IMG-LOGO

Biografía

Iván Morales

Iván Morales

Iván Morales

Filmografía
Días de Navidad

2019 | Días de Navidad | Serie TV

Miniserie navideña creada y dirigida por Pau Freixas, está compuesta por tres capítulos envueltos en su arranque en la voz evocadora de Victoria Abril, y que transcurren en tres tiempos. La idea está probablemente inspirada en los fantasmas de las navidades pasadas, presentes y futuras del célebre cuento de Navidad de Charles Dickens. La atmósfera es un poco de cuento, al transcurrir todo en una idealizada casa de campo en medio de la nada, repleta de adornos navideños, el árbol, el belén, el espumillón, la mesa puesta. Pero la trama está atravesada por traumas y secretos de familia muy representativos de las miserias humanas, y de ideas muy dominantes en el pensamiento contemporáneo. Unos años después de la guerra civil española. Adela, Ester y María son tres hermanas niñas muy unidas, que se aprestan a celebrar la Navidad con los padres y los abuelas. Pero en el bosque, recogiendo leña, se encuentra a un maquis con una adolescente herida, Valentina. El hombre les confía a su hija, asegurando que la recogerá junto al lago más tarde. Entretanto, sin decir nada a sus padres, intentan que el joven médico Juan cure a Valentina. El hogar va a conocer momentos de tensión cuando irrumpe en él Manuel, guardia civil que busca al fugitivo, y que se comporta de un modo arrogante y despótico. La idea es tejer el conjunto como una red de mentiras y secretos de familia, que pugnan por salir a la luz con ocasión de las reuniones de Navidad. De modo que tenemos una historia en que se mezcla lo pasteloso –con un aire a “mujercitas” no muy sutil–, con planteamientos en boga –la infidelidad disculpada, los rencores de la guerra fraticida, el patriarcado y los malos tratos, la convivencia entre dos mujeres que quieren casarse, batiburrillo maridado de un modo bastante obvio–, y el buenismo al fondo de que el amor nos hace cometer errores, pero claro, es amor, lo que debería hacernos preguntar si ese concepto de amor no está un tanto desorientado. Dentro del reparto de culpas en unos y otros, no deja de llamar la atención que si hay algunos malos de la función, estos sean guardias civiles, de los que se hace un dibujo dedicidamente tosco. La producción está muy cuidada, y el elenco actoral femenino es fantástico, incluidas las actrices que dan vida a las hermanas niñas, adultas y ancianas.

5/10
Menú degustación

2013 | Menú degustació

El barcelonés Roger Gual debutó como realizador cinematográfico junto al argentino Julio D. Wallovits con la imaginativa Smoking Room, de 2002. Desde entonces sólo ha entregado un largometraje como director en solitario, Remake, de 2006. Esta vez se pone al frente de una coproducción hispano-irlandesa. Menú degustación hace honor a su título porque es una película muy coral y por tanto ofrece una agrupación de pequeños platos. Mar, una prestigiosa chef, ha decidido cerrar su restaurante en la cima de su éxito. A la última cena del local acude un variopinto grupo de comensales que tuvieron que reservar mesa un año antes. En ese tiempo, una condesa anciana ha enviudado, mientras que Marc y Rachel –un médico y una novelista de éxito– se han divorciado. También están presentes un editor prepotente que va con unos amigos, dos empresarios japoneses que pretenden fichar a la cocinera, acompañados de su asistente española, y un extraño individuo que cena solo y no para de hablar por el móvil. Inspirada en el cierre de El Bulli, de Ferrán Adrià, el célebre cocinero ha ejercido como asesor culinario del film. Tragicomedia que sorprende por su optimismo y sus dosis de romanticismo, quizás Menú degustación podría haber dado más de sí, pues promete reflexiones más sólidas sobre el paso del tiempo y las relaciones matrimoniales (dos personas pueden encajar o no, al igual que los ingredientes de una receta), que se quedan finalmente en poca cosa. Pero Menú degustación se sigue con enorme interés, y cuenta con acertados trabajos del conjunto del reparto, del que destacan los veteranos Stephen Rea (el solitario) y Fionnula Flanagan (la condesa), así como la española Vicenta N'Dongo (la chef). Incluso la siempre provocativa Marta Torné está contenida por una vez y tiene su gracia. El film cuenta también con pequeñas apariciones de Santi Millán, como presentador televisivo y de Nancys Rubias, el conjunto musical liderado por el popular Mario Vaquerizo.

5/10
Mi gitana

2012 | Mi gitana | Serie TV

Tras dejar el luto por la muerte de su marido, el torero Francisco Rivera "Paquirri", Isabel Pantoja decide retomar su carrera artística, lo que provoca un enorme revuelo mediático... Exitosa biografía televisiva de Isabel Pantoja, centrada especialmente en las partes más polémicas y aireadas por los medios de comunicación, como su amistad con la cantante María del Monte y la periodista Encarna Sánchez, y su relación con el corrupto ex alcalde de Marbella Julián Muñoz. La actriz Blanca Apilánez (Encarna Sánchez) es el único miembro del reparto con talento para la interpretación, aunque resulta discutible el plano tratamiento que se le da en el guión a su personaje (se presenta como una retorcida y maquiavélica víbora unidimensional que según la serie odiaba la parodia que de ella hiciera el grupo Martes y 13). El resto de actores resultan llamativamente malos, y por lo general guardan poco parecido con las personas reales a las que interpretan. La realización es plana y algunos pasajes resultan surrealistas.

1/10
Cuatro estaciones

2010 | Cuatro estaciones

La caja Kovak

2006 | The Kovak Box

El crítico mallorquín Daniel Monzón levantó grandes esperanzas cuando debutó como guionista con Desvío al paraíso, pero posteriormente su carrera como director ha sido desastrosa. El corazón del guerrero era una aburrida mezcla de fantasía, drama y humor cutre tipo Torrente, mientras que El robo más grande jamás contado era una parodia del cine de robos, con gags en la misma línea chabacana y con interpretaciones histriónicas. Así las cosas, Monzón eleva sustancialmente el nivel con este thriller serio, de producción española pero rodado en inglés, con un protagonista tan solvente como Timothy Hutton, que ganó un Oscar con Gente corriente, y que fue el pianista a punto de casarse en Beautiful Girls. El actor californiano interpreta con oficio y seguridad a David Norton, un escritor de novelas de ciencia ficción que recala en Mallorca para dar una conferencia, tras ser contratado por un misterioso individuo. Le acompaña su prometida, a la que aprovecha para pedir en matrimonio. Pero ésta fallece tras caer inesperadamente por la ventana, en lo que parece un intento de suicidio. Cuando está en el aeropuerto a punto de abandonar la isla, le aborda una misteriosa chica que también cayó por la ventana. El asunto guarda muchas similitudes con la trama de la primera novela de Norton, en la que el estado implantaba un chip en la cabeza de los ciudadanos, para incitarles al suicidio en caso de que se volvieran peligrosos. Quien sea que haya orquestado la trama criminal es un lector que conoce la obra de Norton al dedillo. El propio Monzón ha escrito con Jorge Guerricaechevarría, habitual de las películas de Álex de la Iglesia, un guión con numerosos puntos de interés, en torno a los límites de los avances científicos, y los efectos perversos de la creación artística. Aunque todo se queda en un MacGuffin, expresión acuñada por Hitchcock para referirse a una excusa que propicie un thriller inquietante. El cineasta consigue efectivamente mantener la tensión, logra alguna buena escena de suspense, y maneja muy bien al reparto internacional, en el que además de Hutton están presentes el irlandés David Kelly y la española Lucía Jiménez. Es una pena que teniendo los medios y los actores propicios el film no haya fructificado en algo de mayor entidad, con momentos memorables.

4/10
Obsesión de sangre

2005 | Ti piace Hitchcock?

Giulio es un joven cinéfilo de 23 años, que queda fascinado por dos chicas, Sasha y Federica, a las que encuentra cuando acude al videoclub a alquilar Extraños en un tren, de Alfred Hitchcock, su director favorito. Sasha vive justamente enfrente, y Giulio empieza a espiarla hasta que es testigo del asesinato de la madre de la muchacha. Según le cuenta a su novia, Giulio sospecha que al igual que en la película que se llevó del videoclub, Sasha y Federica han llegado a un acuerdo siniestro: cada una de ellas asesinará a la persona que obstaculiza la vida de la otra. Uno de los trabajos menos conocidos del maestro del 'giallo', Dario Argento, que lo filmó directamente para televisión. Sin embargo, es uno de los mejores, sobre todo porque cuenta con un ingenioso guión, que homenajea a Hitchcock, mediante una mezcla de los argumentos de La ventana indiscreta y Extraños en un tren–.

6/10
El truco del manco

2008 | El truco del manco

Dos amigos comparten un sueño: montar un estudio musical. Ellos son Cuajo, un payo agitanado que, debido a una parálisis cerebral, anda con dificultad; y Adolfo, un mulato que lleva mal el alcoholismo de su anciano padre. La pareja se ha lanzado a la reforma de un local, y trampeando consiguen el equipo que necesitan; pero aún les falta dinero para pagar a los obreros, y por ello se lanzan a vender videoconsolas, con gran éxito, y abrigos de visón, que éxito nulo. El intermediario se mosquea cuando no recibe el dinero acordado, y Cuajo y Adolfo empiezan a verse con el agua al cuello.Neorrealismo a la española. Tono documental y ambientes marginales, interesantes tipos humanos que se esfuerzan por salir adelante, son las notas dominantes del debut en el largo de Santiago Zannou, que antes hizo los cortos Mercancías y Cara sucia, este último ganador del Goya. El cineasta, hijo de africano y aragonesa, muestra inquietudes sociales a la hora de bosquejar los muchos obstáculos que han de superar los protagonistas para salir adelante. Conmueve ver a Cuajo bajando con esfuerzo denodado una escalera, o teniendo dificultades para ligar con una joven, o a Adolfo llevar a urgencias al desastre de su padre, y estar él mismo enganchado a la droga. Los actores son no profesionales -Langui, que encarna a Cuajo, tiene una tara física de nacimiento, y lidera una banda de hip-hop-, y resultan convincentes en su aspecto de personas bregadas por la vida, ese “no me digas que no se puede” de Cuajo tiene el atractivo de lo real, del tipo que sabe lo que es luchar en esta vida. Hay lirismo en algunos pasajes de este canto a la amistad, y un tono agridulce en las escenas en que lo que uno se propone se derrumba como un endeble castillo de naipes. Quizá Zannou se demora en exceso en algunos pasajes, y el tono cutrerrealista puede ahuyentar al espectador. Pero es obligado reconocerle su pulso narrativo.

5/10

Últimos tráilers y vídeos