IMG-LOGO

Biografía

Laurence Fox

Laurence Fox

42 años

Laurence Fox

Nació el 25 de Mayo de 1978 en Yorkshire, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
Entre la razón y la locura

2019 | The Professor and the Madman

Notable debut en la dirección del cineasta nacido en Irán Farhad Safinia, que escribió para Mel Gibson el guion de Apocalypto. Adapta el libro de Simon Winchester, que documenta con magnífica recreación de la época y acertadísimo reparto, hechos reales acerca de la confección del Diccionario de Inglés de Oxford, una titánica tarea que llevó más de 50 años, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Se centra sobre todo en cómo se cruzan los caminos de dos personajes que parecen completamente dispares: James Munray, editor del diccionario, sabio en lenguas a pesar de no tener titulación universitaria, feliz padre de familia numerosa y hombre de fe; y el doctor W.C. Minor, recluido en el manicomio de Crowthorne en Berkshire, enajenado mental que en un momento de manía persecutoria asesinó a un hombre. Cuando Munray pide la ayuda de miles de voluntarios desinteresados, para que documenten con citas de textos históricos el posible origen y uso de las palabras del diccionario, uno de los más activos resulta ser Minor; la tarea parece incluso servirle de terapia, al mismo tiempo que desea reparar el daño causado a la viuda e hijos del asesinado traspasándoles la integridad de su pensión. Safinia sabe manejar bien el libreto firmado por John Boorman, Todd Komarnicki y él mismo, que sabe tocar palos diversos con gran sabiduría. Así, habla de razón y locura, pero también de fe y ciencia, y de la fuerza del amor, el perdón y la reparación, conceptos muy presentes a lo largo de la narración, y que nunca están metidos con calzador o con la intención de ofrecer moralina barata. Late la capacidad del hombre, por muchos horrores que pueda cometer, de alcanzar la redención, tocado por la gracia y por la caridad de los que se mueven a su alrededor. Y además se pinta bien las dificultades con la que toca moverse en el mundo académico, donde la exigencia de resultados a toda costa, y los celos y rivalidades, pueden poner en peligro las empresas más honrosas. Da gusto ver lo bien que están introducidas las citas literarias, en la medida justa, y que ilustran no solo el origen de una palabra, sino también las situaciones que afrontan en un momento dado los personajes. El reparto está sencillamente espléndido, con dos colosos como Mel Gibson y Sean Penn, el profesor y el loco doctor, en los momentos en que comparten escena saltan las chispas de la emoción. Están también muy bien el resto de personajes secundarios: la viuda interpretada por Natalie Dormer, la esposa de Murray a la que da vida Jennifer Ehle, Eddie Marsan como el vigilante del manicomio que descubre el valor de la misericordia, o los distintos actores que dan vida a profesores y académicos, donde destaca Steve Coogan.

7/10
Nacido rey

2019 | Born a King

1919. El oficial del ejército británico T.E. Lawrence ha pedido al gobierno británico que apoye a Husayn ibn Ali, jerife de La Meca, que podría convertirse en rey de los árabes, pues existen muchos intereses en la zona, ya que todo indica que se encontrará petróleo. Pero otro enviado del Imperio, St. John Philby ha constatado que entre el pueblo es más querido su gran rival, Abdulaziz bin Saúd, respetado emir y valeroso guerrero, así que le facilita a escondidas armamento. Cuando le pide a Saúd que visite Londres en misión diplomática, para ganarse el apoyo de Churchill, éste teme que su enemigo aproveche su ausencia para atacar, por lo que decide enviar a su tercer vástago, el adolescente Faisal. Una vez en Europa, el chico se gana con facilidad el favor de la población, del rey Jorge V, y sobre todo de la hija de éste, la princesa Mary. Pero el primer ministro, y el secretario de Estado de Exteriores, Lord Curzon se hacen los locos porque no quieren reunirse con él. Arruinado tras Manolete, el productor español Andrés Vicente Gómez vive a caballo entre España y Arabia Saudí, donde cara a mejorar su imagen internacional en un momento delicado (tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi) la familia real le ha financiado una superproducción de presupuesto cercano a los 20 millones de dólares. Supone el primer largometraje internacional rodado en la nación árabe en cinco décadas. Gómez ha confiado el proyecto a Agustí Villaronga, autor de títulos como Tras el cristal o Pan negro, que por una vez deja atrás sus historias oscuras y sus atmósferas opresivas, para limitarse a ejercer como artesano, al servicio de un guión coescrito por el británico Henry Fitzherbert y el español Ray Loriga. El resultado puede definirse como polémico, por su parcialidad, pues ensalza la figura de Faisal, sin ningún punto oscuro. Y también se nota que Villaronga no se ha implicado demasiado, por lo que a las imágenes les falta algo de alma. Pero por otro lado, logra hacer interesante lo que narra, y su reconstrucción histórica –que incluye incluso alguna batalla– resulta bastante digna, permitiendo al espectador por un momento eludir comparaciones odiosas con la muy superior Lawrence de Arabia, de David Lean, que ofrecía un punto de vista sobre el conflicto totalmente opuesto. Relato iniciático, un poco básico pero eficaz, sobresale el retrato de la relación entre Faisal con la princesa Mary, que le toma casi como un hermano, traumatizada por el reciente fallecimiento del suyo. Se puede hablar de equilibrio en el amplio reparto, con trabajos decentes del joven debutante Abdullah Ali, en el papel protagonista, y de Hermione Corfield (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur), como Mary. Aparte, Ed Skrein (Deadpool) humaniza la figura de Philby, y pese a la brevedad de su intervención, tiene su mérito que un correcto Laurence Fox (La joven Jane Austen) no haga que se eche de menos al genial Peter O’Toole, como T.E. Lawrence.

5/10
Elizabeth: La edad de oro

2007 | The Golden Age

En 1998 el director indio Shekhar Kapur rodó Elizabeth, reconstrucción de los primeros años del reinado de Isabel I, personaje que ha dado lugar a múltiples series televisivas y películas de calidad. A pesar de su vistosa reconstrucción de la época, el film se recuerda únicamente porque dio a conocer a nivel internacional a la australiana Cate Blanchett, que fue nominada al Oscar, y que hoy en día se ha convertido en una de las grandes estrellas del siglo XXI. Nadie esperaba ansiosamente que nueve años después se hiciera una secuela, aunque quedaba mucha vida de la monarca por retratar. Cate Blanchett vuelve a ponerse en la piel de la protagonista, que se siente atraída por Walter Raleigh, un corsario dedicado a desvalijar barcos españoles con la aprobación de la reina. Como su relación con un plebeyo sería mal vista, no le confiesa su amor, pero con el fin de enterarse de sus andanzas y mantenerle cerca, le envía a Bess, su dama de confianza, para que se gane su amistad. La reina no ha previsto que entre ambos surgirá la pasión. Mientras, sir Francis Walsingham, máximo asesor de la corte, descubre que María Estuardo ha puesto en marcha una conspiración para asesinar a Isabel I. Pero el principal obstáculo al que tiene que enfrentarse la corte británica es Felipe II, el rey de España, a punto de enviar a la Armada Invencible. Shekhar Kapur reincide en la ampulosa planificación de la primera parte, llegando a resultar excesivo en momentos como aquel en el que la cámara rodea la figura de la reina inmóvil, más propio de un anuncio ‘marciano’ de perfumes. Ha contado con medios suficientes para poner en marcha una convincente ambientación, decorados y vestuarios lujosos y secuencias navales impresionantes. Además, ha logrado que repita la citada Blanchett, y el siempre excelente Geoffrey Rush, que encarna de nuevo a sir Francis Walsingham. Algunos de los recién llegados están a la altura, como la casi desconocida australiana Abbie Cornish (Bess), Clive Owen (Raleigh), que cada vez está más en forma, y Samantha Morton (María Estuardo) que es una actriz nada desdeñable, aunque andaba un poco dispersa desde En América, de 2002. No está al mismo nivel el español Jordi Mollà. Su composición caricaturesca de Felipe II, y su acento extrañísimo, da al traste con cualquier pretensión de verosimilitud de la película, y acentúa los principales defectos del film, que se ha dejado llevar por los tópicos de la leyenda negra que proviene del siglo XVI. Mientras que la reina de Inglaterra es una mujer moderna, astuta, culta, tolerante en materia religiosa a pesar de su fervor anglicano y que aconseja que se trate bien a los nativos americanos, Felipe II es un individuo siniestro, católico ofuscado, intolerante y cruel. Es todo tan maniqueo, que resulta difícil creerse nada. Se entienden perfectamente las reacciones negativas que ha suscitado el film en Estados Unidos. Allí, los críticos le han dado tantos palos que han desbaratado por completo las supuestas opciones de nominaciones al Oscar de las que se había hablado antes del estreno. Especialmente duro fue Desson Thompson, en ‘The Washington Post’, que dijo que la relación entre Elizabeth I y Walter Raleigh es tan ‘simple’ y ‘postmoderna’, que parece que han acudido al show de Oprah Winfrey.

4/10
La joven Jane Austen

2007 | Becoming Jane

Probablemente la gran referencia de este film sea Shakespeare enamorado. Como en ese título, se trata de recrear la juventud de Jane Austen como si fuera una novela más de la autora, de tal modo que los acontecimientos que marcan esos años tengan un enorme parecido a episodios de sus novelas más célebres, mayormente “Orgullo y prejuicio” y “Sentido y sensibilidad”. Así, la película arranca con Jane viviendo con sus padres y hermanos en su su casa campestre. Jane, como las heroínas de sus obras, es una joven guapa y agradable, de mente despierta y clara inteligencia, que se esfuerza por escribir historias, aunque hasta ese momento no está satisfecha de los resultados. Sus padres bien podían ser un trasunto de los Bennett de “Orgullo y prejuicio”, al igual que la gran confianza que tiene con su hermana; la relación con lady Gresham, y su arisco aunque sensible sobrino, también recuerdan a esa novela. La tesis del film, que se apoya en la biografía de Austen de John Spence, es que la autora no logrará convertirse de verdad en escritora hasta que tenga auténticas experiencias de la vida, como es la del éxtasis de la enamorada. Y en esta asignatura recibirá lecciones de Tom Leffroy, un irlandés que se pasa una Navidad en su casa, cuyo “primo lejano” en “Orgullo y prejuicio” sería el mundano Wickham. Se dará la paradoja de que este personaje auténtico provoca a Austen para que desafíe las convenciones sociales, aunque él mismo se encuentra constreñido por ellas. El reparto del film es espléndido; obligado es citar a Anne Hathaway, en alza, americana que encarna, bien, a una inglesa; mientras que James McAvoy parece estar especializándose en papeles de jóvenes con encanto pero con un punto canalla, como los de El último rey de Escocia y Expiación.

6/10
A Room With a View

2007 | A Room with a View

Lucy Honey Church (Elaine Cassidy), una joven inglesa de buena familia, se encuentra de viaje en Florencia junto a su prima Charlotte Bartlett (Sophie Thompson). En la pensión donde se hospedan conocen al señor Emerson (Timothy Spall) y a su hijo George (Rafe Spall), que, amablemente, les ceden sus habitaciones para que estas disfruten de una ventana con vistas a la ciudad. Remake en la televisón de la adaptación de 1985 de James Ivory sobre la novela de Forster. Cuenta con un reparto más televisivo, que si bien, no llega a la altura del reparto original, nos deja un producto de calidad más que correcta.

6/10
El último asalto (2006)

2006 | The Last Drop

En 1944, cuando la II Guerra Mundial estaba ya muy avanzada, Winston Churchill ideó un plan para acabar la contienda antes de Navidad: enviar a 35.000 soldados detrás de las líneas enemigas, en Holanda. Este film recrea tales sucesos, y narra además cómo un pequeño grupo de británicos tenía además otra misión: la de encontrar un tesoro de oro y numerosas obras de arte escondidas por los nazis. Entretenido film británico que recuerda a Los violentos de Kelly y el más clásico El tren. Dirige Colin Teague, especializado en series televisivas. Entre el reparto destaca la presencia de Michael Madsen (Reservoir Dogs) y Billy Zane (Calma total).

4/10
Miss Marple (2ª temporada)

2006 | Agatha Christie's Marple | Serie TV

Cuatro casos de intriga que debe resolver la señorita Marple, la madura heroína detectivesca creada por Agatha Christie, aquí interpretada por la británica Geraldine McEwan. En "Un crimen dormido" una joven de buena posición le pide ayuda por ciertas visiones que está experimentando en su recién adquirida casa en la costa. Todo podría tener que ver con un pasado infantil en la India que había olvidado. En "El caso de los anónimos", el veterano de guerra Jerry Burton y su hermana buscan la tranquilidad mudándose a vivir a un pueblecito. Pero allí resulta que alguien comienza a envenenar a la gente por medio de cartas anónimas. En "El cuadro", Marple comienza a investigar en una residencia de ancianos tras una muerte y una desaparición. Y en "El misterio de Sittaford", Clive Trevelyan, miembro del parlamento británico, es asesinado y todo parece relacionado con el hallazgo de una tumba egipcia.

6/10
Deathwatch

2002 | Deathwatch

Un grupo de soldados ingleses deambula sin norte detrás de las líneas enemigas durante la I Guerra Mundial. Sus derroteros les llevan hasta una trinchera ocupada por un solo soldado enemigo, que ellos hacen prisionero. A la espera de un rescate, utilizarán la trinchera como refugio, pero pronto se dan cuenta de que hay algo o alguien en aquel lugar que afecta a los comportamientos de los soldados y la muerte comienza a tomar identidad en las formas más horripilantes. La joven y emergente estrella Jamie Bell (Billy Elliot) protagoniza esta terrorífica historia que juega con la simbología del Mal que preside las luchas entre los hombres. La atmósfera inquietante domina cada fotograma y la lluvia, el barro, la niebla, el frío y la ausencia del sol, acaban por meterse en los tuétanos del espectador y se convierten en protagonistas. La escena de las ratas, espeluznante.

4/10
The Hole

2001 | The Hole

Una psicóloga de la policía interroga a Liz, una adolescente, que empieza a recordar la terrible experiencia que ha vivido con tres compañeros, dos chicos y una chica. Los cuatro han pasado dos semanas enteritas encerrados en un agujero. La idea era una mezcla de “simpático experimento” y “quién sabe si juerga”; y a Liz se le presentaba la oportunidad de conquistar a Mike, un guaperas por el que anda coladita. Pero cuando tratan de salir del búnker en que se han recluido, y que está situado en medio de un bosque solitario, no pueden. Al principio mantienen la sangre fría, pero la cosa pronto degenera, mostrando cada uno su lado más animal. Film discreto de terror adolescente, en cuyo reparto destacan Thora Birch, vista en films de la envergadura de American Beauty y Ghost World, Keira Knightley (cuando la actriz británica aún no era célebre) y Embeth Davidtz (Junebug).

3/10
Gosford Park

2001 | Gosford Park

Méritos no le faltan al veterano director Robert Altman, aunque sólo sea por su habilidad para componer este enorme puzzle costumbrista de tan numerosas piezas. Estamos en 1932, en algún lugar de la campiña inglesa, donde se emplaza la enorme finca de Gosford Park, con la suntuosa mansión –un palacio en toda regla– de Sir William McCordle. Allí tiene lugar una concurrida reunión de caza de amigos y parientes –algo que recuerda a La regla del juego, del maestro Jean Renoir–, los cuales, acompañados cada uno de sus sirvientes, conforman la flor y nata del dandismo. Pero entre los invitados no reina precisamente la amistad; más bien se llevan otros vicios “elegantes” como la envidia, el rencor o la hipocresía. En fin, que da igual que se trate de un apolillado conde adinerado o de la última cocinera de la lista: todos arrastran su personal baúl de miserias secretas. Pero la encantadora reunión de sociedad se pondrá patas arriba cuando un asesinato llene de estupor a todos los invitados. La película tiene su punto fuerte en la cuidada ambientación y en la esmerada planificación para mostrar la alteridad de entre siervos y señores. Gracias a un montaje vivo y preciso se hace imposible relajarse. La expectación ante el inmenso reparto de personajes –un verdadero laberinto de nombres– acaba diluyéndose en el enorme tapiz de formalismo presente en Gosford Park, hasta dar lugar a una obra coral de sutiles reacciones psicológicas, gestos y miradas. A todo eso contribuye eficazmente el envidiable reparto: un elenco de actores y actrices que encarnan perfectamente la gélida flema británica que el experimentado Altman traslada con virtuosismo a la pantalla. La película ganó el premio al mejor guión en la última ceremonia de los Oscar.

5/10

Últimos tráilers y vídeos