IMG-LOGO

Biografía

Mariana Nunes

Mariana Nunes

Mariana Nunes

Filmografía
Divino amor

2019 | Divino amor

Película rarita que ofrece una indigesta mezcolanza de religión y sexo. El director Gabriel Mascaro (Vientos de agosto) recrea un Brasil distópico –aunque la acción tenga lugar apenas unos pocos años después del rodaje, en 2027– en donde la religión ha ido tomando cuerpo en la sociedad hasta desplazar a otro tipo de tradiciones, de modo que el carnaval ha desaparecido y ahora la fiesta principal es la del llamado Amor Supremo. El guión cuenta la historia del matrimonio formado por Joana y Danilo. Ella trabaja de funcionaria, donde se excede en su cometido administrativo con la intención de tratar de recomponer matrimonios que desean divorciarse, mientras que él fabrica coronas de flores para entierros. Joana y Danilo no tienen hijos pero lo desean profundamente y ponen todos los medios que se les ocurren para conseguirlo. Con una sociedad en donde planea la idea de la segunda llegada del Mesías, seguimos los esfuerzos y estrategias del matrimonio por tener un niño, pues el embarazo se resiste. Y es aquí donde el estupor se adueña del espectador al observar los singulares caminos tomados por los protagonistas para tan loable intención: la asociación/secta –el Divino Amor del título– en donde los acólitos se reúnen para rezar, interactuar y mantener encuentros sexuales; las visitas al pastor en el centro automovilístico, donde se dispensan los consejos como si de gasolina se tratase; las sesiones de luz en los genitales… Son elecciones conceptuales que dan lugar a múltiples imágenes bizarras, surrealistas y muchas veces sumamente impúdicas que rompen continuamente el supuesto tono serio de la historia. La excentricidad de la propuesta viene acompañada por una puesta en escena realista, sin referencias futuristas e incluso con una fotografía de tonos tristones, salvo cuando entran en juego los colores rosas y las luces de neón, de aire retro y kitsch. De fondo, no cabe duda de que la sesgada y negativa visión de la religión por parte Mascaro va en connivencia con las innumerables sectas evangélicas que inundan el país sudamericano. El trabajo de la actriz Dira Paes es meritorio.

2/10
Zama

2017 | Zama

Tediosa adaptación de una novela del argentino Antonio Di Benedetto a cargo de la cineasta compatriota suya Lucrecia Martel. Ambientada en la América colonial española del siglo XVII, describe la peripecia del funcionario don Diego de Zama, varado en los alrededores de Asunción mientras aguarda un traslado solicitado que no llega. Permanentemente hastiado y solo, ejerce de mirón con las nativas escasas de ropa, y procura la compañía de una señora de alta alcurnia, doña Luciana Piñares de Luenga, que le maneja a su antojo. Sus gestiones ante el gobernador no son atendidas, hasta que... La obra de un autor tan literario como Di Benedetto no resulta fácilmente trasladable a la pantalla. Martel procura mantener parte de su texto, lo que da pie a diálogos y frases arcaicos, pronunciados lánguidamente, como requiere lo que se desea contar. Al mismo tiempo, cuida la composición de las imágenes, lo mismo cuando nos encontramos en el emplazamiento colonial, que parece poco menos que un villorrio, que cuando toca trasladarse a la selva, donde dominan unos verdes muy vivos. En cambio, la recurrente música de cítara, como un toniquete irónico de fiesta, agota. La interpretación protagónica de Daniel Giménez Cacho no puede ser sobresaliente, porque apenas se exige de él otra cosa que una permanente circunspección, acompañada de algún deje de frustración, tal vez cuando doña Luciana le da largas. El visionado del film exige la complicidad del espectador, y algún conocimiento de lo que se está narrando, pues apenas se conceden pistas que permitan identificar circunstancias y lugares. La idea es mostrar tipos humanos que son poco menos que muertos vivientes, sin objetivos ni anhelos claramente identificables, la cortedad de miras es notable. Menciones a un hijo bastardo de Zama, a una familia que ha quedado atrás, o la mención a un rebelde más o menos legendario llamado Vicuña, del que no está claro si está vivo o muerto, devienen en meras excusas para describir a una persona que se apaga, aunque tal vez nunca estuvo encendida.

4/10
Pelé, el nacimiento de una leyenda

2015 | Pele: Birth of a Legend

Biopic de Edson Arantes do Nascimiento, más conocido como “Pelé”, que no necesita presentación, posiblemente sea el futbolista más conocido incluso para aquellos a los que cualquier cosa del deporte rey les suene a chino. Los apasionados del cine recordarán su participación en la cinta de fugas de la Segunda Guerra Mundial Evasión o victoria (1981). La acción comienza en 1950 con el “Maracanazo”, cuando Uruguay eliminó a Brasil del Mundial de Fútbol del que era país anfitrión, lo que provocó una conmoción nacional. En los suburbios de Sao Paulo, la derrota hunde a Dodinho, futbolista que acabó en trabajos de mala muerte tras una lesión. Pero su hijo de diez años, Edson, le promete que algún día ganará la copa para él. Conseguirlo no será fácil, pues a pesar de sus dotes con el balón, cuando por fin hace carrera en un equipo profesional y le seleccionan, el entrenador nacional, Feola, no quiere que ni Pelé ni el resto del equipo utilicen el ‘ginga’, la vistosa táctica de los brasileños, pues se cree que eso fue lo que llevó a la derrota anterior. Pelé: el nacimiento de una leyenda supone el primer largometraje dramatizado de Jeff y Michael Zimbalist, hasta ahora abonados al terreno del documental. Imprimen un tono próximo al cine infantil, mientras que la presencia del astro del balompié como productor ejecutivo tiene como consecuencia que se aborda su figura sin ningún tipo de crítica ni fisuras. Pero logran –con ayuda de inserciones digitales– imágenes convincentes que muestran al público la habilidad con el esférico del protagonista. También aprovechan el entusiasmo con el que la mayoría del reparto suple su inexperiencia, como en el caso de los debutantes Kevin de Paula, y Leonardo Lima Carvalho, que encarnan al personaje central en dos etapas de su vida. Para dar algo de lustre, han reclutado a dos actores de peso, Vincent D’Onofrio y Colm Meaney, en la piel de dos seleccionadores rivales, aunque tampoco tienen una presencia excesiva, sobre todo el segundo. Se aborda sobre todo la cuestión del citado ‘ginga’, ejemplo de que sin la aceptación de uno mismo y sus raíces, no se va a ninguna parte. Además, se habla de humildad y el film acaba siendo una sana reivindicación del esfuerzo, como método para superar las limitaciones sociales. Destila simpatía la breve aparición del propio Pelé, a quien el protagonista le tira el café de un balonazo cuando está sentado en un hotel.

6/10

Últimos tráilers y vídeos