IMG-LOGO

Biografía

 Sinclair

Sinclair

Sinclair

Filmografía
Atraco en familia

2017 | Mes trésors

Comedia francesa de robos un poquito insulsa. Carole, informática, y Carolina, ladrona, descubren que son hermanastras cuando reciben la noticia de que su padre Patrick, al que nunca conocieron, ha muerto. El tipo se dedicaba a cometer robos sofisticados, y cuando se supone que van a heredar una casita en una estación de esquí, descubren que papá está vivito y coleando, y que quiere que ellas le ayuden a robar el dinero que se va a pagar por un valioso stradivarius que unas semanas atrás le birló un cómplice. Para que funcione, una película de este estilo debe rebosar ingenio por todos sus poros, pero no es el caso de lo que nos ofrece Pascal Bourdiaux. Sí, es más o menos amable, pero las supuestas réplicas y contrarréplicas no resultan demasiado ocurrentes, y que la hermana más inesperada resulta la más seductora a la hora de engatusar al pardillo de turno, no es el colmo de las sorpresas, por así decir. Y más bien resulta grotesco ver a Jean Reno con sus diversas caracterizaciones para pasar "desapercibido". Quizá lo más curioso es el arranque en San Sebastián, en los cubos de Moneo del Kursaal.

4/10
El primer día del resto de tu vida

2008 | Le premier jour du reste de ta vie

Una mirada nostálgica ochentera y noventera a la familia. La película sigue las evoluciones de la familia Duval, el matrimonio compuesto por Robert y Marie-Jeanne, los hijos Albert, Raphaël y Fleur, y el abuelo Pierre. Ello a lo largo de doce años, pero fijando la atención en torno a cinco días especialmente decisivos para el clan. La idea es subrayar que la familia es la institución a la que todos nos agarramos, donde nacen y se desarrollan nuestros afectos, donde se producen los lazos más duraderos. Pero a la vez el joven director y guionista Rémi Bezançon parece querer subrayar también que, en los tiempos actuales, la familia, y por ende, el ser humano, está en crisis, se encuentra desorientado, y no acaba de madurar, se encuentra de modo permanente con el síndrome de Peter Pan. Ello puede constatarse además, por contraste, en el cambio generacional.En lo concerniente a los hijos, Albert parece centrado, ha seguido la carrera de médico, y enseguida encontró a una mujer con quien compartir su vida. Pero el ejercicio de la medicina en una de sus facetas más frívolas -la cirugía estética, quitar arrugas, arreglar pechos...- le resulta insatisfactoria, tardó en casarse, y no parece haberlo hecho por amor. Raphaël no se sitúa profesionalmente, va dando tumbos, y le ha marcado la fantasía de un flechazo instantáneo por una joven a la que, cosas del destino, nunca volvió a ver, pese a haber conseguido su teléfono. Y Fleur, la pequeña, se hace eco de esa obsesión contemporánea de que ser virgen a determinada edad no resulta demasiado razonable, lo que le pasa factura de varias formas, incluido un aborto. En cuanto a Robert y Marie-Jeanne, marido y mujer, se quieren. Pero les cuesta envejecer, ella mantiene una actitud en que querría volver a ser joven, lo que le lleva a vestir como tal, o, decepcionada de lo que valora como falta de atención de Robert, a anhelar una “aventura”. Y él, quizá la personalidad más hecha, baqueteada por su profesión de taxista, arrastra el complejo de que su padre nunca le valoró bastante, y cierta sospecha, un secreto descubierto, le duele, y no puede, no quiere hablar de él. Por supuesto, la película aborda la relación padres-hijos, y se constata cierto estado de las cosas donde, si no falta un amor sincero, que se pone a prueba en los momentos difíciles -enfermedad, accidentes, muerte, desengaños amorosos...-, también es cierto que sobra superficialidad en las relaciones y falta en cambio confianza; cuesta decir al otro lo que verdaderamente se piensa de él, lo que se pone de manifiesto en la escena de la lectura del diario. Bezançon plasma su historia con una puesta en escena ágil, que hace un buen uso de la música, mientras despliega toda una catarata de sentimientos en sus personajes, bien encarnados por un atinado reparto. Y con ello entrega un cuadro bastante sintomático de la falta de valores que actualmente erosionan a la familia, puerto al que todos deseamos tornar en épocas de tormenta, aunque ignoremos tantas veces su enorme potencial como refugio y centro de aprendizaje vital.

6/10
Un amor de altura

2005 | Ma vie en l’air

Paradoja: un instructor de vuelo de una compañía aérea tiene miedo a volar. Tal fobia, que arrastra desde pequeño, le hizo perder al amor de su vida. Pero deberá coger ese toro por los cuernos si quiere ser feliz. Amable film con el que debutó Rémi Bezançon, conocido sobre todo por El primer día del resto de tu vida. Protagoniza Vincent Elbaz, mientras que Marion Cotillard es la chica que ama.

5/10

Últimos tráilers y vídeos