IMG-LOGO

Biografía

Emily Alyn Lind

Emily Alyn Lind

18 años

Emily Alyn Lind

Nació el 06 de Mayo de 2002 en Brooklyn, Nueva York
Filmografía
The Babysitter: Killer Queen

2020 | The Babysitter: Killer Queen

Dos años después de derrotar a un culto satánico dirigido por su niñera Bee, Cole está tratando de olvidar su pasado y concentrarse en sobrevivir a la escuela secundaria. Pero cuando los viejos enemigos regresen inesperadamente, Cole tendrá que burlar a las fuerzas del mal una vez más.

Doctor Sueño

2019 | Doctor Sleep

Han pasado treinta años desde que el entonces niño Dan Torrance sobreviviera –junto a su madre, Wendy– a la furia de su progenitor, enloquecido por los horrores del hotel Overlord, donde ejercía como vigilante durante el invierno. Pero no ha logrado superar el trauma, ni tampoco consigue aceptar que posea la habilidad psíquica que él mismo denomina “el resplandor”, que le permite entre otras cosas comunicarse telepáticamente, por lo que ha caído en el alcoholismo. Tras tocar fondo después de estar a punto de robar dinero a la madre de un bebé, decide emprender una nueva vida en la pequeña ciudad de Teeny Town, donde recibe la ayuda desinteresada de un “buen samaritano”, Billy Freeman, que le consigue trabajo en un hospital para enfermos terminales. Pero contactará con Torrance la niña Abby, que le advierte de que corren peligro por culpa de El Nudo, grupo de personajes malignos que se alimentan de gente que posea “el resplandor”, y que acaban de asesinar a un chaval. Tras consagrarse con la serie La maldición de Hill House, adaptación bastante libre de la clásica novela de terror de Shirley Jackson, el especialista en terror Mike Flanagan escribe y dirige otra traslación literaria a la pantalla, en este caso la continuación tardía de El resplandor, que el autor original, Stephen King, publicó en 2013. El cineasta sigue con fidelidad el libro, salvo por algunos cambios puntuales, por ejemplo el guión no mantiene con vida a Dick Halloran, por la popularidad de la adaptación de la primera parte rodada por Stanley Kubrick, que mataba al personaje, por lo que aquí sale de nuevo, pero como una presencia fantasmal. Como cabía esperar, la sombra del que fuera uno de los directores más influyentes del cine moderno se alarga demasiado. Se agradece que se recuperen la banda sonora, la alfombra con hexágonos naranjas y marrones y hasta las gemelas diabólicas del film que redefinió el género, pero por otro lado se pone de manifiesto que las comparaciones siempre son odiosas, no se puede poner a la misma altura de aquella un film bien dirigido, que funciona, pero mucho más convencional. Se concluye que esta continuación tiene el mismo sentido que Wall Street, el dinero nunca duerme, T2 Trainspotting, o Los dos Jakes, donde Jack Nicholson recuperaba a su personaje de Chinatown. También juega en su contra que se alarga innecesariamente, pues dura 150 minutos, todo indica que porque su modelo se extendía a los 146. A Flanagan le viene al pelo el volumen, pues recupera temas de su trabajo inmediatamente anterior, como los lugares malditos, las personas con habilidades sobrehumanas, y la dificultad de rehabilitarse cuando se sufre una adicción. Aparte, toca otros temas de interés, como los cuidados paliativos, compone una atmósfera oscura, muy adecuada para representar en pantalla el universo del escritor de Maine, y logra una enorme tensión en el clímax final. En cuanto a los actores, a Ewan McGregor se le da bien interpretar a Dan, típico personaje en busca de una segunda oportunidad en la vida (el actor que dio vida originalmente al personaje, Danny Lloyd, retirado de la interpretación y ya crecido aparece en un breve cameo felicitando a un niño en un campo de béisbol). Resulta especialmente radiante Rebecca Ferguson, como la diabólica Rose, líder del Nudo, de apariencia escalofriante, al estar ataviada con un sombrero de mago y abalorios hippies, y también la debutante preadolescente Kyliegh Curran, como Abby. Mientras que la desconocida Alex Essoe (Oscuras intenciones) da el tipo en el papel de Shelley Duvall, así como Carl Lumbly (Hombres de honor) tomando el testigo de Scatman Crothers y Roger Dale Floyd, el nuevo joven Danny, no se puede sustituir el inmenso carisma de Nicholson; hubiera sido mejor que se hubiera recurrido al rejuvenecimiento de imágenes antiguas mediante tecnología digital.

6/10
Réplicas

2018 | Replicas

Will Foster es un científico que trabaja en un laboratorio de alta tecnología. Allí pretende incorporar humanidad a un robot electrónico trasladando la consciencia de una persona recién fallecida. hasta el momento todas los intentos han fallado, pero cuando su mujer y su hija fallecen en un accidente de coche, Will intentará lo imposible: replicarlas en cuerpos de carne y hueso creados en incubadoras. Una película con llamativos aires de serie B, en donde la historia hace aguas precisamente por tratar el argumento de modo simplón e infantil, sin el más mínimo de credibilidad. Parece que pronunciar dos o tres términos científicos y manejar unos cuantos números en la consola es suficiente para crear réplicas humanas de la noche a la mañana. A este respecto el personaje del compañero científico (Thomas Middleditch) es realmente caricaturesco, sus decisiones y reacciones dan lugar a momentos ridículos. Pero, en fin, una vez entrados en materia, al menos la cosa mejora un poco al virar hacia el thriller de acción, aunque tampoco eso da para mucho. No se aprovecha el reparto, con un Keanu Reeves muy poco inspirado y una Alice Eve que no deja de ser una comparsa durante todo el metraje. Una película claramente fallida de Jeffrey Nachmanoff, director de la sólida Traidor.

4/10
The Babysitter

2017 | The Babysitter

Cole es un jovencito de 12 años que tiene múltiples inseguridades. Tiene todavía una canguro que se ocupa de él cuando no están sus padres. Se trata de Bee, una joven increíblemente guapa y sexy, divertida e inteligente, con la que Cole lo pasa genial. Sin embargo, una noche en que sus padres están fuera Cole descubrirá que Bee no es todo lo buena que parece ser. Original producción de Netflix. Lo que parece que va a ser la típica historia de niño-patito-feo y canguro-cañón ideal para derivar en comedia sexual de adolescentes descerebrados se acaba convirtiendo en una ensalada de sangre y en paródicas y violentas escenas gore que dejarán epatados a la concurrencia. Todo es una especie de broma macabra que resulta bastante divertida y surrealista, aunque también repleta de lenguaje soez no apto para todos los públicos, con el adolescente Cole (espléndido Judah Lewis) huyendo del acoso mortal de la explosiva Bee (guapísima Samara Weaving, nieta del agente Smith de Matrix) y su camarilla de psicópatas. Los efectos especiales son geniales.

4/10
Nunca apagues la luz

2016 | Lights Out

Cinta de terror de pura serie B, con presupuesto ajustado y actores desconocidos, sembrada de sustos y a la que se ha intentado sin fortuna dar cierta consistencia interna, pues el conjunto termina resultando bastante deslabazado, con demasiados cabos sueltos. También resulta extraño que los fenómenos fantasmales ocurran como si tal cosa, nadie parece muy extrañado por ellos, o con la necesidad de comunicar a los demás lo que está pasando.  Sigue a Rebecca, que se marchó de casa cuando su padre abandonó el hogar y su madre Sophie cayó en un estado depresivo. La chica se siente en la obligación de cuidar de Martin, su pequeño hermanastro, después de la misteriosa violenta muerte del progenitor, y de que la salud mental de Sophie vaya cuesta abajo, con síntomas preocupantes como su manía de encerrarse en un armario y charlar con una amiga que ya murió, y con la que coincidió en el psiquiátrico. Le ayuda en la tarea Bret, que aspira a ser su novio. Pese a su breve duración, no llega a la hora y media, se nota que Nunca apagues la luz surge de un corto del mismo director, David F. Sandberg, rodado tres años antes. Produce James Wan, responsable de filmes del género como Saw, Insidious y Expediente Warren. Se trata sobre todo de un ejercicio de estilo, donde se juega con la idea de la aparición de una siniestra y agresiva criatura cuando no hay luz, de modo que la defensa consiste en pertrecharse de abundante luz eléctrica y velas, pero esto resulta no ser tan sencillo como parece; la fotografía juega con distintos tonos luminosos.

4/10
Hidden

2013 | Hidden

Querido diario tonto

2013 | Dear Dumb Diary

Kelly es una niña de 13 años que asiste al instituto Mackeral y que escribe en su diario cada nueva aventura y cada pequeña peripecia que le sucede, normalmente en compañía de su mejor amiga Isabella. Adaptación televisiva de la novela "Dear Dumb Diary" de Jim Benton, apta para toda la familia.

4/10
No nos moverán

2012 | Won't Back Down

Dos madres solteras viven en las afueras de Pittsburgh, en una zona degradada socialmente. Ambas se dan cuenta de que el futuro de sus hijos es muy poco halagüeño debido a la escuela pública de la zona, en donde los alumnos salen prácticamente sin saber leer. Entre las dos –una de ellas es profesora– se propondrán cambiar la escuela y para ello tendrán que sudar la gota gorda, convencer a profesores, sindicatos, etc. Interesante film basado en hechos reales que muestra cómo el amor es capaz de trasladar montañas. No nos moverán toma partido por la educación como base para mejorar la sociedad, por muy difícil que parezca. El resultado, previsible, es también emotivo y eficaz, aunque quizá sobran algunos minutos de metraje. Hay muy buen reparto, pero destacan sin duda los dos trabajos de las actrices protagonistas, una vitalista Maggie Gyllenhaal y una sufridora Viola Davis.

5/10
J. Edgar

2012 | J. Edgar

La trayectoria en el departamento de justicia estadounidense de J. Edgar Hoover durante casi medio siglo, desde que es un joven ayudante del fiscal, pasando por su dirección del recién creado FBI, hasta su muerte en los años de la presidencia Nixon. Dustin Lance Black estructura la narración alrededor de un Hoover envejecido, que estaría dictando unas narcisistas memorias a diferentes ayudantes, recuerdos más o menos distorsionados que facilitan los diferentes flash-backs. Clint Eastwood es un grandísimo director, y logra dar empaque y consistencia con su clasicismo a la vida de un personaje muy complejo, con muchos puntos oscuros, y rasgos que invitan a la especulación. Cuenta con la ayuda de un Leonardo DiCaprio memorable, que sabe dotar de muchos matices al solitario Hoover, y un gran trabajo de Naomi Watts como su secretaria; el maquillaje de ambos personajes envejecidos, sobre todo el primero, es asombroso. El director del FBI estuvo envuelto en tantas investigaciones, que resultaba difícil escoger sobre cuáles construir la historia. El libreto de Black tiene el mérito de optar por algunas que abran la perspectiva al espectador, como los atentados reales llevados a cabo por comunistas y anarquistas en la segunda década del siglo XX –la obsesión con el peligro comunista en EE.UU., tan caricaturizada, tiene una base–, el secuestro del hijo de Lindbergh –que sirve para subrayar el afán de protagonismo de Hoover, pero también su lucha por definir los crímenes federales y la introducción de métodos científicos para investigar–, y los informes secretos y delicados sobre personalidades –que arrojan luz sobre el vértigo del poder y el deseo de control–. Siendo Black también el guionista de Mi nombre es Harvey Milk, parecía inevitable abordar la cuestión no aclarada de la supuesta homosexualidad de Hoover, quien nunca se casó. El enfoque adoptado no acaba de funcionar, recurre a manidos clichés: la madre que reprime, la consideración de buscarse una esposa como pieza decorativa, o la ceguera y crueldad para no aceptar sin complejos el amor de Clyde Tolson, su fiel colaborador y amigo.

6/10
Exorcismo en Georgia

2011 | The Haunting in Georgia

Secuela de Exorcismo en Connecticut, film de terror protagonizado por Virginia Madsen, que supuestamente se basaba en un hecho real, recogido en el libro 'In A Dark Place: The Story of a True Haunting'. Exorcismo en Georgia recoge otro suceso completamente distinto, sin ninguna relación con lo que se contaba en el film anterior, objeto del documental A Haunting in Georgia, que formaba parte de la serie A Haunting, de Discovery Channel. Exorcismo en Georgia tiene como protagonista a Alex y Lisa Wyrick, un matrimonio que se muda con su pequeña hija Heidi y la tía Joyce a una amplia casa unifamiliar rural en las afueras de un pequeño pueblo llamado Pine Mountain, a finales de los 80. Mientras que la madre experimenta terroríficas visiones, la hija asegura que habla con un señor anciano, Mr. Gordy, que parece ser un amigo imaginario. La familia descubre que el tal Gordy fue el anterior propietario del inmueble, descendiente de un tipo apodado el Jefe de Estación, un taxidermista que ofrecía refugio a los esclavos en fuga. Toma el mando como director el debutante Tom Elkins, montador del film original, así como de otros filmes de terror, y que también ha trabajado como asistente de edición en títulos como Wanted (Se busca). Cae en el mismo defecto que su predecesor, el abuso de las convenciones del género, lo que lo convierte en un film predecible y algo insulso. Pero por otro lado, Exorcismo en Georgia genera cierto suspense al estar concebido como un cuento de fantasmas clásico que no se excede demasiado en truculencias. También tiene a su favor que se detiene en la descripción de personajes, lo que implica emocionalmente en cierta medida al espectador. Ayuda en esto un reparto adecuado, totalmente nuevo con respecto a la primera parte, en el que sobresalen Abigail Spencer (Oz, un mundo de fantasía), como la madre, y la sorprendente niña Emily Alyn Lind, que ya tiene a sus espaldas una amplia filmografía de papeles breves, pues fue por ejemplo la mismísima Shirley Temple en J. Edgar. A pesar del título, no aparecen demonios en la trama, en la línea del clásico El exorcista.

4/10
Revenge (serie)

2011 | Revenge | Serie TV

Una joven se muda al exclusivo pueblo de los Hamptons. Se llama Emily Thorne, pero pronto los espectadores descubrirán que su verdadero nombre es Amanda y que en la casa que acaba de alquilar solía disfrutar de sus vacaciones cuando era niña. El regreso de Emily tiene un objetivo: vengarse de aquellos que hicieron que su padre fuera encarcelado y falleciese. “Esta no es una historia sobre el perdón, es una historia sobre la venganza”, comienza diciendo la protagonista que también es la narradora de la serie. Tras instalarse en la lujosa localidad con su nueva identidad, comienza a hacer contactos, a inmiscuirse en la vida de la gente y a intentar arruinar a aquellos que participaron en los hechos que arruinaron su infancia. Uno a uno, el rencor de la joven va haciendo mella en sus víctimas, especialmente en la familia más poderosa de la zona, los Grayson. Inspirado lejanamente en ‘El conde de Montecristo’ de Alejandro Dumas, se trata de un drama con tintes de thriller, en el que dos grandes actrices se enfrentan en duelo: Emily VanCamp (Cinco hermanos) y Madeleine Stowe (El último mohicano) La primera es la joven que busca la venganza; la segunda, Victoria Grayson, participó en un complot que hundió al padre de Emily al acusarle de conspiración con terroristas, y es la mujer más popular de la zona. Ambas llevan todo el peso de la acción y llenan la pantalla en cada una de sus apariciones, no en vano Stowe ha sido nominada al Globo de Oro como mejor actriz de drama. La serie muestra con descaro el poder, el lujo y el glamour de la zona y de sus habitantes. Con un gran plantel de personajes las tramas se superponen entre sí, pero siempre todo gira en torno a la reciente llegada de la joven Emily VanCamp, que desde el principio suscita las sospechas por parte de “la reina Victoria”, como la conocen en la zona. Romances, recuerdos del pasado, adulterio, ambición, mentiras y secretos conforman la urdimbre de este entretenido “culebrón” americano en el que a veces los inocentes acaban llevándose la peor parte.

6/10
Un domingo en Tiffany's

2010 | Sundays at Tiffany's

Jane tiene planeado casarse con su prometido Hugh, actor televisivo de éxito. Pero de repente sus planes dan un vuelco cuando aparece en su vida Michael, el cual dice ser su amigo de la infancia. La "embrujada" Alyssa Milano protagoniza este navideño e imaginativo drama romántico. El resultado es medianamente agradable y gustará a los amantes del género. Entre el reparto se encuentra la célebre Stockard Channing (Grease).

4/10
¿Quién es Clark Rockefeller?

2010 | Who Is Clark Rockefeller?

La increíble historia real de Christian Karl Gerhartsreiter, un tipo que se hizo pasar por varias personas antes de hacer creer al mundo que formaba parte de la famosa familia Rockefeller. Con esa impostura engatusó a Sandra Boss, una socia millonaria de la consutora McKinley, hasta el punto de casarse con ella. Cuando se divorciaron 12 años después, Clark Rockefeller –como se le empezó a denominar–, escapó con su pequeña hija Reigh al perder su custodía. Una agente del FBI investigó el caso. Se trata de un drama televisivo, con algo de thriller e incluso de docudrama, que dibuja los hechos de modo bastante fiel a cómo sucedieron en la realidad. Historia asombrosa de cambio de identidad, de engaño continuado, que entretendrá a espectadores curiosos. Dirige con cierto oficio Mikael Salomon y entre el reparto destaca Regina Taylor en el papel de agente del FBI.

5/10
Navidad en noviembre

2010 | November Christmas

Una emotiva película sobre cómo la enfermedad, en este caso el cáncer, une a las personas, y puede sacar a la luz lo mejor de ellas. Con un fondo navideño que la hace especialmente entrañable.

6/10
Enter the Void

2009 | Enter the Void

Oscar, un joven drogadicto que además ejerce el narcotráfico a pequeña escala en Tokio, muere mientras iba a realizar una transacción. Su hermana Linda, que trabaja en un club de striptease, queda sola y devastada, pues ambos eran huérfanos y se habían prometido en la infancia que nunca se abandonarían el uno al otro. Gaspar Noé (Irreversible) es un cineasta singular, amante de los excesos, tanto temáticos como visuales. Sus películas límite tienen por eso muchos detractores, pues la contención no es lo suyo. Aquí da muestras de ese peculiar extremismo tanto argumental como formal. Estamos ante una película difícil de digerir, de estética absolutamente alucinada o psicodélica, de ambientación perpetuamente nocturna y excesiva en su retrato desagradable de los personajes, seres desorientdos existencialmente, de vidas vacías y donde el sexo llena todos los huecos. Todo en Enter the Void parece transmitir la idea que el director quiere ir de atrevido, del más original. Con montaje desestructurado, se abusa además de larguísimos planos-secuencia muy audaces –múltiples travellings cenitales nos trasladan repetida y cansinamente de un escenario a otro– o de momentos absolutamente psicódélicos que quieren ser una expresión visual de los efectos de la droga pero que sólo terminan por agotar al espectador más paciente. Película larguísima, exigente, experimental y obscena, muy limitada por sus excesos.

4/10

Últimos tráilers y vídeos