Romance en Tokio - Película - decine21
IMG-LOGO
Romance en Tokio
4 /10 decine21

Romance en Tokio

Tokyo Fiancée

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Romance en Tokio (Tokyo Fiancée)

Con 20 años y la cabeza llena de sueños, Amélie vuelve a Japón de su infancia. Ofrece clases de francés y conoce Rinri, su primer y único estudiante, un joven japonés que pronto se convierte en su amante. A través de las sorpresas, placeres y decepciones de este choque cultural divertido y poético, descubrimos una Amélie toda espontaneidad y ternura, que combina la gracia del ikebana y la alegría de un personaje de manga.

4 /10 decine21

Crítica

Japón mon amour

Japón mon amour

Amélie ha llegado a Tokio para cumplir su gran sueño: regresar a la ciudad donde nació. Allí trabajaban sus padres cuando ella vino al mundo, pero a los cinco años la familia volvió a Bélgica. Ahora, a sus 20 años, Amélie se dispone por fin a ser lo que siempre quiso, una chica japonesa. Mientras lucha por convertirse en escritora, se ofrecerá como profesora para impartir clases particulares de francés y al poco tiempo conocerá a su primer alumno, Rinri, del cual se irá enamorando.

Adaptación de una novela de la escritora belga Amélie Nothomb, de tintes autobiográficos, a cargo de su compatriota Stefan Liberski. Estamos ante una de esas películas que deben toda su fuerza al personaje principal, en este caso  el alter ego de la autora, cuya inocencia ante lo que le rodea y cierto aire de frágil ingenuidad remiten a otro personaje del mismo nombre en la película de feliz memoria entregada en 2001 por Jean-Pierre Jeunet. Es cierto que la Amélie de Liberski-Nothomb no está a la altura de la encarnada por Audrey Tautou, pero desde luego que la actriz Pauline Étienne (Eden) tiene un idilio notable con la cámara y ofrece una frescura alucinante a su personaje, a la vez que una adorable ligereza que en el fondo es la expresión de la superficialidad de su vida.

Porque lo que no funciona del todo en Romance en Tokio es la historia que cuenta, muy banal. Hay poco material narrativo –demasiada visita guida por Tokio– y al cabo de los minutos ni la bella carita de la actriz, ni los continuos aunque leves toques de humor, logran evadirnos del todo de un peligroso aburrimiento. Es cierto que habla del choque de dos civilizaciones y culturas muy diversas, de difícil asimilación por ambas partes, pero en general toda la trama es bastante trivial y epidérmica (la ausencia de diálogos serios es llamativa), y respecto a la relación amorosa en pantalla rechina demasiado la escasa química entre los enamorados. Puede que esto funcione en un texto literario, medio adecuado para la introspección femenina, pero en cine se queda lamentablemente corto. Liberski logra eso sí ofrecer una atractiva ambientación de Tokio, un lugar lleno de colorido, luminoso, en las antípodas de la ciudad agobiante que estamos acostumbrados a ver, y sabe entregar planos de gran belleza. Ayuda mucho a esa visión alegre, idílica, el melódico piano del hijo del director, Casimir Liberski (de nuevo con claras influencias del Yann Tiersen de Amelie), y, una vez más, el rostro expresivo y angelical de Pauline Étienne.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.