IMG-LOGO

Biografía

Gwendoline Christie

Gwendoline Christie

41 años

Gwendoline Christie

Nació el 28 de Octubre de 1978 en Sussex, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
The Personal History of David Copperfield

2019 | The Personal History of David Copperfield

Bienvenidos a Marwen

2018 | Welcome to Marwen

Robert Zemeckis se ha aficionado a convertir documentales en largometrajes dramáticos, pues cuatro años después de rodar El desafío (The Walk), reconstrucción de la experiencia del funambulista que cruzó las Torres Gemelas, Philippe Petit, inspirada por Man on Wire, ahora parte de Marwencol, donde Jeff Malmberg recogía la historia real de Mark Hogancamp, ilustrador que sufrió una brutal agresión por parte de cinco descerebrados que le escucharon hablar de su afición a ponerse zapatos de mujer. Como consecuencia, sufrió serios daños cerebrales y amnesia, pero consiguió mejorar poco a poco mediante la construcción de Marwen, una ciudad en miniatura habitada por un juguete que le representaba a sí mismo como a un héroe de la Segunda Guerra Mundial que combate a los nazis, con ayuda de diversas muñecas basadas en mujeres de su entorno. Sorprende que el veterano cineasta se empeñe en autorreferenciarse, como si a sus 66 años quisiera rememorar lo más granado de su filmografía. Así, la cinta recupera la captura de movimiento que utilizó en Polar Express y Cuento de Navidad, pero la mezcla con imagen real, un poco al estilo de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, si bien no conviven dibujos y actores en la misma secuencia. Se rememora el mismo conflicto bélico que dio lugar a Aliados, resulta inevitable que el protagonista discapacitado recuerde a Forrest Gump, y un vehículo capaz de viajar en el tiempo remite a Regreso al futuro. Él mismo ha coescrito el guión con la reputada Caroline Thompson, responsable de Pesadilla antes de Navidad y Eduardo Manostijeras. La cinta exhibe algunos valiosos hallazgos, en concreto algunas mezclas de ficción y realidad, y ciertas reflexiones de fondo sobre la capacidad del ser humano de superar los percances de la vida con fuerza de voluntad. Pero no sorprende que la propuesta se haya saldado con el mayor fracaso comercial del realizador, pues no resulta del todo satisfactoria. Por ejemplo, las historias bélicas procedentes de la imaginación del personaje central acaban resultando repetitivas, y sus saltos entre lo imaginario y lo que sucede de verdad pueden desconcertar a parte del público, como ocurría en títulos del mismo corte, como El último gran héroe o Sucker Punch. Realizan un buen trabajo las actrices principales, Merritt Wever (la dependienta de la juguetería), Gwendoline Christie (una asistenta rusa) y Leslie Mann (la vecina de la que el personaje central se enamora), pero pese a su buen hacer habitual, no acaba de resultar convincente por una vez Steve Carell. A veces resulta un poco exagerado y nunca consigue que el público empatice con un personaje con puntos algo turbios, ya que (aunque todo está tratado con elegancia y sutileza), resulta ser un fetichista del calzado femenino, y aficionado a la pornografía.

5/10
Mentes poderosas

2018 | The Darkest Minds

Una epidemia global afecta a los niños causando que mueran o que desarrollen habilidades especiales. Estos últimos son encerrados en campos de concentración, como en el caso de Ruby Daly, que gracias a su habilidad telepática para controlar los pensamientos consigue esconder que forma parte de los chicos clasificados como naranjas, los más peligrosos, sólo superados por los rojos. Tras años sin levantar suspicacias, Cate Connor, doctora del lugar, le envía una comunicación para advertirla de que se ha descubierto su verdadera naturaleza, pero que puede ayudarle a escapar. Nelson, responsable de Kung Fu Panda 2 y 3, debuta en la acción real con esta adaptación de la primera entrega de la saga literaria, escrita por Alexandra Bracken. Sigue la estela de distopías adolescentes estilo Divergente y Los juegos del hambre; de hecho está protagonizada por una secundaria de esta última, Amandla Stenberg, que fue la mejor amiga del personaje de Jennifer Lawrence. Avala la cinta como productor Shawn Levy, que ha conseguido el éxito con la serie con elementos sobrenaturales también protagonizada por jóvenes Stranger Things. Quizás le falte frescura, pues Hollywood ha saturado en los últimos años al respetable con este tipo de historias, a las que no aporta nada realmente revolucionario. El arranque se hace algo premioso, y se nota que el conjunto sólo pretende colocar las piezas para una eventual franquicia, no se desarrolla a los personajes, mientras que el triángulo amoroso sobre el que se asentará el relato sólo se sugiere. Se desaprovecha a algunos actores de calidad probada, como Mandy Moore, y Gwendoline Christie, reconocida por Juego de tronos, que pese a componer con fuerza a la villana, tiene poca presencia. A su favor cuenta con un aceptable trabajo de los jóvenes, sobre todo la citada Stenberg, que sobre todo refleja bien el drama que su personaje sufrirá en relación a sus progenitores, pero también Skylan Brooks, que aporta los golpes de humor. El conjunto resulta ameno, sobre todo a partir de la reunión en una furgoneta de los protagonistas, así que hará las delicias de los apasionados de este tipo de productos para ‘jóvenes adultos’, a quienes habla de la necesidad de buscar el apoyo en otras personas, y de la desorientación en caso de alejarse de la familia. Algún listo establecerá paralelismos entre el sombrío futuro que propone Mentes poderosas y la era de Donald Trump, sobre todo porque se estrena tras la polémica por la separación de niños inmigrantes de sus padres, pero se ha rodado antes de que la noticia apareciera en los medios de todo el mundo.

6/10
In Fabric

2018 | In Fabric

Engendro. Película bizarra. Una broma pesada. In Fabric encontraría fácil acomodo en un festival de cine fantástico de serie Z. La historia de un vestido rojo, puesto a la venta, ejemplar único, en las rebajas de unos pintorescos grandes almacenes, y el modo en que afecta a sus propietarios, pues se diría que está maldito, he ahí la trama. Primero llega a las manos de una mujer negra, separada y con un hijo mayor que vive con ella, empleada de un banco, que busca pareja respondiendo a anuncios por palabras, y piensa que el vestido puede ayudarle en tal empresa. Luego lo poseerá el tímido empleado de una empresa reparadora de lavadoras, y la chica con la que se va a casar. La película bebe del terror setentero, pueden detectarse influencias de Roger Corman, de la Hammer, del giaillo, con un humor negro y surrealista que quiere, y no puede, parecerse al primer Jean-Pierre Jeunet, el de Delicatessen. Una atmósfera enfermiza, con elementos de fetichismo sexual, la jerga infumable del personal de los grandes almacenes, las bromas de la pareja de banqueros. Sarpullidos en la piel y lavadoras que se vuelven locas son algunos de los efectos que produce el vestidito de marras. Peter Strickland, director y guionista, se lo ha pasado seguramente en grande rodando su film, con su paleta de colores primarios y llamativos, con protagonismo sobre todo del rojo y el negro. Pero resulta evidente que su disfrute exige la complicidad incondicional del espectador, que conseguirá sólo en casos muy contados.

2/10
Juego de tronos (8ª temporada)

2018 | Game of Thrones | Serie TV

Se avecina la batalla final. Decidido a plantar cara a los Caminantes Blancos, Jon Nieve regresa a Invernalia, junto al ejército y los dos dragones que le quedan a Daenerys Targaryen, a quien sin embargo la población recibe con frialdad, sobre todo Samsa Stark, que desconfía de la autoproclamada monarca de los Siete Reinos, y además no sabe si tendrán provisiones para tantos soldados, ni comida para las bestias aladas. Jon se reencuentra por fin con quien cree que es su medio hermano, Bran, que ha percibido que el muro ha caído, por lo que el enemigo se acerca. Poco después, el primero se enterará de la verdad sobre su origen, pues Sam le cuenta todos los detalles. Se supone que tiene que llegar la ayuda de Cersei Lannister, pero su hermano Tyrion no tiene muy claro que vaya a cumplir su palabra. El visionado del primer capítulo de la última temporada de Juego de tronos ya permite entrever algunas de sus claves. Ya en la séptima la emblemática serie de HBO cogió carrerilla para dirigirse al final, lo que le vino bastante bien, pues por fin todas las subtramas convergen y avanzan hacia alguna parte. La octava y última sigue en la misma línea, lo que se agradece, pues aunque aún aparece alguna escena de sexo gratuito, como la de Bronn (Jerome Flynn) con tres prostitutas en el arranque, estas imposiciones de los ejecutivos de la cadena por cable ya son menos abundantes que antes, no queda tiempo. Lo mismo ocurre con las muertes violentas, aunque se siguen incluyendo algunas que buscan impactar, como la de un niño zombie que muere entre llamas. No todas las decisiones de Daenerys, hasta ahora una heroína, siguen siendo moralmente intachables, ha tomado alguna decisión cuestionable. Y la relación amorosa que ésta mantiene con Jon se ha vuelto bastante turbia, pues él ha descubierto que tienen parentesco, sería sobrino de la rubia. Pese a estos puntos retorcidos, marca de fábrica, la narración se ha vuelto bastante clásica en su tramo final, los personajes más heroicos se han unido contra la amenaza del mal absoluto –sigue estando muy presente la sombra de J.R.R. Tolkien, el más grande a la hora de escribir sobre batallas épicas en mundos inventados–. Las conspiraciones de Cersei para hacerse con el poder pese a la amenaza que pende sobre la humanidad vienen a recordar que resulta muy difícil para el ser humano supeditar los intereses propios para trabajar por el bien común. Los actores se saben al dedillo cómo son sus personajes. En esta tanda no hay grandes novedades, en todo caso destacan Kit Harington (un Jon que sí sabe renunciar a sus ambiciones por el bien común), Maisie Williams (porque Arya ha pasado de niña a implacable guerrera), Sophie Turner (por la evolución de Sansa de hija de papá a mujer dura a lo Scarlett O’Hara), Emilia Clarke (que resulta más creíble como Daenerys que cuando interpreta otros papeles) y por supuesto Lena Headey como la resentida Cersei. Peter Dinklage (el astuto enano Tyrion) está por encima del resto del reparto, una pena que su personaje haya perdido peso desde las primeras temporadas.

6/10
Star Wars: Los últimos jedi

2017 | Star Wars: The Last Jedi

La paz está lejos de poder darse por sentada en la galaxia, más bien ocurre todo lo contrario. La Primera Orden, sucesora del denostado imperio y encabezada por el Líder Supremo Snoke, pone en peligro los logros alcanzados por la República, se hace necesaria una Resistencia para no sucumbir a los embates de un poder donde domina el lado oscuro de la fuerza, que empieza a ser poderoso en Kylo Ren, el hijo de Han Solo y la general Leia. Con él nota una conexión especial Rey, chatarrera del planeta Jakku, que ha acudido a la isla donde se ha retirado el jedi Luke Skywalker, para pedirle su ayuda a los rebeldes, y que sea su maestro en el conocimiento de una fuerza que acaba de descubrir. Mientras, el antiguo soldado imperial Finn y el piloto Poe, intentan dar con el modo de despistar a los cruceros de la Primera Orden, anulando su sistema de rastreo. Después de que la fuerza despertara con nuevos bríos en el inicio de la tercera trilogía de Star Wars, ya sin George Lucas, gracias a la buena mano de J.J. Abrams, alguien menos obvio para apuntarse a la saga galáctica, Rian Johnson –ha dirigido dos cintas interesantes pero no de gran público, Brick y Looper–, toma doblemente las riendas como guionista y director. El resultado es notable, porque sigue nuevamente la senda marcada por su antecesor, o sea, se pliega en los aspectos conceptuales a la película de 1977 con que empezó todo y sus dos secuelas, con numerosos guiños, ecos y variaciones sobre lo que vimos entonces, y añade al mismo tiempo muchas sorpresas narrativas y elementos novedosos, susceptibles de atraer también a los espectadores más jóvenes. La combinación de adentramiento en terreno familiar capaz de satisfacer sentimientos nostálgicos, sin limitarse a dar más de lo mismo, junto a un ritmo vertiginoso en un hilos narrativos bien interconectados, asegura la diversión, a pesar de la larga duración de la película, más de dos horas y media de metraje. El niño que todos tenemos dentro, simbolizado en el chaval que vemos casi en el último plano con el anillo de la resistencia, y recordando al legendario Luke, queda más que satisfecho con este film. La esperanza. Las relaciones entre padres e hijos, maestros y discípulos, personas con mando y las que deben obedecer. El espíritu de iniciativa y la disposición a dejarse guiar. La capacidad de rectificar. El reconocimiento de las cualidades ajenas, y también de los defectos. El heroísmo hasta el sacrificio. Son mimbres con los que se componen las aventuras de los personajes y sus desafíos hábilmente, jugando con los ya conocidos, e incorporando otros nuevos, donde se vuelve a dar presencia a las mujeres, ahí tenemos aparte de a Rey y Leia -–a película está dedicada a la memoria de Carrie Fisher–, a Rose (Kelly Marie Tran), de rasgos orientales –más diversidad–, y atraída por Finn, y a la vicealmirante Oldo (Laura Dern), y a un original buscavidas, DJ (Benicio del Toro, que borda su breve papel). Los conflictos dramáticos tienen fuerza, sobre todo los que atañen a Luke, Ray y Kylo, los actores Mark Hamill, Daisy Ridley y Adam Driver ofrecen magníficas interpretaciones, saben atrapar sus luchas internas. A la vez, junto a los dilemas morales y las consideraciones sobre la fuerza y la sabiduría jedi, abundan los golpes humorísticos, breves y que percuten a toda velocidad. Hay mucha espectacularidad en las escenas bélicas de combate aéreo de las naves espaciales, y no llegan a cansar, porque visualmente se saben plantear de modo atractivo, con un lienzo amplísisimo y una gran sensación de fisicidad, también en el último tramo, con unas curiosas naves esquiadoras, los efectos visuales son muy realistas en líneas generales. No faltan además, como es de rigor, las peleas con sables láser, muy bien planteadas. Y se saben introducir nuevas criaturas, o jugar con escenarios curiosos, como esa especie de decadente Montecarlo ciudad del juego que retrotrae al saloon de La guerra de las galaxias, donde viven los cínicos que amasan fortunas vendiendo armas, a los buenos y a los malos, quizá la crítica más clara a un estado de cosas muy extendido en el mundo real.

7/10
Juego de tronos (7ª temporada)

2017 | Game of Thrones | Serie TV

Arya Stark se venga de la familia Frey, por el asesinato de su madre, su hermano Robb y la mayoría de sus vasallos en la Boda Roja. Sus hermanos Jon y Sansa se han reunido en el norte, donde tratan de recuperar el apoyo de las casas que no les han traicionado. Mientras tanto, Euron Greyjoy le pide matrimonio a la maquiavélica Cersei Lannister, que por su parte también se ha dado cuenta, junto a su hermano Jaime, de que su familia necesita apoyos, de cara al inminente desembarco de Danerys Targarien, la reina de dragones. Ésta cuenta ahora con el tercer hermano, Tyrion Lannister, como mano derecha. Séptima temporada de la exitosa serie de HBO, que ya ha adelantado a los libros originales de George R.R. Martin. Le ha venido muy bien a los showrunners, David Benioff y D.B. Weiss, haber llegado a un acuerdo con la compañía para acabar por fin, en la siguiente tanda de capítulos, lo que les permite no irse por los cerros de Úbeda en tramas innecesarias, como les ha ocurrido anteriormente, y centrarse en ir cerrando los cabos sueltos, y preparando el encuentro final entre las tres partes en conflicto. Consta además de siete entregas, tres menos de lo habitual, lo que dinamiza mucho más la acción. También tiene a su favor que van quedando menos personajes (por las muertes habituales y súbitas que caracterizan a la ficción), por lo que ya no se echa de menos a alguno importante, de esos que desaparecían durante bastante tiempo. Y aunque se sigue recurriendo a la violencia y al sexo gratuito como marca de fábrica, al menos ya no se dispone de tanto margen para incluirlo como antes. Esta tanda tiene a su favor que ofrece más acción, pues en total desarrolla tres intensas batallas, filmadas con gran presupuesto. Esto no significa que se pierdan las intrigas palaciegas, que han conseguido mantener el interés, y que al final dejan al espectador con ganas de saber cómo concluirá la serie. Como es habitual, resultan llamativas las espectaculares localizaciones, entre ellas varias enclavadas en la costa vasca, tanto en Vizcaya como en Guipuzcoa. En el brillante reparto destaca Nikolaj Coster-Waldau, por el amplio arco por el que pasa su personaje.

6/10
Juego de tronos (6ª temporada)

2016 | Game of Thrones | Serie TV

Tras el asesinato de Jon Nieve, el noble Davos y los amigos leales al fallecido se unen para velar el cuerpo sin vida y enfrentarse con los traidores en el Castillo Negro. Edd el Penas acude en busca de los Salvajes, con los que el desdichado Jon había tejido una alianza.  Los Lannister entierran a Myrcella, la joven asesinada. Mientras, Sansa Stark ha conseguido huir del psicópata Ramsay Bolton, junto con Theon Greyjoy. Ambos se encuentran con Brienne de Tarr y su escudero, que se convertirán en fieles aliados. La otra joven Stark, Arya, se ha quedado ciega y ha sido expulsada del templo del Dios de Múltiples Rostros. Mientras, Daenerys ha sido secuestrada por Khal Moro y sus hombres. Merren ha quedado bajo el gobierno de Tyrion y Varys. La sexta temporada de la famosa serie ha sobrepasado a las novelas publicadas de George R.R. Martin, lo que abre las posibilidades de los guionistas. Pero pesa demasiado la sensación de que HBO está estirando el éxito, por lo que posiblemente por la falta de ideas se reduce en diez minutos la duración de cada episodio con respecto a entregas anteriores, y se anuncia que las siguientes tendrán menos episodios. La calidad de estos episodios es irregular, algunos personajes mantienen su tirón, otros ya parecen agotados.

5/10
Absolutamente fabulosas

2016 | Absolutely Fabulous: The Movie

La serie de BBC Absolutamente fabulosas obtuvo un enorme éxito a principios de los 90 en Gran Bretaña, donde causó cierto impacto que tuviera como protagonistas a dos mujeres maduras, sin pelos en la lengua (son capaces de decir auténticas salvajadas, siempre acompañadas de un “querida”), obsesionadas con el sexo y la moda, y adictas al tabaco y el alcohol. La versión fílmica recupera a las dos actrices principales, Joanna Lumley y Jennifer Saunders, también creadora de la ficción audiovisual que aquí ejerce como guionista. De nuevo interpretan a la relaciones públicas Edina Monsoon (Saunders), y a su mejor amiga, la transexual editora de revistas fashion Patsy Stone (Lumley). La primera intenta convertirse en representante de la supermodelo Kate Moss, pero cuando intenta conversar con ella en una fiesta, acaba empujándola desde la barandilla al río Támesis. Odiada por los medios de comunicación y las redes sociales, no tiene más remedio que irse lejos, al sur de Francia, junto a Patsy… Como cabe esperar, no se puede calificar precisamente esta película de comedia sofisticada. Priman los chistes básicos y groseros, junto a otros ininteligibles para quien no sea británico o incondicional del original televisivo. De interpretaciones exageradas, acompañan a Lumley y Saunders su habitual comparsa de secundarios catódicos, y diversos famosos al estilo Torrente. No sólo la citada Moss se interpreta a sí misma, sino que también aparecen interpretándose a sí mismos la cantante y presentadora Emma Bunton, los diseñadores Stella McCartney y Jean-Paul Gaultier, y actores como Gwendoline Christie (Juego de tronos), Jon Hamm (Mad Men), y la veterana Joan Collins, la única cuya aparición tiene cierta gracia. Por lo demás, enervará a la mayor parte del público, por las situaciones disparatadas pero poco ingeniosas, y la simpleza del argumento, defectos que no puede remontar la realizadora Mandie Fletcher, autora de algunos capítulos de la serie. Todo esto da al traste con el único valor de Absolutamente fabulosas: su denuncia de la vacuidad y los excesos del mundo de las relaciones públicas y el famoseo.

4/10
Los juegos del hambre: Sinsajo (parte 2)

2015 | The Hunger Games: Mockingjay - Part 2

Después de sufrir el severo ataque del "alienado" Peeta, que casi acaba con su vida, Katniss se recupera de sus heridas y comprueba que el mal que aqueja a su compañero es tan profundo que quizá no se reponga nunca. Acuciada por esa idea no está dispuesta a esperar más tiempo para arremeter con toda su fuerza contra Snow, y sabedora de que para las autoridades rebeldes el Sinsajo ya ha cumplido su misión, escapará del distrito 13 para llegar al Capitolio por su cuenta. Pero un comando de soldados fieles le seguirán: entre ellos, Gale, Finnick, Boggs y también Peeta, aunque en cualquier momento podría atentar de nuevo contra Katniss. Digno colofón de las aventuras de Katniss Everdeen, basadas en la trilogía distópica ideada por Suzanne Collins. Mucho ha transcurrido desde que la inocente Katniss se enfrentó a la cruel y terrible prueba de los 74 Juegos del hambre, entretenimiento con el que el tirano presidente Snow distrae y somete al pueblo de Panem. Ahora los 13 distritos están unidos por primera vez, aunque todo el protagonismo recae sobre Katniss, quien buscará con vehemencia su particular venganza, sin atender a políticas ni estrategias. La verdad es que tras la entrega anterior –un prólogo de esta película donde aparentemente apenas ocurría nada relevante– se agradece que aquí los hechos se precipiten y se dé prioridad absoluta a la acción, obviando discursos, reuniones y la palabrería publicitaria tan presente en la saga. Tiene atractivo la entrada del comando en la ciudad, con esas trampas mortíferas que ha preparado el enemigo, al igual que el director Francis Lawrence sabe crear el clima adecuado en la angustiosa secuencia de los túneles, con imágenes que parecen salidas de Guerra Mundial Z. Pero esa primacía de la acción, bien rodada y con eficaces efectos especiales, con la línea narrativa encabezada por Katniss, deja inevitablemente de lado a muchos personajes que tenían bastante peso en los demás filmes, aquí prácticamente ausentes, como Alma Coin (Julianne Moore), Plutarch (Philip Seymour Hoffman, quien desgraciadamente falleció antes de acabar el rodaje), Haymitch (Woody Harrelson), Effie (Elizabeth Banks), etc. Es un detalle que confirma desde luego la inconveniencia de convertir la última parte de la trilogía literaria en dos películas. Ya se sabe, los intereses comerciales mandan. Como era de esperar el personaje de Katniss es el más interesante y se ve que Jennifer Lawrence ha madurado con el personaje. Aquí vuelve a tener que enfrentarse con serias dudas acerca de su cometido, y a poner en entredicho su liderazgo. Y, por supuesto, nunca está claro de qué lado se inclina y se inclinará su corazón con respecto a Gale y Peeta, una cuestión bastante tratada en el film. Por otra parte, en la línea de toda la saga Los juegos del Hambre: Sinsajo (parte 2) no es un film complaciente y optimista. Se habla explícitamente de venganza y asesinato, único móvil de la protagonista, y el mundo que se pinta no es para nada esperanzador. La historia transmite además un agridulce mensaje sobre la condición humana, siempre ávida de poder, donde el mundo de la política se muestra, una vez más, como ámbito natural de la corrupción y la mentira.

6/10
Star Wars: El despertar de la fuerza

2015 | Star Wars: Episode VII - The Force Awakens

Casi 40 años después de la película original, vuelve la saga de La guerra de las galaxias, en esta ocasión por primera vez sin el concurso de George Lucas, pero con un formidable sucesor: J.J. Abrams, curtido en televisión con Alias y Perdidos, y en cine con Misión imposible y Star Trek. El resultado complacerá sin duda a los fans galácticos recalcitrantes, y captará nuevos adeptos entre las nuevas generaciones. El despertar de la fuerza narra acontecimientos posteriores a El retorno del jedi, cuando la siniestra Primera Orden ha sustituido al Imperio en el lado oscuro de la Fuerza, con un ejército más poderoso que nunca, y una alianza rebelde que hace lo que puede para hacerle frente. Rey, una joven sin familia, y Finn, un antiguo soldado imperial, con ayuda del droide BB-8, deberán intentar dar con el paradero del mítico jedi Luke Skywalker para, una vez más, salvar a la galaxia. Aletea la fuerza, como parece lógico, en esta película, que parece urdida con la idea de tomar lo mejor del film con que empezó todo en 1977, lo que puede verse como un guiño a los nostálgicos –indudablemente lo es–, pero también como una jugada inteligente, consistente en reconocer lo que subyugó a los espectadores de antaño, para entregarlo de nuevo a modo de auténtica reinvención y convenientemente dosificado. Casi podría hablarse de remake, sin haber nada peyorativo en el uso de esta expresión, para ser justos y evitar malentendidos digamos que se trata de variaciones sobre la lucha que no cesa entre el bien y el mal, con ecos de situaciones ya vistas que son lo mismo sin ser lo mismo. Firma el guión Abrams junto a Lawrence Kasdan –que participó en los libretos de El imperio contraataca y El retorno del jedi, y Michael Arndt, que estuvo en la cinta animada de Pixar Toy Story 3–, que asume y reinventa todos los elementos posibles del primer film. Abunda la acción y la aventura punteadas con golpes de humor, servidas con buenos efectos visuales en los combates entre naves espaciales, la recreación de planetas y diseño de criaturas, evitando al mismo tiempo el empacho digital de Lucas, que malogró en parte su trilogía de precuelas. Y hay espacio para las sorpresas argumentales de contenido dramático, que por supuesto, no desvelaremos en estas líneas. Están bien los ingenuos e idealistas personajes de Daisy Ridley y John Boyega, una chica guerrera y un soldado imperial converso negro que empiezan a sentir una clara atracción, más el en alza Oscar Isaac, un piloto de la alianza rebelde, y el villano de la función, buen trabajo de Adam Driver como Kylo Ren; los actores aportan juventud más el toque de mayor peso femenino y de diversidad racial. El nuevo robot BB-8 tiene encanto. Produce, por supuesto un agradable cosquilleo constatar el retorno de Han Solo, Chew, Leia y Luke, más los inefables androides que han estado en todas las películas de la saga, R2-D2 y C-3PO. Siempre da gusto ver a Max von Sydow, pero por desgracia su presencia no tiene la relevancia que han tenido veteranos como Alec Guinness, Peter Cushing o Christopher Lee en otras entregas de la saga galáctica, que en su nueva andadura promete pingües beneficios para Disney.

8/10
Juego de tronos (5ª temporada)

2015 | Game of Thrones | Serie TV

Tras la muerte de Tywin, su progenitor, Cersei y Jaime tratan de tomar las riendas del clan de los Lannister. Mientras, Tyrion ha huido a Pentos con Varys. Jon Nieve trata de conseguir que Mance Rayder, el Rey-Más-Allá-Del-Muro se una a Stannis Baratheon, pero éste se niega. La quinta temporada de la famosa serie sigue en su línea, mostrando las conspiraciones para hacerse por el poder de los personajes principales, contraponiendo la extrema lealtad a sus principios de algunos personajes, como Brienne de Tarth o Jon Nieve, a la extrema mezquindad de otros. A pesar del estancamiento de alguna subtrama, mantiene el nivel esperado por los numerosos fans.

5/10
Juego de tronos (4ª temporada)

2014 | Game of Thrones | Serie TV

La cuarta temporada de Juego de tronos adapta los capítulos finales de "Tormenta de espadas", tercer libro de la saga "Canción de hielo y fuego", de George R.R. Martin, que debido a su extensión no cupo en la tanda de episodios anterior. Las noticias de la muerte de Robb Stark, su madre, Catelyn, y su entorno más cercano causan furor entre sus enemigos, los Lannister, en Desembarco del Rey, donde está a punto de tener lugar la boda entre el maquiavélico Joffrey Baratheon y Margaery. Pero durante el festín tiene lugar un acontecimiento inesperado que pondrá en serios aprietos a Tyrion Lannister. Su hermano Jamie Lannister toma clases para aprender a luchar con la mano izquierda, tras perder la derecha, y libera a Brienne para enviarla en ayuda de las hijas de Catelyn Stark. Mientras, en el norte Jon Nieve ataca a los traidores de la Guardia de la Noche que se han refugiado en el Torreón de Craster. Al otro lado del mar, Daenerys ha reunido un enorme ejército a base de liberar esclavos para recuperar el Trono de Hierro. Entre las principales novedades destacan la incorporación del actor chileno Pedro Pascal como el vengativo Oberyn Martell. Por lo demás, Juego de tronos mantiene las constantes de los capítulos precedentes, una trama centrada en la lucha de poder político defendida por un reparto solvente, en el que destacan nombres como Peter Dinklage, Iain Glen o Lena Headey, y una lujosa producción que permite una recreación realista del mundo de los libros. Si bien la serie continúa distinguiéndose por su escasez de referentes morales, y sus constantes recursos al sexo y a la violencia más extremos, la cuarta temporada ha creado polémica incluso entre sus seguidores más incondicionales. Uno de los capítulos incluye una agresión sexual no presente en los libros, que se salda sin consecuencias aparentes, por lo que se acusa a HBO de presionar para que aumenten las secuencias sórdidas, y de poner en peligro la coherencia argumental de su mayor éxito de los últimos años, dando un giro hacia el efectismo y los excesos gratuitos.

5/10
Juego de tronos (3ª temporada)

2013 | Game of Thrones | Serie TV

Mientras, Mance Rayder y su ejército de salvajes continúan su inexorable marcha hacia el sur, más allá del muro. Por su parte, Daenerys Targaryen, al mando de tres dragones, trata de formar un ejército para reclamar el Trono de Hierro. La tercera temporada de Juego de tronos, la exitosa serie de HBO, basada en los libros de George R.R. Martin, mantuvo el nivel esperado. Destacan los esfuerzos del actor Nikolaj Coster-Waldau por humanizar a su hasta ahora maquiavélico personaje. La trama desemboca en la Boda Roja, uno de los momentos más impactantes de la reciente historia televisiva.

6/10

Últimos tráilers y vídeos