IMG-LOGO

Biografía

Tim Miller

Tim Miller

55 años

Tim Miller

Nació el 10 de Octubre de 1964 en Fort Washington, Maryland, EE.UU.
Filmografía
Terminator: Destino oscuro

2019 | Terminator: Dark Fate

Cuando la joven Dani Ramos discute con el supervisor de la fábrica en la que trabaja, para que no echen a su hermano a la calle, sustituyéndole por un robot, aparece de improviso un individuo idéntico a su padre, pero en realidad resulta ser una máquina con la capacidad de cambiar de apariencia que pretende acabar con su vida. Le salva una mujer con fuerza sobrehumana que advierte a Dani que debe dejarlo todo y salir corriendo junto a ella porque el agresor no parará hasta lograr su objetivo. En su huida recibirán la ayuda de una madura mujer, con enorme experiencia en luchar contra asesinos llegados del futuro y de un extraño personaje arrepentido por un acto que cometió en el pasado. James Cameron vendió los derechos de su primer éxito, Terminator, a su ex mujer, Gale Anne Hurd, coguionista y productora de la emblemática cinta. A partir de 2019 ha vuelto a recuperarlos, por lo que ha aprovechado para impulsar una nueva entrega, que ignorase todas las que se han rodado desde la última que dirigió, Terminator 2: La rebelión de las máquinas, o sea prosiguiendo la trama como si no hubieran existido las desmejoradas Terminator 3: La rebelión de las máquinas, Terminator: Salvation y Terminator: Génesis, y recuperando a Sarah Connor, el personaje central. Pero anda enfrascado en sus secuelas de Avatar, así que ha decidido quedarse relegado a productor ejecutivo, y creador del argumento, cediendo la realización a Tim Miller, responsable de Deadpool. Este último demuestra su dominio de los efectos visuales en escenas de acción al nivel de lo esperado: la que tiene lugar en un avión resulta especialmente trepidante. Pero al final, Terminator: Destino oscuro queda lejos de la primera entrega, que en 1984 contribuyó a que las producciones de corte fantástico pasaran de subproductos a blockbusters de amplio presupuesto, y la segunda, que en 1991 revolucionó el uso de la CGI fotorrealista en pantalla. Aporta algunas ideas, pero básicamente se repite la jugada de Star Wars: El despertar de la fuerza y similares ‘reboots’ de sagas muy apreciadas por el público, o sea se recuperan elementos del original, e incluso se homenajea a los planos más conocidos, y se coloca como secundarios a los anteriores protagonistas ya envejecidos, en este caso Linda Hamilton –que con el paso del tiempo no conserva demasiada fotogenia– y Arnold Schwarzenegger, del que casi se podría decir lo mismo. En la escena inicial han sido rejuvenecidos por ordenador. Ambos veteranos le dan la alternativa a una nueva generación, compuesta por la colombiana Natalia Reyes, que demuestra la misma solvencia que exhibió como una de las actrices principales de Pájaros de verano, la también prometedora Mackenzie Davis, que brilló como niñera en Tully, y Gabriel Luna, visto en las series True Detective y Agentes de S.H.I.E.L.D., que logra inquietar, como corresponde al principal antagonista en cada entrega de la franquicia. Cameron, pionero en dar peso a las mujeres en el cine de acción, imprime su toque en que aquí también se concede el mayor protagonismo a las actrices. También vuelve a colocar como principal estrella a una latina, en tiempos de Donald Trump, después de haber hecho lo propio en la anterior cinta apadrinada por él, Alita, ángel de combate. Por supuesto se mantiene el leitmotiv de la serie, la advertencia del lado oscuro del progreso tecnológico.

6/10
Deadpool

2016 | Deadpool

Largometraje en solitario de uno de los personajes de mayor éxito de las últimas décadas de los comics Marvel. Vuelve a estar interpretado por Ryan Reynolds, que le dio vida en X-Men Orígenes: Lobezno, donde era un secundario que formaba parte de un particular equipo de mutantes con el protagonista. Estamos pues ante un 'spin-off' de otro: ¿Hollywood languidece? Wade Wilson sobrevive como mercenario, con encargos de poca monta, como amenazar a un repartidor de pizzas para que deje de acosar a una chica. En el bar donde trabaja su amigo Weasel conocerá a Vanessa, prostituta con la que inicia una intensa relación, que se ve amenazada cuando a él le diagnostican un cáncer terminal. Desesperado, acaba aceptando la oferta de un 'reclutador' desconocido que puede curar su cuerpo además de dotarle de poderes sobrehumanos. Por desgracia, Wilson no contaba con la letra pequeña de su peculiar acuerdo. Esperadísimo por los fans, el film Deadpool ha obtenido una buena taquilla en su estreno en Estados Unidos a pesar de un tono irreverente y grosero que espanta a parte del público, y las críticas han sido bastante elogiosas. Esto se explica en buena medida porque logra cierta frescura gracias al recurso de que el protagonista rompe la cuarta pared, dirigiendo al público sus iconoclastas y cínicos comentarios, y por la abundancia de humor, de tintes negros, y muchas veces metacinematográficos, tomándose a broma el universo de los superhéroes de la gran pantalla. En ese sentido, arrancan carcajadas detalles como los sinceros títulos de crédito iniciales, algún comentario sobre Liam Neeson y la saga Venganza, etc. Abundan los guiños a iniciados, que también apreciarán que aparezcan Coloso y la joven Negasonic Teenage Warhead, dos miembros de los X-Men. Sin embargo, por debajo de estos fuegos de artificio, el debutante en el largometraje Tim Miller sólo logra componer un film de venganzas bastante convencional, que aunque saca punta a los tópicos del cine de mutantes y demás enmascarados no puede evitar caer en ellos. Sus escenas de acción, más violentas que la media en este tipo de cine, funcionan, pero no resultan memorables. Nada llega a la altura de la también iconoclasta Kingsman. Servicio secreto, deconstrucción del género de superespías, que además ofrecía una historia brillante y atractiva. A Ryan Reynolds le pega el personaje, pero tampoco consigue apasionar al respetable. Su romance con la correcta Morena Baccarin (esposa del terrorista en Homeland) está lejos de resultar tan evocador y emotivo como otras historias del estilo de La bella y la bestia, sin ir más lejos una tan similar como la que cuenta Darkman, protagonizada por el aludido Neeson.

5/10
Terminator: Destino oscuro

2019 | Terminator: Dark Fate

Cuando la joven Dani Ramos discute con el supervisor de la fábrica en la que trabaja, para que no echen a su hermano a la calle, sustituyéndole por un robot, aparece de improviso un individuo idéntico a su padre, pero en realidad resulta ser una máquina con la capacidad de cambiar de apariencia que pretende acabar con su vida. Le salva una mujer con fuerza sobrehumana que advierte a Dani que debe dejarlo todo y salir corriendo junto a ella porque el agresor no parará hasta lograr su objetivo. En su huida recibirán la ayuda de una madura mujer, con enorme experiencia en luchar contra asesinos llegados del futuro y de un extraño personaje arrepentido por un acto que cometió en el pasado. James Cameron vendió los derechos de su primer éxito, Terminator, a su ex mujer, Gale Anne Hurd, coguionista y productora de la emblemática cinta. A partir de 2019 ha vuelto a recuperarlos, por lo que ha aprovechado para impulsar una nueva entrega, que ignorase todas las que se han rodado desde la última que dirigió, Terminator 2: La rebelión de las máquinas, o sea prosiguiendo la trama como si no hubieran existido las desmejoradas Terminator 3: La rebelión de las máquinas, Terminator: Salvation y Terminator: Génesis, y recuperando a Sarah Connor, el personaje central. Pero anda enfrascado en sus secuelas de Avatar, así que ha decidido quedarse relegado a productor ejecutivo, y creador del argumento, cediendo la realización a Tim Miller, responsable de Deadpool. Este último demuestra su dominio de los efectos visuales en escenas de acción al nivel de lo esperado: la que tiene lugar en un avión resulta especialmente trepidante. Pero al final, Terminator: Destino oscuro queda lejos de la primera entrega, que en 1984 contribuyó a que las producciones de corte fantástico pasaran de subproductos a blockbusters de amplio presupuesto, y la segunda, que en 1991 revolucionó el uso de la CGI fotorrealista en pantalla. Aporta algunas ideas, pero básicamente se repite la jugada de Star Wars: El despertar de la fuerza y similares ‘reboots’ de sagas muy apreciadas por el público, o sea se recuperan elementos del original, e incluso se homenajea a los planos más conocidos, y se coloca como secundarios a los anteriores protagonistas ya envejecidos, en este caso Linda Hamilton –que con el paso del tiempo no conserva demasiada fotogenia– y Arnold Schwarzenegger, del que casi se podría decir lo mismo. En la escena inicial han sido rejuvenecidos por ordenador. Ambos veteranos le dan la alternativa a una nueva generación, compuesta por la colombiana Natalia Reyes, que demuestra la misma solvencia que exhibió como una de las actrices principales de Pájaros de verano, la también prometedora Mackenzie Davis, que brilló como niñera en Tully, y Gabriel Luna, visto en las series True Detective y Agentes de S.H.I.E.L.D., que logra inquietar, como corresponde al principal antagonista en cada entrega de la franquicia. Cameron, pionero en dar peso a las mujeres en el cine de acción, imprime su toque en que aquí también se concede el mayor protagonismo a las actrices. También vuelve a colocar como principal estrella a una latina, en tiempos de Donald Trump, después de haber hecho lo propio en la anterior cinta apadrinada por él, Alita, ángel de combate. Por supuesto se mantiene el leitmotiv de la serie, la advertencia del lado oscuro del progreso tecnológico.

6/10
El guerrero

2001 | The Warrior

Un guerrero, que sirve a un señor de la guerra en la India feudal. Con frecuencia debe recurrir a la violencia para lograr que los pueblos de la zona aporten sus tributos. Pero la visión de una niña desvalida le conmueve en lo más hondo: decide dejar las armas, pero su señor no está demasiado conforme. Emotivo film de tintes pacifistas, del director inglés de origen indio Asif Kapadia, sabe conjugar sabiamente drama y aventura épica.

5/10

Últimos tráilers y vídeos