IMG-LOGO

Biografía

Steve Buscemi

Steve Buscemi

62 años

Steve Buscemi

Nació el 13 de Diciembre de 1957 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

El perfecto canalla

26 Junio 2015

No son los ojos más bonitos de Hollywood, pero sí los más expresivos. Steve Buscemi (Nueva York, EE. UU., 1957) es uno de los grandes veteranos de la industria Norteamericana con más de cien películas a sus espaldas. Ha trabajado con Scorsese, Tarantino, Tim Burton, Woody Allen, los hermanos Coen y un largo etcétera. Su cara de criminal, sus marcadas ojeras y sus tics nerviosos se han paseado por obras icónicas como “Fargo”, “Pulp Fiction” o “El gran Lebowski”. Habitual secundario de lujo, con “Boardwalk Empire” ha demostrado su valía como protagonista, lo que le ha hecho merecedor de un Globo de Oro. 

Aunque antes de ser actor Steve Buscemi anduvo dando tumbos por diferentes profesiones -fue lavaplatos, bombero y vendedor de periódicos entre otras cosas- su interés por la interpretación le llegó muy temprano. A los siete años jugaba a ser Batman mientras lo filmaban, y en su colegio de Long Island era un fijo en las representaciones teatrales. Sin embargo, tuvo que esperar hasta los 28 años para tener un trabajo importante en la gran pantalla. La oportunidad le llegó de las manos de Bill Sherwood y su película Parting Glances (1986). Su papel era el de un cantante de rock homosexual que tenía sida, por lo que Buscemi se convirtió en el primer actor que interpretaba a una persona con esta enfermedad. Su representación nos dejó claro que los personajes marginados, con manías y gesto extraños, que comunican con su forma de moverse, eran lo suyo.

Pero los papeles que le hicieron grande fueron aquellos en los que Steve interpretaba a un criminal. En Fargo, una de sus múltiples colaboraciones con los hermanos Coen, dio muestras de su capacidad para crear personajes tan peligrosos como despreciables, siempre capaces de lo peor. Sin embargo, la película que realmente lo consagró como uno de los mejores delincuentes de Hollywood fue Reservoir Dogs. En ella encarnaba al Señor Rosa, un hombre inteligente y egoísta, misterioso y ruin, que se escapa con el botín del golpe. Acerca de la tendencia a hacer este tipo de personajes el actor dijo lo siguiente: “Mi crítica favorita me describe como el equivalente cinemático de un correo no deseado; no sé qué significa eso, pero parece una indirecta”.

Con estas películas se fue labrando un nombre en el panorama independiente americano, pero Steve no se encasilló en el cine de bajo presupuesto y participó en superproducciones de los 90 como Con Air y Armageddon. En ellas se codeó con actores como Bruce Willis, Ben Affleck, Nicolas Cage o John Malkovich. Desde entonces, alterna trabajos en blockbusters con pequeñas producciones, casi siempre haciendo papeles secundarios pero dejando una gran huella allí por donde pasa.

En televisión participó en obras icónicas como Corrupción en Miami o la gran Los Soprano. En esta última, además de actuar en dieciséis episodios, dirigió cuatro, demostrando así su perfecto dominio de la profesión; de hecho, ha realizado algunos filmes interesantes como Animal Factory o Trees Lounge (Una última copa), producciones modestas de buena factura. Su gran papel le llegó con la producción de Scorsese para la pequeña pantalla Boardwalk Empire, un drama de época ambientado en la Atlantic City de la década de los 20, en plena ley seca. Aquí Buscemi interpreta al personaje principal, Nucky Thompson, un político que controla la ciudad y que, debido a sus actividades delictivas, se codea tanto con los líderes políticos como con los capos de la mafia. Esta obra recibió el Globo de Oro a Mejor serie dramática, al igual que el propio Buscemi.

Gracias a su buen hacer y a su peculiar físico, se ha convertido en uno de los grandes veteranos de Hollywood. Ha trabajado tanto en el cine de gran presupuesto como en películas independientes, y ha colaborado con muchos de los más destacados cineastas del panorama actual. Buscemi es, sin duda, uno de los mejores canallas del cine; su aspecto y sus gestos logran que sintamos verdadero desprecio por los personajes a los que interpreta, casi siempre de los bajos fondos.

Su gran carrera en la industria la ha compatibilizado con el activismo social. En 2001 trabajó como voluntario tras los atentados del 11 de septiembre con su antiguo cuerpo de bomberos. En 2003 encabezó un grupo de protesta, junto a Ethan Hawke y Jessica Lange, contra las acciones estadounidenses en la Guerra de Irak. Además, también es un tenaz defensor de los derechos de los animales. Está casado con la directora y actriz Jo Andres, con la que tiene un hijo, Lucian Buscemi. Uno de los hermanos de Steve, Michael Buscemi, también es actor y ha trabajado tanto en televisión como en cine.  

Filmografía
Los muertos no mueren

2019 | The Dead Don't Die

Centerville, un pueblecito de la América profunda. Dos policías, Robertson y Peterson, apatrullan la zona, en que afrontan denuncias como la de que, según el supremacista granjero Frank Miller, el sintecho Hermit Rob está matando a sus gallinas. Más serio resulta el salvaje destripamiento de dos mujeres en una cafetería, podrían haber sido víctimas de uno o varios animales salvajes. Aunque la culpa la podrían tener también los zombis, que comienzan a salir de sus tumbas, coincidiendo con el fracking de los casquetes polares. Curiosamente, algunos lugareños tienen sólidas nociones de cómo acabar con los muertos vivientes, lo mejor es cortarles la cabeza, según sabe bien Zelda, que regenta la funeraria, o Bobby, que se ocupa de la tienda de la gasolinera, y ha visto todas las películas de zombis que puedan imaginarse. En cambio, tres jovenzuelos de ciudad, que se alojarán en un motel, parecen carne de cañón para los zombis. Delirante película escrita y dirigida por Jim Jarmusch, que ha demostrado ya antes que las películas de género pueden abordarse de un modo “diferente”, ya sea el western (Dead Man), las cintas de sumuráis (Ghost Dog) o las de vampiros (Sólo los amantes sobreviven). En esta ocasión se encuentra lejos de las elevadas cotas de maestría alcanzadas en sus mejores filmes –con permiso de sus cintas de los 80–, Paterson y Flores rotas, que protagonizaron respectivamente Adam Driver y Bill Murray, presentes en el film, así como otros de los artistas con los que trabaja más a gusto, como Tilda Swinton y sus buenos amigos Tom Waits e Iggy Pop. Porque se limita a entregarnos un divertimento, donde entre guiño y guiño parece tomarse a cuchufleta el subgénero de terror de muertos vivientes, con un sentido del humor muy reconocible y surrealista, que apreciarán sus seguidores incondicionales. En cambio a los abonados a The Walking Dead o a las películas de George A. Romero, puede que les rompa el saque, y no perdonarán tal vez que se quite el hierro al supuesto sublime simbolismo del zombi, de una sociedad que se encuentra ya muerta en vida, o sea, no puede morir, como indica con guasa el tautológico título del film, citando una canción recurrente de Sturgill Simpson compuesta para la película. Y eso que Jarmush ha sembrado el film de homenajes y citas a películas de muertos vivientes. Aunque abundan las escenas de decapitamientos, no estamos antes una película de violencia gráfica y desagradable, se busca sobre todo ofrecer momentos de lacónico surrealismo, con intercambios dialécticos que no disgustarían seguramente al finlandés Aki Kaurismäki. El resultado, aunque simpático, es irregular, aparte de que Jarmusch no inventa precisamente el género paródico de zombis, que ya ha dado pie a títulos como Bienvenidos a Zombieland o Memorias de un zombi adolescente.

5/10
Miracle Workers

2019 | Miracle Workers | Serie TV

Ya falta poco para saber si Dios definitivamente destruirá la Tierra o si los ángeles Craig (Daniel Radcliffe) y Eliza (Geraldine Voswanathan) serán capaces de cumplir su mejor milagro hasta la fecha: hacer que dos humanos se enamoren.

Nancy

2018 | Nancy

Lean on Pete

2017 | Lean on Pete

Charlie es un adolescente, establecido recientemente en las proximidades de Portland. El chico añora algo parecido a un hogar: la madre les abandonó siendo él muy pequeño, el padre le quiere pero es un mujeriego que se mete fácilmente en líos. Echa en falta especialmente a su tía, de la que conserva una fotografía con él de niño. Casualmente conoce a Del, un tipo que malvive entrenando caballos de carreras. Aunque no es perfecto, es buena persona y le da trabajo. Lo que propicia el encariñamiento de Charlie hacia un caballo de cinco años, Lean on Pete, que fácilmente podría acabar en el matadero cuando deje de resultar rentable. Chaval, caballo, carreras. Con estos elementos se puede entregar con facilidad y en el mejor de los casos una película previsible. Lean on Pete no lo es, sorprende gratamente por su realismo y contención, no busca la emoción y la lágrima fáciles, y lo que vemos resulta creíble, lo que no necesariamente significa desagradable, y también conmovedor. Quizá el film es algo largo, con pasajes algo extendidos, pero tiene sentido el riesgo de tomarse un tiempo para contar bien lo que se pretende. Andrew Haigh (45 años) adapta una novela de Willy Vlautin, que muestra con habilidad el proceso de maduración del protagonista, un magnífico Charlie Plummer, visto recientemente en Todo el dinero del mundo. Al chico le toca soportar la mayor parte del peso de la película, en gran parte acompañado del caballo que da título al film, y sale airoso del difícil reto. Resulta muy creíble como joven sensible, capaz de conectar con las personas, sometido a duras pruebas, y que desarrolla una relación muy especial con Pete. El director y guionista sabe ir mostrando además una amplia galería de personajes en el periplo de Charlie hacia Laramie, Wyoming, buen reflejo de parte del paisaje humano de Estados Unidos que a veces los medios y los políticos se empeñan en ignorar, donde todos los actores están muy bien: Travis Fimmel, el padre, Steve Buscemi, el entrenador, Chloë Sevigny, la jockey, y Steve Zahn, el tipo que le acoge en la caravana, pero también otros secundarios desconocidos de breve presencia en roles camareros, veteranos de Irak, encargados de un establecimiento, una joven obesa que vive con su abuelo… No hay un empeño a toda costa por entregar una película "bonita", ni se juega de modo desproporcionado con la incertidumbre del resultado de las carreras. La película es sobre todo, muy humana –equina también, por supuesto–, y por ello, bella.

7/10
Philip K. Dick's Electric Dreams

2017 | Philip K. Dick's Electric Dreams | Serie TV

Serie antológica compuesta de diez episodios basados en relatos cortos de Philip K. Dick, el prestigioso autor de ciencia ficción responsable de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", que dio pie al mítico film Blade Runner. De hecho, el título englobador "Electric Dreams", "Sueños eléctricos", es una alusión a las historias imaginadas por Dick a partir del título de esa obra. El planteamiento, de historias sorprendentes de anticipación con final rompedor, conecta con otros populares seriales televisivos, como Alfred Hitchcock presenta, Dimensión desconocida, Cuentos asombrosos, o, más reciente, Black Mirror. Los diez episodios cuentan con directores, guionistas y actores diferentes, por lo que el interés de las historias es desigual, algunos entusiasmarán más que otros, también según gustos o humor cuando se ven. En cualquier caso, se trata de fábulas de advertencia, que nos proponen situaciones con una humanidad cada vez más deshumanizada, que corre el riesgo de perder sus rasgos de identidad con una tecnología cada vez más perfecta, pero que nos puede hacer olvidar nuestra singularísima e irrepetible condición personal, quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos. Y lo que se cuenta trata de adaptarse a las circunstancias de los comienzos del siglo XXI, no podemos olvidar que muchos relatos originalmente fueron escritos hace más de 50 años, cuando no había móviles, internet, etc, etc. Tampoco era entonces tan abrumadora la presión en pro de la diversidad sexual. En "Real Life", se nos presenta una historia donde el escapismo a través de la realidad virtual conduce a no distinguir cuál de dos posibles vidas es la verdadera. "The Conmuter" nos habla de una parada no prevista en un tren, que conduce a Timothy Spall a un mundo de felicidad demasiado perfecta. En "Impossible Planet" una anciana con la cara de Geraldine Chaplin ahnela volver a la romántica e idílica Carolina del Norte de su niñez, aunque la Tierra es un planeta radioactivo. Un científico anodino al que da vida Steve Buscemi podría ver cómo cambia su vida si acepta los planes de una mujer sintética para rebelarse contra el sistema en "The Crazy Diamond". "Kill All Others" habla con acidez de la manipulación de los políticos, con una lideresa a la que encarna Vera Farmiga, que invita a matar a los diferentes, mientras que los "borregos" no se cuestionan nada. También habla con fuerza de la manipulación, en este caso a cuento de la amenaza terrorista, "Safe & Sound", hasta el punto de que va a sufrir una relación entre madre (Maura Tierney) e hija (Annalise Basso). Y "The Hood Maker" habla de una sociedad controlada por policías que usan los poderes telepáticos de algunos de sus agentes, y que se rebelan con unas misteriosas máscaras. Tu padre (Greg Kinnear) tal vez no sea tu padre, propone la inquietante "Father Thing", una curiosa variación muy lograda sobre el clásico La invasión de los ladrones de cuerpos. "Autofac" alerta acerca de los peligros del consumismo. También en "Human Is", un marido militar (Bryan Cranston) vuelve cambiado de la batalla.

6/10
La muerte de Stalin

2017 | The Death of Stalin

1953. La Unión Soviética es un hervidero de detenciones, torturas, delaciones y asesinatos arbitrarios por parte del partido comunista. Nadie está a salvo, ni siquiera los políticos más influyentes del sistema. Lo comprobarán los miembros del alto gabinete cuando Josef Stalin muere inesperadamente a causa de una hemorragia cerebral. Los miembros del politburó –Malenkov, Khrushchev, Beria, Molotov, Mikoyan, Bulganin, etc.– vivirán entonces días de gran agitación. Sátira política de afilada originalidad basada en el cómic homónimo de los franceses Fabien Nury y Thierry Robin, el primero autor también del guión. Asistimos a una historia delirante en donde una serie de personajes, altos cargos de la URSS, dan rienda suelta a su perplejidad ante la muerte del camarada Stalin, al que no se sabe si adoran o desprecian. En cualquier caso hay que salvar las apariencias y actuar conforme al camarada le hubiera parecido bien, siguiendo un estricto guión protocolario diseñado en caso de muerte del tirano. La esperpéntica visión del comunismo y el rastrero retrato que se ofrece de aquellos históricos prohombres ante los cuales temblaban casi doscientos millones de personas es ciertamente llamativo, una mofa constante de su inteligencia, donde quedan al descubiertos sus bajezas y mezquindades, su absoluta falta de equilibrio. La muerte de Stalin persigue ridiculizar el comunismo soviético, y eso lo logra con creces. El cine del director escocés Armando Iannucci gusta de referir temas políticos con sentido del humor, como demostró en In the Loop o en series de éxito como Veep. Aquí repite fórmula con un humor constante, paródico hasta el extremo, que alcanza algunos momentos cotas bastante altas, aunque no siempre inviten a la carcajada, mientras que el tono –más o menos elegante salvo en el uso de algunos vocablos procaces– resulta de lo más adecuado para describir el surrealista circo de payasos en que se convierte el gobierno soviético durante algunos días, lo cual no significa que la muerte pueda esconderse detrás de la esquina. Porque se describe bien la lucha entre Khrushchev y Beria por tomar el control del país, conspirando aquí y allá siempre con intereses personales en nombre del partido, del futuro soviético y bla, bla, bla. Del reparto coral destacan sin duda un maquillado Steve Buscemi en el papel de Khrushchev, el alelado Jeffrey Tambor como Malenkov y el más maquiavélico Simon Russell Beale en el de Beria.

6/10
Norman: El hombre que lo conseguía todo

2016 | Norman: The Moderate Rise and Tragic Fall of a New York Fixer

Hombre de negocios neoyorquino de poca monta, Norman Oppenheimer sabe “nadar muy bien”, la expresión que usa para explicar sus trapicheos. Por ejemplo, regala unos zapatos a un secretario de Estado de Israel en horas bajas, para ir después dándoselas de que le conoce a un millonario de cara a que les invite a cenar, de los negocios que puedan salir de ahí algo sacará, piensa. El asunto no saldrá tal como él esperaba, pero el destino tiene reservado a Norman un curioso giro. Primer film escrito y dirigido en inglés por Joseph Cedar, tras varios filmes en hebreo, como Pie de página. Crítica en tono de fábula las relaciones interesadas en el mundillo de los negocios, donde manda el cinismo, se valora a las otras personas únicamente por su utilidad. En la política hoy en día todo vale con tal de mantenerse arriba, por lo que los principios quedan muy atrás, y si se tiene que traicionar a un amigo, da un poco igual. Aunque se pinta un panorama desolador, donde resulta imposible encontrar a alguien honesto, se deja cierto espacio para la esperanza, pues hasta los personajes más turbios pueden tener un gesto altruista. Quizás le sobra metraje, mientras que el guión a veces precipita demasiado la descripción de los negocios del personaje central. Pero cuenta con actores de categoría en pequeños papeles, como Michael Sheen, Steve Buscemi, Dan Stevens, o Charlotte Gainsbourg. Aunque todo está al servicio del lucimiento de Richard Gere, que tras encarnar a un mendigo en Invisibles, aquí da un paso más para que se le acepte en papeles distintos al galán de Pretty Woman. Consigue darle cierta humanidad a un personaje del que se desconoce absolutamente todo.

6/10
The Ridiculous 6

2015 | The Ridiculous 6

Tommy Stockburn, blanco que vive con los indios, parte en busca de su progenitor, forajido secuestrado por una banda con la que mantiene una deuda. Por el camino, Tommy descubrirá que tiene cinco hermanos, que querrán ayudarle en su cometido. La plataforma de emisión en streaming Netflix suele lograr buenas críticas con sus series (House of Cards), que revalidó con Beast of No Nation, de Cary Fukunaga, su primer largometraje creado especialmente para su estreno online. Pero se estrella del todo con el segundo, The Ridiculous 6, uno de los films más ridículos, valga la redundancia, de la carrera de Adam Sandler, que ha dejado muy atrás la calidad de El chico ideal, aquella cinta que al principio de su carrera hacía presagiar otra cosa. Aquí vuelve a ponerse a las órdenes del realizador de aquélla, Frank Coraci, que sin embargo en estos años ha perdido gas. Quizás por la aparición del veterano Nick Nolte, el único que logra mantener el tipo como padre del protagonista, The Ridiculous 6 empieza con cierta fuerza. Pero enseguida todo se va al traste por el abuso del humor escatológico (un numerito basado en las deposiciones de un burro da vergüenza ajena) y hasta machista (las mujeres de la tribu tienen nombres como Zorra Fumadora o Sin Sostén, ¡en la línea del cine de Antonio Ozores!). La acumulación de gags con poca chispa deriva en una sensación de que el metraje se alarga innecesariamente. En una línea que recuerda a las secuelas de Torrente, el protagonista, también productor y coautor del guión, cuenta con el apoyo de numerosos 'amiguetes', dispuestos a hacer el tonto, pero totalmente desaprovechados. Así, aparecen por la pantalla los conocidísimos Steve Buscemi, Danny Trejo, Steve Zahn, John Turturro, y Vanilla Ice, entre otros. En suma, un cocktail de humor y western más cercano a la desastrosa Mil maneras de morder el polvo que a la brillante Maverick.

3/10
Invisibles

2014 | Time Out of Mind

Sobria cinta escrita y dirigida por Oren Moverman, sin concesiones al sentimentalismo fácil, ni siquiera a la idea de vender al espectador una conciencia social. Estamos en Nueva York, y sin saber cómo ha llegado a tal situación, seguimos las tribulaciones de George, un tipo que ha tocado fondo. Sin hogar, después de haber vivido como okupa en una casa, se ve obligado a acudir a un albergue. Le vemos tratando de pasar la noche en el vestíbulo de un hospital, mantener conversaciones en que parece algo ido, trabar una especie de amistad con un mendigo negro, verle observar a una chica que podría ser su hija... De este modo, Moverman va componiendo un puzzle que permite al público hacerse una idea de cómo podría ser la historia del mendigo que pide dinero en la puerta de la iglesia, o del que duerme entre cartones en el vestíbulo del cajero automático de un banco. Logra crear esa atmósfera, y el final es digno de aplauso, sin palabras queda dicho todo, una apertura a la esperanza. Eso sí, las dos horas de metraje se hacen largas, muy largas, exigen el esfuerzo del espectador. Richard Gere compone bien al protagonista, sin un ápice de glamour, aunque precisamente su buena facha hace pensar que cualquiera puede acabar arrastrándose en el fango de la desgracia de una familia rota, la ruina económica, etc. Jena Malone, como su hija, también brilla en su breve pero importante presencia.

6/10
Boardwalk Empire (5ª temporada)

2014 | Boardwalk Empire | Serie TV

La temporada final de la emblemática serie gangsteril apadrinada por Martin Scorsese, y que aborda el mundo del hampa desde la óptica de Enoch "Nucky" Thompson y su actividad criminal dirigida desde Atlantic City. Estados Unidos sufre la Gran Depresión, y Nucky prepara el terreno para la inevitable derogación de la Ley Seca que convertirá la actividad de la venta de alcohol en legal. Por ello viaja a Cuba, donde con la colaboración de Sally Wheet y el apoyo de un senador corrupto espera poder traer a Estados Unidos el ron Bacardi. Su encuentro en La Habana con Lucky Luciano le hace pensar que algo se está cociendo a sus espaldas. Entretanto Chalky White cumple trabajos forzados, pero logrará fugarse. Y Margaret, la esposa de Nucky, verá comprometida su posición de secretaria en el mundo de la Bolsa cuando su jefe se pega un tiro delante de todos los empleados. A estos hilos narrativos se suman la infancia de Nucky, que apunta a cómo derivó a su dedicación delictiva, de un modo claramente deudor de El padrino II. La serie creada por Terence Winter para HBO discurre fiel a las señas de identidad de las pasadas temporadas, lo que significa magnífica recreación de la época, cuidado desarrollo de los personajes con un reparto estupendo encabezado por Steve Buscemi, intriga en las distintas subtramas, y exceso de sexo y violencia, por no decir regodeo a veces un pelín grotesco. Las novedades estriban sobre todo en la inclusión de la niñez de Nucky, que recuerda a la de Vito Corleone, y al deseo de éste ya adulto por involucrarse en nuevos negocios honrados, lo que no es tan sencillo como sería de desear.

7/10
Con la magia en los zapatos

2014 | The Cobbler

La vida de Max Simkin es una calamidad. Sin alicientes ni planes de futuro, se aburre soberanamente en su zapatería en el Lower East Side de Nueva York, heredada de padres a hijos desde hace generaciones. No tiene novia, ni amigos, ni vida social. Tan sólo se habla de cuando en cuando con el barbero del negocio colindante y por las noches con su anciana madre, con quien vive. Pero el hallazgo de una máquina de coser mágica puede dar un vuelco a su existencia. Y es que gracias a ella, al ponerse los zapatos de sus clientes, su apariencia física se transforma y se convierte en ellos. De la noche a la mañana, Max puede vivir cualquier vida... Thomas McCarthy es uno de esos actores que de cuando en cuando escribe y dirige películas. Tanta calidad tienen estas últimas que ha alcanzado un gran prestigio en ese campo creativo, prenda del cual son títulos excelentes como Vías cruzadas o The Visitor. Ahora, alejándose del tono más dramático de sus trabajos anteriores, por primera vez se adentra en el género de la comedia fantástica, con una fábula urbana, a veces tragicómica, escrita en colaboración con Paul Sado, donde se habla de la importancia de “ponerse en el lugar del otro” si uno quiere que su vida tenga sentido, y se tocan temas como la amistad, los padres y los hijos o la búsqueda de un sentido para vivir. La película es agradable pero no alcanza la calidad de los anteriores trabajos del cineasta. Indudablemente el conjunto bebe de dos fuentes: en primer lugar, el cine de Frank Capra, con esa alusión al ángel en el inicio del film, el optimismo de fondo y el desenlace sorpresivo, con sus referencias acerca de las fuerzas del bien y del mal que luchan en el mundo; y en segundo lugar, los relatos del Woody Allen más neoyorquino, judío y juguetón, con el tono ligero y saltarín de filmes fantasiosos como Alice o Midnight in Paris, y el sempiterno jazz sonando de fondo. Pero no todo funciona igualmente bien en Con la magia en los zapatos –empezando por el título… ¿Qué ridícula necesidad había para cambiar el original “El zapatero”?–, pues aunque la historia comienza con garra, va perdiendo fuelle y se dispersa demasiado deslizándose hacia tramas anecdóticas, narrativamente tramposillas y en general tontorronas, sin la suficiente intensidad. El impacto del film es por eso superficial, liviano, y a la postre deja un tanto indiferente. Falta la magia del título. Por lo demás, funcionan algunos gags especialmente graciosos (como el susto “mortal” en el coche), mientras que la elección de Adam Sandler para dar vida al protagonista es la mar de adecuada.

5/10
El increíble Burt Wonderstone

2013 | The Incredible Burt Wonderstone

Los estelares magos Burt Wonderstone (Steve Carell) y Anton Marvelton (Steve Buscemi) han gobernado Las Vegas durante años con ilusiones tan grandes como el creciente ego de Burt. Pero últimamente la mayor decepción del dúo es su amistad pública, ya que en secreto se odian. Además se enfrentan a la competencia feroz del guerrillero de calle el mago Steve Gray (Jim Carrey), que consigue oleadas de seguidores con cada maniobra escandalosa, a pesar de que su show pareciese rancio. Pero todavía hay una oportunidad de salvar el acto, tanto en el escenario como fuera, si Burt consigue estar en contacto con lo que le hizo amar la magia en un principio. Olivia Wilde, Alan Arkin y James Gandolfi ni también protagonizan esta comedia maravillosa.

Boardwalk Empire (4ª temporada)

2013 | Boardwalk Empire | Serie TV

Nueva entrega de los turbios negocios en el mundo del hampa de Nucky Thompson, afincado en Atlantic City, y asociado criminalmente con famosos gángsteres de Nueva York y Chicago, y dispuesto a extender sus tentáculos en Tampa, Florida. La trama transcurre en 1924, y su creador, Terence Winter, sabe desplegar los distintos hilos narrativos, creando una atractiva telaraña con múltiples derroteros. De modo que aparece una nueva mujer en la vida de Nucky, la aguerrida Sally Wheet, en Florida. Su sobrino, Ben, se mete en líos en la universidad, y la muerte de un compañero por envenenamiento puede complicar mucho las relaciones fraternales de los Thompson. Y en Harlem se van a ver las caras, en torno al Onix Club, Chalky White y el Doctor Narcisse. Tarea inútil mencionar aquí todas las subtramas que componen la compleja y ambiciosa serie Boardwalk Empire. Esta cuarta temporada confirma el cuidado puesto en su desarrollo, con personajes trabajados, así como la abundante violencia y exceso de morbo en las escenas de sexo. Los actores hacen un buen trabajo, con Steve Buscemi perfectamente anclado a su personaje, nexo de unión de las tribulaciones de todos los demás.

7/10
Niños grandes 2

2013 | Grown Ups 2

Adam Sandler encabezó en 2010 el reparto de Niños grandes, en torno a un grupo de cinco amigos que pasan un fin de semana en un casa en el lago con sus familias. A pesar de su falta de calidad, obtuvo un inusitado éxito en las carteleras (recaudó más de 260 millones de dólares en todo el mundo), por su llamativo reparto, y también por su tirón entre el público familiar, necesitado de películas en las que estuvieran representados todos los grupos de edad. En Niños grandes 2, Lenny Feder ha optado por mudarse con su esposa y sus tres hijos a su pueblo. El último día de curso escolar, Lenny decide dar una fiesta en su casa para sus amigos y sus respectivas familias, pero la jornada será caótica, por culpa de diversos incidentes, como la llegada de un grupo de jóvenes juerguistas de carácter violento. En la secuela vuelve a sentarse en la silla de director Dennis Dugan, que tiene en su contra un lastre importante, cuenta con un guión mediocre que como ocurría en la primera parte, se limita a encadenar gags aislados. Se supone que Niños grandes 2 va dirigida a un público amplio, pero aún así su humor resulta excesivamente gamberro y disparatado. Adam Sandler sobreactúa, al igual que sus compañeros de reparto, de nuevo Kevin James, Chris Rock, Salma Hayek, Rob Schneider, Maria Bello y Steve Buscemi. Entre las nuevas incorporaciones de Niños grandes 2 destaca la presencia de Taylor Lautner, el hombre lobo de Crepúsculo, en un papel de universitario malintencionado, que apenas tiene gracia.

2/10
Boardwalk Empire (3ª temporada)

2012 | Boardwalk Empire | Serie TV

Atlantic City, 1922: Los locos años 20 están a punto de empezar seriamente. A pesar de una economía en auge, hay escasez de alcohol y la violencia de los gángsterse es cada vez peor. En medio de este panorama, Nucky Thompson (Steve Buscemi), cuyo matrimonio con Margaret se ha convertido en una farsa después de que firmara la cesión de su dinero a la iglesia, se enfrenta al desafío de reparar las viejas relaciones. Nucky también se encuentra con la nueva competencia de un gángster de gatillo fácil que crea una mampara estratégica entre Nueva York y Atlantic City en un intento de desviar el negocio de alcohol de Nucky. El conflicto saca lo mejor y lo peor de Nucky, mientras nuevas y conocidas caras sufren una convincente metamorfosis en esta tercera temporada de la serie.

Boardwalk Empire (2ª temporada)

2011 | Boardwalk Empire | Serie TV

Segunda temporada de esta potente serie gangsteril, respaldada en la producción por Martin Scorsese y Mark Wahlberg, y con buena parte detrás del equipo creativo de Los Soprano. Las tramas siguen dibujando con complejidad los tejemanejes gangsteriles de Nucky Thompson, tesorero de la ciudad de Atlantic City, que hace y deshace a su antojo con un alcalde que es mero hombre de paja, está ciego a sus actividades ilegales que se centran en gran parte en el contrabando con el alcohol en los años de la Ley Seca. Pero sus vínculos con las actividades delictivas de las ciudades de Chicago, Nueva York y Filadelfia se complican. Las nuevas generaciones, con Jimmy Darmody en primera fila -pero también en otros lares Al Capone, Lucky Luciano y compañía-, llegan pisando fuerte y queriendo hacer las cosas sin contar con sus mayores, iniciando por ejemplo el tráfico de heroína. Terence Winter y compañía saben imprimir complejidad y aires trágicos a las andanzas de un puñado de hombres sin escrúpulos y sus seres queridos. Y ello con un rico telón de fondo histórico, y no sólo porque los personajes son reales, también porque se hacen presentes hechos como los desmanes del Ku Klux Klan y la lucha por los derechos de los negros o los esfuerzos para lograr fondos para la independencia de Irlanda. Continúan presentes los excesos violentos y eróticos, bastante gráficos, cortesía de una HBO que presume de prescindir de la censura, aunque quizá hay una mayor contención que en la temporada anterior, alguien ha debido darse cuenta que el resultado de este cuadro de un mundo inmoral no mejora por ello. En cualquier caso hay un esfuerzo serio por insuflar alma a los personajes y mostrar sus conflictos, aunque con frecuencia se muevan por puro egoísmo, el miedo o el instinto de supervivencia. Pero en Nucky es cierto que hay un deseo de sacar adelanta una familia, y en su amante viuda Margaret un conflicto de conciencia, intensificado por su fe católica y su miedo a ser castigada. En el lado de la ley hay que constatar que tampoco se mueven por motivos limpios, ya sea el rígido agente encarnado por Michael Shannon, o la nueva fiscal que quiere lograr la condena de Nucky, y ello por no hablar de los políticos corruptos que son la regla más que la excepción. El esfuerzo de producción y recreación de la época es excelente. Los actores, imposible nombrarlos a todos, pero destaquemos a Steve Buscemi y Kelly Macdonald, son magníficos, todos encajan a la perfección en sus personajes.

7/10
Rampart

2011 | Rampart

Esta película sólo puede describirse con un adjetivo: decepcionante. Más teniendo el nombre de James Ellroy, conocido autor de novela negra -una obra suya dio pie a la genial L.A. Confidential- como coguionista. Dirigida por Oren Moverman, sigue a Dave, un conflictivo policía de Los Ángeles, de métodos heterodoxos, con fama de violento y racista, y al que persiguen los escándalos. Su vida familiar es muy peculiar, pues tiene dos hijas, cada una de dos hermanas que fueron, una detrás de otra, sus esposas; y comparten la misma casa, aunque la situación no parece sostenible. Como, para la división Rampart de la policía, Dave se ha vuelto un personaje incómodo -los pleitos en los juzgados se multiplican y el acoso mediático persiste-, todo apunta a que le están tendiendo una trampa para poder deshacerse de él. El principal problema de este retrato de policía que ha tocado fondo es que la trama no avanza, todo es dar vueltas sobre lo mismo, el interés así se pierde pronto. Woody Harrelson hace uno de esos personajes alocados que le encantan, y que puede componer en un santiamén sin apenas despeinarse.

4/10
Niños grandes

2010 | Grown Ups

Han pasado 30 años desde que cinco chavales se convirtieran en campeones con su equipo de baloncesto. Su entrenador les aconsejó entonces que trataran de llevar una vida de la que se sintieran orgullosos, para que cuando el pitido final de su existencia sonara, no se arrepintieran de las decisiones tomadas. Dicho pitido final ha llegado para el entrenador, y los cinco muchachos ya crecidos y con sus respectivas familias, se reúnen en su pueblo natal para darle el último adiós. Nueva colaboración del director Dennis Dugan con Adam Sandler (Zohan: Licencia para peinar), que para el cineasta ha supuesto la consecución de uno de sus mejores trabajos –el listón no es que estuviera muy alto–. La película es una comedia ligera que sigue la línea de otros trabajos de Sandler como Spanglish –de calidad muy superior– en cuanto al carácter de cuento moral, presente durante toda la historia. Lenny (Adam Sandler) es el cabecilla del grupo. Es un exitoso representante en Hollywood pero su familia dista de ser perfecta. Él es un buen tipo y su mujer (Salma Hayek) también, pero se han convertido en unos pijos que han malcriado a sus hijos. Los restantes miembros del grupo también tienen cada uno sus propios defectos familiares. El quid de la película es conseguir que poco a poco se vayan dando cuenta de lo que está mal en sus vidas y sus familias para poder arreglarlo. Las buenas intenciones de la película no quedan diluidas en el tipo de humor empleado. Teniendo en cuenta lo que se lleva en Hollywood en las comedias actuales “Made in Judd Apatow”, ésta resulta más discreta. Aún así, hay bromas escatológicas y sexuales, sin que aparezca ninguna imagen subida de tono. También se utiliza mucho el humor basado en el clásico “slapstick”, que resulta muy eficaz y que tiene su culmen con la aparición del personaje de Steve Buscemi, quien provoca un torrente de carcajadas durante todo el tiempo que está en escena. Niños grandes es ante todo una película para mayores pues el contenido moral va dirigido a ellos. Aún así, los infantes no se irán de vacío ya que en la línea de grandes títulos actuales como Toy Story 3, esta película anima a los chavales a jugar al aire libre, a usar la imaginación y a comunicarse con las personas sin usar máquinas.

4/10
Boardwalk Empire

2010 | Boardwalk Empire | Serie TV

1920, la Ley Seca está vigente en Estados Unidos, pero el alcohol fluye por todo el país, el suministro está asegurado por la proliferación de destilerías ilegales, y la bandas de gángsteres hacen su agosto con el contrabando del codiciado líquido. Atlantic City es un hervidero de actividad para estos contrabandistas, y el 'amo' de la ciudad es Nucky Thompson, político y gángster a partes iguales. Conexiones con otras ciudades como Chicago y Nueva York, donde impera el hampa con tipos tan conocidos como Al Capone y Lucky Luciano, más el avance del movimiento sufragista, que pide el voto para la mujer, configuran la atmósfera de una época irrepetible. Lujosa serie de HBO basada en hechos reales y con una asombrosa reconstrucción de época, cuenta como productor ejecutivo con Martin Scorsese, que además dirigió el episodio piloto, en su momento anunciado como el más caro de la historia de la televisión. El reparto, con el gran Steve Buscemi al frente, realiza un formidable trabajo. Pero como en otras producciones de HBO, existe un regodeo llamativo en el sexo y la violencia, como si sus responsables quisieran alardear de un material "sensible" que las televisiones americanas no pueden dar en abierto porque así está regulado, y ellos sí por emitir en canales de pago. Cortada por el mismo patrón que Los Soprano, no en balde su creador Terence Winter y algunos directores de episodios fueron artífices de esa serie, en Boardwalk Empire se describe con todo detalle, gracias a unos guiones muy trabajados, un mundo profundamente inmoral y determinista, donde los personajes apenas parecen tener un ápice de libertad para forjar su propio destino. Si esta óptica puede entenderse en lo relativo a los criminales, llama más la atención en el retrato del agente de la ley Van Alden, del que resulta difícil comprender su sentido de la justicia y el deber, o en el de la viuda irlandesa madre de dos niños Margaret, que en aras a la supervivencia se sumerge paulatinamente en el mundo de Nucky. Precisamente el personaje de Margaret sirve para introducir, en un mundo machista dominada por los hombres, el elemento feminista: ella es una mujer inteligente y culta, que en una sociedad asfixiante donde la mujer es con frecuencia simple instrumento de placer y compañía, intenta encontrar su sitio.

6/10
Pete Smalls Is Dead

2010 | Pete Smalls Is Dead

Unos matones secuestra al pero de KC (Peter Dinklage) para exigir los diez mil dólares que este debe. KC pide ayuda a su amigo Jack Gomes (Mark Boone Junior) para que le ayude a conseguir el dinero. En su intento de recuperar a su perro KC se vera envuelto en distintas situaciones. Una curiosa historia, como casi todas la películas de Rockwell con matices inspirados en el mundo cinematrografico, donde aunque hay una gran cantidad de personajes, todo gira en torno a uno.

5/10
Youth in Revolt

2009 | Youth in Revolt

The Messenger

2009 | The Messenger

John Rabe

2009 | John Rabe

La historia real de John Rabe, uno de esos héroes desconocidos por la gran mayoría de las personas pero cuyas decisiones y actos supusieron la salvación de 250.000 personas. Durante la época nazi, el alemán Rabe era un hombre de negocios que operaba en China. Aunque convivía con el mundo nazi, la humanidad de Rabe estaba por encima de ideologías y cuando los japoneses invadieron China y provocaron la masacre de Nanking en 1937, Rabe no se quedó de brazos cruzados y se jugó la vida por salvar a todas las personas posibles. Sin ser una gran superpoducción, la película está sólidamente dirigida por Florian Gallenberger y ofrece un gran esfuerzo en el diseño de secuencias de difícil composición, sobre todo en las del movimiento de las masas y en las escenas de los ataques de la aviación japonesa. El reparto está muy bien ajustado, comenzando por Ulrich Tukur, que aporta verosimilitd al protagonista, y siguiendo por secundarios muy solventes, como Steve Buscemi, Daniel Brühl o Anne Consigny.

6/10
Joe Strummer: vida y muerte de un cantante

2007 | Joe Strummer: The Future Is Unwritten

Excelente documental sobre una de las figuras más señeras de la música de finales del siglo XX: Joe Strummer (1952-2002), uno de los creadores del llamado Punk Rock y líder de la mítica banda The Clash, que estuvo en activo durante una década. El director Julien Temple, autor de diversas obras en torno a bandas musicales y amigo personal de Strummer, ofrece un documento muy rico en contenido, un vastísimo material que incluye grabaciones de los primeras actuaciones del protagonista, momentos de su vida personal y familiar, entrevistas a sus amigos y conocidos, divertidos insertos de películas de animación o de cine político –como la versión inglesa de "1984", con Peter Cushing–, reportajes de sus giras y conciertos, etc. Ah, y por su puesto, música, mucha música. Pero gran parte del interés de la película está en la vida del propio Strummer, aunque sea muy meritorio también el vibrante modo de narrarla. Con vivísimo ritmo, el film nos presenta la vida del carismático músico –cuyo nombre real era John Mellor, que él cambió por Joe "Strummer" (que significa "rasgueador", pues no se consideraba muy virtuoso con la guitarra)–, desde su infancia, con las dolorosas y escasas relaciones con su hermano y sus padres, hasta su muerte a los cincuenta años, debido a una dolencia cardiaca congénita. A lo largo de dos horas somos invitados a impregnarnos de su mundo musical (iniciado tras escuchar a The Rolling Stones), de su atractivo pensamiento, de su pacifismo y rechazo de cualquier guerra, de la formación del grupo 101'ers y luego de The Clash en 1977, de su itinerario rebelde en los sesenta (con los movimientos hippie y okupa), de su don para componer letras de gran calado, de su odio a las drogas y al mundo del consumismo y el dinero, de su propia pose personal y de sus crisis musicales y vitales, de sus colaboraciones con el cine y de la creación de su banda postrera, The Mescaleros. Temple recoge las declaraciones de conocidos, familiares y fans del músico, dispuestos en torno a una hoguera. No es casualidad que así sea, pues "la hoguera" era para Strummer un lugar privilegiado, casi sagrado, en el que la gente charlaba, hacía amigos y se mostraba auténtica. Y además de los rostros que vemos y las voces que oímos –gente como Johnny Depp, Matt Dillon, John Cusack, el rockero Bono, etc.– también tiene su punto de originalidad que el propio Strummer tome la palabra de la narración de su propia vida. El film adquiere así una especie de entidad de testamento, emotivo y profundo. Es cierto que puede achacársele al documental que sea demasiado elogioso con el protagonista. Se sobrevuela demasiado superficialmente por algunos serios defectos de su vida, como su escaso compromiso paterno y familiar, o su excesiva liberalidad para elegir compañeras de cama. Pero también es reconfortante que se hable de lo más positivo de Strummer, un hombre que dejó huella más allá de la música, y que, bajo el lema de que "el futuro no está escrito", estaba convencido de que todos podíamos luchar por hacer un mundo mejor; un artista, en fin, que llegó a afirmar que "la verdadera madurez es la preocupación por el prójimo".

7/10
Rockefeller Plaza (2ª temporada)

2007 | 30 Rock | Serie TV

Liz Lemon intenta superar la ruptura con Floyd, su novio. Mantiene un encuentro con Jack Donaghy, que le informa de su nuevo proyecto. Jack se plantea lanzar en antena SeinfeldVision, un programa protagonizado por el famoso Jerry Seinfeld, a través de imágenes de archivo. Pero Seinfeld se ha enterado de sus planes y acude a visitarle. Segunda entrega de una de las comedias más exitosas y premiadas. Tiene más protagonismo Kenneth Parcell, chico para todo y botones de la cadena, interpretado por Jack McBrayer (Arrested Development).

6/10
Os declaro marido y marido

2007 | I Now Pronounce You Chuck and Larry

Larry y Chuck son dos bomberos, que además de trabajar juntos, viven cerca el uno del otro y mantienen una gran amistad. Larry es un padre de familia que se quedó viudo, mientras que Chuck es un mujeriego que se resiste a sentar la cabeza. Cuando Chuck cae de una rampa que se desprende por accidente, Larry logra salvarle la vida. A cambio, Larry le pide un pequeño favor: firmar como si fuera su pareja gay en unos formularios, para sortear ciertos obstáculos administrativos en una póliza de seguro. Pero un revisor de la póliza sospecha que hay fraude, e inicia una exhaustiva investigación para comprobar si Chuck y Larry son  pareja. Éstos deciden apuntarse al registro de parejas de hecho en Canadá y fingir que viven juntos y están enamorados. Adam Sandler se pone a las órdenes de Dennis Dugan –que le dirigió en Un papá genial– en una alocada comedia. Le acompaña Kevin James, el patoso cliente de Will Smith, en Hitch: especialista en ligues, popular en Estados Unidos gracias a la televisión. En Salir del armario, una comedia menor del francés Francis Veber, un tipo fingía ser homosexual porque de esta forma su despido será considerado políticamente incorrecto. Tan sencillo planteamiento cumplía sus objetivos, y servía como crítica a la hipocresía social. Esta vez, el libreto ha pasado por cuatro guionistas, entre ellos Alexander Payne, el director de Entre copas, y sin embargo, no ha habido forma de que el punto de partida resulte creíble. ¿Es realmente necesario que los protagonistas se metan en un lío tan grande para que a los hijos de Larry no les falte dinero si éste muere en algún momento? ¿No es más fácil que Chuck cuide a los niños si le pasa algo a su amigo del alma? ¿Una agencia de seguros normal y corriente no le habría solucionado el tema? Como se puede suponer, se trata de una producción premeditadamente ligera, de corto alcance. Para darle un mínimo de fondo, incluye algún que otro apunte superficial sobre las consecuencias de una espiral de mentiras “inocentes”, que acaban generando efectos inesperados, y sobre la amistad. Con un guión un poco coherente y alguna secuencia ingeniosa, podría haber funcionado mínimamente. Pero Dennis Dugan se decanta por un tipo de humor cuartelero que sólo satisfacerá a un público muy poco exigente. Algunos momentos provocan vergüenza ajena, como cuando Adam Sandler aprovecha su supuesta homosexualidad para manosear a Jessica Biel, a años luz de la elegancia con la que Wilder trató secuencias similares en Con faldas y a lo loco.

2/10
Interview

2007 | Interview

Remake americano de la película del mismo título dirigida en 2003 por Theo Van Gogh. El film nace de la intención del propio Van Gogh de realizar una versión en inglés en Estados Unidos. Así lo planeó junto al productor Gijs van de Westelaken en su viaje a Toronto en 2003, pero su trágico asesinato al año siguiente, a manos de un fundamentalista islámico, impidió que el proyecto se realizara. Sin embargo, el productor decidió honrar la memoria del cineasta holandés y emprender el rodaje. Su intención es que esta película sea la primera de un proyecto llamado "Triple Theo", en el que se incluirán versiones americanas de otras dos películas de Theo Van Gogh: 06 (1994) y Blind Date (1996). El periodista Pierre Peders acude a una cita en un restaurante para entrevistar a una estrella de cine llamada Katya, con fama de libertina. La toma de contacto no parece ser muy agradable, que se diga. La actriz llega una hora tarde, y una vez iniciada la entrevista, él demuestra no saber absolutamente nada de su carrera interpretativa, y tampoco finge interés alguno. La cosa no tiene futuro así que cancelan la reunión. Sin embargo, por cosas del destino, él sufre un pequeño golpe en la cabeza y ella le auxilia en su enorme loft neoyorquino. Allí comenzarán a parlotear, a enfadarse, a reírse, a confiarse secretos, etc. Tras la estimable película Delirious, el actor Steve Buscemi parece haber encontrado un filón a su gusto en el tema de los famosos y el mundo que les rodea, el de los “aprovechados” que sacan tajada, ya sea en forma de fotos o de artículos periodísticos. El caso es que Buscemi repite como actor en esta atípica, divertida y a ratos interesante película, pero además se erige en gran artífice, pues también dirige y firma el guión junto a David Schechter. Durante hora y media asistimos a un duelo interpretativo de gran altura entre él y la guapa Sienna Miller –quizá en su mejor papel hasta la fecha–, en el que sus personajes muestran su desparpajo al hablar de temas como el amor, el sexo, la fama, la familia. El tono de los diálogos es desenfadado, natural, a veces barriobajero, y ningún tema se trata con hondura. Aunque en realidad esa superficialidad es perfectamente coherente con la idea argumental, que refleja la vacuidad de la fama, el cinismo de las estrellas y la mezquindad que a menudo reina en el mundo periodístico. Por lo demás, tanto el excelente ritmo del film, rodado prácticamente en un único escenario, como la viveza de las conversaciones, logran que nunca resulte aburrido el peculiar "tête a tête" de los dos únicos personajes, una relación que mezcla odio, atracción y juego competitivo. Al final, el conjunto resulta similar a una pieza teatral de gran frescura, y aunque no sea más que un divertimento frívolo, es desde luego una ocasión inmejorable para disfrutar de la enorme capacidad interpretativa de los dos protagonistas.

6/10
Los Soprano (Episodios finales)

2006 | The Sopranos (6ª Season) | Serie TV

Tony Soprano ha celebrado la Navidad con los suyos, convencido de que se ha evitado la guerra entre las mafias de Nueva York y Nueva Jersey. Pero Tony no cuenta con que Phil Leotardo, el capo de Nueva York, es un hombre poco recomendable del que no se puede fiar. Entretanto, los hijos de Tony están a punto de tomar decisiones trascendentales para el resto de sus vidas. Nueve impactantes episodios -aún más oscuros de lo que ya es habitual en la serie- que suponen el broche de oro para una serie que ha hecho historia, y ha logrado en total 21 premios Emmy y otros galardones importantes. Entre las estrellas invitadas de esta última tanda destacan Daniel Baldwin, Sydney Pollack y Nancy Sinatra. El propio David Chase, ilustre creador de la serie, se ocupó del guión y la dirección del episodio final, que obtuvo un gran éxito de audiencia, pues lo siguieron cerca de 12 millones de espectadores sólo en Estados Unidos.

6/10
Delirious

2006 | Delirious

En la década de los noventa, el nombre de Tom DiCillo era sinónimo de cine independiente americano. Un movimiento pujante, que se fue apagando, como el propio DiCillo. Pero Tom DiCillo (Vivir rodando) ha conseguido brillar de nuevo con Delirious, un divertido viaje al superficial mundo de la fama y los paparazzi, que tiene más miga de lo que podría parecer a simple vista. Les Galantine es un pobre diablo, fotógrafo profesional, que se gana la vida tomando fotos a los famosetes de turno. Acogerá en su casa a un joven ‘sin techo’, al que acepta como ayudante. Y de modo sorprendente, el chico, Toby, enamora, flechazo a primera vista, a la célebre cantante pop K'Harma Leeds. DiCillo sabe perfilar a la perfección a los personajes de Les y Toby, muy bien encarnados por un Steve Buscemi cuyo papel le viene al pelo, y por el ‘guaperas’ Michael Pitt. Está bien dibujada esa especie de relación maestro-discípulo en la que cada uno puede aprender lecciones del otro. Film sobre la amistad puesta a prueba, con su punto tragicómico, el director sabe entregar una historia rica, donde apunta otros temas como el de un anhelado amor romántico ideal, que caricaturiza pero no deja de añorar; el del buscado reconocimiento de los padres, que no siempre se alcanza; o el de la intromisión en la intimidad de las personas, que debería tener límites. Bien es cierto que todo se trata de modo ligero, leve, tal vez demasiado, aunque sea con la noble intención de no cargar con un exceso de evidente moralina. En cualquier caso se trata de un film bien pergeñado, con un excelente clímax bien resuelto en la alfombra roja de la entrega de unos premios.

7/10
Paris, je t'aime

2006 | Paris, je t'aime

Mosaico formado por dieciocho historias cortas, rodadas por cineastas excepcionales, que giran en torno al amor. Cada una transcurre en un barrio de París diferente, que sirve como título a cada segmento. El principal escollo es que los cineastas tienen entre cinco y seis minutos por corto, lo que supone un reto para muchos de ellos, acostumbrados a desarrollar sus historias. Sintetizar un relato no es tarea fácil, menos en el cine moderno, en el que por ejemplo son necesarias tres horas de King Kong para contar lo mismo que la película clásica, de 100 minutos. Esta dificultad deriva en que pocos de los autores son capaces de desarrollar una historia de entidad, y los que salen mejor parados son en su mayor parte los que se decantan por narrar una anecdotilla. Es el caso de Joel y Ethan Coen, que mezclan suspense y comedia en ‘Tuileries’, aunque no muestran París, pues transcurre en su totalidad en la estación de metro. Steve Buscemi interpreta a un turista que descubre a una pareja magreándose en el andén de enfrente, lo que causará imprevistas reacciones de los observados. Tiene también su gracia ‘Tour Eiffel’, en la que Sylvain Chomet reivindica el derecho a la diversidad, a través de la historia de amor de dos mimos. Isabel Coixet realiza su primera incursión en el género cómico, pues en ‘Bastille’ parodia sus propios dramones lacrimógenos, a través de la historia de un hombre a punto de dejar a su mujer por una amante más joven. Resulta al menos curiosa ‘Père Lachaise’, en la que el especialista en terror Wes Craven  cuenta con simpatía la visita de una pareja a la tumba de Oscar Wilde. El propio Craven interviene brevemente como actor en ‘Quartier de la Madeleine’, donde Vincenzo Natali convierte a Elijah Wood en protagonista de una historia de vampiros. Esto no significa que no hayan tenido éxito algunos cineastas que han optado por la vía dramática. Destaca Gurinder Chadha, con ‘Quais de Seine’, que apunta con pocos trazos una historia de amor interracial. En ‘Loin du 16ème’, los brasileños Walter Salles y Daniela Thomas han elegido una entrañable historia de amor maternal, recordando que el amor puede ser de diferentes clases. Frédéric Auburtin se ha encargado de rodar imágenes de París, que sirven de transición entre los cortos, y de ‘Quartier Latin’, homenaje al cine de John Cassavetes, con dos de los actores habituales del neoyorquino, su esposa Gena Rowlands y Ben Gazzara. Como en todos los trabajos colectivos, es inevitable que el nivel sea desigual. Desentonan parcialmente algunos pasajes, como ‘Porte de Choisy’, relato surrealista en torno a unas peluquerías chinas. Lo mismo le ocurre a ‘Le Marais’, pues a pesar de la fuerza visual de Gus Van Sant, su narración de un encuentro que podría dar lugar a una relación homosexual no acaba de arrancar. 

5/10
Romance & Cigarettes

2005 | Romance & Cigarettes

Un herrero que construye puentes, casado con la hacendosa Kitty, mantiene una relación con Tula, una mujer más joven. Comedia musical de John Turturro (Illuminata), chillona y extravagante, donde el director se sale de la norma y muestra a unos personajes casi caricaturescos. Protagonizan James Gandolfini (Los Soprano), Susan Sarandon (El aceite de la vida) y Kate Winslet (Sentido y sensibilidad), entre otros.

4/10
La isla

2005 | The Island

Año 2019. La atmósfera de la Tierra se ha vuelto irrespirable tras una guerra apocalíptica, y sólo unos supervivientes conviven en un aséptico lugar donde todos visten igual, una especie de pijamillas blancos, y llevan una vida relativamente sana pero aburrida, donde las relaciones afectivas brillan por su ausencia. La única ilusión con la que se despiertan cada día es la de ser los afortunados ganadores de un sorteo para ir a vivir a ‘La isla’, el único lugar sin contaminar del planeta. En este marco, donde el ejercicio de la sexualidad ha sido anulado, Lincoln Eco 6 y Jordan 2 Delta empiezan a sentir cierta atracción. Atracción que se verá intensificada cuando Lincoln descubra la dura realidad de que ambos son clones fabricados en laboratorio, para proporcionar órganos de repuesto a los ‘originales’, mediante una tecnología inmoral y carísima; pues entonces aparece otro instinto básico, el de supervivencia. Entretenida cinta de ciencia ficción, que dibuja una sociedad utópica con sus raíces podridas. El film plantea un futuro, que por desgracia podría estar muy próximo, en que los seres humanos, despojados de su alta dignidad, podrían convertirse en ‘productos de laboratorio’ de usar y tirar. Aunque se trata de un planteamiento oscuro e inquietante, Michael Bay (La roca, Armageddon) y su equipo de guionistas (entre los que se encuentra Alex Kurtzman y Roberto Orci, imaginativos creadores de tramas en las series Alias y Perdidos) cuidan sobre todo la acción trepidante, que asemeja al film a una ‘montaña rusa’ sin fin. Momentos como aquel en que la pareja protagonista cuelga de un letrero, o la persecución por la autopista, son de ésos que te dejan sin resuello. Ewan McGregor y Scarlett Johansson son actores con carisma, principal requisito para sus papeles, con lo que cumplen sobradamente con su cometido.

6/10
Coffee and Cigarettes

2003 | Coffee and Cigarettes

Uno de los adalides del cine más independiente de los Estados Unidos, Jim Jarmusch (Noche en la Tierra, Ghost Dog), dirige quizá su película más caprichosa e inclasificable. En este caso, reúne varias pequeñas historias y las estructura en forma de película en blanco y negro. Todas ellas recogen conversaciones y discusiones acerca de las cosas más diversas, mientras los personajes beben café y fuman cigarrillos en torno a una mesa. En el reparto hay desde grandes estrellas de cine, hasta cantantes de rock. El experimental Jim Jarmusch no deja indiferente a nadie, eso seguro.

6/10
Big Fish

2003 | Big Fish

Un homenaje a los contadores de historias. Una reivindicación de la imaginación, como modo de mostrar la realidad. Si el lector nos apura, en Big Fish estamos ante una unión improbable de Tim Burton con John Ford y su apuesta por “imprimir la leyenda” a la hora de contar la historia de El hombre que mató a Liberty Valance. Todo esto subyace en el último film del director de Eduardo Manostijeras, título con el que mantiene una íntima relación; podría decirse sin exageración que Big Fish es su versión madura. Con guión de John August, a partir de una novela de Daniel Wallace, Burton entrecruza hábilmente el presente, en que Will Bloom acompaña en el lecho del dolor a su padre Ed, gravemente enfermo, con un pasado de relatos hermosos pero increíbles. Éstos, escuchados una y mil veces, se han convertido a los ojos del hijo en una impostura, que oculta una verdad que cree ignorar: en efecto, a Will le atormenta la idea de que su padre esté a punto de dejar este mundo, y que no haya llegado a conocer quién es. En manos de otro director, la película que nos ocupa sería un plato acaramelado de muy difícil digestión, sobre todo en lo que se refiere a los relatos de juventud de Ed. Pero en Burton habita un alma poética y sensible, capaz de mostrarnos un mundo pasado donde conviven lo luminoso con lo feísta, fotografiarlo con colores pastel, y lograr que no chirríe el engranaje. De nuevo, marca personalísima de su entera filmografía, asistimos a un desfile de criaturas desvalidas, auténticos “patitos feos” que buscan alguien que les entienda: además de Ed, ese tipo optimista a machamartillo, auténtico flautista de Hamelín para todos los que le conocen (magnífica a este respecto, la escena del desenlace), tenemos el gigante, el empresario circense, el escritor, las hermanas siamesas, la bruja con el ojo de cristal que muestra el futuro… También se las arregla el cineasta para que la mezcla imposible de drama (con el problema de comunicación padre-hijo), fantasía (los detalles surrealistas, divertidísimos, que salpican toda la cinta), romanticismo (la conquista por Ed de la amada) y lirismo (el pueblo idílico en medio de ninguna parte) funcione. Ha procurado además suavizar algún detalle zafio, del que podía haber prescindido, sencillamente. Magnífico el reparto, en especial los trabajos de Ewan McGregor y Albert Finney, que encarnan a Ed Bloom de joven y anciano.

8/10
Spy Kids 3-D Game Over

2003 | Spy Kids 3-D Game Over

Un nuevo supervillano amenaza al mundo. Se trata de ‘El fabricante de juguetes’ (que tiene la acartonada cara de Sylvester Stallone), que planea lanzar al mercado un videojuego con el que volver poco menos que idiotas a los niños de todo el planeta. Menos mal que andan por ahí Juni y Carmen Cortez. Pero el modo de enfrentarse a la amenaza lo es todo menos sencillo. Pues los chicos deben introducirse virtualmente en el juego, e ir superando diversos niveles. En el camino encontrarán la ayuda de varios chavales que también andan introducidos en el juego. Robert Rodríguez culmina su entretenidísima trilogía de cine infantil, dedicada a una familia de espías, los Cortez, que incluye a tres generaciones. La baza que juega en esta ocasión tiene atractivo doble. Por un lado, el film está situado en el mundo de los videojuegos, y quien esté enganchado a ellos, comprobará que Rodríguez ha hecho los deberes; es decir, habla con conocimiento de causa. Y por otra parte, en su versión tridimensional (pues el DVD ofrece la posibilidad de ver la peli de modo convencional), se recupera el viejo cine que se veía con gafas de colores, y que aunque no sea perfecto, tiene un muy agradable sabor añejo que nos retrotrae a viejas películas como Los crímenes del museo de cera. De nuevo los efectos especiales son la mar de originales, y el peso del protagonismo recae sobre todo en los dos chavales Alexa Vega y Daryl Sabara (de hecho, a Antonio Banderas y Carla Gugino casi no les vemos el pelo).

5/10
Mr. Deeds

2002 | Mr. Deeds

Longfellow Deeds. Un paleto con corazón de oro, que jamás ha salido de su pueblo. Hasta ahora. Porque resulta que un pariente lejano, ricachón hasta las cachas, le ha dejado en herencia una fortuna. Así que sin comerlo ni beberlo se ve trasladado a la gran ciudad, inmerso en el ajetreado mundo de los negocios, con una enorme mansión a su entera disposición, mayordomo excéntrico incluido. Una aguerrida periodista le tenderá una trampa para conocerle y así preparar el que espera se el reportaje de su vida. Una mezcla explosiva nos sirven los desconocidos Steven Brill (director) y Tim Herlihy (guionista): los ribetes de la comedia más clásica con el humor disparatado y a veces no demasiado sutil de Adam Sandler (El chico ideal, Un papá genial, Little Nicky). Como chica aprovechada que acabará recapacitando sobre su mal modo de actuar se puede ver a Winona Ryder, antes de caer en desgracia por su "affaire" en unos grandes almacenes.

4/10
Los Soprano (4ª temporada)

2002 | The Sopranos | Serie TV

Esta cuarta temporada de Los Soprano es una prueba fehaciente de lo importante que es poner unos cimientos sólidos en una serie, para luego construir un edificio imponente a lo largo del tiempo. Ya tenemos bien desarrollada una increíble galería de personajes, a cada cual mejor matizado, con lo que el equipo de guionistas tiene enormes posibilidades a la hora de imaginar sus posibles derroteros. Así, las flechas en esta ocasión se disparan en algunas direcciones muy interesantes. La insatisfacción de Carmela podría encontrar consuelo en Furio, aunque éste no lo tenga nada claro, y en tener algo de control en las finanzas familiares; Adriana hace una amiga que resulta ser agente del FBI, lo que le pone en una situación difícil, que le empuja incluso a proponer matrimonio a Christopher, para no tener que testificar contra él; la adicción a las drogas de Christopher alcanza un punto álgido; sobre Junior sigue pesando la posibilidad de una condena; Janice se lía con Ralph; Meadow, deprimida por la muerte de su novio, viaja a Europa, y a su vuelta decide trabajar como voluntaria, lo que pone en riesgo los estudios universitarios de los que tan orgulloso estaba Tony; y éste sigue con sus infidelidades matrimoniales, mientras la cuerda de la relación con la doctora como paciente se tensa, lo mismo que ocurre con su esposa… La lista podría alargarse, pero dan idea de la madurez de una serie que, aunque ambientada en el mundo de la mafia, resulta cercana por ser muy hija de su tiempo; y las dificultades para afrontar los problemas de nuestros días, la ausencia de un bagaje moral para mirarlos de frente y sin complejos, tiene una magnífica caja de resonancia en el ambiente de trapicheos, rencillas y asesinatos, un cotarro del que Tony Soprano es el amo… o intenta serlo.

7/10
Spy Kids 2: La isla de los sueños perdidos

2002 | Spy Kids 2: Island Of Lost Dreams

Vuelve la familia Cortez, aunque bien podría apellidarse Bond, y esta vez traen hasta a los abuelos. Ahora, los niños se han convertido en agentes secretos, como sus padres, pero descubren que un misterioso individuo quiere hacerse con el control de OSS, la organización para la que trabajan. Sus pesquisas les llevan hasta una misteriosa isla volcánica, llena de extrañas criaturas, donde un científico loco ha inventado un artilugio que podría destruir el mundo. Aunque la amenaza parece muy peligrosa para unos niños, contarán con la ayuda de sus padres, que llegan hasta la isla en su búsqueda. Esta vez, el director y guionista Robert Rodriguez no necesita presentar a los personajes, y se concentra en la acción desde el primer momento, por lo que la secuela de Spy Kids resulta más ágil aún que el original. Repiten todos los actores originales, incluido Antonio Banderas que vuelve a demostrar una sana capacidad para reírse de sí mismo y de los papeles que normalmente interpreta. La historia está repleta de imaginativas criaturas y vehículos que harán las delicias de los niños, sin despreciar al público adulto porque la trama está salpicada de golpes inteligentes. Por ejemplo, critica de forma simpática que los niños de ahora estén rodeados de demasiada tecnología, pues los protagonistas, cuando no les funciona su sofisticado equipo, se encuentran totalmente perdidos.

6/10
Doble contratiempo

2001 | Double Whammy

Un detective de policía neoyorquino sufre una crisis: su mujer y su hijo han muerto en accidente, y está convencido de que podía haber evitado una matanza en un restaurante. Comenzará a salir del hoyo cuando intenta ayudar a Juan, un muchacho problemático. Último largometraje escrito y dirigido por el responsable de Vivir rodando, que mezcla suspense, con drama e intriga, y describe personajes estrambóticos.

4/10
Ghost World

2001 | Ghost World

Enid y Rebecca. Amigas inseparables. Acaban de salir del instituto, tienen toda la vida por delante para “comerse el mundo”. Miran al resto de los mortales por encima del hombro. ¡Hay tanta medianía y conformismo, tal cantidad de genuina estupidez! Ellas quieren ser especiales, no hacer lo que todo el mundo. No tienen por qué ir a la universidad, o mudarse al barrio de moda, o... lo que sea, por el solo hecho de que los demás también lo hacen. Distinguirse, afirmar su personalidad: eso desean a toda costa. Su encuentro con Seymour, un tipo excéntrico, anclado en la música y moda de los 50, cambiará sus vidas. Al principio parece una víctima propicia para sus bromas. Pero tras sus manías, Enid descubre a alguien sensible, que al menos tiene alguna meta no dictada por la dictadura de las masas. El film es una ingeniosa diatriba contra el adocenamiento y el pensamiento débil, con más de un punto de conexión con Election de Alexander Payne. Sus críticas a lo políticamente correcto, encajadas en un divertido curso de verano de arte, resultan certeras. El problema estriba en que no ofrece alternativas razonables a la estulticia imperante. Pone el dedo en la llaga, pero no se aplica a la necesaria cura. Habla de valentía y audacia a la hora de encarar el propio futuro, aunque sin aclarar qué contenido se le podría dar a ese futuro. Thora Birch y Steve Buscemi están de Oscar: de momento ya tienen en el bolsillo sendas nominaciones a los Globos de Oro.

7/10
La zona gris

2001 | The Grey Zone

Duro film sobre el holocausto nazi. Tim Blake Nelson adapta su obra teatral, que transcurre en un campo de exterminio en Auschwitz. Allí se describe un hecho auténtico y poco conocido: el horror cotidiano de un grupo de prisioneros judíos, que retardan su inevitable muerte ayudando en los hornos crematorios donde son asesinados sus hermanos de raza. El material que maneja Blake Nelson quizá es más adecuado para un documental que para ser dramatizado. Sobre todo porque el cineasta no ofrece al espectador el ansiado respiradero, un rayito de esperanza, aunque sea allá a lo lejos. Estos hombres sin alma –la han vendido a escaso precio– no permiten que se establezca la necesaria empatía. Ni siquiera cuando surge la engañosa posibilidad de redención. El film está producido por Harvey Keitel, que se reserva un pequeño papel de odioso nazi.

6/10
Falsa identidad

2001 | Domestic Disturbance

Frank, Susan, Danny. Familia rota. Padres separados, el chico de ambos vive con ella. Pero Danny es un chico difícil, al que no le resulta fácil asimilar que sus padres ya no se quieren. Se ha convertido en un mentiroso, que cuenta trolas a troche y moche. Que su madre vaya a casarse de nuevo tampoco ayuda demasiado. El nuevo padre es Rick, un recién llegado al pueblo costero donde viven, forrado de dólares. Lo que nadie sabe es que su fortuna la ha hecho con dinero sucio. Y un antiguo socio se presenta en plena boda a recordarlo. El adolescente Danny va a ser testigo de hechos que nunca debiera haber visto. Y le ocurre lo que al pastor de la fábula: cuando grita “que viene el lobo”, nadie le cree. Entretenido thriller, que además de ofrecer emoción a raudales, tiene la gallardía de mostrar los efectos perniciosos que suelen acompañar a un divorcio. Para John Travolta, que interpreta el personaje de Frank, “todo el mundo puede identificarse con el temor de qué sucedería si al divorciarte el nuevo padrastro maltratara a tus hijos”. Además le atrajo de Frank el hecho de que es “una especie de héroe caído, que evoluciona a lo largo de la historia hasta convertirse en un buen tipo”. Acompañan en el reparto Vince Vaughn como el padrastro de doble rostro, y Steve Buscemi en un breve e intenso papel. Para el joven Danny se escogió a Matthew O'Leary, al que hemos visto en Escalofrío.

4/10
Animal Factory

2000 | Animal Factory

Ron es un jovencito que, por un feo asunto de drogas, ingresa en prisión. Lejos de ser un lugar donde el delincuente se regenera, la cárcel se revela como un lugar brutal, en el que no es fácil la supervivencia. Pero Ron tiene la suerte de caerle bien a Earl, un tipo duro y veterano del lugar, que le pone bajo su protección. Lo que al principio es una relación distante, termina uniéndoles estrechamente, hasta el punto de que Ron es casi un hijo para Earl. Ambos empezarán entonces a pergeñar un plan de fuga. El actor Steve Buscemi (Fargo, Con Air (Convictos en el aire)) dirige su segunda película con atino. Se observa que la dirección de actores se le da bien, y de hecho la elección de Edward Furlong (el chaval de Terminator 2: El juicio final) y Willem Dafoe (nominado al Oscar por La sombra del vampiro) se revela perfecta. Aunque él mismo reconoce: "No creo que sea necesario ser actor para arrancarle una gran interpretación". Sorprende además ver a Tom Arnold, típico actor de comedia (Nueve meses) transformado en villano, o al duro Mickey Rourke (El corazón del ángel) en un papel tan inesperado como el de Jan, la actriz. De todos modos, Buscemi lo tiene claro: "Me preocupa más cómo queda una película que quien actúa en ella".

6/10
28 días

2000 | 28 Days

Borrachita. Así anda todo el día la buena de Sandra Bullock. Y así se presenta en la boda de su hermana, hasta el punto de que termina estrellando la limusina de los novios. Resultado: ingresa en un centro de rehabilitación. Al principio está todo el día cabreada, piensa que los otros alcohólicos son una panda de majaderos... pero poco a poco se dará cuenta de: 1) que ella es la principal majadera, y 2) que ya va siendo hora de poner un poquito de orden en la propia vida y de comenzar a pensar en los demás. Sandra Bullock es la protagonista absoluta de este drama al que no faltan unas gotas de humor. Para preparar las escenas de terapia de grupo con alcohólicos, la actriz visitó un centro de rehabilitación auténtico, y se comportó como una paciente más en una sesión de grupo: “Todo lo que se dice allí se basa en la confidencialidad, todo lo que cada uno dice. Así que me dije, ‘¿Qué puedo perder?’. Me costó dejar al grupo. Cuando empecé, me abrí y conté muchas cosas sobre mí, y tenía ganas de acabar.” Dirige el film Betty Thomas, la directora de Dr. Dolittle.

4/10
Un papá genial

1999 | Big Daddy

Sonny es el eterno inmaduro. Licenciado en derecho, evita por todos los medios asumir las responsibilidades de un adulto. No quiere saber nada de casarse y se conforma con un trabajo de medio pelo para ir malviviendo. Pero un día su novia le deja plantado por un anciano de buena posición. Él, para demostrar que tampoco es tan irresponsable, adopta a un niño de cinco años simulando ser su padre biológico; la idea es que ella vea que puede criarlo perfectamente. Al no funcionar el plan, trata de 'devolverlo', pero la cosa no es tan sencilla. Adam Sandler (El chico ideal, 50 primeras citas) protagoniza una graciosa comedia, que puede hacer pensar a más de un padre que no se ocupa de sus pequeñines, dejando las tareas pesadas a la mujer. Algunos gags son desternillantes, sobre todo los de la escena del juicio que cierra la película.

6/10
El gran Lebowski

1998 | The Big Lebowski

El Nota, un hippy vago como pocos, es confundido con un multimillonario. El error sirve para que el magnate le confÍe el rescate de su mujer, secuestrada por unos indeseables de los que sólo el Nota conoce el rostro. Secuestros, confusión de identidades, tipos estrafalarios: con tales elementos los Coen han hecho películas muy distintas entre sí. Aquí orquestan un film delirante, que combina comedia, cine negro, musical, surrealismo y todo lo que se les ocurre, con la referencia literaria de Raymond Chandler. El reparto, fantástico, cuenta con todos los nombres habituales de los hermanos de Minnesota. Del reparto, destaca un pequeño cameo de uno de sus actores fetiche, John Turturro, que fue el protagonista de otro de sus éxitos, Barton Fink.

6/10
Armageddon

1998 | Armageddon

Un asteroide se dirige hacia la Tierra. En pocos días podría acabar con todo rastro del ser humano, como ocurrió muchos años atrás con los dinosaurios. ¿Qué hacer? Expertos de la NASA, consejeros presidenciales y estrategas militares se devanan los sesos. La única idea que podría funcionar es enviar una nave tripulada hasta el meteorito. Allí habría que hacer un agujero a una profundidad adecuada, e introducir en su interior un explosivo nuclear. La explosión debería romper el asteroide en mil pedazos, que tomaran una trayectoria no mortífera. ¿Pero quién es capaz de hacer un agujero lo bastante profundo para que la misión tenga éxito? ¡Está clarísimo! Expertos perforadores que buscan petróleo en los fondos oceánicos. Y el mejor es Harry S. Stamper (un Bruce Willlis tan duro como siempre) y su equipo. El problemas es que, aunque son muy buenos en su trabajo, son algo "bruticos". No en vano, el director Michael Bay ha definido la película como una especie de Doce del patíbulo del espacio, en referencia al célebre film sobre un grupo de reclusos que realizan una importante misión, enmarcada en la Segunda Guerra Mundial. Acción trepidante desde el minuto uno. El inconfundible estilo de Michael Bay (un bombardeo de planos que apenas duran más de dos segundos cada uno) ayuda a crear ese ritmo apabullante, que deja sin aliento. Así es esta película. Desde la furia incontenida de Bruce Willis al descubrir a su hija líada con uno de sus hombres, pasando por la secuencia en la estación espacial rusa, hasta llegar al asteroide. Y por supuesto que no faltan algunos fragmentos de asteroide, que destruyen ciudades y monumentos emblemáticos de todo el mundo. Si la reciente Deep Impact se centraba en los sentimientos de los personajes, los responsables de Armageddon apuestan sin dudarlo por el espectáculo con enormes dosis de adrenalina. Eso no implica que hayan descuidado el argumento, que ha contado con todo un batallón de prestigiosos guionistas: Jonathan Hensleigh y Scott Rosenberg (Con Air (Convictos en el aire)), Robert Towne (Chinatown, Marea roja), Tony Gilroy (Medidas desesperadas), J.J. Abrams (A propósito de Henry) y Ann Biderman (Las dos caras de la verdad). En el reparto tampoco se han regateado esfuerzos. Al imprescindible Willis hay que añadir a Ben Affleck (coganador de un Oscar por el guión de El indomable Will Hunting), Liv Tyler, Billy Bob Thornton, Steve Buscemi, Will Patton... Un reparto atractivo y a la vez arriesgado, que funciona perfectamente.

5/10
Louis & Frank

1998 | Louis & Frank

Alexandre Rockwell dirige un spin-off, de In the Soup, que sigue los pasos de dos de sus personajes, los cantantes Louis Di Buffoni (Steven Randazzo) y Frank (Francesco Messina). Tras adaptarse a otras dedicaciones profesionales, deciden volver a la música. Destaca el trabajo del veterano Tony Curtis, como manager fracasado. El film incluye un homenaje a su inolvidable cinta Con faldas y a lo loco. También incluye un cameo de Steve Buscemi, protagonista de In the Soup, que encarna a un travesti.

5/10
Con Air (Convictos en el aire)

1997 | Con Air

Estimable película de acción capaz de cortar el aliento a cualquiera que se precie. Un grupo de peligrosos y sanguinarios presos son trasladados a otro penal en un avión de la máxima seguridad. Con ellos viaja también Cameron Poe (Nicolas Cage), un hombre duro que acaba de conseguir la condicional y desea encontrarse con su mujer y su hija. Pero los presos organizan una rebelión urdida perfectamente por su cabecilla, Cyrus "el Virus" Grissom (John Malkovich). Poe hará todo lo posible para que Cyrus no aniquile a toda la tripulación y estrelle el avión en Las Vegas. Mientras, en tierra, el policía Vicent Larkin (John Cusack) ha de conseguir que el gobierno no explote el avión en el aire. Magníficos y sorprendentes son los efectos especiales. Ayuda al resultado general el trabajo del espléndido reparto: John Malkovich (En la línea de fuego) hace una de sus interpretaciones más psicopata-memorables y Steve Buscemi (Reservoir Dogs) logra con una divertida aunque espeluznante caracterización un suspense de gran intensidad. Los amantes de la acción están de enhorabuena con esta película.

5/10
2013: Rescate en L.A.

1996 | Escape From L.A.

En el año 2013, un terremoto de gran magnitud ha separado Los Angeles del resto del continente americano, convirtiendo la ciudad en una isla. Un aguerrido hombre al que le distingue un parche en su ojo izquierdo, apodado Serpiente (Kurt Russell) debe encontrar entre las ruinas del desastre a un peligroso delincuente, que se ampara en el caos con una sofisticada arma capaz de destruir el planeta entero. Pero no le va a resultar nada fácil sortear los peligros que le irán saliendo al paso. Una original y sorprendente película en la que la ciencia-ficción es utilizada con un cierto tono crítico. Se trata de la continuación de las aventuras de Serpiente en 1997: Rescate en Nueva York. Algunos actores secundarios, como Steve Buscemi, Georges Corraface o Pam Grier, están excelentes en sus interpretaciones. Una poderosa mezcla de acción y espectacularidad. Algunas escenas, como la cacería por el Coliseum o la de la persecución por el parque temático de Happy Kingdom, son realmente electrizantes. Imprescindible para los amantes del género.

5/10
Kansas City

1996 | Kansas City

Recreación erudita del mundo de los años de la depresión en Estados Unidos. 1934. Kansas City es una ciudad al rojo vivo en vísperas de unas importantes elecciones. La vida de la ciudad gira en torno a el Hey Hey Club, un lugar lleno de corrupción, lujo y prostitución. Un día, va a parar a ese lugar Johnny O'Hara (Dermot Mulroney), un ratero que ha robado al hombre equivocado, el hampón negro Seldom Seen, y es retenido allí con aviesas intenciones. Su mujer, Blondie (Jennifer Jason Leigh), no dudará en secuestrar a su vez a la esposa de un importante político (Miranda Richardson) para hacer un intercambio y lograr la libertad de su marido. Película de género dirigida por el prestigioso Robert Altman. En ella hay una mezcla de política, crimen, amor, dinero y, sobre todo, jazz. Los actores están fantásticos y el guión del propio Altman y de Frank Barhydt se reparte en varias direcciones, especialmente en las que recogen las andanzas de las dos mujeres y en lo que acontece a la vez en el club de jazz del mafioso. Pero como suele suceder en el cine de Altman se echa falta un tono general de mayor autenticidad, menos frío y "externo", que implique más al espectador. De cualquier modo, la película es un buen homenaje a la Norteamérica de aquellos años y es ideal para aficionados al cine negro y al mundo del hampa, y para amantes del jazz. Destacan en este sentido las secuencias ficticias que recogen a los saxofonistas Lester Young y Coleman Hawkins en plena batalla musical, ante la atenta mirada de un jovencito Charlie Parker. De entre los músicos se reconoce a estrellas modernas del jazz, como el saxo tenor Joshua Redman o el bajista Ron Carter.

6/10
Una última copa

1996 | Trees Lounge

Debut en la dirección del actor Steve Buscemi. La historia gira alrededor del "Trees Lounge", bar donde se reúnen varios personajes a matar el tiempo: beben, juegan, filosofan... Uno de ellos es un "colgado" encarnado por Buscemi. Sin trabajo, hereda un puesto de helados, cuando fallece su anterior dueño. Film sencillo y costumbrista, con algunos tipos humanos que, sin ser un dechado de virtudes, se dejan querer.

6/10
Fargo

1996 | Fargo

Si algo puede salir mal, saldrá mal. Que se lo digan a un torpe vendedor de coches, que monta el secuestreo de su propia esposa. Ocurre en Minnesota en pleno invierno, y todo lo hace para sacar pasta a su suegro. Lo malo es que acude a dos matones tan torpes como él. Lo contrario que la sheriff Marge, esposa perfecta, embarazada, y que investigando resulta ser más lista que el hambre. Formidable e inclasificable film de los Coen, que mezcla el thriller con el humor negro y el dibujo costumbrista de la América profunda del Medio Oste. Si patético resulta el vendedor de coches interpretado por William H. Macy, el contrapunto lo da el matrimonio de la sheriff y su esposo, aparentemente anodino, pero que disfruta con su vida ordinaria, y con el encargo que él logra de diseñar un sello de 3 centavos, remate final del film. Para el recuerdo queda el plano de la trituradora, marca de la casa. Tuvo dos merecidos Oscar (guión y actriz, Frances McDormand) y premio al mejor director en Cannes. La fotografía blanquecina del film es prodigiosa.Y los extras, muy completitos.

8/10
Desperado

1995 | Desperado

Secuela de El mariachi, donde Robert Rodriguez contó, esta vez sí, con un presupuesto generoso y actores bastante más conocidos (Banderas, Hayek, Buscemi, de Almeida, Tarantino...). El resultado es acción a porrillo, aunque, al contrario que en su debut, en este caso la originalidad se quede en el tintero.

3/10
Vivir rodando

1995 | Living in Oblivion

Nick Reve es un director de cine que se embarca en una nueva película en la que nada le sale bien. Lejos de derrumbarse el joven intentará tirar para adelante a pesar de contar con un sonido pésimo, unos malos actores, una pareja protagonista que se lleva fatal, y un rodaje en general que acabará sacándole de sus casillas. Satírico y divertidísimo film de cine dentro del cine donde un director hará lo que sea por realizar su película. Tom DiCillo (Delirious) contó con Steve Buscemi (El gran Lebowski), Dermot Mulroney (La boda de mi mejor amigo) y Peter Dinklage (Un funeral de muerte) entre los protagonistas principales. El mejor guión en Sundance y el premio del público fueron algunos de los galardones que se llevó la cinta.

5/10
Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto

1995 | Things To Do In Denver When You're Dead

En su vida de gángster no mató ni a una mosca. Ahora, una inesperada chapuza puede llevarle al "hoyo". Elaborada trama de cine negro, bien ambientada y de ágil narración. Destacan el buen guión de Scott Rosenberg (Beautiful Girls) y Andy García, listo para darle el pasaporte a quien sea y sin despeinarse.

6/10
Somebody to Love (Alguien a quien amar)

1994 | Somebody to Love

Mercedes, actriz frustrada de origen hispano, se gana la vida en un garito cobrando a dólar el baile con desconocidos. Su amante es Harry, un hombre casado, actor fracasado también. Ernesto, un inmigrante mexicano, se acerca a la sala de baile con unos amigos, e irrumpe en la vida de la joven enamorándose de ella. Por obtener su amor aceptará todo tipo de trabajos que le permitan disponer de dinero, hasta llegar a una situación límite. El cineasta independiente Alexander Rockwell llamó la atención en Sundance en 1992 con su film In the Soup, que mereció el Premio Especial del Jurado. Ahora dirige una interesante historia de amor, que ha querido dedicar a Federico Fellini y Giulietta Massina. De hecho asegura que el personaje de Mercedes está inspirado en el que encarnaba la actriz en Las noches de Cabiria. El director narra su historia con buen pulso narrativo. Describe un amor ciego, llevado al extremo: de modo que el joven enamorado ni siquiera reflexiona sobre la moralidad de los actos tendentes a conseguir a la chica que ama. Los esfuerzos del joven Ernesto por conquistar a Mercedes contrastan con la actitud egoísta de Harry, que ni siquiera es consecuente con su comportamiento adúltero. Este guión sólido, sobre personajes marginales abocados al fracaso, pero con destellos de generosidad, tiene un indudable atractivo. Una mayor contención en la descripción de situaciones habría ayudado a potenciar el halo romántico y desencantado del relato.

6/10
Cabezas huecas

1994 | Airheads

The Lone Rangers es una banda de rock and roll compuesta por tres amigos que ensayan continuamente en la ciudad de Los Angeles con el objetivo de convertirse algún día en estrellas. Han compuesto una canción que en su opinión les dara la fama, e intentan mostrar su talento en todas las compañías discográficas a las que tienen acceso. Sin embargo, los directivos de estas empresas no coinciden con ellos en su opinión acerca de su calidad musical, por lo que, aun habiendo hecho todo lo posible, no consiguen ser contratados. Será entonces cuando decidan tomar una pequeña emisora local para conseguir que su canción se emita. Esta comedia dirigida a un público juvenil basa su eficacia en los excelentes actores protagonistas, entre los que destaca Steve Buscemi (Reservoir Dogs), actor fetiche de Quentin Tarantino y de directores del cine independiente norteamericano. Junto a él un sólido elenco que incluye a un casi primerizo Brendan Fraser, que después despuntaría con papeles dramáticos en películas como Dioses y monstruos, un jovencísimo Adam Sandler (Un papá genial) y el veterano Joe Mantegna. El resultado es una amena descripción del mundillo que rodea a los grupos de música moderna.

4/10
El gran salto

1994 | The Hudsucker Proxy

Los hermanos Coen homenajean, a la vez que lo caricaturizan, el cine clásico de Frank Capra. Y lo hacen a través de la historia de Norville Barnes (Tim Robbins), un ingenuo joven recien licenciado en empresariales, que es contratado por una empresa el mismo día que su fundador se ha suicidado saltando desde la ventana de la Sala de Juntas en el piso 44. Sidney J. Mussburger, brazo derecho del fallecido, decide elegir como nuevo presidente de la compañía a Norville Barnes, al que considera un idiota, para conseguir que bajen los precios de las acciones de la compañia. El resultado es una brillante comedia, con grandes golpes de humor. Tambien es de destacar el efecto visual conseguido por los Coen, en particular el peliculiar "look" del Nueva York de los años 50. La película cuenta con grandes secuencias tales como las impresionantes caídas desde el rascacielos.

6/10
Floundering

1994 | Floundering

John Boyz, un sarcástico treintañero que se ha quedado sin trabajo, intenta decidir qué hacer con su vida. Incapaz de dormir, y sumido en la más absoluta apatía, John se dedica a observar a sus vecinos con prismáticos. Esta producción independiente retrata las consecuencias de los disturbios de Los Ángeles, de 1992. Realizan pequeños cameos populares actores como Viggo Mortensen, Ethan Hawke y Billy Bob Thornton.

4/10
Pulp Fiction

1994 | Pulp Fiction

Dos años después de su hiperviolento debut tras las cámaras con Reservoir Dogs, Quentin Tarantino sorprendió a la crítica y al público de todo el mundo con un magnífico ejercicio de estilo. El título hace referencia a los 'pulp', tal como se llamaban unas novelillas baratas que narraban historias criminales, con humor negro y secuencias violentas. Es el mismo tono que predomina en los relatos de este film, que transcurren en Los Ángeles. Vincent Vega, un matón de la mafia, debe acompañar a la novia de su jefe. Al boxeador Butch Coolidge le persigue un mafioso, por no cumplir con un combate amañado. Tarantino introduce numerosas referencias a la cultura pop, homenajeando a películas de artes marciales, a los cómics, y a la música rock, mediante una modélica utilización de la banda sonora. Tarantino también se luce en el guión, con ingeniosos diálogos, eso sí, groseros e irreverentes. Los pasajes violentos y sórdidos están filmados de forma irreal, y con sentido del humor y un enfoque ‘kitsch’. Lo cautivador de este peculiar producto es lo inverosímil de unas situaciones que parecen concebidas por la mente violenta de un Peckinpah mezclada con la de los hermanos Marx. El film supuso la resurrección cinematográfica de John Travolta, quien tras Grease y Fiebre del sábado noche se había perdido entre subproductos de difícil digestión. Sólo el bailecito con Uma Thurman le convirtió de nuevo en estrella. Tarantino da muestras de su extraordinario talento para narrar con imágenes y con ritmo trepidante. Pero... nada de realidad, aquí todo es puro cine. Y la música es tan original y ecléctica como todo lo demás. Estuvo nominada para 7 Oscar y ganó merecidamente la estatuilla al mejor guión original.

8/10
Sol Naciente

1993 | Rising Sun

El policía Web Smith (Wesley Snipes) se entera del asesinato de una modelo, ocurrido en la sala de juntas de una importante corporación japonesa. Mientras busca pistas para encontrar al asesino, recibe la llamada de un misterioso detective, John Connor (Sean Connery), que trabaja para la multinacional japonesa. Juntos se ven obligados a formar un equipo y, mientras progresan, se dan cuenta de que el asesino ha utilizado las últimas tecnologías para cometer el delito. Tras el éxito de Parque Jurásico, adaptada al cine por Steven Spielberg, las novelas de Michael Crichton se convirtieron en las más preciadas para llevar a la gran pantalla. En esta ocasión, el escritor se hizo cargo del guión con el realizador, Philip Kaufman. El reparto es excepcional, con el mítico Sean Connery (El hombre que pudo reinar, El nombre de la rosa) a la cabeza.

4/10
El último forajido

1993 | The Last Outlaw

Acabada la Guerra de Secesión, un grupo de soldados sudistas se dedica a atracar bancos. Les lidera el coronel Graff, que ha perdido la razón y piensa que la guerra continúa. Geoff Murphy, responsable de Intrépidos forajidos, vuelve al western con un producto de lo más convencional, aunque cuenta en el reparto con actores bastante solventes. Destaca el trabajo de Mickey Rourke como el demente Graff.

4/10
Reservoir Dogs

1992 | Reservoir Dogs

El impresionante debut de Quentin Tarantino (si dejamos de lado My Best Friend's Birthday, rodada en plan amateur) es una de las películas más influyentes e imitadas del cine de los 90. Ya estaban presentes las señas de identidad de este cineasta, que se apoya en diálogos ocurrentes e ingeniosos, y recarga sus películas de violencia. Seis gansters profesionales que no se conocen entre sí son contratados por Joe y Eddie Cabot para un trabajito. Los seis mantienen su identidad en el anonimato, escondiéndose bajo nombres de colores: Sr. Rosa, Sr. Blanco, Sr. Naranja, Sr. Marrón, Sr. Azul y Sr. Rubio. Mientras realizan un atraco en una comisaría, aparece inesperadamente la policía, por lo que se desata un trágico tiroteo. Los miembros de la banda sospechan que uno de ellos ha dado el soplo, por lo que acaban enfrentándose entre ellos para descubrir al traidor. Aunque Tarantino contaba con un presupuesto bastante limitado, logró fichar al veterano Harvey Keitel (también productor del film) y se rodeó de un grupo de grandes actores desconocidos por aquel entonces, pero que se han dado a conocer gracias a él, como Steve Buscemi, Tim Roth o Michael Madsen, entre otros. El propio Tarantino se reserva el papel del señor Marrón. Destaca la narración a base de flashbacks, que van dosificando los detalles de la trama, y ofreciendo detalles sobre los personajes. La brutalidad de momentos, como la secuencia de la oreja, se suaviza parcialmente por algunos elementos humorísticos. A destacar la meritoria utilización de clásicos del rock para la banda sonora, de grupos como Stealers Wheel y Blue Swede. El propio Tarantino quedó muy satisfecho de una película que había rodado pensando en lo que a él mismo le hubiera gustado ver en una pantalla. "Si yo no hubiera hecho Reservoir Dogs, y si algún otro la hubiera hecho y yo hubiera ido a verla, habría pensado que aquella era la película más acongojantemente buena del año", comentó el cineasta.

7/10
In the Soup

1992 | In the Soup

5/10
Barton Fink

1991 | Barton Fink

Un autor teatral de éxito escucha el canto de sirenas de Hollywood. Y allí descubre que no todo el monte es orégano, pues le encargan absurdas películas de lucha libre. Al tiempo, extraños personajes del motel donde se aloja le ayudarán a su temido enfrentamiento con la página en blanco de la máquina de escribir. Genial acercamiento de los Coen al momento creador, los hermanos mezclan sabiamente géneros e influencias fílmicas, introducen personajes excéntricos, y nos intrigan con cierta misteriosa caja. 

8/10
Zandalee

1991 | Zandalee

Cuando el padre del escritor Thierry Martin muere, éste se ve inmerso en una profunda tristeza que le deja sin inspiración y comienza a desatender a su bella esposa Zandalee. Por ello, la mujer cae en los brazos de Johnny, un inquietante amigo de su esposo que comienza a seducirla. El triángulo amoroso lleno de pasión y deseo erótico un tanto obsesivo es el tema principal de esta prescindible película, protagonizada por un misterioso Nicolas Cage, cuando aún no había alcanzado su "status" de estrella. Le acompañan Judge Reinhold y Erika Anderson.

4/10
Billy Bathgate

1991 | Billy Bathgate

Billy es un joven sencillo con ganas de progresar. Cuando conoce al mafioso Dutch Schultz, decide introducirse en su banda y pasar a ser un gangster más, conociendo los entresijos del mundo de la mafia. Poco a poco Billy irá progresando y destacando por encima de Dutch, pero las cosas se complicarán cuando Billy y Drew, novia de Dutch, se enamoren. Thriller que recuerda Uno de los nuestros y Una historia del Bronx. En la línea de las películas de la mafia, el joven protagonista queda fascinado por el 'negocio' y por el mundo de prosperidad económica que se abre ante sus ojos y que hace que olvide el peligro que también acecha. Dirige la cinta Robert Benton, que se basó en una novela de E.L. Doctorow, y protagonizan Dustin Hoffman, Nicole Kidman y Steve Buscemi.

5/10
Muerte entre las flores

1990 | Miller's Crossing

Años de la prohibición. Dos bandas, una liderada por un irlandés, la otra por un italiano, pelean por dominar una ciudad innombrada. En medio de la refriega está Tom Reagan, que en principio trabaja para Leo, el irlandés. Pero se le ocurre tontear con Verna, la chica de su jefe, lo que tiene las previsibles consecuencias. Para acabar de enrevesar las cosas está Bernie, hermano de Verna, y por lo que parece, un traidor redomado. Probablemente la mejor de las películas firmadas por los hermanos Coen. Toman lo mejor de la novela negra –Dashiell Hammett sobre todo– y del cine gangsteril, y lo tamizan con una puesta en escena barroca y abundantes dosis de humor negro (las escenas del italiano con su hijo son memorables). A la magnífica dirección y recreación de época, y a los violentos tiroteos, se suman las interpretaciones. Destaca Gabriel Byrne como el lacónico Tom, que mide cada uno de sus pasos para lograr sobrevivir.

8/10
El rey de Nueva York

1990 | King of New York

Violento film de Ferrara. Un señor de la droga, recién salido de la cárcel, trata de recuperar el control de las calles neoyorquinas. El enfrentamiento con la poli y las otras bandas está servido.

4/10
Paloma solitaria

1989 | Lonesome Dove | Serie TV

Augustus y Woodrow son dos tejanos que deciden instalarse en Montana, y para ello inician un viaje desde al sur hasta el norte, mientras conducen una extensa manada de reses. El camino no estará libre de aventuras, amistad y el amor de alguna mujer. La serie estaba dividida en cuatro capítulos y contaba con el protagonismo de Robert Duvall y Tommy Lee Jones, dos actores como la copa de un pino, que aprueban con nota su papel. El director Simon Wincer se basó en el libro de Larry McMurty para rodar este magnífico western donde también destacan Danny Glover, Diane Lane o Anjelica Huston. La serie ganó varios premios Emmy en 1989.

6/10
Historias de Nueva York

1989 | New York Stories

Los tres realizadores que más han recurrido, a lo largo de su filmografía a escenarios de Nueva York, se unieron en esta cinta donde cada uno aporta un episodio.  En 'Apuntes del natural', de Scorsese, un pintor mundialmente famoso se siente atraido por su ayudante. 'Vida sin Zoe', de Coppola, es la historia de una niña de doce años. 'Edipo reprimido', de Woody Allen, sigue los pasos de un neurótico abogado, incapaz de escapar a la influencia que su madre ejerce sobre él. Mientras que el de Coppola resulta magistral y está lleno de elementos autobiográficos, el de Scorsese es un tanto rutinario y el de Allen autocomplaciente aunque divertido.

6/10
Esclavos de Nueva York

1989 | Slaves of New York

Estamos a finales del siglo XX, en Nueva York, la capital del mundo. Allí la vida es muy agitada y no es sencillo adaptarse para cualquier persona. Aun así, vivir en Nueva York es el máximo sueño de Eleanor, Chuck y Daria. Están embelesados por sus fiestas, su gente, su moda... Pero una vez que su sueño se hace realidad, comienzan a darse cuenta de que vivir en la ciudad que siempre han deseado no es suficiente para ser felices. Llega un momento en que están atiborrados de la frivolidad que antes perseguían, y pretenden escapar. Una serie de circunstancias les mantienen atrapados en Nueva York, y su existencia en la ciudad de sus sueños se convierte en una condena. Una extraña película dentro de la filmografía de James Ivory, que cuenta con un planteamiento original. Ivory alcanzó una enorme reputación por sus cuidadas adaptaciones de grandes novelas inglesas, como Las bostonianas (1984), Una habitación con vistas (1986) o Maurice (1987). Esta curiosa película hace de puente hacia su obra cumbre, Regreso a Howards End (1991). Esclavos en Nueva York es una refundición de cuentos de Tama Janowitz, no exenta de atractivo.

3/10
Mystery Train

1989 | Mystery Train

Tres historias alrededor de Memphis, con el espíritu de Elvis Preley, el Rey, aleteando, el tren como símbolo del discurrir de la existencia, y un destartalado hotel como nexo de unión. En “Lejos de Yokohama” una joven pareja nipona desea recorrer los lugares ligados al mítico Elvis y al nacimiento del rock; en “El Fantasma”, una italiana que ha perdido su avión debe hacer noche en la ciudad, y despegada de su dinero, se aprovechan de ella un tipo que le coloca un montón de revistas, un individuo que le cuenta la vieja leyenda del autoestopista con los rasgos de “El Rey”, y una mujer con la que compartirá habitación; finalmente en “Perdidos en el espacio” tres colgados disparan a un tipo en una de esas tiendas que abren toda la noche, y se refugian en el mentado hotel.Jim Jarmusch entrega el film con su característico tono lánguido, un minimalismo muy reconocible, con rasgos de suave humor y cierto romanticismo. El paisaje y los colores de la fotografía de Robbie Müller evocan la pintura de Edward Hopper. Y hay ingenio en el uso de ciertos elementos -el conserje y el botones del hotel, la música de la radio, el sonido de un disparo...- para situar temporalmente una historia con respecto a otra, los momentos de solapamiento y coincidencia.

6/10
Kiss Daddy Goodnight

1988 | Kiss Daddy Goodnight

Laura se viste cada noche de vampiresa y sale de bares. Allí es donde encuentra a sus víctimas. La joven escoge a un joven y aprovecha para drogarse a su costa. Cuando ha terminado su diversión le roba y vuelve a casa. Un día su rutina se ve interrumpida cuando aparece muerta una persona de su entorno. Comparte cartel con Uma Thurman, Paul Dillon, el hermano mayor de Matt Dillon. Paul debutó en el cine con esta película pero, a diferencia de Matt, él sólo ha participado en dos títulos más y ambos fueron también en 1988.

3/10
El misterio de la Pirámide de Oro

1988 | Vibes

Dos tipos más bien raritos, una peluquera y un empleado en un museo, tienen poderes psíquicos, por lo que les contrata un personaje que busca teóricamente a su hijo desaparecido, aunque en realidad va tras un tesoro oculto en los Andes. A pesar de contar con los expertos en comedia Lowell Ganz y Babaloo Mandel, esta peli de aventuras algo extrafalaria no tiene demasiada gracia.

3/10
Rockefeller Plaza (7ª temporada)

2012 | 30 Rock | Serie TV

Con el matrimonio feliz de Jenna a la vista, Liz siente la necesidad de comprometerse con su nuevo novio, Criss. Jack siente la presión sobre su candidatura, por lo que requiere nuevas estrategias. Kenneth y Tracy se ven más envueltos en las decisiones de la NBC. En la última temporada Liz por fin puede cumplir uno de sus mas grandes sueños al mismo tiempo que Kenneth y Tracy toman las nuevas riendas del negocio, dejando a Jack con una reevaluación de su vida e intentando encontrar la verdadera felicidad. La temporada contó con tan sólo 13 capítulos, siendo el ultimo transmitido el 31 de enero del 2013 en los Estados Unidos. El episodio fue dirigido por Beth McCarthy-Miller y escrito por Tina Fey.

7/10
Rockefeller Plaza (5ª temporada)

2010 | 30 Rock | Serie TV

Una temeporada más de una de las series más aclamadas por la crítica. En esta ocasión Liz se adentra en una relación amorosa con Carol Burnett (Matt Damon), al mismo tiempo la vida de Jack tomará un giro inesperado cuando la sombra de la paternidad lo acecha. Tracy sigue empeñado en conseguir un EGOT (Emmy, Grammy, Oscar y Tony) y Kenneth desea regresar a la NBC. Los miembros del equipo del TGS están comenzando a formar un familia y buscando estabilidad en sus vidas. Quinta temporada dotada de una dosis más de humor, amor y situaciones hilarantes que garantizan pasar un rato agradable.

7/10
Interview

2007 | Interview

Remake americano de la película del mismo título dirigida en 2003 por Theo Van Gogh. El film nace de la intención del propio Van Gogh de realizar una versión en inglés en Estados Unidos. Así lo planeó junto al productor Gijs van de Westelaken en su viaje a Toronto en 2003, pero su trágico asesinato al año siguiente, a manos de un fundamentalista islámico, impidió que el proyecto se realizara. Sin embargo, el productor decidió honrar la memoria del cineasta holandés y emprender el rodaje. Su intención es que esta película sea la primera de un proyecto llamado "Triple Theo", en el que se incluirán versiones americanas de otras dos películas de Theo Van Gogh: 06 (1994) y Blind Date (1996). El periodista Pierre Peders acude a una cita en un restaurante para entrevistar a una estrella de cine llamada Katya, con fama de libertina. La toma de contacto no parece ser muy agradable, que se diga. La actriz llega una hora tarde, y una vez iniciada la entrevista, él demuestra no saber absolutamente nada de su carrera interpretativa, y tampoco finge interés alguno. La cosa no tiene futuro así que cancelan la reunión. Sin embargo, por cosas del destino, él sufre un pequeño golpe en la cabeza y ella le auxilia en su enorme loft neoyorquino. Allí comenzarán a parlotear, a enfadarse, a reírse, a confiarse secretos, etc. Tras la estimable película Delirious, el actor Steve Buscemi parece haber encontrado un filón a su gusto en el tema de los famosos y el mundo que les rodea, el de los “aprovechados” que sacan tajada, ya sea en forma de fotos o de artículos periodísticos. El caso es que Buscemi repite como actor en esta atípica, divertida y a ratos interesante película, pero además se erige en gran artífice, pues también dirige y firma el guión junto a David Schechter. Durante hora y media asistimos a un duelo interpretativo de gran altura entre él y la guapa Sienna Miller –quizá en su mejor papel hasta la fecha–, en el que sus personajes muestran su desparpajo al hablar de temas como el amor, el sexo, la fama, la familia. El tono de los diálogos es desenfadado, natural, a veces barriobajero, y ningún tema se trata con hondura. Aunque en realidad esa superficialidad es perfectamente coherente con la idea argumental, que refleja la vacuidad de la fama, el cinismo de las estrellas y la mezquindad que a menudo reina en el mundo periodístico. Por lo demás, tanto el excelente ritmo del film, rodado prácticamente en un único escenario, como la viveza de las conversaciones, logran que nunca resulte aburrido el peculiar "tête a tête" de los dos únicos personajes, una relación que mezcla odio, atracción y juego competitivo. Al final, el conjunto resulta similar a una pieza teatral de gran frescura, y aunque no sea más que un divertimento frívolo, es desde luego una ocasión inmejorable para disfrutar de la enorme capacidad interpretativa de los dos protagonistas.

6/10
Los Soprano (Episodios finales)

2006 | The Sopranos (6ª Season) | Serie TV

Tony Soprano ha celebrado la Navidad con los suyos, convencido de que se ha evitado la guerra entre las mafias de Nueva York y Nueva Jersey. Pero Tony no cuenta con que Phil Leotardo, el capo de Nueva York, es un hombre poco recomendable del que no se puede fiar. Entretanto, los hijos de Tony están a punto de tomar decisiones trascendentales para el resto de sus vidas. Nueve impactantes episodios -aún más oscuros de lo que ya es habitual en la serie- que suponen el broche de oro para una serie que ha hecho historia, y ha logrado en total 21 premios Emmy y otros galardones importantes. Entre las estrellas invitadas de esta última tanda destacan Daniel Baldwin, Sydney Pollack y Nancy Sinatra. El propio David Chase, ilustre creador de la serie, se ocupó del guión y la dirección del episodio final, que obtuvo un gran éxito de audiencia, pues lo siguieron cerca de 12 millones de espectadores sólo en Estados Unidos.

6/10
Los Soprano (4ª temporada)

2002 | The Sopranos | Serie TV

Esta cuarta temporada de Los Soprano es una prueba fehaciente de lo importante que es poner unos cimientos sólidos en una serie, para luego construir un edificio imponente a lo largo del tiempo. Ya tenemos bien desarrollada una increíble galería de personajes, a cada cual mejor matizado, con lo que el equipo de guionistas tiene enormes posibilidades a la hora de imaginar sus posibles derroteros. Así, las flechas en esta ocasión se disparan en algunas direcciones muy interesantes. La insatisfacción de Carmela podría encontrar consuelo en Furio, aunque éste no lo tenga nada claro, y en tener algo de control en las finanzas familiares; Adriana hace una amiga que resulta ser agente del FBI, lo que le pone en una situación difícil, que le empuja incluso a proponer matrimonio a Christopher, para no tener que testificar contra él; la adicción a las drogas de Christopher alcanza un punto álgido; sobre Junior sigue pesando la posibilidad de una condena; Janice se lía con Ralph; Meadow, deprimida por la muerte de su novio, viaja a Europa, y a su vuelta decide trabajar como voluntaria, lo que pone en riesgo los estudios universitarios de los que tan orgulloso estaba Tony; y éste sigue con sus infidelidades matrimoniales, mientras la cuerda de la relación con la doctora como paciente se tensa, lo mismo que ocurre con su esposa… La lista podría alargarse, pero dan idea de la madurez de una serie que, aunque ambientada en el mundo de la mafia, resulta cercana por ser muy hija de su tiempo; y las dificultades para afrontar los problemas de nuestros días, la ausencia de un bagaje moral para mirarlos de frente y sin complejos, tiene una magnífica caja de resonancia en el ambiente de trapicheos, rencillas y asesinatos, un cotarro del que Tony Soprano es el amo… o intenta serlo.

7/10
Los Soprano (3ª temporada)

2001 | The Sopranos | Serie TV

La tercera temporada de Los Soprano arrancó con la muerte de Livia Soprano, por exigencias de la vida real: la actriz Nancy Marchand, que hacía el papel, fallecía inesperadamente. Por lo demás, los distintos miembros de la familia siguen dando sus tumbos existenciales: la doctora Melfi propone una sesión conjunta para el matrimonio Soprano; Tony echa el ojo a una bella paciente de su psiquiatra, para iniciar una aventura; Carmela sigue buscando nuevas actividades y distracciones que le hagan la vida más llevadera, y flirtea con Furo, quien se da cuenta de que está jugando con fuego; Meadow está en la universidad, y después de salir con un judío afroamericano, mantiene una relación con Jackie Jr., un primo lejano, que se va a meter en asuntos turbios; Anthony tiene problemas de disciplina; Chris regala a su novia Adriana un local de copas; a Junior le detectan un cáncer… Todos estos sucesos y circunstancias no se introducen caprichosamente, sino obedeciendo a un inteligente diseño argumental. Los personajes se muestran vulnerables, y ello los hace atractivos, pese a la violencia que a veces despliegan, y que se convierte en una idea en la propia doctora Melfi, cuando sufre un intento de violación. Entre los nuevos personajes de la temporada, destacan Jackie Jr., y Ralph, uno de los secuaces de Tony que irá cobrando importancia. Algunas de las tramas son casi independientes del conjunto, pero funcionan muy bien. Es el caso del episodio 11, en que Christopher y Paulie, después de deshacerse del rival de turno, se pierden en un bosque nevado, en lo que se diría un homenaje soterrado a Fargo, de los hermanos Coen.

7/10
Animal Factory

2000 | Animal Factory

Ron es un jovencito que, por un feo asunto de drogas, ingresa en prisión. Lejos de ser un lugar donde el delincuente se regenera, la cárcel se revela como un lugar brutal, en el que no es fácil la supervivencia. Pero Ron tiene la suerte de caerle bien a Earl, un tipo duro y veterano del lugar, que le pone bajo su protección. Lo que al principio es una relación distante, termina uniéndoles estrechamente, hasta el punto de que Ron es casi un hijo para Earl. Ambos empezarán entonces a pergeñar un plan de fuga. El actor Steve Buscemi (Fargo, Con Air (Convictos en el aire)) dirige su segunda película con atino. Se observa que la dirección de actores se le da bien, y de hecho la elección de Edward Furlong (el chaval de Terminator 2: El juicio final) y Willem Dafoe (nominado al Oscar por La sombra del vampiro) se revela perfecta. Aunque él mismo reconoce: "No creo que sea necesario ser actor para arrancarle una gran interpretación". Sorprende además ver a Tom Arnold, típico actor de comedia (Nueve meses) transformado en villano, o al duro Mickey Rourke (El corazón del ángel) en un papel tan inesperado como el de Jan, la actriz. De todos modos, Buscemi lo tiene claro: "Me preocupa más cómo queda una película que quien actúa en ella".

6/10
Oz

1997 | Oz | Serie TV

Prestigiosa serie carcelaria producida por HBO que recoge la estancia de varios reclusos en una prisión de alta seguridad llamada Oswald State Correctional Facility. La serie se llama "Oz" en referencia al mágico mundo creado por L. Frank Baum, y de hecho uno de los módulos más significativos de la cárcel se llama Emerald City (Ciudad Esmeralda). Ahí hay un puñado de reclusos en un régimen experimental que ejemplifican todos los tipos humanos según razas, culturas, caracteres, religiones, etc. A lo largo de sus 56 capítulos, repartidos en 6 temporadas (1997-2003), la serie supone una denuncia clara del sistema penitenciario norteamericano, en donde parece generarse más corrupción que en libertad y donde la vida de los presos es terrible. En especial también se critica duramente la pena de muerte. Entre el reparto hay bastantes rostros conocidos, aunque no se trate de grandísimas estrellas. Destaca la presencia de la veterana Rita Moreno (West Side Story).

6/10
Una última copa

1996 | Trees Lounge

Debut en la dirección del actor Steve Buscemi. La historia gira alrededor del "Trees Lounge", bar donde se reúnen varios personajes a matar el tiempo: beben, juegan, filosofan... Uno de ellos es un "colgado" encarnado por Buscemi. Sin trabajo, hereda un puesto de helados, cuando fallece su anterior dueño. Film sencillo y costumbrista, con algunos tipos humanos que, sin ser un dechado de virtudes, se dejan querer.

6/10
Interview

2007 | Interview

Remake americano de la película del mismo título dirigida en 2003 por Theo Van Gogh. El film nace de la intención del propio Van Gogh de realizar una versión en inglés en Estados Unidos. Así lo planeó junto al productor Gijs van de Westelaken en su viaje a Toronto en 2003, pero su trágico asesinato al año siguiente, a manos de un fundamentalista islámico, impidió que el proyecto se realizara. Sin embargo, el productor decidió honrar la memoria del cineasta holandés y emprender el rodaje. Su intención es que esta película sea la primera de un proyecto llamado "Triple Theo", en el que se incluirán versiones americanas de otras dos películas de Theo Van Gogh: 06 (1994) y Blind Date (1996). El periodista Pierre Peders acude a una cita en un restaurante para entrevistar a una estrella de cine llamada Katya, con fama de libertina. La toma de contacto no parece ser muy agradable, que se diga. La actriz llega una hora tarde, y una vez iniciada la entrevista, él demuestra no saber absolutamente nada de su carrera interpretativa, y tampoco finge interés alguno. La cosa no tiene futuro así que cancelan la reunión. Sin embargo, por cosas del destino, él sufre un pequeño golpe en la cabeza y ella le auxilia en su enorme loft neoyorquino. Allí comenzarán a parlotear, a enfadarse, a reírse, a confiarse secretos, etc. Tras la estimable película Delirious, el actor Steve Buscemi parece haber encontrado un filón a su gusto en el tema de los famosos y el mundo que les rodea, el de los “aprovechados” que sacan tajada, ya sea en forma de fotos o de artículos periodísticos. El caso es que Buscemi repite como actor en esta atípica, divertida y a ratos interesante película, pero además se erige en gran artífice, pues también dirige y firma el guión junto a David Schechter. Durante hora y media asistimos a un duelo interpretativo de gran altura entre él y la guapa Sienna Miller –quizá en su mejor papel hasta la fecha–, en el que sus personajes muestran su desparpajo al hablar de temas como el amor, el sexo, la fama, la familia. El tono de los diálogos es desenfadado, natural, a veces barriobajero, y ningún tema se trata con hondura. Aunque en realidad esa superficialidad es perfectamente coherente con la idea argumental, que refleja la vacuidad de la fama, el cinismo de las estrellas y la mezquindad que a menudo reina en el mundo periodístico. Por lo demás, tanto el excelente ritmo del film, rodado prácticamente en un único escenario, como la viveza de las conversaciones, logran que nunca resulte aburrido el peculiar "tête a tête" de los dos únicos personajes, una relación que mezcla odio, atracción y juego competitivo. Al final, el conjunto resulta similar a una pieza teatral de gran frescura, y aunque no sea más que un divertimento frívolo, es desde luego una ocasión inmejorable para disfrutar de la enorme capacidad interpretativa de los dos protagonistas.

6/10
Una última copa

1996 | Trees Lounge

Debut en la dirección del actor Steve Buscemi. La historia gira alrededor del "Trees Lounge", bar donde se reúnen varios personajes a matar el tiempo: beben, juegan, filosofan... Uno de ellos es un "colgado" encarnado por Buscemi. Sin trabajo, hereda un puesto de helados, cuando fallece su anterior dueño. Film sencillo y costumbrista, con algunos tipos humanos que, sin ser un dechado de virtudes, se dejan querer.

6/10

Últimos tráilers y vídeos