IMG-LOGO

Biografía

Mervyn LeRoy

Mervyn LeRoy

86 años ()

Mervyn LeRoy

Nació el 15 de Octubre de 1900 en San Francisco, California, EE.UU.
Falleció el 13 de Septiembre de 1987 en Beverly Hills, Los Angeles, California, EE.UU.
Filmografía
Boinas verdes

1968 | The Green Berets

Mike Kirby es un coronel que acude a la Guerra de Vietnam para capturar a un oficial vietnamita. Junto a Kirby irá el reportero George Beckworth. Película patriótica sobre los estadounidenses en Vietnam y un ejemplo de entretenido cine bélico que obtuvo un gran éxito de taquilla. Está basada en la novela de Robin Moore y en la dirección colaboró el propio John Wayne, el cual protagoniza la cinta.

4/10
Momento a momento

1965 | Moment to Moment

Última película como director de uno de los nombres míticos de Hollywood, Mervyn LeRoy, que comenzó en el cine mudo y fue autor de clásicos como El caballero Adverse (1936) y Mujercitas (1949). Tras dirigir Momento a momento, a los 65 años, se retiró totalmente del cine y la televisión, hasta fallecer en 1987. Aquí indaga en el terreno del melodrama romántico, con ciertos toques de suspense. Todo comienza cuando Kay Stanton, esposa de un célebre psiquiatra, inicia un romance con un oficial de la Marina llamado Mark. Accidentalmente, Kay dispara a Mark y, creyendo que está muerto, decide abandonar el cuerpo en un lugar alejado con la ayuda de su amiga Daphne. Pero Mark solo está herido y, cuando se recupera, descubre que tiene amnesia. Fue un nuevo y fallido intento de la lánguida Jean Seberg por calar hondo en el mercado americano.

6/10
Mary, Mary

1963 | Mary, Mary

Comedia ligera basada en la obra teatral de Jean Keer donde una pareja de divorciados –Bob y Mary– tienen que volver a reunirse para arreglar unos papeles referentes al pago de impuestos. Hace casi un año que sus caminos se separaron, y desde entonces, la vida de ambos ha cambiado bastante, hasta el punto de que Bob va a volver a casarse y ella está siendo cortejada por una estrella cinematográfica. Sin embargo, el reencuentro entre la pareja hará renacer recuerdos de su vida en común, que resucitan su amor. Su guión es algo plano y se nota estar concebida como una obra de teatro. También resulta evidente el excesivo protagonismo de su pareja central –Debbie Reynolds y Barry Nelson– que apenas deja paso a la parte cómica de los tres secundarios que les acompañan.

4/10
La reina del vaudeville

1962 | Gypsy

En plena década de espectaculares y exitosos musicales cinematográficos adaptados de Broadway (Sonrisas y lágrimas, My Fair Lady, Amor sin barreras, Oliver!), Mervyn LeRoy fue el elegido para llevar adelante uno de los más célebres: la comedia musical 'Gypsy', con música y letra de Jules Styne y Stephen Sondheim, y que supuso todo un triunfo para su actriz protagonista Ethel Merman. Sin embargo, para su versión en cine se prefirió contar con Rosalind Russell, muy bien acompañada en el reparto por Natalie Wood y Karl Malden. Manteniendo los números musicales más brillantes de la obra (entre ellos 'Everything's Coming Up Roses'), el filme consiguió tres candidaturas al Oscar en las categorías de fotografía (Harry Stradling Sr.), vestuario (Orry-Kelly) y banda sonora, adaptada por Frank Perkins. Su trama está basada en la vida de la artista de variedades y reina del striptease, Gypsy Rose Lee. Aborda la educación que recibió por parte su madre, los problemas con sus hijas June y Louise, el avance de su carrera y algunos de sus romances. En 1993 tuvo una nueva versión para televisión, también con el título de Gypsy.

6/10
A Majority of One

1961 | A Majority of One

Una comedia de romance otoñal, basada en una alabada obra teatral de Leonard Spigelgass que él mismo se encargó de escribir para el cine. Lo mejor es la elección de su reparto, con Rosalind Russell como una judía de Brooklyn y Alec Guinness en el papel de un japonés (cuando precisamente cuatro años antes había sido torturado por ellos en El puente sobre el río Kwai). La viuda Jacoby pasa su tiempo en Nueva York sin muchos alicientes, así que decide ir a visitar a su hija que está en Tokio, casada con un diplomático americano. Allí descubrirá los encantos de la cultura oriental gracias a su amistad con el empresario viudo Asano. El film consiguió una candidatura al Oscar para la fotografía en color de Harry Stradling Sr.

5/10
El diablo a las cuatro

1961 | The Devil at 4 O'Clock

En una comunidad del Pacífico Sur el padre Doonan lucha diariamente en su hospital para atender a todo tipo de enfermos. Una serie de terremotos que azotan la región hace que un avión que transporta a tres presos recale en dicha isla. Con la amenaza de un volcán a punto de entrar en erupción y destruir todo lo que encuentre a su paso, Doonan pide ayuda a los reclusos para que le ayuden a evacuar a los heridos, principalmente niños. Cine de aventuras con atisbo de catástrofe, se basa en una novela de Max Catto. Cuenta con una atractiva pareja masculina protagonista. Spencer Tracy es un misionero bondadoso, y Frank Sinatra el preso que acaba purgando sus pecados rescatando al sacerdote y a los niños. Según los mentideros de Hollywood, ambas estrellas se soportaron cordialmente durante el rodaje. La maqueta del volcán era enorme y costó medio millón de dólares.

6/10
Wake Me When It's Over

1960 | Wake Me When It's Over

Comedia basada en la novela Howard Singer con algunos puntos en común con La casa del té de la luna de agosto (1956), curiosamente también basada en otra novela, esta vez de John Patrick. Ambas toman como punto de partida la reconstrucción de Japón después de la Segunda Guerra Mundial y de cómo los norteamericanos tomaron parte activa en dicho proceso. En esta ocasión su irónico título original (en traducción española 'Despiértame cuando esto acabe') ya deja bien claras las intenciones del protagonista, el capitán Charlie Stark, un vividor que llega a una isla japonesa después de la guerra con la intención de aprovechar la barata mano de obra para construir un gran hotel regentado por atractivas señoritas. El tono de sátira y la dirección de LeRoy son bastante correctas, pero las más de dos horas de su metraje echan por tierra el resultado final.

5/10
FBI contra el imperio del crimen

1959 | The FBI Story

Película de propaganda y exaltación de los valores del FBI, organismo creado en 1924 y que lo mismo combatió a miembros del KKK y gángsteres como Dillinger que conspiraciones comunistas. Precisamente la historia se centra sobre todo en los años 50, cuando en plena 'guerra fría' la obsesión comunista hizo que las autoridades norteamericanas sometiesen a sus ciudadanos a un férreo control, donde cualquiera podía ser sospechoso de espionaje. Narrada bajo el prisma de uno de sus más veteranos agentes –convincentemente encarnado por James Stewart–, en realidad parecen episodios sueltos engarzados de cualquier forma en sus excesivos 150 minutos de metraje. Tiene una poderosa partitura de Max Steiner y buenas escenas de acción. Por supuesto se omiten las partes más negativas de la organización. Edgard Hoover, director del FBI desde 1928, hace un cameo.

6/10
Después de la oscuridad

1958 | Home Before Dark

Melodrama de suspense en el cual Charlotte Bronn regresa al hogar junto a su marido, después de superar una de sus crisis nerviosas. Allí también vive en compañía de su hermanastra Joan, de quien Charlotte sospecha que puede haber mantenido un romance con su esposo durante su ausencia. Esto la lleva de nuevo a dudar de su salud mental. Adaptación de una novela de Eileen Bassing donde se pretende profundizar en la personalidad psicológica de los personajes, sin juzgar del todo sus acciones y dejando tal tarea al sentido común del espectador. La crítica alabó principalmente la actuación de Jean Simmons como la desequilibrada protagonista, recibiendo una nominación al Globo de Oro y el premio como mejor actriz por los críticos de Nueva York. No menos estupenda está Rhonda Fleming como su lasciva hermanastra.

5/10
No hay tiempo para sargentos

1958 | No Time for Sergeants

Adaptación de una sarcástica novela de Mac Hyman, que narra lo que le sucedió realmente durante su etapa en el ejército. Ya había sido adaptada a la televisión en 1955 con el mismo título, dirigida por Alex Segal y también con el cómico Andy Griffith de protagonista. Tras su exitoso paso por la pequeña pantalla, el mismo argumento conoció una obra teatral escrita por Ira Levin. En realidad la película es una sucesión de golpes humorísticos sobre lo que le sucede a un sargento en el ejército, sobre todo en relación a sus extravagantes compañeros Irvin y Ben, ambos encarnados por unos divertidos Murray Hamilton (años después conocido por multitud de series televisivas y su alcalde de Tiburón) y Nick Adams. Tiene buen pulso narrativo y algunos gags afortunados, pero le pierde cierto tono patriótico exagerado.

5/10
Al borde del infierno

1956 | Toward the Unknown

Película filmada con gran realismo y donde se contó con la colaboración de las Fuerzas Armadas Norteamericanas, en especial en sus arriesgadas secuencias aéreas. Además, su guionista Beirne Lay Jr. fue piloto de un B-17 durante la II Guerra Mundial y su director Mervyn LeRoy ya era un maestro en películas de exaltación del ejército, como la notable Treinta segundos sobre Tokyo (1944). El mayor Lincoln Bond (William Holden) es un piloto caído en desgracia desde que fue mentalmente torturado durante la guerra de Corea. Su intención es recuperar el prestigio perdido y volver a volar, con lo que deberá probar su valía y honestidad. Le ayuda su novia, a la sazón secretaria del general. El largometraje supuso el debut en pantalla del actor James Garner.

6/10
Mala semilla

1956 | The Bad Seed

Rhoda es una niña lista y sibilina con cara de ángel, pero tras esa tierna faz y esas trencitas rubias se esconde un ser malvado. Cuando una serie de accidentes se van sucediendo, donde incluso un niño de su colegio muere ahogado, Christine, la madre de Rhoda, empieza a sospechar que su hijita esté posiblemente detrás de todo. Thriller inquietante dirigido por Mervyn LeRoy (El puente de Waterloo, Mujercitas) y protagonizado por Nancy Kelly, en el papel de la madre, que fue nominada al Oscar como mejor actriz. En general, los niños y el cine de terror forman una combinación perfecta para imbuir en el espectador ese suspense y escalofrío que se quiere conseguir. Esta película no se queda atrás y la pequeña Patty McCormack trasmite esa mezcla de dulzura y malicia al mismo tiempo; por ello consiguió ser nominada a la estatuilla como actriz de reparto. También Eileen Heckart logró ser candidata al Oscar como la madre del chiquillo ahogado.Es cierto que a veces domina cierta teatralidad en la puesta en escena, pero también hay momentos de puro cine, con un estupendo uso de la tonadilla que la niña suele tocar al piano, en el momento en que muere carbonizado cierto personaje, y en el clímax de una noche de tormenta.

6/10
La pelirroja indómita

1955 | Strange Lady in Town

Aunque la mayoría de títulos del oeste tenían protagonismo masculino, en esta ocasión es una mujer –la pelirroja del título, que no es otra que Greer Garson– el auténtico motor de la historia. Todo arranca en el Nuevo México de 1880, cuando dicha localidad recibe su nuevo residente médico en la figura de Julia Winslow, que ha conseguido el puesto gracias a los avances del movimiento sufragista norteamericano. Los recelos de la gente a que sea una mujer quien les diagnostique –y no digamos que les osculte–, también aparecen en el otro doctor de la zona, Rourke O’Brien, que no cree que esta sea una profesión adecuada para una mujer. La aparición de un pistolero, hermano de la doctora, y de los indios, acabará por darle a la película el tono aventurero deseado.

5/10
Rose Marie

1954 | Rose Marie

Colorista adaptación cinematográfica de una opereta de gran éxito en Broadway, estrenada en 1924 y escrita por Rudolf Friml y Oscar Hammerstein, que ya contaba con dos versiones homónimas en el cine: una muda de 1928 dirigida por Lucien Hubbard, con Joan Crawford y James Murray; y otra en 1936, con los célebres Nelson Eddy y Jeannette MacDonald de protagonistas. En esta ocasión, se rodó en cinemascope y produjo con todo lujo MGM, lo que hizo que se cambiaran algunas cosas con respecto al original, aligerando las canciones y colocando un magnífico prólogo instrumental de nueve minutos dirigido por Alfred Wallenstein. Lo más reseñable resultó el número musical de sacrificio indio protagonizado por Rita Moreno. La historia sigue siendo la misma, el romance entre un trampero canadiense y una mestiza.

5/10
Mi amor brasileño

1953 | Latin Lovers

Romántica comedia musical de cambio de parejas, donde una rica y atractiva heredera cree que todos los hombres que la cortejan lo hacen por su dinero. Cuando su última conquista tiene que viajar a Brasil por cuestiones de negocios, ella decide seguirle al exótico país sudamericano. Una vez allí, el clima sensual de baile y playa hace que mientras ella se siente atraída por un millonario latino, su novio encuentre otra pareja en la persona de una secretaria. El cuarteto principal es ciertamente atractivo, con Lana Turner, Ricardo Montalbán, John Lund y Jean Hagen. La cinta iba a ser protagonizada por otro latin lover como Fernando Lamas, por aquel entonces amante de Lana Turner. Pero tras romper, la estrella femenina eligió a otro actor para el papel.

4/10
El amor nació en París

1952 | Lovely to Look at

Un empresario de musicales recibe como herencia de su tía la mitad de una tienda de modas en la ciudad de París. Así que hasta allí viaja en compañía de sus dos socios, para intentar convencer al otro dueño que compre su parte y poder financiar así un show en Broadway. Cuando descubren que la otra mitad pertenece a dos atractivas jovencitas y que, además, el negocio está casi en la quiebra, los tres amigos deciden quedarse y reflotar la tienda. Mucho lujo, diversión y números musicales, rodados a todo color, en una nueva versión de un clásico de Fred Astaire y Ginger Rogers llamado Roberta (1935). En esta ocasión se contó con un gran reparto compuesto por Kathryn Grayson, Howard Keel, Ann Miller y la exuberante Zsa Zsa Gabor. Mantiene las canciones del original de Broadway, obra de Jerome Kern y Otto Harbach, entre ellas 'Smoke Get in Your Eyes' ('El humo ciega tus ojos'), que sería popularizada por 'The Platters' en una melosa versión.

6/10
La primera sirena

1952 | Million Dollar Mermaid

Convencional biopic sobre la nadadora australiana Annette Kellerman (1887-1975), todo un hito en el mundo de las piscinas al convertir en deporte olímpico la natación sincronizada, y que además fue actriz y escritora, y realizaba números en las ferias. Por supuesto, Hollywood aportó las dosis necesarias de romance, superación personal, canciones y final feliz a la historia, contando para ello con el protagonismo de su particular "sirena" Esther Williams. El film contiene espectaculares secuencias acuáticas de ballet de tipo caleidoscópico, coreografiadas por Busby Berkeley. Candidatura al Oscar para la fotografía en color de George J. Folsey. Annette Kellerman fue desde muy joven una campeona de natación en su país. Cuando su familia se trasladó a Londres, comenzó a mostrar sus habilidades recorriendo a nado el río Támesis. Esto la llevó a Boston, donde protagonizó un singular escándalo para la época al llevar un bañador que dejaba las piernas al descubierto, lo que era necesario para nadar, pero que para las costumbres de entonces resultaba indecente.El film muestra la preocupación paterna por el futuro de su hija nadadora, y el interés, también amoroso, del feriante James Sullivan, que sabe valorar las cualidades acuáticas de Annette y sacarles rendimiento económico.

5/10
Quo Vadis

1951 | Quo Vadis

Marco Vinicio es un guerrero que regresa a Roma después de tres años de batalla. A su llegada conoce a Lygia, una cristiana de la que se enamora, y pide al emperador Nerón que se la ceda, porque ella es una esclava de Roma. A pesar de su condición de guerrero, Lygia no puede evitar enamorarse de él. Entre medias, tendrá lugar los acontecimientos históricos de Roma y lo que aconteció al pueblo cristiano. Superproducción de la Metro sobre los primeros cristianos, basada en la novela de Henryk Sienkiewicz, que obtuvo ocho nominaciones a los Oscar, incluyendo mejor película, mejor actor de reparto, y mejor fotografía. Los guapos protagonistas Robert Taylor (El puente de Waterloo) y Deborah Kerr (De aquí a la eternidad) fueron el principal reclamo, actores de moda, que estuvieron bien respaldados por un cínico y algo extravagante Peter Ustinov (Espartaco), en el papel de Nerón. Sophia Loren y Elizabeth Taylor hacen un cameo. La mezcla entre religión, cine histórico y romance eran los ingredientes perfectos para el buen cine de la época, y si a eso se le añaden grandes interpretaciones, el resultado es estupendo. Escenas gloriosas y decorados majestuosos que dejan huella en la retina, y convierten el film en una de las mejores producciones bíblicas de todos los tiempos.

7/10
Mujercitas

1949 | Little Women

A mediados de siglo XIX, cuatro hermanitas muy diferentes entre ellas (Meg, Jo, Amy y Beth) viven felices con su madre y esperando noticias de su padre que se encuentra en la guerra. Meg es la responsable hermana mayor, Jo es la rebelde que quiere ser escritora, Amy es la más presumida y amante de la pintura y la pequeña Beth es la dulce y frágil, al mismo tiempo. La película narra el paso de los años de estas muchachas, su madurez, sus preocupaciones, deseos, alegrías y tristezas. Sus vecinos y amigos siempre están al lado de estas jovencitas de gran corazón. Deliciosa película clásica protagonizada por Janet Leigh, Elizabeth Taylor, Margaret O'Brien y Peter Lawford, entre otros. El film es una adaptación de la novela de Louisa May Alcott, que ya contaba con una versión en 1933 de George Cukor con Katharine Hepburn. El film de Mervyn LeRoy con el agradable Technicolor se ha convertido en una maravillosa película. Indispensable.

7/10
Mundos opuestos (1949)

1949 | East Side, West Side

Una mujer (Barbara Stanwyck) cree que su marido (James Mason) no es sólo un adúltero sino que también ha cometido un crimen en la persona de su amante (Ava Gardner). Fallido melodrama de la Metro a pesar de que contaba con todos los alicientes de éxito de la compañía: excelente director como Mervyn LeRoy, un equipo técnico de primera categoría con el vestuario de Helen Rose y la música de Miklós Rózsa, y un reparto increíble con nombres como los de James Mason, Barbara Stanwyck, Ava Gardner, Van Heflin y Cyd Charisse. Además, su trama provenía de una conocida novela de Marcia Davenport. Rodada durante ocho semanas con una gélida relación entre Stanwyck y Ava Gardner, en su estreno el público no respondió y la crítica no fue nada magnánima definiéndola como: “Un cero como triángulo amoroso y un film equivocado que no sabe si es melodrama o cine negro”.

5/10
¡Hagan juego!

1949 | Any Number Can Play

Melodrama sobre la adicción al juego en el cual el propietario de un casino con problemas de conciencia intenta arreglar las cosas con su mujer e hijo. Cuando éste comienza a tener malas compañías y entra en prisión, su padre le hace recapacitar para que no pierda la vida como él en negocios sucios y deudas de juego. La novela de Edward Harris Heth fue transformada en un recio guión por Richard Brooks, quien debutaría en la dirección un año después con Crisis. La cinta cuenta con una atractiva pareja protagonista: Clark Gable –en otro de sus personajes ambiguos pero de buen corazón– y Alexis Smith, que representan un matrimonio, aun con la notable diferencia de edad que existía entre ambos: mientras ella era una moza de 28 años, la estrella del bigote ya rozaba la cincuentena y estaba en el declive físico de su carrera.

6/10
La rival

1948 | Homecoming

Melodrama que volvía a reunir a la pareja Gable-Turner tras Quiero a este hombre (1941) y una vez había salido a la luz un supuesto romance entre ambos. Esta vez dirigidos por Mervyn LeRoy y bien acompañados por Anne Baxter, Gladys Cooper y Cameron Mitchell. El filme sigue las constantes del cine de posguerra, intentando mostrar cómo este conflicto había cambiado la vida de millones de personas trágicamente. A pesar de sus buenas intenciones, lo cierto es que nunca acaba de arrancar del todo y sus casi dos horas son algo excesivas. Gable es un reputado médico, felizmente casado, que es llamado a filas. Durante la guerra se enamora de una enfermera, por lo que se replantea toda su existencia y su felicidad conyugal.

4/10
Sucedió en el tren

1946 | Without Reservations

Kit Madden es una novelista que se dirige en tren hacia Hollywood para colaborar en la película en la que se basa su nuevo libro 'Aquí está el mañana'. Durante el trayecto conoce al marine Rusty Thomas, un caballero con el que comentará las ideas del libro sin saber que ella es la autora. Pronto, Kit comprobará que Rusty no está del todo de acuerdo con lo que dice la novela. Al igual que en Sucedió una noche de Frank Capra, en esta comedia romántica dos desconocidos hacen amistad en el transcurso de un viaje. John Wayne dejó por un momento las espuelas y el caballo para meterse en la piel de un marine que conquista a la alegre escritora Claudette Colbert, preocupada por no encontrar al actor de la película, pues Cary Grant ha rechazado el papel. La Colbert vuelve a demostrar que en la comedia se mueve como pez en el agua.

5/10
30 segundos sobre Tokio

1944 | Thirty Seconds Over Tokyo

Inteligente cine de propaganda, rodado en plena Segunda Guerra Mundial. Basado en el libro de Robert Considine y el oficial del ejército Ted W. Lawson, fue convertido en guión cinematográfico por Dalton Trumbo, después defenestrado en las "listas negras" al ser acusado de comunista. El film se centra en la misión supersecreta del ejército estadounidense, que debe servir como respuesta al cobarde ataque japonés a Pearl Harbor. Durante una temporada los pilotos entrenarán con los Mitchell B-25, para poder lograr despegar en pistas de tan sólo 150 metros. Y es que, en efecto, su misión consistirá despegar de un portaviones cercano a la costa japonesa, para bombardear objetivos militares en Tokio y otras ciudades, todo un golpe al corazón de la moral nipona. Entre los protagonistas destacan Spencer Tracy, como el oficial Doolitle, y Van Johnson, cuyo personaje, el Lawson antes mencionado, llega a sufrir la amputación de una pierna. Rodeada de gran aceptación popular -es magnífico el retrato del enamorado matrimonio Lawson, que esperan un niño, una mirada a cómo afecta la guerra a los civiles-, logró un Oscar a los mejores efectos especiales (A. Arnold Gillespie, Donald Jahraus, Warren Newcombe y Douglas Shearer) y una nominación para la fotografía en blanco y negro de Robert Surtees y Harold Rosson. Y es que en efecto, las escenas de los ataques aéreos y en China son sobresalientes, y se utilizó en parte auténtico material documental.

6/10
Madame Curie

1943 | Madame Curie

Etapa de la vida de la científica polaca Marie Curie que tras casarse con Pierre Curie, inician juntos experimentos en su laboratorio, alcanzando fama mundial por lograr aislar dos nuevos elementos químicos: el polonio y el radio. Ganó el Premio Nobel de Física en 1903 pero años después, Pierre murió trágicamente al ser atropellado por un camión. Marie Curie prosiguió sus investigaciones, asumiendo, además, la cátedra de su marido en la Universidad. Años más tarde recibió el Premio Nobel de Química. Siete nominaciones a los Oscar, obtuvo este film, incluyendo película, actriz y actor, entre otros. Mervyn LeRoy (Mujercitas, Soy un fugitivo) reemplazó en la dirección a Albert Lewin, que iba a llevar la batuta del film en un primer momento.

6/10
Senda prohibida

1942 | Johnny Eager

Cine negro del director especialista en el género Mervyn LeRoy, como demuestran sus obras maestras de los años 30 Hampa dorada (1931) y Soy un fugitivo. Robert Taylor es el Johnny Eager del título original, cabecilla de una banda de delincuentes que, camuflados en operaciones legales, ha conseguido burlar la acción de la justicia hasta el momento. Sus problemas comenzarán cuando se enamore de Lisbeth (Lana Turner), una joven estudiante de psicología que resulta ser la hijastra de un abogado del distrito que persigue sus actividades delictivas. Dominando a la perfección los mecanismos del género, el papel más jugoso de la función recayó en Van Heflin como Jeff Hartnett, un alcohólico que es la mano derecha del gángster. El actor consiguió un Oscar por su trabajo.

8/10
Niebla en el pasado

1942 | Random Harvest

Un hombre que padece amnesia a causa de una herida de guerra, se casa con una mujer a la que no podrá recordar cuando recupere la memoria. La sufrida esposa pondrá todo su empeño en hacer revivir su amor por ella. Basada en el relato de James Hilton, este excelente melodrama dirigido por Mervyn LeRoy, es una apasionante historia de amor, no exenta de suspense. Ronald Colman y Greer Garson dan vida a este singular matrimonio, con gran convicción. Sin duda la fuerza de sus interpretaciones contribuye al magnífico resultado final. La película obtuvo siete nominaciones a los Oscar, incluidas las de mejor película y mejor director.

7/10
Unholy Partners

1941 | Unholy Partners

Historia de sensacionalismo periodístico en el Nueva York de 1920. El editor Bruce Corey hará lo que sea con tal de que su publicación salga adelante. Incluso aliarse con un peligroso gángster que financie su proyecto. Esto hace que sus editoriales sean bastante benévolos con las actividades de dicho individuo. Cuando Bruce va descubriendo más cosas sobre su nuevo socio, su código ético comienza a resentirse. El problema se agrava cuando su joven ayudante comienza a enamorarse de la novia del gángster. Gran película, a medio camino entre la denuncia y el cine negro, que ofrece distintos puntos de vista sobre la libertad de prensa y el papel de los medios de comunicación para mantener su autonomía. Cuenta con un inspirado Edward G. Robinson en el papel principal, que lleva con vigor y energía todo el peso de la acción.

7/10
De corazón a corazón

1941 | Blossoms in the Dust

Edna ha perdido un hijo, pero asume su dolor y decide, junto a su marido Sam, abrir un orfanato en Texas para ayudar a niños desvalidos o sin padres. Esto le causará problemas entre los grupos más conservadores, que no ven con buenos ojos la creación de una institución de acogida a niños nacidos fuera de matrimonios. Edna luchará con uñas y dientes para conseguir la legalidad del orfanato. Mervyn LeRoy dirige este melodrama biográfico, candidato a los Oscar, con una valiente y emprendedora Greer Garson (Adiós, Mr. Chips, La Sra. Miniver).

5/10
Escape

1940 | Escape

A pesar de que Estados Unidos todavía no había entrado en guerra, algunos productores de Hollywood comenzaron a tomar claramente partido contra el fascismo imperante en Europa, en especial después de estallar la guerra civil española. Este es uno de sus casos más representativos, ya que se trata de una producción MGM con dos grandes estrellas en su reparto –la protegida de los Estudios Norma Shearer y el galán Robert Taylor–, además de Conrad Veidt, Alla Nazimova y Bonita Granville. Para ello se adaptó una novela de Grace Zaring Stone, que tuvo que firmar como Ethel Vance para que los nazis no tomasen represalia contra ella. Por la misma razón, algunos actores también utilizaron nombres falsos. En pleno régimen nazi, un americano llega a Alemania para buscar a su madre desaparecida. Tras algunas pesquisas y la observación del clima que se respira en el país, descubre que está en un campo de concentración y que se ha fijado fecha para su ejecución. Sólo una viuda americana que vive en Berlín podrá ayudarle a salvarla.

6/10
El puente de Waterloo

1940 | Waterloo Bridge

Roy es un soldado inglés que regresa a su hogar antes de empezar la Segunda Guerra Mundial. La llegada le recuerda sus años de juventud y cómo conoció a Myra, una bailarina de la que se enamoró en pleno conflicto de la Primera Guerra. La cruenta batalla hace que los jóvenes se separen y una errónea nota de prensa hace pensar a Myra que Roy ha muerto. Precioso melodrama romántico sobre dos jóvenes enamorados que son separados por el destino cruel de la guerra. El galán Robert Taylor encaja muy bien en su personaje, y la bella Vivien Leigh, sobreponiéndose aún a la resaca de Lo que el viento se llevó, hace lo propio en un personaje hecho para ella. Mervyn LeRoy lleva la batuta de esta película donde la preciosa música y la inolvidable fotografía fueron nominadas a los Oscar.

7/10
Fools for Scandal

1938 | Fools for Scandal

Comedia de enredos, repleta de gags y picardía a cargo de su protagonista femenina, que tiene como fondo la ciudad de París. En ella, el marqués francés René Viladel se encuentra totalmente arruinado, aunque no por ello ha dejado de tener clase y elegancia. Es por ello que embauca a una rica actriz norteamericana, de vacaciones en la capital francesa, y se marcha con ella con la intención de llegar al matrimonio. La única película que Carole Lombard rodó para la Warner. Tuvo unas críticas nefastas, donde la tachaban de pastosa y aburrida. Basada en la obra teatral 'Return Engagement', de Nancy Hamilton y James L. Shute, tuvo algunos problemas en su producción y las canciones que Rodgers y Hart escribieron para el film acabaron siendo desechadas.

4/10
Una chica con suerte

1937 | The King and the Chorus Girl

Un monarca europeo queda prendado de una corista americana que trabaja en el Folies Bergere de París. Incluso está dispuesto a renunciar a su trono por casarse con ella. En Inglaterra se comparó el caso con el de Eduardo y la señora Simpson. Tiene algunos momentos interesantes y un buen trío protagonista, con Fernand Gravey y Joan Blondell como los enamorados, y Jane Wyman como una divertida amiga de la pareja. Producida y dirigida por Mervyn LeRoy, la película es más conocida por pertenecer a una historia llamada en principio 'Grand Passion', escrita por Norman Krasna y... ¡Groucho Marx!. Aunque no hay mucho del humor disparatado del cómico del puro y bigote, ya que más bien se trata de una comedia romántica con bastantes tópicos y números musicales como la canción 'For You and On the Rue De La Paix'.

5/10
El caballero Adverse

1936 | Anthony Adverse

Basado en la novela de aventura y romance de la época napoleónica escrita por Hervey Allen y publicada en 1933. Nada más comenzar el film, se dicen las palabras que identifican a nuestro misterioso personaje: “sin padre, ni madre, ni nombre”. Efectivamente, Anthony Adverse crece huérfano en un convento enamorándose de la hija del cocinero. Sin embargo, la felicidad le dura poco tiempo, pues el muchacho se verá envuelto en un sin fin de aventuras que le llevarán de Cuba a África, hasta que regresa a París para ver a su amada convertida en una estrella de la ópera y descubrir los secretos de su pasado. Considerada la película más larga –141 minutos– y costosa producida por el Hollywood sonoro hasta el momento, tuvo que pasar primero el filtro de la censura ya que en su guión inicial le fueron eliminadas 40 páginas al mostrar desnudo al niño protagonista. Consiguió nominaciones al Oscar a la mejor película, decoración de interiores (Anton Grot) y ayudante de dirección (William Cannon); resultando ganadora en las categorías de actriz secundaria (Gale Sondergaard), fotografía (Gaetano Gaudio), montaje (Ralph Dawson), y banda sonora para el jefe de Estudio de la Warner Leo Forbstein cuando, en realidad, el impresionante score había sido compuesto por Erich Wolfgang Korngold.

8/10
Three Men on a Horse

1936 | Three Men on a Horse

Adaptación de la obra teatral que George Abbott y John Cecil Holm escribieron en 1935 y que estuvo dos años en cartel con más de 800 representaciones. Su argumento versa sobre un hombre bastante vulgar que, de repente, descubre que tiene una rara habilidad para descubrir los caballos ganadores en las carreras. Esto hace que cambie su relación con todos los que le rodean, incluido su esposa y jefe. Las cosas se complican cuando tres jugadores compulsivos deciden aprovecharse de ese don. La producción para First National fue supervisada por Sam Bischoff, que introdujo elementos de acción que no estaban previstos y que ayudaron a que funcionase en taquilla. A destacar la comicidad de su reparto con Joan Blondell, Edgar Kennedy y Eddie 'Rochester' Anderson.

5/10
Luz a Oriente

1935 | Oil for the Lamps of China

Las miradas de Hollywood hacia China solían estar repletas de tópicos, exotismo rodado en estudio y actores norteamericanos que intentaban pasar por orientales. Algunos de esos ejemplos los encontramos en La buena tierra (1937) y Estirpe de dragón (1944). Al igual que en éstas, Luz a Oriente habla de relaciones comerciales, que comienzan cuando el vendedor Stephen Chase es enviado a China para abrir este mercado a través de una compañía petrolífera. Su ingenio le hace fabricar una lámpara de queroseno que puede interesar a los compradores chinos, pero esto le produce enemigos entre empresas rivales. El exceso de trabajo hace que desatienda a su esposa embarazada. Costosa producción de la Cosmopolitan y First National –sobre todo por los decorados orientales de Robert M. Haas– que no funcionó demasiado bien en taquilla. Basada en una novela de Alice Tisdale Hobart (1882-1967), escritora también adaptada al cine en Esta tierra es mía (1959).

6/10
Divina gloria

1935 | Page Miss Glory

Comedia ligera según la obra teatral de Joseph Schrank y Phillip Dunning (estrenada en Nueva York en 1934), versionada para cine con un guión de Delmer Daves y Robert Lord. Su dirección corrió a cargo de Mervyn LeRoy, pero su exceso de trabajo hizo que Robert Lord le ayudase en dichas tareas. Fue la primera de las cuatro cintas que Marion Davies –la amante protegida del magnate de la prensa Randolph Hearts– rodó para la Warner, mostrándose como una más que aceptable comediante. Ella es la típica chica de pueblo, que llega a la gran ciudad y gana un concurso de belleza. Repleta de gags y ritmo ágil, lo cierto es que no tuvo mucha aceptación.

5/10
Su vida privada

1935 | I Found Stella Parish

Stella Parish es una actriz londinense que, de repente, en la cima de su éxito, abandona su profesión. Un periodista será el encargado de seguir la pista de este hecho, descubriendo que detrás de todo el asunto se oculta un tormentoso pasado de Stella, que tiene que ver con una hija secreta y una condena carcelaria por asesinato. Lacrimógeno melodrama, en la mejor tradición de la Warner, especialmente escrito para el estrellato de Kay Francis (1899-1968), de peculiar belleza y que tras algunos destacados papeles en los años 30 acabó retirándose del cine a mediados de la década de los 40. Brillante vestuario a cargo de Orry-Kelly, sobre todo en lo que a las funciones interpretadas por Stella se refiere.

5/10
En pos de la aventura

1934 | Happiness Ahead

Comedia repleta de lujo y canciones, con producción de Sam Bischoff, un adecuado reparto con Josephine Hutchinson y Dick Powell al frente, y una dirección de LeRoy que se asemeja a otras sofisticadas tramas como las de Mitchell Leisen. Todo comienza en la celebración del Nuevo Año, cuando una dama de la alta sociedad se enamora de un limpiacristales. Ocultando su identidad, ambos mantienen una relación que se rompe cuando él descubre que, gracias a los contactos de la chica, ha ido escalando posiciones. En una circunstancia no muy usual, durante los títulos de crédito Powell interpreta la canción que da título original a la cinta, 'There Must Be Happiness Ahead', escrita por Dixon y Wrubel.

5/10
Heat Lightning

1934 | Heat Lightning

Melodrama que entronca con el estilo de cine negro que su director, Mervyn LeRoy, había adoptado en otras cintas como Soy un fugitivo (1932). Su argumento proviene de una obra teatral escrita por Leon Abrams y George Abbott, que se estrenó en Broadway en 1933. Considerada un antecedente de otra producción Warner, El bosque petrificado (1936), su acción transcurre en una perdida estación de servicio en California. Allí, durante 24 horas, una serie de personajes van a cruzar sus caminos con el nexo en común de Olga, la dueña del local. Ella se va a relacionar con una pareja de criminales, uno de ellos un antiguo amante. El ambiente es de lo más sórdido, especialmente por las apariciones femeninas de la protagonista Aline MacMahon, Ann Dvorak como la hermana de uno de los malhechores y Glenda Farrell. En 1941 dicha obra tuvo una nueva versión para el cine con el título de Highway West.

6/10
¿Qué hay Nellie?

1934 | Hi, Nellie!

Nueva colaboración entre el director Mervyn LeRoy y Paul Muni tras Soy un fugitivo (1932) y El mundo cambia (1933). En esta ocasión, el actor –especializado en papeles de gángster– intentó un cambio de registro al encarnar al editor de un periódico que, firmando con el pseudónimo de Nellie, comienza a investigar por su cuenta el asesinato de un banquero. Sus pesquisas le llevarán hasta los bajos fondos, donde conoce a algunos mafiosos y a la rubia de rigor (Glenda Farrell). Narrada con cierto estilo, es cierto que su condición de comedia le resta algo de credibilidad a los acontecimientos. Eso sí, el argumento del periodista que se oculta con un apodo y descubre al asesino también sirvió para tres películas más: Love Is on the Air (1937), You Can´t Escape (1942) y House Across the Street (1949).

5/10
Bella Adelina

1934 | Sweet Adeline

Película a mayor gloria de la cantante de opereta Irene Dunne, tan sofisticada como de costumbre. Ella es la Adelina del título, una artista del entretenimiento de 1898, enamorada de un escritor de canciones, a la vez que partícipe de una intriga de asesinato donde aparece una espía española llamada Elysia (encarnada por Wini Shaw). Todo proviene de un célebre musical de Broadway escrito por los talentosos Jerome Kern y Oscar Hammerstein II en 1929. Esto hace que la trama sea lo de menos y que el público valorase las dotes de cantante de Dunne así como los números de baile del coreógrafo Bobby Connolly. Entre las canciones se encuentran algunas de las melodías más reconocidas del dúo Kern–Hammerstein como 'Here Am I', 'We Were So Very Young' y 'Out of the Blue'.

4/10
Duro de pelar (1933)

1933 | Hard to Handle

Al igual que hizo con Paul Muni en ¿Qué hay Nellie?, el director Mervyn LeRoy también prescindió del registro gangsteril de James Cagney en esta comedia donde es un agente de prensa que se convierte en promotor de un maratón de baile. Lo cual está muy bien para ir conociendo las historias de los diferentes personajes que intervienen en el mismo, entre ellos el de la ganadora Mary Brian (1906-2002), una secundaria que comenzó en el cine mudo y se retiró del espectáculo a finales de los 50, sirviendo en todo tipo de géneros y estilos. Cagney está muy enérgico en su papel, y en un momento determinado se autoparodia al hacer un anuncio de pomelos (que era la fruta que estrellaba en el rostro de la chica en El enemigo público (1931)). Broma que volvería a repetir en Uno, dos, tres, de Billy Wilder (1961).

6/10
Vampiresas de 1933

1933 | Gold Diggers of 1933

El empresario de Broadway Barney Hopkins contrata a cantantes y bailarinas en paro para un nuevo musical. A la función se une el compositor Brad Roberts, rico heredero de Boston. Para desesperación de su familia, Brad se enamora de la corista Polly (Ruby Keeler). Uno de los muchos filmes de los 30 con Joan Blondell y Dick Powell, grandes estrellas de la época, que acabaron casándose. Películas desenfadadas como ésta transmitían alegría a la población, gravemente afectada por la Gran Depresión, con canciones como "We're in the Money" y "Remember My Forgotten Man".

6/10
Ana la del remolcador

1933 | Tugboat Annie

Uno de los grandes éxitos de taquilla de 1933 fue esta tragicomedia donde se cuenta la vida de Ana (Marie Dressler), que lleva un remolcador mientras ha de soportar a su marido borracho (Wallace Beery). Mientras, su hijo Alec (Robert Young) se involucra sentimentalmente con la propietaria de la línea de ferry. En 1940 tuvo una secuela titulada Tugboat Annie Sails Again, con Marjorie Rambeau de actriz principal, desembocando el personaje en una serie de televisión durante los años 50. Película basada en varias historias de Norman Reilly Raine (1894-1971), que hacía así su debut en el cine. Luego dio mucho juego al ganar el Oscar con su guión para La vida de Emile Zola (1937) y escribir otras producciones Warner de carácter aventurero, como Robin de los bosques (1938) y El capitán Kidd (1945).

5/10
Elmer the Great

1933 | Elmer the Great

Adaptación de la obra teatral de George M. Cohan y Ring Lardner en la que el cómico Joe E. Brown es Elmer Kane, el mejor jugador de béisbol de los Chicago Cubs. Para que no se distraiga con líos amorosos, el entrenador del equipo le esconde las cartas que, durante años, le ha estado enviando su novia Nellie desde su pueblo. Cuando ella llega a la ciudad para verle jugar, le descubre en brazos de otra mujer. Desconsolado, Elmer, se convierte en un jugador compulsivo. Ello le llevar a estar en manos de prestamistas e incluso da con sus huesos en prisión. Elmer the Great –que tuvo un remake en 1939 como Cowboy Quarterback– forma parte de una trilogía donde Brown ejerce de jugador de béisbol y que completan ¡Hola, bombero! y Alibi Ike.

4/10
El mundo cambia

1933 | The World Changes

Ambicioso largometraje que engloba a tres generaciones de la familia Nordholm en sesenta años de historia. Una saga que arranca con cierto toque de western, al presentar una granja de Dakota del Sur, donde el joven Orin marcha en busca de mejores oportunidades de vida. Una vez instalado en Chicago alcanza un gran éxito al inventar un sistema de refrigeración para automóviles. Cuando todo parece irle sobre ruedas (nunca mejor dicho), el crack del 29 le golpea duramente. Además del western antes mencionado, también contiene elementos de melodrama y cierto mensaje crepuscular sobre le paso del tiempo. Paul Muni está muy bien acompañado por Aline MacMahon, Mary Astor, Donald Cook y Patricia Ellis, todos ellos miembros de la familia Nordholm.

6/10
High Pressure

1932 | High Pressure

Sencilla farsa procedente del teatro, según un texto de Aben Kandel. En la misma, Gar Evans (William Powell, tan encantador como de costumbre) se involucra en el proyecto de fabricar un producto artificial que puede convertirle en un magnate de los negocios. El principal problema es que el inventor ha desaparecido de la circulación y que todo el proyecto puede venirse abajo. Por supuesto, todo culminará felizmente para Gar, incluyendo la relación con su chica (Evelyn Brent). Contiene buenos diálogos y una idea original de inicio. Esto hizo que la propia Warner volviese a producir la misma película, pero con actores franceses y titulándola Le bluffeur. Para sacarle todo el provecho, la misma productora haría una nueva versión en 1936 con el nombre original de la obra: Hot Money.

5/10
Tres vidas de mujer

1932 | Three on a Match

Película que consiguió estrenarse antes de que entrase en vigor el código de censura en Norteamérica y que, por ello, contiene alusiones a las drogas, la infidelidad y la lujuria femenina, resultando las protagonistas bastante sensuales y atrevidas. La historia es la de tres amigas que, después, de muchos años sin verse, vuelven a juntarse: Vivian se ha casado con un rico abogado y tiene un niño, Mary es una muchacha frívola que ha estado en un correccional, y Ruth es una secretaria. Las vidas de las amigas se entrelazarán de nuevo participando en un crucero que acabará involucrándolas con unos mafiosos. Las tres muchachas son, por este orden, Ann Dvorak, Joan Blondell y Bette Davis, dentro de un nutrido reparto en el que aparece brevemente Humphrey Bogart (como uno de los delincuentes). La propia Warner rodaría otra versión sobre el tema –ya más comedida en cuanto al comportamiento de las chicas– titulada Broadway Musketeers (1938).

4/10
Big City Blues

1932 | Big City Blues

Tragicomedia que parte del convencional argumento del paleto de Indiana que hereda una gran fortuna y parte hacia la ciudad de Nueva York. Allí, y con los malos consejos de su primo, descubrirá la buena vida, las mujeres, las juergas con alcohol y, cómo no, los problemas cuando tras una descontrolada borrachera una muchacha aparece asesinada. Versión cinematográfica sobre la obra teatral de Ward Morehouse que, entre algunas situaciones cómicas, intentaba concienciar al espectador de los problemas de la gran ciudad y la vida disoluta. En el reparto, además de la rubia Joan Blondell, aparece un jovencito Humphrey Bogart.

5/10
Dos segundos

1932 | Two Seconds

El comienzo del film es realmente brillante, ya que John Allen está a punto de ser ejecutado en la silla eléctrica. En los últimos dos segundos de su vida, rememora cómo ha llegado a esta situación: su empleo, su afición a la bebida, su matrimonio y la infidelidad de su esposa. Basada en una obra de teatro de Elliott Lester, el largometraje mantiene un buen pulso de tensión gracias a una victimista interpretación de Edward G. Robinson, en otro de sus clásicos papeles de hombre atormentado por las circunstancias de la vida. Además, su final aporta un toque filosófico, poco frecuente en el cine americano de la época, pues no justifica ni rechaza las acciones del protagonista.

6/10
The Heart of New York

1932 | The Heart of New York

Adaptación de una obra de David Freedman que se estrenó en Nueva York en 1929, con los mismos actores que protagonizarían el film: Joe Smith y Charlie Dale, que eran bastante célebres en la ciudad de los rascacielos por un sketch cómico llamado 'Dr. Kronkheit'. Todo comienza cuando un fontanero inventa una revolucionaria máquina para lavar y, gracias a ello, se hace millonario. Sin embargo todo parece irle mal en este nueva situación, sobre todo cuando su díscola hija amenaza con tener todo tipo de aventuras amorosas. Dirige Mervyn LeRoy, que en aquellos años estaba en su máximo apogeo en cuanto a trabajo se refiere, ya que durante los años 1931, 1932 y 1933 estuvo al frente nada menos que de 18 títulos: un exagerado promedio de una película cada dos meses.

4/10
Soy un fugitivo

1932 | I Am a Fugitive from a Chain Gang

Film basado en la autobiografía de un auténtico recluso llamado Robert E. Burns. Para los que aseguran que Hollywood siempre busca el "happy end", aquí tienen un buen contraejemplo: en la vida real, las cosas acabaron bien, pero en esta película, que denuncia el sistema carcelario estadounidense, algo inusual en los años 30... La trama sigue a un veterano de la I Guerra Mundial, con dificultades para conservar sus distintos empleos, y que acaba dando con sus huesos en la cárcel por un delito en el que no ha intervenido. Tras diversas penalidades consigue fugarse, y reintegrarse bajo una identidad falsa. Pero de modo semejante a como le ocurre al Valjean de Los miserables, el sistema no le ayuda a llevar la anhelada vida honrada que se está procurando. Paul Muni (Scarface, el terror del hampa) hace una composición memorable, mientras Glenda Farrell da vida a la esposa chantajista de la vida encubierta. El film, que contiene todas las claves del subgénero carcelario, levantó las protestas de las autoridades de Georgia, que buscaron su prohibición, aunque el estado ni siquierra se mencionaba en el metraje. Finalmente parece que contribuyó a suavizar el duro sistema penal que se aplicaba allí.

7/10
Esta noche o nunca

1931 | Tonight or Never

Divertida comedia de enredo en torno a una diva de la ópera cuyo representante le reprocha falta de pasión al cantar, tal vez por carecer de verdadero amor en su vida. Gloria Swanson encarna a la cantante.

6/10
Local Boy Makes Good

1931 | Local Boy Makes Good

Primera de las numerosas obras teatrales que Mervyn LeRoy adaptaría al cine de forma consecutiva ya que, después de este título rodaría High Pressure, The Heart of New York, Dos segundos y Big City Blues... ¡en el mismo año!. En esta ocasión, Local Boy Makes Good provenía del texto de J.C. Nugent y Elliot Nugent, que ya había sido llevado al cine en 1928. En esta ocasión, el experto en muecas Joe E. Brown es un ingenuo estudiante de botánica enamorado perdidamente de una bella muchacha, a la que escribe imaginarias cartas de amor diciéndole que es un consumado atleta. Sin embargo, el engaño se hace realidad cuando, casualmente, descubre que es un gran velocista y es fichado por el equipo de la Universidad.

4/10
Too Young to Marry

1931 | Too Young to Marry

La obra teatral 'Broken Dishes'; de Martin Flavin, había despertado bastante expectación en su estreno neoyorquino ya que en ella intervenía Bette Davis. Para su traslación al cine la Warner no contó con la actriz, sino que eligió como reparto femenino a Loretta Young, Emma Dunn y Virginia Sale. Su acción se sitúa en un pequeño pueblo, donde un hombre va viendo cómo toda su familia se va marchando de su lado, por lo que comienza a cambiar su actitud con respecto a la hija que aún permanece con él. Así, ante la desaprobación de su esposa, permite que ella se case con el joven que realmente ama. Curiosamente la pareja de enamorados estaba interpretada por Loretta Young y Grant Whiters, que estaban casados durante el rodaje, pero que ya tenían firmado el divorcio cuando se estrenó la película. Y el motivo tenía mucho que ver con el título original del film: ella, que contaba 17 años por aquel entonces, era “Demasiado joven para casarse”.

4/10
El destino de un caballero

1931 | Gentleman's Fate

Uno de los primeros títulos sonoros de la estrella del cine mudo John Gilbert (El demonio y la carne, Ana Karenina (1927)) del que se intentaba hacer una estrella también del sonoro. Algo que nunca se pudo certificar, ya que fallecería de un ataque al corazón con tan sólo 39 años. Aquí realiza una de sus mejores interpretaciones en el cine hablado, como un contrabandista enamoradizo que termina trágicamente cuando intentaba redimirse. Su personaje, Jack Thomas, ha estado durante años creyendo que su padre estaba muerto. Pero éste regresa, ahora muy enfermo, confesándole que ha permanecido oculto durante años, mientras le protegía en la sombra de las malas compañías que frecuentaba.

4/10
Broadminded

1931 | Broadminded

La idea no es otra que la de reinventar la comedia surrealista en la mejor tradición de los hermanos Marx –no en vano, los guionistas Kalmar y Ruby fueron asiduos al cine de los hermanos–, repleta de gags, situaciones imposibles, enredos varios y mucho disparate. Dos compañeros de juergas (el mencionado Brown y William Collier Jr.) arman la bronca por donde van, camino de Los Ángeles, incluyendo aventuras amorosas con todas las muchachas que encuentran y un encuentro especial con un mexicano llamado Pancho, encarnado nada menos que por Bela Lugosi. Supuso la segunda comedia consecutiva conjunta del director Mervyn LeRoy y el cómico Joe E. Brown tras A toda marcha, y estaba especialmente diseñada para las gracias varias –y muy discutibles– del actor.

4/10
Hampa dorada (1931)

1931 | Little Caesar

Hampa dorada es hoy considerada como uno de los títulos clásicos que dio a luz el cine negro de los años treinta. Esta película narra el ascenso y caída dentro del mundo del hampa de Cesare Bandello conocido por todos como "Little Caesar", alias Rico. Fue protagonizada por Edward G.Robinson, que junto a actores como James Cagney y Humphrey Bogart se especializó en este tipo de papeles. Douglas Fairbanks coprotagoniza esta película dando vida a Joe Massara, el mejor amigo de Rico, pero que finalmente le traiciona delatándole a la policía. Si bien hoy algunos de sus planteamientos pueden resultar ingenuos, el paso del tiempo no ha estropeado esta película que sin duda sirvió de fuente de inspiración a títulos posteriores de cine negro. Mervyn LeRoy dirige esta película que recrea magníficamente aquellos años de timbas clandestinas que surgieron bajo el amparo de la Ley Seca.

6/10
Sed de escándalo

1931 | Five Star Final

El editor de un importante periódico quiere dar un empujón a su tirada y para ello decide sacar a la luz un caso de asesinato de hace 20 años. La autora fue Nancy Voorhees, que disparó contra su amante. Pero ahora, años después, ella es una feliz madre de familia y claro está, no quiere remover su pasado. Thriller dirigido por Mervyn LeRoy y protagonizado por uno de los actores de cine negro más carismáticos: Edward G. Robinson (Cayo Largo, Hombres violentos).

6/10
A toda marcha

1930 | Top Speed

Comedia musical, aunque más centrada en el primer género que en el segundo. No en vano su protagonista principal es el actor Joe E. Brown, que solo con las muecas de su rostro era capaz de provocar la hilaridad entre el respetable. Aquí es un humilde empleado que sueña con ser millonario y conseguir las cosas que nunca ha tenido. Su suerte parece cambiar cuando gana el premio de un crucero, encontrando allí al amor de su vida. El propio Brown entona algunas canciones, entre las que se encuentran melodías paródicas compuestas por los guionistas Kalmar y Ruby ('Goodness Gracious' y 'Keep Your Undershirt'), y otras más serias obra de Al Dubin y Joe Burke como 'As Long As I have You and You Have Me'.

4/10
Numbered Men

1930 | Numbered Men

Al contrario que la otra cinta de temática carcelaria rodada por LeRoy poco después (Soy un fugitivo), en esta ocasión encontramos escasa credibilidad ante lo narrado, a pesar de que se filmó en localizaciones del penal de San Quintín. Se trata de un melodrama adaptado de la obra teatral 'Jailbreak', de Dwight Taylor, convertida en guión por el dúo Alfred A. Cohn y Henry McCarthy. En ella asistimos a bastantes tópicos dentro del género como el falso culpable (Raymond Hackett), el recluso que tiene un plan para escapar (Ralph Ince) y la chica de turno que aparece en la cárcel como si nada (Bernice Claire). También aparece un secundario llamado William Holden que no tiene nada que ver con el célebre actor.

3/10
Playing Around

1930 | Playing Around

Basada en la obra 'Sheba', escrita por Viña Delmar, la historia nos presenta a la mencionada Sheba Miller como una cantante que se ve envuelta en los negocios sucios de un mafioso llamado Nick. Cuando descubre que éste es un criminal que acaba en prisión, Sheba intentará recuperar el amor de su antiguo novio Jack. O sea, un poco de argumento para alegrar la vida al público con números musicales. El largometraje constituía la sexta colaboración entre el director Mervyn LeRoy y la rubia Alice White tras El hacha de la clase, Naughty Baby, Broadway Babies, Hot Stuff y Yo quiero un millonario. White (1904-1983), fue una de las estrellas de la Warner en la transición del mudo al sonoro, rebelándose como una estupenda comediante, bailarina y cantante. Se retiró de la profesión a finales de los 40 para regresar a su antigua profesión de secretaria.

4/10
Yo quiero un millonario

1930 | Show Girl in Hollywood

Show Girl era una película de 1928, basada en la novela de J.P. McEvoy, donde una chica de provincias llamada Dixie Dugan triunfaba en Broadway como bailarina y cantante. Su actriz protagonista, Alice White, volvió a retomar el personaje en Yo quiero un millonario, donde Dixie llega hasta Hollywood para participar en una película titulada 'La chica del Arco Iris'. Sin embargo, el carácter agresivo del director hace que la estrella de la cinta, Donna Harris, tenga una crisis nerviosa. Es entonces cuando, con la producción a punto de la ruina, Dixie toma las riendas del asunto. Comedia dirigida con acierto por Mervyn LeRoy, y en la que se incluye un número musical en color donde, figurando el estreno de la película en cuestión, aparecen esporádicamente algunas estrellas de la Warner como Loretta Young, Al Jolson y Walter Pidgeon.

4/10
Little Johnny Jones

1929 | Little Johnny Jones

Adaptación de un musical de Broadway escrito por George M. Cohan en 1904, y cuyo argumento ya había sido llevado al cine con el mismo título en 1923. Cuenta la historia de un jockey norteamericano que ganó el Gran Derby con un caballo llamado "Yanquee Doodle". Todo ello se adorna con unas tramas paralelas donde el jinete se ve atrapado por dos mujeres: una que realmente le quiere y una vampiresa que busca su perdición. El propio Cohan escribió dos canciones nuevas para esta versión cinematográfica, aunque la más célebre pertenece al musical original: 'Give My Regards to Broadway'. La película, sin pertenecer del todo al género musical ni al melodrama sentimental, no fue bien aceptada por el público y fracasó en taquilla.

4/10
Broadway Babies

1929 | Broadway Babies

Tras el hallazgo del sonoro, los distintos estudios comenzaron a llamar la atención del espectador mediante una serie de musicales con la palabra 'Broadway' en su título. Éste, producido por la Warner a través de su filial First National, fue el primero de ellos, aunque los que se llevaron la palma fueron los de la Metro con la saga de La melodía de Broadway (1929). Por supuesto, la trama argumental no es sino una mera excusa para incluir todo tipo de canciones y números musicales, la mayoría interpretados por la bella rubia Alice White en su primera película sonora: 'Wishing and Waiting for Love', que canta en un club nocturno; 'Jig, Jig, Jigaloo' y 'Broadway Baby Dolls', que tienen lugar en el espectáculo del que ella es la estrella. Aquí interpreta a una muchacha que quiere ser artista al tiempo que ha decidir entre dos amores.

4/10
Naughty Baby

1928 | Naughty Baby

Última película muda de la actriz Alice White, en un título producido y distribuido por la First National, y donde ya comenzaban a escucharse algunos efectos de sonido y música de fondo en su pista de audio, gracias al sonoro descubierto ese mismo año en El cantante de Jazz. En su argumento White encarna a una chica que siente un interés especial por un millonario, a pesar de que éste puede caer en cualquier momento en los tentáculos amorosos de la cazafortunas Bonnie LeVonne. Dirige sin muchos artificios Mervyn LeRoy, en una comedia intrascendente que tiene como único aliciente al trío de actores cómicos secundarios George E. Stone, como un gángster, Benny Rubin y Andy Devine.

4/10
El hacha de la clase

1928 | Harold Teen

Adaptación de una famosa tira cómica creada por el dibujante Carl Ed en 1919. En ella, el adolescente Harold vivía un montón de aventuras estudiantiles con su novia Lillums y sus particulares amigos Shadow Smart y el propietario de la bolera Pop Jenks. A medida que Harold fue creciendo, sirvió en la Marina durante la II Guerra Mundial y buscó algunos trabajos. Finalmente la tira se canceló cuando murió Ed en 1959. Dirigida por Mervyn LeRoy, se llevó al cine en esta versión muda donde Harold llega a un nuevo instituto y, rápidamente, consigue ser el chico más popular al contribuir a ganar el campeonato de fútbol americano. Igualmente con el título original de Harold Teen regresó al cine en un musical de 1934.

4/10
Flying Romeos

1928 | Flying Romeos

El actor George  Sidney, tío del director de mismo nombre, adquirió fama en los Estudios Universal mediante una serie de comedias disparatadas donde encarnaba a un peculiar personaje llamado Cohen, siempre envuelto en líos de familia y empleo. Tras el primero de estos títulos, Rivalidad comercial (1927), a sus peripecias se unió la familia Kelly con el también cómico Charlie Murray al frente. Juntos, los conocidos como 'Cohen y Kelly', intervinieron en cintas cómo The Cohens and the Kellys in Paris (1928), The Cohens and the Kellys in Atlantic City (1929) y The Cohens and the Kellys in Africa (1930). En Flying Romeos, ambos actores encarnan a dos barberos enamorados de la misma chica, la experta en manicuras Minnie (encarnada por la pizpireta Fritzi Ridgeway). Para impresionarla, se meten a aviadores y, entre gags más o menos afortunados, llegan hasta Europa.

4/10
La señorita sin miedo

1928 | Oh Kay!

Aunque parezca un contrasentido, esta película muda tiene su origen en un musical de Broadway llamado 'Oh, Kay!' (título original del film) con canciones de los hermanos George e Ira Gershwin, entre ellos su gran éxito 'Someone to Watch Over Me' (mítica canción empleada como 'leit motiv' en el thriller de Ridley Scott La sombra del testigo). Con libreto de Guy Bolton, su argumento nos presenta una sucesión de enredos que comienzan cuando la atrevida Kay se niega a contraer matrimonio con un lord inglés. Desobedeciendo los designios de su padre, su fuerte y decidido carácter le hace cambiar de nombre y encontrar trabajo de doncella. En teatro el protagonismo recaía en la actriz Gertrude Lawrence, aunque en cine la sustituyó Colleen Moore.

5/10
No Place to Go

1927 | No Place to Go

Comedia romántica donde una rica heredera no está muy contenta con su vida amorosa puesto que considera que su prometido es demasiado sofisticado y educado. En realidad, ella busca al típico machote que la ofrezca emociones y la trate con dureza. Tiene suerte, porque lo encontrará en su propio novio, cuando ambos quedan atrapados en una isla desierta con caníbales y todo. La pareja protagonista –Mary Astor y Lloyd Hughes– dan bastante juego, en el debut en la dirección de Mervyn LeRoy. Está basada en la historia 'Isles of Romance' del escritor Richard Connell (1893-1949), cuyas novelas, ideas o guiones dieron mucho juego en el terreno cinematográfico, como atestiguan El malvado Zaroff (1932), La vía láctea (1936) y Juan Nadie (1941).

6/10

Últimos tráilers y vídeos