IMG-LOGO

Biografía

Pio Marmaï

Pio Marmaï

36 años

Pio Marmaï

Nació el 13 de Julio de 1984 en Estrasburgo, Bajo Rin, Francia
Filmografía
Un médecin de nuit

2020 | Un médecin de nuit

En liberté!

2018 | En liberté!

Nuestra vida en la Borgoña

2017 | Ce qui nous lie

Con motivo de la enfermedad de su padre, Jean regresa a su casa de la infancia, en una pequeña localidad de la Borgoña francesa, tras pasar varios años ilocalizable. Su familia se dedica a cosechar la uva y elaborar vino, un trabajo que él y sus hermanos, Juliette y Jerémie, aprendieron desde muy pequeños de la mano de su padre. El reencuentro entre los hermanos marcará un periodo en que los tres tendrán que afrontar sus vidas de modo diferente. Estupenda y reconfortante película francesa, de esas que permiten comprender que las pequeñas y cotidianas historias son a veces las más hermosas. El director francés Cédric Klapisch, que goza de gran prestigio en su país gracias a comedias como Una casa de locos o Las muñecas rusas, no echa mano en esta ocasión de su actor fetiche Romain Duris (con quien ha rodado más de media docena de filmes) y cuenta por primera vez con Pio Marmaï (El primer día del resto de tu vida), un actor que es todo un prodigio de naturalidad. El guión –escrito por el propio Klapisch junto con uno de sus colaboradores habituales, Santiago Amigorena– despliega la historia con sutileza y los conflictos de cada personaje, sus miedos y sus retos, entran con primor en una trama sencilla, estructurada a lo largo de todo un año, según los trabajos estacionales que son necesarios emprender en la viña. Además el director demuestra tener una gran sensibilidad para hablar de la fraternidad.  Sin espectáculo, desprende Nuestra vida en la Borgoña una visión realista y positiva del amor, de la unión familiar, del encuentro reposado con la felicidad, ésta enmarcada en una visión auténtica de la vida, un modo de ser que el film sabe encarnar en los tres hermanos y en su modo de disfrutar del vino, en contraste con la visión utilitarista de sus vecinos viticultores. Todas las interpretaciones son espléndidas, con Marmaï a la cabeza, pero destacan también los trabajos de Ana Girardot y de la española María Valverde.

6/10
Santa Claus & Cia.

2017 | Santa & Cie

En el Polo Norte, Santa Claus se prepara para repartir como todos los años su regalos de Navidad. Gracias al trabajo sin descanso de 92.000 duendes, su factoría de juguetes está en plena ebullición. Pero unos pocos días antes de la fecha límite una extraña infección en la fábrica, que hace perder la consciencia a los duendes, amenaza con imposibilitar la entrega de los regalos. Santa Claus deberá viajar entonces a lugares más cálidos en busca de vitamina c si quiere cumplir con su misión. Acabará en París y de casualidad encontrará a una familia dispuesta a ayudarle. Amable comedia protagonizada, escrita, dirigida y producida por el francés Alain Chabat (Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, ¡¡¡Caverrrrnicola!!!), que probablemente entrega su mejor película como director, aunque no se trate de la séptima maravilla del mundo. Inventa una simpática aventura navideña con un humor que llega a todos los públicos pero sin resultar demasiado infantil ni sensiblero. Lo mejor de Santa Claus & Cia. es la efectiva mezcla de fantasía y realismo que adopta la historia. Y es que sin dejar de ser en ningún momento un cuento en toda regla, Chabat convierte a Santa Claus en un tipo normal que, en cuanto está entre las personas, demuestra ser un completo desastre, un ignorante de las cosas humanas y un tipo de lo más simplón, patoso, algo cascarrabias y no demasiado inteligente. Este retrato da lugar a algunas ideas ingeniosas, como la de aparecer como por ensalmo atravesando las paredes o las repetidas escenas de la cárcel. No se abusa de efectos especiales, pero cuando son necesarios (sobre todo en el vuelo de los renos) son eficaces. Un gran acierto del film es el reparto, con numerosos rostros conocidos del cine francés. Aparte de Chabat destaca el matrimonio protagonista, interpretado por Pio Marmaï y la iraní Golshifteh Farahani.

5/10
Nos futurs

2015 | Nos futurs

En un patio de París

2014 | Dans la cour

Antoine es un músico que entra en una fuerte depresión. Conseguirá un trabajo de portero en una casa de pisos de París. Ahí, con su aire taciturno y una tristeza que intenta paliar con alcohol y droga, irá interactuando poco a poco con los vecinos, especialmente con la señora Mathilde. Ésta, con incipientes ataques depresivos, encuentra en el nuevo portero, un tipo de buen corazón, la compañía que anhela. El director de comedias ligeras pero estimables, Pierre Salvadori (Un engaño de lujo, Una dulce mentira) se decide esta vez por una película que no es precisamente la alegría de la huerta. En compañía de David Léotard elabora una historia no muy original en su planteamiento: la vida en una casa de pisos al estilo 13 Rue del Percebe, con una colección de vecinos excéntricos cuyo aporte a la trama tampoco es un dechado de imaginación. La puesta en escena, casi teatral, incluye una atmósfera tristona y poco atractiva: un aire pesaroso que es dubitativo al principio pero que acaba por dominar el film. Aunque hay también gags humorísticos (toda la narración está narrada más o menos en clave de comedia), casi siempre están asentados en situaciones dramáticas. Y es que a la postre no hay más que una serie de vidas grises, sin sentido, que sugieren más bien el “reírse por no llorar”. El reparto cumple, encabezado por unos depresivos Gustave de Kervern y Catherine Deneuve.

4/10
Maestro

2014 | Maestro

Cinta inspirada por el rodaje de la última película de Eric Rohmer, El romance de Astrea y Celadón, de hecho el guión está coescrito por uno de los actores de ese film, fallecido ya como Rohmer, Jocelyn Quivrin, aunque en este caso a la temprana edad de 30 años, por un accidente de automóvil. Describe el golpe de suerte de Henri, actor de medio pelo y sin demasiada formación humanística, que ha hecho algunas series en papeles de segunda fila y poco más, pero que cae en gracia al veterano realizador Cédric Rovère, con el que ha conectado gracias a una amiga, de modo que participa en el rodaje de su nueva película, precisamente la adaptación de “L’Astrée” de Honoré d’Urfé, obra de amores bucólicos y pastoriles del siglo XVIII. Junto a un amigo se traslada al campo y ruedan con escaso presupuesto, sumergiéndose en la magia del cine, mientras Henri se siente atraída por Gloria, la actriz principal, que a su vez atrae mucho a la amiga actriz que posibilitó su participación en el film. Muestra de cine dentro del cine, Léa Fazer articula una pelìcula canto de amor al trabajo fílmico, donde se muestra el contraste entre generaciones y formas de trabajar, la preparación intelectual y cierto método frente a cierta frescura rayana con la picaresca, ahí están las bromas comparativas donde entran en el mismo saco Marlon Brando y Bruce Willis. Se trata de un film ligero, que se con agrado, deudor en parte del cine del propio Rohmer, también en la mirada a los jóvenes. El reparto está bien, incluido el veterano Michael Lonsdale que hace su composición casi sin despeinarse.

4/10
Luces de París

2014 | La ritournelle

Brigitte y Xavier, granjeros. Un matrimonio de larga duración, con un hijo emancipado que quiere ser acróbata. Sin duda se quieren, pero se tienen muy vistos, conocen del otro todas sus virtudes, pero también las manías y defectos. Ella atraviesa una etapa en que está un poquito harta del marido, de modo que se agarra a la falsa excusa de acudir sola a consulta al dermatólogo en París, por unos sarpullidos en el pecho, para hacerse la encontradiza con un tipo más joven que ella, y bastante apuesto. Ese juguetear con echar una cana al aire le hace conocer a un agradable dentista danés, de edad más parecida a la suya, y con la que congenia. Entretanto, Xavier comienza a tener la mosca tras la oreja, y decide viajar a París sin decir nada a Brigitte. Aunque agradable en su conjunto, esta película es un poco querer y no poder. A su director y guionista Marc Fitoussi le falta un poquito de chispa, no consigue dar con el timing adecuado para entregar con perfección esta pequeña parábola sobre el matrimonio, que se atreve a decir que vale la pena conservar y pelear por el amor que se declaró hace tiempo, a pesar de las dificultades. La narración discurre lenta –la fiesta del inicio se hace interminable, por ejemplo– y no deja de caer en contradicciones, al restar importancia a las infidelidades, si no van en serio no tendrían entidad, viene a decirse con cierta ligereza. El reparto lo encabezan dos veteranos que componen sus personajes sin dificultad, Isabelle Huppert y Jean-Pierre Darroussin, a los que se suma el sueco Michael Nyqvist, con el que se urde una pequeña broma al convertir su personaje en danés, pero jugar con que otro le toma por sueco.

5/10
Un feliz acontecimiento

2011 | Un heureux événement

Un feliz acontecimiento es una adaptación de una novela de Eliette Abecassis. El director francés Rémi Bezançon consiguió convencer a la productora que tenía los derechos, Isabelle Grellat: ella buscaba una mujer que hubiera tenido hijos para dirigirla, y él podía hacer un buen trabajo al tratarse de "un hombre que quiere tenerlos". Finalmente Bezançon se encarga de la realización y también ha escrito el guión con Vanessa Portal, su esposa. Nicolas conoce en el videoclub en el que trabaja a Barbara, la mujer ideal. Cuando inician una relación, ambos siguen comportándose como si fueran solteros, actuando de forma casi infantil. Pero tendrán que madurar a marchas forzadas cuando reciben la feliz noticia de que ella se ha quedado embarazada. Durante el tiempo de gestación, Barbara tendrá que elaborar una tesis doctoral que necesita para conseguir un puesto como profesora. Tras explorar los altibajos de las relaciones familiares en la interesante El primer día del resto de tu vida, Bezançon sigue una línea muy similar a la hora de analizar la maternidad. Los espectadores que disfrutaran de su anterior trabajo no se sorprenderán porque recorra en esta ocasión las consecuencias más difíciles del embarazo y la natalidad, como el sacrificio personal y profesional de la madre para atender al bebé a todas horas, los problemas que la nueva situación causa en la pareja, etc., y sin embargo subyace una conclusión positiva: que nada merece más la pena. Abunda tanto en los detalles que algunos resultan un tanto sórdidos, pero los contrarresta con un agradecible recurso constante al humor. Además, realizan un trabajo correcto los protagonistas, Louise Bourgoin y Pio Marmaï, y algún secundario como la veterana Josiane Balasko. Y Un feliz acontecimiento contiene algún momento imaginativo, como la historia de amor en la que los personajes expresan sus sentimientos a través de carátulas de películas.

5/10
La delicadeza

2011 | La délicatesse

Nathalie ha encontrado el amor de su vida, Charles, se quieren con locura, se casan enseguida, no pueden esperar a tener un hijo, tienen intención de compartir todos los días de su existencia. Pero un accidente acelera las cosas, él muere y ella queda completamente desconsolada. Se refugia en su trabajo de ejecutiva en una empresa sueca, y hace caso omiso a los avances amorosos de su jefe. Sin embargo las flechas de Cupido van a impactar en ella del modo más inesperado. Los hermanos David Foenkinos y Stéphane Foenkinos debutan en el largometraje adaptando una novela del primero, superventas en Francia. Y entregan una buena cinta romántica, que llega directa al corazón. Para ello toman algunos riesgos, siendo el principal el tener descolocado al espectador durante la primera media hora de metraje, una sensación incómoda de no saber uno dónde está. Superado este escollo, los Foenkinos entregan con La delicadeza una agradable, sorprendente y –cómo no, habida cuenta del título–, delicada historia de amor, verdaderamente contracorriente –tiene gracia que la distribuidora del film en España se llame precisamente así, “A contracorriente”, está claro que aquí hacen honor a sus intenciones a la hora de lanzar cintas–. Pues el amor que asoma en La delicadeza no responde a las convenciones o estereotipos en boga. Nathalie necesita un cariño y afecto que nunca le han negado padres y suegros, o su mejor amiga, pero que en lo referente a un nuevo hombre en su vida, no parecía posible. Las soluciones que suele proponer la sociedad actual en tales casos van desde el “salga, diviértase, hay muchos hombres apuestos por ahí fuera, sírvase usted misma, aunque sólo sea para pasar el rato” al “acepta a tu jefe que no te quita los ojos de encima y llegarás lejos”; en cualquier caso no resulta aceptable “abstenerse” o “mirar más allá de las apariencias de la presión social”. El film ofrece en cambio una visión del amor de largo alcance, y no lo hace con aburrido tono moralizante, sino narrando una historia que evoluciona gradualmente y conmueve, precisamente porque la delicadeza preside la relación. Contiene La delicadeza emociones genuinas, conviven en armonía los pasajes lacrimosos y los hilarantes, equilibrados y sin excesos, bien apoyados por música con preciosas canciones de Emilie Simon. Y realizan magníficas composiciones la siempre encantadora Audrey Tautou y el más bien desconocido François Damiens.

6/10
En sus manos

2010 | Contre toi

La doctora Anna Cooper vuelve a su trabajo tras una ausencia no aclarada. Desorientada, esta ginecóloga se presenta en una comisaría para denunciar su propio secuestro. Y comienza a relatar como días atrás un desconocido la secuestró manteniéndola encerrada, culpabilizándola de un error médico. Cansino film dirigido por Lola Doillon, hija del más conocido Jacques Doillon. Quiere ser un duelo actoral entre Kristin Scott Thomas y Pio Marmaï, al estilo de El coleccionista, pero eso es conceder demasiado a una historia sin garra, donde los protagonistas hacen lo que pueden, aunque lo cierto es que no tienen mucho margen de maniobra. No existe la requerida atmósfera inquietante, o un "in crescendo" hacia alguna parte: los minutos transcurren en una película que se hace interminable, a pesar de que dura apenas hora y cuarto. Venganza, psicología barata, manipulación y violencia son manejadas con excesiva torpeza.

3/10
El primer día del resto de tu vida

2008 | Le premier jour du reste de ta vie

Una mirada nostálgica ochentera y noventera a la familia. La película sigue las evoluciones de la familia Duval, el matrimonio compuesto por Robert y Marie-Jeanne, los hijos Albert, Raphaël y Fleur, y el abuelo Pierre. Ello a lo largo de doce años, pero fijando la atención en torno a cinco días especialmente decisivos para el clan. La idea es subrayar que la familia es la institución a la que todos nos agarramos, donde nacen y se desarrollan nuestros afectos, donde se producen los lazos más duraderos. Pero a la vez el joven director y guionista Rémi Bezançon parece querer subrayar también que, en los tiempos actuales, la familia, y por ende, el ser humano, está en crisis, se encuentra desorientado, y no acaba de madurar, se encuentra de modo permanente con el síndrome de Peter Pan. Ello puede constatarse además, por contraste, en el cambio generacional.En lo concerniente a los hijos, Albert parece centrado, ha seguido la carrera de médico, y enseguida encontró a una mujer con quien compartir su vida. Pero el ejercicio de la medicina en una de sus facetas más frívolas -la cirugía estética, quitar arrugas, arreglar pechos...- le resulta insatisfactoria, tardó en casarse, y no parece haberlo hecho por amor. Raphaël no se sitúa profesionalmente, va dando tumbos, y le ha marcado la fantasía de un flechazo instantáneo por una joven a la que, cosas del destino, nunca volvió a ver, pese a haber conseguido su teléfono. Y Fleur, la pequeña, se hace eco de esa obsesión contemporánea de que ser virgen a determinada edad no resulta demasiado razonable, lo que le pasa factura de varias formas, incluido un aborto. En cuanto a Robert y Marie-Jeanne, marido y mujer, se quieren. Pero les cuesta envejecer, ella mantiene una actitud en que querría volver a ser joven, lo que le lleva a vestir como tal, o, decepcionada de lo que valora como falta de atención de Robert, a anhelar una “aventura”. Y él, quizá la personalidad más hecha, baqueteada por su profesión de taxista, arrastra el complejo de que su padre nunca le valoró bastante, y cierta sospecha, un secreto descubierto, le duele, y no puede, no quiere hablar de él. Por supuesto, la película aborda la relación padres-hijos, y se constata cierto estado de las cosas donde, si no falta un amor sincero, que se pone a prueba en los momentos difíciles -enfermedad, accidentes, muerte, desengaños amorosos...-, también es cierto que sobra superficialidad en las relaciones y falta en cambio confianza; cuesta decir al otro lo que verdaderamente se piensa de él, lo que se pone de manifiesto en la escena de la lectura del diario. Bezançon plasma su historia con una puesta en escena ágil, que hace un buen uso de la música, mientras despliega toda una catarata de sentimientos en sus personajes, bien encarnados por un atinado reparto. Y con ello entrega un cuadro bastante sintomático de la falta de valores que actualmente erosionan a la familia, puerto al que todos deseamos tornar en épocas de tormenta, aunque ignoremos tantas veces su enorme potencial como refugio y centro de aprendizaje vital.

6/10

Últimos tráilers y vídeos