IMG-LOGO

Biografía

Etienne Comar

Etienne Comar

Etienne Comar

Filmografía
Django

2017 | Django

Cuidada película en torno al guitarrista de jazz Django Reinhardt. Nacido en Liberchies (Bélgica) en 1910, su origen gitano le deparó una vida complicada desde su juventud. Este film dirigido por el debutante Etienne Comar a partir de la novela de Alexis Salatko, coautor también del guión, recrea la oscura época de la invasión nazi y cómo el extraordinario guitarrista hubo de sobrevivir como pudo mientras veía que sus seres queridos y sus compañeros de etnia eran torturados y perseguidos por los alemanes. El resultado es estimable, con un protagonista interpretado por un Reda Kateb (Un profeta) que sabe aportar credibilidad a su personaje, atormentado y orgulloso. Sólo por la secuencia del baile (en donde gracias a su guitarra es capaz de manejar a los oficiales nazis) la película sería digna de ser recordada, también como homenaje a la libertad creativa del jazz, un género musical prohibido por los jerarcas a las órdenes de Hitler. Desde luego es una maravilla escuchar los rasgueos de Django y los amantes del jazz clásico lo disfrutaran de lo lindo.

6/10
Mi amor

2015 | Mon roi

La actriz Maïwenn en su faceta como guionista y directora no resulta nada acomodaticia. Lo probó en Polisse, donde describía la rutina diaria de la brigada policial de menores, y vuelve a hacerlo aquí con una singular historia de amor, que descoloca inicialmente en sus modos narrativos, hasta que el espectador entiende que la trama discurre en dos tiempos. Por un lado tenemos a Tony, una mujer que ha sufrido una importante lesión de rodilla mientras esquiaba, da la sensación de que hasta cierto punto autoprovocada; y la seguimos en sus esfuerzos de rehabilitación, mientras permanece ingresada en un centro. Mientras que el otro hilo narrativo nos retrotrae al pasado, cuando ella, abogada, acompañando a su hermano y a su novia en una fiesta, conoce al irresistible Georgio, dueño de un restaurante y de arrolladora personalidad, con el que enseguida inicia una relación que la lleva al matrimonio, pero que dista mucho de ser sencilla. La película de Maïwenn está atravesada de una enorme vitalidad, extrema incluso, su pareja protagonista –bien Vincent Cassel, pero aún mejor Emmanuelle Bercot– parece deseosa de vivir eufóricamente su relación, y de tener un hijo. Pero, leit-motif de la película, lo que les acerca es lo que les aleja, pues en los excesos se odian hasta distanciarse el uno de la otra, momento en que, desde cierta lejanía, vuelven a sentirse atraídos, acción-reacción donde se hace presente un amor inmaduro, que no se sabe adónde les puede conducir. La directora procura mantener ella misma una distancia, sin duda que tiene simpatía por los dos personajes principales, pero no oculta sus defectos, de algún modo subraya unos anhelos de felicidad inefables, que asoma en momentos sencillos como en las salidas de Tony con sus compañeros de rehabilitación, y en cambio puede cobrar formas groseras dictadas por cierta superficialidad y el consumo de sustancias que acaban pasando factura.

6/10
El precio de la fama

2014 | La rançon de la gloire

La salida de una cárcel en Suiza de Eddy, un pobre diablo, coincide con la muerte, en ese mismo país y el día de Navidad, de Charles Chaplin. Corre el año 1977, y los medios no hablan de otra cosa. Sabedor de que su amigo de origen argelino Osman, que le ha acogido en su casa, está en apuros –su esposa está hospitalizada, no tiene dinero para pagar los gastos médicos y tienen una hijita, Samira– le propone un plan de desatinada apariencia: robar el ataúd con el cuerpo del genial cineasta, y pedir un rescate. Tras esa obra maestra titulada De dioses y hombres, Xavier Beauvois se atreve a entregar otra historia cargada de humanidad, pero en un registro completamente distinto. Y aunque la trama es sencilla, y planteada al modo de las películas de ladrones de condición humilde empujados por la necesidad, la criminalidad no es su modo de vida –piénsese en las comedias de la Ealing, Granujas de medio pelo, Atraco a las tres...–, no falta cierta carga social, que emparenta el film con la picaresca del eterno vagabundo Charlot, la idea que tranquiliza a los protagonistas a la hora de acometer su plan es que Chaplin era algo así como el santo patrono de los sin-techo, él les perdonará. Se agradecen la sencillez y falta de pretensiones con que concibe Beauvois su cinta, a la que no falta una perspectiva moral y un sabor agridulce que no disgustarían sin duda a Chaplin. Hay pasajes que homenajean sutilmente al cine mudo –cuando Eddy propone a Osman su plan–, tiene importancia la niña, y se concede presencia al mundo del circo. Habrá quien diga que a la cinta le falta un hervor, pero lo cierto es que el lirismo y el humor suave la recorren sin hacerse notar ostentosamente, y Roschdy Zem y Benoît Poelvoorde conforman una pareja donde uno es contrapunto del otro ante la pequeña, el primero aparece como responsable pero dominado por las preocupaciones, el otro quizá frívolo pero siempre ocupado en hacer felices a los demás.

6/10
La cocinera del presidente

2012 | Les saveurs du Palais

Comedia ligera a la medida de Catherine Frot, actriz de títulos como Odette, una comedia sobre la felicidad o La cena de los idiotas, que tiene un gran prestigio en el teatro francés. El guión de La cocinera del presidente se inspira libremente en la historia real de Danièle Delpeuch, que fue durante un tiempo cocinera privada de François Mitterrand. En La cocinera del presidente, Catherine Frot interpreta a Hortense Laborie, que organiza las comidas de una base científica en la Antártida. Años antes, entró a trabajar en el Palacio del Elíseo, como cocinera personal del presidente y de sus invitados más íntimos en cenas privadas. Laborie, que no tenía formación culinaria pero había aprendido desde pequeña observando a su abuela y a su madre, se esforzaba por preparar recetas relativamente sencillas rememorando los platos que más gustaban a su familia, a pesar de que apenas podía adivinar si estaba cumpliendo bien su trabajo, ya que su contacto con el mandatario era mínimo. Su abnegada dedicación desató algún caso de celos. Su reivindicación de la cocina tradicional recuerda lejanamente a Ratatouille, el film animado de Pixar. Por lo demás, La cocinera del presidente entretiene y tiene un tono amable. Como era de esperar, Catherine Frot le saca mucha tajada a la protagonista, expresando un mundo de sentimientos a pesar de que no pasa por grandes conflictos dramáticos. Su personaje está sobre todo sugerido, pero se sabe algo de él, lo que no se puede decir del resto de los que están a su alrededor. Por lo demás, el veterano realizador Christian Vincent (La discreta) cumple su cometido, pero quizás le falta intentar volar un poco más alto.

5/10
De dioses y hombres

2010 | Des hommes et des dieux

Conmovedora película basada en hechos reales acaecidos en 1996, el secuestro y asesinato de siete monjes cistercienses en Tibhirine, Argelia. El film sigue la vida cotidiana y pacífica de los frailes de una abadía en las montañas del Atlas, que celebran a diario la liturgia de las horas, realizan sus labores de estudio y cultivo de la tierra, y atienden a la población de la zona, mayoritariamente musulmana, en su modesto dispensario médico. Aquello es un modelo de convivencia y respeto de las creencias del otro, guiado por la caridad. Pero el clima político se está enrareciendo. Un grupo de fanáticos islámicos perpetra una matanza de obreros croatas cristianos que operaban a pocos kilómetros. Y se plantea a los monjes la disyuntiva de afrontar el peligro real de morir a manos de los violentos, o retirarse a una zona más segura. Las autoridades preferirían un decantamiento por la segunda opción, pero el abad Christian de Chergé, los padres Christophe Lebreton, Célestin Ringeard, Bruno Lemarchand y Amadée Noto, y los hermanos Luc Dochier, Paul Favre-Miville y Michel Fleury no lo tienen tan claro. Se debaten entre el amor de Cristo que les ha llevado hasta allí, la lealtad que deben a la población civil cuya vida peligraría si se fueran, y un elemental instinto de supervivencia.El francés Xavier Beauvois entrega una obra auténtica, sincera, emocionante. Sin trampa ni cartón, con un 'tempo' prodigioso, desde su primer tramo en que pone todas las piezas de la trama sobre el tablero. No hay espacio para el edulcoramiento, ni para poner el énfasis en ciertas facetas de la vida del monje, obviando otras por las razones que fueren. Vemos reflejado bien su día a día, y cómo el amor de Dios es lo que les permite seguir adelante, a tal respecto funciona a la perfección la escena en que el hermano Luc explica a una jovencita musulmana los síntomas del enamoramiento. También llama la atención cómo se reconoce la autoridad del abad, pero al tiempo la comunidad escucha todos los puntos de vista sobre lo que deben hacer, antes de tomar decisiones, ponderándolos en la oración. Lo propio de unas personas entregadas a Dios, como es el caso, sería su disposición a dar la vida si es preciso. Pero Beauvois, apoyado por un reparto excepcional -los actores convierten en reconocibles a cada monje, tarea nada sencilla-, nos pinta a personas de carne y hueso, con buenos deseos pero también atenazados por el miedo. La exposición de su parecer, y la evolución a medida que pasan los días, están muy bien perfiladas, resultan creíbles en el entrelazamiento entre su humanidad y su fe, débiles y a la vez fuertes. Lo que da pie a pasajes sublimes, en especial esa verdadera epifanía sostenida con la música de Tchaikovsky. No tiene la película de Beauvois una intencionalidad política, no se trata de un ajuste de cuentas o de una reclamación del esclarecimiento de unos hechos que continúan todavía sin resolverse. Resulta difícil, por no decir imposible, señalar a un personaje que quede en penosísimo lugar, de todos se da información justa para entenderlos. De hecho, y aunque veamos las consecuencias destructoras del odio y la manipulación de lo más sagrado, estamos por encima de todo ante una historia del triunfo del amor, muy bien narrada, una auténtica inspiración. Con toda justicia ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes.

10/10
Django

2017 | Django

Cuidada película en torno al guitarrista de jazz Django Reinhardt. Nacido en Liberchies (Bélgica) en 1910, su origen gitano le deparó una vida complicada desde su juventud. Este film dirigido por el debutante Etienne Comar a partir de la novela de Alexis Salatko, coautor también del guión, recrea la oscura época de la invasión nazi y cómo el extraordinario guitarrista hubo de sobrevivir como pudo mientras veía que sus seres queridos y sus compañeros de etnia eran torturados y perseguidos por los alemanes. El resultado es estimable, con un protagonista interpretado por un Reda Kateb (Un profeta) que sabe aportar credibilidad a su personaje, atormentado y orgulloso. Sólo por la secuencia del baile (en donde gracias a su guitarra es capaz de manejar a los oficiales nazis) la película sería digna de ser recordada, también como homenaje a la libertad creativa del jazz, un género musical prohibido por los jerarcas a las órdenes de Hitler. Desde luego es una maravilla escuchar los rasgueos de Django y los amantes del jazz clásico lo disfrutaran de lo lindo.

6/10

Últimos tráilers y vídeos