IMG-LOGO

Biografía

Lucía Alemany

Lucía Alemany

Lucía Alemany

Trabajos destacados
Filmografía
La inocencia

2019 | La inocencia

Historia femenina íntima, que bebe seguramente de experiencias personales cercanas a la directora y coguionista debutante en el largometraje Lucía Alemany. Sigue en verano a la adolescente Lis, con sus ganas de fiesta en el pueblo, compartidas con sus amigas, su primera relación con un chico, que parecen más ganas de probar que verdadero amor, su ilusión, que parece utópica, de formarse para ser artista de circo, y el baño de realidad que supone quedarse embarazada. Alemany sigue la estela de directoras como Celia Rico Clavellino con Viaje al cuarto de una madre, o de Carla Simón con Verano 1993, o sea, filmar historias con un punto nostálgico que buscan ser auténticas, bebiendo de la vida misma. Y ciertamente, la película está bien rodada y narrativamente se sostiene de modo razonable, con actores solventes, bien por los veteranos Laia Marull y Sergi López, la recién llegada protagonista Carmen Arrufat, y el resto del juvenil reparto. Puede sin embargo pesar cierta bisoñez, pues los personajes se antojan demasiado monolíticos, lo que se traduce en cierta pobreza antropológica, de la que hace gala el propio lema promocional del film, "la culpa no existe", una solemne tontería en toda regla, una cosa es admitir la inexperiencia como disculpa, y otra negar la responsabilidad que conlleva el uso de la libertad. De modo que el padre poco hace aparte de gruñir, y aunque la madre tiene algo más de recorrido, también se diría algo contradictoria, a ratos parece sumisa, aunque puede asomar cierta personalidad para adoptar sus propias decisiones. Aunque donde queda patente la mirada superficial a los desafíos de la vida es en Lis, y el modo en que afronta su inesperada y no deseada maternidad. La vemos sufrir, sí, con dudas acerca de qué hacer, a quién contarlo y cómo. Pero pese a los consejos que recibe, que implican asumir responsabilidades, no deja de ser una cría con la cabeza más en el circo, o en sus miedos, que en la vida que ha empezado a gestarse en sus entrañas. Y esta superficialidad, que se traslada al novio y a las amigas de Lis, y que parece también la de Alemany, resta interés a su propuesta.

5/10
La inocencia

2019 | La inocencia

Historia femenina íntima, que bebe seguramente de experiencias personales cercanas a la directora y coguionista debutante en el largometraje Lucía Alemany. Sigue en verano a la adolescente Lis, con sus ganas de fiesta en el pueblo, compartidas con sus amigas, su primera relación con un chico, que parecen más ganas de probar que verdadero amor, su ilusión, que parece utópica, de formarse para ser artista de circo, y el baño de realidad que supone quedarse embarazada. Alemany sigue la estela de directoras como Celia Rico Clavellino con Viaje al cuarto de una madre, o de Carla Simón con Verano 1993, o sea, filmar historias con un punto nostálgico que buscan ser auténticas, bebiendo de la vida misma. Y ciertamente, la película está bien rodada y narrativamente se sostiene de modo razonable, con actores solventes, bien por los veteranos Laia Marull y Sergi López, la recién llegada protagonista Carmen Arrufat, y el resto del juvenil reparto. Puede sin embargo pesar cierta bisoñez, pues los personajes se antojan demasiado monolíticos, lo que se traduce en cierta pobreza antropológica, de la que hace gala el propio lema promocional del film, "la culpa no existe", una solemne tontería en toda regla, una cosa es admitir la inexperiencia como disculpa, y otra negar la responsabilidad que conlleva el uso de la libertad. De modo que el padre poco hace aparte de gruñir, y aunque la madre tiene algo más de recorrido, también se diría algo contradictoria, a ratos parece sumisa, aunque puede asomar cierta personalidad para adoptar sus propias decisiones. Aunque donde queda patente la mirada superficial a los desafíos de la vida es en Lis, y el modo en que afronta su inesperada y no deseada maternidad. La vemos sufrir, sí, con dudas acerca de qué hacer, a quién contarlo y cómo. Pero pese a los consejos que recibe, que implican asumir responsabilidades, no deja de ser una cría con la cabeza más en el circo, o en sus miedos, que en la vida que ha empezado a gestarse en sus entrañas. Y esta superficialidad, que se traslada al novio y a las amigas de Lis, y que parece también la de Alemany, resta interés a su propuesta.

5/10

Últimos tráilers y vídeos