IMG-LOGO

Biografía

Maggie Smith

Maggie Smith

85 años

Maggie Smith

Nació el 28 de Diciembre de 1934 en Ilford, Essex, Inglaterra, Reino Unido

Premios: 2 Oscar

La perla de Oxford

28 Junio 2011

Es una de las más reconocidas actrices británicas. Sus múltiples premios avalan su extensa carrera y su dominio absoluto del oficio.

No es Maggie Smith una de esas actrices que se convierten en estrellas de la noche a la mañana y quizá la mayoría de la gente no sea capaz de citar tres de sus películas más importantes. Sin embargo, igualmente cualquier buen aficionado puede reconocerla al instante. Su aspecto es inconfundiblemente británico, con un llamativo aire a lo señorita Rottenmeier. Corta y ondulada cabellera, rostro fino y angulado, ojos pequeños y vivaces, gran facilidad para expresar un rictus severo y autoritario... Rasgos que no se olvidan fácilmente.

Margaret Natalie Smith nació el 28 de diciembre de 1934 en Essex, Inglaterra. Su padre era profesor en la Universidad de Oxford y su madre trabajaba como secretaria. Maggie recibió educación en un colegio femenino de Oxford y más tarde ingresó en la célebre universidad, en donde estudió interpretación. Allí sobre todo se familiarizó con los textos del bardo William Shakespeare, que tantas veces declamaría después a lo largo de los años, y de hecho en su debut teatral encarnó a Viola, la protagonista de “Noche de reyes”. Desde entonces Maggie Smith ha estado ampliamente relacionada con el mundo del teatro, cuyo trabajo ha compaginado con el cine y la televisión.

En 1956, con 22 años obtuvo su primer papel en el cine en Child in the House, aunque su nombre no salía en los créditos y en 1958 fue ya cabeza de cartel en el drama criminal Nowhere to Go. Poco a poco empezó a adquirir caché como gran secundaria, en películas como Hotel Internacional (1963), con la mediática pareja Elizabeth Taylor y Richard Burton; el drama Siempre estoy sola (1964), de Jack Clayton o el biopic El soñador rebelde (1965). Interpretó también el papel de Desdémona en la estupenda adaptación shakespeareana Othello (1965), por parte de Stuart Burge, con Laurence Olivier en el papel del famoso moro. Las colaboraciones con Olivier serían constantes durante toda su vida, sobre todo en el ámbito teatral. En 1967 la actriz formó parte del gran elenco del film Mujeres en Venecia, una comedia criminal del gran Joseph L. Mankiewicz y al año siguiente acompañó a Peter Ustinov en la entretenida comedia criminal Un cerebro millonario. En 1967 la actriz se casó con el actor Robert Stephens, con quien tuvo dos hijos, pero ambos se divorciaron en 1974. Maggie volvió a casarse en 1975 con el guionista Beverly Cross, con quien permaneció hasta su muerte.

En 1969 llegaría una de las películas más importantes en la filmografía de Maggie Smith, Los mejores años de Miss Brodie. Se trata de una brillante adaptación de una novela de Muriel Spark a cargo del director Ronald Neame. El trabajo protagonista de Maggie desató numerosos elogios y fue recompensado con el Oscar a la mejor actriz. Volvió a las alturas en 1972 con la comedia de aventuras Viajes con mi tía, adaptación de una novela de Graham Greene a cargo de George Cukor. Maggie volvió a ser candidata al Oscar aunque esta vez no se llevó el premio. Cuatro años más tarde, la actriz formó parte del gran reparto de la inolvidable comedia Un cadáver a los postres, parodia despiporrante de las películas de misterio. Del mismo estilo, pero esta vez en serio, fue Muerte en el Nilo (1978), adaptación de Agatha Christie con Ustinov en el papel de Poirot –años después volvería a acompañar al famoso detective en Muerte bajo el sol (1982)–. Y ese mismo año llegó la celebrada comedia California Suite, a cargo de Herbert Ross. Por su interpretación de Diana Barrie, Maggie fue galardonada con el Oscar a la mejor actriz de reparto. En un plazo de seis años la actriz había conseguido lo que casi nadie logra en toda una vida: los dos premios más importantes de interpretación.

A partir de los 80 las películas donde Maggie fue la protagonista pasaron más desapercibidas; sin embargo, como actriz de reparto trabajó en célebres filmes. Entre las primeras destaca La solitaria pasión de Judith Hearne (1987) y en cuanto a las segundas las hay muy numerosas, desde Una habitación con vistas (1985) hasta Té con Mussolini (1999) o Gosford Park (2001), pasando por Hook (1992), con un inolvidable papel de Wendy, El jardín secreto (1993) o Washington Square (1997). En 2001 fichó para interpretar a la profesora Minerva McGonagall de la saga de Harry Potter, de modo que su rostro se ha hecho célebre entre los más jóvenes. Y además de superar un cáncer de mama, entre película y película de Potter, Maggie ha aparecido en productos de calidad, como La última primavera (2004) o La joven Jane Austen (2007). Tiene por estrenar la comedia dramática The Best Exotic Marigold Hotel, dirigida por John Madden.

Oscar
1979

Ganador de 1 premio

Oscar
1970

Ganador de 1 premio

Filmografía
A Boy Called Christmas

2020 | A Boy Called Christmas

Downton Abbey

2019 | Downton Abbey

Los Crawley reciben la inesperada noticia de que el rey Jorge V y su familia se hospedarán una noche en su mansión, Downton Abbey, que les pilla de paso en un viaje que llevan a cabo. Los señores de la casa, Lord Robert –Conde de Grantham– y Lady Cora, se sienten honrados, pero por otro lado están intranquilos, pues supone una grave responsabilidad, así que la hija mayor, Lady Mary, decide recurrir al antiguo mayordomo, Carson, porque su sustituto, el antiguo lacayo Thomas Barrow, parece bloqueado por la situación. Pero preocupa la visita real sobre todo a la abuela, la condesa viuda, porque acudirá también su sobrina lejana, la dama de honor de la reina, Lady Bagshaw, que no tiene herederos directos, por lo que debería dejárselo todo a su primo, Lord Robert, aunque no parece dispuesta a ello. Julian Fellowes, creador y guionista de Downton Abbey, había cerrado muy bien las subtramas, después de seis temporadas de la famosa serie británica bastante aceptables. Sin embargo, consigue el milagro de volver a hilvanar conflictos que generan del interés del espectador en un largometraje que continúa la historia de los Crawley y sus vasallos en el mismo punto en el que se había quedado. Resulta meritoria su habilidad para sacar tajada a los numerosos personajes ya conocidos por el público, salvo quizás a Bates, y a los condes. Al tiempo que reincide en su mensaje en tono amable sobre la importancia de preservar la tradición, transmite los cambios que vivió el mundo en los años 20, cuando está condenada a desaparecer la forma de vida que retrata, florecen los movimientos anarquistas y comunistas, los trabajadores se organizan para protestar y los homosexuales empiezan a reivindicarse. Por otro lado, subyace la idea en el libreto de que la Historia es una obra de teatro, donde todos los humanos estarían destinados a interpretar algún papel, por muy secundario que éste pueda ser. Dirige Michael Engler, responsable de algunos capítulos de la ficción, que en realidad no se sale de los cánones de cualquiera de ellos, el film parece uno más de mayor duración, lo que en el fondo no resulta fácil, pues el nivel está alto. Se trata de un trabajo coral con una media actoral de sobresaliente; el espectador habitual ya está casi acostumbrado a los méritos de intérpretes como Jim Carter (Carson), Michelle Dockery (Lady Mary), Laura Carmichael (Lady Edith), Phyllis Logan (Mrs. Hughes), Allen Leech (Tom), y por supuesto la inimitable Maggie Smith (la condesa viuda Violet Crawley), que esta vez maravilla por su enfrentamiento con la recién llegada a esta saga Imelda Staunton (Lady Bagshaw).

7/10
Nothing Like a Dame

2018 | Nothing Like a Dame

Cuatro veteranas de la interpretación –Eileen Atkins, Judi Dench, Maggie Smith y Joan Plowright– se reúnen para tomar el té y charlar y discutir sobre sus respectivas carreras cinematográficas, echando una rica mirada atrás. Agradable y simplicísimo documental del prestigioso Roger Michell (Notting Hill) que supone todo un homenaje al ofició de actriz, gracias al estupendo reparto de estrellas británicas que consigue reunir. Salen a relucir momentos jugosos de sus vidas, lo cual lleva pareja la consiguiente nostalgia mientras fluyen los recuerdos y las sonrisas.

6/10
El nuevo exótico Hotel Marigold

2015 | The Second Best Exotic Marigold Hotel

Con la inestimable ayuda de su huésped y socia Muriel Donnelly, Sonny Kapoor acaricia sueños de expansión del exótico Hotel Marigold, con la muy probable compra de un nuevo local e inversión extranjera de un importante grupo. Lo que supone un visitador anónimo que debe evaluar las posibilidades del proyecto, y que Sonny cree que es un nuevo cliente de su establecimiento, Guy Chambers, con quien se muestra en extremo obsequioso, lo que contrasta en el modo en que trata a la recién llegada Lavinia, que se aloja ahí pensando en traerse en algún momento a su anciana madre. Todo ocurre mientras Sonny hace los preparativos de su inminente boda, que conlleva un gran festejo, y los celos por un presumido primo, que se muestra demasiado amable con la novia. Por otra parte a Evelyn Greenslade le surge una oportunidad laboral vendiendo ropa, mientras Douglas Ainslie sigue mostrándose enamorado de ella, aunque hay una timidez mutua que impide la comunicación de sentimientos. Secuela de El exótico Hotel Marigold, orquestada por el mismo director, John Madden, y el mismo guionista, Ol Parker, y la mayor parte del reparto original, casi todos actores veteranos que hacen sus papeles casi con ojos cerrados. Confirma la impresión del original de que se podrían orquestar historias sin fin en torno al establecimiento y sus ocupantes y gestores, a modo de serie televisiva, y que puede ejercer un claro atractivo en el público adulto de cierta edad, que se repite con razón que la jubilación o ciertas limitaciones físicas no suponen el final de la vida, o que ésta empiece a carecer de sentido, si se ponen en funcionamiento los talentos personales y la preocupación por los demás. Cinta de relaciones y altibajos amorosos, que combina las sonrisas y lágrimas, tiene las mismas virtudes y defectos que el film que le precedió. La cinta se ve con agrado –aunque su metraje se hace largo–, pero la mirada al ser humano y sus intereses vitales resulta demasiado epidérmica, los buenos sentimientos que la atraviesan se antojan un tanto superficiales, les falta calado, aunque para eso está el buen hacer de actores como Maggie Smith, Judi Dench o Richard Gere. Acaba resultando algo cargante Dev Patel, con su sempiterna actitud atolondrada.

5/10
The Lady in the Van

2015 | The Lady in the Van

Prestigioso director teatral, procedente de una familia dedicada a la escena desde varias generaciones, Nicholas Hytner tiene algún largometraje estimable en su haber, como La locura del Rey Jorge, que supuso su debut en cine. En esta ocasión se pone al servicio de una de las grandes damas de las tablas británicas, Maggie Smith (quizás la más veterana estrella en activo en la gran pantalla, junto a su compatriota Michael Caine), en la adaptación de la obra de Alan Bennett, que Hytner ya estrenó en el Queen's Theatre de Londres, con la misma intérprete. El autor del texto reconstruye libremente la extraña relación de amistad que mantuvo con Mary Shepherd, anciana sintecho que primero aparcó su destartalada furgoneta en su misma calle, en el barrio londinense de Camden. Ante las quejas de los vecinos le pidió como favor dejarla temporalmente en el patio de su casa. Pero lo que iba a ser temporal se alarga cada vez más... Rodada en los escenarios reales donde ocurrió la historia original, de puesta en escena sencilla, y bajo presupuesto, todo está al servicio de la protagonista. Ésta realiza un trabajo de primera categoría, construyendo un personaje excéntrico, algo caradura pero que siempre mantiene la elegancia, bastante gruñona pero en el fondo entrañable. Estamos ante uno de esos filmes que cuesta mucho imaginar con otro actor. La rodean correctos actores, como el también grande del teatro Alex Jennings, en cine el Príncipe Carlos en La reina, que aquí encarna al citado Bennett, en un papel doble, pues el dramaturgo –del que se sugiere su homosexualidad– mantiene un diálogo constante consigo mismo. Más secundario, Jim Broadbent sabe exagerar sin desentonar en su interpretación de un tipo un tanto fisgón. El film mantiene un cuidado equilibrio entre drama y un humor sarcástico muy inglés, que tira con bala pero sin caer en la vulgaridad.

6/10
Downton Abbey (6ª temporada)

2015 | Downton Abbey | Serie TV

Corre el año 1925, cuando el mundo se transforma por completo, sobre todo a nivel socioeconómico, y empiezan a agilizarse los cambios tecnológicos, con invenciones como el secador. Una mujer llega a Downton Abbey deseosa de conversar con Lady Mary, a la que quiere chantajear, pues conoce un secreto suyo del pasado. Mientras, Carson ultima los detalles de la boda con la Señora Hughes… Los Crowley afrontan luchas de poder y problemas económicos, en un digno colofón de la serie de época creada por Julian Fellowes. Ha sabido terminar a tiempo, antes de que los signos de agotamiento hicieran mella en el que ha sido el mayor fenómeno de la ficción británica de los últimos años. Quizás no sea tan redonda como las dos primeras, pero la última tanda de episodios sigue manteniendo pegados a los espectadores, lo que tiene un enorme mérito, ya que este guionista ha escrito en solitario todos los episodios (sólo recurrió a dos colaboradores en la primera temporada). Se puede cuestionar la acumulación de giros folletinescos (igual le habría venido bien a su responsable contar con otro punto de vista), y no se ha sabido acabar bien alguna trama (la decisión tomada por Thomas, la identidad secreta de Septimus Spratt…). Pero cada capítulo sale adelante por su elegante y esmerada reconstrucción de los últimos años de una forma de vida; este año ha ganado peso el elemento nostálgico, pero se mantienen los golpes de humor muy británico (hilarante la mediación de la señora Patmore en el porvenir de los futuros cónyuges). Downton Abbey ha supuesto además un golpe de aire fresco en el panorama televisivo actual, donde se muestra por regla habitual lo peor del ser humano, en las series de moda. La ficción británica apuesta por el optimismo y la capacidad de superación, lo que puede parecer incluso tan desfasado como el exquisito inglés de Carson, o los modales para tomar el te de la duquesa viuda, pero que sin embargo tiene un gran encanto. Sería imperdonable destacar alguna de las interpretaciones por encima de las otras, en un elenco sin fisuras que ha vuelto a poner de manifiesto en todo el mundo las maravillas de la escuela británica de interpretación.

7/10
Downton Abbey (5ª temporada)

2014 | Downton Abbey | Serie TV

El tiempo pasa, los laboristas gobiernan en Gran Bretaña, y los niños Georges y Sibby ya están algo creciditos. También la hija de Edith, cuya existencia ignoran todos excepto su tía y su abuela, y que se trae secretamente a una granja cercana, donde en complicidad con su arrendatario, la están criando como si la hubieran adoptado tras morir un pariente lejano. La extraña muerte del señor Green, el violador de Anna, propicia una investigación policial que podría llevar a la carcel de nuevo a Bates. Mary piensa que Gillingham podría ser su nuevo marido, pero quiere probarlo pasando unos días clandestinamente con él, y entregándose como amante. Y Tom cada vez pondera más la idea de irse a América, en parte por su nueva amiga, una profesora sin pelos en la lengua, que la arma cada vez que visita Downton Abbey, y que empieza a dar clases a la ayudante de cocina Daisy, que ve cómo se abre ante sus ojos un mundo que desconocía completamente. Iniciativas como un monumento en recuerdo a los caídos en la Gran Guerra, cuyo comité se invita a presidir a Carson, y no a su señor, el conde, son sintomáticos de cómo el mundo que amos y criados habían conocido hasta entonces, está siendo puesto patas arriba. De nuevo Julian Fellowes demuestra en la quinta temporada de Downton Abbey su habilidad para desarrollar las trayectorias vitales de unos personajes, e incluso aunque pueda repetir esquemas, les da nuevos bríos, en un equilibrio donde tan pronto hace sonreir al espectador como le conmueve y provoca la lágrima. Resulta inteligente el desarrollo de la relación entre las ancianas Violet e Isobel –geniales Maggie Smith y Penelope Wilton–, ambas inesperadamente cortejadas, lo que sirve para afianzar una amistad que hasta entonces no había sido reconocida como tal. Especialmente emotivo resulta el último y navideño episodio, donde se cierran bastantes subtramas y se apunta el camino hace la que debe ser la última temporada de la serie.

7/10
Mi casa en París

2014 | My Old Lady

Matthias (Kevin Kline) llega a París procedente de Nueva York. Es un cincuentón sin dinero ni lazos afectivos, con tres matrimonios fracasados a cuestas y un problema con la bebida. En París le espera la herencia de una casa, dejada por su padre, y él acude con la intención de venderla rápidamente y largarse a otro lugar. Pero le espera una sorpresa: en la casa vive Mathilde (Maggie Smith), una anciana de 92 años, con su hija Chloé (Kristin Scott Thomas). El motivo es que, aunque la propiedad era de su padre, por contrato se establecía que allí viviría Mathilde hasta su muerte. Matthias tardará poco en saber que esa anciana fue durante largo tiempo la amante de su padre. Segunda incursión en la dirección del guionista y escritor Israel Horovitz (Sunshine), tras el mediometraje 3 Weeks After Paradise. En este caso escribe un guión basado en su propia obra teatral, una historia sobre las consecuencias traumáticas de la infidelidad matrimonial en la vida de los hijos. Toda la vida del protagonista ha sido un desastre, una huida, debido a la falta de cariño paterno, a un hogar en donde no reinaba la alegría. Su descubrimiento pondrá de nuevo su vida patas arriba y consigo arrastrará a Chloé, quien también se enfrentará a sus demonios del pasado y su desastrosa vida afectiva. Sin duda estas ideas no son nuevas, pero son tan serias y quedan aquí tan claramente apuntaladas que golpean con dureza a la sociedad contemporánea, a su irresponsable ligereza afectiva, de insufrible frivolidad en las relaciones amorosas, donde el deseo egoísta se erige a menudo en norma de vida, primer paso hacia el destrozo de corazones inocentes. Y si algo deja claro Mi casa en París es que la infancia rota pasa factura, siempre se sigue siendo el niño o la niña que se fue, nunca se olvida. Se nota que Horovitz maneja bien el tempo del libreto, aunque no tanto el de la sala de cine. Se diría que los actos están perfectamente marcados y ejecutados, pero en la narrativa cinematográfica se echa en falta un pelín más de equilibrio, de contención y fluidez. El film comienza soberbiamente y la presentación del conflicto es ejemplar, con logrados momentos de humor, de socarronería protagonizada por el desastrado personaje de Matthias, pero tras el nudo, tras la revelación del meollo, el desenlace se atropella rápidamente, sin dejar respirar al relato como se había hecho hasta ese momento, restando eficacia y verosimilitud a las postreras relaciones de los protagonistas. El conjunto se resiente, aunque no deje de ser interesante. Por lo demás, una obra de teatro ha de mimar a sus personajes, y aquí se hace sabiamente, con un soberbio trabajo del trío actoral.

6/10
Downton Abbey (4ª temporada)

2013 | Downton Abbey | Serie TV

Julian Fellowes demuestra su capacidad para crear nuevas situaciones capaces de conmover, al tiempo que muestran las transformaciones sociales, en torno a la familia Crawley y el servicio, en su magnífica mansión de Downton Abbey en York. La muerte de Matthew en accidente de automóvil ha sido un duro golpe para todos, pero sobre todo para lady Mary, que parece incapaz de sobreponerse a la tragedia y cuidar de su hijo George, y de asumir las obligaciones para gestionar correctamente el patrimonio familiar en tiempos complejos. Aunque el tiempo se revela como bálsamo capaz de hacer cicatrizar las heridas, y empezarán a revolotear en torno a Mary nuevos pretendientes. Su hermana Edith, tras un chasco al pie del altar, parece que podría encontrar la felicidad con el editor Michael, pero existe el obstáculo de su mujer, enferma mental, que debería dar su consentimiento al divorcio, algo que no resulta posible, por lo que surge la opción de intentarlo en Alemania, decisión que se revelará problemática, y a la que se sumará un inesperado embarazo. También hay una doncella nueva, Edna, a la que Bradley presiona porque conoce alguno de sus secretos. Tom se debate entre el cariño de los Crawley y su sensación de que está renunciando a sus antiguos ideales. Aunque sin duda el suceso inesperado y traumático de la temporada es una agresión sexual en el mismísimo Downton Abbey, que se oculta por miedo a las reacciones que podría suscitar su conocimiento en algunos personajes. Verdaderamente Fellowes ha conseguido crear un microcosmos de personajes entrañables, que se hacen querer, y hasta a los más odiosos llegas a entenderles, tan formidables son las interpretaciones del elenco al completo. La idea de adaptarse a los nuevos tiempos aletea constantemente, lo que se ve en nuevos personajes como la jovencita algo alocada Rose, sobrina del conde, o en la familia americana, que quita importancia a tradiciones y modos de hacer que parecían inconmovibles.

8/10
El cuarteto (Quartet)

2012 | Quartet

Dustin Hoffman debuta como director en El cuarteto (Quartet), donde ha decidido no aparecer como actor. El tema que trata el film se diría que es toda una declaración de principios sobre el genio del artista que nunca muere, aunque envejezca, algo que en definitiva puede trasladarse a cualquier ser humano, independientemente de su dedicación profesional. No olvidemos que Dustin Hoffman ha hecho el film poco antes de cumplir los 75 años. Y el cineasta parece querer decirnos que hay que saber hacerse mayor, y aceptar las limitaciones propias de la edad, pero sin convertirse por propia voluntad en “muertos en vida”. Adaptación de una obra de teatro de Ronald Harwood, que se ha encargado también de escribir el guión, la historia de El cuarteto (Quartet) se sitúa en la Casa Beecham, una residencia que acoge a músicos ancianos. Allí siguen practicando su arte, la ópera o lo que se tercie, aunque la voz ya no sea la de antaño. Los residentes andan muy revolucionados por dos motivos: una gala para recaudar fondos para Beecham en el aniversario del nacimiento de Giusseppe Verdi, en la que actúan muchos de ellos, y la llegada de una nueva inquilina y diva de la ópera, Jena Horton, ex esposa de Reggy, que vive allí. La posibilidad de que con otros dos grandes profesionales ancianos, Wilfred y Cecily, formen un cuarteto para la gran gala se diría imposible, por la triste forma en que terminó el matrimonio de Jena y Reggy, y por los temores de ella a cantar en público a su edad. El cuarteto (Quartet) es una película pequeña y amable, un canto a la vida en cualquiera de sus etapas, drama con muchos toques de humor, y que también supone un reconocimiento al mundo de la lírica, y en general, a todos los artistas. Historia muy conveniente para Hoffman, que maneja bien en su condición de primerizo, sin intentar alardes innecesarios. El reparto es excepcional, están magníficos Maggie Smith y Tom Courtenay, el matrimonio que se rompió, el travieso y mujeriego Billy Connolly, y la ingenua y con señales de demencia senil Pauline Collins.

6/10
Downton Abbey (3ª temporada)

2012 | Downton Abbey | Serie TV

Tras la 1ª Guerra Mundial las cosas se van serennando un poco en Downton Abbey. Per tanto la familia Crawley como los sirvientes de la planta de abajo tendrán sus diferentes cuitas. Robert Crawley se tendrá que enfrentar como cabeza de familia a una decisión difícil, pues unas malas decisiones financieras han puesto a Downton Abbey al borde la quiebra. Por su parte, Lady Mary y Matthew Crawley sufren porque aparentemente no pueden tener hijos. A la casa han llegado también Tom Branson –viudo de Lady Sybil– y el inquietante Barrow, el cual se enfrentará a O'Brian en una lucha sin cuartel. Entretante, Bates sigue en la cárcel, aunque su mujer Anna hace todas las gestiones posibles para que le declaren inocente... No defrauda esta tercera temporada de Downton Abbey, que mantiene el interés en todo momento y va ajustando los personajes y sus andanzas al paso de los tiempos. El diseño de producción sigue siendo exquisito y las intrigas dentro de la gran mansión van en aumento con cada capítulo, hasta ofrecer más de una sorpresa final que dejará de una pieza a los espectadores.

7/10
Harry Potter y las reliquias de la muerte (2ª parte)

2011 | Harry Potter and the Deathly Hallows: Part II

Colofón de las aventuras de Harry Potter y sus amigos, basada en la serie de siete libros escrita por la británica J.K. Rowling. Todo tiene su final, y tras diez años en que las pantallas de cine han ido acogiendo las películas del joven mago con regularidad, llega el desenlace de la que ha sido probablemente las saga cinematográfica más importante de la historia. Después de Harry Potter y las reliquias de la muerte (1ª parte) –película que conviene tener fresca antes de disfrutar de esta segunda parte– Harry, Hermione y Ron prosiguen con su empeño de encontrar los horrocruxes que les faltan, para destruirles y poder acabar así con la vida de Voldemort. Entretanto, en Hogwarts se ha instalado el reino del terror con el ascenso de su nuevo director Severus Snape, asesino de Albus Dumbledore. Y por supuesto, Voldemort busca denodadamente el enfrentamiento personal con su archienemigo Harry Potter, pues sabe que si le destruye ya nadie podrá hacerle sombra y se convertirá en dueño y señor del mundo. Ante todo hay que tener en cuenta que esta película corresponde esencialmente a una conclusión, y se nota (no sólo porque tenga la menor duración de las ocho precedentes). El guión ha de leerse en sintonía con el film anterior, pues aquí la trama se desarrolla de modo absolutamente unívoco, desembocando en el único hilo argumental posible: el de la lucha final. Esto trae como consecuencia que hay muchas menos “distracciones” que en anteriores entregas, nada de hechizos nuevos, de introducción de personajes sorprendentes (aunque alguno leve hay), de grandes diálogos, de momentos de humor o relax... No, aquí sólo parece importar el material previo y eso hace pensar si, lamentablemente, no fue un craso error desdoblar en dos películas la última novela. Lo que más llama la atención de esta última parte es su oscuridad. Argumentalmente es comprensible, pues las fuerzas del mal se abaten cada vez más sobre el mundo, y parece que sólo un milagro podrá ya detenerlas, pero donde la falta de luz es más agobiante es sencillamente en el tratamiento fotográfico del portugués Eduardo Serra. Todo el metraje se desarrolla en una penumbra excesiva, de modo que a veces resulta hasta cansino mirar la pantalla, donde las imágenes siempre están en perpetua oscuridad. Por supuesto, y como era de esperar hay unos maravillosos efectos especiales, y es de justicia afirmar que la larga secuencia del ataque a Hogwarts es un espectáculo impresionantemente desde el punto de vista técnico. Por lo demás, en esta película no hay grandes alardes de los personajes, incluso Hermione y Ron tienen pocos momentos de gloria, más allá de las muestras de amor que se profesan. Aunque hay excepciones, y alguna conmovedora: muy logradas están las escenas protagonizadas por una imprevista y aguerrida profesora McGonagall (Maggie Smith), por el archiconocido y tenebroso profesor Snape (Alan Rickman) y por las heroicas apariciones del alumno Neville Longbottom (Matthew Lewis). Y hay, claro, una presencia eminente de Voldemort (Ralph Fiennes) y de Harry Potter, quien descubrirá su pasado de una vez por todas... A partir de ahora lo que falta es ver cómo se desenvolverán en el futuro los jóvenes actores Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint, que tendrán que emprender caminos separados. Pero eso ya es otra historia. La película, en fin, pone la guinda de despedida a una saga de ocho películas que han ofrecido una imaginería espléndida de personajes y mundos fantásticos, una creación de amplísima magnitud que, a través del mundo de la magia como excepcional metáfora, ha contado en definitiva lo más clásico entre lo clásico: la sempiterna lucha entre el bien y el mal, entre las virtudes y los pecados que pueblan el corazón y los actos humanos.

6/10
Downton Abbey (2ª temporada)

2011 | Downton Abbey | Serie TV

La guerra alterará la vida de los habitantes de Downton Abbey, y las actitudes de los que deben servir en el frente son muy diversas, desde el valor y el cumplimiento del deber, al trampear para regresar a casa; allí algunas de las hermanas deciden servir como enfermeras, siguiendo el ejemplo de Isobel. La familia Crawley y sus sirvientes ponen en marcha un concierto para recaudar fondos, de cara a poder equipar el hospital del pueblo. Matthew está comprometido y desea presentar a su novia a los Crawley cuando tenga un permiso, aunque la vieja idea de que se comprometiera con Mary sigue revoloteando. La segunda temporada de la serie creada por Julian Fellowes está a la altura de la calidad de la primera, gana en intensidad dramática sobre todo por el conflicto bélico, y sigue sorprendiendo con continuos giros. Por su parte, los actores continúan brindando interpretaciones de primera categoría.

8/10
El exótico Hotel Marigold

2011 | The Best Exotic Marigold Hotel

Unos cuantas personas infelices, en edad madura e incluso cerca de la ancianidad, deciden hacer un viaje desde Inglaterra hasta la India para intentar cambiar el rumbo de sus últimos años de vida. Aunque ninguno de ellos se pone de acuerdo, resulta que coinciden en el Hotel Marigold, que pese a publicitarse como un lugar idílico, resulta ser un cochambroso edificio milenario, casi en ruinas, situado en la ciudad de Jaipur. Allí cada personaje vivira su pequeña gran historia: un matrimonio mal avenido, un solitario picarón, un magistrado soltero, una anciana egoísta, una viuda desconcertada ante el futuro, una soltera que busca un novio... A las cuitas de esos huéspedes hay que sumarle las del dueño del hotel, un joven cuya relación sentimental con su novia no es aprobada por su madre. El exótico Hotel Marigold es una historia amable y llevadera, que acumula una gran cantidad de tópicos y cuyo atractivo no está precisamente en el guión, ligerito y previsible. Ahí están clichés como el de ir a buscar el cambio interior en un país exótico, el del recuerdo de un amor traumático (y prohibido) del pasado, el del personaje egoísta que de la noche a la mañana se transformará, el del joven enamorado y la madre intolerante que recibirá su propia medicina, etc. Asimismo, el planteamiento de fondo está imbuido de puro sentimentalismo, los diálogos adolecen de falta de intensidad y algunas situaciones son de una ingenuidad tremenda, como la charlita de la viuda con el jovencito indio. Aunque también hay escenas que funcionan, como la dura discusión entre el marido pusilánime y su mujer deprimida o la del fresco ligue entre el solterón y la mujer del bar. Igualmente, algunos gags humorísticos o instantes especialmente emotivos también se salvan. De cualquier forma, al margen del deficiente guión, lo más destacado de El exótico Hotel Marigold es sin duda el estupendo reparto coral. El británico John Madden ha sabido rodearse de la crême interpretativa de su país para encarnar a los personajes de la novela de Deborah Moggach, y les da a todos su momento de gloria, de protagonismo. En especial, repite con una de sus actrices fetiche, una inconmensurable Judi Dench (Su majestad Mrs. Brown), logra que Maggie Smith dé lo mejor de sí misma en su divertido y casquivano papel, y consigue que Bill Nighy borde su rol de marido débil. Pero todos los demás realizan también un meritorio trabajo.

5/10
Harry Potter y las reliquias de la muerte (1ª parte)

2010 | Harry Potter and the Deathly Hallows: Part I

Tras la muerte de Dumbledore, y la caída de la ‘careta’ de Severus Snapes, las cosas están más oscuras que nunca, tanto en el mundo de los magos como en el de los muggles. La vida de Harry Potter corre serio peligro, y sus amigos están dispuestos a arriesgar las suyas para ponerle a salvo, pues saben que él es la única opción para derrotar a Valdemort. Con la ayuda de Hermione y Ron tratará de dar con los horrocruxes, pedazos del pasado de tan poderoso enemigo, cuya destrucción resulta vital. Serán herramientas poderosas en tan desigual combate las que Dumbledore ha legado a los tres amigos en su testamento. Séptima entrega de la saga Harry Potter en cine, y primera parte de la última novela de J.K. Rowling “Harry Potter y las reliquias de la muerte”, pues se ha tomado la decisión de extraer de ella dos películas. A estas alturas resulta evidente que la adaptación al cine tiene a una legión de incondicionales que irán a verla, los fans de los libros, pues con unos actores ya conocidos y una trama de la que es celosa guardián la propia Rowling, muy mal deberían pintar las cosas para que se produjera una deserción de estos espectadores. Y es claro que básicamente el film cumple, hay una cuidada producción y elementos para entretener y atrapar el interés, gracias a un libreto del guionista habitual Steve Kloves. En el haber del film está una atmósfera que sigue creciendo en oscuridad, con la escuela Hogwarts dejada en el baúl de los recuerdos y los protagonistas puestos seriamente a prueba. De modo especial Ron, con su complejo de inferioridad y sus celos –le gusta Hermione, pero cree que ella le desprecia a favor de Harry–, que le invitan a dejar a sus amigos en la estacada. Y hay pasajes logrados, como a añagaza de un conjuro que nos muestra a múltiples Harry Potter, para proteger al auténtico. Sin embargo, continúan los síntomas de agotamiento en la saga, que ya se detectaban en Harry Potter y el misterio del príncipe. El director David Yates da la impresión de ser un director ‘a las órdenes de lo que digan los jefes’, y no resulta muy imaginativo en el uso de la parafernalia de efectos digitales –véase la enésima persecución fílmica en autopista en sentido contrario, sin nada vibrante que aportar–, además de empantanarse en los pasajes en que los personajes se encuentran como perdidos, como si él mismo se hubiera contagiado de dicha desorientación. De modo que aburre. Tampoco ayudan los personajes fugaces, con los que resulta difícil empatizar, de modo que ciertas muertes no producen el deseado efecto dramático; concretamente una casi se nos comunica de pasada, de modo que a la mayoría del público le importará sencillamente un bledo. Curiosamente, si Ron adolece de complejo de inferioridad, los impulsores de este film parecen estar aquejados del complejo de película no-adulta. Así parece explicarse la introducción de una imagen amorosa, fantasía y tentación provocada por los celos de Ron, suavizada y transfigurada eso sí, para evitar protestas de los que no la vean demasiado adecuada para la saga.

5/10
Downton Abbey

2010 | Downton Abbey | Serie TV

  En la magnífica mansión campestre de Downton Abbey conviven la familia Crowley, de mucho pedigrí, con el numeroso personal de servicio. La tranquilidad del lugar se ve sacudida con la noticia en los diarios del hundimiento del Titanic; lo que primero se ve como una tragedia ajena, crece en intensidad cuando se sabe que el heredero del patrimonio familiar viajaba en el barco y es una de las víctimas. Las leyes que rigen en 1912 impiden que la hija mayor de Robert Crawley, conde de Grantham, pueda heredar; toda la fortuna estaría así destinada a un pariente lejano, Matthew, que mira con prevención a su snob familia recobrada, él y su madre huyen del ceremonial que rodea a los Crawley. Algunos miembros de la familia, como la abuela Violet, conspirarán para impedir que Matthew se quede con lo que creen que les pertenece. Mientras, en el servicio no ve con buenos ojos al recién incorporado ayuda de cámara John Bates, que exhibe una ostensible cojera. Formidable serie televisiva británica creada por Julian Fellowes, ganador de un Oscar por su guión de Gosford Park, y también detrás de libretos de filmes como La reina Victoria y The Tourist. Aquí articula una serie cuyo retrato de una familia noble y su servidumbre recuerda a otra magnífica producción británica, Arriba y abajo. La idea es plantear que corren nuevos tiempos, que esa distinción rígida en capas sociales empieza a verse agrietada. De modo que entre los Crawley destacan un Matthew que no entiende para qué necesita un ayuda de cámara, o su madre, empeñada en ayudar con sus conocimientos de enfermera en un hospital; mientras que entre los de abajo, una doncella aspira a convertirse en secretaria aprendiendo mecanografía, algo insólito. Fellowes sabe desplegar distintos hilos narrativos y componer personajes llenos de vida, a los que encarnan un reparto de los de quitarse el sombrero. Realmente la serie sabe aunar la idea de retrato costumbrista de una época y unas maneras que tienen los días contados, con las relaciones amorosas, las intrigas por el patrimonio familiar, y los pequeños y grandes secretos de los criados. La ambientación es formidable, ya sólo la partitura de musical de John Lunn es todo un estímulo a disfrutar de la serie. Por supuesto destaca el magnífico edificio de Downton Abbey, con una personalidad tan notable como la de la casa de Retorno a Brideshead, y que toma el castillo de Highclere para hacer sus veces.  

7/10
La niñera mágica y el Big Bang

2009 | Nanny McPhee and the Big Bang

La actriz Emma Thompson vuelve a meterse en la piel de la niñera Nany McPhee, personaje de hadas creado por la escritora Christianna Brand, que ya interpretó en La niñera mágica. En este film la actriz inglesa participa muy activamente, ya que además de escribir por completo el guión, también ha llevado a cabo labores de producción. Dirige con mucho gusto Susanna White, hasta ahora responsable sobre todo de dramas y que ha triunfado definitivamente con la serie bélica de televisión Generation Kill. La historia, basada libremente en los personajes y libros de Brand, está ambientada en los años de la II Guerra Mundial y nos presenta a una familia inglesa que vive en una granja en medio del campo. La madre, la Sra. Green, está sóla porque su marido se encuentra en el frente y se las ve y se las desea para mantener a la familia y para gobernar con tranquilidad su casa, pues tiene tres hijos pequeños, Norman, Megsie y Vincent. La Sra. Green tiene que lidiar además a su cuñado que está empeñado en que ella firme la escritura de la granja para venderla... Pero las cosas van a complicarse más cuando llegan a pasar unos días con ellos sus dos jóvenes primos, unos remilgados que llegan de la ciudad. La convivencia comienza a ser catastrófica con cinco niños en casa. Una noche, cuando la situación ha llegado al límite para la Sra. Green llaman a la puerta. Y allí aparece una mujer muy fea, vestida de negro, que se presenta como Nanny McPhee y dice ser una niñera dispuesta a ayudarla. Film familiar destinado sobre todo al público infantil y que ofrece innumerables secuencias divertidas y llenas de acción, un idílico retrato de la vida en el campo y un tierna visión de la familia. Los personajes están bien perfilados y ayuda al interés de la historia la presencia varios conflictos dramático en la trama, como la incertidumbre del paradero del padre, las maquinaciones malévolas del cuñado, la complicada convivencia entre los pequeñuelos y, por supuesto, las enseñanzas de Nany McPhee. Ésta podría ser una especie de Mary Poppins por sus artes mágicas, y también por su modo de actuar con los niños, llevando con mano firme su educación y a la vez inculcándoles un buen puñado de virtudes y valores. Sin embargo, su aspecto exterior es todo lo contrario al bello personaje de Julie Andrews, ya que en este caso se oculta, con un espeso maquillaje de aspecto brujeril, el rostro Emma Thompson... Le acompañan en el reparto una genial Maggie Gyllenhaal como la Sra. Green y un divertido Rhys Ifans en el papel del ruin cuñado. Por lo demás, con bastante explicitud el film pone el dedo en la llaga en la lacra del divorcio y en el daño que éste produce en los niños, y por el contrario ofrece decididamente un amable elogio de la unidad familiar y del amor a los hijos.

5/10
Harry Potter y el misterio del príncipe

2009 | Harry Potter and the Half-Blood Prince

Sexta entrega de las aventuras del famoso mago, y segunda dirigida por David Yates, responsable de Harry Potter y la Orden del Fénix, que además fue el artífice de la excelente serie televisiva La sombra del poder (2003). Curiosamente ha recuperado al guionista Steve Kloves, que se encargó de la adaptación de las cuatro primeras, es decir de todas menos de la anterior. Su tarea no era nada fácil, ya que estamos ante una novela extensa y compleja. Esta vez Harry Potter ayuda a Dumbledore, el director de Hogwarts a reclutar al profesor de pociones Horace Slughorn, que aunque está retirado, al ver al chico acepta, por su fama y su enorme potencial para la magia. Dumbledore pretende también que Harry le sonsaque a Slughorn sobre su participación en un oscuro hecho del pasado. El profesor Slughorn entrega a Harry Potter un viejo libro de magia que una vez perteneció a alguien llamado el Príncipe Mestizo, y que será muy útil para el joven mago. Mientras tanto, Draco Malfoy ha recibido instrucciones para llevar a cabo una misteriosa y malvada misión, bajo la protección del profesor Severus Snape. Harry Potter y el misterio del príncipe cuenta con todos los ingredientes mágicos que hicieron funcionar a las anteriores entregas: un gran presupuesto que permite reconstruir con todo lujo de detalles el universo de J.K. Rowling, un director bastante competente, convincentes efectos especiales y un nutrido plantel de actores de primera. Esta vez, se incorpora Jim Broadbent, que logra una sentida interpretación del atormentado Horace Slughorn. Destaca también el trabajo de los chicos protagonistas, que conocen al dedillo a sus personajes. Se luce especialmente Rupert Grint, pues esta vez Ron Weasley tiene mucho papel. Todo esto bastará para contentar a un amplio sector del público, pues es cierto que estamos ante una producción de cierta calidad. Sin embargo, Harry Potter y el misterio del príncipe está muy lejos del nivel de otros títulos de la saga, especialmente de Harry Potter y el prisionero de Azkaban, dirigida por Alfonso Cuarón, quizás la cinta más brillante hasta la fecha. Además, no se puede hablar de una buena adaptación literaria. David Yates no logra plasmar ni de lejos la tensión de la trágica novela, sobre todo por culpa de que el cineasta recurre en exceso al humor. Era difícil condensar la esencia de la obra original en las dos horas y media que suele durar cada film, lo que se agrava porque en las anteriores entregas ya se suprimieron detalles que luego cobraban gran importancia conforme se iban sucediendo las novelas. Se comete un grave error al hacer hincapié sobre todo en las relaciones adolescentes con el sexo opuesto. Ron se echa novia, para desesperación de Hermione, que se siente celosa al tiempo que intenta ocultar sus sentimientos. Mientras tanto, Harry se siente atraído por Ginny Weasley, la hermana de Ron. Todo esto proporciona en un primer momento varios gags divertidos, pero acaba agotando, y afectando gravemente al dramatismo de la cinta, que se convierte por momentos en una especie de culebrón juvenil estilo Sensación de vivir.

6/10
Harry Potter y la Orden del Fénix

2007 | Harry Potter and the Order of the Phoenix

Han pasado cinco años desde que Harry Potter ingresó en el colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, al que se accede desde el andén 9 y 3/4. Ya no es un niño, ni tampoco sus fieles amigos Hermione y Ron, y las aventuras y peligros con los que se tienen que enfrentar están más acorde con su mayor madurez. Después de la terrible aventura del pasado año, en la que Harry tuvo que enfrentarse al malvado Voldemort, la sorpresa del chico de la cicatriz es que a su vuelta nadie cree que “el que no debe ser nombrado” haya regresado al mundo de los magos para establecer su tiranía de terror. Por otra parte, el Ministro de Magia, temeroso de que el director de Hogwarts, Albus Dumbledore, le birle el puesto, nombra a una nueva profesora de Defensa contra las Artes Oscuras, Dolores Umbridge, que apenas enseña a defenderse a los alumnos. Al sentirse desvalido ante la inminente lucha, Harry comprende que tendrá que prepararse por su cuenta y decide fundar el llamado “Ejército de Dumbledore”. Tras la cuatro primeras entregas, un nuevo director –el inglés David Yates– toma el mando en la adaptación a la pantalla de esta quinta novela de J.K. Rowling. Además se despide el guionista Steve Kloves y debuta en la serie Michael Goldenberg, responsable de los libretos de Contact o Peter Pan. Yates ha seguido la estela de sus predecesores Mike Newell y Alfonso Cuarón, al imprimir un gran ritmo al film y dotarlo de una atmósfera muy oscura y tenebrosa. Destaca en este aspecto el espléndido y sobrecogedor comienzo en el parque despoblado y el posterior ataque de los dementores. Quizá pueden achacarse al guión algunos descuidos al dejar o sugerir cabos sueltos, y también que en torno al desenlace reine un poco la confusión respecto a la profecía y al papel que juegan algunos personajes. Por lo demás, es interesante comprobar las evoluciones en la vida de Harry: a la vez que nota que los años no pasan en balde y que se siente cada vez más atraído por la bella jovencita Cho Chang, descubrirá que en el amor no es oro todo lo que reluce. Y también se llevará una enorme sorpresa al descubrir ciertos aspectos desconocidos de la vida de su padre, en una original escena que arroja luz a la hora de comprender los modales del profesor Snape. Por otro lado, aunque Hermione y Ron tienen menos protagonismo en la aventura, su profunda amistad se revelará esencial para el mago de cicatriz. Y hay que elogiar a la actriz Imelda Staunton, que ofrece una fantástica, divertida y repelente composición de la profesora Umbridge.

6/10
La joven Jane Austen

2007 | Becoming Jane

Probablemente la gran referencia de este film sea Shakespeare enamorado. Como en ese título, se trata de recrear la juventud de Jane Austen como si fuera una novela más de la autora, de tal modo que los acontecimientos que marcan esos años tengan un enorme parecido a episodios de sus novelas más célebres, mayormente “Orgullo y prejuicio” y “Sentido y sensibilidad”. Así, la película arranca con Jane viviendo con sus padres y hermanos en su su casa campestre. Jane, como las heroínas de sus obras, es una joven guapa y agradable, de mente despierta y clara inteligencia, que se esfuerza por escribir historias, aunque hasta ese momento no está satisfecha de los resultados. Sus padres bien podían ser un trasunto de los Bennett de “Orgullo y prejuicio”, al igual que la gran confianza que tiene con su hermana; la relación con lady Gresham, y su arisco aunque sensible sobrino, también recuerdan a esa novela. La tesis del film, que se apoya en la biografía de Austen de John Spence, es que la autora no logrará convertirse de verdad en escritora hasta que tenga auténticas experiencias de la vida, como es la del éxtasis de la enamorada. Y en esta asignatura recibirá lecciones de Tom Leffroy, un irlandés que se pasa una Navidad en su casa, cuyo “primo lejano” en “Orgullo y prejuicio” sería el mundano Wickham. Se dará la paradoja de que este personaje auténtico provoca a Austen para que desafíe las convenciones sociales, aunque él mismo se encuentra constreñido por ellas. El reparto del film es espléndido; obligado es citar a Anne Hathaway, en alza, americana que encarna, bien, a una inglesa; mientras que James McAvoy parece estar especializándose en papeles de jóvenes con encanto pero con un punto canalla, como los de El último rey de Escocia y Expiación.

6/10
Harry Potter y el cáliz de fuego

2005 | Harry Potter And The Goblet Of Fire

Harry Potter asiste con sus amigos al Campeonato Mundial de Quidditch, donde aparecen los mortífagos, crueles seguidores de Lord Voldemort, que proyectan en el cielo la marca de su señor. Poco después, los chicos vuelven a Hogwarts, donde empieza el curso académico. Y el profesor Dumbledore anuncia una novedad: este año Hogwarts es el escenario elegido para el Torneo de los Tres Magos, una competición tradicional entre hechiceros. Con ayuda de un oficial del ministerio de Magia, Dumbledore pone en marcha un curioso objeto, el cáliz de fuego, que elige tres estudiantes (uno de Hogwarts y los restantes de otras escuelas de magia) para participar en una sucesión de pruebas. Curiosamente, escoge a Harry Potter, a pesar de que tiene sólo catorce años y se supone que los participantes deben tener diecisiete. Las pruebas consisten en eludir a un dragón que escupe fuego, sumergirse en un lago para rescatar a un ser querido y entrar en un misterioso laberinto. Pero Harry se enfrenta a una prueba que para él será aún más difícil: pedir a Cho Chang, una encantadora estudiante que le hace ‘tilín’, que sea su pareja en el baile de Navidad. La cuarta entrega del mago más famoso del mundo, con permiso de Tamariz, suponía un reto sin precedentes. Por un lado, el listón estaba muy alto, y aunque Mike Newell, director de Cuatro bodas y un  funeral, ha demostrado ser un correcto artesano, parecía menos indicado para este proyecto que sus predecesores, el director de Solo en casa y el de La princesita. La novela de J.K. Rowling no sólo está considerada de los mejores, sino que es una de los más cruciales. Y su argumento es tan complejo, que se suponía una enorme dificultad condensarlo en un film de unas dos horas y media. De hecho, Newell barajó dividir la historia en dos películas distintas, aunque esta idea se desechó, porque chocaba con la intención inicial de los productores de rodar una película por libro. Tan oscura como la entrega anterior, trata sobre el fin de la inocencia de los personajes, su iniciación amorosa y las inseguridades propias de esta etapa. También gira en torno a la superación personal y el mantenimiento de la amistad por encima de las adversidades. El desarrollo de la trama sorprenderá a quienes no hayan leído el libro, pero el punto fuerte son las espectaculares recreaciones de escenarios y criaturas, y sobre todo, las vistosas secuencias de acción, como el impagable partido de quidditch.

6/10
Secretos de familia

2005 | Keeping Mum

Walter Goodfellow es un clérigo con aire despistado, siempre inquieto por preparar los sermones perfectos. Y más le valdría prestar atención a su propia casa, pues tiene problemas, y serios: su esposa Gloria está flirteando con un hortera profesor de golf; la hija mayor, Holly, practica el sexo cada semana con un novio diferente; y el hijo pequeño es objeto de burlas en el 'cole'. El revulsivo que la familia Goodfellow necesita tiene forma de excelente ama de llaves. Ella, recién llegada, es Grace: eficaz en los pequeños detalles materiales domésticos, repartidora de buenos consejos y... algún que otro secretillo, pues a veces soluciona los problemas de un modo... ¿cómo diríamos?... ¡demasiado drástico! Divertida comedia con sus dosis de humorada negra, y que ganaría sin el toque zafio de algún pasaje. El guión es del novelista Richard Russo, del que se han llevado al cine Ni un pelo de tonto y Empire Falls. Rowan Atkinson, el popular Mr. Bean, está muy divertido con su composición timorata, y funciona bien la presentación de su recién descubierta seguridad, gracias a la introducción de una pizca de humor en las prédicas a sus feligreses. Pero es alrededor de Maggie Smith, que se encuentra en su salsa con su misterioso personaje, y su aún más misterioso baúl, la que se convierte en motor principal del film, pues la evolución de toda la familia Goodfellow se debe en gran medida a ella.

6/10
Harry Potter y el prisionero de Azkaban

2004 | Harry Potter and the Prisioner of Azkaban

Harry Potter crece. La saga del niño mago también. Estrena nuevo director, el mexicano Alfonso Cuarón (Chris Columbus quedó agotado con las dos primeras entregas), aunque manteniendo al guionista Steve Kloves, y contando con el necesario "placet" de J.K. Rowling, la madre de la criatura. Tercer curso en Hogwarts. La incorporación de Harry, Hermione y compañía trae consigo una novedad. Ha escapado de prisión Sirius Black, un poderoso mago relacionado con la muerte de los padres de Harry. Las medidas de seguridad en la escuela se han extremado, sobre todo con los dementores, siniestras criaturas policiales, capaces de introducirse en la cabeza del que tienen delante, y cuyos interrogatorios mentales Harry no soporta nada bien. Como puede verse, la imaginación de Rowling depara nuevas sorpresas, y sólo presentamos la punta del iceberg. Cuarón asume el mundo de Potter, utilizando lo mejor de su capacidad de cuentacuentos (recuérdese que dirigió La princesita), y evitando el error de pasarse de listo (su fallida adaptación contemporánea de Grandes esperanzas de Dickens); apunta lo justo la entrada en la adolescencia de Harry (la rabieta con sus tíos, que le lleva a hacer magia en el mundo de los "mugles", algo archiprohibido), y da un toque un pelín más oscuro a la saga. Los personajes más mimados son Harry y Hermione entre los niños, y el profesor Lupin (estupendo David Thewlis) entre los adultos. Donde el mexicano se gana un diez es en el capítulo visual. El autobús que recoge a Harry, el sortilegio de conjurar los miedos con un pensamiento ridículo, la clase sobre el hipogrifo, el viaje en el tiempo o los terroríficos dementores, resultan deslumbrantes. También hay asombrosas transformaciones (atención al hombre lobo, o las sorpresas que depara Scabbers, la rata de Ron), y hechizos que dan pie al humor, como aquel con que Harry castiga a la tía Marge, conviertiéndola en una auténtica mujer-globo. Concretamente Cuarón se esforzó en la creación de los dementores, según explica el productor, David Heyman: “Alfonso quería que los dementores tuviesen una cualidad completamente distinta de las restantes criaturas míticas de la historia. Comenzó el proceso de diseño experimentando con movimiento a cámara lenta. Y luego reprodujo el movimiento a cámara lenta al revés, como si los dementores fueran por delante de un personaje al entrar en una habitación, en lugar de seguirlo.” Y sí, dan miedo estas criaturas, que recuerdan un poco a los Jinetes Negros de El Señor de los Anillos.

6/10
La última primavera

2004 | Ladies in Lavender

Cornualles, 1936. Las hermanas Jane y Ursula Widdington se encuentran en la playa con un joven amnésico que ni siquiera sabe cómo ha llegado hasta allí. Deciden alojarle en su casa y poco a poco descubrirán su origen polaco, y su excepcional maestría con el violín. Esforzado debut de Charles Dance, secundario de películas como Michael Collins y Gosford Park. Dance se revela como un excelente director de actrices, sacando lo mejor de las veteranas Judi Dench y Maggie Smith, así como del joven Daniel Brühl, protagonista de Good Bye, Lenin!. Con un guión menos esquemático, unos personajes de mayor hondura y un director experimentado estaríamos ante una gran película. Pero el film tiene sin duda su lado entrañable y sentimental, con el que el espectador puede enganchar.

5/10
Mi casa en Umbría

2003 | My House in Umbria

Tras un ataque terrorista a un tren, cinco supervivientes encuentran refugio en la casa de Umbría de uno de ellos, Emily una novelista inglesa. Durante este tiempo reflexionarán sobre sus vidas hasta que el equilibrio se rompa. A veces, conocer a personas en momentos difíciles convierte a estas en un punto de equilibrio que se puede ver roto cuando una de ellas cambia, este tema es el que trata esta película en forma de thriller mezclando las intrigas que se van creando con los distintos cambios de los personajes.

5/10
Harry Potter y la cámara secreta

2002 | Harry Potter and the Chamber of Secrets

Ya está aquí por fin la segunda aventura del mago más famoso de todos los tiempos. Tras el primer año en Hogwarts, Harry vuelve a estar aburridísimo en casa de los Dursley, sus horribles tíos, y echa de menos a sus inseparables Ron y Hermione, los mejores amigos que ha tenido nunca. Un buen día recibe la inesperada visita de un elfo doméstico –nada que ver, por cierto, con los elegantes aliados de Frodo Bolsón–, el cual le comunica que un gran peligro le espera si regresa a su querida Escuela de Magia y Hechicería. Claro está que al intrépido Harry le basta ese aviso para que sus ganas de aventura se incrementen hasta el infinito y allá ira, después de un pequeño encontronazo con el andén 9 y 3/4, surcando los aires en el coche volador de Ron para aterrizar en el mismísimo jardín de Hogwarts. Es justo el momento de tomar aliento y respirar a fondo, porque desde ese instante las adversidades se multiplicarán: desde un sauce que está a punto de tragárselos hasta un ejército de peludas arañas dispuestas a prepararse un jugoso banquete. Pero el mayor peligro acecha tras unos extraños mensajes que aparecen en la escuela y que hablan de la apertura de la famosa Cámara de los Secretos, un lugar recóndito donde se dice que habitaba un monstruo. Una serie de calamidades –la pobre Hermione se quedará tiesa– avisan de que la malvada criatura ha despertado para llevar a cabo su deseo: acabar con todos los muggles, es decir, los magos de sangre sucia. Pero, tranquilos, Harry Potter esta más que dispuesto a dar la vida por salvar a sus amigos. Si en algo se diferencia de su predecesora es que en esta segunda parte de Harry Potter no hay respiro. El director Chris Columbus dispara la acción con ritmo frenético y adopta un tono general más tenebroso: “La cámara secreta es más sombría y más divertida. La primera película trataba sobre Harry dándose cuenta de que era realmente un mago. En contraste con los pintorescos y excesivos personajes que le rodeaban, Harry era algo pasivo y no se lucía hasta el tercer acto de la película. En esta segunda parte, Harry irradia mucha más confianza y fortaleza ya desde el comienzo”. La contrapartida cómica la toma de los gestos y palabras de Ron y de un actor felizmente recuperado: Kenneth Branagh. Y, cómo no, podremos disfrutar con un partido de quidditch con efectos especiales de los que hacen época.

6/10
Clan Ya-Ya

2002 | Divine Secrets Of The Ya-Ya Sisterhood

Sidda, una afamada escritora, afirma en una entrevista que debe su éxito a una infancia desgraciada. La declaración no sienta nada bien a su madre que, hermanada con otras amigas en el Clan Ya-Ya, le declara una “guerra sin cuartel”. La guionista Callie Khouri, oscarizada por su libreto de Thelma y Louise, debuta en la dirección con esta adaptación de una serie de sensibles novelas feministas de Rebecca Wells. El reparto es de verdadero ensueño y el film se disfruta amablemente.

5/10
Harry Potter y la piedra filosofal

2001 | Harry Potter And The Philosopher's Stone

¿Qué pasa cuando vives con una familia adoptiva, los Dursley, que no te quieren demasiado? Pues puede pasar que empieces a saber quién eres realmente cuando un buen día recibes una carta de Hogwarts, una escuela de magos, que dice haberte admitido en su primer curso. Siempre que haya una lechuza persistente en entregar sus mensajes, y un gigante, el simpático Hagrid, dispuesto a echarte una mano. Una vez que Harry se hace con sus enseres de mago, acude al andén nueve y tres cuartos, y de allí parte rumbo a un mundo nuevo, donde los “profes” son magos, y donde se pueden hacer amigos estupendos como Ron y Hermione, y hasta crearte alguna que otra rivalidad con la casa de Slytherin. El film abunda en situaciones humorísticas (magnífico el sombrero seleccionador), pero también en otras dramáticas (como Harry ante el espejo que devuelve el reflejo de sus padres muertos, cuando Dumbledore le dice que “no conviene atarse a los recuerdos demasiado” sabiendo que las nostalgias paralizantes pueden ser un peligro), o de suspense sin límites (la partida de ajedrez). El secreto del éxito del film viene dado por la fidelidad que Chris Columbus (Solo en casa, Señora Doubtfire) y su guionista Steve Kloves (Jóvenes prodigiosos) guardan al libro original de J.K. Rowling, con la clásica historia de un internado, donde los chicos van mostrando sus virtudes y defectos, siempre con deseos de ir mejorando. La escritora reconoce que le encantaban las 'Crónicas de Narnia' de C.S. Lewis, aunque ella trata de ser más subliminal en los contenidos de sus historias. En cuanto al parecido con la serie 'Los cinco de Enid Blyton', dice que la diferencia principal es que ella pretende que sus personajes crezcan. A los que critican su visión optimista de la vida, lo que se refleja en sus filmes, Columbus les replica: “Puedo entender que es válido mostrar a la gente las cosas feas de este mundo, pero también pienso que hay un lugar para películas que dejen a la gente un sentido de esperanza. Si tu película no consigue eso, creo que no vale la pena hacerla.” Este hombre familiar, casado y con cuatro hijos, ha vuelto a las raíces más puras de su cine para toda la familia. Y hasta se ha trasladado a vivir a Inglaterra, y puede que acabe dirigiendo las siete películas que pueden dar los libros de Rowling. Dice haberse inspirado, a la hora de dar con el aire adecuado, en sus tempranos trabajos en Gremlins y El secreto de la pirámide.

7/10
Gosford Park

2001 | Gosford Park

Méritos no le faltan al veterano director Robert Altman, aunque sólo sea por su habilidad para componer este enorme puzzle costumbrista de tan numerosas piezas. Estamos en 1932, en algún lugar de la campiña inglesa, donde se emplaza la enorme finca de Gosford Park, con la suntuosa mansión –un palacio en toda regla– de Sir William McCordle. Allí tiene lugar una concurrida reunión de caza de amigos y parientes –algo que recuerda a La regla del juego, del maestro Jean Renoir–, los cuales, acompañados cada uno de sus sirvientes, conforman la flor y nata del dandismo. Pero entre los invitados no reina precisamente la amistad; más bien se llevan otros vicios “elegantes” como la envidia, el rencor o la hipocresía. En fin, que da igual que se trate de un apolillado conde adinerado o de la última cocinera de la lista: todos arrastran su personal baúl de miserias secretas. Pero la encantadora reunión de sociedad se pondrá patas arriba cuando un asesinato llene de estupor a todos los invitados. La película tiene su punto fuerte en la cuidada ambientación y en la esmerada planificación para mostrar la alteridad de entre siervos y señores. Gracias a un montaje vivo y preciso se hace imposible relajarse. La expectación ante el inmenso reparto de personajes –un verdadero laberinto de nombres– acaba diluyéndose en el enorme tapiz de formalismo presente en Gosford Park, hasta dar lugar a una obra coral de sutiles reacciones psicológicas, gestos y miradas. A todo eso contribuye eficazmente el envidiable reparto: un elenco de actores y actrices que encarnan perfectamente la gélida flema británica que el experimentado Altman traslada con virtuosismo a la pantalla. La película ganó el premio al mejor guión en la última ceremonia de los Oscar.

5/10
Llamada a escena

1999 | Curtain Call

Stevenson y Julia son una pareja de novios que se compran una bonita casa en la que vivir una fabulosa vida juntos. Cuando se instalan descubren que no están solos pues en la casa también vive un matrimonio de fantasmas. Se pasan el día peleando y discutiendo lo que anima más si cabe a Stevenson a pasar de casarse. El problema es que su novia está deseando pasar por el altar. Sin lugar a dudas lo mejor de la película son los geniales Michael Cane y Maggie Smith interpretando a los fantasmas. Es una buena oportunidad para ver a sendos actores en papeles cómicos, algo que no es muy habitual en sus filmografías.

4/10
David Copperfield (1999)

1999 | David Copperfield

Antes de dar vida al aprendiz de mago Harry Potter, Daniel Radcliffe encarnó a otro niño sin padres, el célebre David Copperfield en esta adaptación para televisión de la magnífica novela del autor inglés Charles Dickens. Cuenta la historia de David Copperfield, en el Londres victoriano. Su infancia está marcada por la muerte de su padre y los malos tratos de su padrastro, cuando su madre contrae nuevo matrimonio. El chaval sufre todo tipo de calamidades: debe dejar la escuela y ponerse a trabajar. Hasta que encuentra el cariño de los Micawber, que le atienden como si fuera uno más de la familia. Puede sonar a culebrón, pero nada más lejos de la realidad. Dickens con su característica ironía y sentido del humor logra un magnífico retrato de tipos humanos y una descripción muy cercana a la realidad de cómo era la Inglaterra de la revolución industrial.

6/10
Té con Mussolini

1999 | Tea with Mussolini

1934. Florencia. El pequeño Luca, hijo ilegítimo, es entregado por su madre a Mary, su secretaria inglesa, para que lo críe. Mary es una de 'Los Escorpiones', un grupo de mujeres anglosajonas que se reúnen todas las tardes a tomar el té. Aman el país donde viven, y les gusta reunirse para charlar de sus cosas. La llegada al poder de Benito Mussolini provoca su desconcierto. Al principio creen que puede ser bueno para Italia, e incluso el líder fascista les recibe. Pero cuando llega la guerra y las mujeres son confinadas en un campo, su perspectiva cambia radicalmente. Franco Zeffirelli (Campeón, Jesús de Nazaret, Hamlet (1990)) se basa en su propia autobiografía para presentar una historia conmovedora. Un reparto plagado de formidables actrices, varias de ellas ganadoras del Oscar anteriormente (Cher, Judi Dench, Maggie Smith). El director ha comentado que su film intenta transmitir un mensaje "antifascista, antiabortista y cristiano". Ahí es nada.

7/10
Washington Square

1997 | Washington Square

Catherine Sloper perdió a su madre al nacer. Su padre, un severo médico, quedó roto por esta muerte. Y motivo añadido de mortificación es para él ver cómo su Cathy, al crecer, se convierte en una joven poco agraciada, tímida y asustadiza, con un deseo casi enfermizo por complacerle. Al aparecer en escena Morris Townsend, mozo apuesto sin profesión ni patrimonio, con la intención de cortejar a Cathy, el doctor se pone en guardia. Incapaz de creer que nadie pueda amar a su hija —él tampoco lo hace—, pone todos los medios para evitar el posible enlace. Como medio de presión amenaza con desheredar a su hija de la fortuna que le aguarda a su muerte. De ese modo, está convencido, ahuyentará al que cree un aprovechado. Adaptación de una novela de Henry James, casi coincidente en el tiempo con las de Retrato de una dama y Las alas de la paloma. La ambientación es magnífica, y la secuencia de arranque, brillante; pero Agnieszka Holland se enfrenta a las comparaciones con la versión de William Wyler, La heredera (1949), verdadera obra maestra. De modo que a su película, correcta en líneas generales, los defectos se le notan más, y las virtudes las descubre uno ya presentes, casi siempre, en el film de Wyler. Aparte de echar en falta algunas de ellas. Algo parecido a lo ocurrido con Sabrina (Billy Wilder, 1954), que conoció un innecesario remake de Sydney Pollack en 1995. El film de Holland insiste, pues, en la crueldad de un padre que desprecia a su hija, y en la poquedad de ella, incapaz de juzgarle mal. Sólo se abren sus ojos por la actitud de él con su primer y único amor. Luego está la ambigüedad de Morris, donde se juega al desconcierto sobre si ama a Cathy o sólo persigue su dote; la nueva versión introduce una variante —deja caer que el doctor Austin también se habría casado, pobre, con su rica mujer—, que explicaría en parte su intransigencia con él: pero suena a falso. En cuanto a la tía Lavinia, la incondicional valedora en emparejar a Cathy y Morris, sigue siendo el personaje de buena voluntad, aunque torpe; pero Holland añade a su condición de casamentera un amor platónico, no manifestado pues lo sabe imposible, por el pretendiente. Las mayores novedades del enfoque de Holland provienen de su toque feminista, que ayuda a suavizar el sabor amargo de la historia. La directora saca lustre a los personajes de mujeres, algunos ciertamente pequeños, pero en los que se observa una gran lucidez. Y en el desenlace se revela que la protagonista —una Jennifer Jason Leigh algo exagerada al principio, aunque poco a poco se entone— ha madurado, hasta el punto de saber tomar una decisión con libertad plena.

5/10
El club de las primeras esposas

1996 | The First Wives Club

Goldie Hawn, Bette Midler y Diane Keaton interpretan a tres amigas que se encuentran pletóricas en su edad madura. Las tres han sido abandonadas por sus respectivos maridos, después de dedicarles los mejores años de sus vidas. Pero lejos de deprimirse por ello, deciden sacarle algún tipo de provecho a su nueva situación. Con mucha audacia y mala uva, elaboran un plan para vengarse de sus maridos. La mejor manera que encuentran para hacerlo, es atacarles directamente al bolsillo, para sacarles el máximo de dinero posible. Una divertida comedia que cuenta con trío de brillantes actrices. Está narrada con ritmo, la trama es original, y se ve con gusto. Cuenta con algunas escenas que, salvando el ridículo, resultan bastante graciosas.

5/10
Ricardo III (1995)

1995 | Richard III

Adaptación de la obra de William Shakespeare, la originalidad consiste en trasladar la ambición desmedida de Ricardo III a una Inglaterra de los años 40 del siglo XX, convertida en un estado más o menos fascista. Ricardo irá eliminando a todo aquel que se interpone entre él y la corona.Estéticamente ambiciosa, con escenas bélicas modernas, esto no quita para que el film de Richard Loncraine -mejor director en el Festival de Berlín- suene a excesivamente artificioso. Él y Ian McKellen -éste también protagonista- firman el libreto que adapta la obra del bardo. Había cierto morbo por saber cómo habrían insertado en un contexto moderno la célebre frase "Mi reino por un caballo", y la verdad, 'canta' un poco el momento en que se pronuncia.

5/10
Sister Act 2: De vuelta al convento

1993 | Sister Act 2: Back In The Habit

La histriónica actriz Whoopi Goldberg, reina de la comedia de los 90 y ganadora de un Oscar por su sobresaliente trabajo en Ghost, vuelve a meterse dentro de un hábito en esta continuación de la aclamada Sister Act: Una monja de cuidado. En este caso Deloris (Whoopi Goldberg) decide volver al convento para dar clase de música a unos indisciplinados alumnos que hacen la vida imposible a las bondadosas monjitas. La chispeante Deloris navegará de nuevo entre la religión y los ritmos de locura para intentar convertir a los infernales niños en un adorable coro de gospel. Prepárese para desgañitarse de risa ante las ocurrencias de la Goldberg. Un guión bien urdido y una soberbia interpretación avalan este desternillante film.

5/10
El jardín secreto

1993 | The Secret Garden

Mary Lennox es una niña británica que vive en la India. Al quedar huérfana se traslada a vivir a Inglaterra con su tío, un ser frío y solitario que no le presta ningún caso y que vive en una gran mansión apartada en el páramo, con su estirada ama de llaves. Mary comienza a investigar el jardín de la casa, el cual está desangelado y olvidado y lo convierte en un refugio personal, donde lo arreglará junto a dos niños de los que se hace amiga: Dickon, el hermano pequeño de su doncella, y Colin, el hijo enfermo de su tío, al que éste no presta ningún caso. La tristeza y los pesares que envuelven a los personajes son trasformados por la energía positiva que les inyecta el jardín. Preciosa película basada en un libro de Frances Hodgson Burnett y dirigida por Agnieszka Holland (Europa, Europa, Copying Beethoven). Aceptables interpretaciones de todos los actores, donde sobresale Maggie Smith. El film destaca por sus ambientes sombríos, neblinosos y ocres que dan paso a un mundo de color y luz cuando los niños entran en contacto con el jardín. Excelente música del polaco Zbigniew Preisner.

7/10
Sister Act: Una monja de cuidado

1992 | Sister Act

Tras ser testigo del asesinato de un hombre en manos de su novio y saber que ella será su propia víctima, Deloris, una corista de Las Vegas decide desaparecer y esconderse, y para ello, debe acudir al último lugar donde él la buscaría: un convento de monjas. Después de aceptar a regañadientes vivir rodeada de silencio, recogimiento y oraciones, Deloris comienza a colaborar en el coro y ayuda a sus compañeras monjas a crear una gran coral con el fin de atraer a la gente a la iglesia. Whoppi Goldberg realizó aquí uno de los trabajos con los que será siempre recordada, el de la monja alocada que revoluciona el convento con sus costumbres y ademanes liberales que chocan con la estricta disciplina. Por esta comedia recibió un premio y la película reunió una magnífica banda sonora que rememora inolvidables canciones de los años 60. El éxito del film propició una secuela en la que Goldberg volvía a coger los hábitos para hacer de profesora en un rebelde instituto.

5/10
Hook

1991 | Hook

Peter Banning, es un importante hombre de negocios, casado y con dos hijos. Brillante en su trabajo, lo tiene todo. Pero descuida a su familia, y ha perdido el recuerdo de quién fue en el pasado: Peter Pan, el niño que no quería crecer. El secuestro de sus hijos, llevado a cabo por el villano Capitán Garfio, le hará despertar del letargo en el que ha estado sumido tantos años. Recupera así su identidad, y regresa al País de Nunca Jamás donde, con la ayuda de Campanilla, tratará de liberar a sus retoños, recuperar su amor y enfrentarse a su mortal enemigo. Steven Spielberg, -¡quién si no él!- dirige este magnífico espectáculo sobre las peripecias de Peter Pan. Aventuras, barcos piratas, luchas de espadas, nos harán volver a sentirnos niños, y olvidarnos de los agobios de la vida diaria, aunque sólo sea durante un par de horas. Hay que destacar, el magnífico reparto: Robin Williams es un creíble Peter Pan, en un papel hecho a medida para él; Dustin Hoffman encarna al mítico capitán Garfio; y Julia Roberts es la adorable hada "Campanilla".

6/10
La solitaria pasión de Judith Hearne

1987 | The Lonely Passion Of Judith Hearne

Dublín, años 50. Judith, solterona de clase alta venida a menos, se ve obligada a trabajar como profesora de música a domicilio y a alojarse en una humilde pensión. Jack Clayton, director especializado en adaptar novelas como El gran Gatsby, lleva a la pantalla un libro de Brian Moore. Supuso su último largometraje cinematógrafico.

4/10
Una habitación con vistas

1985 | A Room with a View

Existe toda una tradición en la literatura anglosajona acerca de turistas ingleses o americanos, que al contacto con la Europa continental, Italia sobre todo, se les descascarilla una cierta frialdad y despego para descubrir el amor y toda una pléyade de sentimientos que habían guardado encerrados en su interior. En esta línea se mueve esta adaptación de una novela de E.M. Forster acerca de una joven prometida, que viaja con su tutora a Florencia. Como su habitación de hotel no tiene vistas, otros huéspedes ofrecen intercambiar sus cuartos. La amabilidad del joven promotor de la iniciativa hace que la novia se replantee el matrimonio que está a punto de acometer. El equipo James Ivory-Ruth Prawer Jhabvala-Ismail Merchant se ha especializado en adaptaciones literarias de amor y lujo, e incluso hubo un tiempo en que Forster parecía su especialidad. Éste es uno de sus mejores logros, y casi podría decirse la película que les puso en el 'mapa' fílmico internacional. También sirvió para descubrir a Helena Bonham Carter. Ganadora de 3 Oscar.

7/10
Función privada

1984 | A Private Function

En esta comedia, los habitantes de un pueblo británico de 1947 están pasando necesidades por la escasez de alimento tras la guerra. La comida está sujeta a un riguroso racionamiento, pero en un pequeño pueblo se ponen de acuerdo para cebar a un cerdo de contrabando con motivo de la celebración del matrimonio de los reyes.

6/10
Ménage à trois

1983 | Better Late Than Never

  Aunque Nick está seguro de que Bridget, de diez años, es su nieta, inesperadamente aparece Charlie, un tipo que asegura que esto no es cierto, pues él fue el responsable de dejar embarazada a la abuela de la niña. Ésta considera que ambos son dos impresentables, por lo que decide elegir al menos malo para otorgarle el título de abuelo oficial. Insulsa comedia, que al menos cuenta con el excelente David Niven, en uno de los papeles protagonistas.  

4/10
Muerte bajo el sol

1982 | Evil Under The Sun

Una actriz aparece muerta en una isla griega: el detective Hércules Poirot se hace cargo de la investigación. Peter Ustinov fue el actor más convincente interpretando al detective creado por Agatha Christie. 

5/10
El misionero

1982 | The Missionary

Tras diez años de misionero en África, el reverendo Charles Fortesque es llamado para regresar a Inglaterra en 1905. Allí recibe una curiosa misión: atender pastoralmente a las prostitutas de Londres. Comedieta dirigida por Richard Loncraine (Wimbledon), de graciosillo tono irreverente y con un reparto británico más que apañado. El propio Michael Palin –miembro del grupo cinematográfico Monty Python– escribe y protagoniza la humorada.

4/10
Furia de titanes (1981)

1981 | Clash of the Titans

Imaginativo espectáculo que toma pie de la mitología griega para mostrar a dioses del Olimpo, bravos mortales y monstruos increíbles. En concreto, se centra en la historia de Perseo y su amor por Andrómeda. Por ella, el héroe tendrá que enfrentarse a múltiples peligros. Otras referencias en el film son los mitos nórdicos (Kraken, en la escena de la destrucción de Argos) y Shakespeare (Calibo, tomado de "La tempestad"). Destaca el "divino" reparto, el más repleto de estrellas en que haya intervenido Ray Harryhausen: Maggie Smith, mujer del guionista del film, Beverley Cross, en el papel de Tetis, Laurence Olivier (Zeus), Claire Bloom (Hera), Burgess Meredith (Amón) y Ursula Andress (Afrodita).

5/10
Muerte en el Nilo

1978 | Death on the Nile

Fiel adaptación de la novela homónima de Agatha Christie, galardonada con un oscar al mejor vestuario, y que cuenta con un reparto estelar. Una millonaria se encapricha del novio de su mejor amiga y se casa con él. La luna de miel a bordo del "Karnak", un lujoso crucero que navega por el Nilo, termina con el asesinato de la millonaria. Estamos ante un nuevo caso del detective Hercules Poirot, que se desarrolla en un marco lujoso -un crucero- de modo similar a lo que ocurría en Asesinato en el Orient Express. Dirige el film John Guillermin, responsable del film catastrofista El coloso en llamas. El elenco de actores es verdaderamente extraordinario.

6/10
California Suite

1978 | California Suite

Por una serie de circunstancias bien diferentes, 5 parejas que no se conocen se hospedan en el mismo hotel de Beverly Hills. Estamos en la alocada semana de la entrega de los Oscar de la Academia. Sidney Cochran pierde la oportunidad de optar a un Oscar debido a su torpeza, y por este motivo tiene que sufrir las continuas reprimendas de su insoportable mujer. Por su parte, Marvin Michael no sabe cómo explicar a su esposa el motivo de la presencia de una exuberante muchacha rubia en su cama. El doctor Chauncey y Gump se enteran del oscuro pasado de su mejor amigo, lo que les deja turbados. Por último, Hannah Warren no asimila la nueva forma de vida de su ex marido. ¿En qué acabará este enredo? Se trata de una comedia que provoca situaciones absurdas y disparatadas. Los personajes son a cuál más excéntrico. Destaca Maggie Smith, que ganó el Oscar como mejor actriz secundaria. Divertida para pasar un rato agradable sin mayores pretensiones.

6/10
Un cadáver a los postres

1976 | Murder By Death

Los más reputados detectives del mundo son invitados a la mansión del millonario Lionel Twain. En la cena les reta a resolver un crimen que se va a cometer. Quien descubra el misterio recibirá una recompensa en metálico. Despiporrante parodia del cine de misterio, con un soberbio guión del dramaturgo Neil Simon. Los gags son continuos, inteligentes, y el elenco de actores es verdaderamente formidable, con destacados intérpretes británicos y algunos estadounidenses, como es el caso del escritor Truman Capote, que aquí encarna al anfitrión, en la que fue su aparición en el cine más importante. Entre los demás destacan quizá Alec Guinness y Peter Sellers.

7/10
Viajes con mi tía

1972 | Travels with My Aunt

Henry es un banquero tradicional que recibe la inesperada visita de una señora que dice ser su tía. La dama en cuestión es Augusta, una vividora algo extravagante que solo piensa en divertirse y aprovechar la vida como si cada día fuera el último. Henry acepta irse con ella de viaje por Europa, donde vivirá experiencias inolvidables. Basándose en la novela de Graham Greene, George Cukor (La costilla de Adán, My Fair Lady) lleva la batuta de esta fantástica película donde mezcla humor y aventura a partes iguales. Maggie Smith, más conocida por ser la profesora McGonagall de la saga de Harry Potter, interpreta a la excéntrica pariente del acomodado y sieso Henry. Por este papel, Smith optó al Oscar a la mejor actriz. Destaca una pequeña aparición del español José Luis López Vázquez.

6/10
¡Oh, qué guerra tan bonita!

1969 | Oh! What a Lovely War

Sátira musical acerca de la Primera Guerra Mundial, tomada de un montaje para los escenarios del mismo nombre. Sigue a diversos miembros de una familia apellidada Smith, que se encuentra en primera línea de los sucesos más significativos del conflicto, que incluye momentos como el de la famoso tregua de Navidad. El film supuso el debut en la dirección del actor Richard Attenborough, y demostró pulso firme tras la cámara para ser un primerizo. La trama destila una ironía muy "british", e incluye alegres canciones, como la que da título al film. Resulta increíble el reparto estelar de grandes actores, casi todos en pequeños papeles.

6/10
Los mejores años de Miss Brodie

1969 | The Prime of Miss Jean Brodie

Jean Brodie es una joven profesora de los años 30, que da clase en un colegio femenino. Allí instruye a las alumnas acerca de política, amor y arte, desde un punto de vista muy heterodoxo, por ejemplo sobre la guerra civil española. Esto creará opiniones para todos los gustos entre el resto de los profesores y las alumnas. Con una historia que recuerda a la más moderna La sonrisa de Mona Lisa, la británica Maggie Smith protagoniza este drama que le valió el Oscar como mejor actriz. Se trata de una adaptación de una novela de Muriel Spark bajo la dirección de Ronald Neame (El millonario).

6/10
Un cerebro millonario

1968 | Hot Millions

Marcus, un estafador, acaba de salir de la cárcel, y ya piensa en un golpe con un programa informático para hacerse con una suma millonaria que le permitiría establecerse con su novia en Brasil. Pero las cosas se complican. Simpática comedia de ladrones, el guión coescrito por Peter Ustinov e Ira Wallach, además de optar a los premios del sindicato del ramo, fue nominado al Oscar.

5/10
Mujeres en Venecia

1967 | The Honey Pot

Tres mujeres acuden a la mansión de un millonario a punto de morir. Como en La huella, Mankiewitcz apenas disimula el oprigen teatral de esta ingeniosa farsa, que se basa en la pieza teatral "II Volpone".

6/10
Othello (1965)

1965 | Othello

Con ayuda del maquillaje, Laurence Olivier se convierte en Otelo, como es bien sabido un hombre negro, capitán del ejército veneciano. El envidioso Yago, su alférez, le convence de que su mujer, Desdémona, le ha sido infiel. El director de la televisión británica Stuart Burge prima las interpretaciones de los excelentes actores con los que cuenta, sobre el resto de elementos, como fotografía y decorados.

7/10
El soñador rebelde

1965 | Young Cassidy

El soñador rebelde es Johnny Cassidy -Sean O'Casey en la vida real-, un autor teatral que nació en Dublín a principios del siglo XX. Esta película repasa su vida, desde que vio la luz en un suburbio hasta que se convirtió en un autor reconocido. John Ford colaboró con Jack Cardiff en la dirección de esta película, aunque el cineasta no aparece en los títulos de crédito. Destaca la presencia como secundarias de las estupendas Julie Christie y Maggie Smith. La primera es una prostituta y la segunda la trabajadora de una librería.

5/10
Siempre estoy sola

1964 | The Pumpkin Eater

Jo es una mujer que ha tenido varios matrimonios. Con Jake, su último marido, parece que por fin ha encontrado la estabilidad y felicidad que necesita, pero todo se le vendrá abajo cuando descubra que Jake le está siendo infiel y además ella se ha quedado embarazada. Anne Bancroft (El graduado) fue nominada al Oscar como mejor actriz. Entre el reparto figuran los nombres ilustres de James Mason, Peter Finch o Maggie Smith. El guión está basado en una novela de Penelope Mortimer.

6/10
Hotel Internacional

1963 | The V.I.P.s

Un grupo de adinerados y elitistas personajes se alojan en un hotel tras haberse suspendido el vuelo donde iban a viajar de Londres a Nueva York. Entre ellos se encuentran, Frances, una mujer que iba a abandonar a su marido, pues piensa que le está siendo infiel; el director de cine Max Buda que, junto a su contable y una actriz, se aleja de Londres para no pagar unos impuestos; o una duquesa arruinada con problemas psicológicos. En el hotel, las historias de todos ellos se cruzarán y les ayudará a replantearse sus vidas. Con un reparto coral, la película fue un gran éxito de taquilla. La pareja de moda Richard Burton y Elizabeth Taylor, que acababan de rodar Cleopatra (1963), fue, en parte, un reclamo para el público. Margaret Rutherford recibió el Oscar a la mejor actriz de reparto.

7/10

Últimos tráilers y vídeos