IMG-LOGO

Biografía

Juliane Köhler

Juliane Köhler

54 años

Juliane Köhler

Nació el 06 de Agosto de 1965 en Gotinga, Alemania

Premios: 1 Festival de Berlín

Ganador de 1 premio

Filmografía
Eden

2019 | Eden | Serie TV

Magnífica miniserie poliédrica alemana sobre el drama de la inmigración, y los desafíos que Europa afronta al respecto, el flujo de los que llegan no cesa, y en muchos casos se hacinan en campos durante largas temporadas, un limbo que parece no tener fin, y que no lleva al edén que se menciona en el título. El punto de partida es el desembarco desde una precaria nave de un grupo variopinto de inmigrantes en una playa de Grecia donde veraneantes y lugareños sacudidos por la crisis pasan un rato de asueto. Desde ese momento seguiremos la peripecia de un puñado de interesantes personajes. Hélène impulsa una iniciativa pionera, un campo de refugiados en Grecia gestionado privadamente, pero que necesita el respaldo de Bruselas para seguir funcionando. Dos hermanos nigerianos que residen en ese campo, hartos de esperar que les concedan el asilo, se fugan, lo que tendrá trágicas consecuencias que afectan de modo especial a dos guardias de seguridad del campo, uno cuñado del otro. Por otra parte, un matrimonio alemán con un hijo cerca de los 18 años, que estaba en la playa del desembarco, concienciado por lo que ha visto, acoge ya en su país a un joven refugiado sirio de la edad de su retoño, quien no ve la iniciativa con buenos ojos. Y entretanto en París, un matrimonio sirio con una niña, refugiados políticos, tratan de afincarse en su nuevo país, pero el pasado, relacionado con el régimen dictatorial de su patria, les sale al encuentro. El trío de creadores, Edward Berger, Nele Mueller-Stöfen y Marianne Wendt, cuanta con una amplia experiencia televisiva, y lo cierto es que en seis apretados capítulos saben poner rostro humano a los distintos actores de una situación, la de los refugiados e inmigrantes que huyen de guerras y hambrunas en busca de una vida mejor, y la de los europeos que tratan de acomodarlos, a veces intentan hacer lo correcto prestando ayuda, otras aflora lo peor de la naturaleza humana, en forma de explotación, desprecio o indiferencia. No se esquivan cuestiones como la de tragedia que atraviesa Siria, o la burocracia, y las luchas políticas y empresariales de organizaciones que supuestamente quieren ayudar, pero que no ven personas con nombre y apellidos en cada uno de los expatriados que tratan de reconstruir sus vidas. Dominik Moll ha llevado una carrera irregular como cineasta, llamó la atención con Harry, un amigo que os quiere, pero luego patinó claramente con El monje. En esta miniserie exhibe un inusitado vigor narrativo, al entrelazar eficazmente los distintos hilos narrativos, que configuran un tapiz que el espectador europeo contemplará con interés, sabiendo que esto está ocurriendo en la puerta de su casa, por así decir. El reparto está muy bien, aunque pocos actores sonarán, más allá de la prolífica intérprete francesa Sylvie Testud.

8/10
La flor de mi jardín

2017 | Zaun an Zaun

Kenan y Lissi viven en Múnich, compartiendo inmueble en una casa adosada. Él es viudo y se dedica a cultivar rosas en su jardín; ella escribe novelas de éxito, aunque cada vez tiene mayor presión de su editor. La convivencia traerá sus contratiempos pero también algo más. Telefilm alemán de guión pasable y desarrollo correcto. Se agradece el tono amable.

4/10
La decisión del rey

2016 | Kongens Nei

Magnífica recreación de un episodio crucial de la historia de Noruega en el siglo XX, cuando el país nórdico se encontró en una delicada encrucijada. En 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, mantener una estricta neutralidad parece cada vez más pura quimera. Para los nazis, Noruega es una estratégica fuente de recursos naturales, de la que desea hacer uso, pero querría la colaboración voluntaria del país. El gobierno y los parlamentarios debaten sobre cuál es la postura correcta, resistir con las armas o ceder, ante un agobiante ultimátum, y mientras el rey Haakon VII y el heredero príncipe Olav, dudan acerca de su papel, sabiendo que la dinastía es joven y los cambios en Escandinavia todavía son muy recientes. Se impone dar un paso adelante y mostrarse proactivo, por el bien de la nación y sabiendo que la historia les juzgará. El cineasta noruego Erik Poppe ya dio medida de su talento como director en la cinta Mil veces buenas noches, que aunque contemporánea, trata temas semejantes, pues habla de la nueva guerra contra el terrorismo en Afganistán, y del periodismo bélico, donde también toca tomar partido, no se puede ser neutral. Aquí, con un guión de Harald Rosenløw-Eeg y Jan Trygve Røyneland, extrae conclusiones semejantes de hechos históricos no tan lejanos, en una trama que hace pensar en un film de título y responsabilidad real parecidos, El discurso del rey. Pero en vez de al británico monarca tartamudo Jorge VI preparándose para hablar a una población que espera su aliento, aquí tenemos a un rey que debe pensar en la seguridad de su pueblo y de su familia, y respetar las funciones de gobierno y parlamento, pero no pasivamente. El logro de introducirnos en la trastienda de la monarquía y el poder noruegos retrotrae a la tradición británica que tantos éxitos tiene en ese terreno, incluida la reciente serie televisiva The Crown. El film, que tiene un magnífico ritmo, y un selecto reparto –gran trabajo del danés Jesper Christensen como el rey–, ofrece los hechos sobre todo desde el lado de los noruegos, y más específicamente del de la familia real, aunque también con la presión del cónsul por parte de los nazis, y acciones de guerra que incluyen ataques aéreos y combates en la tierra nevada, y que implican tanto a militares curtidos como a jóvenes que se sacrifican por su país. El conjunto constituye un atinado cuadro de gran empaque, justo finalista en las cintas que aspiraban al Oscar a la mejor película extranjera.

7/10
Dos vidas

2012 | Zwei Leben

Ha caído el Muro de Berlín y las dos Alemanias se dirigen a la reunificación. Es un momento en que hay mucho interés por indagar en el pasado oscuro y reciente, y un abogado de derechos humanos quiere llevar a Estrasburgo el caso de los niños hijos de soldados alemanes y mujeres noruegas durante la Segunda Guerra Mundial, criados en orfanatos y arrancados de los brazos de sus madres con la connivencia de Noruega y Alemania. Fue el caso de Katrine, felizmente casada en Noruega, con una hija y una nieta, que logró reunirse con su madre. El abogado quiere que las dos mujeres testimonien en un juicio, pero Katrine se niega por misteriosas razones, tal vez no sea quien dice ser, y su presencia en Noruega esté motivada por razones que poco tienen que ver la familia. Apasionante y desgarrador drama, con su punto de intriga, sólo concebible en la Alemania sometida a las tiranías nazi y comunista, en el momento en que termina la Guerra Fría, con las esquizofrenias que propició en la RDA. El desconocido Georg Maas, director y coguionista, adapta con buen pulso y agradecible clasicismo una novela de Hannelore Hippe que demuestra que las vicisitudes históricas afectan a personas reales, con nombres y apellidos. El film pivota sobre el personaje de Katrine, muy bien interpretada por Juliane Köhler, que atrapa todos los dilemas y dudas de quien creía haber dejado atrás el pasado, y que está acostumbrada a interpretar un papel. Pero todos los lazos familiares están muy bien trazados –magníficas las escenas compartidas por Köhler y su madre en la ficción, Liv Ullmann–, puesto a poner algún pero quizá el marido tiene algunos accesos de violencia algo artificiales, y el abogado es un pelín insulso. Hay opciones estéticas inteligentes, como los flash-backs, ofrecidos con escenas con mucho grano y actores que enseguida se asocian a los personajes envejecidos del presente, y momentos tan bien resueltos como la angustiosa desaparición del bebé y el sobrio final.

7/10
Una vida tranquila

2010 | Una vita tranquilla

Edén al oeste

2009 | Eden à l'Ouest

Al director griego afincado en Francia Costa-Gavras (Desaparecido, La caja de música, Arcadia) siempre le gustado hacer un tipo de cine que refleje problemas sociales derivados de políticas injustas o, al menos, que él considera injustas y que no comparte. Ese cine denuncia suele estar adherido a géneros convencionales, como el drama o el thriller. En Edén al Oeste, Costa-Gavras vuelve a incidir en un peliagudo tema social, la inmigración ilegal. Para evitar el riesgo de ser detenido por la policía, Elías decide saltar al agua desde un barco procedente del Este, en el que viaja junto a decenas de inmigrantes ilegales con destino a Europa. Nadando logra arribar en una playa nudista que resulta petenecer a un complejo veraniego llamado Edén. Allí intentará a duras penas pasar desapercibido entre los ricos europeos que disfrutan de unos días de ocio y placer. Será sólo la primera etapa de un largo recorrido de Elías hacia París, la ciudad a la que desea llegar. Pero entre medias conocerá todo tipo de gente y pasará todo tipo de apuros. Hay una clara referencia a la Odisea de Homero en Edén al Oeste, con un protagonista que da tumbos de un lado a otro para llegar a su destino. En su largo periplo Elías pregunta y pregunta a todo tipo de gente, es ayudado y también engañado, es explotado y despreciado continuamente, y así hasta la anhelada llegada al paraíso soñado. Que luego esa felicidad sea tan irreal como un truco de magia ya es otra historia... Por lo demás, Costa Gavras se esfuerza en retratar al protagonista como un tipo bueno, quizá demasiado pardillo, pues es tan ingenuo y torpe que se antoja a veces poco razonable –no evoluciona a lo largo de la historia–, carne de cañón para sufrir numerosas desventuras. Ese enfoque aporta al drama cierto tono tragicómico y tierno que arranca más de una vez la sonrisa, pero también lo convierte en un film menor, poco emocionante. Y quizá el director ha querido apuntalar más claramente así las situaciones injustas que han de soportar tantos extranjeros de buen corazón que no tienen oportunidades para prosperar fuera sus hogares. El actor Riccardo Scamarcio (Mi hermano es hijo único) hace un esforzado trabajo.

4/10
Una mujer en Berlín

2008 | Anonyma - Eine Frau in Berlin

Escalofriante relato de la experiencia de una mujer alemana anónima, entre abril y junio de 1945, cuando tropas soviéticas penetran en Berlín tratando de dominar la ciudad. Como auténticos “diablos rojos”, los soldados se aprovechan sexualmente de las mujeres violándolas repetidamente, varios hombres la misma mujer, casadas, solteras, no importa, son 'el enemigo', todo vale. En tal contexto prima la supervivencia por la que se accede a los requerimientos de la tropa, aunque las mujeres, y de modo particular la protagonista Anonyma, tratan de poner un cierto 'orden' en todo aquello, hacerse a la situación, y controlarla de algún modo. Así que Anonyma consigue un “protector”, el comandante Andrej, que muestra cierta humanidad, manteniendo una relación con ella que se irá aproximando al amor. En todo ese tiempo, Anonyma escribe unos cuadernos en forma de carta a su marido Gerd, que está en el frente, una especie de justificación y terapia para mantener la cordura en unos tiempos brutales, donde el hombre no parece diferir mucho en su comportamiento de las bestias.La obra original en que se basa el film de Max Färberböck fue publicada en 1959 de forma anónima, aunque se supone que fue originalmente escrita en 1945, aunque habría sido después revisada; en su momento despertó críticas que señalaban que era una forma de denigrar la memoria de las mujeres alemanas., y sólo se supo en 2003 el nombre de la autora, Marta Hillers, una periodista que había estudiado en la Sorbona. El tono de la película, fiel a la obra en que se basa, es durísimo, sobrio y brutal, tremendamente desesperanzado, y de algún modo subraya que la guerra despierta el lado más animal de las personas, y que en el lado soviético también se cometieron atrocidades; de todos modos, en tal sentido, la película tiene la inteligencia de, hacia la mitad la cinta, dar a entender que los maridos alemanes ausentes han tenido un comportamiento similar al de los rusos. Puede haber algún gesto de bondad, de generosidad y sacrificio, pero son como oasis en la inmensidad de un desierto desolador, donde parece que hay que olvidar la propia condición de persona para lograr salir adelante: no hay lugar para el perdón, ni entrañas de misericordia, sólo cabe tratar de seguir con vida y olvidar. Hay una buena reconstrucción de época, el Berlín destrozado por la guerra, y resulta creíble esa galería de personajes deshumanizados, soldadotes brutales, mujeres sin honra, hombres que miran hacia otro lado. Entre los actores, destacan los trabajos de Nina Hoss, protagonista absoluta, y de Yevgeni Sidikhin, el oficial sovietico.

6/10
El hundimiento

2004 | Der untergang

El director Oliver Hirschbiegel adapta fielmente el libro de su compatriota Joachim Fest, donde se narran con meticulosidad los últimos días de Hitler en su búnker de la Cancillería del Tercer Reich en Berlín, antes de suicidarse junto a su mujer Eva Braun. La película recoge el asfixiante ambiente del refugio durante los últimos días, cuando reina ya la desesperación de quienes saben que el fin es inevitable. Sólo es cuestión de días que los soviéticos alcancen el centro de la ciudad, pero Hitler se niega a capitular: en su locura cree que la victoria alemana es posible, que sus tropas no pueden fallarle… Los miembros de la cúpula militar que permanecen junto a él no saben cómo afrontar sus desvaríos, y le toleran, y le adoran, y le siguen. Pero la realidad se hace palpable tras las tambaleantes galerías del bunker, y al fin sólo hay una salida para quienes se niegan a rendirse. Por primera vez una película alemana desentraña uno de los episodios más vergonzosos y terribles de la historia de Alemania. Y lo hace de una manera excepcional a lo largo de casi tres horas que se pasan en un suspiro, gracias a un guión ajustado e intenso, sin cabos sueltos ni tramas secundarias. El espectador siente la opresión de estar bajo tierra, de presenciar el fin de un patético fracasado, un führer enfermo que se arrastra por la atmósfera gris de sus aposentos privados, enterrado en vida… Y acaba por hacerse increíble a la mente del público que esas pocas personas hundidas en su agujero hicieran lo que hicieron con el destino del mundo. Realmente excepcional es la dramatización de Bruno Ganz (es aconsejable escucharle en alemán), quien encarna a Hitler con tal énfasis que uno acaba por olvidar el verdadero rostro del dictador nazi. Una película de las que quedan para la posteridad.

8/10
En un lugar de África

2001 | Nirgendwo in Africa

Cuando uno ve una película como ésta, inevitablemente se pregunta cuántas historias humanas sobre el holocausto permanecen aún en el olvido. Porque la angustia vivida por una familia judía exiliada de Alemania, tema vertebral de esta emotiva cinta, que mereció el Oscar a la Mejor Película Extranjera el pasado mes de marzo, está tristemente basada en hechos reales. La directora alemana Caroline Link adapta la novela autobiográfica de Stefanie Zweig, quien en 1938, con seis años de edad, huyó con sus padres desde su Alemania natal hasta Kenia, en el momento en que se desataba la persecución nazi contra los judios. Al principio, la integración en el nuevo continente será ardua para sus padres, Walter y Jettel, obligados a trabajar duro en una granja, y cuyo mutuo sufrimiento por los familiares que han dejado atrás, es fuente de un distanciamiento matrimonial igualmente doloroso. Sólo su hija Regina –alter ego de la autora– parece establecer vínculos afectivos con su país de adopción y especialmente con el fiel criado Auwor, una especie de ángel de la guarda al estilo del Farah de Memorias de África. Estamos ante una preciosa historia de superación, amor y sacrificio, con notables interpretaciones, parajes naturales impecablemente fotografiados, y sensibilidad poco común para poner de manifiesto la sencilla riqueza de la vida africana.

6/10
Aimée y Jaguar

1999 | Aimée und Jaguar

Berlín. Los años de la Segunda Guerra Mundial. Felice es una mujer que mantiene oculta su condición judía y que pertenece a una organización clandestina. Lilly es una madre de cuatro hijos, cuyo marido está en el frente. Entre las dos mujeres nace una atracción turbulenta, después de la cual nada volverá a ser igual. Cuidada producción alemana acerca de la bárbara persecución que los nazis infligieron al pueblo judío. Cuenta en su haber con dos actrices de primera división, Maria Schrader y Juliane Köhler, que lograron hacerse con el Oso de Plata de la mejor interpretación femenina en Berlín.

5/10

Últimos tráilers y vídeos