IMG-LOGO

Biografía

Jamie Hector

Jamie Hector

Jamie Hector

Filmografía
Bosch (2ª temporada)

2016 | Bosch | Serie TV

Segunda temporada de la serie televisiva basada en el personaje novelesco de Michael Connelly, el agudo y temperamental detective de la policía de Los Ángeles Harry Bosch. Tras la resolución de su último caso y una suspensión temporal por agredir a un compañero, Harry se reincorpora al tajo. Le toca investigar la muerte violenta de un director de películas pornográficas, caso que colisiona con otro federal de mayor envergadura, que tiene todos los visos de estar relacionado con el terrorismo. El se centrará en su caso de asesinato, lo que le lleva a Las Vegas y le pone en una situación desagradable, cuando descubre un vínculo entre el asesinado y su propia ex mujer, Eleanor Wish, que vive con su hija adolescente Maddie y su nuevo marido en esa ciudad, trabajando en el mundo de los casinos. Como telón de fondo se encuentra la campaña para elegir al nuevo alcalde de Los Ángeles, que busca el apoyo el director adjunto de la policía, Irvin Irving, Por otro lado, su hijo policía intenta labrarse una carrera propia tratando de infiltrarse en una red chanchullera dentro del propio cuerpo policia. De nuevo al estilo de The Wire nos sumergimos en el mundo de las investigaciones policías, a menudo sórdido, con comportamientos nada ejemplares, por supuesto entre la delincuencia, pero también al chocar intereses entre unos y otros policías. Titus Welliver sigue demostrando que ha interiorizado bien su personaje de detective duro, que trata de mantener vivos los vínculos con su familia, sobre todo con su hija. Y resultan creíbles los pasos que da, con su compañero del alma Jerry Edgar, y bajo las órdenes de la teniente Grace Billets, con la que se entiende bien. Los personajes y sus conflictos son perfectos para introducir un poco de humanidad ante crímenes y explotaciones de las personas degradantes, con palizas frecuentes y clubes de alterne donde las mujeres son simple objeto. Por otro lado, el showrunner Eric Ellis Overmyer sabe trenzar bien los distintos hilos narrativos y ramificaciones del caso, que capítulo a capítulo logran crecer en interés hasta su desenlace. Un puñado de competentes directores y un reparto bien escogido, y que lo hacen bien, redondean el buen resultado final.

7/10
Bosch

2014 | Bosch | Serie TV

Adaptación del las andanzas de Hieronymus "Harry" Bosch, el policía protagonista de muchas de las populares novelas de Michael Connelly. Su nombre es evidentemente una alusión al pintor flamenco del siglo XV bien conocido por sus representaciones del paraíso y el infierno. Porque en efecto, por su trabajo en el departamento de la policía de Hollywood en Los Ángeles, le toca investigar casos muy dolorosos, en los que asoma lo peor de la naturaleza humana, con personas brutalmente asesinadas, cuerpos mutilados y almas trastornadas que están hechas añicos. De modo que se produce un verdadero descenso al averno, con personajes muy degradados moralmente, donde no se escatiman detalles sórdidos. El hallazgo de un hueso humano por un perro destapa el enterramiento de un niño que murió repetidamente golpeado veinte años atrás. Los hechos coinciden con la detención de Raynard Waits, un serial killer que mata varones blancos jóvenes, y que inesperadamente afirma que comenzó sus asesinatos con el niño cuyos huesos han sido descubiertos recientemente. El propio Connelly ha intervenido en el desarrollo de esta serie televisiva de Amazon desarrollada por Eric Ellis Overmyer. Sigue la tradición de otros seriales policíacos como el celebrado The Wire, que junto al desarrollo de la trama de intriga incluye algunas cuestiones políticas y pinta el día a día de los detectives, incluidas sus relaciones familiares y sentimentales, el trato con otros agentes y superiores, los tribunales... En este sentido tiene fuerza el dibujo de Harry, bien interpretado por Titus Welliver: su profesionalidad, que raya en lo obsesivo, dedica todo su tiempo a la investigación; su hogar roto, su ex, que fue agente del FBI, se trasladó a Las Vegas con su hija adolescente Maddy, con la que intenta mantener los vínculos, aunque le cuesta; su nueva relación sentimental con una policía novata, que le va a traer más de un quebradero de cabeza; su pasado traumático, pues su madre prostituta fue asesinada, y acabó en un reformatorio. Precisamente este último background sirve para conectar a Harry con el asesino al que persigue, siniestro individuo frío y manipulador, bien interpretado por Jason Gedrick, verdadero antagonista.

7/10
The Wire (Bajo escucha) (4ª temporada)

2006 | The Wire | Serie TV

Polis y criminales en las calles de Baltimore. David Simon demuestra una enorme habilidad para seguir desarrollando tramas criminales, con un magnífico perfilado de los numerosos personajes, estamos ante un auténtico mosaico humano, donde ninguno de los retratados queda reducido al cliché, todos tienen complejidad psicológica, algo tremendamente meritorio. La 4ª temporada de esta serie policial sobre los trapicheos en la calle de los narcotraficantes y el esfuerzo policial por detenerlos se centra en 4 adolescentes afroamericanos, a los que toca sobrevivir en unas calles infestadas de droga, un entorno cruel donde la vida no tiene ningún valor, los chicos son completamente prescindibles. Así, se presta la máxima atención al sistema educativo, que falla a los chicos de los bajos fondos, impidiendo que se haga realidad en ellos el sueño americano. En los esfuerzos para ofrecer recursos a los chicos jóvenes, muy dañados por su entorno familiar y del barriol, cobran importancia dos antiguos policías: Roland 'Prez' Pryzbylewski da ahora clases en un instituto, y sus buenas intenciones para enseñar matemáticas chocan con la escasa motivación de sus alumnos; mientras que Howard 'Bunny' Colvin, que como jefe de policía ya hizo un singular experimento haciendo la vista gorda sobre determinados punto de venta de droga, para reducir la tasa de criminalidad, ahora en el sistema escolar se suma a un experimento de un estudioso universitario para dar clases especiales a los alumnos más conflictivos. Además, la serie sigue desarrollando todos los temas de la lucha política y la corrupción, en torno a los esfuerzos del concejal 'Tommy' Carcetti en su lucha por la alcaldía de la ciudad. Se trata de alguien idealista, pero con el handicap de su piel blanca y de la tozuda realidad, es difícil cambiar hábitos y modos de hacer muy arraigados en Baltimore. En el desarrollo de la serie hay riesgos como el de conceder menos espacio a Jimmy McNulty, quien ahora como oficial de a pie, preocupado por su familia, lleva una vida más sana, y ha abandonado su afición al alcohol, y sus pretensiones de resolver los problemas de la ciudad él solito. En los episodios hay momentos muy dramáticos, por ejemplo con Bubbles que trata de sacar del hoyo a un joven al que mira casi como a un hijo, o la radical transformación de un adolescente, buen chaval inicialmente, en despiadodo criminal. Ciertos descubrimientos macabros relacionados con las luchas de bandas por tener el control de la distribución de las drogas son impactantes.

8/10
The Wire (Bajo escucha) (3ª temporada)

2004 | The Wire | Serie TV

La serie creada por David Simon sigue la tónica habitual de calidad en su tercera entrega, tomándose su tiempo en ir poniendo las piezas sobre el tablero de una trama compleja sobre el trabajo policial en la degradada Baltimore, donde impera el tráfico de drogas y la delincuencia, y en que los políticos piensan más en su poltrona que en la meta primordial de mejorar la vida de los ciudadanos, de mayoría negra. Temas de calado, incluido el propio sentido del trabajo –Jimmy McNulty obligado a preguntarse que está haciendo con su vida, sólo centrado en su trabajo policial y en relaciones sexuales sin compromiso–, conviven con la evolución de los personajes, todos muy bien perfilados, en una sociedad corrupta donde resulta difícil llevar una vida más o menos normal. Jimmy McNulty decide iniciar su propia investigación, para aclarar si D’Angelo Barksdale se suicidó realmente en la cárcel o fue un asesinato propiciado por su entorno, que temía que testificara contra ellos. En las calles, sigue la guerra de bandas, por lo que el comandante Rawls y el comisionado Ervin H. Burrell presionan a los agentes de policía para que extremen la vigilancia. Por otro lado, el carismático traficante Omar Little sigue planeando meticulosamente sus golpes. La tercera temporada de esta prestigiosa serie policiaca se centra en las actuaciones de los líderes políticos de la ciudad de Baltimore, con respecto a la corrupción, el tráfico de drogas y la violencia callejera. También muestra a Stringer, un gángster que busca la honorabilidad invirtiendo en negocios inmobiliarios utilizando el dinero del narcotráfico. Y aborda con ingenio la idea del comisario Colvin, a punto de jubilarse, de obligar a los traficantes a operar en tres áreas muy delimitadas –Hamsterdam apodan a esta zona franca los camellos–, lo que viene a ser una especie de legalización controlada de las drogas, por supuesto a espalda de sus superiores, y que obtiene resultados espectaculares en el descenso de la criminalidad. En lo relativo a las radioescuchas, rebosa ingenio el modo en que abordan lo que parece un obstáculo insuperable a la hora de pinchar los teléfonos, el que sean desechables y sean renovados cada 15 días. Entre los actores que se incorporan destaca Aidan Gillen (hijo de Helen Mirren en En el nombre del hijo) como el ambicioso político que acaricia postularse a la alcaldía Tommy Carcetti.

8/10

Últimos tráilers y vídeos