IMG-LOGO

Biografía

Rose McGowan

Rose McGowan

46 años

Rose McGowan

Nació el 05 de Septiembre de 1973 en Florencia, Toscana, Italia
Filmografía
La mujer del pastor

2011 | The Pastor's Wife

Telefilm basado en el libro de Diane Fanning que narra un suceso real. Se trata de la historia de Matthew Winkler y de su esposa. Él, predicador estimado por todos, fue encontrado muerto en su casa por herida de bala. Su mujer pronto fue acusada de asesinato y pasó a custodia policial sin posibilidad de ver a su hija. Dirige La mujer del pastor la canadiense Norma Bailey (Encerrada), curtida en numerosas producciones televisivas. La protagonista está encarnada por la conocida actriz Rose McGowan, célebre por su rol en varias temporadas de la serie Embrujadas y por películas de éxito como Planet Terror.

4/10
La casa de Rosewood Lane

2011 | Rosewood Lane

Una terapeuta regresa a vivir a su pueblo natal tras la muerte de su padre, que era alcohólico. Al poco de llegar se da cuenta de que el vecindario vive aterrorizado por el joven que trabaja de repartidor de periódicos. Thriller con lograda ambientación inquietante y que mantiene el interés gracias a un guión más o menos cuidado. Pero La casa de Rosewood Lane no es más que un trabajo menor de Victor Salva, quien logró el favor del público gracias al film de terror Jeepers Creepers. Protagoniza la sexy Rose McGowan (Planet Terror) y entre el reparto se encuentra Ray Wise, que daba vida a un inmortal personaje de Twin Peaks.

4/10
Conan el bárbaro

2011 | Conan the Barbarian

Creado en 1932 por el escritor Robert E. Howard, Conan el bárbaro, es un personaje emblemático del subgénero de espada y brujería. Alcanzó la popularidad, sobre todo por las adaptaciones al cómic, de Marvel y muy posteriormente Dark Horse. En 1982, John Milius fue el responsable de una notable versión cinematográfica que lanzó a la fama al entonces desconocido Arnold Schwarzenegger, que tenía un aspecto físico idóneo para interpretar al personaje. Richard Fleischer dirigió en 1984 Conan, el destructor, una desmejorada secuela. La madre de Conan da a luz en plena batalla cuando está herida de muerte. El chico crecerá junto a su padre en un pueblecito cimmerio cuyos habitantes ocultan un fragmento de una antigua corona que posee grandes poderes. En busca de este objeto acude al lugar un codicioso individuo acompañado de su hija bruja y de un ejército que aniquila a la población, incluido el padre de Conan. Éste se convertirá años después en un musculoso guerrero, que arriesga su vida para liberar esclavos y otras causas justas. Encontrará el rastro del hombre que masacró a su pueblo, tras reencontrarse ocasionalmente con uno de sus secuaces. La película recupera el esquema del film de Milius, también en torno a la venganza, aunque la trama es completamente diferente. Pero no resiste ni de lejos la comparación, ya que su predecesora tenía un tono épico que no logra en ningún momento el anodino experto en remakes Marcus Nispel (Viernes 13, El guía del desfiladero). Es posible que los menos exigentes y los incondicionales del personaje se conformen con la sucesión de coreografías aceptables, y efectos especiales logrados, a ritmo ‘videoclipero’, pero el film tiene un guión predecible y poco trabajado, y todo resulta excesivamente insulso, ya visto en otras películas, como una batalla contra monstruos de arena que recuerda a Spider-Man 3. Tampoco resultan convincentes las interpretaciones, especialmente por parte de Jason Momoa, que se limita a poner gestos de bruto. Puesto que no logra hacer olvidar a Schwarzenegger, produce la sensación de estar viendo un Tarzán sin Johnny Weissmuller. Si a principios de los 80 chocaba la crudeza de la cinta de Milius, el realizador se limitaba a no ocultar los aspectos más sórdidos, ni el erotismo de ciertas secuencias, pero nada resultaba forzado ni se alargaba en exceso. Llama la atención que esta nueva versión se regodee en excesos violentos, con detalles propios del cine gore, lo que le quita realismo. También parece que el film se detiene para recrearse en la exhibición de la anatomía femenina, y en una alargada y morbosa secuencia de sexo.

4/10
50 hombres muertos

2009 | Fifty Dead Men Walking

La veterana directora canadiense Kari Skogland, forjada en series y telefilmes, lleva al cine la historia real de Martin McGartland, un hombre que logró infiltrarse en el IRA, y que hoy en día vive oculto, con otra identidad, acogido al programa de protección de testigos. La propia Skogland se ha encargado de escribir el guión, a partir de un libro sobre el personaje, escrito por Nicholas Davies y Martin McGartland. La cinta causó cierta polémica durante su proyección en el Festival de Toronto, porque una de las actrices, Rose McGowan –cuyo padre es irlandés–, realizó unas dudosas declaraciones en las que aseguraba que podía entender que la gente se volviese violenta en Irlanda del Norte. La directora y los productores de la cinta se distanciaron de estas opiniones, y aseguraron que no reflejaba lo que quieren contar. Cualquiera que vea la película puede comprobar que tienen razón. 50 hombres muertos tiene lugar a finales de los 80, en los años duros de los enfrentamientos entre católicos y protestantes en Irlanda del Norte, ocupada por el ejército británico. Por aquel entonces, Martin McGartland era un muchacho desempleado, que sobrevivía en Belfast vendiendo prendas robadas. Mientras sigue viviendo en casa de su madre, una mujer de carácter, McGartland tiene un romance con una joven a la que deja embarazada. Tras un encontronazo con la policía, Fergus, un agente especial de la policía, le propone aprovechar su potencial para contactar con el IRA, para que le pase información... A Skogland le falta la brillantez para la puesta en escena de Jim Sheridan y otros grandes directores que han tratado el tema del terrorismo irlandés. Además, no puede disimular los inevitables tópicos del género de infiltrados, que remiten a películas de Martin Scorsese y otros directores. Pero es una cinta honesta cuyo punto fuerte son las interpretaciones, sobre todo por parte de Jim Sturgess, que confirma el talento que demostró como protagonista de 21: Black Jack. Le secundan el siempre brillante Ben Kingsley –el agente que le recluta– y  la citada Rose McGowan, muy convincente –lo cortés no quita lo valiente– en su interpretación de una glamourosa pero implacable líder del IRA. Aún más interesante que la historia policíaca es la subtrama relativa a que el protagonista tenga que sacrificar el poder llevar una vida normal con su familia, para poder cumplir su cometido.

6/10
Death Proof

2007 | Death Proof

Quentin Tarantino es un cineasta “travieso”. Otros lo llamarían “fetichista”. Forjado en sus gustos cinematográficos por la devoración de serie B tras serie B, aprovechando su antiguo oficio de dependiente de videoclub, ahora homenajea a los programas dobles en Grindhouse, compuesta por dos filmes, Death Proof, dirigido por él, y Planet Terror, a cargo de su amigo Robert Rodriguez. La acogida a su propuesta ha sido tibia en Estados Unidos, y para rentabilizar mejor el producto se ha tomado la decisión de estrenar las películas de modo individual y con más metraje en el resto del mundo. El trabajo de Tarantino tiene como referente las “slasher movies”, películas de terror en la carretera, con despampanantes mujeres ligeras de ropa enfrentadas a horripilantes peligros. A convención tan elemental, el cineasta le añade su innegable talento: Tarantino es un consumado guionista, sabe crear situaciones que despiertan el interés y sus diálogos son vivísimos. La historia que nos ocupa se desarrolla en dos tiempos claramente diferenciados, ambos con un grupo de mujeres que viaja en automóvil, donde hablan de sus anhelos sexuales con la “delicadeza” propia del tugurio tabernario de más baja estofa que imaginar quepa. Tanto en el primer tramo del film como en el segundo las féminas se topan con Mike el especialista, un profesional que dobla a los actores en las escenas arriesgadas de las películas, y que tiene más de un “tornillo” suelto. En una ocasión somos testigos de cómo se las gasta el tal Mike, con su auto “a prueba de muerte”, y en la otra acaba encontrando, al fin, la horma de su zapato. Se supone que las películas homenajeadas –acudiendo incluso a falsos defectos y rayaduras en la copia del film de Tarantino–, son “baratas”, y que ahí reside parte de su teórico encanto. Lo que no deja de ser paradójico en el caso que nos ocupa, pues para recrear este tipo de películas se cuenta con un holgado presupuesto, que se advierte en las elaboradas persecuciones automovilísticas y en la colisión frontal de dos vehículos, donde los desmembramientos de los ocupantes presentan esa violencia paródica a la que tan aficionado es el cineasta. La otra novedad de un film muy vacío de contenido, con una visión antropológica demasiado elemental, sería su supuesto feminismo, al mostrar cómo las desinhibidas y resueltas mujeres de la historia son capaces de dar una “lección” al machista y rampante psicópata interpretado por Kurt Russell. Seguramente es también una broma privada de Tarantino elegir al actor antaño protagonista de tantas películas familiares de Disney para hacer uno de los primeros filmes producido por los hermanos Weinstein al margen de la factoría. Una línea parecida a la de este film seguía Tarantino en las dos entregas de Kill Bill, pero ahí la jugada le salía mejor, estaban mejor perfiladas las motivaciones de sus personajes; aquí gran parte de lo que se ve suena a conocido, a divertimento menor.

6/10
Planet Terror

2007 | Planet Terror

Robert Rodriguez completa con esta película el díptico “Grindhouse”, junto con Death Proof, firmada por su amigo Quentin Tarantino. El proyecto “Grindhouse” hace referencia a un minoritario estilo de cine surgido en los años setenta en Estados Unidos y que se caracterizaba por mezclar el terror y el gore en películas baratas con efectos especiales caseros. Estos filmes de serie Z eran exhibidos a menudo en salas de baja calidad y en programación doble, y no hay que ser muy avispado para colegir que tanto Tarantino como Rodriguez fueron ávidos espectadores de este tipo de cine en sus años mozos. Siguiendo con los cánones del género Planet Terror es excesiva, inverosímil, paródica, divertida, grimosa, violenta, asquerosa, romántica e incluso cursi. Durante una noche en un pequeño pueblo de Texas se empiezan a multiplicar los casos de personas infectadas por una extraña y vomitiva dolencia, debido a la cual unos purulentos granos se extienden como enormes erupciones gangrenosas sobre sus cuerpos hasta hacerles parecer seres amorfos y horribles. Lo peor es que la infección se extiende a marchas forzadas, ya que los afectados se transforman en una especie de psicóticos zombies caníbales que buscan saciarse con carne humana. Al parecer, el origen del mal es un virus creado como arma química y cuyo antídoto es pretendido por el sanguinario teniente Muldoon. Y entre los que lucharán contra la epidemia se encuentran dos enamorados, una médico, dos polis, un tipo experto en hacer barbacoas, dos gemelas raritas, etc. El director de El Mariachi y Sin City (Ciudad del pecado) rueda con ritmo muy ágil este exagerado cóctel que puede indigestarse si se toma demasiado en serio. En realidad, bajo su brutal y desagradable apariencia, la película no deja de ser un guiño nostálgico al cine del pasado, un sentido homenaje en forma de gamberrada, un poco como Kill Bill lo es del cine de acción oriental de serie B, solo que aquí se trata de ofrecer La noche de los muertos vivientes en clave de casquería, vísceras sangrantes y violencia desmedida repleta de acción. Pero lo que salva la función es que Rodríguez pergeña un puñado de personajes con alma, simpáticos y muy bien perfilados, cada uno con su singular y a menudo sangrienta parte de heroísmo. Y los actores están en su sitio. Entre el reparto, destacan especialmente, Freddy Rodríguez (Harsh Times) en su papel de Wray, la “pata de metralleta” Rose McGowan (increíble personaje), a quien vimos en Scream o en la serie Embrujadas, un felizmente recuperado Michael Biehn (Terminator) y el malote Bruce Willis. Incluso Tarantino tiene sus minutos de gloria, tan truculentos como descerebrados.

7/10
Embrujadas (8ª temporada)

2006 | Charmed | Serie TV

Las hermanas Halliwell fingen que han muerto para ocultarse de los demonios. Adoptan una nueva identidad, la de sus propias primas por parte de padre, para intentar hacer una vida normal. Pero los demonios toman la escuela de magia, al tiempo que las hermanas conocen a Billie, otra joven bruja. Temporada final de la serie protagonizada por tres brujas modernas. Se incorpora el actor Ivan Sergei (Separados) que interpreta a Henry Mitchell, joven abogado que vivirá un romance con Paige.

5/10
Embrujadas (7ª temporada)

2005 | Charmed | Serie TV

Las guapas brujas arrancan su séptima temporada en una boda hindú, donde los poderes de los dioses podrían desatarse si Piper y Leo consuman su amor, algo que deben evitar Phoebe y Paige a toda costa.

4/10
Elvis: el comienzo

2005 | Elvis

Notable biopic dedicado al rey del rock & roll. Arranca con un programa televisivo que aguarda a Elvis, para retrotraerse a sus orígenes, cuando nadie sospechaba que tras ese joven provinciano se escondía un futuro icono de la música del siglo XX. El film cuenta, como es de suponer, los altibajos sentimentales –su matrimonio con Priscilla sufre por las numerosas giras, y los devaneos con Ann-Margret, su compañera de reparto en la película Cita en Las Vegas–, las relaciones con su familia, la estrecha asociación con su manager, el coronel Tom Parker, y las incursiones en el mundo del cine, donde la aspiración a ser un nuevo Marlon Brando no va a verse cumplida. No hay complacencia en el guión de Patrick Sheane Duncan, pero sí rendida admiración al talento de Elvis. De modo que junto a sus exitosas actuaciones musicales, se abordan las asperezas con los amigos de toda la vida, los celos ante la llegada de nuevos talentos –los Beatles, los Rolling Stones–, o la vida disoluta a la que empuja la facilidad de tener, al alcance de la mano, todo lo que el dinero puede comprar. No es la primera vez que una película hecha para la televisión aborda la vida del ‘rey’. Antes de hacerlo con talento Jonathan Rhys Meyers –ganador de un Globo de Oro por su interpretación–, le dieron vida unos estupendos Kurt Russell y Don Johnson. Si el protagonista aguante el envite con encomiable talento, hay que alabar también la composición del coronel de Randy Quaid, un papel antipático si se quiere, que podía haber dado pie a una actuación monolítica: el actor sabe hacer al personaje plenamente humano.

6/10
Embrujadas (6ª temporada)

2003 | Charmed | Serie TV

Leo se encuentra en un mítico lugar, la Isla de las Walkirias, y nuestras brujas favoritas acuden al rescate, aunque quizá enfurezcan a las walkirias de...¡San Francisco!. Sexta temporada de los hechizos de estas hermanas con encanto. Nuevamente los combates contra los demonios y otras criaturas mágicas son la excusa para un desfile de beldades femeninas y masculinas, con sus inevitables devaneos sentimentales. Se incorpora a la serie Drew Fuller, en el bando de los buenos.

4/10
Embrujadas (5ª temporada)

2002 | Charmed | Serie TV

Las Halliwell salen en ayuda de una inocente sirena. Así comienta la 5ª temporada de la serie protagonizada por las tres hermanas brujas que han hechizado a los espectadores de medio mundo.

4/10
Asesinato en Attica

2001 | The Killing Yard

Producción televisiva que recrea los disturbios producidos en 1971 en la prisión norteamericana de Attica. Murieron más de 40 personas entre presos y guardias. Sin duda, un hecho así acarrearía graves consecuencias, por lo que las autoridades optaron por elegir al preso afroamericano Shango como cabeza de turco. Había que ofrecer una respuesta rápida y él era el hombre perfecto para hacer "justicia". El veterano Alan Alda encarna al abogado que le fue asignado a Shango, un hombre que pronto comprende la injusticia que se ha hecho con su cliente y que está dispuesto a luchar para que carguen con la culpa los verdaderos responsables.

4/10
Monkey Bone

2001 | Monkeybone

Stu es un dibujante de cómics que, tras un accidente, queda en coma y va a una especie de limbo poblado por extrañas criaturas. Mientras, su personaje favorito, el iconoclasta mono Monkeybone, se hace de carne y hueso provocándole más de un problema. Curiosa y original combinación de personajes reales y de animación, dirigida por Henry Selick (Pesadilla antes de Navidad, James y el melocotón gigante).

3/10
Embrujadas (4ª temporada)

2001 | Charmed | Serie TV

Phoebe y Piper están desconsoladas por la muerte de su hermana Prue. En el funeral, conocen a una misteriosa muchacha, Paige, que resulta ser una hermana cuya existencia desconocían. Phoebe tiene una visión en la que suu nueva hermana es asesinada. Una de las temporadas más significativas, pues llega el personaje interpretado por Rose McGowan, en sustitución de Shannen Doherty. El demonio colo propone a Phoebe matrimonio, mientras su hemana Piper está casada con Leo, un ángel.

5/10
Phantoms

1998 | Phantoms

La doctora Pailey viaja con su hija a Snowfield, un pequeño pueblo de Colorado. Al llegar se encuentran con la sorpresa de que todos sus habitantes han desaparecido. La culpa es de algo maléfico que se esconde en el subsuelo, capaz de adoptar terroríficas formas. Un experto en epidemias a lo largo de la historia, tiene las claves de lo que hay detrás de este horror. Adaptación de una novela de Dean R. Koontz, supuesto mago del terror. Los seguidores del género aseguran que tiene el mismo nivel que el más conocido Stephen King. El autor ha escrito el guión de un film repleto de sustos, mutaciones y sanguinolencias varias. Destaca la presencia en el la película del veterano Peter O'Toole y del más joven Ben Affleck.

4/10
Demasiado lejos

1997 | Going All the Way

1954. Sonny Burns, corresponsal de guerra que ha cubierto la guerra de Corea, regresa a casa. En el tren de vuelta, se encuentra con Tom Casselman, un antiguo compañero de clase. Ambos compartirán recuerdos de su juventud durante el trayecto. El irregular Mark Pellington (Arlington Road) adapta una novela del desconocido Dan Wakefield, que también se ha ocupado del guión. Destaca el trabajo de Rachel Weisz y Rose McGowan, que cuando se rodó la película eran completas desconocidas.

4/10
Nowhere

1997 | Nowhere

Un grupo de jóvenes dispares en Los Ángeles están todo el día practicando sexo, tomando drogas y participando en una interminable cháchara sobre todo tipo de cosas. Antes de dirigir episodios de series tan conocidas como Por trece razones, el director Gregg Araki (Oscura inocencia) dio forma aquí a lo que llegó a convertirse para muchos amantes del cine independiente en película de culto. Imágenes psicodélicas, colores contrastados, gentes marginales, vidas únicamente dependientes del placer y la frivolidad conforman una película con poco atractivo. Araki incluye también elementos surrealistas en este cóctel posmoderno, como la presencia del alienígena que abduce a sus víctimas. Eso sí, supo reodearse de un increíble elenco de actores y actrices, entonces muchos desconocidos pero que llegarían a convertirse en estrellas.

3/10
Scream

1996 | Scream

Un peligroso psicópata aterroriza a los adolescentes de una pequeña población norteamericana. Con una inteligencia inusual y un macabro sentido del humor, perpetra una serie de asesinatos en serie sin que la policía pueda hacer nada para evitarlo. Todo el mundo es sospechoso de ser el misterioso asesino enmascarado. Wes Craven dirige este film, auténtico hito en el género de terror, que generó dos secuelas e inspiró al menos a una quincena de films (Sé lo que hicisteis el último verano, Destino final, Leyenda urbana.....) Un brillante grupo de jovenes y guapos actores encabeza el reparto entre los que destacan David Arquette, Neve Campbell (Juegos Salvajes), Courteney Cox y Matthew Lillard. Craven consigue, con el guión de Kevin Williamson, elaborar una renovación del género, dándole un toque que aleja a la película de los films de terror protagonizado por adolescentes de los años ochenta (Viernes 13, Pesadilla en Elm Street), a los que, sin embargo, homenajea.

6/10

Últimos tráilers y vídeos