IMG-LOGO

Biografía

Alan Tudyk

Alan Tudyk

49 años

Alan Tudyk

Nació el 16 de Marzo de 1971 en El Paso, Texas, EE.UU.
Filmografía
Rogue One: Una historia de Star Wars

2016 | Rogue One: A Star Wars Story

Primera película de la saga galáctica que no forma parte de las tres trilogías que llegarán a conformar pronto nueve episodios, aunque esta historia de Star Wars bien podría subtitularse “Episodio tres y medio”, los hechos que se narran son inmediatamente anteriores a los que muestra el film con el que George Lucas empezó todo. Corren tiempos en que domina el Imperio, y la Alianza Rebelde hace lo que buenamente puede para oponerse a sus tiránicos fines. Una de las herramientas que están desarrollando para asegurar su dominio es un arma de destrucción masiva, un destructor de planetas, la llamada Estrella de la Muerte. Contra su voluntad, el ingeniero Galen Erso está detrás del diseño, pero cuenta con que su hija Jyn, ahora toda una joven aguerrida, y a la que no ve desde que era niña, pueda proporcionar una valiosa información a los rebeldes. Pero esto pasa por hacerle llegar un mensaje a través de su viejo amigo extremista Saw Gerrera, y de que ella persuada a un grupo de variopintos personajes ­–Cassian Andor, combatiente sin escrúpulos,  el androide K-2S0, el jedi ciego Chirrut, el guerrero Bace, o el ex piloto imperial Bodhi– para hacer equipo, lo que no es tan sencillo. Gareth Edwards, el director de Monsters y Godzilla, ha sido el encargado de poner en marcha el primer spin-off cinematográfico de Star Wars, aunque se ve que la tarea de conceder independencia con respecto a los filmes originales es gradual, nada de riesgos innecesarios, sólo los justos, y siguiendo la estrategia del episodio VII hay un esfuerzo notable para que el fan acérrimo se sienta cómodo en un universo familiar, disfrutando de guiños y reconociendo personajes, armaduras de soldados, naves espaciales, etc, etc. La trama desarrollada por Chris Weitz y Tony Gilroy, a partir de las ideas de John Knoll y Gary Whitta, es relativamente sencilla y sirve para trazar ecos con otros títulos de la saga. Al igual que en El despertar de la fuerza hay una apuesta decidida por un personaje principal femenino, Jyn, encarnado por Felicity Jones, y el alimento del elemento nostalgia. También, cara a conquistar el mercado oriental, tenemos a dos personajes orientales, los chinos Donnie Yen y Jiang Wen. Pero aunque el film es entretenido, las escenas de acción acaban haciéndose un poco interminables, falta equilibrio y la música de Michael Giacchino no resiste la comparación con la de John Williams. Y aunque hay algunos detalles de humor, por los intercambios entre Jyn y K-2S0, al estilo de los que tenían la princesa Leia y Chewbacca, se echan en falta más de estos siempre agradecidos momentos de desahogo, para entendernos, el Andor de Diego Luna no es Han Solo, y las risas entre dos entrañables androides se añoran. Además, a ratos la cosa se pone algo oscura y solemne, con un reiterativo mantra sobre la fuerza, lo que no significa necesariamente momentos emotivos de verdad, aunque alguno, por suerte, hay.

6/10
El corredor del laberinto: Las pruebas

2015 | Maze Runner: The Scorch Trials

Nueva entrega de la saga juvenil distópica que adapta las novelas de James Dashner. La salida del laberinto por parte de Thomas y compañeros no ha supuesto, ni mucho menos, el final de sus desdichas. Supuestamente a salvo en unas instalaciones, antes de ser llevados a un lugar donde podrán llevar una vida más o menos normal, en realidad están sometidos a un extraño encierro, mientras se suceden siniestros experimentos, debido a ciertas características biológicas especiales que les hacen inmunes. ¿Inmunes a qué? Tendrán ocasión de averiguarlo cuando salgan al exterior y se encuentren un paisaje urbano postapocalíptico de edificios destruidos, a la vez que se suceden rumores de facciones rebeldes como el llamado Brazo Derecho, y se topan con personajes bastante belicosos. Con los mismos director y guionista, Wes Ball y T.S. Nowlin, de El corredor del laberinto, más el conjuntado reparto de jovencitos –Dylan O'Brien, Kaya Scodelario, Thomas Brodie-Sangster... – y veteranos de postín que no disparen demasiado el presupuesto –Patricia Clarkson, Barry Pepper, Lili Taylor–, está asegurada una trama ordenada y cierta tensión dramática. Lo que permite plantear cierto temas de rigor en este tipo de filmes como el liderazgo, la capacidad de sacrificio, los dilemas morales, el compañerismo. Interrogantes sobre si el fin justifica los medios, o si el individuo es prescindible frente a la comunidad, aletean por ahí. Además de que se introduce alguna sorpresa argumental. Eso sí, todo se entrega con ritmo supertrepidante y uso inteligente de los efectos visuales. Debe haberse desarrollado un buen software de ciudades hechas fosfatina, pues bastantes filmes que vaticinan un futuro poco halagüeño presentan actualmente un telón de fondo de los de echarse a temblar bastante convincente. Aquí hay un buen uso de los diversos escenarios donde se sucede la acción trepidante, aparte de las ciudades en ruinas, tenemos grandes desfiladeros y estrechos conductos de ventilación. E incluso cuando uno teme que la cinta va a verse poblada de zombies o similares, tan omnipresentes en los últimos tiempos en cine y televisión, Ball y Nowlin saben frenarse y no caer en el "déjà vu".

6/10
Trumbo

2015 | Trumbo

Los años posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial. Dalton Trumbo es un guionista respetadísimo en Hollywood, casado y con tres hijos, que acaba de firmar un sustancioso contrato con uno de los grandes estudios. Aunque también es el blanco de la gacetillera del show business Hedda Hopper, que no deja de sembrar la duda sobre su posible comunismo, debido a su sensibilidad social y al apoyo de los derechos laborales en la industria del cine. En el contexto de la Guerra Fría, donde domina el miedo a la "amenaza roja", se forma el Comité de Actividades Antiamericanas, que investiga la infiltración de comunistas en Hollywood. Trumbo será llamado a declarar y al negarse a confirmar o desmentir su comunismo, amparándose en la Primera Enmieda, será condenado por desacato, el destino de los Diez de Hollywood, que les condena al ostracismo. Figurará en las "listas negras", pero Trumbo se las va a ingeniar para conseguir trabajo encubierto escribiendo películas, con inesperado éxito. El cine de Jay Roach se mueve en dos terrenos: las populares aunque algo tontorronas comedias de las sagas Austin Powers y Los padres de ella, y las más serias películas aunque partidistas películas basadas en hechos reales de la política americana reciente, Recuento y Game Change. En el caso que nos ocupa, Trumbo estaría más cerca del segundo tipo de películas, aunque con la indudable ventaja de que Roach ha madurado, el cineasta sabe entregar una película más equilibrada, quizá porque asume el discurso conciliador del propio protagonista cuando, en los 70, con su figura en creciente proceso de rehabilitación, recibió un premio del Gremio de Guionistas. Quizá a la película, que adapta la biografía de Bruce Cook, le falta un hervor, y no se evita cierto estereotipamiento, en las escenas familiares, con la arpía Hopper o en los momentos creativos en la bañera. También es un inconveniente que actores de presencia tan imponente en pantalla como Edward G. Robinson, John Wayne y Kirk Douglas, tengan que ser representados por intérpretes esforzados, pero que juegan claramente en una división muy inferior a la de sus personajes. Pero la cinta tiene a su favor un grandísimo actor, Bryan Cranston, que borda su papel, y que sostiene la película en todo momento, la película es su personal "viaje del héroe", y gracias a él en gran medida, y a la fuerza de los hechos históricos descritos, se trata de un viaje por una etapa de la historia del cine que merece la pena emprender.

6/10
Welcome to Me

2014 | Welcome to Me

42

2013 | 42

Recién terminada la Segunda Guerra Mundial, Jackie Robinson es un afroamericano que ha combatido con valor, y cuyas habilidades para el béisbol ha podido mostrar únicamente, y no sin dificultades, en la universidad, pues la liga profesional está dominada en exclusiva por los blancos. Hasta que Branch Rickey, en un audaz movimiento que despierta una encendida animadversión racista en determinados sectores de la opinión pública, requiere sus servicios para los Dodgers de Brooklyn. Robinson, que se hará famoso por llevar en su camiseta el número 42, hará historia como jugador, no sólo por sus asombrosas aptitudes, sino por ser el primero de muchos deportistas negros que van a descollar en el béisbol, y ello aguantando mil y una provocaciones. El guionista y director Brian Helgeland entrega una estupenda muestra del subgénero del drama deportivo, a partir de una historia real muy conocida en Estados Unidos, que aúna los aspectos del terreno de juego, servidos en emocionantes escena de los partidos, con la cuestión racial. En el valioso contenido antropológico de la trama, el film tiene más de un punto en común con The Blindside (Un sueño posible), que transcurre en el mundo del fútbol americano. Quien ha firmado libretos de corte heroico como los de Destino de caballero y Robin Hood, sabe insuflar aire épico a la gesta de Jackie Robinson, que también lo es del dueño de los Dodgers, Branch Rickey. A la hora de sobreponerse a las dificultades brilla la fe metodista compartida por ambos hombres, el apoyo de su esposa Rachel en el caso de Jackie, y la puesta en ejercicio de una serie de virtudes muy necesarias como son la paciencia y la no-respuesta a la provocación. En el aspecto actoral, a una pléyade de secundarios poco conocidos que funcionan a la perfección, y al protagonista Chadwick Boseman, hay que sumar el buen trabajo de Harrison Ford, en la mejor interpretación que ha brindado en años de penosa sequía, con papeles indignos de su carisma.

6/10
Abraham Lincoln: Cazador de vampiros

2012 | Abraham Lincoln: Vampire Hunter

Tim Burton, su socio Jim Lenley y el realizador ruso Timur Bekmambetov vuelven a unirse como productores tras Número 9, en el nuevo film como realizador del tercero. Adapta la novela homónima de Seth Grahame-Smith, guionista de Sombras tenebrosas, de Burton, que saltó a la fama con su libro "Orgullo y prejuicio y zombis", versión ampliada de la novela de Jane Austen con muertos vivientes. Se diría que Abraham Lincoln: Cazador de vampiros, donde el propio Grahame-Smith ha ejercido como adaptador del guión, viene a emplear la misma fórmula –conocida como 'mash up', mezcla de dos conceptos–, añadiendo a la vida de Lincoln elementos fantásticos. Abraham Lincoln: Cazador de vampiros reconstruye la vida del decimosexto Presidente de los Estados Unidos desde su infancia, cuando su madre muere por culpa de Jack Barts, propietario de la plantación en la que trabaja su padre. De adulto está a punto de vengarse, pero Barts resulta ser un vampiro, lo que hace difícil procurar su muerte. Le rescata Henry Sturgess, un tipo que le ofrece convertirse en cazador de chupasangres. En la línea de Wanted (Se busca), el mayor éxito de Bekmambetov hasta la fecha, acumula secuencias de acción imposibles en las que abusa de la cámara lenta y que obligan a suspender la incredulidad. En una de las más significativas el protagonista combate a uno de sus adversarios en medio de una estampida de caballos, lo que resulta en cierta medida original, pero completamente fantasioso. En cualquier caso, suponen el mayor atractivo del film, ameno y de escasas pretensiones, con buenas interpretaciones, en especial por parte de Benjamin Walker (Banderas de nuestras padres), que encarna a Lincoln, y Rufus Sewell (Dark City), competente villano. Sin embargo, en Abraham Lincoln: Cazador de vampiros no acaba de funcionar que pese a adoptar un punto de partida surrealista, se desarrolle con un tono excesivamente serio. Aunque el arranque promete, acaba siendo excesivamente ligera, y elude las partes más interesantes de la vida del protagonista, lo que aumenta el ansia de visionar el film que prepara Steven Spielberg. También resulta decepcionante que, junto al esfuerzo porque el argumento resulte coherente respetando los datos históricos conocidos (su madre murió siendo él joven, se le murió un hijo cuando era presidente, etc.), otros elementos resulten tremendamente disparatados (el Ejército Nordista usa bayonetas y balas de cañón de plata en la batalla de Gettysburg).

5/10
Suburgatory (Fuera de lugar)

2011 | Suburgatory | Serie TV

Tessa, una chica de 16 años, se muda con su padre, George, del centro de Manhattan a un barrio residencial de las afueras, que se supone que será más sano, con casas más amplias. Pero a Tessa no termina de gustarle su nuevo hogar, y mucho menos los vecinos. Amena comedia con actores espontáneos. El título es una mezcla de las palabras británicas "suburd" ("suburbio") y "purgatory" ("purgatorio").

5/10
Beautiful Boy

2010 | Beautiful Boy

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;} Bill y Kate conforman un matrimonio corriente, algo anodino, en una crisis que apunta a una posible separación. Las vacaciones con su hijo Sam, que ha pasado su primer año en la universidad, podría ser una ocasión de limar asperezas. Pero pocas horas después de hablar con él, se enteran que un estudiante perturbado ha protagonizado un tiroteo, y después de matar a compañeros y profesores se ha suicidado. A la angustia de si su hijo habrá sobrevivido sigue la terrible realidad de que su hijo es el responsable de la tragedia. Y surge la terrible pregunta del por qué, y de su parte de culpa en la tragedia. Impactante drama del debutante en el largo Shawn Ku. Aunque el film no deje de dar vueltas al mismo asunto, está desarrollado con inteligencia. Desde dejar fuera de campo el tiroteo, a introducir paulatinamente nuevos elementos que ayudan a entender las vivencias de los protagonistas, formidables Michael Sheen y Maria Bello, la película discurre con naturalidad, con momentos fuertes, pero sin efectismos o sentimentalismo facilón. Entendemos y comprendemos las reacciones de los padres, y también las de parientes, compañeros de trabajo, o de las de la poco comprensiva “masa”, o de los medios de comunicación ávidos de noticias morbosas. Ku sabe plantear lo difícil de pasar página ante hechos tan terribles como los narrados, en que la idea de no haber sabido estar ahí como padres, para que el hijo descargara sus problemas, pesa. Evidentemente la solución pasa por esa cosa llamada amor, tan relacionada con aquella otra que responde al nombre de perdón.

6/10
Tucker & Dale contra el mal

2010 | Tucker and Dale vs Evil

Parodia del cine 'slasher', subgénero protagonizado por adolescentes, casi siempre de acampada o atrapados en un pueblo perdido porque se les ha estropeado la furgoneta en la que viajaban, a los que persigue algún lugareño psicótico sediento de sangre. El debutante como realizador de largometrajes Eli Craig, también autor del guión, da la vuelta al tópico, pues sus héroes son dos pueblerinos cuya vida se ve alterada por la llegada de jóvenes de vacaciones. Así, Tucker y Dale son dos amigos con apariencia de 'brutotes', que sin embargo sólo pretenden pasar el fin de semana pescando, cuando llegan a las inmediaciones unos universitarios con ganas de juerga. Una de las chicas cae accidentalmente al lago, por lo que la pareja de bonachones decide ayudarla y llevársela a su cabaña. Los otros jóvenes llegan a la conclusión de que la han secuestrado para torturarla, y deciden acudir al rescate bien armados... Predomina el humor negro, las muertes sangrientas y las situaciones surrealistas. En un primer momento tiene cierta gracia, por sus dosis de originalidad, y un trabajo exagerado pero eficiente del reparto, encabezado por los desconocidos –pero de rostros familiares para los cinéfilos– Tyler Labine (El origen del planeta de los simios), Alan Tudyk (Un funeral de muerte) y Katrina Bowden (la atractiva secretaria de Rockefeller Plaza). También tiene un toque romántico con cierto encanto. Pero finalmente pierde fuelle. Todo acaba siendo tan inverosímil que desinteresa progresivamente al espectador.

4/10
Un funeral de muerte (2007)

2007 | Death at a Funeral

Frank Oz, aparte de dar vida a múltiples teleñecos y a Yoda en la saga de La guerra de las galaxias, es un cineasta que se ha especializado en comedia, terreno en el que su mayor logro es la graciosísima ¿Qué pasa con Bob?. También tiene en su haber Esposa por sorpresa e In & Out (Dentro o fuera). El film que nos ocupa se encuadra en este género, pero a diferencia de los títulos citados, muy americanos, presenta un humor británico, a la hora de presentar una comedia negra y macabra. La historia arranca con los preparativos fúnebres por la muerte de un hombre. Su mujer y sus dos hijos han organizado el velatorio en su casa campestre; ahí también está previsto que se celebre un funeral para luego proceder al entierro. Pero la acumulación de situaciones disparatadas va a complicar las cosas. Primero porque inicialmente la funeraria se equivoca de cadáver; luego por los nervios de un hijo, que prepara unas palabritas –está acomplejado porque todo el mundo desearía que su hermano, célebre escritor, hiciera el elogio fúnebre–, pero también porque uno de los asistentes se ha tomado por error unas pastillas alucinógenas... A lo que se suma la presencia en el lugar de un desconocido, un enano que desvela un inesperado secreto del difunto. Una comedia sobre algo tan serio como la muerte supone siempre un riesgo. Oz maneja un guión de Dean Craig que se mueve en el filo de la navaja; aunque hay un cierto esfuerzo por no traspasar las fronteras del mal gusto, está claro que es cuestión de sensibilidades, y algún momento puede resultar excesivo. Da la impresión de que podían haberse explotado mejor las situaciones desopilantes, lo cual no quita para que haya unos cuantos momentos de buenas risas, en que no se teme caer en lo políticamente incorrecto a cuento de la homosexualidad: además, se logra un ritmo adecuado, algo importante en comedia. El reparto está bien conjuntado, con actores no excesivamente populares pero que cumplen bien; entre ellos está Peter Dinklage, el pequeño chantajista, que brilló en Vías cruzadas y Declaradme culpable.

6/10
El tren de las 3:10

2007 | 3:10 to Yuma

Los aficionados al western están de enhorabuena con este magnífico remake del clásico de Delmer Daves de 1957, sobre el peculiar enfrentamiento entre un sanguinario forajido y un granjero en apuros, que en su día estuvieron interpretados por Glenn Ford y por Van Heflin. En este caso, se sitúa detrás de las cámaras James Mangold, un director de probado talento, como ha demostrado en el thriller Identidad o en el biopic En la cuerda floja, entre otros títulos. El criminal Ben Wade, autor junto a su terrible banda de decenas de robos y asesinatos, ha sido capturado. El plan de los agentes de la ley es llevarlo hasta la ciudad de Contention para posteriormente tomar el tren hasta Yuma y encerrarlo en la cárcel. Pero el camino es largo y se necesitan hombres para custodiar al reo. Se ofrece a acompañarles el granjero Dan Evans, que necesita dinero desesperadamente si no quiere perder su rancho, necesario para mantener a su mujer y a sus dos hijos. Mangold imprime a la historia –basada en un relato corto de Elmore Leonard– una notable energía, sin andarse apenas por las ramas, y logra momentos de gran tensión dramática. La violencia sigue los parámetros de los westerns más modernos, al estilo de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford o de la película australiana La propuesta, de una sequedad brutal, aunque sin ningún tipo de ensañamiento, y con reacciones desprovistas de cualquier atmósfera romántica. Hay aquí poca belleza exterior, con lo que resulta así un western distinto, de tintes psicológicos, pleno de ritmo y con una dureza muy genuina. Y hay, claro está, un especial interés por llenar de “contenido” a los personajes, por ahondar en su interior, con el empeño de mostrar que su peligroso viaje será también un momento de aprendizaje. Es posible que queden poco claras las más íntimas motivaciones del personaje de Ben Wade (por otra parte, un tipo fascinante y manipulador), al punto que puede resultar demasiado inesperado algún cambio brusco en sus reacciones. Pero, en general, hay un cuidadoso retrato de caracteres, con individuos que resultan muy reales y convincentes. El grueso del film, por supuesto, se apoya en dos monstruos de la actuación: Bale y Crowe. Ambos realizan unas portentosas y matizadas interpretaciones, pero también es elogiable el trabajo del veterano Peter Fonda y la soberbia actuación del joven Logan Lerman. También son excelentes los acordes del compositor Marco Beltrami.

8/10
RX. Al límite del riesgo

2005 | Rx

Andrew, Jenny y Melissa, son tres amigos veinteañeros que viajan a México para correrse una buena juerga. Deciden aprovechar el viaje para hacerse con estupefacientes que vender a su vuelta, y así sacarse beneficios. Pero le compran las drogas a una particular pareja de camellos, formada por un hipano medio loco y un alemán, que les podrán las cosas difíciles. Eric Balfour, habitual intérprete de la serie 24, protagoniza este thriller de estética videoclipera. De hecho, supone el debut en la realización del especialista en vídeos musicales Ariel Vromen, de nacionalidad israelí.

4/10
Serenity

2005 | Serenity

Después de una guerra galáctica, la llamada Alianza Universal se ha hecho con el poder y lo ejerce con férrea mano en todos los planetas. Mal es un rebelde que luchó en el bando de los perdedores y que ahora se dedica a comandar la nave Serenity, gracias a la cual puede llevar a cabo los actos de bandidaje por los que consigue el sustento para sobrevivir. Pero Mal y su tripulación –formada por la aguerrida Zoe, el piloto Wash, el mercenario Jayne y la mecánica Kaylee– están en el punto de mira de sus poderosos enemigos. Por si eso fuera poco, sus problemas se incrementan notablemente cuando recogen en su nave al médico … y a su recién rescatada hermana River Tam, una extraña joven que posee poderes telepáticos y que la Alianza ha tenido recluida para siniestros propósitos. Ahora, River y un mortífero secreto se encuentran a bordo de la nave Serenity… Joss Whedon, creador de las famosas series televisivas Buffy, la cazavampiros y Ángel, estrenó Firefly en 2002, 15 capítulos sobre las aventuras de una nave rebelde en el espacio controlado por los tiránicos vencedores de una guerra civil galáctica. En todas sus producciones, Whedon mezcla aventura, amistad y sencillez, siempre con un ritmo entretenido y un toque de humor muy suyo. Siguiendo el mismo esquema, Whedon ha transformado la serie Firefly en una película de dos horas. Y el resultado es óptimo. La identificación entre ambos productos es máxima gracias al idéntico reparto, un grupo de actores desconocidos cuya falta de carisma es también una carta a favor de la naturalidad y la falta de divismo en sus papeles. La película tiene además un cierto aire de serie B muy adecuado al estilo de la trama y los personajes, con un diseño de producción tipo “futuro apocalíptico y ruinoso”. Los efectos especiales, aunque pocos, son eficaces. Por lo demás, algunas reflexiones en torno al origen y el sentido de la vida aportan materia de fondo. Destacan el papel de la inquietante River (Summer Glau) y un par de secuencias de acción para quitar el hipo.

7/10
Cuestión de pelotas

2004 | Dodgeball: A True Underdog Story

Peter LaFleur es un tipo bonachón que regenta un gimnasio de barrio venido a menos. El cutre local, que se cae a pedazos, es como una prolongación de sus clientes: una pandilla de perdedores más raros que un perro verde (un loco que se cree un pirata, dos escuchimizados bastante lelos, un gordo seboso y apocado, y un fanático de los deportes raros).  Y todos ellos tienen en común un grado de patosidad superlativo… En el extremo opuesto del negocio de LaFleur se encuentra Globo Gym, una especie de supertemplo para la gimnasia, que tiene todas las tecnologías del momento para obtener un cuerpo 10. Su jefe, el ególatra White Goodman, quiere hacerse con el humilde gimnasio de LaFleur. Éste no tiene muchas posibilidades de poder mantenerlo, según descubre Kate Veatch, una guapa abogada enviada por el banco para ver el estado de las cuentas del gimnasio.  La única posibilidad es conseguir una gran suma de dinero y el plan que se le ocurre a la cuadrilla de LeFleur no es otro que participar en el campeonato internacional de Balón prisionero. Kate, que se ha quedado prendada de LaFleur, decidirá también echarles una mano. Y la van a necesitar. Una película sobre el balón prisionero sólo puede enfocarse desde el género de la comedia más disparatada, y si además se cuenta con un consumado experto en estas lides como Ben Stiller la cosa puede ser bastante divertida. Hay pelotazos tan absurdos como tronchantes, caretos de espanto a cámara lenta… y hasta una perorata del mismísimo Lance Armstrong sobre la superación que resulta de una comicidad ridícula. Sin grandes honduras la historia enseña hasta dónde puede llegar la absurdez en el cuidado de los musculitos, los rayos uva y todas esas pamplinas. Y los actores cumplen, aunque Ben Stiller destaca especialmente en un papel poco habitual, el del malo de la peli.

3/10
Yo, robot

2004 | I, Robot

Film situado en el año 2034, basado libremente en los relatos de Isaac Asimov y en sus famosas tres leyes de la robótica: 1) Un robot no puede hacer daño a un ser humano, o por su pasividad, permitir que lo sufra. 2) Un robot debe obedecer las órdenes de un humano, a no ser que entren en conflicto con la primera ley. 3) Un robot debe autoprotegerse, a no ser que esto entre en conflicto con las otras dos leyes. La trama describe la investigación del asesinato de un conocido científico, diseñador de robots, a cargo del detective Spooner. El principal sospechoso de esa muerte es un robot, Sonny, lo que podría ser un escándalo mayúsculo, en vísperas de una comercialización masiva de androides a cargo de la empresa U.S. Robotics. La psiquiatra de robots Susan Calvin ayudará al policía en su investigación, aunque ella no deja de advertir en él una animadversión hacia los robots, que hunde sus raíces en un hecho traumático del pasado. Estupenda historia futurista, cuyas magníficas escenas de acción y efectos visuales no son obstáculo para cuidar una trama entretenida, donde las piezas encajan, y con resolución más o menos sorprendente e inquietante. No en vano dirige la película Alex Proyas, que ya nos ha dejado buenas piezas de cine fantástico en El cuervo y, sobre todo, en Dark City. Ya sólo el arranque, en que el poli (encarnado con convicción por Will Smith) persigue a un robot que ha robado, aparentemente, un bolso a una señora, es todo un alarde de ingenio, que sirve para recordar las tres leyes y la suspicacia de Spooner con los robots. El film ahonda en la idea de una humanidad cada vez más deshumanizada y solitaria, que contrasta con el robot Sonny, que empieza a presentar reacciones de auténtica persona. Y logra ser coherente en la explicación del comportamiento anómalo de los robots. La ciudad de Chicago, tal y como podría ser en el futuro, está muy bien representada, con imágenes de la ciudad conocidas a las que se añaden digitalmente edificios, como el de U.S. Robotics, o un moderno tren monorraíl.

7/10
Firefly

2002 | Firefly | Serie TV

Excelente serie de ciencia ficción estadounidense, creada por el imaginativo Joss Whedon (Buffy, la cazavampiros, Dollhouse), narra las aventuras de unos cuantos personajes en una nave espacial llamada 'Serenity'. La acción se sitúa en el siglo XXVI, en concreto en el 2517, una época en la que el hombre ha conocido nuevos sistemas solares y plantas lejanos. Tras una guerra civil, los tripulantes de la nave Serenity han quedado en el bando de los perdedores y son renegados del nuevo sistema de gobierno, lo cual les reportará numerosos peligros. Aunque se trata de una serie muy superior a la media, curiosamente fracasó en televisión, y de hecho sólo se emitieron 11 capítulos de los 14 que se rodaron. Sin embargo, en DVD funcionó tan bien, que años después el propio Whedon rodó una estupenda película titulada Serenity, basada en la serie con el mismo elenco de personajes. No cabe duda de que Whedon homenajea un poco el mundo de La guerra de las galaxias, tanto en el diseño de la nave como en el look del protagonista principal, el capitán Mal Reynolds, un claro trasunto de Han Solo. De hecho, hay un poco del género western en esta historia de luchas y valores clásicos propios del cine de aventuras de toda la vida.

7/10
Corazones en Atlántida

2001 | Hearts in Atlantis

Malas noticias: ha muerto Sully, el mejor amigo de la infancia de Bobby. Lo que despierta entrañables recuerdos de cierto verano. Por aquel entonces Bobby se divertía cantidad con sus amigos Molly y Solly. Y encima la llegada del forastero Ted, inquilino de una de las habitaciones de la casa donde vive Boby con su madre viuda, trajo consigo una inesperada aventura. Adaptación del libro de Stephen King, donde resuenan ecos del relato The Body, llevado al cine por Rob Reiner con el título Cuenta conmigo. Scott Hicks, con guión de William Goldman, subraya el tono nostálgico, la rememoración de la infancia perdida. Se habla de la entrada de Boby en la edad adulta, dolorosa en algunos aspectos (primer beso, amistad con un adulto, nueva perspectiva de su progenitor). Anthony Hopkins está magnífico en su composición de un hombre sabio y cansado.

5/10
Destino de caballero

2001 | A Knight's Tale

Las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana. Es lo que le ocurre a William, hijo de campesinos. Sirviente de un caballero, el día en que éste debe participar en un torneo muere repentinamente. Entonces se le ocurre... usurpar la identidad de su señor, y luchar en el torneo. Así cumplirá la ilusión de su vida. Y demostrará que eso de ser caballero, más que cuestión de sangre, depende del corazón y la fuerza de voluntad. Entretenidas aventuras medievales rodadas en Praga, y que sirve con cintura Brian Helgeland, ganador de un Oscar por su guión de L.A. Confidential. ¿Quién dijo que la Edad Media es una época oscura? Helgeland demuestra que nada de eso, al mostrar cómo William y sus amigos –entre los que se encuentra el futuro escritor Geoffrey Chaucer–, se lo pasan en grande en unos lances que nada tienen que envidiar a los del deporte moderno. Por supuesto no falta el villano de turno, encarnado por el carismático y taciturno Rufus Sewell. Heath Ledger es el valiente protagonista, que debe conquistar a Jocelyn, la chica de alta cuna que tiene el bello rostro de Shannyn Sossamon. Los duros entrenamientos a que se sometieron Ledger y Sewell quedan reflejados en la autenticidad de las escenas de combate.

5/10
Jóvenes prodigiosos

2000 | Wonder Boys

Grady es un profesor cincuentón que hace años publicó una novela que fue muy bien recibida por la crítica. Desde entonces, nada de nada. Se supone que está preparando un gran libro, pero la cosa no está muy clara. Sumido en una profunda crisis –su esposa le ha abandonado, su novia está embarazada, sufre bloqueo creativo, se refugia en el alcohol y las drogas...–, su relación con James, un alumno joven prodigio, va a alterar las cosas. La definición que James hace de él –“aquel corazón que había inspirado a tantos, ahora era incapaz de inspirarse a sí mismo”– no puede ser más exacta. ¿Habrá llegado el momento de cambiar? El director de L.A. Confidential, Curtis Hanson, cambia el tercio del cine negro por la historia de aprendizaje, con una relación profesor-discípulo en la que ambos aprenden del otro. En ese sentido, el film –basado en una novela de Michael Chabon– conecta con títulos como El indomable Will Hunting y El club de los poetas muertos. Hanson explica que el film trata también “sobre el viaje hacia la madurez, pero el proceso hacia la madurez de un tipo que tiene cincuenta años”. Sobre los personajes, explica que “son distintos pero todos se parecen de alguna forma: están intentando dar sentido a sus vidas”.

7/10

Últimos tráilers y vídeos