IMG-LOGO

Biografía

Marco Antonio Caponi

Marco Antonio Caponi

Marco Antonio Caponi

Filmografía
La odisea de los giles

2019 | La odisea de los giles

Una amable película que viene a decir que algunos ladrones sí son gente honrada. Adapta “La fábrica de la Usina”, una novela de Eduardo Sacheri que se hizo acreedora del Premio Alfaguara en 2016. Y en el seguimiento de un esquema de película de robos perpetrado por “no-profesionales”, sigue las pautas de filmes como Atraco a las tres y Granujas de medio pelo, y en su deuda a los clásicos cinematográficos del subgénero, se permite una justa cita a Cómo robar un millón y..., del gran William Wyler. En una población rural cercana a Buenos Aires, un grupo de giles –termino para designar a la buena gente, trabajadora, tal vez algo ingenua...–, liderado por Fermín Perlassi, vieja leyenda del fútbol local, suman fuerzas y dinero para formar una cooperativa agrícola aprovechando los silos e instalaciones de una explotación abandonada. Unos pocos dólares aquí y otros pocos allá devienen en cantidad suficientemente importante para ser depositada en la caja de seguridad de un banco. Cuando el director de la entidad aconseja a Perlassi ingresar el dinero en una cuenta para obtener el crédito que necesitan para realizar toda la inversión, se produce el corralito de 2001 que afectó a toda Argentina, y pierden todo lo que que tenían. No es la única desgracia que se produce, y el disgusto de todos es mayor cuando se enteran de que han sido estafados, el director del banco y uno de sus clientes más importantes, Fortunato Manzi, sabían lo que se avecinaba. Un año después, un cúmulo de circunstancias les lleva a un descubrimiento excepcional: Manzi ha excavado una cámara de seguridad en medio del campo, donde oculta todo el dinero robado. Trazarán entonces un plan para hacer justicia. Sebastián Borensztein, responsable de títulos de interés como Un cuento chino y Capitán Kóblic, dirige y coescribe el film con el autor de la novela, y volviendo a contar con Ricardo Darín como productor y en el capítulo interpretativo, aunque aquí integra un reparto bastante coral, es protagonista pero menos. La narración se hace amable de cabo a rabo gracias a la dignidad y decencia de los personajes, divertidos y con rasgos entrañables, desde los hermanos tan contentos con sus teléfonos móviles, al antiguo zapador del ejército, pasando por el hijo que necesita independizarse de la madre y volar por su cuenta, o el otro que deja sus estudios para ayudar en casa tras las crisis, o al anarquista de boquilla al que encarna Luis Brandoni. Y por otro lado, está bien trazada y explicada la peripecia de quienes, estudiando bien las cosas, roban a un ladrón y merecen lo mejor por ello.

7/10
Pasaje de vida

2015 | Pasaje de vida

A Mario le dan aviso de que Miguel, su padre, que se exilió a España desde Argentina hace años y del que ha estado bastante distanciado, tiene claros indicios de demencia senil. El reencuentro con él y el hallazgo de un manuscrito que parece describir las andanzas políticas juveniles del progenitor como montonero, podrían servir para que Mario aprenda a conocerle un poco mejor, y tal vez a salvar la distancia que los separa. Película que incluye algunos elementos autobiográficos del director y coguionista, Diego Corsini. Entrega un sentido pero irregular cuadro del modo en que los ideales y la persecución pueden afectar de modo decisivo a la vida de unos jóvenes, y también a la de sus descendientes, la sombra de las consecuencias es alargada. Con la opción estética de unos colores fríos para el pasado, y algo más cálidos pero también gélidos para la actualidad, la mirada a la historia familiar de Corsini es agridulce, se mezcla el romanticismo de la búsqueda de una sociedad justa con el pragmatismo y el reconocimiento de que si bien unos representaban un régimen de opresión que condujo a la dictadura, los que daban las órdenes en la militancia política revolucionaria consideraban al individuo poco menos que sacrificable. Hay algo de desequilibrio entre las escenas del presente y del pasado, a la relación entre Miguel adulto (Miguel Ángel Solá) y Mario (Javier Godino) le falta un hervor, aunque la última escena que comparten bajo el cielo estrellado tiene fuerza. Interesan más los pasajes de la época revolucionaria, donde es Chino Darín el que da el ímpetu juvenil requerido a Miguel. Las subtramas románticas en ambos períodos son más anodinas, el recurso al libro como nexo de unión entre la actualidad y lo que pasó antaño se acerca al cliché, y algunos comportamientos de personas no acaban de resultar creíbles, aunque puedan estar basados en la realidad.

4/10

Últimos tráilers y vídeos