IMG-LOGO

Biografía

Barbu Balasoiu

Barbu Balasoiu

Barbu Balasoiu

Filmografía
La vida y nada más

2017 | Life & Nothing More

Antonio Méndez Esparza, madrileño formado cinematográficamente en Estados Unidos, sigue empeñado en retratar la realidad que le interesa de ese país tras su aplaudido debut Aquí y allá, que en 2012 fue mejor película en la Semana de la Crítica en Cannes. Y en efecto, con un estilo muy indie, imprime a La vida y nada más un sentido grande de realismo, lo que vemos parece muy autentico, cosas que pasan, “c'est la vie”. En un pequeña ciudad innombrada y como otra cualquiera de Estados Unidos, Andrew es un joven negro a punto de llegar a la mayoría edad, que ya he tenido que pasar por los juzgados, acusado de robos de poca monta, pero que le han puesto en el punto de mira de condenas más severas si no cambia. Es un buen chico, pero vive en un hogar desestructurado. Su padre está en la cárcel, apenas le recuerda, aunque le manda cartas, nunca ha ido a verle. Su madre Regina se desloma trabajando como camarera, criando a una niña pequeña, y tratando de que el camino de Andrew no se tuerza. Un cliente del bar ronda a Regina, parece buen tipo, busca una relación, ella le gusta. Pero no se llevará bien con el hijo mayor. Los anteriores son algunos trazos con los que se compone la narración, pero no le hacen justicia. El mérito de Méndez Esparza, que menciona explícitamente como influencia el neorrealismo italiano, es lograr que la cotidianeidad nos interese, que no componga una historia de buenos y malos, y ofrezca en cambio una interesante radiografía de la sociedad americana sin tremendismos, donde poco parece importar que manden Trump o Clinton, con personas de carne y hueso no perfectas pero revestidas de enorme dignidad. Y con sorprendente autenticidad, se señalan las dificultades de integración y promoción de las personas, hablando de los prejuicios raciales, la marginalidad, los hogares rotos, señalando cómo es determinante un entorno familiar que facilite las cosas, junto a una gran fuerza de voluntad. La narración fluye muy bien, en lo que se dice, y también en la elocuencia de lo que no se dice, pero se ve. Están muy bien trazadas además las relaciones entre los personajes, y los actores, no profesionales, son un prodigio de naturalidad, con mención especial para Regina Williams, la madre.

7/10
Sieranevada

2016 | Sieranevada

Cinta de casi tres horas del rumano Cristi Puiu, sobre una reunión familiar con acentos tragicómicos, estéticamente seductora con sus largos planos secuencia, verdadero “tour de force”, casi siempre en el interior de una casa, donde se charla de lo humano y lo divino, lo que nos permite conocer las debilidades de un amplio abanico de personajes. El director de La muerte del Sr. Lazarescu no tiene miedo a sostener los planos sin palabras, véase el inicio en una atascada calle de Bucarest, donde algunos personajes maniobran alrededor de un auto, aparcamiento, carga y descarga. O no explicarnos el motivo de la reunión familiar, que sólo vislumbramos paulatinamente, una vez estamos dentro de una casa, en los intercambios dialógicos entre hermanos, y con la madre, no vemos al padre, se habla de que se está esperando al sacerdote, tal vez alguien ha muerto y estamos en un velatorio. Puede haber oscuridad, contraste entre luces y sombras, la casa como espacio claustrofóbico, con planos cerrados. Y destellos de luz en las habitaciones, y de pronto la belleza de la liturgia en las oraciones cantadas del pope y su acólito. ¿Y el tono? Pues bascula, Puiu es un prestidigitador, que igual se mueve por la farsa, las conversaciones con teorías sobre la conspiración en torno al 11-S o la chica drogada, la crítica social –la nuera que se va de compras–, el perfilado de las complejas relaciones humanas –marido y mujer, con la problemática de la infidelidad, malos entendimientos entre padres e hijos...–, que pueden ser ridículamente trágicas en su miseria y mezquindad. El milagro es que una película coral de tan larguísima duración no aburra, al menos al espectador dispuesto a ser un convidado más en la casa y alrededores donde transcurre la mayor parte de su trama. Y que lleguemos a considerar casi de la familia a la amplia galería de personajes que desfilan a lo largo del metraje.

7/10
Aquí y allá

2012 | Aquí y allá

Debut en el largometraje del madrileño Antonio Méndez Esparza, formado en Estados Unidos. Aquí y allá ganó el Gran Premio de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes. Se trata de un docudrama, reconstrucción dramatizada de las andanzas de Pedro de los Santos, emigrante en Nueva York que protagonizó el corto de Méndez Esparza Una y otra vez. Aquí y allá muestra el regreso a casa de De los Santos, con su mujer y sus dos hijas. Además de reencontrarse con su familia, intentará cumplir su sueño de formar un conjunto musical. Interesante retrato del drama de la emigración y sus consecuencias, el realizador sabe captar situaciones muy cotidianas y cercanas, como el protagonista cantando para su familia, los ensayos con sus compañeros. Se ve con agrado, gracias en buena medida a la enorme presencia que tiene la música en el relato. Además, los actores –todos no profesionales como el propio De los Santos– hacen gala por lo general de enorme naturalidad. Sólo juega en su contra un ritmo premioso en algunos pasajes que se podrían haber recortado más.

5/10

Últimos tráilers y vídeos