IMG-LOGO

Biografía

Ioan Gruffudd

Ioan Gruffudd

46 años

Ioan Gruffudd

Nació el 06 de Octubre de 1973 en Cardiff, Wales, Reino Unido
Filmografía
Entre la razón y la locura

2019 | The Professor and the Madman

Notable debut en la dirección del cineasta nacido en Irán Farhad Safinia, que escribió para Mel Gibson el guion de Apocalypto. Adapta el libro de Simon Winchester, que documenta con magnífica recreación de la época y acertadísimo reparto, hechos reales acerca de la confección del Diccionario de Inglés de Oxford, una titánica tarea que llevó más de 50 años, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Se centra sobre todo en cómo se cruzan los caminos de dos personajes que parecen completamente dispares: James Munray, editor del diccionario, sabio en lenguas a pesar de no tener titulación universitaria, feliz padre de familia numerosa y hombre de fe; y el doctor W.C. Minor, recluido en el manicomio de Crowthorne en Berkshire, enajenado mental que en un momento de manía persecutoria asesinó a un hombre. Cuando Munray pide la ayuda de miles de voluntarios desinteresados, para que documenten con citas de textos históricos el posible origen y uso de las palabras del diccionario, uno de los más activos resulta ser Minor; la tarea parece incluso servirle de terapia, al mismo tiempo que desea reparar el daño causado a la viuda e hijos del asesinado traspasándoles la integridad de su pensión. Safinia sabe manejar bien el libreto firmado por John Boorman, Todd Komarnicki y él mismo, que sabe tocar palos diversos con gran sabiduría. Así, habla de razón y locura, pero también de fe y ciencia, y de la fuerza del amor, el perdón y la reparación, conceptos muy presentes a lo largo de la narración, y que nunca están metidos con calzador o con la intención de ofrecer moralina barata. Late la capacidad del hombre, por muchos horrores que pueda cometer, de alcanzar la redención, tocado por la gracia y por la caridad de los que se mueven a su alrededor. Y además se pinta bien las dificultades con la que toca moverse en el mundo académico, donde la exigencia de resultados a toda costa, y los celos y rivalidades, pueden poner en peligro las empresas más honrosas. Da gusto ver lo bien que están introducidas las citas literarias, en la medida justa, y que ilustran no solo el origen de una palabra, sino también las situaciones que afrontan en un momento dado los personajes. El reparto está sencillamente espléndido, con dos colosos como Mel Gibson y Sean Penn, el profesor y el loco doctor, en los momentos en que comparten escena saltan las chispas de la emoción. Están también muy bien el resto de personajes secundarios: la viuda interpretada por Natalie Dormer, la esposa de Murray a la que da vida Jennifer Ehle, Eddie Marsan como el vigilante del manicomio que descubre el valor de la misericordia, o los distintos actores que dan vida a profesores y académicos, donde destaca Steve Coogan.

7/10
No dejes de mirar

2017 | Keep Watching

La malhumorada adolescente Jamie Mitchell siente que su nueva madrastra está arruinando su vida. Acaba de llegar a casa tras un viaje con ella, su padre y su hermano menor, obsesionado por los videojuegos, cuando se presenta su tío, Matt, que ha tenido un problema. Al llegar la hora en la que todos están a punto de irse a la cama, les sobresalta un ruido en la entrada. Acaba de irrumpir en el hogar un grupo de intrusos enmascarados que les propondrá un macabro juego. Los Mitchell ignoran que se transmitirá todo lo que ocurra por internet. Debut en el largometraje del poco ambicioso Sean Carter, que se apunta al carro de las películas de ‘metraje encontrado’ al estilo de El proyecto de la bruja de Blair. Esto significa que toda la acción, salvo un boletín de noticias que aparece al principio, está supuestamente rodada realmente por cámaras ocultas en el escenario donde transcurre el film, lo que ofrece cierta sensación de realidad, pero por otro lado no acaba de lograrse sensación de suspense, las imágenes resultan un tanto insulsas. Entre los actores, sólo la resuelta Bella Thorne (Amor a medianoche) aporta algo de realidad a su tópico personaje, los demás, incluido el experimentado Ioan Gruffudd (Los 4 Fantásticos), ni siquiera tienen mucho margen para poder dar a los suyos algo de humanidad. Se advierte cierta pretensión de que el film alerte del lado oscuro de internet, en la línea de advertencia sobre los peligros de las tecnologías de la serie Black Mirror. Quizás su principal escollo sea un desarrollo demasiado convencional. Pero tampoco ayuda que tenga que suspenderse demasiado la credibilidad, pues se supone que lo que sucede lo están viendo miles de personas, y hasta se apunta que se elige un hogar al azar de vez en cuando para repetir una transmisión similar, sin que parezca que la policía esté haciendo algo para evitarlo.

4/10
San Andrés

2015 | San Andreas

Ray, piloto de rescate de Los Ángeles, es el tío a quien hay que llamar en caso de accidente. Si por ejemplo una incauta automovilista ha quedado suspendida en medio de un acantilado, él aparece en su helicóptero y salva la situación. Pero no ha podido superar la muerte de una de sus hijas, lo que ha destruido su matrimonio con Emma, que ha rehecho su vida con el magnate Daniel Reddick. Cuando la falla de San Andrés provoca un terremoto sin precedentes, Ray logra salvar in extremis a Emma de la azotea de un edificio, y juntos volarán hasta San Francisco en busca de su otra hija, Blake, a la que su padrastro ha dejado abandonada a su suerte. Se puede criticar bastante a San Andrés, pues cuenta con personajes arquetípicos, el guión de Carlton Cuse (uno de los escritores habituales de Perdidos) es más simple que el mecanismo de un chupete y le falta sutileza a su alegato familiar, positivo y muy en la línea de Jungla de cristal, claro punto de referencia. La frescura brilla por su ausencia, pues resulta bastante similar a cualquier película catastrofista de Roland Emmerich, con su científico visionario al que nadie hace caso, etc. Está al frente el hasta ahora mediocre Brad Peyton, responsable de Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa, donde ya contaba con Dwayne Johnson. Pero logra un modélico blockbuster veraniego para no pensar demasiado, que funciona a pesar de los clichés. Aquí se viene a contemplar efectos especiales, tan resultones que a ratos el espectador creerá que se encuentra en el epicentro de la destrucción. El citado Johnson no ganará el Oscar al mejor actor pero logra que el espectador empatice con su personaje. Le secunda un reparto desigual en el que cabe un excelente Paul Giamatti, y un nefasto Ioan Gruffudd, demasiado exagerado como un intruso en la familia que resulta ser más egoísta de lo esperado. En resumen, San Andrés mantiene el ritmo, que es lo que importa, y poco más.

5/10
Forever

2014 | Forever | Serie TV

Henry Morgan, médico forense que colabora con la policía de Nueva York, tiene la nada despreciable edad de... ¡200 años! Pues por alguna misteriosa razón, es inmortal. Con su trabajo con los cadáveres quiere descubrir por qué sigue vivo, al tiempo que ayuda a la policía Jo Martínez a resolver sus casos criminales. El único que conoce su secreto es su anciano amigo y mentor Abe, anticuario que le sirve de gran apoyo. Entretenida serie que sigue la fórmula de resolver casos policiales, con flash-backs sobre los recuerdos que sobrevienen al protagonista, y es que dos siglos de vida dan para mucho. A la vez se trabaja la química entre Morgan y Martínez –buena elección de Ioan Gruffudd y Alana de la Garza–, un poco al estilo Castle, y se supone que vamos avanzando en el conocimiento de por qué el protagonista goza del don de la inmortalidad.

5/10
Déjate querer

2014 | Playing It Cool

El secreto del cofre de Midas

2013 | The Adventurer: The Curse of the Midas Box

Mariah Mundi, un jovencito, ve cómo de la noche a la mañana son secuestrados sus padres, afamados arqueólogos expertos en objetos míticos, y su hermano Félix, por unos enigmáticos individuos liderados por el malvado Luger, que quieren dar con el cofre del rey Midas, fuente de la vida y con capacidad para convertir todas las cosas en oro. El chico contará con la ayuda del intrépido Charity para rescatar a su familia y dar con el cofre, pero debe viajar al hotel Prince Regent, situado en una isla, donde se asociará con la guapa doncella Sacha. Ambiciosa coproducción juvenil española, con Reino Unidos y Estados Unidos, se basa en una saga novelística aventurera a lo Indiana Jones de G.P. Taylor, antiguo motero rockero, reconvertido en pastor anglicano. Tiene un reparto internacional de caras conocidas con gran oficio, donde destacan Michael Sheen, Sam Neill, Lena Headey y Ioan Gruffudd. Pero el protagonismo recae sobre los hombros de Aneurin Barnard, que ofrece una interpretación algo plana, y los rasgos de los personajes encarnados por los veteranos resultan muy esquemáticos. Se trata de un agradable “divertimento” familiar, donde se nota un importante esfuerzo en diseño de producción y efectos visuales, aunque las aventuras que se nos acaban entregando no tienen demasiada fuerza, todo resulta previsible y las frases sobre lo mucho que está en juego suenan algo huecas en su grandilocuencia. Dirige el poco conocido Jonathan Newman, que parece haberse decantado por el cine familiar.

5/10
Cómo acabar con tu jefe

2011 | Horrible Bosses

Nick está a las órdenes de un psicópata, que le hace trabajar duro para un supuesto ascenso que después no le da, le impide visitar a su abuela moribunda, e incluso le obliga a beber un vaso de whisky añejo a primera hora de la mañana. Su amigo Dale, ayudante de una dentista, es acosado sexualmente por su jefa. Y el tercer miembro del ‘grupete’, Kurt, contable de profesión, tiene como nuevo superior a un adicto a la cocaína que está a punto de soltar incontroladamente los residuos tóxicos que genera la compañía, para ahorrarse el dinero que cuesta deshacerse de ellos de forma segura. Tras una conversación en un bar de copas, y después de recibir el asesoramiento de un peligroso  ex convicto, los tres llegan a la conclusión de que deben planear el asesinato de sus respectivos jefes. Comedia concebida como vehículo de lucimiento de tres grandes estrellas de la televisión americana, menos conocidos en el resto del mundo. Se trata de Charlie Day (protagonista de la serie Colgados en Filadelfia), Jason Bateman (conocido allí sobre todo por Arrested Development) y Jason Sudeikis (uno de los cómicos de mayor éxito de los últimos años en Saturday Night Live). En gran medida sigue el patrón de ‘tres amiguetes en apuros’ de la exitosa Resacón en las Vegas, con la que comparte el recurso continuo a los chistes desagradables. La diferencia es que el guión no está tan inspirado, y que se excede en zafiedad más de lo predecible, en algún diálogo sobre pederastia e incesto de bastante mal gusto. Las situaciones y personajes son absurdos y poco creíbles, y en algunos casos funcionan por la calidad de los secundarios, como Kevin Spacey, capaz de sacar adelante ‘lo que le echen’, Jennifer Aniston, eficaz a pesar de exhibir más palmito de lo acostumbrado, Colin Farrell con un exceso de maquillaje, o el camaleónico Jamie Foxx. Son lo único que se salva en un subproducto menor, tan prescindible como la cinta Como en casa en ningún sitio, el anterior trabajo cinematográfico del realizador Seth Gordon.

4/10
Ringer

2011 | Ringer | Serie TV

Estrella de la pequeña pantalla gracias a Buffy, la cazavampiros, Sarah Michelle Gellar, regresa a la ficción televisiva con una serie dramática cargada de intriga y acción en la que, a falta de un papel, tiene dos. Interpreta a dos gemelas, Bridget y Siobahn. La primera es una joven stripper adicta al alcohol que pasa por un momento muy duro de su vida e intenta rehabilitarse. Un día, por accidente, se convierte en testigo de un asesinato de la mafia. A partir de ahí comienza su nueva vida, huyendo del FBI e intentando pasar desapercibida. Así llega a Nueva York, donde reside su hermana Siobahn, una mujer con dinero, una familia estupenda y una vida casi de cuento. Juntas de nuevo intentan retomar su relación y volver a ser las hermanas unidas que un día fueron. Sin embargo todo cambia cuando Siobahn se suicida... Bridget suplantará su identidad. Serie excesiva en casi todos sus aspectos. Demasiada intriga, demasiados secretos, demasiado drama el de la protagonista... Agobia un poco tanto sufrimiento. Y más porque la historia está plagada de personajes poco creíbles (empezando por las protagonistas), de historias que se van encadenando sin gran coherencia y de un halo de tremendismo que la hace, ya se ha dicho, excesiva y agobiante. Sin embargo hay que reconocer que el argumento bien desarrollado habría sido original y que el esfuerzo de la protagonista por interpretar a dos hermanas casi antagónicas es más que loable, sin embargo no logra hacerlas creíbles a ninguna de las dos. La serie se desinfla a medida que van pasando los segundos por la poca consistencia del guión y de una trama que hace aguas por varios puntos... Sin embargo, conocer lo que le depara al futuro a la protagonista, que vive en un drama constante, puede resultar entretenido... en ocasiones.

4/10
Hogar de acogida

2011 | Foster

Zooey y Alec son un matrimonio feliz pero de la noche a la mañana su vida se tambalea cuando pierden a su hijo de 5 años en un accidente. Debido a este trauma, no pueden tener más hijos. Después de sopesarlo, deciden adoptar un niño. Su vida cambia totalmente cuando aparece en sus vidas Eli, un niño de 7 años, con quien deciden comenzar de cero y volver a llenar su vida de felicidad. Sensible y bonita historia de Navidad, de regusto familiar, que cuenta con un guión eficiente, de fábula reconfortante, y unas interpretaciones notables, con un reparto de renombre encabezazo por la australiana Toni Collette.

5/10
El santuario

2010 | Sanctum

Frank McGuire, experto submarinista, lidera una expedición de la que también forman parte, entre otras personas, su hijo Josh, y un solvente millonario deseoso de experimentar emociones nuevas. El objetivo es explorar las extensas cuevas de Esa'ala, en el Pacífico Sur. Pero una riada inesperada les corta la salida, por lo que tendrán que cambiar sus planes... Alister Grierson es un cineasta australiano, responsable de Kokoda, un film sobre la II Guerra Mundial. Visitó a James Cameron durante el rodaje de Avatar, y éste, orgulloso de su sistema de cámaras en 3D desarrollado para esta cinta, le propuso a Grierson utilizarlo para rodar un film sobre cuevas subacuáticas. El propio Cameron ejercería como productor ejecutivo. Grierson parte de un guión coescrito entre John Garvin y Andrew Wight, también productor, que ayudó a Cameron a probar su tecnología 3D, rodando los documentales Misterios del océano y Misterios del Titanic. Se inspira en una experiencia del propio Wight, que estuvo a punto de morir durante una expedición a una remota red de cuevas. Por desgracia, el guión hace aguas, sus personajes son demasiado arquetípicos, y los diálogos resultan elementales cuando no directamente desastrosos. El reparto incluye a actores más o menos solventes, como Richard Roxburgh o Ioan Gruffudd, que son incapaces de disimular las carencias del libreto.  Estos defectos ensombrecen demasiado lo único realmente interesante del film, las espectaculares imágenes submarinas, y de privilegiadas localizaciones naturales de diversas grutas del sur de Australia, y la costa de Queensland.  Quizás les hubiera ido mejor si hubiesen rodado un documental.

4/10
Luciérnagas en el jardín

2008 | Fireflies in the Garden

Dennis Lee, que obtuvo el Oscar al mejor corto, debuta en el largometraje con este drama, también escrito por él. Al parecer, contiene muchos elementos autobiográficos sacados de la muerte de su propia madre. A pesar de ser un debutante, Lee ha logrado reunir un elenco de gran altura. Michael Taylor, novelista de éxito, viaja en avión a su ciudad natal, para asistir a una particular celebración. Su madre, Lisa, se acaba de licenciar en la universidad, muchos años después de haber abandonado sus estudios para cuidar a su familia. Acude a buscarle al aeropuerto su hermana Ryne, que le lleva en coche hasta su casa. Pero cuando llegan allí, descubren que ha ocurrido una gran desgracia. Sus padres han tenido un accidente automovilístico y la madre ha perdido la vida. Mientras se prepara el funeral de su madre, Michael retoma la tensa relación con su padre –que le hizo la vida imposible durante su infancia– y también se reencuentra con su tía, con la que estuvo muy unido en el pasado. Con este punto de partida, podría haber dado lugar a una película de mayor calado sobre la comunicación paternofilial, la superación de los traumas del pasado, y el dolor por la pérdida de un ser querido. Pero la realización es demasiado convencional, y el guión –que combina el funeral con flash-backs del pasado– acaba siendo un poco tópico y previsible. Aunque el reparto está formado por figuras, no termina de resultar creíble por ejemplo que Julia Roberts –que apenas sale– sea la madre de este clan disfuncional, o que la animadora de Héroes, Hayden Panettiere, interprete de joven el mismo personaje que Emily Watson. Al menos, Ryan Reynolds realiza un buen trabajo como hijo traumatizado, y Willem Dafoe logra hacer creíble a su personaje, el padre autoritario, a pesar de que sobre el papel es demasiado plano al principio, y va ganando en humanidad sólo en el tramo final. 

5/10
El secreto de la última luna

2008 | The Secret of Moonacre

Segundo largometraje como director de Gabor Csupo, tras la excelente Un puente hacia Terabithia, que vuelve a adaptar un libro para niños. En esta ocasión tiene entre manos "El pequeño caballo blanco", un clásico de Elizabeth Goudge, que ha vuelto a ponerse de moda después de que J.K. Rowling, la creadora de Harry Potter, declarase a los cuatro vientos que era su libro favorito, pues su padre se lo leía cuando era pequeña, y que le sirvió de inspiración para la saga del niño mago. Al quedarse huérfana, María, una chica de 13 años, no tiene más remedio que irse a vivir con Sir Benjamin, su anciano tío a su misteriosa mansión del sudoeste de Inglaterra. Ésta se sitúa en el valle de Moonacre, cuyos habitantes no son felices por culpa de los malvados individuos del Bosque Tenebroso. Interpreta al personaje central la joven y expresiva actriz Dakota Blue Richards, protagonista de la decepcionante La brújula dorada. Está acompañada por actores más o menos conocidos, como Natascha McElhone (Solaris), Tim Curry (Kinsey) o  Ioan Gruffudd (Los 4 fantásticos). Concebida para el público familiar, recupera el tono de los viejos cuentos de hadas.

5/10
W.

2008 | W.

En Nixon, Oliver Stone retrató a un presidente estadounidense marcado por la sombra de Kennedy, que había sido mucho más popular que él, y le había vencido en las elecciones. En esta ocasión lleva al cine la vida de George W. Bush, otro presidente también acomplejado –según se le muestra en el film– por otro antecesor, que en este caso es George H.W. Bush, su propio padre. Stone hace mucho hincapié en las reprimendas de Bush Sr. a su vástago, hasta el extremo de que éste llega a tener pesadillas con él. También apunta que se siente muy celoso de que su padre parezca tener como favorito a su hermano Jeb. Y explica que en parte su empecinamiento con la guerra de Irak se debe a que Bush quería derrocar a un Sadam Hussein que su padre dejó en el poder tras derrotarle y expulsar a sus tropas de Kuwait en 1991. Contra todo pronóstico, Oliver Stone desconcierta un poco porque se esperaba que el polémico director de JFK y Comandante (sobre Fidel Castro) arremetiera sin piedad contra un presidente que ha combatido de forma regular en sus declaraciones públicas. Y sorprende agradablemente que, a pesar de sus divergencias políticas, Stone no cargue radicalmente contra él, sino que hace un esfuerzo por entenderle, y por explicar sus acciones. Por curioso que parezca, presenta a Bush como un buen hombre, honesto y esforzado, a pesar de su torpeza al hablar y sus problemas con el alcohol, un error de juventud. Viene a reconocer el cineasta que Bush es un hombre de sólidos principios e ideales, religioso convencido, enamoradísimo de su mujer, que luchó con tenacidad para ser elegido gobernador de Texas, en el 94, con todo en contra suya. El punto fuerte de la cinta son los actores. Algunas caracterizaciones son asombrosas, como la de Josh Brolin, que si bien no parece tan inspirado como en No es país para viejos, se esfuerza notablemente y por momentos parece el propio Bush. Se lucen especialmente el veterano James Cromwell como su progenitor, Elizabeth Banks –Laura Bush, su esposa– y una transformada Ellen Burstyn –Barbara Bush, madre del protagonista–. Richard Dreyfuss es un convincente Dick Cheney, aunque su personaje parece tratado de modo maniqueo, pues queda como un manipulador ansioso por quedarse con el petróleo de Irak. Sorprende visualmente muchísimo Thandie Newton, que gracias a una excelente labor de los maquilladores recuerda muchísimo a su personaje, Condolezza Rice, si bien no tiene demasiado papel en la cinta. Por otra parte, alguna elección se antoja desafortunada, como en el caso de Ioan Gruffudd (Mr. Fantastico en Los 4 fantásticos) escogido para una breve interpretación de Tony Blair. Juega en contra del film el hecho de que Oliver Stone –cuyos movimientos de cámara en cintas como Wall Street eran muy brillantes– haya rodado esta con una puesta en escena muy académica, cercana al de las producciones televisivas de segunda categoría. Además, el metraje (129 minutos) se antoja excesivo para una trama que no aporta ninguna teoría de la conspiración al estilo JFK, ni ninguna novedad sustancial, sino que se limita a repasar asuntos que han ocupado las portadas de los diarios en los últimos años. Desde luego, es una obra muy menor en la filmografía del veterano director.

5/10
Los 4 fantásticos y Silver Surfer

2007 | Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer

Reed ‘Mr. Fantástico’ Richards y Susan ‘Mujer invisible’ Storm están a punto de casarse. Sin embargo, algo inquietante acecha sobre la ciudad y amenaza con impedir la boda, ya que extraños apagones y cambios de temperatura se están produciendo por todo el mundo. La alta cúpula estadounidense acude al jefe de "Los 4 fantásticos" –que ahora forman una especie de empresa especializada en salvar a la humanidad– para que investigue. Éste da largas al alto mando pero cuando está teniendo lugar su boda se produce un fundido de energía en la ciudad. La culpa la tiene un extraño alienígena de color plateado que a bordo de una especie de tabla de surf está produciendo cráteres por toda la corteza terrestre. La razón: el planeta Tierra va a ser destruido. Segunda película sobre los cuatro amigos con superpoderes, basada en el cómic de Marvel creado por Stan Lee (que cuenta con un divertido cameo en el film). Como en Los 4 fantásticos, el tono de esta segunda película es suave y poco tenebroso, adecuado para una mentalidad infantil y no tanto para adultos, aunque el guión incluye algunos chistes verdecillos… La historia es simple (literalmente se trata de salvar el mundo) y centra su atención en el equilibrio entre la boda de Reed y Susan, el cumplimiento de sus responsabilidades como superhéroes y la catástrofe que amenaza a la Tierra. Las escenas de acción son escasas y no demasiado espectaculares, y en su lugar se introducen otros elementos dramáticos y cómicos entre Susan y el alienígena, Mr. Fantástico y el malvado Victor Von Doom, e incluso entre el frívolo John ‘Antorcha humana’ Storm y Ben ‘La cosa’ Grimm, más amigos que nunca. En general, el film es agradable, a ratos divertido, y aunque carece de suficiente intensidad no dista demasiado del estilo del cómic original.

4/10
Amazing Grace

2006 | Amazing Grace

Cine histórico de calidad, en la mejor tradición inglesa. Narra la titánica lucha conducida por William Wilberforce (1759-1833) en el Parlamento británico durante más de quince años, para lograr la abolición de la esclavitud. El film combina la narración en dos tiempos: la actualidad, que mostraría a un Wilberforce cansado, porque pese a las adhesiones logradas no ha alcanzado sus objetivos, y el pasado, en que se nos muestran sus primeras y juveniles escaramuzas oratorias en el parlamento, cuando sueña con su amigo William Pitt en cambiar las cosas en tantos órdenes, incluido el del tráfico de esclavos. Le sirve de inspiración John Newton, negrero arrepentido que lleva ahora una vida religiosa, y que compuso como acción de gracias el conocido himno que da título al film, "Amazing Grace", donde se dice aquello tan hermoso y tan evangélico de "Yo antes era ciego, y ahora veo". Michael Apted, que ya ha tratado antes historias auténticas –piénsese en Gorilas en la niebla– se pone completamente al servicio de ésta, poderosa, y sabe manejar bien el guión que le ofrece Steven Knight (Promesas del Este, Negocios ocultos). En efecto, funciona la narración en dos tiempos y están bien trenzados los sólidos mimbres de que se compone. Así se incide en el horror de la esclavitud; se muestran con tino las intrigas políticas y los duelos en la Cámara; se habla del dilema del protagonista entre una carrera política o una vida al servicio de Dios, donde tal vez puedan ser perfectamente conciliadas ambas posibilidades; y se entrega la historia romántica, que permite además algún leve desahogo de comedia. El reparto es excelente, aunque ciertamente los actores cuentan con unos sólidos personajes y sus relaciones interesan. Ioan Gruffudd demuestra que sabe hacer algo más que Los 4 fantásticos, y está rodeado de un magnífico elenco de secundarios: los veteranos Michael Gambon y Albert Finney, además de Toby Jones, Ciarán Hinds, Rufus Sewell, Youssou N'Dour, Benedict Cumberbatch, Romola Garai, cuyos rostros, si no también los nombres, sonarán seguramente al espectador avisado. Al igual que el título, esta película es una "asombrosa gracia", muy emotiva, perfecta para conmemorar el bicentenario de la esclavitud en Gran Bretaña.

7/10
Los 4 fantásticos

2005 | Fantastic Four

Reed Richards, prestigioso astronauta y científico, planea un viaje espacial para estudiar el centro de una tormenta cósmica. Cuando el gobierno recorta fondos a la investigación, Richards se ve obligado a aceptar el apoyo de Victor Von Doom, multimillonario y antiguo rival de la universidad. Una vez que éste le cede fondos suficientes, Richards inicia el vuelo espacial, para el que contará como tripulantes con su mejor amigo, el astronauta Ben Grimm, su antigua novia Susan Storm, y el hermano de ésta, el piloto John Storm. Por un error de cálculo, la estación espacial acaba engullida por una nube de radiación que produce cambios en el ADN de los tripulantes. Poco después de regresar a la Tierra, los cuatro descubren que poseen nuevas habilidades representativas de los cuatro elementos: agua, fuego, tierra y aire. El cuerpo de Richards se estira y se transforma como si fuera líquido; Sue es capaz de volverse tan invisible como el aire; John se convierte en un hombre de fuego; y Ben acaba siendo permanentemente un gigantón de piedra. Si son capaces de controlar sus poderes, podrán librar al mundo de la amenaza en ciernes de un supervillano. Tim Story, responsable de La barbería y Taxi: derrape total, adapta uno de los primeros y más conocidos comics de Stan Lee, creador de X-Men y Spiderman, y como éstos,  publicados por la editorial Marvel. Rigurosamente fiel al original, tiene el tono juvenil de los tebeos, a diferencia de otras películas de superhéroes más realistas, pero también más oscuras, como la reciente Batman Begins. Además, incorpora muchos golpes de humor y sofisticados efectos especiales. Es curioso que los responsables del film hayan apostado por jóvenes actores para el reparto. La única conocida es Jessica Alba, intérprete de Sin City y la serie Dark Angel, que aunque sólo tiene 23 años, hace creíble a su personaje, teóricamente una mujer más madura. También es meritorio el trabajo del completo desconocido Michael Chiklis, que con grandes dosis de maquillaje hace creíble a Ben Grimm, más conocido como ‘La cosa’.

5/10
El rey Arturo

2004 | King Arthur

Los hechos del rey Arturo, la ciudad de Camelot; la espada Excalibur; los poderes hechiceros de Merlín y Morgana; su matrimonio con Ginebra; su amistad con Lancelot y los amores de éste con la reina… han sido trasladados a la literatura y al cine numerosas veces. ¿Pero de dónde nace la figura legendaria de Arturo? El productor Jerry Bruckheimer parte de esta pregunta para elaborar otra de sus superproducciones, esta vez con la arriesgada idea de contar el origen del mito, la historia real del hombre detrás de la leyenda. En el siglo V, el imperio romano aún aguanta las embestidas de los bárbaros. Pero para dominar lugares tan hostiles y lejanos como las islas británicas cuentan con los servicios de los sármatas, famosos jinetes obligados a servir a Roma como pueblo conquistado. Su jefe, Lucius Artorius Castus, salvaguarda junto a sus caballeros el territorio romano de la isla, cuyos límites están marcados por la muralla de Adriano. Durante años han cumplido su cometido de mantener a raya a la tribu nativa de los woads, capitaneada por Merlín, y ya sólo les resta obtener la libertad por los servicios prestados. Pero Roma les pide una última misión, la de rescatar a un importante romano antes de que lleguen las hordas bárbaras del cruel sajón Cerdic. Artorius así lo hace, pero además libera a los presos, entre los que se encuentra una bella guerrera woad llamada Ginebra. Como una declaración de intenciones, la película –que en su versión en DVD se presenta con metraje extendido– se aleja del tono épico y fantástico para narrar los hechos con cierto aire oscuro, sin ápice de magia. Esa atmósfera la traslada a la pantalla con eficacia Antoine Fuqua (Día de entrenamiento), quien ofrece además algunas escenas espectaculares muy bien filmadas, como la del encuentro sobre el hielo o los prolegómenos de la batalla de Badon Hill. Hay matices interesantes, como el deseo de paz de los caballeros, su unidad, la historia del niño o las dudas interiores del protagonista. Y, en pro de la verosimilitud histórica, los personajes están desprovistos de su aura legendaria y, en especial, Clive Owen, en el papel de Arturo, se muestra seco y menos atractivo de lo que su personaje nos tiene acostumbrados. Destaca la vibrante banda sonora de Hans Zimmer.

6/10
Another Life

2001 | Another Life

Edith es una joven que es completamente infeliz en su matrimonio. Su desgraciada situación la empuja a iniciar una relación sentimental con uno de sus mejores amigos. La situación se les acaba yendo de las manos y culmina con un asesinato. La película se basa en hechos reales. La trágica historia del triángulo amoroso se convirtió en todo un escándalo en la Inglaterra de los años 20.

4/10
Black Hawk derribado

2001 | Black Hawk Down

1993. Somalia es un país deshecho. Los señores de la guerra campan a sus anchas y no hay quien ponga un poquito de orden. Los americanos deciden intervenir. Una operación rápida, que descabece al tirano Mohamed Farrah Aidid de dos de sus lugartenientes. La intención es buena, pero el plan es un desastre. Dos helicópteros Black Hawk caen a tierra, y el rumbo de la operación cambia por completo: ahora de lo que se trata es de rescatar con vida a los soldados americanos atrapados. Los soldados de élite americanos, Ranger y Delta, se aprestan para la difícil papeleta. Durísimo film bélico basado en un libro de Mark Bowden, que sacrifica el retrato detallado de los personajes con la intención de mostrar, sobre todo, cómo las pasa uno en el fragor del combate. Las balas y los misiles silban, nunca hemos escuchado más de cerca las explosiones. Ridley Scott cambia los campos de batalla de Gladiator por unos más modernos pero no menos cruentos. Y en todo momento sabemos qué se cuence, dónde estamos situados en la batalla. Apoya al director inglés el especialista en superproducciones Jerry Bruckheimer, que ya apadrinó otro título bélico, Pearl Harbor. Como fue imposible rodar en Somalia, hubo que buscar otro marco adecuado, y el ideal resultó ser Marruecos.

7/10
102 Dálmatas

2000 | 102 Dalmatians

Cruella De Vil ha salido de la cárcel tras prometer que nunca, repito, nunca, volverá a pensar en algo que tenga que ver con pieles de animales. Pero la carne es débil... de modo que Cruella va a trazar un plan de acción con el diseñador de moda Jean-Pierre Le Pelt para hacerse un magnífico abrigo de piel de dálmata. Esta divertida secuela de 101 dálmatas cuento con un reparto que rebosa talento. Además de Glenn Close, se incorpora al nuevo film Gérard Depardieu, que nos emocionó hace años con Cyrano de Bergerac. Los múltiples animales (los perros y el loro Bocazas) requirieron los servicios del entrenador especialista Gary Gero. Y además se crearon por ordenador modelos de la perrita Blanquita, cuyas manchas negras en el modelo real fueron borradas digitalmente. Por cierto que el director  Kevin Lima, frente al viejo dicho cinematográfico “nunca trabajes con animales o niños”, asegura que “volvería a hacer las dos cosas”. Pues nada, ánimo, chavalote.

4/10
Wilde

1997 | Wilde

Oscar Wilde fue un gran escritor. Todos los que le conocieron atestiguan su ingenio en la conversación y su capacidad de escuchar. Su personalidad resulta altamente compleja. Amante marido y padre de familia, tuvo dos hijos. Era católico y encontraba un algo indefinible en su fe, de lo que no veía rastro en el anglicanismo de su entorno. Refinado esteta, extravagante en el vestir, con gusto por lo exquisito, le atraía la clase alta, a la que no pertenecía. Ya maduro, su afectividad le acercó a hombres jóvenes, uno de ellos, Lord Alfred Douglas Bosie. Su relación con él supuso un escándalo en la Inglaterra victoriana, y le llevó a la cárcel, donde escribió “De profundis”, una obra desgarradora, donde lamenta, y a la vez, añora, su pasión por el joven. Brian Gilbert ha filmado una película pulcra, bien ambientada, y hasta cierto punto fiel a los hechos. Stephen Fry, con una apariencia física que casa muy bien con Wilde, hace una magnífica interpretación. A pesar de todo, el film no acaba de satisfacer. Se echa de menos la genial facilidad de palabra del escritor, y el aleteo de su obra artística, presente sólo en leves apuntes. La dificultad de integrarlos en el relato es obvia, pero es allí donde el guionista, Julian Mitchell, debía echar el resto, y no lo hace. En cambio él y Gilbert optan por ceder el protagonismo a lo más polémico de Wilde: su homosexualidad. Ya el director actuó de modo semejante en Tom y Viv, al fijar la atención en aspectos discutidos de la vida del poeta T.S. Eliot. Así se dibuja una cierta intolerancia social, se suaviza el egoísmo de Bosie con Wilde, y se apunta un amor imposible con Robbie, un viejo amigo. Pese a que, como dice Fry, “nadie está del todo seguro de su implicación física en las relaciones”, el film es explícito en este apartado.

4/10

Últimos tráilers y vídeos