IMG-LOGO

Biografía

Manuel Gancedo

Manuel Gancedo

Manuel Gancedo

Filmografía
Superagente Makey

2020 | Superagente Makey

José Miguel Salcedo, conocido como Makey, es un policía municipal que sueña con entrar en acción y formar parte de las más peligrosas operaciones. Su dedicación obsesiva al trabajo le costó su matrimonio y lleva muchos años distanciado de su hija. Tras una metedura de pata monumental, Makey será relevado de su puesto en Carabanchel y entonces decidirá trasladarse a Estepona, con la esperanza de recuperar el cariño de su hija. Simpática comedia española dirigida por Alfonso Sánchez, conocido sobre todo por ser uno de los compadres de las películas El mundo es nuestro y El mundo es suyo, que poco a poco se está labrando una estimable carrera delante y detrás de las cámaras. El director sevillano cuenta aquí para lograr el éxito con la inconmensurable ayuda de Leo Harlem en el papel protagonista, todo un seguro de vida, la verdad. Lo cierto es que es complicado tambalearse con tal pareja de humoristas y el resultado es bastante gracioso y ocurrente, una colección de gags y diálogos despiporrantes –lo del “hijo de Putin” es impagable– al tiempo la trama policiaca se va definiendo con bastante soltura y ritmo. Y se trata de humor para toda la familia, lo que se agradece. La historia, que tiene lugar en Estepona, combina bien el reencuentro familiar con las aventuras de Makey, que se verá implicado en asuntos de la mafia rusa. Lógicamente todo es ligero e irreal, tan tontorrón que no tiene ni entidad de tebeo –genial la huida de la cárcel–, pero qué más da: la cuestión aquí es pasar un rato divertido. No es cuestión de elegir entre los cientos de diálogos o gags concretos pero sí se puede destacar la originalidad de las referencias a clásicos ochenteros de acción, como Jungla de cristal o Arma letal, que harán la delicia de los frikis. Hay además una fenomenal elección de casting, que reúne a gente con una vis cómica fuera de toda duda, como Jordi Sánchez, Sílvia Abril o Mariam Hernández.

6/10
Gigantes

2018 | Gigantes | Serie TV

La familia Guerrero. Que mueve droga por España y Portugal. Un clan que tiene al frente al patriarca Abraham, con sus cuarteles generales en el Madrid más castizo, en pleno rastro. Ante la muerte de la madre, siendo los tres hijos unos críos, el duro progenitor sólo permite escasas lágrimas el día de la defunción, y nunca más. Ya adultos, y cada uno según su carácter, se ven influidos por el negocio de la familia. Daniel es el que más sigue los pasos del padre, aunque con estilo diferente, adaptado a los nuevos tiempos. Tomás es más de mover negocios honrados "tapadera", y su casamiento con una gitana, con la que tiene una niña, no es bien visto por Abraham. Finalmente está el pequeño, Clemente, que querría dedicarse al boxeo, pero su personalidad, poco decidida, puede hacer pensar que jamás hará realidad sus anhelos más profundos. La serie sigue a los personajes a lo largo de los años, incluido el declive de Abraham, finalmente anclado en una silla de ruedas. Miniserie televisiva de Movistar+ de trama familiar gangsteril, conviene decir que los Guerrero no son los Corleone, que José Coronado no es Marlon Brando, y que Enrique Urbizu no es Francis Ford Coppola. Pero si se hace abstracción de las odiosas comparaciones padrinescas, y de algún que otro cliché, podemos hablar de una producción vistosa, con empaque, rodada con estilo y ritmo, que se sigue bien. A Urbizu debe el cine español la incursión de nivel en el cine de género, especialmente el thriller, en una época en que no estilaba y había complejos ante el cine de Hollywood, con Todo por la pasta y lo que vino después demostró que se podía seguir esa senda, con notas típicamente hispanas. Aunque Urbizu ya probó el formato de serie con la fallida Las aventuras del capitán Alatriste, quizá no acaba de dominarlo del todo, hay transiciones algo bruscas, aunque aquí se le ve más suelto. Lo que está claro es que logra escenas impactantes, de rivalidades, peleas, tiroteos y venganzas, y maneja un reparto ajustado donde vuelve a apostar por Coronado.

6/10
Las aventuras del capitán Alatriste

2015 | Las aventuras del capitán Alatriste | Serie TV

Adaptación de las novelas de Arturo Pérez-Reverte, que ya habían conocido un primer acercamiento cinematográfico de la mano de Agustín Díaz Yanes. Si éste no lograba un resultado demasiado brillante, las comparaciones acaban haciéndolo bueno, pues la serie televisiva resulta bastante limitada, a pesar de haber contado con el lustre de directores como Enrique Urbizu, quien no es ajeno al universo Reverte pues antes versionó un relato corto del autor en Cachito. Con tramas folletinescas deudoras de Alejandro Dumas, la idea es pintar intrigas de espadiches y palaciegas con el telón de fondo histórico de la corte del rey español Felipe IV. El huérfano Íñigo de Balboa ha sido enviado por su madre a Madrid para servir al capitán Alatriste, un mercenario que ofrece su espada a quien le pague bien, aunque guiado por unos principios básicos de servir a la patria y al rey. La posible boda de la hermana del rey con el príncipe de Gales, de incógnito por España, desata movimentos conspiratorios del inquisidor Bocanegra. Quizá el papel aguante ciertos argumentos descabellados, pero la serie, en sus primeros pasos, avanza muy torpemente, se diría que lo del formato televisivo no acaba de encajar con Urbizu. Y el problema no es sólo el presupuesto limitado, los personajes resultan muy acartanados y próximos al estereotipo, y el recurso a villanos de opereta y escenas de alcoba no acaba de arreglar las cosas. Por decir algo positivo, señalemos que Aitor Luna compone con cierta dignidad al protagonista.

4/10
Ellos robaron la picha de Hitler

2006 | Ellos robaron la picha de Hitler

Segundo trabajo del cineasta andaluz Pedro Temboury, autor del inclasificable subproducto Kárate a muerte en Torremolinos. El argumento es tan estrambótico como promete el título. En una excavación en Turquía se descubre el miembro viril de Adolf Hitler, que alguien parece haber conservado como una reliquia. La noticia da la vuelta al mundo y el ‘hallazgo’ acaba en un Museo de Berlín. El doctor Weisman, un científico nazi que se oculta en Torremolinos, envía a un grupo de skinheads descerebrados a robarlo, para usarlo en sus siniestros planes. El hecho de que obtuviera el Premio del Público en el Festival de Málaga es totalmente incomprensible, por su escasa calidad, y porque se hace difícil imaginar que alguien sintonice con esta propuesta. Su humor trasnochado y gamberro carece por completo de gracia, y está llena de referencias dirigidas a los apasionados de la serie B, pero estas son bastante insulsas. Es bastante inferior a los descuidados filmes de Jesús Franco, que interpreta un pequeño papel, como forma de apadrinar a Pedro Temboury, autodeclarado discípulo suyo.

1/10
Gigantes

2018 | Gigantes | Serie TV

La familia Guerrero. Que mueve droga por España y Portugal. Un clan que tiene al frente al patriarca Abraham, con sus cuarteles generales en el Madrid más castizo, en pleno rastro. Ante la muerte de la madre, siendo los tres hijos unos críos, el duro progenitor sólo permite escasas lágrimas el día de la defunción, y nunca más. Ya adultos, y cada uno según su carácter, se ven influidos por el negocio de la familia. Daniel es el que más sigue los pasos del padre, aunque con estilo diferente, adaptado a los nuevos tiempos. Tomás es más de mover negocios honrados "tapadera", y su casamiento con una gitana, con la que tiene una niña, no es bien visto por Abraham. Finalmente está el pequeño, Clemente, que querría dedicarse al boxeo, pero su personalidad, poco decidida, puede hacer pensar que jamás hará realidad sus anhelos más profundos. La serie sigue a los personajes a lo largo de los años, incluido el declive de Abraham, finalmente anclado en una silla de ruedas. Miniserie televisiva de Movistar+ de trama familiar gangsteril, conviene decir que los Guerrero no son los Corleone, que José Coronado no es Marlon Brando, y que Enrique Urbizu no es Francis Ford Coppola. Pero si se hace abstracción de las odiosas comparaciones padrinescas, y de algún que otro cliché, podemos hablar de una producción vistosa, con empaque, rodada con estilo y ritmo, que se sigue bien. A Urbizu debe el cine español la incursión de nivel en el cine de género, especialmente el thriller, en una época en que no estilaba y había complejos ante el cine de Hollywood, con Todo por la pasta y lo que vino después demostró que se podía seguir esa senda, con notas típicamente hispanas. Aunque Urbizu ya probó el formato de serie con la fallida Las aventuras del capitán Alatriste, quizá no acaba de dominarlo del todo, hay transiciones algo bruscas, aunque aquí se le ve más suelto. Lo que está claro es que logra escenas impactantes, de rivalidades, peleas, tiroteos y venganzas, y maneja un reparto ajustado donde vuelve a apostar por Coronado.

6/10

Últimos tráilers y vídeos