saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Tron Legacy

Tron Legacy

Tron Legacy

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
5
Mundo virtual
Mundo virtual

Steven Lisberger dirigió en 1982 Tron, una cinta adelantada a su tiempo por su temática (la realidad virtual, las redes informáticas), y por la utilización de gráficos elaborados por ordenador. Contaba con diseños de Jean Giraud “Moebius”, y aunque se estrelló en las taquillas, cosechó incondicionales y con el tiempo ha pasado a estar considerada en cierto sentido una película de culto. Por estas razones, Disney ha producido esta lujosa secuela, casi tres décadas después, con Lisberger como productor ejecutivo, mientras que cede la silla del director al debutante Joseph Kosinski, reputado realizador publicitario.

Esta vez el protagonista es Sean Flynn, hijo de Kevin Flynn, personaje que interpretó Jeff Bridges en el film original. Cuando era muy pequeño, Sean fue abandonado por su padre, director general de la potente compañía informática Encom, que desapareció sin dejar rastro. Cuando Sean es un brillante experto en tecnología de 27 años, frustra el lanzamiento de uno de los productos estrella de Encom, filtrándolo en internet para su descarga gratuita, como protesta contra los ambiciosos ejecutivos nuevos de la compañía, tan ambiciosos como carentes de principios.

Mientras investiga la desaparición de su padre, Sean pasa por el antiguo salón de videojuegos que éste regentaba, ahora abandonado. Descubre una sala oculta tras una máquina de videojuegos, desde donde se ve transportado al mundo virtual donde fue a parar tiempo atrás su progenitor. Se reencontrará con él en este lugar, ahora dominado por Clu, un antiguo programa que se ha convertido en un déspota.

Disney ha apostado fuerte por esta producción que ha promocionado a lo grande desde años antes de su estreno, a base de lanzamiento de trailers, encuentro con los fans en convenciones como la Comic-Con de San Diego, avances de imágenes, etc., por lo que han creado altas expectativas. El film ha sido tan costoso que la campaña de lanzamiento va dirigida al público familiar, pues para que sea rentable debe convencer no sólo a quienes la esperan con impaciencia, sino a todos los sectores del público.

¿Gustará esta película a todos los espectadores? Está por ver, ya que tanto la trama como la estética parece sólo para apasionados de la informática, fans de la cinta de los 80 e incondicionales del cine fantástico.

Tron Legacy se distingue por sus llamativos efectos especiales, y por sus grandes dosis de acción al estilo de los videojuegos, todo ello muy del gusto de los espectadores actuales. Sin embargo, y a pesar del derroche de medios, el mundo virtual supuestamente impactante, es más frío y menos original por ejemplo que el planeta Pandora, de Avatar, compuesto por su propia flora y fauna inventada, y claramente más vistoso.

Básicamente los platos fuertes de la función son las secuencias de acción, pero las tres principales, a pesar de estar muy trabajadas no son demasiado novedosas. Dos de ellas (el duelo de discos y la guerra de motos) son reelaboraciones de las que ya había en la primera entrega, mientras que la otra es una batalla de naves que “homenajea” a un conocido momento de La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza.

El guión de los habituales de la serie Perdidos Edward Kitsis y Adam Horowitz cumple su función y se puede calificar de trabajo impecable, pero también es cierto que resulta un tanto insulso. Se rehuye el tratamiento de cualquier tema de calado, pues por ejemplo no aprovecha demasiado la metáfora religiosa presente en su predecesora, donde Flynn, el creador, se encontraba con uno de los programas que él mismo había elaborado, y éste le preguntaba si sus actos correspondían a un plan minuciosamente elaborado. Aquí se ofrece algún apunte sobre las consecuencias de la desobediencia de una criatura (Clu) a los designios de su creador, pero se pasa de lado por el asunto, como si algún ejecutivo hubiera dicho a los guionistas que el film no podía ser demasiado denso, a lo Blade Runner, no sea que se espante al público.

Curiosamente, se deduce de la cinta un mensaje pro ‘libertad absoluta y gratuidad en la red’, pero más parece una estrategia para ganarse la complicidad del público juvenil, por parte de una compañía, Disney, tan afectada como el resto de majors por las descargas de archivos sin pago de derechos.

El punto más débil de Tron Legacy son los personajes, todos ellos muy irreales. Por un lado, el joven protagonista, Sean Flynn, se reduce a un arquetipo de aspirante a héroe muy esquemático, y el actor que le interpreta, Garrett Hedlund (Eragon, Troya) no tiene demasiado carisma. El siempre solvente Jeff Bridges fracasa por completo al intentar insuflar vida de nuevo a Kevin Flynn, tan desdibujado que parece un robot sin sentimientos, que apenas se emociona cuando se reencuentra con su vástago al que lleva un par de décadas sin ver. Llama la atención que mucho después de verle por primera vez le pregunte si han fallecido ya los abuelos, como si los guionistas trataran de arreglar el desaguisado y darle un poco de profundidad, demasiado tarde.

Tampoco resulta convincente otro actor de primera, Michael Sheen, que se esfuerza por hacer interesante a Castor, el dueño de un club, que queda como un loco extravagante sin mucho atractivo. A Olivia Wilde le ha correspondido un personaje muy inhumano sin gracia y el veterano Bruce Boxleitner –que repite como el programa Tron y Alan Bradley, su programador– apenas tiene presencia en el film.

También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (1)

    1084 | grendall - 2015-06-23 15:05:00
    Aparte de a Bruce Boxleitner tambien tenían que haberle dado mas escenas como nuevo villano al hijo de Dillinger, el malo de la pelicula de 1982. Solo sale al principio. Y aclarar que pasó con Lori, la chica de la primera pelicula.
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE