IMG-LOGO

Biografía

Rufus Sewell

Rufus Sewell

52 años

Rufus Sewell

Nació el 29 de Octubre de 1967 en Twickenham, Middlesex, Inglaterra, Reino Unido

Villano empedernido

30 Septiembre 2011

Si mencionamos el nombre de Rufus Sewell quizás no sepan muy bien de quién se trata, ya que siempre se ha caracterizado por papeles secundarios. Sin embargo, sí le recordarán por sus actuaciones como villano y no podemos obviar que esa marca de ojo perezoso le hace imprescindible para estas interpretaciones. Aunque, su trayectoria va mucho más allá, comenzando en los teatros, la televisión y terminando en el cine como uno de los actores más versátiles del cine anglosajón.

Rufus Frederik Sewell nació el 29 de octubre de 1967 en Twickenham, en el suroeste de Londres, Inglaterra. Hijo de William Sewell, un animador de Australia, de quien heredó su inclinación hacia las artes, y Jo, una artista galesa y camarera. Su padre trabajó en Lucy in the Sky with Diamonds, segmento de animación para la película Yellow Submarine de los Beatles.

Con tan solo cinco años sus padres se separaron. Su madre tuvo que trabajar para mantenerle a él y su hermano Gaspar, ya que su padre murió cuando Rufus tenía 10 años. Él mismo ha reconocido que fue un adolescente problemático.

Rufus asistió a la Orleans Park School, que abandonó en 1984. Más tarde, un profesor de teatro del West Thames College descubrió su talento y lo envió a una audición para la escuela de teatro. Fue entonces cuando decidió convertirse en actor, y para lograrlo estudió arte dramático en el Central School of Speech and Drama de Londres, graduándose en junio de 1989. Después, consiguió un papel en una obra de teatro en la que la mismísima Judi Dench le dirigió.

Su año clave fue 1993, cuando Rufus Sewell dio su salto a la fama debutando en el West End de Londres como Thomas Kratsky, el buscavidas checoslovaco en “Making it better”, por el que ganó el premio al mejor nuevo actor del círculo de críticos londinenses. De esta manera, Sewell fue creciendo dentro de grandes escenarios como Broadway y recibiendo un premio tras otro.

Tres años después de su debut cinematográfico en 1993, Kenneth Branagh le confía el papel del príncipe Fortimbrás en su aclamada versión de Hamlet (1996). Es su billete hacia el éxito y el reconocimiento. Haciendo memoria, podemos destacar su interpretación en la película de culto Dark City (1998), donde Sewell es el protagonista en esta cinta que dirige Alex Proyas. No obstante, lo que verdaderamente llama la atención de este actor son sus interpretaciones como el malo de la película, aunque suene a tópico. Rufus Sewell tiene un rasgo fundamental que hace que sus personajes como villano salgan bordadas. Todo el mundo recordará su papel en Destino de Caballero (2001), haciéndoselas pasar muy mal a Heath Ledger, y no podemos quitarnos de la cabeza esa frase que tantas veces le repetía “se te ha evaluado, se te ha medido y no has dado la talla”. Aunque, luego se la devolviera. Este rol, le ha llevado a protagonizar películas como La bendición (2000), Helena de Troya (2003), La leyenda del Zorro (2005) o El Ilusionista (2006). Encarnando a estos personajes es único, aunque al parecer él no está muy de acuerdo con que, de alguna manera, se le encasille para este tipo de personajes. Pero como todo en esta vida, uno no puede escapar de su destino sino forjarlo. De nuevo se encargará de ser el enemigo, esta vez de Abraham Lincoln: Vampire hunter, ya que se pondrá en la piel del líder de los chupasangre.

Sin embargo, muy pocas veces le hemos visto en papeles protagonistas y los tiene, pero en este caso en la pequeña pantalla, interpretando al Doctor Jacob Hood en la serie La hora 11 de la CBS y por supuesto no podemos olvidar que fue la estrella en la miniserie Los pilares de la Tierra, interpretando al arquitecto Tom Builder.

En el terreno sentimental, Sewell se ha casado dos veces. Su primera esposa fue la periodista de moda Yasmin Abdallah; se casaron en 1999 y se separaron unos meses después. Él y su segunda mujer, Amy Gardner, tienen un hijo. En 2006 se divorciaron, tras dos años de matrimonio. Además, mantuvo una relación con la actriz Kate Winslet, con quien compartió cartel en la película The Holiday (2006).

Actualmente está soltero y divide su tiempo entre Londres y Los Ángeles. Cuando no trabaja, disfruta de la fotografía y utiliza equipos Leica. “Mi pasatiempo favorito es simplemente vagabundear por todas partes, yendo a cafés y tomando fotografías. Mi día favorito es un accidente feliz”, afirma Sewell.

Filmografía
El padre

2020 | The Father

La historia de Anthony, un hombre de casi 80 años que vive solo en su apartamento de Londres y quien rechaza cada una de las enfermeras que su hija, Anne, trata de imponerle. Sin embargo, tal necesidad es cada vez más acuciante para ella, ya que ha decidido trasladarse a París para vivir con un hombre que acaba de conocer. Pronto se hace evidente que la percepción de la realidad es cada vez más confusa para Anthony.

The Man in the High Castle (4ª temporada)

2019 | The Man in the High Castle | Serie TV

En la última temporada, América será testigo de la rebelión entre las dos costas mientras Juliana y Wyatt unen fuerzas con un movimiento insurgente negro dirigido por Bell Mallory. Takeshi Kido será forzado a reconocer los demonios de su pasado y las vidas de John y Helen Smith cambiarán para siempre después de que Smith sea atraído al portal de los nazis y pase por una puerta de acceso a un camino nunca antes tomado.

Judy

2019 | Judy

1969. A la antigua superestrella Judy Garland la expulsan del hotel en que se aloja junto a sus dos hijos menores, Lorna y Joey, por no haber podido afrontar los pagos. Después de que su ex marido, Sidney Luft, le quite a los dos pequeños, acepta dar una serie de conciertos en Londres, donde aún ostenta el rango de mito, como primer paso para recuperar su vida. Allí encontrará inesperadamente el amor. Rupert Goold debutó en la dirección con la interesante Una historia real, sobre la auténtica relación entre un periodista y un asesino convicto. Ahora afronta otro capítulo de la vida real en su segundo trabajo como realizador, un biopic que en la línea de otros títulos recientes no trata de abarcar toda la vida del personaje, sino que se centra en un momento concreto, en concreto aquí se abordan los últimos días de Judy Garland. Adapta la obra teatral de Peter Quilter, traducida como “Más allá del Arcoiris” en España, donde estuvo protagonizada por Natalia Dicenta. Se han añadido numerosos elementos, sobre todo unos interesantes flashbacks con la artista en la época en que rodó El mago de Oz. Vender su alma al productor Louis B. Mayer, el león de la Metro, a cambio de protagonizar el musical más famoso de todos los tiempos, explicaría las adicciones y problemas psicológicos de la estrella. Se suma a otras cintas sobre el lado oscuro de la fama. Capaz de deslumbrar con su talento al público, éste sin embargo no tiene piedad para abuchearla, o incluso arrojarle objetos, si tiene un mal día. Así que se muestra a una Judy Garland vulnerable, que pese al cariño que tiene a sus hijos, no puede mantenerlos a su lado por su estilo de vida –nunca se le ha permitido comportarse como una persona normal–, por su dependencia del alcohol y las pastillas, y por estar en un mal momento profesional. Pero lo mejor de la cinta estriba en la interpretación de Renée Zellweger, que acierta al no mimetizarse del todo, mediante maquillaje protésico, para convertirse en un clon de su personaje, al estilo de Gary Oldman, como Winston Churchill en El instante más oscuro, y otros. Pero canta “Somewhere Over the Rainbow” y el resto de canciones y realiza un trabajo excelente en escenas de gran intensidad dramática, como cuando escucha por teléfono que su hija quiere quedarse con su padre, o su primera salida desmotivada al escenario, cuando de repente aparece la energía que la solía caracterizar. Parece que sabe lo que siente su personaje, una estrella en decadencia, pues ella misma ya no tiene el tirón de los tiempos de El diario de Bridget Jones, los medios sólo parecen hablar de su decadencia física. Quizás algún componente del reparto resulte discutible, como la adolescente Darci Shaw, que encarna a la protagonista en su juventud, pero en general Zellweger cuenta con el respaldo de sólidos compañeros como el gran Michael Gambon, como dueño de un night club, o Rufus Sewell, el ex marido, pintado con humanidad, cuando podría haber sido el malo de la película. La pareja de fans homosexuales, está bien interpretada por Andy Nyman y Daniel Cerqueira, pero parecen un guiño metido con calzador al público LGTB –que tiene a Garland como su estandarte–.

7/10
La maravillosa Sra. Maisel (2ª temporada)

2018 | The Marvelous Mrs. Maisel | Serie TV

Tras el triunfo de Midge en el Gaslight, las consecuencias de su ataque a Sophie Lennon se dejan sentir, haciendo que su ascenso en el mundo de la comedia sea más desafiante que nunca. Mientras la rutina de su trabajo como monologuista le pasa factura, la presión por sincerarse con su familia empieza a ser una carga para ella, especialmente cuando sus decisiones comienzan a tener un efecto dominó en todos a su alrededor.

The Man in the High Castle (3ª temporada)

2018 | The Man in the High Castle | Serie TV

Dioses de Egipto

2016 | Gods of Egypt

El dios Horus se prepara para la ceremonia en la que sucederá a su padre, Ra, como rey de Egipto. Pero antes, su malévolo tío Seth frustra sus pretensiones, pues usurpa el trono tras asesinar a su hermano Ra, mientras que a Horus le arranca los ojos y le condena al exilio. El caído en desgracia recibirá la ayuda de un mortal, Bek, que espera a cambio que pueda resucitar a Zaya, su amada. Dirigió El cuervo, que obtuvo una enorme repercusión, publicitada por la trágica muerte en pleno rodaje de Brandon Lee, pero después ni Dark City, ni Yo, robot, ni mucho menos Señales del futuro alcanzaron el éxito que se esperaba. Esto ha dejado al realizador Alex Proyas fuera de juego durante bastante tiempo. Siete años después de su último trabajo, regresa con una superproducción que de nuevo se ha estrellado en taquillas. Además, el film ha levantado cierta polémica, por su reparto mayoritariamente blanco, y ha obtenido en general unas críticas pésimas. Se le puede achacar su ingenuidad argumental, algunos giros delirantes, la poca originalidad, su abuso de los decorados y personajes digitales, y unos diseños que tienen un aire pasado de rosca. Y sobre todo que fracase la mayor parte del reparto, quizás porque la mayoría de los actores de primera fila que lo componen no dan con el tono, pretenden tomarse en serio lo indefendible. Ocurre con el joven Brenton Thwaites (Bek), Nikolaj Coster-Waldau (Horus), el actor fetiche del realizador, Rufus Sewell (sicario de Seth), y sobre todo con un Geoffrey Rush que provoca vergüenza ajena, con una caracterización barata como el dios Ra. Sólo consigue resultar eficaz en todo caso Gerard Butler, en un registro desenfadado como el villano Seth. Sin embargo, se agradece que a ratos se tome con humor sus propias carencias y excesos, y que recupere el tono del péplum y de filmes como Furia de Titanes, esta vez con dioses egipcios, como su título indica. Si no se tienen grandes expectativas funciona como entretenimiento ligero para toda la familia. Y por mucho que no sea una obra maestra, su narrativa tradicional logra mejores resultados que el caos argumental de otros títulos que se estrenan más o menos al mismo tiempo, como Warcraft. El origen y Ninja Turtles, que sin embargo no han sido tan vapuleados por los especialistas.

5/10
The Man in the High Castle (2ª temporada)

2016 | The Man in the High Castle | Serie TV

Matar a Jesús

2015 | Killing Jesus

Una producción de tres horas, surgida una vez más de la colaboración del canal de televisión National Geographic con Scott Free, la productora de Ridley Scott, que se adentra en el contexto político, histórico y social que marcó el tiempo de la vida de Cristo.

The Man in the High Castle

2015 | The Man in the High Castle | Serie TV

Adaptación de la obra de Philip K. Dick sobre una línea histórica alternativa a la que marcó la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial. Entre los productores figura Ridley Scott, que ya adaptó con libertad a Dick en Blade Runner. La idea sería que los nazis ganaron la contienda, y que Estados Unidos quedó dividido en tres zonas, el Este bajo el control del Reich, y el Oeste ocupado por los japoneses. En medio habría una zona neutral. Con tal panorama, y un Adolf Hitler en Alemania ya anciano, Estados Unidos es un tablero de ajedrez donde se producen múltiples jugadas: existe una resistencia con la que se involucra Juliana Krain, después de que hermanastra sea asesinada; y agentes dobles como Joe Blake que rinde cuenta a los nazis, como el estadounidense Obergruppenführer John Smith, que verá puestas a prueba sus creencias raciales y eugenésicas cuando diagnostican a su hijo una enfermedad. Con un punto de partida tan sugestivo, da un poco de pena la indolencia que respiran las tramas, falta al conjunto un hervor, quizá porque los actores no emocionan, el que mejor está es el veterano Rufus Sewell. Sin duda que la narración orquestada por Frank Spotnitz, curtido en Expediente X, se sigue con interés, y hay ideas curiosas como el intento de magnicidio del hijo del emperador japonés, que en la búsqueda de un chivo expiatorio hace pensar en lo que pasó con JFK. También intrigan las películas que anhelan tener Hitler y los aliados, y que muestran una supuesta victoria aliada de la guerra, lo que hace pensar en esoterismos que es de suponer que se aclaran en ulteriores temporadas de la serie. El último episodio deja las espadas en alto acerca de lo que vendrá después de un modo bastante sugerente.

6/10
Hércules

2014 | Hercules

Hércules es un héroe de la mitología griega, hijo del dios Zeus y de la mortal Alcmene. Dotado una fuerza descomunal, es conocido por llevar a cabo los llamados 12 trabajos, hazañas guerreras encargadas por los dioses y que le aportaron la gloria de convertirse en el héroe más famoso. Esta leyenda es, al menos, la que repite a los cuatro vientos su sobrino Iolao, quien acompañado de su forzudo tío y de sus compañeros Tideo, Autólico, Anfiarao y Atalanta forman en realidad un sexteto de mercenarios que ofrecen su talento bélico a cambio de oro. Con un encargo de este tipo llega precisamente Ergenia, hija del rey tracio Cotis, quien le pide ayuda para defender a su pueblo de las hordas del malvado Reso. Allá irán entonces Hércules y sus amigos. Por un precio, claro. El director Brett Ratner es un especialista en películas de acción, como ha demostrado en la saga de Hora punta o en X-Men 3: La decisión final. Aquí ofrece un espectáculo apabullante al estilo actual, entretenido aunque no sea nada del otro mundo, con encuentros violentos y efectos visuales que siguen la línea “guerrera” comenzada por 300, aunque sin tanto regodeo en la sangre, más cerca del cine de aventuras que del género bélico. Basado en el cómic de Steve Moore, el guión es obra de Ryan Condal y Evan Spiliotopoulos, y ofrece, más que una puesta al día de los mitos griegos, la historia de seis compañeros de armas que vivirán momentos de heroísmo, traición, sufrimiento, amor, justicia y acción a raudales. Los guionistas echan el resto además no tanto en la trama argumental, sino en el dibujo de los personajes, en las relaciones entre ellos y en especial en la identidad del héroe. Hay osadía en convertir el mito de Hércules en realidad y despojarlo de su leyenda. Meterlo en la piel de un mercenario, un cuentista que se aprovecha de su fama, tiene mucho de escepticismo, pero con algunas dosis de humor y su valentía en la lucha, Ratner consigue hacer creíble al hombre para poder transformarlo después en héroe. Funciona eficazmente en el papel el forzudo Dwayne Johnson, al que tampoco se le pide que maneje el método Stanislavski, sino que de un golpetazo con su mazo se lleve por delante a media docenas de guerreros. Sus amigos, encarnados por actores poco conocidos, con excepción de Rufus Sewell, cumplen y no son meros comparsas en sus hazañas, mientras que John Hurt compone un sólido rey. Ridícula resulta sin embargo la inclusión de Irina Shayk en un papel de modelo florero que dura diez o quince segundos en total. Por lo demás, se agradece que no haya demasiada exageración en los efectos especiales y que la fotografía no convierta la aventura en un cómic psicodélico. La sinfónica banda sonora corre a cargo del español Fernando Velázquez, quien se consolida como uno de los más importantes compositores españoles del momento. 

5/10
Londres: Distrito criminal

2013 | All Things to All Men

Londres. Riley es un experto ladrón. Será contratado para llevar a cabo o un golpe perfecto. Pero entonces se verá atrapado entre dos fuerzas contrarias: la policía y una banda mafiosa. Discreto aunque correcto thriller criminal, cuyo guión es sin embargo un tanto soso y no acaba de atrapar. Lo mejor para el debutante George Isaac es sin duda el espléndido reparto de rostros de prestigio.

4/10
Abraham Lincoln: Cazador de vampiros

2012 | Abraham Lincoln: Vampire Hunter

Tim Burton, su socio Jim Lenley y el realizador ruso Timur Bekmambetov vuelven a unirse como productores tras Número 9, en el nuevo film como realizador del tercero. Adapta la novela homónima de Seth Grahame-Smith, guionista de Sombras tenebrosas, de Burton, que saltó a la fama con su libro "Orgullo y prejuicio y zombis", versión ampliada de la novela de Jane Austen con muertos vivientes. Se diría que Abraham Lincoln: Cazador de vampiros, donde el propio Grahame-Smith ha ejercido como adaptador del guión, viene a emplear la misma fórmula –conocida como 'mash up', mezcla de dos conceptos–, añadiendo a la vida de Lincoln elementos fantásticos. Abraham Lincoln: Cazador de vampiros reconstruye la vida del decimosexto Presidente de los Estados Unidos desde su infancia, cuando su madre muere por culpa de Jack Barts, propietario de la plantación en la que trabaja su padre. De adulto está a punto de vengarse, pero Barts resulta ser un vampiro, lo que hace difícil procurar su muerte. Le rescata Henry Sturgess, un tipo que le ofrece convertirse en cazador de chupasangres. En la línea de Wanted (Se busca), el mayor éxito de Bekmambetov hasta la fecha, acumula secuencias de acción imposibles en las que abusa de la cámara lenta y que obligan a suspender la incredulidad. En una de las más significativas el protagonista combate a uno de sus adversarios en medio de una estampida de caballos, lo que resulta en cierta medida original, pero completamente fantasioso. En cualquier caso, suponen el mayor atractivo del film, ameno y de escasas pretensiones, con buenas interpretaciones, en especial por parte de Benjamin Walker (Banderas de nuestras padres), que encarna a Lincoln, y Rufus Sewell (Dark City), competente villano. Sin embargo, en Abraham Lincoln: Cazador de vampiros no acaba de funcionar que pese a adoptar un punto de partida surrealista, se desarrolle con un tono excesivamente serio. Aunque el arranque promete, acaba siendo excesivamente ligera, y elude las partes más interesantes de la vida del protagonista, lo que aumenta el ansia de visionar el film que prepara Steven Spielberg. También resulta decepcionante que, junto al esfuerzo porque el argumento resulte coherente respetando los datos históricos conocidos (su madre murió siendo él joven, se le murió un hijo cuando era presidente, etc.), otros elementos resulten tremendamente disparatados (el Ejército Nordista usa bayonetas y balas de cañón de plata en la batalla de Gettysburg).

5/10
Sin respiro (Restless)

2012 | Restless | Serie TV

Zen

2011 | Zen | Serie TV

Su matrimonio se acaba de romper y su carrera profesional va a la deriva; Aurelio Zen no está viviendo los mejores días de su vida. Considerado por todos como un detective formidable, siempre ha sido honesto y no ha tratado de destacar más de la cuenta. Pero su actitud cambia con la incorporación al equipo de Tania, una agente tan lista como atractiva. La ambición de Zen por conquistarla se acaba de encender, pero debe dar un paso adelante. Con confianza renovada, Zen decide aceptar un caso de altos vuelos que le puede catapultar. Sus investigaciones le llevan de la bulliciosa Roma a la campiña italiana a medida que desenmaraña una trama de asesinatos a lo largo de los tres episodios. Se verá obligado a plantar cara a la autoridad y a usar algún que otro método poco ortodoxo para que se haga justicia.

Los pilares de la Tierra

2010 | The Pillars of the Earth | Serie TV

La Inglaterra del siglo XII. Tom es un maestro de obras que sueña con construir algún día una catedral, pero mientras ese día llega la pobreza y la miseria afecta a su familia. Toca fondo con la muerte de su esposa que da a luz a un niño al que abandona, se ve incapaz de alimentarle. Entretanto, también ha nacido un nieto del rey, heredero al trono, pero su asesinato y las intrigas de Esteban llevan a este usurpador al trono. El encuentro con una mujer con fama de bruja y ex monja, al que acompaña un hijo artista de pocas palabras, acaba llevando a Tom y a su familia a un priorato donde una serie de circunstancias permiten al arquitecto dirigir la construcción de una catedral. Pero no faltan los obstáculos en el camino, pues el prior se ha ganado un enemigo en el obispo que le apoyó para el cargo. Ambiciosa miniserie televisiva basada en el best-seller de Ken Follett. Sobresale la ambientación y reconstrucción de época, muy vistosa, con momentos tan apabullantes visualmente como el del incendio de la iglesia en estado ruinoso del priorato. Hay además un reparto más que notable. No obstante, domina una descripción algo tosca de las intrigas entre reyes, nobles y altos eclesiásticos, casi de culebrón, con la clásica visión oscurantista del medievo que domina en la actualidad, donde los esfuerzos por comprender el cristianismo de la época brillan por su ausencia. Verdaderamente llama la atención que la mayoría de los monjes y clérigos sean tipos lascivos o ambiciosos, la casi única excepción a la regla es el prior Philip, de ingenuos ideales espirituales, aunque poco a poco irá “cayendo del guindo” y pisando suelo por las intrigas que le rodean. No faltan los cilicios y las flagelaciones, la veneración rayana en la superstición de las reliquias y hasta una escena risible de una bruja que se mea ante sus jueces para a continuación fugarse delante de sus narices, sin que nadie se lo impida.

5/10
The Tourist

2010 | The Tourist

Elise es una enigmática mujer, vigilada por la policía en París, pues esperan que se ponga en contacto con un célebre estafador que ha robado dinero a la mafia, y con el que mantiene una relación sentimental. Como no conocen el rostro del hombre que buscan, éste pide a Elise que se enrede en el tren que la lleva a Venecia con el primer tipo que tenga con él cierto parecido físico. El elegido es Frank, un turista americano, profesor universitario que ignora el significado de la expresión “emociones fuertes”. Hasta ahora. Remake de la estupenda película francesa El secreto de Anthony Zimmer, que ha dirigido el alemán responsable de La vida de los otros Florian Henckel von Donnersmarck, en su primera aventura de corte hollywoodiense. Entre los guionistas de la cinta figura Christopher McQuarrie, que deslumbró con el sorprende libreto de Sospechosos habituales. En realidad, y con respecto a su modelo, la cinta poco aporta si se deja a un lado el generosísimo presupuesto, el marco maravilloso de Venecia, y el glamour de la pareja protagonista, Angelina Jolie y Johnny Depp. Por supuesto que se mantienen las sorpresas y la idea hitchcockiana de tipo normal metido en líos y deslumbrado por una mujer bellísima. Pero, si nos apuran, hay que decir que la nueva cinta tiene algún momento de estancamiento, cuando se trata de reforzar la descripción de la subtrama romántica. En cualquier caso es un digno divertimento, pero debemos ser honrados y subrayar que se está aprovechado un buen film previo.

5/10
John Adams

2008 | John Adams | Serie TV

Valiosa serie histórica de HBO basada en la obra sobre John Adams de David McCullough, que mereció el Premio Pulitzer. Entre sus productores se encuentra Tom Hanks, actor que ha respaldado muchos proyectos sobre la historia de los Estados Unidos, como Hermanos de sangre y The Pacific. Recibió numerosos galardones, sobre todo en los Emmy y en los Globos de Oro. Sigue los primeros 50 años de los Estados Unidos a través de uno de sus protagonistas menos conocidos, John Adams, uno de los firmantes de la Declaración de Independencia, considerado con toda justicia padre fundador, y segundo presidente después del doble mandato de George Washington. La serie dirigida por Tom Hooper y escrita por Kirk Ellis presenta muchas virtudes, pero quizá la principal es su perfecto entrelazamiento entre los acontecimientos históricos y la peripecia personal de John Adams, lo que incluye la historia de amor, más de 50 años, con su esposa Abigail, y las satisfacciones, decepciones y sufrimientos deparados por sus cuatro hijos. Todo presentado con ajustado realismo y un formidable diseño de producción. Ha tenido la suerte Hooper de contar con un generoso presupuesto y con más de nueve horas para contar los hechos, pero eso no quita su mérito para pintar a un personaje con el que, evidentemente, simpatiza, pero del que también muestra sus limitaciones. Así, es muy interesante conocer su trayectoria inicial como abogado, en que asumió la impopular tarea de defender a los soldados británicos que dispararon a una muchedumbre soliviantada en la llamada matanza de Boston. La serie pinta a Adams como un verdadero patriota, una mente clara, y un hombre religioso y amante de su familia. Pero también aparece su falta de diplomacia para alcanzar los resultados deseados, cierta terquedad, y la dificultad de perdonar acciones que considera imperdonables. Si el trabajo de Paul Giamatti como Adams es formidable, no lo es menos de Laura Linney como mujer fuerte, que ha de soportar la separación de su esposo por largos períodos, y acometer difíciles decisiones para asegurar el bienestar de su prole. Sería prolijo mencionar al resto de un grandísimo reparto, pero quizá merece la pena destacar a David Morse como un George Washington como investido de aureola de héroe imprescindible de la revolución; a Stephen Dillane como un Thomas Jefferson decisivo en la redacción de la Declaración de Independencia, pero cuya adhesión a la causa de la Revolución francesa marca las distancias con Adams; y a Thomas Wilkinson como Benjamin Franklin, incomensurable como el político experimentado que ve con horror la falta de tacto de Adams en París. El trabajo de ambientación es increíble, con un hábil recurso de los efectos digitales, y el cuidado de los detalles más nimios en vestuario y decoración. También destaca la audacia de los numerosos encuadres inclinados, una forma muy visual de señalar los años convulsos en que se forja una nación recién nacida; y la épica partitura, que acompaña muy bien a las imágenes.

7/10
Tristán + Isolda

2006 | Tristan + Isolde

Tras la decadencia y caída del imperio romano, las diversas tribus de Inglaterra buscan la unidad. Sobre todo por la rivalidad ancestral con la isla vecina, Irlanda, donde reina el monarca Donnchadh. En uno de los encontronazos entre unos y otros, muere aparentemente el valiente caballero inglés Tristán. En realidad, ha sido víctima de un veneno que le da apariencia de cadáver durante unas horas; en ese tiempo, las honras fúnebres le colocan en una barca que la corriente marina lleva a la costa irlandesa. Allí le encuentra Isolda, hija del rey Donnchadh, que le cuida sin importarle su pertenencia al teórico enemigo. Y nacerá, cómo no, el amor. Los amores trágicos de Tristán e Isolda fueron musicalmente inmortalizados por Richard Wagner, además de formar parte de múltiples leyendas y narraciones en torno al ciclo artúrico. La película de Kevin Reynolds (Robin Hood, príncipe de los ladrones), que maneja un guión de Dean Georgaris, se encuadra en la tradición reciente de cierto cine histórico revisionista, que quiere dar una visión contemporánea y realista de ciertas historias. Así, el film está en la línea de El reino de los cielos y El rey Arturo, que combinan la desmitificación con el evitar, de intento, no meterse en la mentalidad de la época. Esto se nota en el presente film sobre todo en el personaje de Isolda, paladín feminista que no es fácil imaginar en aquellos tiempos, y en las dudas de Tristán, que le llevan a plantearse si anteponer su felicidad personal al bien de su pueblo, y a engañar a su señor por el amor de su amada. Además de la historia romántica, el film contiene muchas y vistosas escenas bélicas, ya desde el arranque, cuando se produce un inesperado ataque en que Tristán, niño, salva la vida por un pelo, gracias a la intervención de Lord Marke, que se convertirá en una suerte de padre para él.

4/10
The Holiday (Vacaciones)

2006 | The Holiday

Excelente comedia romántica, la mejor película hasta el momento de la directora y guionista Nancy Meyers, quien, sin prescindir del cierto “toque modernillo” que ya ofreció en Cuando menos te lo esperas, hace alarde esta vez de un definitivo gusto por los clásicos del género, imprimiendo al conjunto un incomparable aire inocente, lleno de la frescura y el encanto de las grandes comedias del cine de Hollywood de los años treinta y cuarenta, un homenaje presente a lo largo de todo el metraje. El planteamiento es tan sencillo como el de ese tipo de historias que no pasarán nunca de moda. Dos mujeres desconocidas, a ambos lados del Atlántico, se ponen en contacto casualmente y deciden intercambiar sus casas durante las vacaciones de Navidad. ¿La razón? Las dos han sufrido serios reveses amorosos y desean un cambio de aires. Una, Amanda (Cameron Díaz), llegará a una casita de cuento de hadas, ubicada en un idílico pueblecito de Surrey lleno de encanto; la otra, Iris (Kate Winslet), tomará posesión de una esplendorosa mansión en un barrio residencial de Los Ángeles. La película narra las peripecias de cada una a modo de historias paralelas, con simpáticas y estudiadas transiciones de racord, un charco, una puerta que se abre, etc. El espectador poco a poco conoce más íntimamente a los personajes y éstos acaban calando a fondo gracias a una lograda definición de caracteres, apoyada en detalles muy pequeños, pero también muy efectivos y cinematográficos. Mientras que en Inglaterra el asunto de las lágrimas entre Amanda y Graham resulta ocurrente y divertido, en Los Ángeles será la influencia del viento –“cuando sopla el Santa Ana puede pasar cualquier cosa”– o la cuestión de dominar la propia vida las claves del avance de la trama. En este sentido, hay que elogiar la magnífica composición del entrañable personaje de Arthur Abbott (verdaderamente memorable Eli Wallach), el cual ofrece a Iris la ocasión de salir de sí misma y de ese modo poder encontrarse. Por el contrario, quizá no acaba de cuajar completamente la inclusión de Miles en la vida de Iris, que, aunque ofrece momentos divertidos muy al estilo Jack Black, no resulta demasiado creíble. También llama un poco la atención que no haya ni una sola referencia religiosa tratándose de una película ambientada por entero en las fiestas de Navidad. De cualquier forma, el conjunto es muy estimable, con un guión muy sólido, que aporta momentos para el llanto y la risa, para la pasión, la emoción y la ternura. Y hay una decidida intención de hablar del amor de manera, digamos, más seria y familiar, con algunas frases y réplicas memorables –“en las películas está la protagonista y la mejor amiga. Veo que eres la protagonista, pero por alguna razón te portas como la mejor amiga”–, y todo está equilibradamente acompañado por la inspirada partitura de Hans Zimmer. Además, el trabajo de Cameron Díaz es realmente espléndido, uno de sus mejores papeles hasta la fecha.

7/10
El ilusionista

2006 | The Illusionist

Viena, a principios del siglo XX. Eisenheim, un prestigioso ilusionista, cautiva al público con números tan deslumbrantes que llaman la atención de Leopold, el príncipe heredero. Un día, éste acude a una de las representaciones de Eisenheim, acompañado de Sophie von Teschen, su prometida, que resulta ser el amor de la infancia del mago. Tras descubrir que Eisenheim se ha encontrado alguna vez con Sophie, el príncipe le encarga a un perspicaz inspector de policía que demuestre que los trucos de Eisenheim son un fraude. Este thriller de época, cercano al cine fantástico y a la literatura gótica, es tan original, que resulta difícil encontrar similitudes con otras películas. Habrá que tener en cuenta a partir de ahora al desconocido Neil Burger, que hasta ahora sólo había dirigido Interview with the Assassin, inédita en España. Burger, también guionista, adapta un cuento de Steven Milhauser, escritor premiado con el Pulitzer. El cineasta hace suyo el relato, añadiéndole personajes y giros inesperados, compone una sugerente atmósfera, subraya los elementos románticos y aprovecha la inquietante ambientación de la época. Como siempre, Edward Norton realiza una excelente interpretación, aunque se luce más Giamatti, en un papel difícil. Sus esfuerzos y los del resto del reparto, hacen creíble un rompecabezas en el que todas las piezas encajan, hasta componer una sorprendente historia romántica, sobre la obsesión, los celos y la decadencia de la aristocracia.

7/10
Amazing Grace

2006 | Amazing Grace

Cine histórico de calidad, en la mejor tradición inglesa. Narra la titánica lucha conducida por William Wilberforce (1759-1833) en el Parlamento británico durante más de quince años, para lograr la abolición de la esclavitud. El film combina la narración en dos tiempos: la actualidad, que mostraría a un Wilberforce cansado, porque pese a las adhesiones logradas no ha alcanzado sus objetivos, y el pasado, en que se nos muestran sus primeras y juveniles escaramuzas oratorias en el parlamento, cuando sueña con su amigo William Pitt en cambiar las cosas en tantos órdenes, incluido el del tráfico de esclavos. Le sirve de inspiración John Newton, negrero arrepentido que lleva ahora una vida religiosa, y que compuso como acción de gracias el conocido himno que da título al film, "Amazing Grace", donde se dice aquello tan hermoso y tan evangélico de "Yo antes era ciego, y ahora veo". Michael Apted, que ya ha tratado antes historias auténticas –piénsese en Gorilas en la niebla– se pone completamente al servicio de ésta, poderosa, y sabe manejar bien el guión que le ofrece Steven Knight (Promesas del Este, Negocios ocultos). En efecto, funciona la narración en dos tiempos y están bien trenzados los sólidos mimbres de que se compone. Así se incide en el horror de la esclavitud; se muestran con tino las intrigas políticas y los duelos en la Cámara; se habla del dilema del protagonista entre una carrera política o una vida al servicio de Dios, donde tal vez puedan ser perfectamente conciliadas ambas posibilidades; y se entrega la historia romántica, que permite además algún leve desahogo de comedia. El reparto es excelente, aunque ciertamente los actores cuentan con unos sólidos personajes y sus relaciones interesan. Ioan Gruffudd demuestra que sabe hacer algo más que Los 4 fantásticos, y está rodeado de un magnífico elenco de secundarios: los veteranos Michael Gambon y Albert Finney, además de Toby Jones, Ciarán Hinds, Rufus Sewell, Youssou N'Dour, Benedict Cumberbatch, Romola Garai, cuyos rostros, si no también los nombres, sonarán seguramente al espectador avisado. Al igual que el título, esta película es una "asombrosa gracia", muy emotiva, perfecta para conmemorar el bicentenario de la esclavitud en Gran Bretaña.

7/10
La leyenda del Zorro

2005 | The Legend Of Zorro

En 1850, California está a punto de separarse de México y convertirse en un nuevo estado de la Unión. Alejandro de la Vega sigue combatiendo la injusticia como El Zorro, el héroe que levanta pasiones entre los ciudadanos. Alejandro está casado desde hace unos años con Elena, y  ambos han sido padres de Joaquín, un niño de diez años. El chaval se queja continuamente de que su padre no está en casa, y de que no sea tan heroico como El Zorro, su ídolo, pues ignora que ambos son la misma persona. Elena también está bastante descontenta porque su marido no se ocupa de los suyos, y le obliga a elegir entre su familia o su identidad secreta. Aunque Alejandro cuelga la capa, pronto surgirán dificultades que le obligarán a luchar una vez más. La culpa es del aristócrata francés Army, que se ha trasladado a California para abrir una bodega, y que fue compañero de clase de Elena. Army corteja a Elena, que acaba separándose de su marido. Desolado, Alejandro trata de recomponer su familia, al tiempo que debe hacer frente a la amenaza de los Caballeros de Aragón, una antigua cofradía secreta que conspira para impedir que California pase a formar parte de la Unión. Siete años después de La máscara del Zorro, el director neozelandés especializado en acción Martin Campbell (Goldeneye, Límite vertical) vuelve a ponerse tras las cámaras en una secuela que recupera a Antonio Banderas y Catherine Zeta-Jones, y que mantiene e incluso supera la frescura del original. Campbell se toma muchas licencias históricas, y se inscribe en la línea del cine de aventuras más clásico, tomando como referencia las películas de Errol Flynn y El signo del Zorro, de Rouben Mamoulian, en la que Tyrone Power interpretaba al personaje creado por Johnston McCulley. De estos modelos, Campbell recupera el tono familiar, la elegancia de la puesta en escena y sobre todo, buenas dosis de humor. Esto permite que el público esté dispuesto a creerse una secuencias de acción tan imposibles como espectaculares, elaboradas con ayuda de sofisticados efectos y especialistas. Antonio Banderas es muy convincente como héroe, pero también logra resultar divertido en las secuencias en las que casi se parodia a sí mismo. Por su parte, Catherine Zeta-Jones demuestra una vez más que es una actriz que brilla con luz propia en cualquier película en que intervenga.  

6/10
Helena de Troya

2003 | Helen of Troy | Serie TV

Minuciosa reconstrucción de la historia de la mítica mujer que provocó la Guerra de Troya, narrada por Homero en La Ilíada. Aunque está casada con el rey de Esparta, Helena se enamora de Paris, príncipe troyano, cuyo padre, el rey Príamo, les brinda asilo. Pero las tropas espartanas sitiarán la ciudad, en un asedio que durará diez años. Un apropiado aperitivo antes de ver Troya, de Wolfgang Petersen, con Brad Pitt como Aquiles.

5/10
Riesgo extremo

2002 | Extreme Ops

Un equipo de especialistas en deportes de alto riesgo se gana la vida rodando anuncios. Ahora les toca hacer uno en Los Alpes, cerca de la frontera de la antigua Yugoslavia, con una esquiadora superpija. Lo que no imaginan es que muy cerquita tienen su refugio unos malvados terroristas. Acción a todo trapo, y una escena de avalancha como para quitar el hipo, son la oferta de este film dirigido por el francés Christian Duguay.

3/10
Destino de caballero

2001 | A Knight's Tale

Las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana. Es lo que le ocurre a William, hijo de campesinos. Sirviente de un caballero, el día en que éste debe participar en un torneo muere repentinamente. Entonces se le ocurre... usurpar la identidad de su señor, y luchar en el torneo. Así cumplirá la ilusión de su vida. Y demostrará que eso de ser caballero, más que cuestión de sangre, depende del corazón y la fuerza de voluntad. Entretenidas aventuras medievales rodadas en Praga, y que sirve con cintura Brian Helgeland, ganador de un Oscar por su guión de L.A. Confidential. ¿Quién dijo que la Edad Media es una época oscura? Helgeland demuestra que nada de eso, al mostrar cómo William y sus amigos –entre los que se encuentra el futuro escritor Geoffrey Chaucer–, se lo pasan en grande en unos lances que nada tienen que envidiar a los del deporte moderno. Por supuesto no falta el villano de turno, encarnado por el carismático y taciturno Rufus Sewell. Heath Ledger es el valiente protagonista, que debe conquistar a Jocelyn, la chica de alta cuna que tiene el bello rostro de Shannyn Sossamon. Los duros entrenamientos a que se sometieron Ledger y Sewell quedan reflejados en la autenticidad de las escenas de combate.

5/10
La bendición

2000 | Bless the Child

Maggie es enfermera en un hospital de vida algo insatisfactoria. Una lluviosa Nochebuena se presenta su hermana Jenna, oveja negra de la familia, con su hija, una recién nacida. Jenna desaparece sin dejar rastro, y Maggie ve que la niña puede ser la luz que ilumine su vida. Seis años después, Maggie es la madre de Cody a todos los efectos. Pera Jenna reaparece junto a su recién estrenado marido, siniestro líder de una secta, que pretende llevarse a la niña por alguna misteriosa razón. Inquietante thriller de tintes sobrenaturales, que sigue la estela de títulos como La profecía y El exorcista. En esta ocasión la diferencia radica en que Cody es un instrumento divino, con un don especial, mientras que los que la combaten son servidores del diablo. Kim Basinger da bien el tipo de mujer inquieta que es feliz satisfaciendo sus instintos maternales. Chuck Russell, firmante de títulos de acción como La máscara, se encuentra a gusto con una historia que define como “una lucha muy real entre el bien y el mal que, en alguna medida, todos debemos afrontar cada día de nuestra vida”.

4/10
Las mil y una noches

2000 | Arabian Nights

Traslación a la pantalla de las legendarias historias de "Las mil y una noches" en formato de miniserie de casi tres horas de duración. Aunque los efectos especiales no son demasiado perfectos, el director Steve Barron (La isla del tesoro) logra un conjunto más que digno, entretenido gracias a un elaborado guión de Peter Barnes. Reúne a un conjunto de actores muy numeroso, entre ellos algunos bastante conocidos, como Mili Avital como Sherezade, John Leguizamo como el genio de la lámpara o Jason Scott Lee como Aladino, entre otros.

6/10
En una tierra salvaje

1999 | In a Savage Land

Segunda Guerra Mundial. Los japoneses acaban de atacar Pearl Harbour. En esta tesitura un matrimonio de jóvenes antropólogos viaja a las Islas Trobiand (Nueva Guinea) para estudiar los hábitos sexuales de los nativos. Allí descubren que las mujeres mandan bastante, lo que dará ideas a la esposa con respecto al trato que recibe de su marido. Basada en una historia real, la película es de esas que, dando vueltas a la teoría del “buen salvaje”, muestran que lo que consideramos progreso a veces no lo es tanto. Maya Stange, la mujer protagonista, es un descubrimiento, y refleja bien ese tirón que sufre ante la llamada de dos mundos –el civilizado y el primitivo– muy diferentes.

4/10
Illuminata

1998 | Illuminata

Tuccio es un autor de teatro, ansioso por escenificar una de sus obras. Querría contar con una de las más importantes divas del momento como protagonista. Pero la cosa no es tan sencilla. El actor John Turturro dirige su segunda película, una mirada irónica y amorosa a la vez al mundo del teatro. La búsqueda de la inspiración y la facilidad con que surgen las relaciones amorosas son diseccionadas por Turturro con agudeza. Entre el reparto destaca Susan Sarandon, en un pequeño papel. Asegura el director que sus referencias a la hora de hacer el film han sido La regla del juego de Jean Renoir y Las zapatillas rojas de Michael Powell. Casi nada.

4/10
Martha conoce a Frank, Daniel & Laurence

1998 | Martha Meets Frank, Daniel & Laurence

Hay películas que te pillan por sorpresa. Su visión constituye un inesperado placer. Más en verano, cuando las carteleras españolas suelen ocuparlas subproductos varios de muy escaso interés. Las distribuidoras suelen aprovechar la canícula para dar salida a títulos que 'deben' estrenar, aunque su confianza en ellos sea nula; deben confiar en que algún despistado se cuele en la sala, aunque sólo sea en busca del alivio del aire acondicionado. Por ello algo se revolvía en mi interior cuando me disponía a ver una película que la publicidad presentaba como "la comedia inglesa más romántica y divertida". Presentimiento completamente errado. Martha conoce... es una estupenda comedia, con 'más chicha' de lo que cabría esperar. Destaca en primer término la estructura narrativa del film, deudora del Pulp Fiction de Quentin Tarantino. Nick presenta de un modo desordenado las piezas de un puzzle; se consigue así el efecto de intrigar al espectador y captar su interés; el reto, de sobras superado, es lograr que esas piezas acaben conformando una historia sólida. Así que la visita de Laurence (Joseph Fiennes) a un psiquiatra sirve de excusa para que comience a contarle el caso que le inquieta. El nervioso personaje explica cómo su larga amistad con Frank (Tom Hollander) y Daniel (Rufus Sewell) se halla en serio peligro. Los tres amigos han conocido casualmente, y por caminos diferentes, a la misma mujer, Martha (Monica Potter); y los tres se han enamorado. Los diferentes encontronazos con Martha no siguen un orden cronológico; lo que sirve para salpicar el relato, aquí y allá, de eficaces sorpresas. Se podría reprochar cierto artificio en este caprichoso orden narrativo (se trata de justificar, en la medida en que Laurence cuenta lo que le ha pasado centrándose en sus amigos –primero en Frank, luego en Daniel­– y en último lugar en él); pero sea como fuere tal decisión presta una gran agilidad al relato. Sirve, en primer lugar, para dar a conocer a fondo a los personajes. Mientras Martha es la constante chica dulce y desconcertada en país extraño (Inglaterra), donde desea dar un nuevo rumbo a su vida, los tres amigos son las variables que introducen novedades en su vida. Frank es el dinero, el lujo, la fama y el poder; Daniel es el derrotismo, la envidia y la visión cínica; mientras que Laurence se presenta como el amor inexplicable unido a la inseguridad para pasar a la acción. Estamos ante una comedia. Muy divertida. Con buenos golpes de humor, que saben arrancar la risa. Y con un excelente reparto. El cine británico está recuperando posiciones en este difícil género, y en muy pocos años ha dado títulos tan estimables como Full Monty, Tocando el viento, Como pez en el agua y Notting Hill. Pero el que nos ocupa no se queda, sólo, en el muy legítimo deseo de hacer pasar un buen rato. Es una manifestación de una cierta nostalgia: nostalgia del amor verdadero. Un amor, que aunque pueda presentarse "por azar", exige actuar: hay que reconocerlo cuando pasa cerca, tomar riesgos, darse del todo. No es mal programa para los cínicos tiempos que corren.

7/10
Más fuerte que su destino

1998 | A Destiny of Her Own

El film se basa en un personaje real: Verónica Franco, una cortesana que al ver rechazadas sus pretensiones matrimoniales por su humilde condición social, despliega toda su capacidad de seducción para llegar hasta lo más alto. Entre los intérpretes, Catherine McCormack (la esposa de Mel Gibson en Braveheart) y el secundario en alza Oliver Platt.

4/10
Dark City

1998 | Dark City

En una época indefinible del futuro, John Murdoch se despierta en la habitación de un hotelucho. Descubre que le acusan -él no lo recuerda- de cometer unos horrorosos crímenes. La confusión de su memoria es tal que no está seguro de quién es en realidad, ni de si su esposa es quien dice ser. A la vez que le persigue el detective Bumstead, se entera de la existencia de unos misteriosos seres, los Strangers, que forman una especie de ente colectivo con increíbles poderes mentales. Original muestra de ciencia ficción, con elementos de cine negro y elementos kafkianos. Está destinada a ser, sin duda, película de culto. Alex Proyas, el director de El cuervo, explica que "el aspecto paranoide de la historia viene de uno de mis sueños de juventud en el que, mientras dormía, aparecían en mi cuarto unas figuras oscuras que alteraban la realidad". Y consigue con creces intrigar sin confundir. Le ayudan los actores, que encajan a la perfección en sus papeles: el semidesconocido Rufus Sewell (Carrington) como hombre confundido, el impasible William Hurt, el alocado Kiefer Sutherland y la misteriosa Jennifer Connelly. Toda la película transcurre de noche, en un entorno urbano. El ambiente, expresionista, desprende un aire de irrealidad y misterio. Las influencias del espléndido diseño artístico apuntan a los clásicos Nosferatu y Metrópolis. La transformaciones nocturnas de la ciudad, y el secreto que ésta encierra, resultan creíbles gracias a unos elaborados efectos especiales.

7/10
La granja de Sachem

1998 | At Sachem Farm

Ross, espléndido guitarrista, desiste de vivir de la música y se lanza a llevar a cabo otros proyectos. Pretende tener tanto éxito como su amiga Krystal y para ello, se propone comprar unas minas de manganeso con el objetivo de salvar la granja de Sachem, una propiedad familiar que corre el peligro de perderse por culpa de los ruinosos planes de su excéntrico tío Cullen. Lo mejor de este drama familiar, de aire bucólico y costumbrista, es el trabajo actoral de un reparto solvente, bien elegido. Escrito y dirigido por el poco conocido John Huddles, se trata de un film agradable y reconfortante, sin que el guión acumule demasiados tópicos.

5/10
Hamlet (1996)

1996 | Hamlet

El cineasta y actor británico Kenneth Branagh (Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Trabajos de amor perdidos filmó una de las mejores adaptaciones de la celebérrima obra de Shakespeare, sobre la venganza. El texto había sido llevado al cine anteriormente por directores como Laurence Olivier y Franco Zeffirelli. Branagh corrió el enorme riesgo de respetar casi al máximo el texto original, lo que se traduce en cuatro horas de metraje. La principal baza de Branagh es que siendo él mismo un actor excelente, es capaz de rodearse de los intérpretes más brillantes. Escoge significativos nombres del teatro inglés (Judi Dench, Derek Jacobi, John Gielgud), e incluso leyendas del cine americano (Charlton Heston, Jack Lemmon), a veces con interpretaciones breves, pero intensas. Él mismo borda el personaje que se ha reservado: el protagonista. Además, Branagh consigue darle dinamismo al texto teatral, mediante una utilización hábil de los recursos visuales. Destacan secuencias  como el encuentro de Hamlet con la figura fantasmagórica de su padre o el monólogo más célebre, el “ser o no ser”, que Branagh recita delante de un espejo.

7/10
La hija de Robert Poste

1995 | Cold Comfort Farm

Adaptación de la popular novela de Stella Gibbons, publicada en 1912, y que ya había sido trasladada a la pequeña pantalla en una miniserie de 1968 dirigida por Peter Hammond, con Sarah Badel en el papel de la protagonista Flora Poste. En la Inglaterra de finales de los años 30, Flora es una mujer que, a pesar de tener poco dinero y haber perdido a su familia recientemente, quiere escribir una novela. Para ello necesita dos elementos: una buena historia y un lugar tranquilo donde ponerse a trabajar. Encuentra el sitio ideal en una pequeña granja habitada por una serie de extravagantes personajes que son, precisamente, la inspiración que ha estado buscando. Filmada para televisión y producida por la BBC, fue exhibida en cines en casi todo el mundo. Rodada en localizaciones naturales de Inglaterra, cuenta con un reparto de clase alta con Kate Beckinsale, Eileen Atkins, Rufus Sewell e Ian Mckellen como el predicador.

6/10
Carrington

1995 | Carrington

Dora Carrington es una pintora que conoce un buen día al escritor homosexual Lytton Strachey. Ambos son grandes amantes del arte y de la vida bohemia y juntos pasan largas horas discutiendo sobre distintos puntos de vista culturales y sobre sus facetas artísticas. Entre los dos parece haber surgido un amor especial pero todo esto se tambaleará cuando el amante de Dora aparezca en escena. Christopher Hampton dirige esta historia basada en la novela Lytton Strachey. Dora Carrington y Lytton Strachey fueron dos artistas pertenecientes al grupo Bloomsbury, un círculo de intelectuales ingleses de principios de siglo XX. Entre ellos también se encontraba la escritora Virginia Woolf, el pintor Duncan Grant, o el crítico Roger Fry. La encantadora Emma Thompson, ganadora de un Oscar por Regreso a Howards End y nominada por Sentido y sensibilidad, encabeza el reparto junto a Jonathan Pryce, al que se le pudo ver en El mañana nunca muere o protagonizando la kafkiana Brazil, de Terry Gilliam.

5/10
Un hombre sin importancia

1994 | A Man of No Importance

Alfie, un cobrador de autobús irlandés, gran admirador de Oscar Wilde, tiene una orientación homosexual que no sabe cómo encarar. Del film sobresale el reparto, con un Albert Finney que lo borda.

5/10
Dirty Weekend

1993 | Dirty Weekend

2/10

Últimos tráilers y vídeos