saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El rey de La Habana

El rey de La Habana

El rey de La Habana

Principales intérpretes

Premios: 0 Goya (más 1 premio y 3 nominaciones) Ver más
Goya
2016
Nominada a 3 premios
Ganadora de 1 premio

Sinopsis oficial

El rey de La Habana

Relata la vida de Reinaldo, un adolescente recién escapado de un correccional, que se lanza a las calles de La Habana durante los duros años 90 del “periodo especial” cubano. Un pícaro con pocos escrúpulos que se enfrenta al hecho cotidiano de vivir.

Anhelos, desencantos, ron y buen humor acompañan su deambular hasta  que un día conoce a Magda, otra superviviente como él y entre ambos surge una historia de amor imposible marcada por el sexo y la ternura. También por la necesidad de evadirse de la miseria moral y material que les envuelve. Su lucha por buscar un lugar donde serenarse y vivir para crear una familia “normal” dejará en carne viva sus sentimientos mientras, a su alrededor, todo retumba como un insaciable huracán tropical que los desgasta y erosiona.

Galería de imágenes

El rey de La Habana
El rey de La Habana
El rey de La Habana

Crítica decine21.com

estrella
3
Si algo puede salir mal, saldrá peor
Si algo puede salir mal, saldrá peor

La miseria en las calles más deprimidas de La Habana, a finales de la década del siglo XX. Tras una cadena de desgracias, Reinaldo pierde a toda su familia –abuela, madre y hermano– y termina dando con los huesos en un correccional. Logrará fugarse al cabo del tiempo y de vuelta a su antiguo barrio, inicia una vida de golfería donde cobran protagonismo Magda, una vecina mayor que él, de la que siempre anduvo encandilado, y Yunisleidi, un travesti.

Agustí Villaronga hace un cine visceral, provocador, desagradable, él sabrá por qué. Los traumas, desgracias y patologías de tristes personajes marcan sus películas, incluida la más comercial y ganadora del Goya Pan negro.

El rey de La Habana, adaptación de una novela del cubano Pedro Juan Gutiérrez, transita por la senda habitual, si acaso Villaronga se hace más extremo en la presentación de seres humanos desalmados, a los que apenas queda un resquicio de bondad, el deseo ingenuo e irrealizable de la felicidad que sería para el Rey Reinaldo constituir una familia.

Pero más allá del leve apunte de anhelo de una vida mejor, tenemos sobre todo una pintura negra hasta lo grotesco, donde el arranque del film parece una especie de broma macabra, con las tintas toscamente cargadas. Y a partir de ahí se sucede una vida de picaresca sin pizca de gracia, una insistencia en lo sexual exagerada, más el tremendo egoísmo de los personajes, sin rasgos que inviten, ya no a la simpatía, sino al menos a la compasión; todo esto debería tener el efecto de alejar al potencial espectador, testigo de un lamentable espectáculo, que le resultará lejano, pues nada hay para suavizarlo, para hacerlo digerible. Para el director, la condición humana arrastrada en el fango es “porca miseria”, darwinismo social y celos, y no hay lugar ni para la redención ni para el amor, ni siquiera breves lapsos de tiempo para gozar, sólo sexo asimilado al de los animales y el hecho de seguir respirando... de momento.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE