Decine21
A Song Called Hate
5 /10 decine21

A Song Called Hate

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Análisis en profundidad del momento en el que la banda islandesa, Hatari, cuestionó al mundo entero en el concurso televisivo más visto de todo el globo: Eurovisión. El documental relata el episodio de la banda en Israel, cuando cuestionaron la ideología del país que iba a ser sede del certamen.

5 /10 decine21

Crítica

Boicot a Israel

Boicot a Israel

La realizadora Anna Hildur Hildibrandsdottir acompaña con sus cámaras al grupo anticapitalista Hatari (que significa “odiador”), durante su participación en el Festival de Eurovisión de 2019, que tuvo lugar en Israel. Varias organizaciones políticas habían pedido el boicot, en represalia por la política del país contra los palestinos, así que los ciudadanos de Islandia –primera nación de Europa que reconoció al Estado Palestino– escogieron para que les representaran en el certamen a este conjunto combativo, que preparó una canción titulada “Hatriò mun sigra (El odio prevalecerá)”.

El documental se sigue con interés, pues explica en detalle todos los puntos de la historia. Puesto que la organización les pidió a los componentes de la banda que no realizaran declaraciones polémicas, al tratarse de un evento apolítico, moderaron su discurso durante sus comparecencias públicas frente a los medios, limitándose a hablar de “la necesidad de que prevalezca la paz en el mundo, frente al odio que nos invade” y otras generalidades. Tampoco hicieron nada que se saliera de lo que se esperaba cuando subieron al escenario para interpretar su canción. Las actuaciones siempre se emiten en directo, pero antes se ha grabado una actuación previa de cada participante, para sustituir la señal en caso de algún imprevisto, o que ocurra algo que no convenga. Al final, Hatari aprovechó que se les iba a enfocar durante tres minutos durante el recuento de puntos de su país, para exhibir la bandera de Palestina, al parecer prohibida en Eurovisión, lo que causó cierto revuelo.

Se ofrecen entrevistas con los componentes del grupo, artistas que colaboraron con ellos, como bailarines y la diseñadora de vestuario, y con relevantes figuras, entre ellas Katrín Jakobsdóttir, primera ministra de Islandia. Todo esto se combina con las imágenes que se pudieron ver en televisión. Pese a todo, parece que se exagera la gesta en algunos momentos, como cuando se glosan las ‘dificultades’ para comprar e introducir de contrabando las banderas, mientras que cabe preguntarse si las amenazas recibidas en redes por algún componente de Hatari revestían seriedad, o se trataba sólo de mensajes de exaltados. Al final, parece que se vende como un acto subversivo importante un pequeño gesto, que se saldó con un tirón de orejas de los organizadores a Islandia, y poco más. Y por mucho que el film exalte a los islandeses, tuvo más repercusión y elegancia la acción llevada a cabo en el mismo evento por la celebérrima Madonna, que en su actuación también sacó la bandera Palestina para “hermanarla” con la israelí.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales