IMG-LOGO

Biografía

Alejandro Brugués

Alejandro Brugués

Alejandro Brugués

Premios: 1 Goya

Goya
2013

Ganador de 1 premio

Trabajos destacados
Filmografía
Juan de los Muertos

2011 | Juan de los Muertos

Los cubanos Juan y Lázaro son dos buenos amigos. Viven en La Habana y se dedican a gandulear todo el día, trapicheando e intentando vivir con el mínimo esfuerzo. Juan tiene una hija con la que apenas se habla, Camila, cuya madre huyó del país, mientras que Lázaro tiene un hijo, Vladi, igual de vividor que su padre... Pero sus existencias perezosas van a cambiar de la noche a la mañana cuando un extraño virus se extiende por la ciudad, y los infectados se convierten en zombis. Juan y Lázaro ven ahí una oportunidad para medrar y hacerse ricos matando a esos seres por dinero. Aunque las pasarán canutas. Delirante parodia del cine de zombis, de producción hispano-cubana, que bebe rotundamente de otros felices experimentos del género, como Zombies Party o Bienvenidos a Zombieland. Aquí todo es cutre, tanto la historia como los personajes, pero dentro de la comedia, más gamberra que gore, sorprende la abundancia de medios con que ha contado el director cubano Alejandro Brugués, autor también del guión. Los efectos especiales funcionan, así como las localizaciones y la puesta en escena. Hay buena mano tras la cámara. Pero donde la película cobra identidad es en el humor, con numerosos momentos ciertamente divertidos y grotescos, como el encuentro con el vecino anciano convertido en zombi o la aparición de Antonio Dechent, por nombrar dos de los más logrados. Lástima que Brugués muchas veces se vaya por terrenos guarretes y no eluda comentarios y diálogos muy groseros. Pero ya se sabe que lo latino tiene esas cosas. Asimismo hay habilidad humorística en la metáfora que hay detrás de los zombis, a los que sencillamente se les llama “disidentes”. De modo que el film se convierte también en una parodia política (los comentarios anticapitalistas televisivos no tienen desperdicio), con unos tipos bien definidos, perdedores que únicamente van a su bola, pero entre los que Juan, el protagonista, se acaba erigiendo en una especie de salvador, alguien capaz de sobrevivir a cualquier guerra o sistema político, como el propio país caribeño. El reparto cumple más o menos, aunque Alexis Díaz de Villegas (Juan) y Jorge Molina (Lázaro) son con mucho lo mejor, pese a que el público tardará un buen rato en entender su jerga.

5/10
Juan de los Muertos

2011 | Juan de los Muertos

Los cubanos Juan y Lázaro son dos buenos amigos. Viven en La Habana y se dedican a gandulear todo el día, trapicheando e intentando vivir con el mínimo esfuerzo. Juan tiene una hija con la que apenas se habla, Camila, cuya madre huyó del país, mientras que Lázaro tiene un hijo, Vladi, igual de vividor que su padre... Pero sus existencias perezosas van a cambiar de la noche a la mañana cuando un extraño virus se extiende por la ciudad, y los infectados se convierten en zombis. Juan y Lázaro ven ahí una oportunidad para medrar y hacerse ricos matando a esos seres por dinero. Aunque las pasarán canutas. Delirante parodia del cine de zombis, de producción hispano-cubana, que bebe rotundamente de otros felices experimentos del género, como Zombies Party o Bienvenidos a Zombieland. Aquí todo es cutre, tanto la historia como los personajes, pero dentro de la comedia, más gamberra que gore, sorprende la abundancia de medios con que ha contado el director cubano Alejandro Brugués, autor también del guión. Los efectos especiales funcionan, así como las localizaciones y la puesta en escena. Hay buena mano tras la cámara. Pero donde la película cobra identidad es en el humor, con numerosos momentos ciertamente divertidos y grotescos, como el encuentro con el vecino anciano convertido en zombi o la aparición de Antonio Dechent, por nombrar dos de los más logrados. Lástima que Brugués muchas veces se vaya por terrenos guarretes y no eluda comentarios y diálogos muy groseros. Pero ya se sabe que lo latino tiene esas cosas. Asimismo hay habilidad humorística en la metáfora que hay detrás de los zombis, a los que sencillamente se les llama “disidentes”. De modo que el film se convierte también en una parodia política (los comentarios anticapitalistas televisivos no tienen desperdicio), con unos tipos bien definidos, perdedores que únicamente van a su bola, pero entre los que Juan, el protagonista, se acaba erigiendo en una especie de salvador, alguien capaz de sobrevivir a cualquier guerra o sistema político, como el propio país caribeño. El reparto cumple más o menos, aunque Alexis Díaz de Villegas (Juan) y Jorge Molina (Lázaro) son con mucho lo mejor, pese a que el público tardará un buen rato en entender su jerga.

5/10

Últimos tráilers y vídeos