IMG-LOGO

Biografía

Enrique Urbizu

Enrique Urbizu

Enrique Urbizu

Premios: 2 Goya

Cineasta de género

08 Octubre 2010

Su cine ha ido creciendo en interés con los años. A pesar de que en el cine español predominan los dramas lentos y las comedietas poco atractivas, Enrique Urbizu sabe encontrar historias de interés que rueda con un ritmo ágil. Maneja bien géneros poco transitados por el cine español: la ‘road movie’ y el cine negro.

Nacido en Bilbao, en 1962, Enrique Urbizu Jáuregui se licenció en Ciencias de la Información, rama de Publicidad, por la Universidad del País Vasco. Desde pequeño es aficionado al cómic de línea clara, sobre todo a Tintín.

Debutó en el cine en 1988 con Tu novia está loca, comedia de enredo cercana al vodevil protagonizada por Amaya, directiva de una empresa de publicidad, que se debate entre dos hombres. Urbizu se inspira en la ‘screwball comedy’ de los años 30, aunque recuerda mucho más a las películas de la época de directores españoles como Fernando Colomo y Fernando Trueba. “Está rodada en un decorado de plató. Decidimos entonces que, como iba a quedar falsa de cualquier manera, mejor que pareciera falsa toda entera, así que hasta los exteriores los pintábamos un poco para que parecieran más falsos”, comenta el realizador.

Más interesante es sin duda Todo por la pasta, para la que contó con la colaboración de un entonces jovencísimo Alex de la Iglesia, que se encargó de la dirección artística. Tras un atraco en un bingo, la novia de uno de los delincuentes consigue escapar y trata de recuperar el botín con ayuda de otra mujer. La película supone una bocanada de aire fresco en el apolillado cine español, y supone el precedente de la llegada de Alejandro Amenábar y una generación nueva que renovaría por completo el panorama. Obtuvo el Goya a la mejor actriz de reparto (Kiti Manver).

A pesar de que esta cinta tuvo cierto éxito, no le resulta fácil a Urbizu encontrar financiación para nuevos proyectos, y tiene que aceptar dirigir para Andrés Vicente Gómez dos adaptaciones de libros de la esposa de este productor, Carmen Rico Godoy: Cómo ser infeliz y disfrutarlo y Cuernos de mujer, las secuelas de Cómo ser mujer y no morir en el intento, que había sido dirigida por Ana Belén. Aunque realiza un trabajo muy profesional y cuenta con una inspirada Carmen Maura, los guiones tienen poca sustancia e interés, por lo que suponen un claro retroceso en su filmografía.

Volverá al cine que realmente quiere rodar con Cachito, fallida ‘road movie’ con momentos de interés, basada en una obra de Arturo Pérez-Reverte. También trabajó como guionista en la adaptación de una de las novelas más emblemáticas de este autor, “El club Dumas”, que dio pie a La novena puerta, que a pesar de estar dirigida por Roman Polanski, supuso una enorme decepción.

Urbizu pasó mucho tiempo, unos siete años, sin dirigir, y aunque trató por todos los medios de llevar al cine la novela “Esos cielos”, de Bernardo Atxaga, no encontró la financiación. La rabia por no conseguir el dinero le inspira una película sobre un atraco a un banco, y acaba coescribiendo con Michel Gaztambide La caja 507, su mejor trabajo. Encerrado en una cámara de seguridad por unos atracadores, el director de una sucursal bancaria descubrirá papeles que demuestran que el incendio forestal en el que su hija perdió la vida no fue fortuito. El film no sólo es un buen ejemplo del mejor cine negro, sino que denunciaba la especulación inmobiliaria. Antonio Resines realizó un buen trabajo como protagonista, aunque la sorpresa la dio un inesperado José Coronado, mejor que nunca como villano de la cinta.

Urbizu aprovechó la mejoría interpretativa de José Coronado colocándole como protagonista de La vida mancha, en la que el actor encarna a un misterioso tipo que tras muchos años en paradero desconocido recala en la casa de su hermano, casado y con un niño.

Pero Urbizu sigue con problemas para sacar adelante sus películas. Aunque rodó para televisión Adivina quién soy, de la serie Películas para no dormir, sobre la amistad entre una niña y un vampiro, ha pasado siete años sin nueva película de cine. Vuelve a ponerse tras las cámaras con el thriller No habrá paz para los malvados, de nuevo con José Coronado. Será “cine negro, contemporáneo, que trata sobre determinadas conexiones ocultas y sobre los individuos que determinan quién vive y quién muere”, en palabras del realizador. Desde 2006, Urbizu es vicepresidente de la Academia de Cine en España.

Goya
2012

Ganador de 2 premios

Filmografía
Gigantes

2018 | Gigantes | Serie TV

La familia Guerrero. Que mueve droga por España y Portugal. Un clan que tiene al frente al patriarca Abraham, con sus cuarteles generales en el Madrid más castizo, en pleno rastro. Ante la muerte de la madre, siendo los tres hijos unos críos, el duro progenitor sólo permite escasas lágrimas el día de la defunción, y nunca más. Ya adultos, y cada uno según su carácter, se ven influidos por el negocio de la familia. Daniel es el que más sigue los pasos del padre, aunque con estilo diferente, adaptado a los nuevos tiempos. Tomás es más de mover negocios honrados "tapadera", y su casamiento con una gitana, con la que tiene una niña, no es bien visto por Abraham. Finalmente está el pequeño, Clemente, que querría dedicarse al boxeo, pero su personalidad, poco decidida, puede hacer pensar que jamás hará realidad sus anhelos más profundos. La serie sigue a los personajes a lo largo de los años, incluido el declive de Abraham, finalmente anclado en una silla de ruedas. Miniserie televisiva de Movistar+ de trama familiar gangsteril, conviene decir que los Guerrero no son los Corleone, que José Coronado no es Marlon Brando, y que Enrique Urbizu no es Francis Ford Coppola. Pero si se hace abstracción de las odiosas comparaciones padrinescas, y de algún que otro cliché, podemos hablar de una producción vistosa, con empaque, rodada con estilo y ritmo, que se sigue bien. A Urbizu debe el cine español la incursión de nivel en el cine de género, especialmente el thriller, en una época en que no estilaba y había complejos ante el cine de Hollywood, con Todo por la pasta y lo que vino después demostró que se podía seguir esa senda, con notas típicamente hispanas. Aunque Urbizu ya probó el formato de serie con la fallida Las aventuras del capitán Alatriste, quizá no acaba de dominarlo del todo, hay transiciones algo bruscas, aunque aquí se le ve más suelto. Lo que está claro es que logra escenas impactantes, de rivalidades, peleas, tiroteos y venganzas, y maneja un reparto ajustado donde vuelve a apostar por Coronado.

6/10
Las aventuras del capitán Alatriste

2015 | Las aventuras del capitán Alatriste | Serie TV

Adaptación de las novelas de Arturo Pérez-Reverte, que ya habían conocido un primer acercamiento cinematográfico de la mano de Agustín Díaz Yanes. Si éste no lograba un resultado demasiado brillante, las comparaciones acaban haciéndolo bueno, pues la serie televisiva resulta bastante limitada, a pesar de haber contado con el lustre de directores como Enrique Urbizu, quien no es ajeno al universo Reverte pues antes versionó un relato corto del autor en Cachito. Con tramas folletinescas deudoras de Alejandro Dumas, la idea es pintar intrigas de espadiches y palaciegas con el telón de fondo histórico de la corte del rey español Felipe IV. El huérfano Íñigo de Balboa ha sido enviado por su madre a Madrid para servir al capitán Alatriste, un mercenario que ofrece su espada a quien le pague bien, aunque guiado por unos principios básicos de servir a la patria y al rey. La posible boda de la hermana del rey con el príncipe de Gales, de incógnito por España, desata movimentos conspiratorios del inquisidor Bocanegra. Quizá el papel aguante ciertos argumentos descabellados, pero la serie, en sus primeros pasos, avanza muy torpemente, se diría que lo del formato televisivo no acaba de encajar con Urbizu. Y el problema no es sólo el presupuesto limitado, los personajes resultan muy acartanados y próximos al estereotipo, y el recurso a villanos de opereta y escenas de alcoba no acaba de arreglar las cosas. Por decir algo positivo, señalemos que Aitor Luna compone con cierta dignidad al protagonista.

4/10
No habrá paz para los malvados

2011 | No habrá paz para los malvados

Tras ocho años de ausencia de la gran pantalla en los que únicamente ha rodado un telefilm, el bilbaino Enrique Urbizu vuelve al género negro en su octavo largometraje de cine. Tras los buenos resultados de La caja 507 y La vida mancha, Enrique Urbizu vuelve a coescribir el guión con Michel Gaztambide, y recupera como protagonista al actor José Coronado. El inspector de policía Santos Trinidad fue tiempo ha un gran policía, número uno de su promoción e integrante de grupos de élite, pero ahora está en horas bajas. Tras un trágico suceso en el que murió un compañero, se ha abandonado, bebe demasiado, y persigue a una banda de narcotraficantes colombianos relacionados con el asunto que le atormenta. En un club de alterne asesina a sangre fría a balazos a una camarera y a dos de los miembros del clan, mientras que otro consigue escapar. En su persecución, Santos descubrirá que la banda está involucrada en los maquiavélicos planes de unos islámicos radicales, pero tendrá que pararles los pies antes de que le detengan como consecuencia de las pesquisas de la juez Chacón, que investiga el tiroteo en el burdel. Como ha demostrado anteriormente, Urbizu es capaz de rodar cine de género de calidad. Toma como referencia el cine negro clásico, aunque con el tono crudo de películas como A quemarropa, de John Boorman, Código del hampa, de Don Siegel, o La huida, de Sam Peckinpah. El argumento dosifica muy bien la trama policiaca, que en realidad es una excusa para hablar de la corrupción, y sobre todo del peligro del fanatismo islámico, que florece con ayuda del caos que reina en la sociedad moderna. Se le pueden achacar defectos menores, pues no inventa nada nuevo. Además, no todos los personajes son tan sólidos como el protagonista, pues la juez que interpreta Helena Miquel es un tanto monolítica (sólo una llamada aporta algo de información sobre ella, descubriendo que tiene vida familiar), así como el policía bienintencionado pero un tanto plano que encarna (con gran dignidad) Juanjo Artero. Pero como en otras películas de Urbizu se agradece cine español en el que ocurren cosas, y que logra interesar al espectador. Además, se luce especialmente José Coronado, especialmente inspirado cuando trabaja con Urbizu, y que aquí compone a un policía 'quemado' y autodestructivo completamente opuesto a los galanes que le han hecho famoso.

6/10
Adivina quién soy

2006 | Adivina quién soy

Estrella, una niña de diez años, se quedó huérfana de padre cuando era muy pequeña. Desde entonces vive con su madre, que pasa mucho tiempo fuera, dejándola sola. A Estrella le apasionan los relatos de terror, por lo que inventa amigos imaginarios, que parecen sacados de ese tipo de cuentos, todos ellos monstruos legendarios. Un día, entabla amistad  con un siniestro vampiro, que parece terriblemente real. ¿Acaso no es fruto de la imaginación de la pequeña? Enrique Urbizu, uno de los cineastas españoles más sólidos del panorama actual, dirige uno de los episodios de la saga Películas para no dormir. El director de La caja 507 no había rodado hasta ahora ninguna película de terror, por lo que la cosa tiene su interés. Además, cuenta como protagonista con Goya Toledo, modelo que tras protagonizar Amores perros, convenció a la crítica de su capacidad interpretativa.

3/10
La vida mancha

2003 | La vida mancha

Un misterio rodea a Pedro, hermano de Fito, que tras muchos años en paradero desconocido, vuelve a España. Sin aparentemente nada que hacer, recala en la casa de su hermano, donde conoce a su cuñada Juana y a su sobrino, un niño llamado Jon. Los hermanos no pueden ser más distintos. Pedro es muy callado: no cuenta nada de sí mismo, aunque parece que las cosas le van bien. A Fito, transportista dueño de un camión, la fuerza se le va por la boca: habla más de lo que debe, y además tiene el vicio del juego. Con estas piezas sobre el tablero, sólido guión de Michel Gaztambide, Enrique Urbizu (La caja 507) juega y gana la partida peliculera. Las manos de póker y la misteriosa profesión de Pedro ponen la intriga. Y al tiempo, dibuja cómo nacen o se recomponen los lazos afectivos: sugiere, por ejemplo, la paulatina atracción de Pedro y Juana, sin caer en lo obvio. Y saca partido a un silencioso José Coronado, que sin una palabra de más viene a decir a gritos que, dentro de él, están surgiendo sentimientos que no creía que pudiera albergar. Cuestiones como la fidelidad, la confianza, las relaciones fraternas, están ahí, integrando la historia. La radiografía de la sociedad contemporánea, aunque pesimista, capta tics muy reales del mundo de hoy: la mujer cotilla del bar, la adolescente anoréxica y respondona, las conversaciones escuchadas casualmente en la calle… reflejan el cúmulo de frustraciones que almacena una sociedad cada vez más insatisfecha. Lo que no quita para que Urbizu abra la puerta de la esperanza, y permita al fin respirar.

6/10
La caja 507

2002 | La caja 507

Modesto. El director de una sucursal bancaria en la Costa del Sol. Su vida se vino abajo cuando su hija murió abrasada en un incendio forestal, aparentemente fortuito. Pero sus desgracias no se detienen ahí. Años después un robo en su banco le obliga a revivir el pasado. Encerrado en la cámara de seguridad recién asaltada, debe permanecer allí un montón de horas hasta que la policía le encuentre. Y matando el tiempo descubre, entre los papeles revueltos por los atracadores, unos documentos que estaban en la caja 507. Papeles relacionados con la finca donde su hija perdió la vida. Quizá después de todo haya un responsable de su muerte. Para Modesto puede haber llegado la hora de la venganza. Enrique Urbizu demostró su pericia con el thriller a la española en Todo por la pasta, un título que supo abrir caminos al género en nuestro país. Aquí ha pergeñado junto a Michel Gaztambide una historia ingeniosa, ambientada en el mundo de la corrupción y la especulación inmobiliaria. Con pulso narrativo envidiable, buena dosificación de las sorpresas, y un dúo de actores impecable (magnífico Antonio Resines como tipo corriente obligado a transformarse por las jugarretas del destino, y José Coronado encarnando al villano al que las cosas empiezan a descontrolársele), sirve unos de las mejores filmes españoles de 2002.

7/10
Cuernos de mujer

1995 | Cuernos de mujer

Ana descubre que su esposo, Manuel, tiene un amante. Decide evaluar la posibilidad del divorcio, al tiempo que descubre que en otros aspectos de la vida empieza a tener mucha suerte. Tercera parte de la saga iniciada con Cómo ser mujer y no morir en el intento, seguida de Cómo ser infeliz y disfrutarlo. A pesar del buen hacer del director Enrique Urbizu, la trama apenas tiene interés.

4/10
Cachito

1995 | Cachito

Una adolescente (Amara Carmona) que ha perdido a su abuela, decide emprender un viaje en busca de su madre, desaparecida hace años. Durante el trayecto hacia su destino vivirá diversas aventuras, en las que tendrán cabida el amor, el crimen y situaciones cómicas. Así las cosas, la joven será perseguida por el dueño de un burdel (Sancho Gracia) y conocerá a un valiente camionero (Jorge Perugorría) que la protegerá. Finalmente, sus andanzas le servirán para descubrir su pasado y encontrar un futuro. Basada en el relato "Un asunto de honor" de Arturo Pérez-Reverte, esta película está espléndidamente dirigida por Enrique Urbizu y supone un descubrimiento dentro de la cinematografía española. Todos los actores están perfectos y el argumento tiene más de una sorpresa. Cine español de calidad.

4/10
Como ser infeliz y disfrutarlo

1994 | Como ser infeliz y disfrutarlo

Carmen es viuda y jefa de su departamento de un importante periódico. Su joven hija Marta se ha quedado embarazada de su profesor y las dos mujeres afrontan la situación decidiendo tener el niño. La película se basa en una novela de C. Rico Godoy y el director Enrique Urbizu (Todo por la pasta, La vida mancha) hace lo propio para sacar adelante la historia, pero esta no llega a cuajar, a pesar del reparto encabezado por Carmen Maura (La comunidad, Volver).

2/10
Todo por la pasta

1991 | Todo por la pasta

Tras atracar un bingo, la novia de uno de los ladrones logra escapar y junto con otra mujer intentarán por todos los medios recuperar el dinero. Tendrán un serio obstáculo: una serie de policías corruptos también quieren hacerse con el botín para poder financiar sus tropelías. Segundo largometraje del bilbaíno Enrique Urbizu, que sin llegar a sus mejores obras, como La vida mancha o No habrá paz para los malvados, ya empezaba a mostrar sus señas de identidad y su talento para el cine negro y policiaco. El plantel de actores está muy bien.

5/10
Tu novia está loca

1988 | Tu novia está loca

Amaia es una joven que se dedica al mundo de la publicidad. Es desenvuelta, activa y atractiva. Mikel, su novio, lo tiene difícil con ella porque a él no le van bien las cosas y su novia llama la atención que no es normal. Todo se complicará cuando un actor se enamore de ella. Comedia alocada, que quiere ser un poco como la "screwball comedy" norteamerica, aunque a la española, al estilo de Mujeres al borde de un ataque de nervios o a las primeras películas ligeritas de Fernando Trueba y Fernando Colomo. Rodada con pocos medios, tiene algún momento logrado y el reparto humorístico es de renombre. Dirige Enrique Urbizu, quien años después se haría director célebre de cine negro, con títulos como La caja 507 o No habrá paz para los malvados.

4/10
Gigantes

2018 | Gigantes | Serie TV

La familia Guerrero. Que mueve droga por España y Portugal. Un clan que tiene al frente al patriarca Abraham, con sus cuarteles generales en el Madrid más castizo, en pleno rastro. Ante la muerte de la madre, siendo los tres hijos unos críos, el duro progenitor sólo permite escasas lágrimas el día de la defunción, y nunca más. Ya adultos, y cada uno según su carácter, se ven influidos por el negocio de la familia. Daniel es el que más sigue los pasos del padre, aunque con estilo diferente, adaptado a los nuevos tiempos. Tomás es más de mover negocios honrados "tapadera", y su casamiento con una gitana, con la que tiene una niña, no es bien visto por Abraham. Finalmente está el pequeño, Clemente, que querría dedicarse al boxeo, pero su personalidad, poco decidida, puede hacer pensar que jamás hará realidad sus anhelos más profundos. La serie sigue a los personajes a lo largo de los años, incluido el declive de Abraham, finalmente anclado en una silla de ruedas. Miniserie televisiva de Movistar+ de trama familiar gangsteril, conviene decir que los Guerrero no son los Corleone, que José Coronado no es Marlon Brando, y que Enrique Urbizu no es Francis Ford Coppola. Pero si se hace abstracción de las odiosas comparaciones padrinescas, y de algún que otro cliché, podemos hablar de una producción vistosa, con empaque, rodada con estilo y ritmo, que se sigue bien. A Urbizu debe el cine español la incursión de nivel en el cine de género, especialmente el thriller, en una época en que no estilaba y había complejos ante el cine de Hollywood, con Todo por la pasta y lo que vino después demostró que se podía seguir esa senda, con notas típicamente hispanas. Aunque Urbizu ya probó el formato de serie con la fallida Las aventuras del capitán Alatriste, quizá no acaba de dominarlo del todo, hay transiciones algo bruscas, aunque aquí se le ve más suelto. Lo que está claro es que logra escenas impactantes, de rivalidades, peleas, tiroteos y venganzas, y maneja un reparto ajustado donde vuelve a apostar por Coronado.

6/10
No habrá paz para los malvados

2011 | No habrá paz para los malvados

Tras ocho años de ausencia de la gran pantalla en los que únicamente ha rodado un telefilm, el bilbaino Enrique Urbizu vuelve al género negro en su octavo largometraje de cine. Tras los buenos resultados de La caja 507 y La vida mancha, Enrique Urbizu vuelve a coescribir el guión con Michel Gaztambide, y recupera como protagonista al actor José Coronado. El inspector de policía Santos Trinidad fue tiempo ha un gran policía, número uno de su promoción e integrante de grupos de élite, pero ahora está en horas bajas. Tras un trágico suceso en el que murió un compañero, se ha abandonado, bebe demasiado, y persigue a una banda de narcotraficantes colombianos relacionados con el asunto que le atormenta. En un club de alterne asesina a sangre fría a balazos a una camarera y a dos de los miembros del clan, mientras que otro consigue escapar. En su persecución, Santos descubrirá que la banda está involucrada en los maquiavélicos planes de unos islámicos radicales, pero tendrá que pararles los pies antes de que le detengan como consecuencia de las pesquisas de la juez Chacón, que investiga el tiroteo en el burdel. Como ha demostrado anteriormente, Urbizu es capaz de rodar cine de género de calidad. Toma como referencia el cine negro clásico, aunque con el tono crudo de películas como A quemarropa, de John Boorman, Código del hampa, de Don Siegel, o La huida, de Sam Peckinpah. El argumento dosifica muy bien la trama policiaca, que en realidad es una excusa para hablar de la corrupción, y sobre todo del peligro del fanatismo islámico, que florece con ayuda del caos que reina en la sociedad moderna. Se le pueden achacar defectos menores, pues no inventa nada nuevo. Además, no todos los personajes son tan sólidos como el protagonista, pues la juez que interpreta Helena Miquel es un tanto monolítica (sólo una llamada aporta algo de información sobre ella, descubriendo que tiene vida familiar), así como el policía bienintencionado pero un tanto plano que encarna (con gran dignidad) Juanjo Artero. Pero como en otras películas de Urbizu se agradece cine español en el que ocurren cosas, y que logra interesar al espectador. Además, se luce especialmente José Coronado, especialmente inspirado cuando trabaja con Urbizu, y que aquí compone a un policía 'quemado' y autodestructivo completamente opuesto a los galanes que le han hecho famoso.

6/10
Castillos de cartón

2009 | Castillos de cartón

Salvador García Ruiz sigue con su afición a adaptar novelas españolas. Firmó el guión de Territorio comanche, según la obra de Arturo Pérez-Reverte, ha dirigido Mensaka -según la novela de José Ángel Mañas- y El otro barrio -basado en Elvira Lindo-, y ahora le toca a una obra de Almudena Grandes. Todo con el patrocinio productor de Gerardo Herrero, y curiosamente, por una pendiente donde el interés de cada obra es inferior a la anterior.El film, situado en los años 80, describe el peculiarísimo trío amoroso conformado por tres estudiantes de Bellas Artes. Marcos es impotente, María José -llamada simplemente Jose- es frígida, y Jaime es el que puede solucionarles estos problemas. La trama, realmente, no tiene más. Allí los tenemos a tres, desnudos la mayor parte del metraje, diciendo mil y una tonterías como si fueran cuestiones la mar de trascendentes. Los padres de Jose no se enteran de qué va la fiesta, los de Jaime simplemente no existen, por así decir, y los de Marcos apenas los vemos fugazmente en una exposición. Que nadie piense que aquí se reflexiona sobre la inspiración artística, o sobre las complejas relaciones amorosas. No, aquí todo es impostado, pura carnalidad, sentimientos vacíos, y diálogos que se quieren “fundamentales” aunque están simplemente rellenos de una auténtica nada. Da idea del narcisismo de los personajes la declaración de uno de ellos que dice "estoy enamorado de nosotros", algo insólito cuando lo habitual es estar enamorado de otro, no de uno mismo. Dan pena los jóvenes actores, que “pasan por el aro” de interpretar sus escenas eróticas: de algo hay que vivir, parecen pensar. Pero resulta difícil pensar que este insoportable, interminable film, vaya a hacer algo para aupar sus carreras.

2/10
Adivina quién soy

2006 | Adivina quién soy

Estrella, una niña de diez años, se quedó huérfana de padre cuando era muy pequeña. Desde entonces vive con su madre, que pasa mucho tiempo fuera, dejándola sola. A Estrella le apasionan los relatos de terror, por lo que inventa amigos imaginarios, que parecen sacados de ese tipo de cuentos, todos ellos monstruos legendarios. Un día, entabla amistad  con un siniestro vampiro, que parece terriblemente real. ¿Acaso no es fruto de la imaginación de la pequeña? Enrique Urbizu, uno de los cineastas españoles más sólidos del panorama actual, dirige uno de los episodios de la saga Películas para no dormir. El director de La caja 507 no había rodado hasta ahora ninguna película de terror, por lo que la cosa tiene su interés. Además, cuenta como protagonista con Goya Toledo, modelo que tras protagonizar Amores perros, convenció a la crítica de su capacidad interpretativa.

3/10
La caja 507

2002 | La caja 507

Modesto. El director de una sucursal bancaria en la Costa del Sol. Su vida se vino abajo cuando su hija murió abrasada en un incendio forestal, aparentemente fortuito. Pero sus desgracias no se detienen ahí. Años después un robo en su banco le obliga a revivir el pasado. Encerrado en la cámara de seguridad recién asaltada, debe permanecer allí un montón de horas hasta que la policía le encuentre. Y matando el tiempo descubre, entre los papeles revueltos por los atracadores, unos documentos que estaban en la caja 507. Papeles relacionados con la finca donde su hija perdió la vida. Quizá después de todo haya un responsable de su muerte. Para Modesto puede haber llegado la hora de la venganza. Enrique Urbizu demostró su pericia con el thriller a la española en Todo por la pasta, un título que supo abrir caminos al género en nuestro país. Aquí ha pergeñado junto a Michel Gaztambide una historia ingeniosa, ambientada en el mundo de la corrupción y la especulación inmobiliaria. Con pulso narrativo envidiable, buena dosificación de las sorpresas, y un dúo de actores impecable (magnífico Antonio Resines como tipo corriente obligado a transformarse por las jugarretas del destino, y José Coronado encarnando al villano al que las cosas empiezan a descontrolársele), sirve unos de las mejores filmes españoles de 2002.

7/10
La novena puerta

1999 | The Ninth Gate

Dean Corso es especialista en libros antiguos. Un cliente multimillonario le enseña su última adquisición: La novena puerta, un libro para invocar al diablo, cuyo autor acabó en una hoguera de la Inquisición. Y le encarga al experto que coteje el libro con otros dos ejemplares similares de coleccionistas privados, para comprobar su autenticidad. Lo que parece un encargo sencillo, se convierte en una aventura demoníaca. Adaptación de la novela "El club Dumas" de Arturo Pérez-Reverte. El guión, que ha pasado por distintas manos (desde las de Anthony Shaffer a las de Enrique Urbizu, para acabar en las de Roman Polanski), reduce la larga trama a la parte relativa al demonio. ¿Qué le pasa a Polanski, que asegura no creer en el ángel caído, y en cambio lo repite como personaje en varias películas? Misterio misterioso. El hecho es que el film deja de lado lo concerniente a Dumas y los mosqueteros. La historia se beneficia de su tono detectivesco y del aura de veneración con que se trata a los libros. El esfuerzo de producción (con iniciativa y gran parte de capital españoles) se nota: la parte visual cuenta con la fascinante imaginería creada por el director artístico Dean Tavoularis y el de fotografía Darius Khondji; la música de Wojciech Kilar resulta inquietante. En el reparto, muy internacional, brilla el camaleónico Johnny Depp, que asegura que le encantó la historia porque “yo tengo una gran colección de libros y vivo buscando manuscritos por el mundo”.

5/10
Cachito

1995 | Cachito

Una adolescente (Amara Carmona) que ha perdido a su abuela, decide emprender un viaje en busca de su madre, desaparecida hace años. Durante el trayecto hacia su destino vivirá diversas aventuras, en las que tendrán cabida el amor, el crimen y situaciones cómicas. Así las cosas, la joven será perseguida por el dueño de un burdel (Sancho Gracia) y conocerá a un valiente camionero (Jorge Perugorría) que la protegerá. Finalmente, sus andanzas le servirán para descubrir su pasado y encontrar un futuro. Basada en el relato "Un asunto de honor" de Arturo Pérez-Reverte, esta película está espléndidamente dirigida por Enrique Urbizu y supone un descubrimiento dentro de la cinematografía española. Todos los actores están perfectos y el argumento tiene más de una sorpresa. Cine español de calidad.

4/10

Últimos tráilers y vídeos