IMG-LOGO

Biografía

Karen Leigh Hopkins

Karen Leigh Hopkins

Karen Leigh Hopkins

Filmografía
¡Porque lo digo yo!

2007 | Because I Said So

Suele decirse que el mayor pecado que puede cometer una película es provocar el aburrimiento. En el caso de la comedia, tal pecado sólo puede considerarse como mortal. Y en él cae de modo flagrante este supuesto film romántico y de enredo que tiene muy, pero que muy poca gracia. La cosa va de Daphne, una madre cerca de los sesenta, viuda y con tres hijas; dos de ellas ya se han casado, pero Milly no acaba de encontrar a su media naranja. Daphne no confía mucho en la habilidad de su hija para ello, de modo que decide echarle una mano sin comunicárselo, poniendo un anuncio en internet, para a continuación entrevistar a potenciales pretendientes. Aunque la mayoría son más raros que un perro verde, aparece un arquitecto apuesto y ricachón que parece el candidato ideal; pero el caso es que un guitarrista del hotel donde Daphne veía a los posibles novios no ha perdido detalle, y él mismo decide dar un impulso a su “candidatura”, aunque ella le haya rechazado de antemano. Con estos mimbres cualquiera de los maestros de antaño (Ernst Lubitsch, Billy Wilder, Preston Sturges…) habría urdido una comedia divertida y sofisticada, con su punto de malicia. Pero Michael Lehmann no se acerca ni a la suela de los zapatos de ninguno de ellos; el guión que maneja es torpe hasta extremos insospechados, y el reparto encabezado por Diane Keaton y Mandy Moore poco puede hacer para salvar la función. Así las cosas, lo más interesante es el análisis sociológico –poco alentador, todo hay que decirlo– que cabe hacer a partir de la película, donde entre otras lindezas tenemos: 1) personajes femeninos que hablan de sexo sin recato alguno; 2) niño repipi hablando de penes y vaginas; 3) anciana madre que se mete en páginas de sexo de internet, y cuyo mayor trauma, como confiesa emotivamente a su hija soltera, es que nunca tuvo un orgasmo con su marido; 4) chica saliendo y acostándose con dos hombres, que se autojustifica porque aquello le vino sin buscarlo; 5) perro obsesionado con el sexo, también; 6) anciano, padre de un pretendiente de Milly, que se lía con su madre la primera vez que se encuentran; 7) ración de sexo antes de casarse, olé, olé… La cosa da idea de en qué mundo infeliz viven algunos.

3/10
Aprendiendo a vivir (2001)

2001 | What Girls Learn

Una madre soltera y sus dos hijas adolescentes. La cosa va marchando, hasta que mamá se enamora. Las chicas tienen dificultades para acostumbrarse a su nuevo padre. Y para colmo de males, la madre enferma gravemente. Será el momento de permanecer todos bien unidos. Sensible dramón para derramar abundantes lágrimas de cocodrilo.

5/10
Quédate a mi lado

1998 | Stepmom

Drama familiar al que hay que acudir pertrechados con abundantes kleenex. Luke y Jackie están separados desde hace algún tiempo. Sus dos hijos, la adolescente Anna y el pequeño Ben, viven con Luke y con Isabel, la novia del padre. Los sentimientos de los chicos hacia Isabel, sobre todo los de Anna, no son demasiado favorables. En cambio, adoran a su madre, que les mima y demuestra su cariño hasta la extenuación. El caso es que un mejor conocimiento, y la aparición de un cáncer que golpea a Jackie cambian las cosas. Chris Columbus cambió de tercio, tras sus comedias Solo en casa o Señora Doubtfire, y se mete de lleno en un drama. Aunque el tema de la familia, y concretamente el de los efectos del divorcio, coincide con el segundo film citado. Pese a que el guión podía estar mejor trabado (hasta cinco aparecen acreditados, entre ellos Ronald Bass), el film tiene a su favor un reparto de primera división. Ed Harris es un simple comparsa, pero el duelo entre Julia Roberts y Susan Sarandon merece verse.

6/10
Aquí te pillo, aquí te mato

1990 | Welcome Home, Roxy Carmichael

Dinky Rossetti vive con sus padres adoptivos en Clyde, Ohio. Pero se entera de que en realidad es hija de Roxy Carmichael, una celebridad local que antes fue un tanto pendenciera. Dinky es también rebelde, pero el chico más guapo de la zona, Gerald, ve en ella algo especial. Comedia romántica juvenil dirigida por Jim Abrahams, célebre por sus comedias despiporrantes, al estilo Aterriza como puedas o Hot Shots! La que nos ocupa no cuenta con un guión de Abrahams y no alcanza el mismo nivel pero se deja ver. Además tiene entre su reparto a una por entonces inocente y adorable Winona Ryder.

5/10
Corina, Corina

1993 | Corrina, Corrina

Jessie Nelson escribe, dirige y produce Corina, Corina, una película basada en sus recuerdos de infancia. Narra las vicisitudes de Molly (Tina Majorino), una niña que acaba de perder a su madre, y que desde entonces es incapaz de articular una palabra. Su padre (Ray Liotta), que trabaja en el mundo de la publicidad, no es capaz de consolarla, entre otras cosas porque no cree en Dios ni en una vida después de la muerte. La llegada de Corina (Whoopi Goldberg), una niñera negra, cambiará ese hogar aparentemente destrozado. Nelson narra con corrección, y hasta con cierta habilidad, una historia de amor interracial, que ha de abrirse paso entre los obstáculos que los amigos de uno y otro ponen a una posible unión. En el fondo los dos son muy parecidos: les gusta la misma música, la poesía, comparten la torpeza manual, son viudos... Incluso Corina es licenciada universitaria, sólo que el color de su piel no le ha facilitado demasiado las cosas. Además, el cariño que pone en cuidar a Molly, es más de madre que de simple niñera. La mirada nostálgica a la infancia es evidente en el personaje de Molly. La inocencia de esa época vital es conservada por Corina, que enseña a la niña trucos en que es fundamental creer en la magia. También le enseña a tener fe, algo que el personaje encarnado por Ray Liotta necesita desesperadamente. Aunque el film es, sobre todo, un drama, en los momentos de humor Whoopi Goldberg demuestra sus dotes como actriz cómica.

4/10

Últimos tráilers y vídeos