alfredo, marqués de Vergara, instigado por su madre, piensa en obtener la nulidad de su matrimonio con Sofía, tras descubrir la superchería con su supuesto hijo; pero, curiosamente, ama a esa criatura y quiere que herede su título. Llegará al Gran Hotel Beatriz, amor de juventud de Alfredo, que quiere aprovechar las circunstancias para reconquistarle. La serie sigue haciendo honor a su planteamiento de intriga a lo Agatha Christie, y a la interacción entre nobles y gente popular que se ha visto en otras producciones televisivas como Arriba y abajo y Downton Abbey. Con un uso inteligente del suspense, propiciado por la música de Lucio Godoy y dejando los capítulos al final en los momentos más emocionantes, atrapa la narración, aunque se vayan acumulando momentos de folletín. La ambientación una vez es magnífica, por ejemplo en el baile de máscaras del primer episodio.

4/10
Gran Hotel (2ª temporada)

2012 | Gran Hotel | Serie TV

La segunda temporada de Gran Hotel arranca más enredada que nunca. Alicia Alarcón se ha casado con Diego, ahora es la señora de Murquía, y tras el viaje de novios en París, ha vuelto a casa. Allí sigue Julio con su puesto de camarero, y enamorado de Alicia, indignado porque el supuesto asesino de su hermana pueda no rendir cuentas ante la justicia. Andrés, hijo ilegítimo del difunto propietario del Gran Hotel, está en coma después de que una mano siniestra haya intentado que muriera electrocutado. Nadie conoce que Andrés sería el heredero del Gran Hotel, excepto su viuda, doña Teresa, que con la complicidad de Diego intenta hacerse con la carta que revela el secreto, que está en propiedad de la doncella Belén, casada con Andrés. Ella está embarazada pero tiene un pacto para entregar su bebé a doña Teresa, para hacerlo pasar por el hijo de su hija Sofía, engaño sin el cual su matrimonio con Alfredo, hijo de unos marqueses, podría anularse. Mientras, el tercer hijo Alarcón, auténtica oveja negra, sigue con su contrabando de alcohol, asunto que el degradado detective Ayala investiga. El parto de Belén va a dar un giro a los acontecimientos, pues alumbra a gemelos. El resumen que ofrecemos en el párrafo anterior, da idea de lo alambicada que es la serie creada por Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés con su productora Bambú. Pero el caso es que engancha la intriga de principios del siglo XX que discurre por los pasillos y alrededores costeros del Gran Hotel, donde las dudas sobre cómo evolucionará el amor imposible de Alicia y Julio -Amaia Salamanca y Yon González-, la llegada del nuevo maitre -Juan Luis Galiardo, en uno de sus últimos trabajos antes de morir- y las miradas que se cruza con la gobernanta -inmensa Concha Velasco-, o los experimentos de Javier con el opio, prometen emoción a raudales.

6/10
Lo contrario al amor

2011 | Lo contrario al amor

Merce es una joven que trabaja de masajista terapéutica. Un día se queda encerrada en un ascensor y es rescatada por tres apuestos y jóvenes bomberos. En los días posteriores se citará con ellos, pero mientras que con dos se limita a tener sexo, con otro, Raúl, surge algo más que podría ser amor. Al cabo de los días, a ambos les cuesta admitir que se han enamorado y sus actitudes egoístas podrían hacer pensar que en realidad se trata de todo "lo contrario al amor". Comedia a la española –sexo, risas, sexo, amor, sexo, risas, sexo– que alza poco el vuelo y que va destinada al público de risa fácil y escasamente exigente en cuanto a la calidad de la historia y el modo de contarla. Mala carta de presentación del debutante en el largometraje Vicente Villanueva. Su guión se centra en las dificultades para mantener una relación de pareja, una unión por lo demás inestable, caprichosa, eminentemente sexual, y que no aporta el mínimo de hondura que requeriría. Aunque, a decir verdad, todo está contado en clave de humor, y hay momentos graciosos que desde luego funcionan, y eso que la subtrama “almodovariana” de la hermana y su representante suene a pegote añadido de culebrón barato. De cualquier forma, el tono leve y humorístico, de comedieta televisiva, no impide que Villanueva vuelva insistentemente al tema sexual, por medio de imágenes pero sobre todo de un lenguaje desagradable, procaz y animalesco, también con importante componente homosexual. Así las cosas, el resultado romántico no cuela y se atraganta definitivamente. Y que las arcadas no vayan a mayores se debe al trabajo más o menos amable y convincente de los protagonistas, sobre todo de un Hugo Silva que, caramba caramba, lo hace bastante bien. Tendría este chico que elegir mejores guiones y sin duda lograría una carrera más que decente... Algo menos destacan Adriana Ugarte (La señora) en el papel de Merce y Luis Callejo (El club de los suicidas).

3/10
Los abrazos rotos

2009 | Los abrazos rotos

El director de cine Mateo Blanco quedó ciego a resultas de un trágico accidente. Desde entonces perdió las ganas de vivir, lo que escenificó con un cambio de nombre. A partir de ese momento sería Harry Caine, y bajo ese apelativo firmaría su obra literaria y sus guiones cinematográficos. Harry trabaja codo con codo con su directora de producción Judith, y el espabilado hijo de ésta, Diego, hace las veces de secretario. Durante una ausencia materna, Diego sufre un accidente y Harry cuida de él. En eso ratos de forzada compañía, el joven pide al guionista invidente que le explique el porqué del nerviosismo de su madre por la aparición en escena de Ray X, hijo del recién fallecido empresario Ernesto Martel, que ha aparecido con una inesperada propuesta de proyecto cinematográfico. Y se inicia una larga historia que cuenta los años de convivencia de Ernesto con Lena Rivero, una secretaria devenida en amante y aspirante a actriz de cine... bajo la batuta de Mateo Blanco.Pedro Almodóvar vuelve a los terrenos del melodrama con una trama alambicada, atravesada de detalles personales sobre sus sentimientos y su dedicación al cine, dotada de una estructura donde juega con el concepto de duplicidad, muchas cosas se repiten de algún modo, acontecen dos veces. A lo largo del metraje brillan destellos de genialidad, el director manchego tiene todo tipo de ocurrencias ingeniosas, que va incorporando a su historia. Ya sea la película de vampiros que Diego cuenta a Harry, el recurso de leer los labios de otros o la película dentro de la película, “Chicas y maletas” (qué lástima que no sea ésta la película rodada por Almodóvar, porque los fragmentos que se incorporan, deudores de Mujeres al borde de un ataque de nervios, prometen muchas risas), se detecta una increíble facilidad para imaginar tramas y crear personajes. Lo mismo cabe decir de su ojo para lo visual, ya sean las páginas en braille llenando la pantalla, o las fotos hechas mil pedazos. O de las referencias cinematográficas bien traídas, ya sea el Te querré siempre de Roberto Rossellini, o la idea de convertir a Penélope Cruz, en la película que Mateo está filmando, en un trasunto bastante creíble de Audrey Hepburn. Y a pesar de todo... la película de Almodóvar resulta demasiado artificiosa, de algún modo se ahogan las emociones, que no llegan a aflorar. Quizá la más auténtica es la de Lena sacrificándose por su padre con una desesperada llamada a Ernesto; pero hay pocas como ésa. Los hilos narrativos se tuercen y retuercen, se está muy cerca del ridículo culebrón en algunos pasajes. Como es habitual en el cineasta, hay sentimientos exacerbados, pero a la vez muy epidérmicos. Se nos habla de amor, pero vemos poco amor. Ernesto está obsesionado con Lena, y se nos viene a decir que eso no es amor, sobre todo porque ella no le corresponde. Pero lo que surge entre Lena y Mateo tampoco acaba de parecer amor, es una especie de entrega física, sin más, propiciada por la relación profesional. Tampoco se ahonda mucho en el hijo despechado de Ernesto, y la revelación de algunos secretos, relativamente sorprendentes, suenan a disparatados -la escena de confesión de Blanca Portillo chirría-, metidos un poquito con calzador, y llama la atención lo poco que alteran a aquellos que debían quedar profundamente afectados. El tratamiento del sexo es puramente lúdico, poco avanza Almodóvar en este terreno: por supuesto no va ligado al compromiso o a la entrega, y es objeto de chistes de gusto, cuando menos, discutible.

5/10
Una hora más en Canarias

2009 | Una hora más en Canarias

Pablo trabaja en el bar de Claudia, y ha tenido con ella un largo 'affaire' secreto, a pesar de que está casada con Iván y que tiene un hijo. Cansado del carácter posesivo de Claudia, Pablo ha roto la relación y está saliendo con Irene, una chica más dulce y tradicional. En apariencia. El caso es que Claudia quiere recuperar a Pablo a toda costa, y para ello urde un plan con su hermana Mónica: se irán los tres a Canarias, donde Pablo sueña con poner un chiringuito cerca de casa de su madre. Claudia asegura que se trata de un proyecto exclusivamente profesional, pero se trata de una treta entre varias para seducir nuevamente a Pablo.Película de enredo de David Serrano (Días de cine, Días de fútbol), que recupera la fórmula de unir comedia y canciones coreografiadas, usada en su faceta de guionista en El otro lado de la cama y Los 2 lados de la cama. El resultado es bastante desigual. Por un lado, la parte musical resulta excesivamente artificial, poco justificada -esos absurdos vuelos de Mónica- además de que algún actor desafina bastante. En cambio, en la parte de comedia hay que reconocer algunos momentos inspirados, sobre todo en los primeros síntomas de chifladura de la novia Elena (Miren Ibarguren), y en un divertidísimo Eduardo (Eduardo Blanco), al que Claudia ficha para que finja ser el padre perdido de Pablo. Más reiterativos son los pasajes de relación amor-odio entre Pablo (Quim Gutiérrez) y Claudia (Angie Cepeda). Para ser una comedia alocada, falta al film un poquito más de ritmo. Y aunque apelando a su condición de 'screwball comedy' a la española podrían justificarse los continuos cambios de pareja, domina la sensación de frivolidad, una mirada al amor de muy escaso calado, donde la fidelidad y el sacrificio por la persona amada no cuentan 'un pimiento'.

4/10
Pagafantas

2009 | Pagafantas

Chema es un simpático joven que antes de que se dé cuenta, se ha convertido en el “pagafantas” de Claudia. Esto es, el mejor amigo de la chica guapa, sexy, simpática y divertida. Todo un lujo, si no fuera porque el chaval está totalmente enamorado de ella. Pero ella lo quiere como un hermano, nunca verá en él al hombre que lleva dentro. Buena comedia que provoca un sentimiento de extremo agradecimiento. Seguro que muchos la califican de “soplo de aire fresco” y es que lo es. Gracias por no ser la típica españolada estilo Fuga de cerebros o la típica americanada estilo Dos colgaos muy fumaos. De lo que se deduce que es todo lo contrario. Y así es, se trata de una película divertida, con numerosas situaciones cómicas, que mantendrá entretenido de sobra al espectador. Por supuesto que no es un título que cambie el mundo, pero es que tampoco lo pretende. Es una película sencilla, que cumple de sobra con su cometido. Demuestra que hay un humor más inteligente que el “caca, culo, pedo, pis” y que se puede pasar un buen rato sin necesidad de basarlo todo en el sexo y en burradas varias. El principal culpable de este asunto es el debutante en el largo Borja Cobeaga, que conoció a su colega libretista Diego San José en el divertido e innovador programa televisivo Vaya semanita. Buena culpa también de la gracia de la película recae en los actores. Gorka Otxoa está genial como Chema, así como Óscar Ladoire como el tío Jaime. Los secundarios también están sobradamente a la altura. Por poner un pero, cabe citar a Sabrina Garciarena, la guapísima Claudia. La actriz hace un trabajo muy bueno también, pero su personaje es quizás el más arquetípico. Una pena porque todos los demás tienen parámetros propios de los clichés que representan, pero a la vez un aire que los hace únicos e irrepetibles. Entre los innumerables puntos divertidos que tiene la película destacan las inserciones a modo documental donde se compara al pagafantas y a la chica deseada con distintos animales como el lémur y el koala. Es imposible acabar sin agradecer también a Cobeaga que haya tenido el detalle de incluir una pequeña persecución coche-moto que resulta muy divertida y que no suele ser habitual en las películas españolas. Buen intento, Borja Cobeaga.

6/10
Lola, la película

2007 | Lola, la película

Digno biopic de la gran cantante y 'bailaora' de flamenco Lola Flores, abarca desde su niñez al momento en que se convierte en madre. Entre medias se suceden sus primeros pasos en el mundo de la música; y sus muchos amores, donde resulta difícil en bastantes casos que esos novios vean más allá de la mujer hermosa y célebre que tienen entre los brazos, para ver a la persona, que se enamora y sufre. Atrapar el alma de un personaje real en dos horas de celuloide es tarea difícil e ingrata. Sobre todo cuando se trata de personajes muy populares, de los que se conocen cientos de datos y anécdotas, cuya ausencia puede irritar a los admiradores. Miguel Hermoso, que sorprendió en su debut como director en Como un relámpago, se aplica a la tarea, con resultados desiguales. El cineasta no evita una sensación de acumulación de episodios. Pero gracias al guión de Antonio Onetti, da con algunas buenas ideas que dan gravedad a la película: nos presenta el contraste entre la condición humilde de la familia de Lola y la vida de lujo que se ofrece a la incipiente artista; y sobre todo nos presenta a una joven, buena chica, en la que las presiones para alternar, un embarazo no previsto y la terrible decisión de abortar, matan también su inocencia; de modo que no habrá atisbo de felicidad genuina hasta que conozca la maternidad. La desconocida Gala Évora da el tipo del personaje retratado: por el físico y ciertos gracejo natural y picardía. Aunque, con inteligencia, Hermoso ha evitado insistir en sus números musicales para evitar comparaciones con la auténtica Lola. El reparto arropa bien, tanto los sucesivos novios (José Luis García Pérez como Manolo Caracol, Carlos Hipólito como el anticuario Arenzana, Ramón Villegas como el futbolista del Barça Biosca, Alfonso Begara como 'El Pescaílla'...) como los padres (estupenda Ana Fernández).

5/10
Luz de domingo

2007 | Luz de domingo

Película “de entonces”, rodada en Asturias, parsimoniosa… Con bonita música y reconstrucción de época, cuidada fotografía, literaria voz en off del narrador … Muy de Garci, vamos, pero más entonado que en otras ocasiones, en las que llega a hacerse cargante. Adapta libremente una obra de Ramón Pérez de Ayala –el guión es de José Luis Garci y su colaborador habitual, Horacio Valcárcel–, y transcurre a principios del siglo XX, en el pueblecito asturiano de Cenciella, al que acaba de llegar el joven Urbano, que se incorpora a su puesto de secretario del ayuntamiento. Pronto quedará prendado de una moza de buen ver, Estrella, que vive con su abuelo Joaco. Pero al tiempo se verá enredado en las cacicadas del alcalde Atila, y las tropelías de sus tres soberbios hijos, que desean hacerse con una finca de Joaco. Los enfrentamientos llegarán a una situación límite y terrible cuando Urbano y Estrella, ya prometidos, son atacados en el bosque por el cuarteto más un quinto matón. Aunque al abuelo le hierve la sangre por lo ocurrido, la respuesta de Urbano a la agresión desconcertará a propios y extraños. El cineasta asturiano saca a pasear su cinefilia y su nostalgia, como es habitual en él, con el arranque de la romería, un evento festivo que recuerda a la saga de El padrino, que tiene su continuidad en los modos “padrinescos” del alcalde, muy bien interpretado por Carlos Larrañaga; también se ve esto en las postales neoyorquinas, con ese final junto a la Estatua de la Libertad –que contrasta con la imagen gris de España a la que ha llegado, oh, horror… ¡Franco!–, o en los diálogos costumbristas, algunos muy simpáticos, otros más artificiales. La película, a pesar de esa insistencia en “la luz del domingo”, tiene sus momentos duros y hasta desagradables, pero se agradece cierta contención y estilo en pasajes como el de la violación, o el clímax en la puerta de la iglesia. Y se agradece que se planteen temas de cierta entidad, como el perdón, la venganza, la justicia y la paciencia, la generosidad al acoger una nueva vida, la magnanimidad que no se deja reconcomer por el rencor, el reconocimiento de la virtud del prójimo… No faltan además críticas al cainita carácter español, a través del personaje de Andrea Tenuta. Como ya ha hecho Garci en otros títulos de su filmografía, aquí ofrece una variada galería de personajes, los lugareños de Cenciella, bien perfilados; y hay que reconocer que los actores están muy bien, desde los jóvenes enamorados, Álex González y Paula Echevarría, que dan muy bien el tipo de un amor puro, pasando por el músico Manuel Galiana, el abuelo Alfredo Landa, la viuda de Kiti Manver, el médico Fernando Guillén Cuervo, además del citado Larrañaga y de una pléyade de tipos, figurantes o con un par de frases, que cumplen perfectamente.

6/10
La luz prodigiosa

2003 | La luz prodigiosa

Al comienzo de la guerra civil española en 1936, un joven pastor recoge a un hombre, dado por muerto tras un fusilamiento. En 1980 el pastor, que nunca ha podido olvidar aquellos hechos, regresa al convento donde le dejó para saber qué ha sido de él; y descubre que aún vive, y que aunque ha perdido la memoria podría tratarse de un personaje relevante del mundo artístico. El granadino Miguel Hermoso (Fugitivas) adapta la primera novela de Fernando Marías, un drama intimista y con su punto de intriga y de crítica al periodismo sensacionalista. Con una sobresaliente banda sonora de Ennio Morricone, recupera al mítico Nino Manfredi, actor italiano que triunfó en nuestro país en cintas como El verdugo. Alfredo Landa le da réplica como el tipo que se pregunta si actuó correctamente en el pasado.

4/10
Te doy mis ojos

2003 | Te doy mis ojos

Una película sobre la violencia doméstica puede ser arma de doble filo. Tema de rabiosa actualidad, acapara desgraciadamente titulares en los medios de comunicación; la cuestión preocupa, hay un público interesado. Pero por otro lado, se presta fácilmente a los didactismos facilones, a la truculencia barata. Por eso hay que reconocer el virtuosismo de Icíar Bollaín (Hola, ¿estás sola?, Flores de otro mundo), que entrega una película medida equilibrada y con matices, con distintos puntos de vista. La historia se centra en la deteriorada relación de Pilar y Antonio (magníficos Laia Marull y Luis Tosar), casados y con un niño, que viven en una ciudad de provincias. Una noche, ella se presenta en casa de su hermana con el crío, llorosa y en zapatillas. Ha sufrido un episodio más de malos tratos, que le empuja a una separación temporal. Bollaín, coautora del guión con Alicia Luna, se detiene en la descripción de los dos personajes principales: ambos siguen enamorados, se quieren de verdad; ella apenas puede dominar el miedo cuando adivina el inicio de un arrebato de violencia de él; airearse, trabajar fuera de casa en un museo, hacer nuevas amigas, da a Pilar nuevas alas; mientras, Antonio se esfuerza en seguir una terapia, escucha al psicólogo, anota en un cuadernito lo que pasa por su cabeza cuando le domina la ira; pero sus estrechos horizontes, un querer y no poder, configuran un pesado lastre. El cuadro se completa con los alrededores de la pareja: la madre que aguantó junto a su marido hasta el final de sus días (“lo hice lo mejor que supe”, asegura), la hermana indignada, que no entiende que Pilar lo intente de nuevo, las amigas del trabajo (presentadas con unas pinceladas algo simplistas, como prototipo de independencia bien llevada), el terapeuta que trata de dar pistas, los compañeros de la terapia de grupo, que presentan un abanico de mayor o menor aprecio a sus mujeres.

6/10
El caballero Don Quijote

2002 | El caballero Don Quijote

En un lugar de la pequeña pantalla, no hace mucho tiempo que Manuel Gutiérrez Aragón consiguió magníficas críticas con su miniserie El Quijote, su adaptación de la primera parte de las aventuras del ingenioso hidalgo más universal de nuestra literatura. En aquella ocasión, los protagonistas eran Fernando Rey y Alfredo Landa. Una década después, el cineasta continúa la trama, y versiona fielmente en este largometraje la segunda parte de la obra de Cervantes, en la que Don Quijote y Sancho se han hecho famosos al publicarse una novela que detalla sus aventuras. Tras una temporada de retiro, y a pesar de la oposición de la sobrina y el ama de Don Quijote, éste vuelve a salir a caballo, con su fiel escudero, para desfacer entuertos. Interpretan a los inmortales personajes un sorprendente Juan Luis Galiardo, y Carlos Iglesias, popular por la serie televisiva Manos a la obra, y que cambia por completo de registro. Ganó el Goya a la mejor fotografía.

5/10
La comunidad

2000 | La comunidad

Buena pregunta: ¿para qué? ¿Para ayudarse y hacerse amistades? Según esta delirante comedia negra de Álex de la Iglesia la respuesta es ‘no’. Los vecinos pueden ser terribles, y más si anda de por medio una fortuna en billetes, escondida bajo el suelo del piso de uno de los inquilinos. Por una serie de circunstancias, el inquilino en cuestión fallece. Y Julia, que vende pisos por cuenta de una inmobiliaria, descubre el botín. Su intención es quedárselo, pero todo el vecindario se pondrá en pie de guerra para impedirlo. De la Iglesia recupera un pulso que parecía algo mortecino desde que dirigiera El día de la bestia. Esta película deudora de El quimérico inquilino de Roman Polanski resulta bastante divertida, con personajes desternillantes como esa especie de retrasado mental que se viste de Darth Vader. La escena de la fiesta de bienvenida a Julia, que le organizan los vecinos, tiene un rato de gracia. El director asegura que la peli tiene “suspense, terror y acción. Lo que pasa es que no puedo evitar sentir una atracción irresistible por la comedia. Creo que la risa le da profundidad al drama.” La peli se llevó 3 Goya, y Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en San Sebastián.

5/10
A galope tendido

2000 | A galope tendido

Jaime es un tímido contable de una compañía ferroviaria de León. Para entretener su aburrida vida, se refugia en la lectura de novelas del oeste; y mira con envidia no disimulada a su tío, que trabajó como extra en algunos spaghetti-westerns. La llegada de un nuevo jefe a la oficina coincide con varios desastres en la línea del ferrocarril. Entonces su imaginación en marcha, como original recurso para descubrir lo que se está cociendo en su oficina. Película española que conjuga con cierta originalidad aventuras y comedia. Su director, Julio Suárez Vega, con sólo 25 años, consigue dar el salto al largometraje después de filmar varios cortos. El resultado es cuando menos presentable, y la elección del reparto se revela acertada.

4/10
Una pareja perfecta

1998 | Una pareja perfecta

Un hombre de cuarenta años y un viejo poeta mantienen una curiosa relación amistoso-laboral que se ve alterada por unas fotos con la que chantajean al primero, al pescarle en la cama con una mujer. Aparecerán por ahí también un adolescente, un robo, un chapero, etc. Producto español poco atractivo, inspirado en la novela "Diario de un jubilado" de Miguel Delibes. Lo mejor es quizá el trabajo del veterano José Sazatornil en el papel del poeta venido a menos.

4/10
Cosas que dejé en La Habana

1997 | Cosas que dejé en La Habana

Nena, Rosa y Ludmila son tres atractivas hermanas cubanas que quieren salir de la isla para buscarse la vida. Llegan a Madrid, donde su tía María tiene un pequeño negocio, en el cual pretende colocar a sus sobrinas. Pero las miras de las tres jóvenes van más allá. Nena, la más pequeña, quiere ser actriz. Quiere mantenerse fiel a su seductor novio cubano, Igor, de quien está profundamente enamorada, pero su tía se empeña en casarla con el hijo homosexual de una amiga. Las tres hermanas encuentran la protección de Azucena, una vecina de su tía María, que tratará de introducirlas en la sociedad española. Una película entretenida y divertida, que cuenta a través de los ojos de tres mujeres, cómo se las arreglan unas cubanas en nuestro país. Las interpretaciones de Violeta Rodríguez, Kiti Manver y Daisy Granados son frescas. Destaca la sobriedad de Jorge Perugorría. Una curiosa y emotiva visión del mundo de los emigrantes.

4/10
Menudo es mi padre

1996 | Menudo es mi padre | Serie TV

Serie televisiva emitida por Antena 3 durante dos temporadas. Sigue las vicisitudes del taxista encarnado por El Fary, cuya familia forma la esposa Ángeles, los tres hijos -Juanvi, Jorge y Marta-, y la abuela Felisa. Una de las ocurrencias argumentales fue introducir en varios capítulos a una sueca, que resultaba ser hija del Fary, resultado de un verano con mucha marcha.

3/10
La sal de la vida

1996 | La sal de la vida

Boca a boca

1995 | Boca a boca

Víctor es un aspirante a actor que necesita dinero para poder sobrevivir, por lo que acepta un empleo como telefonista de una línea erótica, mientras realiza pruebas para conseguir un papel que lance su carrera. Tras intimar con uno de sus clientes a través del teléfono, se ve involucrado en una turbia trama criminal, inducido por una enigmática mujer que no resulta ser lo que parece. Divertida mezcla de humor e intriga a lo Hitchcock, por la que Javier Bardem consiguió el Premio Goya a la mejor interpretación, así como el Fotogramas de Plata en la misma categoría. Lo mejor es un guión ágil y unas buenas interpretaciones, no sólo de Bardem, sino también de Josep Maria Flotats, considerado uno de los mejores actores del teatro catalán y que no se había prodigado excesivamente en la pantalla grande.

4/10
El seductor (1995)

1995 | El seductor

José Luis García Sánchez rueda con oficio una película que explora el mundo y los deseos de la adolescencia. Cosme (Antonio Hortelano) es un joven de clase media; tiene 15 años y es buen estudiante. El chico se siente notablemente atraído por Merche (María Barranco), una vecina de su inmueble, casada, de 35 años y que trabaja como fisioterapeuta. Dando rienda suelta a sus deseos, Cosme ideará un plan secreto que le permita eludir las obligadas vacaciones familiares, de tal modo que tendrá todo el tiempo libre que necesita para poder cautivar a su vecina. Película fresca sobre la juventud actual, de tintes sociales y que ofrece algunas secuencias de gran cine. María Barranco (Mujeres al borde de un ataque de nervios) demuestra una profesionalidad sobresaliente y buena dosis de comicidad.

4/10
La flor de mi secreto

1995 | La flor de mi secreto

Una escritora de novela rosa que se oculta tras el seudónimo de Amanda Gris tiene problemas en su matrimonio, pues su esposo está destinado en una misión de paz para Bosnia. A pesar de la enorme perfección técnica del realizador manchego, sus intentos por componer un auténtico drama resultaron fallidos hasta éste, que con mucho es el más interesante, con una excelente Marisa Paredes en el papel de una mujer que lo ha tenido todo, pero que no encuentra su camino en la vida. Sólo hallará consuelo en un retorno a sus humildes orígenes. Como es usual en la filmografía de Almodóvar, también se incluyen excelentes golpes de humor.

4/10
Todos los hombres sois iguales

1994 | Todos los hombres sois iguales

Tres divorciados deciden compartir un piso donde puedan fumar y beber sin que nadie se lo impida. Instauran unas rígidas normas según las cuales nunca se enamorarán ni llevarán a casa más de dos veces a la misma mujer. Sin embargo, cuando entra a trabajar en el piso una nueva chica de la limpieza, los tres se enamorarán de ella. Todo un éxito de la comedia española de la mano de un experto en el género, el realizador Manuel Gómez Pereira (El amor perjudica seriamente la salud). Consiguió dos premios Goya, a la mejor actriz (Cristina Marcos) y al mejor guión original. Además, su popularidad propició una serie de televisión que continuaba la trama.

5/10
Villarriba y Villabajo

1994 | Villarriba y Villabajo | Serie TV

Serie española de tono cómico, con un punto de farsa política, que trata de la rivalidad entre dos pueblos llamados Villarriba y Villabajo. Las dos localidades comparten terreno geográfico (la plaza, el bar, la fuente), pero son totalmente distintos en el aspecto administrativo y político. Se mantuvo en antena una sola temporada, compuesta por 26 episodios de una hora de duración.

3/10
Lazos

1993 | Lazos

Mediometraje producido por TVE que forma parte de un proyecto internacional sobre la concienciación y lucha contra el sida. Su carácter comprometido facilitó un reparto de nombres tan reconocibles a la vez que variopinto, pues en él aparecen artistas de distintos gremios como el cantante Lafredo Kraus.

4/10
La reina anónima

1992 | La reina anónima

Ana Luz es una ama de casa con una imaginación muy poderosa. Un buen día, aparece en su hogar una extraña mujer que dice ser su vecina. Ana Luz la invita a pasar y desde ese momento, comienzan a aparecer por su casa estrambóticos personajes que cambiarán su vida para siempre. Disparatada comedia con asesinatos de por medio donde vuelve a destacar la presencia de Carmen Maura encarnando a la perfección a una "Maruja", porque por fina que sea Ana Luz, no es sino una "Maruja".

4/10
Una mujer bajo la lluvia

1992 | Una mujer bajo la lluvia

Las chicas de hoy en día

1991 | Las chicas de hoy en día | Serie TV

Nuri y Charo son dos dinámicas jóvenes que tratan de triunfar en el mundo del espectáculo. Ambas son completamente opuestas. La barcelonesa Nuri es culta y refinada, y la sevillana Charo es alegre e impulsiva. Mientras intentan cumplir su sueño comparten piso en Madrid y vivirán numerosas vicisitudes. Comedia televisiva impulsada por el cineasta Fernando Colomo. Las dos protagonistas realizaron un trabajo excepcional, apoyadas por la presencia del todoterreno Juan Echanove. Fresca y divertida, aunque no demasiado original, se compone de 26 episodios.

6/10
La huella del crimen 2: El crimen del expreso de Andalucía

1991 | La huella del crimen 2: El crimen del expreso de Andalucía

Recreación, de escasamente una hora de duración, de un célebre robo y doble asesinato que tuvo lugar en el tren-correo de Andalucía en 1924. Rodada para la televisión, dentro de la serie "La huella del crimen", se trata de una de las primeras películas de Imanol Uribe, quien ya daba muestras de saber narrar. Destacan el solvente reparto y la cuidada ambientación de época, aunque es inevitable que el conjunto tenga cierto aire anecdótico, de caso policial.

4/10
Todo por la pasta

1991 | Todo por la pasta

Tras atracar un bingo, la novia de uno de los ladrones logra escapar y junto con otra mujer intentarán por todos los medios recuperar el dinero. Tendrán un serio obstáculo: una serie de policías corruptos también quieren hacerse con el botín para poder financiar sus tropelías. Segundo largometraje del bilbaíno Enrique Urbizu, que sin llegar a sus mejores obras, como La vida mancha o No habrá paz para los malvados, ya empezaba a mostrar sus señas de identidad y su talento para el cine negro y policiaco. El plantel de actores está muy bien.

5/10
Mujeres al borde de un ataque de nervios

1988 | Mujeres al borde de un ataque de nervios

La película que abrió definitivamente el mercado internacional a Pedro Almodóvar, de las más logradas de su filmografía. Sigue a Pepa, actriz y dobladora profesional de películas, cuya relación amorosa con Iván acaba de romperse, o eso parece. En plena crisis vital, la esposa de Iván, que estaba ingresada en un sanatorio mental, tiene crecientes celos de Pepa. Ésta se entera por casualidad de que Iván tenía un hijo, Carlos, que casualmente ha ido con su novia Marisa a interesarse por el ático que ella tiene en alquiler. Para enredar aún más las cosas, una de las grandes amigas de Pepa, Candela, se ha metido en un lío porque tuvo un romance con un chiíta que ha resultado ser un terrorista. El director manchego es fiel a su estilo alambicado, de subtramas exageradísimas, pero aquí tal recurso funciona por lo disparatado del conjunto de la propuesta, con bastantes momentos para la risa. Carmen Maura está sembrada como protagonista, y algunos personajes secundarios funcionan maravillosamente, como el taxista de Guillermo Montesinos, o la habitual Chus Lampreave, con su típico desparpajo. Llama la atención también la originalidad de muchos planos, y el colorido marca de fábrica de Almodóvar.

6/10
Pasodoble

1988 | Pasodoble

El director y guionista José Luis García Sánchez contó con la colaboración del gran Rafael Azcona para pergeñar una historia cómica a la española, muy cañí. Aunque la dirección no sea de lo mejor, el resultado sube enteros gracias al espectacular elenco de prestigiosos actores españoles. Narra cómo una familia de gitanos que ha sido expulsada de su casa, decide ocupar un museo en Córdoba, antigua casa de un príncipe ya fallecido. Ni la policía ni los encargados del museo lograrán desalojarlos.

5/10
Brumal

1988 | Brumal

Luna de lobos

1987 | Luna de lobos

Después de terminada la Guerra Civil española, un grupo de tres republicanos que sigue haciendo la guerra por su cuenta en los bosques huye de la Guardia Civil. Uno de los guardias civiles está enamorado de la misma mujer que uno de los republicanos. Adaptación de la novela del prestigioso novelista español Julio Llamazares, quien bajo la atmósfera de la guerra fratricida española crea una historia que ejemplifica el mítico dicho "homo homini lupus", es decir, el hombre es un lobo para el hombre. La trama es sobria y los personajes están bien interpretados.

4/10
Goya

1985 | Goya

Ambiciosa producción televisiva que reconstrute la vida del genio nacido en Fuentetodos. Interpretando a Goya, Enric Majó encabeza un reparto de lujo que incluye a Alberto Closas y Carlos Larrañaga.

5/10
¿Qué he hecho yo para merecer esto!!

1984 | ¿Qué he hecho yo para merecer esto!!

La vida cotidiana de una sencilla ama de casa es el tema central de la película, una tragicomedia con tintes de neorrealismo italiano. El director manchego Pedro Almodóvar combina un humor prácticamente surrealista, con momentos patéticos. También incorpora por primera vez los tonos melodramáticos, que ya sólo excepcionalmente abandonará en el futuro.

4/10
El curso en que amamos a Kim Novak

1980 | El curso en que amamos a Kim Novak

Nicolás y Gonzalo son dos estudiantes que comparten piso y ambos son admiradores de la estrella hollywodiense Kim Novak. Gonzalo empieza a salir con Marisa, pero Nicolás es más tímido y solo se preocupa de estudiar. Un día, ve a una mujer que guarda cierto parecido con Kim Novak, y Nicolás empieza a sentirse atraído por ella a pesar de que no se decide a conocerla. Comedia de Juan José Porto, que ahonda en la juventud de los 80 y la visión que ésta tenía de las películas americanas. Kim Novak es el símbolo de algo idealizado e inalcanzable, una mujer perfecta que sólo sale en las películas y cuya vida en nada se parece a las mujeres reales. Entre el reparto destaca la presencia de Cecilia Roth.

4/10
Ópera prima

1980 | Ópera prima

Fue todo un éxito en su tiempo esta primera película de Fernando Trueba, que posteriormente llegó a ser uno de los realizadores más importantes de nuestro cine. Parte de un divertido argumento en clave de comedia sobre las desventuras de un pasota divorciado y con un hijo, escritor en ciernes, que se enamora de una prima suya que estudia en el Conservatorio. El público se vio sorprendido por su frescura narrativa e interpretativa, por lo que aún hoy seguirá conservando su enorme vitalidad.

4/10
Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón

1980 | Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón

Pepi es violada por un policía en su apartamento, cuando éste la amenaza con detenerla por posesión de marihuana. Ella decide vengarse y planea que sus amigos le den una paliza. Más tarde, por casualidad conoce a la esposa del poli, Luci, que resulta ser una mujer apocada con su marido, porque a ella lo que le va es el sadomasoquismo. Pronto Pepi se hace amiga de Luci y le presenta a su amiga Bom. Segunda película de Pedro Almodóvar protagonizada Carmen Maura, quien con el tiempo se convertiría en una de sus "chicas" más famosas. El director manchego muestra ya lo que serán las constantes de su cine: el mundo femenino, la excelente definición de personajes, la obsesión por el sexo en cualquiera de sus versiones más anormales (homosexualidad, sadomasoquismo, voyeurismo, travestismo), la droga, el ambiente underground... Todo ello envuelto en un aire de ingenuidad, de comedia costumbrista, divertida aunque decadente y obscena, que recrea el ambiente de depravación y libertinaje de la movida madrileña de los 80. La película cuenta con la cantante Alaska (Olvido Gara) en el papel de Bom.

3/10
El buscón

1979 | El buscón

Segovia, a principios del siglo XVII. Pablos, hijo de un bárbero y una hechicera, entra a servir como criado tras la ejecución de sus padres. Loable intento de llevar al cine la genial novela de Francisco de Quevedo, a la que no consigue llegar a la altura.

5/10
Tiempos de constitución

1979 | Tiempos de constitución

El taxista Luisón y su novia Juana son dos jóvenes humildes que están esperando el nacimiento de su hijo. Un día, Luisón recibe la oferta de ir a trabajar a la casa de campo de un rico escritor, junto con Juana, ya que ambos ven la oportunidad de prosperar en sus empleos. Enseguida, ambos se casan y se marchan de la ciudad. Rafael Gordon escribe y dirige esta amable comedia protagonizada por la risueña Verónica Forqué (Kika) y Francisco Algora (Curro Jiménez). Sorprende lo nutrido del resto del reparto.

4/10
Historia de "S"

1979 | Historia de "S"

Sebastián es un diseñador de moda obsesionado con el sexo y con diseñar vestidos que ensalcen el erotismo. Debido a esa obsesión acudirá a una psicoanalista, la cual le aconsejará dar rienda suelta a todos sus deseos sexuales. Comedia erótica protagonizada por Alfredo Landa, con abundantes y gráficos desnudos de todo tipo. La cosa no hay por donde cogerla y no queda más que una patética muestra del cine del destape de la época en España, cuando se estrenaba la democracia. El propio Alfredo Landa afirmó que era la peor película que había hecho: "horrible, abominable", declaró.

2/10
De fresa, limón y menta

1978 | De fresa, limón y menta

Una vendedora mantiene una larga discusión con un soldado y un director de cine. Otra de las comedias de la Transición, que seguía la línea de Tigres de papel, de Fernando Colomo, que aquí ejerce como guionista. Algunas situaciones y diálogos tienen su gracia. También resulta interesante su retrato social de la época de los cambios políticos en España.

4/10
La banda de Jaider

1973 | Verflucht, dies Amerika

Más que curioso western producido por Elías Querejeta para España y Alemania, con una historia rebuscada y poco verosímil, pero que tiene atractivo gracias a los trabajos protagonistas de Geraldine Chaplin (Ana y los lobos) y William Berger (... Y dejaron de llamarle Camposanto), que en el film tienen nombres míticos del Oeste americano, como Kate Elder y Doc Holliday. Tras muchos años en prisión una banda de malhechores son deportados de Baviera y llegan libres como emigrantes a Estados Unidos. Allí matan a un indio por accidente y dan varios tumbos y realizan trabajos variopintos y humillantes como limpiar letrinas, hasta que consiguen instalarse en una casa abandonada junto a una mujer india que encuentran por el camino. Un día alguien les propondrá perpetrar un robo...

4/10
Habla, mudita

1973 | Habla, mudita

Su acción transcurre en un macizo montañoso del norte de España. Allí vive una pastora muda, de la que nadie se ha preocupado por saber si podía hablar, con una familia dominada por la incultura y donde su hermano –también sordomudo– ha sido declarado por la UNESCO“el tonto más grande de España”. Don Ramiro, un estudioso del lenguaje que se encuentra de vacaciones por esos parajes, encuentra a la pastora y comprueba que, al chillar, también será capaz de emitir cualquier otro sonido, incluidas las palabras. Por ello intentará hacerla hablar convirtiéndola en el motor de su anodina existencia, aunque en el pequeño pueblo comienzan a circular todo tipo de rumores sobre el afán del profesor en educar a la joven muda. Rodada en el Refugio Nacional de Ávila, y en los pueblos de Bores y Bejes (Santander), supuso el debut en la dirección de Gutiérrez Aragón, que abordaba así su particular visión del mundo rural en un cuento sobre el aprendizaje producido por Elías Querejeta y con José Luis López Vázquez y Kiti Manver de protagonistas. La atmósfera que impera es de un mundo provinciano asfixiante, con un humor negro y una visión plana de la existencia.

6/10
La casa de las Palomas

1971 | Un solo grande amore

Una jovencita que vive con su madre se entrega a un joven en una casa de citas, la de las Palomas del título, lo que dará paso a la tragedia. Claudio Guerín dirige con pasión a Ornella Muti y Lucía Bosé.

4/10
Chicas de club

1970 | Chicas de club

Fernando es un periodista que realiza entrevistas sobre un club de alterne y también se verá con ellas. Así conoce a Elisa y le contará que fue violada con 14 años. Peculiar film que se inicia como un reportaje documental sobre la realidad de la protitución en los clubs y prosigue por terrenos de ficción.

3/10

Últimos tráilers y vídeos