IMG-LOGO

Biografía

Irene Visedo

Irene Visedo

41 años

Irene Visedo

Nació el 16 de Julio de 1978 en Madrid, España
Filmografía
La senda

2012 | La senda

Raúl es un maestro del ajedrez, jugador profesional. Su matrimonio pasa por un momento delicado y para salir adelante decide alquilar una cabaña en el bosque, para pasar allí las Navidades junto a su mujer Ana y su hijo Nico. Sin embargo, una vez allí, en un lugar absolutamente aislado, Raúl irá teniendo extraños pensamientos, sueños, visiones, etc. y su inquietud irá creciendo cuando un visitante que les ayuda con algunos trabajos de la casa parece llevarse muy bien con su mujer. Drama de terror español, rodado con pocos medios pero con oficio. Abundan las imágenes en medio de la nieve, los planos nocturnos, y el director debutante Miguel Ángel Toledo juega con lo que puede ser real o puede no serlo. Esta claro que el meollo de la cuestión es incidir en la presunta mente perturbada del protagonista, un como siempre eficiente Gustavo Salmerón (Mensaka). El guión está coescrito por Juan Carlos Fresnadillo (Intacto, 28 semanas después), y quizá con la cámara en sus manos la historia podría haber dado para más.

4/10
La duquesa (serie)

2010 | La duquesa | Serie TV

Miniserie española que narra la vida de Cayetana Fitz-James, la Duquesa de Alba. Apoyada en un reparto bastante acertado, con Irene Visedo como cabeza de cartel, la serie pretende acercar a los españoles la vida y las aventuras, sobre todo amorosas, de la alta aristocracia. Aquí se recogen los primeros años de la duquesa, desde su nacimiento, hasta el periodo de madurez, pasando por su primer matrimonio y el nacimiento de sus hijos. Destaca la presencia del actor Roberto Enríquez. El resultado se deja ver, aunque tampoco es nada del otro mundo y su interés es limitado.

4/10
Amores locos

2009 | Amores locos

El gallego Beda Docampo Feijóo tiene a sus espaldas una amplia trayectoria como guionista y director. Predominan los filmes bienintencionados, de tono amable, que sin embargo no acaban de llegar a funcionar, como Quiéreme, su anterior trabajo. Sin llegar a ser redonda, Amores locos es un nuevo paso adelante en su filmografía, y su mejor película hasta la fecha. Enrique, psiquiatra cuyo matrimonio se fue al traste tras la infidelidad de su mujer, regresa a Madrid para impartir un curso sobre delirios pasionales. Durante una visita al Museo del Prado entra en una sala de pintura flamenca vigilada por una empleada que se desmaya al verle realizando un gesto con las manos. Las ha colocado en la misma posición que el personaje de un cuadro de gran parecido con él, que imparte clases de música a una joven muy similar a Julia, la vigilante. Julia está convencida de que ambos son los personajes del cuadro y están destinados a estar juntos. El psiquiatra –desencantado con el amor– intenta hacerla entrar en razón.  Articular toda la trama en torno a un cuadro es un recurso que ha dado lugar a grandes películas clásicas –La mujer del cuadro, Jennie– y modernas –La joven de la perla–. Es evidente que Docampo se queda muy pero que muy lejos de sus modelos. Los dos protagonistas no acaban de tener fuerza cuando aparecen juntos en pantalla, a veces el ritmo decae demasiado y la puesta en escena es demasiado convencional. Sin embargo tiene grandes aciertos, como la fotografía de Juan Manuel Azpiroz, que homenajea a la pintura flamenca y le saca mucho partido a las localizaciones madrileñas del Retiro y el Museo del Prado, y también ha incluido una secuencia de la ciudad de Brujas. Eduard Fernández compone muy bien a su personaje, sugiriendo su desolación por su fracaso matrimonial, pero sin exagerar. Los secundarios están entre lo mejor del mundo de la interpretación española: Carlos Hipólito, Marta Belaustegui y Marisa Paredes. Mucho más interesante que la media del cine español, Amores locos reflexiona sobre el escapismo, el delirio que trae consigo la pasión amorosa y el autoengaño, que se ejemplifica en los personajes de Hipólito (un tipo que se siente al parecer ‘feliz’ porque se relaciona con una prostituta a la que paga incluso por cenar con él) y Belaustegui (una mujer que por su parte se refugia en la relación con un hombre casado). Es un film lleno de elementos simbólicos, con referencias acertadas, como la inclusión del cuadro de El Bosco ‘La extracción de la piedra de la locura’, donde el médico le saca al paciente un tulipán. De la misma forma el psiquiatra protagonista que intenta extirparle a la paciente la ilusión que le permite mantener una vida equilibrada. Si se desvanecen estas fantasías podría desencadenarse una grave crisis. Estos juegos metafóricos no resultan excesivos ni pretenciosos en ningún momento.

6/10
La mujer del anarquista

2008 | The Anarchist's Wife

1937. En plena guerra civil española, Madrid está asediada por el ejército nacional. Justo Álvarez Calderón divulga sus ideales anarquistas y anima a las tropas republicanas desde una emisora de radio. Intenta que su mujer, Paloma, se lleve a su hija a Francia, porque intuye que la contienda va a acabar mal para su bando. Pero Paloma prefiere permanecer a su lado... Coproducción germano-hispano-francesa que retoma el manido tema guerracivilista, aunque esta vez desde la perspectiva de directores extranjeros. Esto ha ocurrido en pocos casos, aunque ha habido algún film, como Tierra y libertad, de Ken Loach o Por quién doblan las campanas, de Sam Wood. Esta nueva visión de la contienda está codirigida por el alemán Peter Sehr y la francesa Marie Noëlle, también autora del guión, que contiene muchos elementos autobiográficos. La madre de Nöelle no conoció a su progenitor –un republicano español exiliado tras la contienda– hasta que tuvo 16 años y se reunió con él en Francia, anécdota que le ha servido como punto de partida para una historia inspirada en sucesos reales, pero con personajes inventados. La autora ha debido idealizar desde niña la historia de su familia, lo que explica que su visión de la época sea un tanto irreal. Es sobre todo este film la visión de una extranjera que ve el conflicto desde fuera, lo que tiene un lado negativo –falta de verosimilitud en su Madrid asediado– pero también uno bastante positivo: su visión tiene algo menos de prejuicios que la del resto de directores que abordan últimamente el tema. Parte de una visión idílica de los ideales anarquistas, y parece apoyar su lucha contra el bando nacional, pero al menos reconoce que los republicanos eran capaces de cometer barbaridades. Introduce una secuencia –impensable en el actual cine español– en la que un maligno combatiente (lo presenta como un caso aislado, eso sí) del bando republicano, asesina sin piedad a una buena mujer de los nacionales. Aunque tiene cierto interés, el film no acaba de estar bien resuelto. En demasiadas ocasiones, los directores pecan de efectistas, como en la previsible secuencia de una niña durante un bombardeo, y otras veces a sus imágenes les falta fuerza –como en la preparación de un atentado contra Franco–. Los actores son de primera, y aunque se esfuerzan, no siempre son capaces de hacer que ‘cuelen’ unos diálogos un tanto forzados.

4/10
Carlitos y el campo de los sueños

2008 | Carlitos y el campo de los sueños

Carlitos es un niño huérfano que vive en un orfanato regentado por el malvado don Hipólito. El pequeño tiene dos grandes deseos: que una familia lo adopte y jugar al fútbol. Dada su edad –12 años–, Carlitos cree que cada vez habrá menos posibilidades de que una familia quiera adoptarlo. Así que se llena de ilusión cuando comprueba que puede hacer realidad su segundo sueño, ya que se han anunciado unas pruebas para formar parte de la selección española de fútbol junior. Pero el incipiente sueño pronto se convierte en pesadilla, pues don Hipólito se opone a que participe. El director debuta en el largometraje con esta tierna historia que gustará a los más pequeños de la casa. A pesar de que Del Cerro procede de televisión (Médico de familia, Un paso adelante), la película no tiene su inspiración en la pequeña pantalla, sino más bien en el cine norteamericano y en títulos como Once más uno. De hecho, se trata de una trama clásica, de las de toda la vida. Una historia que enseña a los chavales la importancia de la amistad, el trabajo duro, la constancia y la comprensión. Lo que de entrada podría parecer una aburrida lección sobre cómo ser un buen crío, está perfectamente aderezado con grandes dosis de humor, que compensan el contenido dramático del film. Así, si Carlitos es un chaval entrañable que hará las delicias del público, sus amigos Trampas y Seta lo cautivarán. Este trío junto con la Flaca, forman un divertido grupo de amigos, que protagonizan numerosos episodios graciosos. A los mayores les resultarán especialmente simpáticas las reuniones que se celebran cada noche en el cuarto de los chicos.

5/10
El hombre de arena

2007 | El hombre de arena

Extremadura, España. Finales de los años 60. En un hospital psiquiátrico donde además de locos también recalan golfos y maleantes, da con sus huesos Mateo, un tipo más cuerdo que la mayoría, pero que encaja en la segunda adscripción de huéspedes del lugar. De preclara inteligencia, tiene nada más llegar un encontronazo con Burgos, el director del manicomio. Allí aprenderá a convivir con personas que presentan graves taras mentales; y encuentra cierta comprensión en Carmen, una médico que trabajo allí desde hace poco. También despertará su atención Lola, una jovencita tímida que alberga en su interior las secuelas de un duro suceso del pasado. De entrada la trama del guionista y director debutante José Manuel González, encerrada en un largo flash-back, despierta simpatía: tiene un punto de originalidad y el cineasta exhibe en muchos pasajes un notable pulso narrativo. Hay además un esfuerzo por la construcción de personajes y sus relaciones, por ejemplo con los secundarios del portugués y el francés. Pero no se evitan algunos fallos de principiante o ciertos tópicos algo increíbles, de los que se resiente el resultado final, como el del celador que abusa de las mujeres dementes, mientras el director mira a otra parte; o el del preso encerrado en un oscuro calabozo -¿quién será?, ¿qué habrá hecho?, ¿qué oscuro secreto encierra?-, que oculta la inevitable intolerancia de la época, el franquismo, ya se sabe... En el reparto destacan las mujeres, Irene Visedo despegándose de su personaje de la serie televisiva Cuéntame cómo pasó, y la joven María Valverde, en una muestra de su versatilidad.

5/10
Cuéntame cómo pasó (3ª temporada)

2003 | Cuéntame cómo pasó | Serie TV

La mejor y probablemente más representativa tanda de episodios de la serie sobre la familia Alcántara, en su ajetreada vida en la España cambiante de los años 70. Antonio empieza a trabajar como ejecutivo con Don Pablo, Mercedes abre una boutique, Toni se va a la mili e Inés se interesa por el teatro.

6/10
Entre abril y julio

2002 | Entre abril y julio

Personajes en busca de amor, que desfilan entre Abril –joven argentina, que está haciendo su tesis en España, recién salida de una relación amorosa– y Julio –conductor de un consultorio radiofónico, cuya ex novia, ahora amiga, va a casarse con un ginecólogo. El debutante Aitor Gaizka rueda en vídeo digital una historia con gracia, que bascula entre melodrama y comedia, de tipos humanos bien perfilados, que nos hablan de la necesidad de afecto, de los desafíos amorosos.

4/10
Cuéntame cómo pasó (2ª temporada)

2002 | Cuéntame cómo pasó | Serie TV

Comienza 1969, con novedades y disgustos para la familia Alcántara. Episodios clave de la serie que muestra cómo era nuestro país hace tres décadas. La 2ª temporada empieza con uno de los mejores capítulos, 'Noche de reyes', escrito por Ángeles González Sinde, guionista de La buena estrella. La abuela Herminia, recibe la visita de su primo republicano, que llevaba años escondido. Inés decide viajar a Londres, donde conocerá a Mike, su media naranja. La novia de Toni, Marta, anuncia que está embarazada. Mientras tanto, Antonio, el cabeza de familia se convierte en hombre de confianza de su jefe, don Pablo, que inaugura una constructora.

6/10
El espinazo del diablo

2001 | El espinazo del diablo

Años de la guerra civil española. Carlos, un chaval de doce años, es abandonado en un orfanato por su tutor. El lugar, un caserón imponente y solitario, está regentado por Carmen,una mujer (Marisa Paredes) con una pata de palo. Casares, un maduro profesor (Federico Luppi) hace extraños experimentos en su laboratorio. El conserje Jacinto (Eduardo Noriega) es un tipo peligroso temido por los críos. La extraña visión de un niño de aspecto fantasmal conmueve a Carlos: podría ser el espectro de un antiguo habitante del orfanato. La productora de Almodóvar apadrina esta película de género, que presenta un lujoso diseño de producción. Un experto en terror, el mexicano Guillermo del Toro (Cronos, Mimic) sabe rodar el film de un aire malsano y misterioso. Y asegura que en muchos pasajes “no hay palabras, sólo atmósfera densa y preñada de susurros y sombras que se escurren en la noche”. ¡Uy, qué miedo!

5/10
La mujer de mi vida

2001 | La mujer de mi vida

El especialista en comedias desenfadadas Antonio del Real (Cha-cha-chá) sitúa la acción en el mundillo que mejor conoce, el del cine español. Cuando está a punto de recibir un Goya, un productor (Emilio Gutiérrez Caba) recibe una llamada desesperada de su amigo Enrique (José Sancho), un actor deprimido por haber caído en el olvido. Lo mejor del film es sin duda el ajustado reparto.

4/10
Cuéntame cómo pasó

2001 | Cuéntame cómo pasó | Serie TV

La historia de millones de españoles, representada por una familia con encanto: Los Alcántara. Y es que entre tanta telebasura, es una buena noticia que triunfe en las televisiones una serie tan grata y de calidad como es Cuéntame cómo pasó. La fórmula consiste simplemente en adapta la famosa serie norteamericana Aquellos maravillosos años a la realidad española. Como en aquella, a través de los recuerdos del benjamín de la familia (en este caso los Alcántara), ya adulto, asistimos a los acontecimientos más destacados de su infancia, marcados por la realidad del momento. La trama recoge momentos tan inolvidables como la llegada del televisor, los festivales de Eurovisión o los cambios políticos. El secreto del éxito está en que despierta la nostalgia de quiénes vivieron aquella época, y la curiosidad de quiénes no la vieron. Imanol Arias, Ana Duato y María Galiana están acompañados por secundarios de lujo, como Fernando Fernán Gómez o Tony Leblanc.

6/10
Los pasos perdidos

2001 | Los pasos perdidos

Mónica tiene veinte años y vive en España con sus padres, que emigraron de la Argentina cuando ella era chica. Su vida es normal, hasta que aparece un hombre llamado Bruno que la hará descubrir su verdadera identidad.

El ángel de la guarda

1996 | El ángel de la guarda

Crónica de la transición española vista a través de los ojos de un adolescente que imita la personalidad de su hermano mayor, que pertenece a la tribu urbana de los Mods. Tiene una relación especial con su abuelo, un viejo militar ya retirado que conserva el coche oficial. Sin muchas pretensiones, Santiago Matallana consiguió un interesante filme sobre la juventud que él mismo escribió y realizó.Los actores resultan excelentes, tanto los veteranos Manuel Aleixandre y Amparo Soler Leal como el joven Zoe Berriatúa.

4/10

Últimos tráilers y vídeos