IMG-LOGO

Biografía

Anna Chancellor

Anna Chancellor

55 años

Anna Chancellor

Nació el 27 de Abril de 1965 en Richmond, Surrey, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
Come Away

2019 | Come Away

Agatha Christie: Inocencia trágica

2018 | Agatha Christie's Ordeal by Innocence | Serie TV

Trust

2018 | Trust | Serie TV

Pocos meses después de que Ridley Scott documentara el caso de secuestro con petición de rescate en Roma del nieto del magnate del petróleo John Paul Getty en Todo el dinero del mundo, llega esta cuidada miniserie, creada por Simon Beaufoy, guionista habitual de Danny Boyle, de hecho éste ha dirigido los tres primeros capítulos. Como puede imaginarse, el metraje superior permite incluir muchos detalles del caso que no aparecían en el film de Scott. El título, Trust, juega con los múltiples significados de la palabra, incluido el irónico de una inexistente confianza. La familia Getty está completamente desestructurada. El patriarca John Paul Getty es un tipo desalmado, que sólo piensa en negocios y ganar dinero, salirse siempre con la suya. Es incapaz de empatizar con nadie, como si no tuviera corazón. En su espléndida mansión mantiene una especie de harem, además de la esposa oficial, hay otras mujeres con las que pasa la noche según se le antoja, con todas tiene firmados pintorescos acuerdos para que no puedan sacarle los cuartos. La relación con su hijo Paul, divorciado, es mala, le considera mediocre y no le perdona que haya estado enganchado a las drogas. Cuando llega a sus oídos la extraña noticia del secuestro de su nieto Paul, de 16 años, que lleva una vida de playboy y le gustaría dedicarse al cine, lo primero que cree es que se trata de un montaje. Pero incluso cuando constata que está en manos de un grupo mafioso, su modo de actuar sorprende por una increíble frialdad, parece que únicamente estuviera ultimando alguno de sus múltiples contratos. Confiará en su "solucionador" Fletcher Chace para negociar el rescate, aunque las cosas se van a complicar. Además de la compleja telaraña de relaciones en el seno de la familia Getty –Gail, la madre de Paul, Paul, las mujeres, el servicio...–, se pinta con detalle el lado de los secuestradores, con aires padrinescos, sobre todo en lo relativo a los festejos de la confirmación del hijo de uno de los mafiosos. Se incluyen flash-backs de cuando hubo algo que se asemejaba a una Arcadia feliz, se pinta la vida de juerguista que llevaba el secuestrado, se incluyen detalles de abuso de poder de Getty, como sus intentos de dominar el British Museum a su antojo. El ritmo es el adecuado, realmente engancha el visionado. La trama adquiere aires de gran tragedia de aires shakespereanos al tratar los temas de la ambición y de cómo pueden pudrirse los lazos familiares. Hay también mucha ironía, y buen uso a veces de distintos formatos cinematográficos, incluso imitando viejas películas familiares, o de la música, en un sostenido de falsa progresión muy efectivo. Los actores están francamente bien, tanto los más conocidos (Donald Sutherland, Hilary Swank, Brendan Fraser), como los actores italianos, que no resultan tan familiares.

7/10
Benjamin

2018 | Benjamin

El último acto

2016 | The Carer

Sir Michael Gifford, pasional, vehemente y caradura, en otros tiempos aclamado y venerado actor, lleva años recluido en su gran mansión, debido a una enfermedad degenerativa. Le acompañan sus más allegados colaboradores, su sirviente, su ex amante, su hija, su médico. Pero se sienten impotentes para cuidarle, pues Mr. Gifford hace alarde de un carácter indomable, arisco y desagradable. Cuando llega una nueva cuidadora, Dorottya –jovencita con aspiraciones a actriz–, todos piensan que durará sólo unas horas. Sin embargo, se equivocan. La conexión entre ella y su “paciente” será asombrosa. Deliciosa película británica en donde el veterano director húngaro János Edelényi ofrece un reconfortante homenaje al mundo de la interpretación y en especial al universo de William Shakespeare, un autor al que ya dedicó una película en 1974 que adaptaba “Ricardo II”. Como si de una composición dramatúrgica si tratara el guión firmado por Gilbert Adair, Tom Kinninmont y el propio Edelényi es un ejemplo de equilibrio y ritmo, con un soberbio retrato de la galería de personajes que se mueven en escena y unos diálogos divertidos, directos, que aúnan naturalidad y una perfecta pomposidad cuando se trata de citar literalmente al bardo de Stratford-upon-Avon, cuyas palabras enriquecen una y otra vez conversaciones que hilan con primor sentimientos, exaltaciones y reacciones cotidianas del protagonista y su cuidadora. Rodada con exquisitez, con el fin de contar el ocaso de quien fuera en otros tiempos una gran estrella, triunfador y afamado, para el que es preciso conservar su pretérita gloria, la película saca partido al imaginario bucólico inglés: castillo campestre, grandes prados verdes, anciano gruñón e insoportable, decoración nostálgica, ex amante desesperanzada, hija sin amor, sirvientes fieles, gentes sencillas del pueblo, etc. Todo este panorama lo despliega Edelényi con humor e indudable oficio, sin fastuosidad, con el realismo de lo cotidiano, sin estridencias, de modo sencillo y eficaz. Por otra parte, El último acto no es sólo un tributo al oficio del actor, sino en primer lugar un canto a la vida misma. Ésa es la mayor fuerza del film: el “show must go on” del espectáculo se traslada a la realidad. El peso de los años, la vejez, la enfermedad no son el fin, más bien son parte de la vida humana, algo de lo que no hay que avergonzarse, por mucho que la sociedad se empeñe en ocultarlo. La apariencia no lo es todo. Y para seguir adelante hay que aceptar las propias limitaciones. Si hubiera justicia el actor Brian Cox debería ser un serio candidato al Oscar. Su trabajo es de los mejores de su carrera y eso es mucho decir. Desde luego El último acto es un inestimable broche de oro, por mucho que a sus setenta años aún le quede mucho por hacer. Está en su salsa (quizá más de lo que él quisiera) y se nota que ha vibrado en la piel de Sir Michael Gifford. Es apoteósico verlo y escucharlo recitar a Shakespeare como si lo llevara en su alma, y emular sobre todo al Rey Lear rodeado de soledad, hombre amargado que recupera la vida gracias a la dulce e inteligente Dorottya, cual si ésta fuera un trasunto de su adorable Cordelia. Y qué encantadora resulta la joven actriz debutante Coco König, qué hondura sugiere su personaje, su historia, el porqué de su dedicación a los ancianos.

7/10
This Beautiful Fantastic

2016 | This Beautiful Fantastic

Mi vida ahora

2013 | How I Live Now

Daisy se va a pasar una temporada con sus primos Eddie, Isaac y Piper a una casa de la campiña inglesa, en unos momentos en que el mundo se ha convertido en un auténtico caos, con disturbios, violencia e incluso explosiones nucleares, hasta el punto de haberse declarado la ley marcial y existir guerrillas descontroladas. En tal tesitura Daisy, que era una adolescente malcriada e insoportable, siempre atenta a lo que piense los demás de ella, aprende unas lecciones básicas de supervivencia y de preocuparse por los seres queridos. Kevin Macdonald entrega una película bastante básica y agotadora. Inicialmente se las compone para presentar con elegancia a sus personajes, aunque carga la insistencia en hacernos ver lo borde que es Daisy, y la paciencia que tienen con ella sus primos. Desde el momento en que chicos y chicas se separan, se convierte en una cinta que se puede describir como de "persecución y caza del hombre" –o mejor, de las mujeres–, en que seguimos las penalidades de Daisy y Piper por el bosque, y su terrible hallazgo en una especie de fábrica abandonada. Como el director es un experto en documentales –como el multipremiado Tocando el vacío–, las escenas de naturaleza están bien concebidas y montadas, resultando adrenalíticas, pero el conjunto acaba pareciéndose demasiado a un sofisticado videojuego. Curiosamente era más creíble la Saoirse Ronan de Hanna –también una heroína de acción, dura–, que la frágil Daisy del film que nos ocupa. Y no acaba de lograrse el propósito de hacer caer en la cuenta al espectador de qué es lo importante y qué lo accesario en esta vida. Las voces interiores de Daisy, un recurso para hacer ver las tontas reglas que se nos imponen desde fuera, y que hacemos nuestras renunciando al sano espíritu crítico, acaban también cansando.

4/10
The Hour

2011 | The Hour | Serie TV

Londres, 1956. La BBC crece como emisora de televisión, y la ambiciosa Bel aspira a producir un nuevo programa informativo, "The Hour", que va a contar con un atractivo presentador, Hector. Pero Freddie, el periodista de raza en el que Bel confía y con el que tuvo una relación en el pasado, no piensa tanto en el juego de trepar en el escalafón como en la prioridad de dar las noticias más importantes, aunque molesten al poder. Y ahora está más que mosquedado con una extraña muerte, de la que le advierte una amiga, en la que podría estar implicado el MI6. Como puede imaginarse, los servicios secretos y el gobierno no están interesados en que se indague en los trapos sucios del poder, más cuando estalla la crisis del canal de Suez en Egipto. Cuidadísima serie de la BBC, el esfuerzo de producción es fantástico, y en la descripción de las luchas internas en la BBC, más la época en que transcurre la acción, más el retrato de un mundo masculino donde las mujeres se abren paso, también con su 'sex appeal', la comparación con Mad Men resulta más que adecuada. Quizá el resultado es más aparentón que real, porque la intriga, a poco que se analice, resulta vistosa pero hueca. Pero lo cierto es que está realizada con gran profesionalidad, mantiene cierta intriga, y los personajes con sus secretos y debilidades interesan, con mención especial a los trabajos de Ben Wishaw, Romola Garai y Dominic West.

6/10
Miss Marple (4ª temporada)

2009 | Agatha Christie's Marple | Serie TV

Cuatro episodios componen la cuarta temporada de esta serie protagonizada por Miss Marple, célebre personaje creado por Agatha Christie. En esta temporada Geraldine McEwan fue sustituida por Julia McKenzie en el papel protagonista, que repetiría como Marple hasta la sexta y última temporada de las serie. En "Un puñado de centeno" Marple tendrá que investigar el asesinato de un detestable hombre de negocios, en cuyos bolsillos han aparecido puñados de centeno; en "Matar es fácil" numerosas muertes aparentemente accidentales están ocurriendo en un pueblo, pero Marple cree que pueden estar siendo provocadas; en "El truco de los espejos" Marple investiga los hechos sucedidos –envenenamiento, incendios, asesinato– en un reformatorio de jóvenes delincuentes regentado por un amigo suyo; y en "Trayectoria de Boomerang" unas misteriosas palabras pronunciadas por un moribundo ponen a Marple tras la pista de unos secretos ocuros ocultados por una familia.

6/10
Breaking and Entering

2006 | Breaking and Entering

Will (Jude Law) lo tiene aparentemente todo para ser feliz. Pero no lo es. Arquitecto imaginativo, tiene una novia preciosa e inteligente (Robin Wright Penn). Eso sí, la hija de ella, nacida de una relación previa, es hiperactiva y nerviosa, la convivencia con ella es difícil… Pero sobre todo domina una vida rutinaria y de pocos alicientes, donde la pareja se muestra distante, y la profesión se convierte en particular refugio. Este frágil estado de cosas se va a quebrar cuando la nave-estudio que Will comparte con un socio es asaltada de noche por una sofisticada banda de ladrones de origen bosnio, que utiliza las habilidades de saltimbanqui de dos jóvenes para introducirse por el techo y desconectar la alarma en un ‘visto y no visto’. El disgusto por el robo de ordenadores y demás equipamiento no para aquí, pues la banda repite sus incursiones, motivo por el cual Will establece un puesto de vigilancia nocturno en su propio automóvil; una ‘aventura’ que le procurará nuevas emociones. Desde conocer a una prostituta (Vera Farmiga) que ejerce en la zona, a la identificación de uno de los jóvenes, buen tipo en el fondo, hijo de una sufrida y trabajadora madre, Amira (Juliette Binoche), que se desvive por sacar adelante a su hijo. Tan valiosa es la mujer, que Will, en vez de denunciar al chico, propicia el encuentro ‘casual’ con ella, que arregla trajes y vestidos en su propio domicilio.Anthony Minghella (El paciente inglés) escribe y dirige un drama con más de un punto de interés, acerca de la vida corriente de tantas personas, que se diría no es vida hasta que determinadas ‘rupturas’ obligan a mirarse dentro de uno mismo. Al tiempo ofrece una reflexión acerca de las dificultades de integración de los inmigrantes, no siempre bien aceptados (fácilmente son sospechosos de actividades delictivas) y con empleos precarios que facilitan el recorrido delictivo. Lo permite esa relación entre Will y Amira, que Minghella construye pacientemente, mostrando antes sus respectivos entornos e intereses. De tal modo que cuando Will ‘se lanza’ a conquistarla a ella con movimientos casi de adolescente peterpanesco, la reacción de Amira se comprende, es la propia de una madre que hará lo que sea por su hijo. Se agradece el esfuerzo de definición de personajes, un regalo para los actores; e incluso el de la prostituta, que se diría fuera de lugar, se entiende como pieza que resuena más tarde en Amira, puesta en una posición que le obliga, en cierta manera, a seguir sus pasos. También hay una apuesta por la capacidad de perdonar y pasar página, aunque a este respecto chirría alguna escena torpe (el personaje de Robin Wright Penn, estallando y apeándose del coche), incluida para justificar su inesperada magnanimidad en el juzgado.

6/10
Un sueño para ella

2003 | What A Girl Wants

Daphne es una jovencita la mar de molona, que tiene la natural curiosidad por saber cómo es su padre, un tipo con quien su madre mantuvo un romance breve pero intenso. Así que coge el avión y se planta en Londres, donde averigua que su progenitor es todo un caballero, lord Henry Dashwood. Agradable comedieta, donde destaca sobre todo el buen hacer de Colin Firth, quien empezó a brillar a raíz de El diario de Bridget Jones.

4/10
Soñadores

2003 | The Dreamers

Año 1968. Mientras en el ambiente se respiran aires revolucionarios, un joven americano, Matthew, estudia en París. Apasionado del Séptimo Arte, en la “cinémathèque” conoce a Isabelle y Theo, dos hermanos franceses que viven una enfermiza relación incestuosa, y que en ausencia de sus padres le invitan a su casa, para entregarse a todo tipo de juegos psicológicos y sexuales. Describiendo personajes que viven en un mundo irreal de celuloide, Bertolucci capta en la primera parte del film el auténtico espíritu cinéfilo, e hilvana con elegancia en la trama imágenes y sentidos homenajes a obras míticas como Al final de la escapada, Los cuatrocientos golpes, Banda aparte y sobre todo Jules y Jim (que tiene mucho que ver con la historia central). Así mismo incluye cameos de personajes como Henri Langlois, director de la “cinémathèque”, y de Jean-Pierre Léaud, actor fetiche de François Truffaut. En una segunda parte más extensa, y que puede llegar a agotar por sus morbosas secuencias de sexo, Bertolucci toca en el fondo un tema interesante: la superficialidad de la supuesta revolución del 68, cuyo fracaso y vaciedad resulta evidente. Sus protagonistas son jóvenes consentidos que lo tienen todo, frívolos burgueses, en el sentido más peyorativo de la palabra. Aunque supuestamente son luchadores románticos, sólo a última hora se apuntan a una manifestación (enfrentándose a policías, que son más hijos del pueblo que ellos), quizás por aquello de mantener las formas, llevan una existencia absolutamente plana.

4/10
Mientras haya hombres

2001 | Crush

Un pueblecito inglés. Tres amigas solteronas, que han superado la respetable edad de cuarenta años. Son cínicas a más no poder, y cuando se reúnen a cotillear sobre la gente del lugar no dejan títere con cabeza. Ninguna ha encontrado al hombre de su vida. Es más, a esas alturas no creen que pueda existir el amor: está, sí, el sexo, los hombres para usar y tirar. Pero, según ellas, no hay nada más que rascar. Hasta que Kate, que es maestra, se reencuentra con un alumno suyo, bastante más jovencito que ella, y lo que parece imposible ocurre: se enamoran. Aunque las otras dos amigas no están dispuestas a aceptar que sus teorías sobre la vida puedan resultar equivocadas. Empieza con tono de comedia, pero pronto surgen nubarrones, que aproximan la trama al drama. El desconocido John McKay dirige esta trama de mujeres cuyos esquemas mentales sufren un vuelco cuando una de ellas se enamora. Se trata de Andie MacDowell, habitual en historias románticas más o menos sofisticadas como Matrimonio de conveniencia y Objeto de seducción.

3/10
Corazón

1999 | Heart

El matrimonio de Gary y Tess está a punto de irse a la porra: los celos torturan a Gary, hasta el punto de que sufre un ataque al corazón, que obliga a un trasplante. De pronto, con el nuevo corazón, cambia el modo de ser del protagonista. Curioso film, que especula sobre los secretos del amor.

4/10
El hombre que no sabía nada

1997 | The Man Who Knew Too Little

Wallace, un dependiente de un videoclub, viaja a Londres para celebrar su cumpleaños con un rico hermano. Este le ha preparado un regalo muy especial: participar en el Teatro de la Vida, una experiencia interactiva donde el participante vive una aventura gracias a un guión y a unos actores. El film recuerda a The Game, de David Fincher, e incluso a Familia, del español Fernando León. Sólo que en este caso se apuesta por la línea de la comedia, donde aporta su nada despreciable granito de arena, Bill Murray.

6/10
Un cuento de hadas

1997 | Fairy Tale: A True Story

En 1917 dos niñas dijeron haber visto unas hadas; presentaron como prueba unas sugestivas fotografías. El caso armó tal revuelo entre la opinión pública que atrajo la atención del escritor Arthur Conan Doyle y del mago Harry Houdini. La película de Charles Sturridge (director de la excelente serie televisiva Retorno a Brideshead) ahonda en la sed de espiritualidad del ser humano mediante una atractiva trama fantástica. Una "joyita" a descubrir.

6/10
Karaoke

1996 | Karaoke | Serie TV

Daniel Feed (Albert Finney), un obsesivo guionista, intenta superar un cáncer y sacar adelante su nueva serie de TV Karaoke. Su protagonista, una chica que trabaja en un bar de karaoke es asesinada. De repente Daniel comienza a vivir experiencias que están en su guión como conversaciones incluidas en el, y que le hacen sospechar que su obra está irrumpiendo en la vida real. Buen material de intriga, esta mantiene despierto al espectador en todo momento.

6/10
Cold Lazarus

1996 | Cold Lazarus | Serie TV

En el año 2368 un magnate de los medios de comunicación llamado Siltz (Henry Goodman), se hace con los derechos sobre la cabeza y las memorias del dramaturgo Daniel Feeld (Albert Finney). Sabe que sus 800 millones de suscriptores querrán ver cómo era la vida hace 400 años. A a vez le domina el morboso deseo de poseer lo que hay dentro de la cabeza de una persona. De nuevo el trio Renny Rye, Dennis Potter y Albert Finney nos regalan un nuevo trabajo cargado de saber y buen hacer en este futurista thriller.  

7/10
Orgullo y prejuicio (1995)

1995 | Pride and Prejudice | Serie TV

Lizzie Benneth es una sensible joven que pertenece a una familia humilde. Su madre ansía casarla con un joven de buena familia, como a sus cuatro hermanas. En un baile, Lizzie conoce a Fitzwilliam Darcy, un recién llegado atractivo por el que ella sentirá todo tipo de prejuicios, pues le ve como un joven frío y arrogante. ¿Pueden el orgullo y los prejuicios dar al traste con el amor? Ésta es la premisa de la clásica novela de Jane Austen, rigurosamente adaptada en esta serie británica de la BBC. Destaca Colin Firth, famosos precisamente por su papel de Darcy en El diario de Bridget Jones, film donde la serie era la favorita de la protagonista.

6/10
Cuatro bodas y un funeral

1994 | Four Weddings And A Funeral

Comedia romántica sobre un grupo de personas que se reúnen en cuatro bodas y en un funeral, como reza el título de la película. En estos eventos se entablan relaciones de amistad, hay reencuentros y, por supuesto, surge el amor. El protagonista es Charles (Hugh Grant) que no ha sentado la cabeza, pero todo cambia cuando conoce a Carrie, papel que interpreta la, siempre deliciosa, Andie MacDowell. La película tuvo dos merecidas nominaciones a los Oscars como mejor película y guión.

5/10
Poirot (5ª temporada)

1993 | Agatha Christie: Poirot | Serie TV

El detective Hércules Poirot sigue haciendo de las suyas ante diferentes casos. El personaje creado por Agatha Christie se enfrenta esta temporada a ocho nuevos retos que le harán pensar a él y al espectador, cada uno de ellos basado en una novela diferente. El detective se las verá con robos de joyas y asesinatos provocados por poseer tan valiosos objetos, con casos sin resolver en el pasado, con asesinatos de alta alcurnia, con repartos de herencias, con momias milenarias y con el fantástico mundo de la hipnosis.

4/10

Últimos tráilers y vídeos