IMG-LOGO

Biografía

Jason Butler Harner

Jason Butler Harner

49 años

Jason Butler Harner

Nació el 09 de Octubre de 1970 en Elmira, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Ozark

2017 | Ozark | Serie TV

Marty Byrde es un brillante asesor financiero de Chicago. Es agudo, listo, sabe interpretar cifras con inteligencia. Está casado con Wendy, una mujer encantadora e vivaz, y tiene dos hijos adolescentes Charlotte y Jonah. La vida plácida de la familia va a cambiar drásticamente cuando el jefe de un cártel asesine al socio de Marty y éste salve milagrosamente la vida prometiendo un negocio seguro en la sureña y remota zona del lago Ozark, en Missouri. En realidad, se ha inventado una serie de oportunidades inmobiliarias para salvar el pellejo, pero ahora se verá obligado a blanquear allí millones de dólares si no quiere acabar en un bidón de ácido. La familia se mudará entonces a esa zona, donde la vida será muy complicada. Potente serie de Netflix que atrapa tremendamente y que resulta de lo más original. Responde al planteamiento de un hombre corriente que se ve atrapado en una situación límite y que deberá vivir al margen de la ley si no quiere morir. Mientras el FBI le pisa los talones por anteriores trapicheos económicos, ahora Marty no sólo deberá esquivarlos sino que se verá forzado a ir más allá, entrampándose aún más con negocios turbios, engaños y estafas, temeroso por lo que se les pueda sobrevenir a él y a su familia si no cumple con las expectativas. Se suma al conflicto la situación matrimonial, pues los hechos críticos han coincidido con el descubrimiento de la infidelidad de Wendy con otro hombre, por lo que la familia Byrde parece a punto de explotar. Los problemas se acentuarán en Ozark, cuando se las tengan que ver con la mafia del lugar y la delincuencia que campea por la zona. Ozark no plantea desde luego vidas ejemplares. Es además bastante descarnada y gráficamente explícita en el tratamiento de la violencia y el sexo –un leitmotiv insistente desde que Marty se hace dueño de un club de striptease, al estilo Los Soprano– y éticamente casi no hay un mísero personaje que se salve de la quema. Pero los creadores, Bill Dubuque y Mark Williams, hacen que la cosa funcione gracias a un guión muy elaborado, al retrato de la familia –peleada, en crisis, pero unida a pesar de todo– y al excelente dibujo de unos caracteres nada maniqueos, la mayoría personas complejas, muchas veces insanas, de vidas nada fáciles, que sobreviven como mejor pueden. Y que tienen en su corazón, sus dudas, sus deseos de vivir en paz, de cambiar de vida quizá, aunque no siempre sea posible. Por supuesto, entre todos ellos destacan los miembros de familia Byrde. Marty es un personaje extraordinario, y Jason Bateman sabe hacerlo atractivo, muy creíble a la hora echar mano de su rapidez mental para “vender su moto” en cualquier tipo de peliaguda situación, un talento que le saca continuamente de mortales apuros. Su mujer Wendy –colosal Laura Linney– no le va a la zaga y pronto será una némesis de Marty, capaz de cualquier manipulación interesada tras su encantadora sonrisa. La tercera en discordia es la jovencita Ruth (muy intensa Julia Garner), una chica sin escrúpulos y muy lista que procede de una familia de criminales lugareños y que inesperadamente encontrará en Marty la referencia paternal que le falta, aunque en sus planes también entre la posibilidad de asesinarle. Destaca entre el reparto también la poderosa presencia de Peter Mullan, en el papel de un violento propietario de la zona.

7/10
Colony

2016 | Colony | Serie TV

Blackhat. Amenaza en la red

2015 | Blackhat

Una central nuclear china sufre un accidente a resultas de un ciberataque. El mercado de la soja sufre una alteración que proporciona pingües beneficios a un astuto y anónimo hacker. Dawai Chen, el agente chino que investiga el caso detecta que han usado un código que idearon en su época universitaria él y Nick Hathaway, un cerebrito actualmente en prisión en una cárcel de Estados Unidos. Tras un acuerdo con Justicia, Hathaway colaborará para localizar al pirata informático, que posee lazos con violentos personajes, y parece tener en mente un nuevo ataque nada menos que en Yakarta, Indonesia. Entretenido thriller, pero que sabe a poco cuando uno se entera de que tiene como director a Michael Mann. El responsable de títulos como Heat y Collateral entrega vibrantes escenas de acción con mucha traca, y hasta logra que suspendamos la incredulidad en el clímax en un puente durante una fiesta religiosa en Yakarta, con degüellos sin que nadie del público pestañee. Pero la trama argumental resulta endeble, manida y sin demasiada garra, con una jerga informática que sonará a poca cosa al que sepa del tema, mientras que el neófito se perderá. Mientras, los lazos afectivos de los dos amigos, y la subtrama romántica que surge con Lien, la hermana de Dawai –ella misma experta ingeniera en redes que les ayuda en el caso–, están poco desarrollados, y ese trío actoral –Chris Hemsworth, Wang Leehom y Wei Tang– tampoco es exactamente el colmo de la expresividad. Secundarios como Viola Davis se limitan a cumplir. Al final queda un film impecable, pero demasiado frío y cerebral.

5/10
The Family Fang

2014 | The Family Fang

Alcatraz

2012 | Alcatraz | Serie TV

Serie muy ambiciosa que tiene detrás a J.J. Abrams, y que nos lleva por mil y un caminos distintos en torno a un misterio principal: ¿Qué ocurrió cuando en marzo de 1963 la célebre cárcel de San Francisco cerró sus puertas? Los documentos oficiales cuentan que los 302 presos que habitaban Alcatraz entonces fueron trasladados a otras cárceles: no había dinero, la cárcel estaba que se caía… Pero resulta que no es cierto. En el primer capítulo se explica que aquellos 302 presos y centenares de guardias desaparecieron misteriosamente. Ya en la actualidad, cuando comienzan a producirse una serie de asesinatos relacionados con antiguos dirigentes de la prisión, una joven detective (Sarah Jones, de Sons of Anarchy) descubre que el responsable de estos crímenes es uno de aquellos presos, del que se ignora qué ha hecho en los últimos 50 años. Sorprendentemente, no tiene ni una arruga más de las que tenía cuando desapareció… Las escenas actuales se intercalan con el pasado del preso en la cárcel. Continuamente estamos viajando atrás para conocer el pasado del reo y hacia delante siguiendo la investigación y la persecución del asesino. Además de la detective, un agente del gobierno sigue el caso de cerca. Le da vida el australiano Sam Neil (El piano, Parque Jurásico), un tipo misterioso que con sólo una mirada ya deja caer que sabe mucho más de lo que aparenta y que quizás sus intenciones no son las mejores. El último protagonista es Jorge García (Hurley en Perdidos), un escritor que lo sabe todo sobre la historia de Alcatraz y que colaborará en la investigación, que ofrece el punto de humor de la serie. Un entramado tan complejo, con tantos elementos atractivos y espectacularidad (el primer episodio es un lujazo, buena fotografía, buenas interpretaciones, estupenda banda sonora...), incita a engancharse. Los guionistas han sido capaces de crear en los primeros capítulos una historia coherente y muy intensa, y si no sufre el efecto Flashforward de sólo un par de capítulos con mucha fuerza para luego caer estrepitosamente, Alcatraz puede darnos muchas horas de intriga de la buena. Más de 10 millones de espectadores en su estreno el pasado 16 de enero en EE.UU. indica claramente la expectación que genera todo lo que surge de la inquieta cabecita de J.J. Abrams (Perdidos, Fringe). Alcatraz, sin duda, lleva el sello inconfundible de la casa: acción, intriga, misterios, saltos temporales, personajes oscuros y traumatizados, hasta una isla...

6/10
Matar al irlandés

2011 | Kill the Irishman

La ascensión y caída de Danny Greene, un gángster sin miedo a nada que se metió en medio de la Mafia en el Cleveland de los años 70 y abonó el camino para una cruenta guerra que asoló la ciudad con bombas y tiroteos. Cuando los numerosos intentos de asesinar a Greene fracasan y la leyenda de su invencibilidad aumenta, también crece su poder y sus matanzas callejeras. ¿Quién detendrá al gángster a prueba de balas?  Historia inspirada en hechos reales, basada en el libro de Rick Porrello. El reparto espectacular engrandece este film realista sobre el mundo de la mafia, con una puesta en escena de la época muy verosímil, pegada al terreno, y donde el director Jonathan Hensleigh (El castigador) no se corta lo más mínimo en las escenas violentas. Destaca el protagonismo de Ray Stevenson (Roma).

6/10
The Extra Man

2010 | The Extra Man

Asalto al tren Pelham 123

2009 | The Taking of Pelham 1 2 3

Tony Scott se sube al tren de los remakes, últimamente tan frecuentes, con esta revisión de la novela de John Godey, que ya dio lugar a Pelham 1, 2, 3 (1974), de Joseph Sargen, y a una desconocida versión televisiva. Se suma a este viaje como protagonista Denzel Washington, en su cuarto trayecto con el cineasta que le dirigió en Marea roja, El fuego de la venganza y Déjà Vu. Denzel Washington es de nuevo un tipo corriente, Walter Garber –un controlador del metro neoyorquino–, enfrentado a una situación excepcional, cuando una banda de atracadores dirigida por un tal Ryder secuestra el convoy que sale de Pelham a la 1:23, con varios pasajeros a bordo que se convierten en rehenes. Convertido en improvisado interlocutor con los delincuentes, Garber se entera de que exigen una gran suma de dinero para no matar a los viajeros. Como suele ser habitual –a diferencia de lo que le pasa a veces a su celebérrimo hermano – Tony Scott no descarrilla. Para empezar, Asalto al tren Pelham 1 2 3 cuenta con un guión escrito por Brian Helgeland, responsable de las memorables L.A. Confidential y Mystic River, que ya había colaborado antes con Scott –Washington en la citada El fuego de la venganza. Helgeland adapta muy bien la novela setentera a la actualidad con elementos como una webcam que adquiere gran importancia. Describe con economía de medios a los personajes, incluso a algunos muy episódicos, como la madre que viaja con su hijo en el tren secuestrado, el maquinista del metro reconvertido en atracador, etc. Pero sobre todo el escritor se luce en el enfrentamiento dialéctico entre los dos protagonistas. Y es que estamos ante un thriller con muchos puntos en común con Marea roja, tan claustrofóbico como éste, donde la tensión provenía del duelo verbal entre Washington y Gene Hackman, aquí sustituido por otro actor al que se le dan estupendamente los villanos: John Travolta. Ni Washington ni Travolta aportan nada nuevo a su filmografía, pero sus conversaciones son vibrantes. Es el punto fuente de un film que por otro lado tiene contadas secuencias de acción. Scott se luce con sus frenéticos movimientos de cámara y uno de esos montajes paranoicos que tanto le gustan, aunque a veces se echa de menos un poco de contención. Por otro lado, dedica demasiado tiempo a mostrar cómo la policía intenta llegar a tiempo con el dinero que piden los secuestradores, lo que provoca varios accidentes. Scott tiene a bordo a otros pasajeros dignos de mención. John Turturro –últimamente abonado a grandes producciones comerciales– saca tajada al típico negociador de la policía, a pesar de que casi no tiene líneas de diálogo. Igual ocurre con James Gandolfini ‘Soprano’, cuyo alcalde tiene muchos elementos de sátira hacia la clase política. Asalto al tren Pelham 1 2 3 sólo pretende ser una amena cinta de suspense, aunque esconde algunas notas reflexivas sobre la corrupción. Tiene su interés que apunte que un tipo honrado, pueda acabar haciendo algo moralmente inaceptable –aceptar un soborno– por una causa buena –su familia–. No es casualidad que le interprete Washington, que también hizo John Q, sobre este tema. Al final, el desarrollo se muestra bastante positivo en cuanto a la capacidad de redención del ser humano.

6/10
El intercambio

2008 | Changeling

Los Ángeles, marzo de 1928. Christine Collins es una madre soltera, que trabaja de sol a sol como operadora telefónica para sacar adelante a Walter, su hijo de nueve años. Precisamente el trabajo le obliga un sábado a dejar al chico solo en casa. Cuando vuelve de la agotadora jornada, no hay rastro del muchacho. Angustiada recorre todo el barrio, y denuncia el caso a la policía, quien responde que no puede hacer nada hasta transcurridas 24 horas, pues la mayor parte de estos casos se resuelve con la vuelta del chico desaparecido por su propio pie. No va a ser éste el caso, y Walter seguirá en paradero desconocido... hasta cinco meses después, en que la policía anuncia que le ha encontrado. Christine no cabe en sí de gozo hasta que se reúne con el muchacho... en quien no reconoce a Walter. La policía de Los Ángeles, que vive un período de descrédito con graves acusaciones de corrupción, no está dispuesta a admitir un posible error; y obliga a Christine a quedarse con el chico, con la excusa de que el tiempo transcurrido y la dura prueba son los causantes de que no esté segura de la identidad de su hijo. El dolor de Christine se multiplica, pues al “cambiazo” se suma el hecho de que entretanto se han paralizado los esfuerzos por encontrar a su hijo.Impactante película, que sobrecoge aún mas cuando se sabe que está basada en hechos reales. El guionista J. Michael Straczynski rescata y convierte en libreto un caso que ocupó las páginas de la prensa angelina de 1928, y que había quedado sepultado en el olvido. Y el gran Clint Eastwood lo convierte en cine estupendo, de maravilloso clasicismo, por el ritmo, planificación, movimientos de cámara y perfecta paleta de colores. Resulta asombrosa la madurez narrativa alcanzada por Eastwood director, quien hace que parezca fácil lo difícil. Cuenta, es cierto, con un buen guión, y con una actriz, Angelina Jolie, capaz de encarnar de modo convincente el mal trago que está pasando una madre. Pero es él quien sabe manejar los medios de que dispone para componer un cuadro de la época de la Depresión, donde se entienden bien los deseos de un niño por escapar de la miseria, o donde causa pavor el grado de podredumbre en los estamentos policial, político, e incluso médico, donde las personas cuentan muy poco. Dentro de una situación más o menos sencilla de exponer -la desaparición de un chico, y la aparición de otro-, se despliegan personajes y situaciones sin que nunca dé la sensación de que se acumulan desordenadamente: el jefe de la operadora telefónica, enamorado en secreto; el pastor presbiteriano, John Malkovich, aliado de Christine; el insensible e interesado jefe de policía; el agente honesto que hace bien su trabajo; el psicópata incomprensible; el niño cómplice del psicópata; la prostituta recluida en el psiquiátrico; el personal del mismo... Estos personajes y su entorno configuran un cuadro muy vivo, con momentos electrizantes, como el encuentro en la galería de la muerte, o la entrevista del policía y el niño; incluso Eastwood sale indemne de pasajes que se prestan al tópico, como los del manicomio; lo que no está reñido con las cosas pequeñas, ese detalle delicioso del jefe que invitará a cenar a su empleada si gana el Oscar Sucedió una noche, guiño capriano muy consciente del film.El tema de la infancia arrancada de cuajo no es ajeno a Eastwood, quien lo abordó con tono fatalista en Un mundo perfecto y Mystic River. Quizá aquí la sorpresa, con respecto a éstos y a otros títulos de su filmografía, es un inesperado optimismo, una apertura a la esperanza, porque aunque a Christine le toca sufrir, y vaya si le toca, sobrelleva la situación con gran presencia de ánimo, y sabe reconocer los rayos de luz que asoman en su camino.

7/10
Next

2007 | Next

Chris Johnson es un hombre especial. Trabaja de mago en Las Vegas, bajo el alias de Frank Cadillac, pero además de su talento para hacer trucos de manos posee un don secreto casi de superhéroe: es capaz de predecir los dos primeros minutos del futuro, siempre y cuando éste haga referencia directa a su vida. Tan sólo en una ocasión la predicción ha ido más allá de ese poco lapso de tiempo, y es cuando una mujer llamada Liz se ha cruzado en su vida. Un buen día el FBI va en su busca, ya que quiere aprovechar la habilidad de Chris para detener a unos terroristas que pretenden hacer estallar en California un arma nuclear. El neozelandés Lee Tamahori ha conocido buenos tiempos en el género de acción, desde que logrará un considerable éxito con La hora de la araña y Muere otro día. Sin embargo, cayó estrepitosamente con xXx, estado de emergencia y con Next sigue idéntico trayecto hacia abajo, en vertical y sin frenos. La película –superficial es decir poco– parece un intercambiable episodio de cualquier producción televisiva con alto presupuesto, ideal para entretener sin sugerir al espectador el más leve pensamiento con sentido. Al margen de algún momento ocurrente, como las adivinanzas de los canales en el motel, el guión –basado en el relato "The Golden Man", de Philip K. Dick– hace aguas por todos lados y es tramposo a más no poder. Y lo más increíble es que una vez definido el asombroso planteamiento ni siquiera puede haber lugar para la sorpresa. Los actores no pueden elevar el nivel del conjunto sencillamente porque sus papeles son más planos que una tortita. Resulta por eso chocante que entre el reparto de este burdo divertimento se encuentren tantas caras conocidas, especialmente la de la versátil Julianne Moore.

3/10

Últimos tráilers y vídeos