IMG-LOGO

Biografía

Rudy Vallee

Rudy Vallee

Rudy Vallee

Filmografía
Live a Little, Love a Little

1968 | Live a Little, Love a Little

Comedia musical para el lucimiento de Elvis Presley, dirigida por el especialista en el género Norman Taurog. El rey del rock da vida a un playboy, fotógrafo de chicas preciosas en bikini, las llamadas, pin-up, que se verá enganchado por el amor al verse atraído por una de ellas, interpretada por Michele Carey. Previsible, pero grata de ver.

5/10
Mi querida secretaria

1949 | My Dear Secretary

Una eficiente secretaria consigue trabajo con el jefe ideal: el escritor al que más admira, y al que querría emular, pues ella también escribe en sus ratos libres. Pero tanto éste como su mejor amigo son unos vivales, que siempre contratan atractivas secretarias con fines no demasiado profesionales.Podía ser una divertida comedia de enredo, con la típica guerra de sexos, y un ingenioso cambio de roles, pues ella resulta ser mejor escritora que él. Pero una torpe realización y un guión no demasiado elaborado, ambos obra de Charles Martin, malogran el film, que no pasa de discreto. Falta además el necesario grado de disparate, que no alcanzan a entregar Laraine Dau y Kirk Douglas.

5/10
Papá fue un defensa

1949 | Father Was a Fullback

Agradable comedia que, a pesar de su estupenda pareja protagonista –Fred MacMurray y Maureen O'Hara– no pasó la censura en España en su momento porque, en un momento de su trama, la hija del protagonista escribe un artículo sobre sexo. El film cuenta la mala racha de un equipo de fútbol americano universitario hasta que su entrenador (MacMurray) recibe la ayuda de un campeón de este deporte y consigue inculcar a sus chicos un espíritu ganador. Mezclando la comedia familiar con cierta épica de superación personal, Stahl logra vencer la condición teatral de su texto y hace que diálogos y situaciones funcionen como un reloj suizo. A destacar la presencia de Natalie Wood como la hija pequeña del matrimonio, y la siempre divertida Thelma Ritter en un breve papel.

6/10
Mamá es mi rival

1949 | Mother Is a Freshman

Tras la comedia Father Was a Fullback, rodado por la Fox ese mismo año, la misma productora decidió cambiar las tornas del personaje central con Mother Is a Freshman (Mamá es mi rival, en su título en español). En esta ocasión, Loretta Young es una atractiva viuda que, por una serie de circunstancias, ingresa en la Universidad junto a su hija. Por supuesto, dicha situación dará lugar a todo tipo de equívocos y bromas más bien gastadas. Eso sí, la película se rodó en Reno (Nevada), a todo color y con cierto lujo en su ambientación, de modo que el vestuario de Kay Nelson fue candidato al Oscar. Que el argumento estuviese dirigido al público juvenil le hizo tener cierto éxito en su momento, sobre todo las muchachas atraídas por uno de sus protagonistas, el cantante Rudy Vallee.

5/10
Infielmente tuya

1948 | Unfaithfully Yours

Ernst Lubitsch declinó dirigir este film escrito por Preston Sturges aduciendo que era caviar y lo que el público quería era jamón cocido y picadillo. El ingenioso film describe, en tono de comedia de enredo, las crecientes dudas de un director de orquesta sobre la fidelidad de su esposa. Y alrededor de un concierto, en que dirige piezas de Rossini, Wagner y Tchaikovski, imagina distintas reacciones posibles a tal hecho: desde matar a su esposa y cargar el crimen a su amante, hasta proponer a éste un demencial juego de ruleta rusa, pasando por un melodramático gesto magnánimo de perdón. Sturges utiliza la música, tanto para urdir el ritmo narrativo como para componer el estado de ánimo del protagonista, y compone audaces escenas que terminan en primerísimos planos de su ojo para pasar de la realidad a la ficción. Los pasajes en que intenta poner por obra lo imaginado son puro ‘slapstick’, ejecutado a la perfección por Rex Harrison.

7/10
Nunca la olvidaré

1948 | I Remember Mama

Una familia de inmigrantes noruegos vive en Nueva York, donde se desarrollan sus vivencias, ilusiones, sueños y fracasos. La encantadora Irene Dunne (Serenata nostálgica) fue nominada al Oscar como mejor actriz, en este emotivo film dirigido por George Stevens (La mujer del año, Un lugar en el sol).

4/10
¡Oh! Qué miércoles

1947 | The Sin of Harold Diddlebock

El genio del cine mudo Harold Lloyd hizo su particular canto del cisne con esta comedia de Preston Sturges, sobre un hombre que pierde su puesto de trabajo. No es de lo mejor del director de Los viajes de Sullivan y Las tres noches de Eva, pero sigue siendo una delicia clásica.

6/10
El solterón y la menor

1947 | The Bachelor And The Bobby-Soxer

Al ser sorprendido con una menor que se ha colado en su casa, un pintor con fama de seductor es procesado por la hermana juez de la joven. Ingeniosa comedia, que cuenta con un trío de actores formidable, encabezados por unos siempre eficientes Cary Grant y Myrna Loy. La jovencita en cuestión es la precoz Shirley Temple, que por entonces ya contaba con 19 años. Ganó el Oscar al guión.

6/10
Happy Go Lucky

1943 | Happy Go Lucky

Marjorie, una cazafortunas, anda a la búsqueda de pescar un marido rico, lo que hace simulando ser una ingenua jovencita. Otro granuja descubre su juego, pero se aviene a ayudarla en sus propósitos. Lo que se entrecruza con otros enredos amorosos, en el marco de una isla tropical que propicia diveros números musicales.El alemán Curtis Bernhardt, que se había iniciado como director en su Alemania natal, tuvo que emigrar a Hollywood como tantos otros. Aquí ofrece diversión en un lugar idílico, que haga olvidar al espectador las penalidades de la Segunda Guerra Mundial, entonces en curso. Protagoniza el film una Mary Martin que no desarrolló una carrera actoral demasiado estimulante, a diferencia de sus compañeros de reparto Dick Powell y Betty Hutton.

5/10
Un marido rico

1942 | The Palm Beach Story

Genial comedia de enredo, escrita y dirigida por Preston Sturges. Con ritmo vertiginoso, arranca con la idea de una boda y el dicho "fueron felices y comieron perdices" para añadir con picardía a continuación "¿o no?". Porque Gerry y Tom se quieren, pero ella está acostumbrada a la buena vida, trapitos y joyas incluidas, algo que su esposo tiene dificultades para procurarle, pues arquitecto algo visionario, no logra que sus proyectos salgan adelante. Las cosas llegan un punto en que Gerry decide separarse de Tom y buscar en Palm Beach un marido rico. Pretendientes y caballeros que le sonríen como alelados no le van a faltar, pero el que parece ideal es el archimillonario John D. Hackensacker III. Sturges está sembrado a la hora de pergeñar escenas alocadas en este divertidísimo film. Destaca la partida de caza dentro de un tren, organizada por alegres camaradas cargados de alcohol, con perros y armas de fuego. Claudette Colbert se revela, con su fina picardía, como la actriz ideal para dar vida a la mujer que es caprichosa y le encanta flirtear, y lo sabe, lo que no le impide seguir queriendo a su marido, un correcto Joel McCrea que repetía con el director tras Los viajes de Sullivan. Son muy sabrosos los personajes secundarios: la hermana frívola a la que da vida Mary Astor, y el tontorrón pretendiente Totó, encarnado por Sig Arno.

8/10

Últimos tráilers y vídeos