IMG-LOGO

Biografía

Carmen Maura

Carmen Maura

74 años

Carmen Maura

Nació el 15 de Septiembre de 1945 en Madrid, España

Premios: 3 Goya (más 2 premios)

La eterna primera vez

07 Diciembre 2010

Carmen Maura es espontánea, natural, divertida, con un punto de ingenuidad. Es veterana de la vida y del trabajo, pero conserva la mirada pícara y curiosa de quien descubre todo por primera vez. Su tono de voz también retrotrae a esa niñez evocada en su mirada. Como una niña, Carmen tiene el don de hacer creíble lo increíble. Personajes cotidianos con un aroma surrealista, imprevisible, inesperado, que ella convierte en la cosa más normal del mundo.

Carmen García Maura nació en el castizo barrio de Chamberí en Madrid el 15 de septiembre de 1945. Hija de un oftalmólogo y descendiente por la rama materna de Antonio Maura, cinco veces presidente del Consejo de Ministros de España. Estudió Filosofía y Letras, y Bellas Artes en París. En 1964 se casó con el abogado Francisco Forteza con quien tuvo dos hijos: Carmen y Pablo. Durante aquellos años hacía teatro por afición y era directora de una galería de arte de Madrid. Entonces un crítico se dirigió a ella para sugerirle que se dedicara a la interpretación de manera profesional. Según cuenta la propia Carmen, se decidió en seguida: “Lo de actuar se me hacía facilísimo”. Es la única cosa que siempre ha hecho bien de verdad, recuerda.

Esta decisión marcó su vida profesional –por razones obvias– y personal. Carmen tuvo problemas con su familia y su marido, que pidió el divorcio en 1970. Tras la separación, el letrado se hizo con la custodia de sus hijos, a los que Carmen no vio hasta que fueron adultos. Pero decidida a cumplir su vocación artística, se entregó a un sinfín de trabajos en televisión y teatros de todo tipo. El nuevo ambiente que frecuentaba la acercó a directores de cine que daban sus primeros pasos y que se harían hueco en la historia cinematográfica española.

En los setenta comenzó su carrera en cortos y largometrajes. Una carrera que le ha hecho acumular más de 100 títulos tanto en cine como en televisión. Durante sus primeros años trabajó con esos nuevos amigos que empezaban: Pilar Miró, La petición (1976); Fernando Colomo, Tigres de papel (1977), ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? (1978) –macabra aproximación a su vida, pues en esta cómica ficción su ex le quitaba los hijos- y La mano negra (1980); Carlos Saura, Los ojos vendados (1978).

En actividad constante, la década de su debut fue también la de su unión al como ella novato Pedro Almodóvar. Mucho se ha hablado de las “chicas Almodóvar” y quien primero ostentó este título y quizás con más razón fue Carmen Maura. Protagonizó su primer largometraje, Folle... folle... fólleme Tim! (1978), para hacer lo propio en la transgresora e irreverente Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980). La década de los ochenta fue eminentemente “almodovariana” a pesar de que no dejó de trabajar con otros directores. Con el manchego hizo Entre tinieblas (1983), ¿Qué he hecho yo para merecer esto!! (1984), Matador (1986), La ley del deseo y como colofón, Mujeres al borde de un ataque de nervios (1989). En más de una ocasión ha dicho que el rodaje más difícil de su carrera fue el de Mujeres... Algo pasó entre ella y Pedro, que se separaron durante dos décadas. Ninguno ha dado detalles al respecto aunque tampoco han ocultado que su relación cambió desde entonces. Sin embargo, Almodóvar supo explotar a la perfección en todas sus colaboraciones la gran virtud de Carmen: la normalidad. Ella misma dice que su físico nunca ha sido el típico de actriz-estrella gran diva de la pantalla. Pero hay algo más. Cada uno de sus trabajos parece el primero. Tiene una envidiable capacidad para hacer que la ingenuidad y espontaneidad afloren siempre. Algo que desemboca en la normalidad mencionada. Carmen puede ser una “Maruja” -¿Qué he hecho yo...!!- o una actriz y dobladora -Mujeres...– haciendo las cosas más inverosímiles pero que en los personajes que construye resultan normales y por lo tanto creíbles.

Las cosas se enfriaron con su querido Pedro, pero tenía motivos de sobra para sonreír. Ganó el Goya a la mejor actriz por Mujeres..., además de ser uno de los rostros más populares del país gracias al programa de entrevistas de televisión “Esta noche”. Maura no ha despreciado nunca la pequeña pantalla, donde siempre ha trabajado y reconoce además que el trabajo de presentadora es el que más le ha costado hacer.

Por lo dicho hasta ahora parece claro que el terreno de Carmen es la comedia, donde encaja a la perfección. Trabajos como el de ¡Ay, Carmela! (1990), a las órdenes de Carlos Saura, y que le sirvió para ganar su segundo Goya, así lo atestiguan. Pero Maura nunca se ha amilanado a la hora de aceptar trabajos en otros géneros como el drama Sombras en una batalla (1993), de Mario Camus, donde interpretó a una antigua terrorista de ETA, y el estupendo drama familiar El rey del río (1995), de Manuel Gutiérrez Aragón. Sin olvidar el thriller en Lisboa (1999), de Antonio Hernández.

Si en la década de los ochenta era inevitable hablar de Almodóvar, en los noventa es ineludible el cine francés. Carmen rodó numerosas películas en el país vecino como Alice y Martin (1998), donde secundó a Juliette Binoche. Incluso ganó el César –equivalente al Goya– en Francia con La alegría está en el campo (1995). Esto no quiere decir que se olvidara de España, donde nunca dejó de trabajar. Su siguiente éxito patrio fue La comunidad (2000), la comedia negra de Álex de la Iglesia con la que ganó su tercer Goya. Su vendedora de pisos dispuesta a hacerse con el botín encontrado en una vivienda rodeada de los vecinos más inverosímiles, le hicieron pronunciar estas palabras: “Yo sé que se me da bien hacer real prácticamente todo, hasta lo más raro. Pero es que en esta ocasión me he encontrado con un papel bombón”.

Y entonces “volvió”. Pedro Almodóvar la llamó para que interpretara a Irene en Volver (2006). El reencuentro no pudo ser más satisfactorio –Goya incluido para los dos–. Carmen está perfecta en su papel secundario, casi fantasmagórico, de madre de Penélope Cruz y Lola Dueñas. Ejemplo perfecto de la virtud para hacer reír y llorar desde la más absoluta de las cercanías. Durante los últimos años el mercado internacional se ha interesado por estas dotes y le ha ofrecido pequeños papeles en Zona libre (2006) de Amos Gitai y Tetro (2009), de Francis Ford Coppola. En la pequeña pantalla, sin embargo, ha optado por traer lo foráneo a suelo nacional con su trabajo en versión española de la exitosa serie de televisión norteamericana Las chicas de oro.

Durante todos estos años de trabajo Carmen ha tenido tiempo para vivir otro varapalo amoroso. Si tras su primera relación perdió a sus hijos, en un noviazgo posterior perdió todo su dinero. Desplumada por sus parejas, Carmen confiesa que se planteó en varias ocasiones que algo no funcionaba bien en ella. Ahora el tiempo ha pasado y la actriz disfruta de sus hijos y de la única nieta que tiene. Sigue siendo cálida, sencilla, como su Irene de Volver. Ambiciona pocas cosas y menos en el terreno profesional, donde entre tanto trabajo se ha colado más de un título para olvidar. Pero aún así, “nunca he querido hacer ningún papel que no me hayan ofrecido”, afirma. De acuerdo con esta filosofía, Carmen continúa trabajando y disfrutando como si fuera nueva en todo esto; ni la Medalla de Oro de la Academia de Cine Española recibida en 2009, ha cambiado un ápice su esencia. Una veteranía de la que nunca se ha separado esa mirada achispada de niña que está deseosa por conocer el mundo.

Goya
2007

Ganador de 1 premio

Goya
2001

Ganador de 1 premio

Goya
1991

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Premio Donostia

Ganador de 1 premio

Filmografía
Alguien tiene que morir

2020 | Alguien tiene que morir | Serie TV

Un joven, tras ser llamado por sus padres, debe regresar de México a casa para conocer a su prometida, pero el pueblo queda sorprendido cuando regresa acompañado de Lázaro, un misterioso bailarín de ballet. Todo sucede en la España de 1950, en una sociedad conservadora y tradicional donde las apariencias y los lazos familiares juegan un papel clave.

Gente que viene y bah

2019 | Gente que viene y bah

Bea, prometedora arquitecta, ha llegado a un acuerdo con su novio, mediante el que ambos elaboran una lista de famosos en teoría inalcanzables con los que podrían acostarse, sin que su pareja ponga objeciones. En un local al que acuden con compañeros de su trabajo conjunto se encuentran con una de las elegidas por él, presentadora del telediario, así que ella le anima de boquilla a seducirla e incluso le echa una mano. A la mañana siguiente, él le pide matrimonio, y Bea acepta, pero después se entera de que llegó a consumar las relaciones sexuales con la ‘celebrity’, y de hecho así lo cuentan los programas del corazón, así que Bea le abandona y decide volver a su pueblo, con sus hermanos y su madre, una estrambótica mujer que cura las enfermedades a cambio de ‘tupperwares’ con comida. No se espera encontrar de nuevo el amor… Las novelas para treintañeras de Laura Norton (pseudónimo de una autora procedente del cine y la publicidad, que prefiere mantener el misterio) triunfan pero son como la gente, vienen y bah; de premeditada sencillez literaria y ligereza resulta imposible que dejen poso, y además abusan del humor zafio. Se le debe reconocer el mérito –sin el cual posiblemente ni la habrían publicado jamás– de escoger muy bien los títulos de sus obras, no sólo ingeniosos, sino que llaman la atención. Tras el éxito en 2014 de No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, que dio lugar a un film mediocre, tardaba en aterrizar en las salas la versión fílmica de la segunda, de 2015. Supone el debut en el largometraje de Patricia Font, ganadora del Goya al mejor corto por Café para tres, que en el arranque logra interesar, criticando el cinismo en las relaciones sentimentales, la pose de liberal por hacerse el ‘moderno’ que tantas personas fingen en la vida actual, la falsedad en algunos políticos (en el personaje de la hermana alcaldesa de izquierdas) y la falta de expectativas que afecta a gran parte de la juventud. Pero enseguida hace aguas porque el guión resulta previsible, con un guión que abusa de gags facilones, y la realizadora no remonta, por falta de chispa. Resulta un poco vergonzante el humor en torno al stripper enano que ha dejado embarazada en su despedida de soltera a la hermana del personaje central, o una escena en la que los padres de la nueva conquista de Bea la sorprenden en una situación comprometida. Esos momentos recuerdan a las viejas ‘españoladas’ de Mariano Ozores, pero filmadas con desgana. No ayuda un reparto desigual, pues pese a que provocaba carcajadas en Ocho apellidos vascos, a Clara Lago le viene grande la protagonista, una especie de Bridget Jones a la española, pues evidencia una preocupante falta de vis cómica. Tampoco parece demasiado cómodo en este proyecto Álex González, que también fue el principal actor en la citada No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas. En el amplio elenco, sólo se desenvuelven bien en el género Carmen Maura y Alexandra Jiménez, que por desgracia tienen papeles bastante secundarios.

4/10
Chasing Satellites

2019 | Chasing Satellites

Oh! Mammy Blue

2018 | Oh! Mammy Blue

A Juan sus hijos le dejan en una residencia de ancianos donde le deja deslumbrado una de las internas, Laurie Amnesia, antigua figura del rock español, ahora jubilada, que no tiene dónde ir. Ésta sigue manteniendo la actitud rebelde de sus años mozos, así que por ejemplo anima a otras compañeras a fumar con ella a escondidas marihuana que le pasa Jaime, su joven nieto, que también lo sería del mismísimo Jimmy Hendrix, con quien Laurie tuvo un escarceo amoroso a finales de los 60. Debido a sus conocimientos musicales, Ramón entra en un grupo que Laurie forma entre otros con Jaime, que consigue que les clasifiquen para un festival de rock. 2018 será recordado como el año en que el cine español se apuntó mayoritariamente a la comedia amable, alejada de los excesos groseros de antaño, con títulos como La tribu, Mi querida cofradía o Campeones, que han funcionado bien en taquilla. Se suma a esta lista Oh! Mamy Blue, que llega a las carteleras el mismo día que Formentera Lady, con la que comparte muchos elementos, sobre todo que tiene como protagonista a un veterano del cine español –allí José Sacristán, aquí Carmen Maura–, que en ambos casos interpretan a una vieja gloria de la música de los 60. Con su naturalidad de siempre, Carmen Maura le saca mucho partido a su peculiar personaje, una anciana que se comporta como una rockera subversiva, gracias a que está rodeada de una pléyade de actores con carisma, pues se lucen Ramón Barea (el recién llegado), María José Alfonso (una anciana del lugar) o María Pujalte (la estricta directora de la institución). Los temas musicales, sobre todo la interpretación final del que da título a la cinta, despiertan la nostalgia, y hasta cuenta con un cameo de Phil Trim, autor del mismo. Podría haber dado más de sí de no ser por la plana realización del veterano desconocido Antonio Hens, que pese a todo ha mejorado bastante respecto a títulos como Clandestinos, pero al que aún le falta camino por recorrer. Y también porque el guión resulta demasiado complaciente con los excesos de la contracultura, sólo se mira hacia ella con nostalgia, y sin minusvalorar a la familia tradicional, ni cargar las tintas, se viene a sugerir que se tiene una vida más emocionante si uno se deja llevar por los excesos.

5/10
La fête des mères

2018 | La fête des mères

Cuernavaca

2017 | Cuernavaca

Cuando su madre resulta gravemente herida en un tiroteo en la capital mexicana, el pequeño Andy se traslada a vivir a una finca en Cuernavaca, donde vive su abuela, madre del padre de Andy, ahora ausente. La abuela vive con otra hija con síndrome de Down y está al cargo de unos cuantos trabajadores con quienes elabora mermelada de guayaba. Primer largometraje de ficción del mexicano Alejandro Andrade, con amplia trayectoria en series y trabajos documentales, que indaga en el mundo de la infancia, cuando ésta se hace añicos por la tragedia. El guión narra el vacío que provoca la ausencia de padres, de referencias –una situación que según el director “es más frecuente de lo que creemos”–, de modo que el triste protagonista deberá poco a poco a aprender a vivir por sí mismo. Pero, antes, claro, irá dando tumbos, presa de sus caprichos y sin elegir bien sus relaciones. Formalmente el film está cuidado, con una fotografía sobresaliente, que realza el exotismo de la zona, y se miman algunas imágenes atrayentes –los sueños, las hormigas–. El problema de Cuernavaca es que hay poca desarrollo en los personajes y en la historia, que de por sí tiene escaso gancho. Como ejemplo de esta carencia se sitúa el personaje de la abuela, bien interpretado por la española Carmen Maura pero cuyo arco de evolución es mínimo. El espectador espera sin fruto algún avance, un giro, un guiño, pero su sequedad acaba aburriendo, al igual que las conversaciones de Andy con Charly y los escasos momentos que pasa con el bala perdida del padre. Está claro que el mundo de los adultos dibujado por Andrade a fuer de realista es bastante deprimente, ni uno sólo se salva. Y hacia el final parece como si las ideas se hubieran acabado y la historia quede a medias, con un desconcertante y seco desenlace, pese a que encierre un leve toque de esperanza. El trabajo del niño Emilio Puente es eficaz, aunque sus cuitas carezcan del suficiente atractivo.

4/10
El futuro ya no es lo que era

2016 | El futuro ya no es lo que era

Carlos, hijo de una prestigiosa actriz, se gana la vida como Kar-El, adivino de una cadena televisiva local de Oviedo, la ciudad en la que reside. Mientras trata de recuperar el cariño de sus hijos, que viven con su madre y la nueva pareja de ésta, evaluará si acepta una oferta de un canal nacional para que ejerza sus poderes premonitorios en un exitoso programa. Segundo largometraje de cine dirigido por Pedro Barbero, rodado dieciséis años después de Tuno negro, su fallida ópera prima. No hace falta tener dotes clarividentes para vaticinar que tendrá poca pegada en taquilla, pues se trata de un producto fallido, marcado por la agotadora voz en off del personaje central, encarnado por Dani Rovira, que parece estar dando lecciones importantes sobre la vida, cuando en realidad sólo pronuncia frases que parecen sacadas de un libro barato de autoayuda. Ni el desparpajo del protagonista de Ocho apellidos vascos logra salvar un guión con poca chispa, lleno de tópicos, que no se sabe muy bien si pretende ir a parar a alguna parte, o mete con calzador secuencias que no aportan nada, como las evocaciones de un futuro en el que aparecen por ejemplo carteles de Ocho apellidos asturianos. Se salva no obstante la veterana Carmen Maura, que como figura materna logra una enorme emotividad, sobre todo en el tramo final de la cinta. 

3/10
Las sillas musicales

2015 | Les chaises musicales

Perrine es una chica apocada y poco resolutiva que frisa casi los cuarenta años, sigue soltera y a pesar de haber estudiado música acumula trabajos precarios tocando el violín en cumpleaños y otras celebraciones. Corriendo de aquí para allá provoca involuntariamente un accidente y deja a un desconocido, Fabrice, en coma. Llevada del sentido de culpabilidad por haberle dejado a su suerte tras llamar a los bomberos, acude luego a visitarle diariamente al hospital, aunque también aprovecha las circunstancias para ocupar su puesto de trabajo como profesor de música en un colegio. Debut en el largo de Marie Belhomme, también coautora de un guión cuya estructura parece emular el juego de las sillas musicales, en que es necesario moverse deprisa de un lado para otro, pero siempre atentos al momento en que la música deja de sonar, para poder tomar asiento en una silla; aquí la idea es que Perrine debe ir improvisando antes nuevas situaciones y complicaciones, simulando ser una prima lejana de Fabrice, u otras ocurrencias. Aunque la idea es simpática y la protagonista Isabelle Carré desprende encanto, le falta un poco de mordiente a la cinta, que resulta ser bastante anodina y previsible, con personajes algo planos y que poco aportan a la narración, como el que le cae en suerte a Carmen Maura.

5/10
Las brujas de Zugarramurdi

2013 | Las brujas de Zugarramurdi

La madrileña Puerta del Sol. Un grupo de hombres desesperados ejecuta un audaz robo en una tienda de “Compro Oro”, entre los que se cuenta un niño, hijo de uno de ellos. Con su botín de 25.000 anillos de oro allí empeñados emprenden la fuga en un taxi rumbo a Francia. Les pisan los talones una pareja de policías y la madre del chico, divorciada. La casualidad quiere que hagan parada nocturna en Zugarramurdi, tierra de brujas y aquelarres, donde mujeres de tres generaciones de magia y hechizos les consideran clave, sobre todo al chaval, para sus siniestros planes. Desmadrada cinta de Álex de la Iglesia, ambiciosa de producción, que tiene un magnífico arranque, el atraco está muy bien contado e impacta. Pero tras los fuegos de artificio –abundantísimos en las escenas de aquelarre y con las brujas dando brincos y andando por el techo– y algún chiste ocurrente, queda la sensación de broma estirada como un chicle que no da más de sí, de gamberrada bestia y hueca, aun en su pretendida crítica social de los matrimonios rotos, algo que por otra parte caracteriza a la mayor parte de la filmografía del cineasta, desde su debut con Acción mutante. El problema es que salvo en El día de la bestia, y en menor medida en La comunidad, las cosas se le suelen ir de las manos en lo relativo a coherencia y equilibrio, como es el caso de Las brujas de Zugarramurdi. Fácilmente se le puede así afear su mirada superficial a las mujeres, o el recurso a un niño para las gracietas, como ya hiciera con 800 balas. La película está rodada con profesionalidad, sí. El envoltorio es perfecto, sí. Los actores cumplen con sus papeles, incluida la todoterreno Carmen Maura. Pero estas muestras de oficio no bastan para hacer de Las brujas de Zugarramurdi una sólida película.

4/10
Carta a Eva

2012 | Carta a Eva | Serie TV

Juana Doña, Carmen Polo y Eva Perón. Una comunista, la esposa de Franco y Eva, la inconfundible Evita. Tres mujeres que entrecruzan sus vidas durante la visita oficial de Eva en una España aislada del mundo en el mes de junio de 1947. Detrás de la pompa del recibimiento hay una preparación faraónica, negocios ocultos, batallas en la corte del “Caudillo” y la posibilidad de salvar una vida humana. Después de esta visita, ninguna de ellas volverá a ser la misma.

El postre de la alegría

2012 | Paulette

Paulette es una mujer mayor que, tras la muerte de su marido y la pérdida de su pastelería siete años atrás, va dando tumbos por la vida. No paga las facturas, roba por la calle, es rácana y desaprensiva, y en general está enfadada con todo el mundo. Especialmente deja ver su marcado racismo con el marido de su hija, hombre negro, policía de gran corazón, y con su nieto mulato. Desesperada por conseguir dinero, un día tendrá un golpe de suerte y será contratada por un traficante para vender cannabis por su barrio. Y, contra todo pronóstico, se convertirá en su mejor “comercial”. Jérôme Enrico, director francés con experiencia sobre todo en producciones televisivas, entrega esta simpática comedia que no es la séptima maravilla del mundo pero que se deja ver con una sonrisa. El personaje de la abuela Paulette resulta bastante cómico y hay momentos cuyos comentarios mordaces, racistas, huraños, arrancarán inevitablemente una leve carcajada. Los demás personajes acompañan con gracia –sobre todo el yerno Ousmane y la amiga Maria–, sin embargo el guión es también algo reiterativo y a la historia le cuesta avanzar en su primera parte, antes de que los acontecimientos “criminales” se precipiten. Puede desprenderse como tema de fondo de El postre de la alegría una decidida defensa de la legalización de las drogas blandas, un poco en la línea de filmes similares, también en el título, como El jardín de la alegría. Pero, de cualquier forma, estamos ante una comedia ligera y fantasiosa, con inevitable final feliz y un sano sentido del humor. El trabajo de la veterana Bernadette Lafont (habitual del cine de Claude Chabrol, para quien trabajó en más de media docena de películas) es bueno, y está correctamente secundada por la española Carmen Maura.

5/10
5º B esc. dcha.

2011 | 5º B esc. dcha.

La historia de tres hermanas y su madre el día que reciben la noticia de que su padre ha fallecido de forma inesperada. Durante las horas siguientes se reúnen en un bar próximo a la casa del padre donde reirán, llorarán y mirarán atrás recordando con nostalgia el pasado

Las chicas de la sexta planta

2011 | Les femmes du 6ème étage

París, años 60. Jean-Louis vive una cómoda y anodina vida burguesa en un edificio donde las habitaciones de la sexta planta están ocupadas por mujeres españolas que trabajan en el servicio doméstico. Casado y con dos chicos que están en un internado, y director de una empresa de inversiones bursátiles, nunca ha prestado la más mínima atención a las féminas de la sexta planta. Hasta que su muchacha de toda la vida, una mujer de la Bretaña, ofendida, deja su hogar. Acabará contratando a la recién llegada María, eficientísima y joven empleada del hogar española, que lleva a Jean-Louis a abrir los ojos a la vida y las cosas que merecen la pena, pues empieza a ver personas en las españolas, quienes a pesar de las estrecheces con que viven, son básicamente felices. Simpática comedia gala del más bien desconocido guionista y director Philippe Le Guay, que funciona la mayor parte del tiempo, es una lástima que descarrile un tanto en su tramo final. Las chicas de la sexta planta demuestra que con una buena idea, algo de talento y un acertado reparto se puede hacer buen cine capaz de traspasar fronteras, ahí está el ejemplo coetáneo de la celebrada Intocable. En efecto, la idea del protagonista, que se convierte en mejor persona gracias a sus vecinas, un acertado Fabrice Luchini, funciona. Y este grupo de hispanas, más allá de alguna idea estereotipada, está concebido con inteligencia, desde la tía protectora, inmensa Carmen Maura, a la “roja” Lola Dueñas, pasando por la “beata” Berta Ojea, o la encantadora Natalia Verbeke, además de Nuria Solé y Concha Galán. También Sandrine Kiberlain tiene el mérito de lograr que el espectador pueda empatizar con su personaje de aburrida y “muerta” esposa. La ventaja de un cineasta francés es que no tiene complejos para pintar personajes de las dos Españas, o puede permitirse decir que “Franco no durará eternamente” sin que suene ajuste de cuentas. Las chicas de la sexta planta se goza con una sonrisa, y la pena es que Le Guay no le haya sabido dar un buen desenlace en la subtrama amorosa. El epílogo de “Tres años después”, una vez se precipitan los acontecimientos, parece una broma de mal gusto, donde se pierde la coherencia de que había hecho gala previamente la narración.

6/10
Tetro

2009 | Tetro

Bernie, un joven a punto de cumplir los dieciocho años, llega a casa de su hermanastro Angelo en Buenos Aires, huyendo de la sombra del padre. El propio Angelo, que se hace llamar Tetro y vive con su novia Miranda, también trata de librarse de esa influencia paterna. Lisiado físico –está cojo por un accidente– y emocional, Tetro es un hombre ensimismado, de humor cambiante, que deseaba ser escritor, y tiene una obra inacabada. No le gusta hablar de sí mismo, y rehúye las preguntas de Bernie, mucho más joven que él, sobre la familia y lo que ha estado haciendo. Con setenta años, Francis Ford Coppola se encuentra en una etapa muy especial como cineasta. Diez años después de entregar su última película, En legítima defensa, un título netamente comercial basado en una novela de John Grisham, ha vuelto a dar la cara con dos películas personales, Juventud sin juventud y Tetro. Esta última parte de un guión original de Coppola, lo que es una completa novedad, pues hay que remontarse a La conversación, de 1974, para encontrar otro libreto del cineasta en que él sea el único autor. Y hay una sensación en el film de añoranza del pasado, de recobrar las oportunidades perdidas, de reemprender el tipo de historias que Coppola habría hecho si no se hubiera cruzado en su vida El padrino. En tal sentido Tetro es una película de otra época, suena a ‘antigua’, con reminiscencias confesadas de Tennessee Williams, Michelangelo Antonioni y Elia Kazan. Se trata de una historia desgarrada, de un tema que siempre le ha interesado, la familia, que aúna además la cuestión del talento artístico en una familia donde padres, hijos, hermanos, manifiestan tener un don especial. De modo que hay una mirada al choque de egos, cómo uno puede anular a otro. Hay secretos oscuros de familia, hechos que cambiaron la vida de unos y otros para siempre; por tanto, amargura, reproches, soledad, incapacidad de perdonar y pedir perdón. Casi toda la película está rodada en un blanco y negro que recuerda al cine de Robert Bresson, con momentos puntuales en color, con tamaño de pantalla más pequeño, flash-backs sobre el pasado y su influencia en la obra artística de Tetro. Son ideas estilísticas que, junto al tono operístico que domina toda la trama, prestan a la película una indudable elegancia, pero no sirven para hacer de ella una gran obra. Hay un buen montaje y un inteligente uso del sonido, a los que no es ajeno, claro está, su habitual colaborador Walter Murch, pero el conjunto está descompensado, algunas cosas funcionan mejor que otras. Es un completo hallazgo el novel actor Alden Ehrenreich, que recuerda a un juvenil Leonardo DiCaprio, y que atrapa bien el desconcierto propio de su edad de descubrimiento del mundo. También hace un buen trabajo Maribel Verdú, como la tierna novia de Tetro. Más difícil es valorar el trabajo de Vincent Gallo en este personaje, demasiado frío y atormentado; hay un esfuerzo notable en la composición, pero resulta distante, no emociona. Sobre Carmen Maura poco hay que decir, su interpretación de una crítica literaria es grotesco y de escasa presencia. Quiere prestar Coppola a su narración una cualidad de tragedia griega, con la vieja idea de ‘matar al padre’ para tener vida propia. Hay motivos para que Tetro, y en menor medida Bennie, hayan alimentado el resentimiento, pero sorprende la frialdad con que acogen la noticia de la delicada salud paterna, y las exageradas escenas del concierto-homenaje. Toda la idea de presentar la obra de Tetro en el Festival de Patagonia, y el viaje con iniciación al sexo de Bernie, tiene difícil encaje en la historia, podía haberse omitido. En general la sensación es de una historia alargada y autocomplaciente, incluida la cita a Los cuentos de Hoffman de Powell y Pressburger, compuesta con elementos levemente autobiográficos –la familia de Coppola es una familia de artistas de origen italiano–, con la que el director afronta el paso del tiempo, ‘su’ tiempo, y que le lleva a una historia ‘artística’ con puntos de interés, pero no redonda, ni mucho menos.

5/10
Que parezca un accidente

2008 | Que parezca un accidente

El todoterreno Federico Luppi –que encarnó a un asesino magistralmente en Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto– retoma ese registro con un personaje similar, Arturo, que mata por encargo para todo tipo de clientes, si bien le contratan sobre todo esposas muy hartas de sus maridos que han decidido darle el pasaporte. Aunque se va a jubilar y tiene previsto abandonar Las Palmas, donde reside desde que abandonó su Argentina natal, va a recibir la visita de una mujer, Pilar (Carmen Maura), que requiere sus servicios para eliminar a su yerno, pues sospecha que engaña a su hija con una amante. Gerardo Herrero es un productor de primera (Lugares comunes, El hijo de la novia, Mensaka), pero como director es demasiado convencional, aunque haya dirigido algún drama interesante (Las razones de mis amigos, El principio de Arquímedes). Ahora cambia de registro por completo y se propone rodar una comedia con tintes negros. El cineasta se encuentra como pez fuera del agua, en un género que claramente no es el suyo, y que no sabe hacer. La comedia es un género muy difícil –como todos los géneros– que no puede abordarlo cualquiera, requiere una chispa y un sentido del humor de los que claramente Herrero carece. Consciente de sus limitaciones, Herrero ha contado con el guión de un experto, capaz de escribir frases con gancho, Fernando Castets (El mismo amor, la misma lluvia, El hijo de la novia), que ha colaborado con el debutante Guillermo de la Guardia. Juntos han elaborado un texto irregular, fallido a ratos, donde algunos elementos no encajan, como el segundo punto de giro, pero que tiene un punto de partida muy clásico y diálogos y momentos divertidos. Como el reparto está formado por actores capaces de aprovechar estos destellos de inspiración, elevan sustancialmente la calidad del film, sobre todo esos dos grandes ‘monstruos’ que son el citado Luppi y Carmen Maura. Luppi da pie a la carcajada en momentos como el inicio, cuando entra en un taller mecánico para cumplir un ‘trabajito’, Y Maura pone una sonrisa al espectador cada vez que aparece. Da pena pensar que el mismo guión, con una reescritura más, y en manos de otro director, habrían podido dar lugar a un film muy superior. Pero eso sí, hay que reconocer que como otras películas dirigidas por Herrero, tiene más interés que la media del cine español.

4/10
El menor de los males

2007 | El menor de los males

Aunque se trata de un profesional poco conocido por el gran público, Antonio Hernández es un director español superior a otros de sus compatriotas, de teóricamente mayor prestigio. Director de una película notable (En la ciudad sin límites), el resto de su filmografía es irregular. Al menos, el cineasta salmantino parece consciente de lo que funciona en la pantalla y lo que no, a diferencia de otros, por lo que logra que sus películas sean cuanto menos correctas, como en el caso de Los Borgia y Lisboa. Nueve años después de esta última, Hernández vuelve al thriller con la misma protagonista, Carmen Maura, que por su trabajo fue nominada al Goya a la mejor actriz. En esta ocasión, Maura interpreta a Julia, una mujer rural de avanzada edad, que vive en el enorme caserón de Galicia que perteneció a sus padres. Un día recibe la visita de Eduardo, su hermano, que se dedica a la política en la gran ciudad, y que viene acompañado de dos agresivos guardaespaldas y una asistenta. Eduardo pretende echar temporalmente a Julia de la casa, para reunirse, según argumenta, con una importante personalidad de su partido. Pero por fin acaba confesando a Julia la verdad. Tiene una nueva amante –por lo visto ha habido más–, a la que pretende recibir allí, para romper con ella antes de que se entere su esposa. Ésta es una chica muy joven que para evitar el despecho presionará a Eduardo con unas fotos porno que le hizo. Se puede decir que en cierta medida Hernández es un autor, con constantes temáticas. Como sus películas antes citadas, ésta también gira en tono a las relaciones conflictivas de los miembros de una familia muy particular. En esta ocasión, describe a dos hermanos muy opuestos, pues Julia es ingenua y de carácter bondadoso, mientras Eduardo es un cínico caradura. Le sacan un gran partido a los hermanos protagonistas tanto Carmen Maura, en un registro muy distinto al habitual, como Roberto Álvarez, ideal como el político sinvergüenza, al que consigue dotar de cierto encanto y desparpajo. Igualmente eficaces son los secundarios, por ejemplo Verónica Echegui, la amante, una lolita muy similar a la Juani de Yo soy la Juani, la película que le dio la fama. El film pretende ser un entretenimiento, con cierto fondo, pues denuncia la corrupción política, la pérdida de valores en la sociedad y el auge del periodismo basura y escandaloso. El personaje de Maura representa el punto de vista del ciudadano medio, confiado y cándido, que apenas vislumbra los asuntos turbios que ocurren a su alrededor, y que asiste a sucesos de lo más escabroso con inexplicable indiferencia. Una pena que esta característica del personaje acabe resultando uno de los principales lastres del film, pues no termina de funcionar que el único personaje agradable con el que el público puede identificarse sea totalmente pasivo. También pesa en cierta medida que el film tarde en arrancar, y que se recree en algunos detalles escabrosos.

5/10
Nos chères têtes blondes

2006 | Nos chères têtes blondes

Cuatro adolescentes acuden con un ramo de rosas al domicilio de la directora de su instituto. En teoría, desean felicitarle por su aniversario. Ella les invita a entrar en su casa para tomar un refresco, pero ignora la verdaderas intenciones de los chicos. La española Carmen Maura protagoniza esta poco conocida producción francesa, que adapta una novela de Lyudmila Razumovskaya.

4/10
Zona libre

2006 | Free Zone

Rebecca, una joven estadounidense, ha tenido una discusión con su novio judío y su futura suegra. Así que, en estado de shock, toma un taxi en Jerusalén, conducido por Hanna, y pide ser conducida a cualquier parte. Ella debe ir a Ammán, en Jordania, para cobrar una deuda que le debe un palestino. Título algo minimalista del director israelí Amos Gitai. Entre los rostros conocidos destacan los de Natalie Portman, que es de origen judío, y el de una fugaz Carmen Maura. Aunque se lleva la palma Hanna Laszlo, que ganó el premio a la mejor interpretación femenina en Cannes.

5/10
Volver

2006 | Volver

Raimunda y Sole son dos hermanas que viven en Madrid, aunque sus raíces están en La Mancha. Sole, que vive sola y regenta una peluquería en su casa, recibe la noticia de la muerte de la tía Paula. Cuando comunica la noticia a su hermana, ésta le sorprende diciendo que no puede ir al pueblo. La razón, que no puede explicarle, es que la hija adolescente de Raimunda acaba de matar a su padre accidentalmente, cuando la acosaba sexualmente. La madre tiene que actuar deprisa, y esconde el cadáver en el frigorífico de un restaurante cercano, cerrado por vacaciones, cuyas llaves le ha pasado el dueño. Al volver Sole del entierro de la tía, descubre que se ha traído consigo el supuesto ‘fantasma’ de su madre, que murió en el pueblo en un incendio, en brazos de su padre. Y lo esconde en su casa. Como puede imaginarse, la verdad que se oculta tras los descrito, puede ser todavía más complicada. Una de esas historias alambicadas y con aire de culebrón (dicho sea sin ningún ánimo peyorativo), a las que tan aficionado es Pedro Almodóvar, donde no faltan el incesto, la infidelidad y el asesinato, y en que hay lugar para las lágrimas y para la risa. A lo que se suma el apelar a las raíces manchegas, desde el original prólogo de limpieza de tumbas en el cementerio, al son de un tema de zarzuela. Asegura el director que, para él, quizá lo más difícil del film ha sido escribir su sinopsis, pues “mis películas son cada vez más difíciles de contar y de resumir en pocas líneas”. Y quizá el guión sea ciertamente artificioso, pero hay que reconocer al manchego su increíble habilidad para atar todos los cabos. Almodóvar sabe crear personajes, y los pone en situaciones límite en que se ven obligados a desplegar todos sus sentimientos, de modo exacerbado. Y aunque aborda los temas de modo algo epidérmico, aquí explora el tema del sentido de culpa, y el de la responsabilidad por las propias acciones. El cineasta continúa su camino hacia la madurez, las gracietas de antaño empiezan a ser historia.

6/10
Reinas

2005 | Reinas

Tres parejas gays han decidido unirse en una ceremonia colectiva en la que se convertirá en la primera unión formal de gays en España. Pero antes, cada uno de los chicos debe conocer a su familia política. El especialista en comedias Manuel Gómez Pereira parte de un guión poco inspirado, por lo que desperdicia un buen reparto, que incluye a tres de las mejores actrices españolas: Mercedes Sampietro, Marisa Paredes y Carmen Maura.

3/10
25 grados en invierno

2004 | 25 degrés en hiver

Una inmigrante ucraniana a la que persigue la policía busca a su marido que se ha establecido en Bruselas. En su periplo, recibe la ayuda de Miguel, que viaja por carretera con su madre y su hija. Comedia que trata asuntos de interés, como la inmigración ilegal, la fidelidad matrimonial, etc. El ritmo es ágil y el reparto funciona a la perfección, a pesar de su diversidad, pues está integrado por el francés Jacques Gamblin, la española Carmen Maura, etc.

4/10
La promesa (2004)

2004 | La promesa

Gregoria es una madura mujer, muy religiosa, pero ofuscada porque no ha tenido hijos, y su marido la maltrata. Decide dejarle plantado para iniciar una nueva vida, en un pueblecito de Galicia. Aunque oculta totalmente su pasado, consigue que una mujer la contrate para cuidar de su hijo, en el que la mujer proyecta el afecto que no ha tenido. A partir de un guión propio, Héctor Carré compone un thriller en el que lo más sobresaliente es la interpretación de Carmen Maura. Y si bien el desarrollo es algo tópico, poco creíble, y ofrece una visión oscura del fervor religioso, logra una atmósfera tétrica cercana al cine de terror.

3/10
Entre vivir y soñar

2004 | Entre vivir y soñar

Ana es la típica mujer madura cuya vida es un aburrimiento. Tiene un marido triste y una hija adolescente, pero su vida familiar no es lo que se dice feliz. Desde siempre ha soñado con un amor romántico, y alimenta sus días con el recuerdo de Pierre, un francés que fue su primer amor cuando ella era adolescente. Pero, en realidad, de aquello sólo le quedan la clases que recibe de francés y el sabor del vichisuás. Sin embargo, cuando le surge la oportunidad de viajar a París, Ana no se lo piensa dos veces y decide hacer lo posible para convertir sus sueños en realidad. Con un planteamiento inicial clásico, por lo de romántico y por lo de los sueños, y con el indudable atractivo cómico de Carmen Maura, la pareja Albacete-Menkes firman su quinto trabajo conjunto como directores y guionistas, y logran una aceptable comedia con ritmo, risas y buenas interpretaciones. En oposición a los sueños románticos de Ana,  el arriesgado punto fuerte de la historia quiere ser la aparición del patético, gracioso, estrafalario y grosero personaje de Jean-François (meritorio Álex Brendemühl). Sin embargo, a la postre Carmen Maura acaba por ser, una vez más, lo mejor de la película.

4/10
Al otro lado (2004)

2004 | Al otro lado

Prisciliano sufre la ausencia de su padre cuando este se va a Estados Unidos en busca de un futuro. Por otro lado, Ángel, un niño cubano, desea conocer a su padre y sin pensarlo dos veces se lanza al mar dirección a Florida. Y Fátima, una niña marroquí, se marcha a España para reencontrarse con su padre, el cual vive en Málaga con una nueva novia. Tres historias diferentes pero con un nexo en común: la búsqueda del padre. Tres inocentes niños que sufren un fuerte desarraigo y que anhelan recuperar ese lazo que tanto necesitan. El director mexicano Gustavo Loza plasma desde la mirada infantil (fantásticos los tres chavales), ese deseo común de todo ser humano de pertenecer a alguien y de conocer quién es. Cuenta también con las secundarias españolas Carmen Maura y Silke.

6/10
El vientre de Juliette (Le ventre de Juliette)

2003 | Le ventre de Juliette

Juliette, una chica de veinte años se queda embarazada. Mathias –el padre– quiere que aborte, pues se siente incapaz de asumir su paternidad por su juventud. La madre de Juliette y su hermana mayor también quieren que interrumpa el embarazo. Pero ella toma la firme decisión de seguir adelante. Bienintencionada pero fallida comedia que supone el segundo trabajo de Martin Provost (Tortilla y cinema).

4/10
Silencio pactado

2003 | Le pacte du silence

Un médico, sacerdote jesuita, investiga los síntomas de maltrato que presenta una de sus pacientes, una monja carmelita. La causa tiene que ver con su hermana, que vive en una localidad lejana. Dos reputados actores franceses, Depardieu y Bouchez, y la española Carmen Maura, protagonizan este thriller que reconstruye sucesos reales a partir de una novela de un tal Marcelle Bernstein.

4/10
Arroz y tartana

2003 | Arroz y tartana

Valencia. Principios del siglo XX. La elegante doña Manuela de Forá, obsesionada por guardar las apariencias, intenta casar bien a sus dos hijas. Cuidada versión televisiva de la novela homónima de Blasco Ibáñez protagonizada por Carmen Maura y José Sancho.

5/10
Ángeles de negro

2002 | Assassini dei giorni di festa

Buenos Aires, en los años 50. Un grupo de cómicos intenta salir adelante viajando de pueblo en pueblo. Como no son capaces de conseguir mucho dinero, ponen en marcha un estrambótico plan que consiste en acudir a velatorios para interpretar el papel de pariente desolado del fallecido. Comedia sobre la picaresca, con correctas interpretaciones. A pesar del esforzado trabajo de los actores, el director Damiano Damiani no logra sacarle partido a la historia.

4/10
El sueño de Valentín

2002 | Valentín

Valentín es un chavalín de nueve años, espabilado como pocos, que sueña con ser astronauta. Son los años 60, plena era espacial. Pero quien parece estar en la luna es su padre, un tipo irresponsable, que para poco en casa; de su madre, Valentín no sabe nada, es un misterio del que nadie habla: se dice que, sencillamente, desapareció. Así las cosas, la auténtica familia, con la que Valentín siempre puede contar, tiene forma de abuela (entonadísima Carmen Maura). Las cosas puede que cambien cuando el padre del niño se presenta con una nueva novia, Leticia, que parece maja y podría hacer sentar la cabeza al progenitor. Nueva muestra del buen hacer del cine argentino. Evitando caer en el sentimentalismo barato, Alejandro Agresti (El viento se llevó lo que), recrea con acierto el imaginario de la infancia, con esa inocencia gracias a la cual todo parece posible. La frescura del niño protagonista, Rodrigo Noya, portento de naturalidad, ayuda, y mucho, a que funcione la historia.

4/10
800 balas

2002 | 800 balas

Homenaje sentido, en forma de comedia, a los especialistas que rodaban westerns de serie B en los parajes soleados y desérticos de Almería, "el pequeño Hollywood". La excusa argumental la da Carlos, un crío de 11 años que vive con su madre, una yuppie que apenas le hace caso. Intrigado por la existencia de Julián, un padre al que nunca ha visto, en vez de ir a esquiar con los chicos del cole decide –sin que lo sepa su madre– descubrir la vida que lleva su progenitor en el "far west" almeriense. Allí es introducido en un peculiar estilo de vida donde todo es una juerga continua, alcohol y mujeres incluidos. Álex de la Iglesia no alcanza el nivel de El día de la bestia y La comunidad, pero el chico se esfuerza, sobre todo en las escenas de acción, muy bien rodadas. Y regala un agradecido papel a Sancho Gracia, que cabalga de nuevo tras su célebre serie del bandolero Curro Jiménez.

2/10
El palo

2001 | El palo

Cuatro mujeres, hartas de cómo les trata la vida, deciden atracar un banco. La clave está en una de ellas, que trabaja ahí como señora de la limpieza. Sin petulancia y con toque feminista moderno que evita ser irritante (y eso que los personajes varones son una nulidad), la directora Eva Lesmes aprovecha bien el guión de Luis Marías (Kasbah, Mensaka) para servir una comedia muy divertida. Cuatro estupendas actrices encarnan tipos muy distintos de mujer: Carmen Maura es la señora venida a menos, Adriana Ozores la esposa separada con un hijo, Maribel Verdú la chica mona ligera de cascos y Malena Alterio la macarra educada en un orfanato. El film tiene el encanto de las viejas comedias españolas, sin por ello tener un aire anticuado. Despierta simpatía y es deudor de títulos inolvidables del cine español como Atraco a las tres.

5/10
Clara y Elena

2001 | Clara y Elena

Dos hermanas muy diferentes, con problemas de soledad, intentan afrontar juntas su maduez. Clara es una mujer muy positiva, a pesar de que su marido le es infiel, y le han diagnosticado un tumor cerebral. Por su parte, Elena es una mujer vividora, apasionada de los ritos orientales. Insulsa adaptación de la novela "Mujeres de ojos grandes", de Ángeles Masttreta. A pesar de que algunos personajes resultan demasiado estrambóticos, tiene momentos emotivos.

4/10
Arregui, la noticia del día

2001 | Arregui, la noticia del día

Leopoldo Arregui es un empleado gris que atiende al público en un archivo. Un día le diagnostican una enfermedad terminal, lo que le hace replantearse su vida. Segundo largo de María Victoria Menis (Los espíritus patrióticos) que supuso el primer papel protagonista en cine de Enrique Pinti, un cómico popular en Argentina. Le acompaña la siempre solvente Carmen Maura.

5/10
Carretera y manta

2000 | Carretera y manta

Una apasionada esposa se lía la manta a la cabeza cuando decide alejar a su marido definitivamente de la cárcel. Para la huida, secuestra a un joven matrimonio. El argumento regala momentos de auténtico desmadre y el final resulta inesperado. Road movie la española con actores de garantía para pasar un buen rato. 

5/10
El harén de Madame Osmane

2000 | Le harem de Mme Osmane

Argelia, durante la lucha por la independencia. Madame Osmane es una mujer que organiza despóticamente su casa, donde vive con su hija y sus criadas. Su marido la abandonó tiempo atrás. Prometedora opera prima de Nadir Moknèche, director francés de origen argelino. cuenta con un gran reparto, encabezado por Carmen Maura.

4/10
La comunidad

2000 | La comunidad

Buena pregunta: ¿para qué? ¿Para ayudarse y hacerse amistades? Según esta delirante comedia negra de Álex de la Iglesia la respuesta es ‘no’. Los vecinos pueden ser terribles, y más si anda de por medio una fortuna en billetes, escondida bajo el suelo del piso de uno de los inquilinos. Por una serie de circunstancias, el inquilino en cuestión fallece. Y Julia, que vende pisos por cuenta de una inmobiliaria, descubre el botín. Su intención es quedárselo, pero todo el vecindario se pondrá en pie de guerra para impedirlo. De la Iglesia recupera un pulso que parecía algo mortecino desde que dirigiera El día de la bestia. Esta película deudora de El quimérico inquilino de Roman Polanski resulta bastante divertida, con personajes desternillantes como esa especie de retrasado mental que se viste de Darth Vader. La escena de la fiesta de bienvenida a Julia, que le organizan los vecinos, tiene un rato de gracia. El director asegura que la peli tiene “suspense, terror y acción. Lo que pasa es que no puedo evitar sentir una atracción irresistible por la comedia. Creo que la risa le da profundidad al drama.” La peli se llevó 3 Goya, y Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en San Sebastián.

5/10
El cometa

1999 | El cometa

1910. El paso del cometa Halley coincide con una etapa conflictiva en la historia de México, un país al borde de la revolución. Valentina es detenida junto con su padre, por sus actividades en contra del dictador Díaz. Sin ser redonda, esta producción tiene momentos imaginativos, y además, sus actores son excelentes.

5/10
Superlove

1999 | Superlove

Mario, un humilde peluquero, aloja en su casa a una mujer embarazada. Surrealista cinta que supuso el debut del cineasta Jean-Claude Janer, que posteriormente no ha tenido una carrera excesivamente prolífica.

4/10
Lisboa (1999)

1999 | Lisboa

Joäo, un viajante portugués, recorre las carreteras vendiendo vídeos y casetes en los bares. Berta, una misteriosa mujer, le pide que le lleve hasta Lisboa, porque su coche está averiado. Joäo ignora que Berta está siendo perseguida por su marido. Antonio Hernández dirige un digno thriller, género poco cultivado por el cine español. Su actriz fetiche, Carmen Maura, encabeza un reparto de altura.

5/10
Alice y Martin

1998 | Alice et Martin

Martin es un joven veinteañero, introvertido y de difícil carácter, que, tras escapar de su casa rural deambula durante unos días por el campo hasta que acaba recalando en París. Allí se establece con uno sus hermanos y con una amiga de éste, Alice, de la que se enamora. Poco a poco, a raíz de su relación amorosa con Alice,va saliendo a la luz el sombrío y difícil pasado de Martin, así como un suceso terrible que afecta a sus disposiciones para llevar una vida normal. Como es habitual en su cine, André Téchiné entrega una película de ritmo pausado y situaciones cotidianas, aunque bajo esa apariencia subyace un terreno trágico y unas vidas no precisamente muy satisfactorias. La historia se hace tediosa en algún momento, debido quizá a su excesivo metraje y a demasiado "material" superfluo. También es un lastre una estructura narrativa un tanto desconcertante y errática, pero en líneas generales la historia fluye medianamente bien y ofrece alguna interesante reflexión acerca de la culpa, en la línea del "Crimen y castigo" de Dostoievski. Téchiné cuenta para su historia con unos intérpretes formidables (entre ellos Carmen Maura), con un sorprendente debut en el cine de Alexis Loret, que no hace aguas frente a la superdotada y hermosísima Juliette Binoche, que está realmente subyugante. Hay momentos muy logrados, como ciertos pasajes en la casa junto al mar, con una poética luz fotográfica, o la preciosa escena del tango nocturno en medio del asfalto, de planificación y factura visual bellísimas.

5/10
El entusiasmo

1998 | El entusiasmo

Fernando e Isabel se trasladan a Arica, una ciudad entre Chile y Perú. Les acompaña su hijo Miguel. El matrimonio pretende crear una empresa especializada en organizar actividades para los turistas, relacionadas con los deportes de aventura. Se les une Guillermo, un viejo amigo reportero. Interesante drama sobre la ambición, que cuenta con un sólido reparto encabezado por dos de las actrices más representativas del cine español: Maribel Verdú y Carmen Maura.

4/10
A las once en casa

1998 | A las once en casa | Serie TV

Lucía es una adolescente que tiene que afrontar la separación de sus padres, Ángel y Olga. Al igual que sus hermanos, Lucía acaba viviendo con su progenitor y Paula, la nueva pareja de éste. Ángel es dibujante y trabaja en casa, haciendo una tira cómica. Su ex mujer, Olga, sigue siendo su amiga, pasa por su casa casi todos los días, y suele ponerle muy nervioso. Serie televisiva española que gozó de gran aceptación entre los años 1998 y 2000, cuando fue emitida. El reparto estaba encabezado por conocidos actores españoles, mientras que otros rostros conocidos interpretaron personajes puntuales.

4/10
Tortilla y Cinema

1997 | Tortilla and Cinema

Benjamin Ballon es un aspirante a director de cine que ha pasado muchísimo tiempo preparando el rodaje de una película independiente. Cuenta con la ayuda de una gran estrella del cine. Carmen Maura se interpreta a sí mismo en esta simpática producción, con momentos bastante eficaces. Refexiona sobre la pasión por el cine.

4/10
Alliance cherche doigt

1997 | Alliance cherche doigt

Geneviève Lechat es una mujer que dirige una agencia matrimonial. Le propone a su hijo, André, que abra una sucursal por internet, pero éste se encontrará con un cliente difícil. Fallida comedia en torno a las carencias afectivas, que sin embargo tiene un guión superficial. Está protagonizada por Guillaume Depardieu, cuya interpretación no acaba de resultar convincente.

3/10
Vivir después

1997 | Vivir después

Desconocida cinta argentina, que apenas tuvo repercusión. Y eso que cuenta con el protagonismo de la prestigiosa actriz española Carmen Maura. El bonaerense Carlos Galettini (Besos en la frente) desaprovecha el buen hacer de la protagonista de Mujeres al borde de un ataque de nervios.

4/10
Ellas

1997 | Elles

Describe las peripecias de cinco variopintas mujeres, que intentan encontrar al hombre de su vida, pero se sienten llenas de dudas e inseguridades. El film del portugués Luis Galvao Teles acaba siendo demasiado superficial. El film no acaba de funcionar, a pesar de que el reparto femenino, que incluye a la legendaria Marisa Berenson, es de auténtico lujo.

4/10
El palomo cojo

1995 | El palomo cojo

Un niño bastante inquieto llega a la casa señorial de sus abuelos, en el Barrio Alto de un tranquilo pueblo gaditano. Al niño, que tiene diez años, se le ha diagnosticado una enfermedad. Necesita tranquilidad y reposo. Pero la calma del pueblo le parece demasiada, y los tres meses del verano se plantean la mar de aburridos. Su vida se anima al ir conociendo a los personajes que habitan y visitan la casa de sus abuelos. Cada uno de ellos le llamará la atención por algún aspecto curioso, o por su forma peculiar de ver la vida. De esta manera, el niño va descubriendo la vida, a la vez que se asoma al complejo mundo de los mayores. Una película que cuenta con un brillante equipo de intérpretes, encabezado por Francisco Rabal. Parte de un curioso guión, basado en la novela homónima del escritor Eduardo Mendicutti. Tiene algunas situaciones divertidas, que rozan la parodia para exponer la disparatada forma de comportarse de los adultos a los ojos de un niño.

3/10
El rey del río

1995 | El rey del río

César (Achero Mañas), un joven atrevido y ambicioso, es distinto a sus hermanos. Su madre no pudo criarlo y le dejó con su hermana Carmen (Carmen Maura), y con el marido de ésta, Antón (Alfredo Landa). Elisa (Ana Alvarez) y Fernando (Gustavo Salmerón) son los hijos de este matrimonio. Fernando rivaliza con César, pero siempre anda detrás de él y encubre todas sus gamberradas. Elisa está enamorada en secreto de César. Antón no puede disimular el aprecio que siente por César, que lo aprovecha en detrimento de Fernando. En esta complicada vida familiar, explotan los sentimientos ocultos coincidiendo con la captura por César de un gigantesco salmón llamado el Rey del Río. Una película emotiva y agradable, escrita por el prestigioso Rafael Azcona. Landa y Maura están sensacionales en su papel de padres. Narra una complicada historia de sentimientos familiares con finura, de una manera muy atractiva. Los paisajes que se muestran son espectaculares.

6/10
Como ser infeliz y disfrutarlo

1994 | Como ser infeliz y disfrutarlo

Carmen es viuda y jefa de su departamento de un importante periódico. Su joven hija Marta se ha quedado embarazada de su profesor y las dos mujeres afrontan la situación decidiendo tener el niño. La película se basa en una novela de C. Rico Godoy y el director Enrique Urbizu (Todo por la pasta, La vida mancha) hace lo propio para sacar adelante la historia, pero esta no llega a cuajar, a pesar del reparto encabezado por Carmen Maura (La comunidad, Volver).

2/10
Sombras en una batalla

1993 | Sombras en una batalla

En su juventud, Ana perteneció a la banda terrorista ETA, pero pasado el tiempo se desvinculó de ella y ahora trabaja como veterinaria en un pueblecito cercano a Portugal donde vive con su hija Blanca. Un día, conoce a José, que también fue miembro en su juventud de un bando militante. Cruda visión de las vivencias de unas personas que pertenecieron a bandos terroristas y cómo el pasado hace mella en ellas. El film, algo premioso, está protagonizado por Carmen Maura, Tito Valverde y Ramón Langa y dirigido con oficio por Mario Camus (Los santos inocentes, La ciudad de los prodigios). Ganador de dos premios Goya (guión y actor secundario, que recayó en Valverde).

5/10
La reina anónima

1992 | La reina anónima

Ana Luz es una ama de casa con una imaginación muy poderosa. Un buen día, aparece en su hogar una extraña mujer que dice ser su vecina. Ana Luz la invita a pasar y desde ese momento, comienzan a aparecer por su casa estrambóticos personajes que cambiarán su vida para siempre. Disparatada comedia con asesinatos de por medio donde vuelve a destacar la presencia de Carmen Maura encarnando a la perfección a una "Maruja", porque por fina que sea Ana Luz, no es sino una "Maruja".

4/10
Entre el cielo y la tierra

1992 | Sur la terre comme au ciel

Una prestigiosa periodista española destinada en Bruselas se queda embarazada. Pero el bebé decide no nacer, de mutuo acuerdo con el resto de fetos del mundo, para provocar la extinción del ser humano, pues consideran que la especie es demasiado cruel. La periodista debe convencerle de que la vida merece la pena, para que nazca. Una de las cintas más surrealistas de la directora belga Marion Hänsel. Sin ser su trabajo más redondo, sus imágenes son lo suficientemente potentes y además contiene reflexiones sobre la condición humana.

4/10
Chatarra

1991 | Chatarra

Zabú (Carmen Maura) es una prostituta con una hija, que vive en un barrio pobre de Barcelona, cerca de una gran zona llena de chatarra. La mujer pretende empezar una nueva vida lejos de todo ese mundo de degradación, pero la intromisión de un antiguo amante en su vida no le pondrá las cosas fáciles. Drama con Carmen Maura, Mario Gas y Rosario Flores. El actor Félix Rotaeta (Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón) dirigió su último film, presentado a concurso en el Festival de Venecia en 1991.

4/10
Cómo ser mujer y no morir en el intento

1991 | Cómo ser mujer y no morir en el intento

Carmen, a sus 42 años, trabaja como periodista, al tiempo que intenta sacar adelante a su familia. Tiene dos hijos y un marido que sólo le presta atención a su trabajo, pero no hace ni caso a las tareas del hogar. Adaptación cinematográfica de la novela de Carmen Rico-Godoy, que obtuvo un enorme éxito a pesar de su ligereza, y su abuso de los tópicos de las relaciones entre hombres y mujeres. Supuso el debut como directora de Ana Belén.

4/10
¡Ay, Carmela!

1990 | ¡Ay, Carmela!

Loa artistas de una compañía ambulante regresan de entretener al bando republicano; son los duros años de la guerra civil española. Caen en territorio nacional y los encarcelan. Salvan el pellejo haciéndo una obra que ensalta los valores de la cruzada nacional. Comedia agridulce firmada por el maestro Carlos Saura, con dos actores que pocas veces han estado mejor. Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en los premios europeos de cine, y Andrés Pajares demostró, contra pronóstico, que es un buen actor. El film ganó 14 premios Goya: casi nada.

4/10
Bâton Rouge

1988 | Bâton Rouge

Isabel Harris, una mujer de clase alta, es acosada por una psiquiatra y un cazador de fortunas. Éstos tienen datos reveladores acerca de la muerte de su marido y la chantajean. Esforzado thriller a la española, que cuenta con un guión coescrito por Agustín Díaz Yanes, posterior director de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto.

5/10
Mujeres al borde de un ataque de nervios

1988 | Mujeres al borde de un ataque de nervios

La película que abrió definitivamente el mercado internacional a Pedro Almodóvar, de las más logradas de su filmografía. Sigue a Pepa, actriz y dobladora profesional de películas, cuya relación amorosa con Iván acaba de romperse, o eso parece. En plena crisis vital, la esposa de Iván, que estaba ingresada en un sanatorio mental, tiene crecientes celos de Pepa. Ésta se entera por casualidad de que Iván tenía un hijo, Carlos, que casualmente ha ido con su novia Marisa a interesarse por el ático que ella tiene en alquiler. Para enredar aún más las cosas, una de las grandes amigas de Pepa, Candela, se ha metido en un lío porque tuvo un romance con un chiíta que ha resultado ser un terrorista. El director manchego es fiel a su estilo alambicado, de subtramas exageradísimas, pero aquí tal recurso funciona por lo disparatado del conjunto de la propuesta, con bastantes momentos para la risa. Carmen Maura está sembrada como protagonista, y algunos personajes secundarios funcionan maravillosamente, como el taxista de Guillermo Montesinos, o la habitual Chus Lampreave, con su típico desparpajo. Llama la atención también la originalidad de muchos planos, y el colorido marca de fábrica de Almodóvar.

6/10
La ley del deseo

1987 | La ley del deseo

4/10
Matador (1986)

1986 | Matador

Diego (Nacho Martínez), torero retirado, es un asesino que mata a sus víctimas tras hacer el amor con ellas. El director Pedro Almodóvar (Mujeres al borde de un ataque de nervios) relaciona la tensión de la arena del ruedo con el clímax sexual, de un modo muy suyo. La pintoresca idea es que el asesino sigue teniendo sed de sangre, pero no de toros, sino de mujeres. De modo que violación y crímenes conviven en un clima de humorada negra, con el estilo excesivo e inconfundible del manchego.

4/10
Tata mía

1986 | Tata mía

Elvira abandona el convento en el que ingresó siendo muy joven y se instala en Madrid, en busca de ayuda para superar su crisis existencial. Convertida en una cuarenton, descubre que el mundo se ha transformado por completo desde su infancia. Una de las mejores películas de José Luis Borau, que describe a variopintos personajes. Recuperó a la legendaria actriz Imperio Argentina, que encabeza un excelente reparto.

5/10
Delirios de amor

1986 | Delirios de amor

Película compuesta por varios segmentos que narran diferentes historias de amor. En la primera, una ex estrella de la televisión se enamora de una actriz venida a menos. La relación entre ambos se deteriora con el tiempo. En el segundo segmento, un joven matrimonio se queda estupefacto ante una noticia del periódico. El último relato gira en torno a un anticuario que celebra una fiesta en su casa. Acude una bella e inquietante joven por la que se siente atraído. Como suele suceder en este tipo de películas por episodios, el resultado es irregular. Pero cuenta con un sólido reparto.

4/10
Sé infiel y no mires con quién

1985 | Sé infiel y no mires con quién

Paco y Fernando son los dueños de una editorial que pasa graves apuros económicos. Pero esperan solucionar la situación, gracias a un contrato que están a punto de firmar con Adela Mora, una escritora infantil de gran éxito. Paco le pide a Fernando su casa para mantener una cita. Ignora que su esposa también le ha pedido la misma casa a la mujer de Fernando. Disparatada comedia sobre la infidelidad, basada en la exitosa obra teatral de John Roy Chapman y Ray Cooney. Fernando Trueba supo darle un ritmo muy ágil a la cinta.

5/10
Extramuros

1985 | Extramuros

La España de Felipe II. Un monasterio de monjas se encuentra en decadencia, y para sacarlo adelante sor Ángela finge el hecho milagroso de haber sido bendecida con los estigmas de la Pasión de Cristo, embuste en que le ayuda su amiga del alma sor Ana, que tiene por ella una suerte de amor sublimado. De modo que los poderosos se interesan por ayudar al sostenimiento del lugar, e incluso la hija de un duque decide profesar como monja. Miguel Picazo (La tía Tula) adapta una novela de Jesús Fernández Santos que fustiga la hipocresía religiosa y la superstición, a la vez que presenta una relación poco divina entre dos monjas. Figura como productor José Luis Garci, que años después haría otra película monjil de naturaleza muy diferente, Canción de cuna. En el llamativo reparto femenino están Carmen Maura y Mercedes Sampietro, además de Aurora Bautista y Assumpta Serna.

4/10
Sal gorda

1984 | Sal gorda

Natalio R. Petrof es un prestigioso compositor que debe elaborar un nuevo disco, pero atraviesa una crisis creativa, tras su dolorosa separación. Su manager decide ofrecerle un tiempo de prórroga. Tercer largometraje de Fernando Trueba, tras Ópera prima y el documental Mientras el cuerpo aguante. El mismo realizador escribió el guión con Óscar Ladoire, el protagonista.

5/10
¿Qué he hecho yo para merecer esto!!

1984 | ¿Qué he hecho yo para merecer esto!!

La vida cotidiana de una sencilla ama de casa es el tema central de la película, una tragicomedia con tintes de neorrealismo italiano. El director manchego Pedro Almodóvar combina un humor prácticamente surrealista, con momentos patéticos. También incorpora por primera vez los tonos melodramáticos, que ya sólo excepcionalmente abandonará en el futuro.

4/10
El Cid cabreador

1983 | El Cid cabreador

Disparate desmitificador a cuento del Mío Cid, viene a ser como la versión hispana de películas tipo Aterriza como puedas, pero mucho más cutre. Cuenta cómo el Cid se casa enamorado con doña Jimena, pero su padre, que no aprueba la unión, le arroja una maldición que le convierte en afeminado. Para redondear la cosa doña Urraca secuestra al Cid, y gracias a su poder de seducción le devuelve la virilidad, conviertiéndole en el Cid cabreador del título.

1/10
Entre tinieblas

1983 | Entre tinieblas

Una aspirante a cantante, tras advertir que su novio ha muerto por sobredosis, entra a vivir en un convento de monjas "redentoras humilladas". Allí viven unas cuantas monjas esperpénticas y drogatas. Surrealista película que se toma a chirigota el mundo de la religión, esta vez ofreciendo como protagonistas a una serie de religiosas más locas que unas maracas. Se trata de un film genuinamente almodovariano, con una puesta en escena melodramática, con multitud de escenas humorísticas, situaciones absurdas y grotescas, con los temas de la "movida madrileña" de fondo: música, sexo, prostitutas, drodadicción...

3/10
Aquella casa en las afueras

1980 | Aquella casa en las afueras

Un matrimonio se traslada a un casa alejada de la ciudad, para que el embarazo de ella se haga más llevadero. Una vez instalados, ella tiene visiones relacionadas con acontecimientos del pasado que tuvieron lugar en la casa. Aceptable producción española de terror del director de Pánico en el Transiberiano –muy superior–. La trama es tópica, y la estética se ha quedado un poco anticuada.

5/10
La mano negra

1980 | La mano negra

Manolo no tiene trabajo, por lo que vive con sus padres. Casualmente se reencuentra con Mariano, un viejo amigo que ha escrito una novela de éxito. Manolo empezará a sospechar que la historia que relata en su novela ha ocurrido de verdad. Aunque está especializado en comedia, Fernando Colomo ha hecho algunas incursiones en el cine de género. En esta ocasión, el director de El caballero del dragón se interna en los terrenos del cine de intriga, con algunos toques humorísticos. Escribió el guión conjuntamente con Fernando Trueba.

5/10
Cervantes

1980 | Cervantes | Serie TV

Biopic del genial escritor de Alcalá de Henares, creador de esa obra inmortal llamada Don Quijote de la Mancha, además de sus célebres “novelas ejemplares” y otros interesantes escritos menos conocidos. La serie se inicia con un Cervantes enfermo, que en el lecho del dolor cuenta detalles de su vida a un estudioso licenciado, que quiere dar a conocer su vida. El reparto incluye lo más granado del cine español.

5/10
Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón

1980 | Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón

Pepi es violada por un policía en su apartamento, cuando éste la amenaza con detenerla por posesión de marihuana. Ella decide vengarse y planea que sus amigos le den una paliza. Más tarde, por casualidad conoce a la esposa del poli, Luci, que resulta ser una mujer apocada con su marido, porque a ella lo que le va es el sadomasoquismo. Pronto Pepi se hace amiga de Luci y le presenta a su amiga Bom. Segunda película de Pedro Almodóvar protagonizada Carmen Maura, quien con el tiempo se convertiría en una de sus "chicas" más famosas. El director manchego muestra ya lo que serán las constantes de su cine: el mundo femenino, la excelente definición de personajes, la obsesión por el sexo en cualquiera de sus versiones más anormales (homosexualidad, sadomasoquismo, voyeurismo, travestismo), la droga, el ambiente underground... Todo ello envuelto en un aire de ingenuidad, de comedia costumbrista, divertida aunque decadente y obscena, que recrea el ambiente de depravación y libertinaje de la movida madrileña de los 80. La película cuenta con la cantante Alaska (Olvido Gara) en el papel de Bom.

3/10
Gary Cooper, que estás en los cielos

1980 | Gary Cooper, que estás en los cielos

Andrea Soriano es una cineasta de prestigio, directora de televisión, que anda por la treintena. Aunque el triunfo profesional ha sido grande, emocionalmente se siente sola. Debido a una enfermedad grave debe ser operada y es entonces cuando empezará a rememorar su vida, especialmente su relación con los hombres. Entre ellos evocará la figura del legendario Gary Cooper. Intimista película de la prestigiosa Pilar Miró, en quien no es difícil ver paralelismos con la protagonista de su historia, incluso físicamente. El film reúne a un fantástico elenco de actores españoles, capitaneados por una magnífica Mercedes Sampietro.

6/10
El hombre de moda

1980 | El hombre de moda

Pedro Liners, profesor de literatura, intenta superar el trauma que le ha supuesto que su mujer le haya abandonado. En el instituto donde imparte clases se enamora de una de sus alumnas. Debut en el largometraje de Fernando Méndez Leite, que ya había rodado anteriormente para la televisión. Destaca el trabajo de algunos ilustres secundarios como Carmen Maura.

4/10
¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?

1978 | ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?

Rosa es una mujer separada que vive con dos niños y trabaja en una peluquería. Su ex marido aparece de vez en cuando para tratar de extorsionarla. Sin embargo, un día su vida cambia cuando una amiga le presenta a un cantante de rock. Su ex marido le roba los niños, por lo que ella decidirá recuperarlos a cualquier precio. Una de las primeras comedias madrileñas de Fernando Colomo, inventor de este subgénero con Tigres de papel. El humor continúa estando de plena actualidad y la pareja protagonista está bien interpretada por Carmen Maura y Félix Rotaeta.

5/10
Folle... folle... fólleme Tim!

1978 | Folle... folle... fólleme Tim!

Una chica que trabaja en unos grandes almacenes tiene un novio ciego que se dedica a tocar la guitarra. El chico se hace famoso en el mundo de la música. Primer largometraje de Pedro Almodóvar, aunque está rodado en super 8. Ya contaba con la que se convertiría en su actriz fetiche, Carmen Maura, que ya demostraba su enorme talento. Homenajea a las telenovelas con una trama llena de giros exagerados de folletín decimonónico. La trama tiene muchos elementos surrealistas y está dentro de la línea provocativa de los comienzos del cineasta manchego.

4/10
De fresa, limón y menta

1978 | De fresa, limón y menta

Una vendedora mantiene una larga discusión con un soldado y un director de cine. Otra de las comedias de la Transición, que seguía la línea de Tigres de papel, de Fernando Colomo, que aquí ejerce como guionista. Algunas situaciones y diálogos tienen su gracia. También resulta interesante su retrato social de la época de los cambios políticos en España.

4/10
Los ojos vendados

1978 | Los ojos vendados

Durante un acto en contra de la tortura, el testimonio de una mujer argentina conmueve a Luis, que dirige una escuela de teatro. Más tarde, de modo casual, coincide con la mujer, Emilia, que resulta ser la esposa de su dentista. A los deseos de ella a asistir a sus clases se suma un matrimonio desgraciado, lo que conduce a una relación amorosa. La idea de este film le surgió precisamente a Carlos Saura de un acto semejante al que asiste el protagonista de su historia. E imaginó lo que podía dar eso si añadía la reacción de dos jóvenes ultras atentando contra una mujer que expusiera en público las torturas que había padecido: estaba en la memoria de todos en ese tiempo la matanza de cinco abogados laboralistas en Atocha. Jugando con la idea de realidad y representación, ya abordada en su cine, entrega una historia interesante y comprometida, pero que no acaba de satisfacer, quizá por lo artificioso del modo de narrar.

5/10
Tigres de papel

1977 | Tigres de papel

España, cerca de las elecciones generales de 1977. Carmen y Juan son un matrimonio separado. Aún así tratan de llevarse bien, y tienen un hijo de catorce años en común. Primer largometraje de Fernando Colomo, considerado el iniciador de la Comedia Madrileña. A pesar de la intrascendencia del guión, Colomo logra momentos divertidos y consigue espontáneas interpretaciones. Además, acierta al retratar a los 'progres' protagonistas con sus defectos y miserias.

4/10
La mujer es cosa de hombres

1976 | La mujer es cosa de hombres

Ramona es joven, guapa y divertida, y entrega amor y compañía a tres hombres diferentes (Gonzalo, Rafa y Pepe), los cuales no saben de la existencia de los otros dos. Un día, Ramona conoce a Enrique, un profesor del que se enamora, y esto dará lugar a una serie de enredos por los que estos tres hombres se conocerán y empezarán a temer perder a Ramona. Comedia española de Jesús Yagüe, al estilo de Mi mujer es muy decente dentro de lo que cabe. De hecho, este film se rodó un año después y repetían José Sacristán, María Luisa San José y Antonio Ferrandis.

3/10
La petición

1976 | La petición

Después de años con productor televisivos, la directora Pilar Miró (El perro del hortelano) debutó en el cine con esta fallida película, inspirada en un relato corto de Émile Zola. El argumento ambientado a principios del siglo XX, sigue a Teresa, una joven de familia acomodada, caprichosa y egoísta, que quiere medrar como sea para mejorar su posición social. Su vecino enamorado Julián será utilizado por Teresa, mientras que el aristócrata Mauricio pedirá su mano... Protagoniza Ana Belén.

4/10
El libro de buen amor II

1976 | El libro de buen amor II

Un año después de la primera parte, se estrenó en España la continuación de las aventuras trovador-eróticas de Juan Ruiz, poeta medieval español llamado Arcipreste de Hita. En este caso, el protagonista está interpretado por Manolo Otero. La historia sigue los mismos derroteros que la primera parte: Juan es un vividor que va engatusando a las mujeres de los lugares por donde pasa y granjeándose problemas.

2/10
La encadenada

1975 | La encadenada

Un cazador de recompensas intenta capturar a un forajido. Pero si quiere atraparle debe usar su carisma para enfrentarle con los amigos que siempre le acompañan. Manuel Mur Oti muestra su versatilidad con esta cinta de intriga criminal. Contó con un aceptable reparto.

5/10
Leonor

1975 | Leonor

El rey Richard, poseedor de un castillo y dueño de un extenso territorio, se queda viudo cuando su querida esposa Leonor muere; pero conoce a Catherine con la que quiere rehacer su vida, y con ella se casa y tiene hijos. Años después, Leonor vuelve misteriosamente. El hijo de Luis Buñuel, que colaboró con su padre en películas como Diario de una camarera, dirige este drama romántico con tintes de fantasía. Destaca el variado reparto de actores europeos.

4/10
Vida íntima de un seductor cínico

1975 | Vida íntima de un seductor cínico

Sigue los pasos de un hombre en su lucha por conquistar a varias mujeres. Tras haberse especializado prácticamente en comedias como Una vez al año ser hippy no hace año, el donostiarra Javier Aguirre rodó esta cinta erótica con resultados más bien discretos.

2/10
El love feroz o Cuando los hijos juegan al amor

1975 | El love feroz o Cuando los hijos juegan al amor

Los hijos de un matrimonio convencional de clase media se vuelven rebeldes y van en contra de las creencias ideológicas y religiosas de sus padres. Película sociológica de José Luis García Sánchez, típica del cine la transición española, que muestra las diferentes sensibilidades entre generaciones. El buen reparto no logra subsanar el escaso atractivo de la propuesta.

4/10
Un casto varón español

1973 | Un casto varón español

Santiago es un cuarentón que regenta una pastelería en el castizo Madrid de los Austrias, cerca de la Plaza Mayor. Un día se entera de que una desconocida le ha dejado en herencia el burdel que llevaba en Gran Bretaña. Esa desconocida resulta ser su auténtica madre. Comedieta picantilla, en que José Luis López Vázquez debe optar entre los pasteles y los servicios sexuales, a no ser que pueda compatibilizar ambas actividades. El enredo lo dirige Jaime de Armiñán, que juega al contraste entre la moral imperante, la hipocresía y el morbo de tan singular negocio.

3/10
El asesino está entre los trece

1973 | El asesino está entre los trece

Se cumple el segundo aniversario de la muerte de un solvente abogado, que fue asesinado. Su viuda invita a sus trece mejores amigos a una reunión en su casa de campo. Éstos ignoran que la verdadera razón de haberles reunido no es otra que descubrir quién es el asesino, ya que sólo puede ser uno de ellos. Pretenciosa y aburrida historia de intriga a lo Agatha Christie, con un desigual reparto.

4/10
El hombre oculto

1971 | El hombre oculto

Un hombre perseguido decide refugiarse en un zulo donde permanece oculto mucho tiempo. Debut del director Alfonso Ungría (Gatos en el tejado), que obtuvo buenas críticas tras su presentación en el Festival de Venecia, pero tuvo problemas para estrenarse en España. Se inspiró libremente en las experiencias de Ricardo Muñoz Suay tras la Guerra Civil.

4/10
Las gatas tienen frío

1970 | Las gatas tienen frío

Tres chicas de diferente edad se ven obligadas a compartir piso. Una de ellas es una enfermera que intenta superar la muerte repentina de su novia. Su sobrina es una joven que acaba de llegar de una pequeña localidad, y mientras que la tercera se plantea contraer matrimonio. María Asquerino, María Luisa San José y Teresa Rabal realizan correctas interpretaciones en un drama irregular, con momentos interesantes.

4/10

Últimos tráilers y vídeos