IMG-LOGO

Biografía

Marie Wisselmann

Marie Wisselmann

Marie Wisselmann

Trabajos destacados
Filmografía
El hijo del otro

2012 | Le fils de l'autre

Cuando Joseph se hace la revisión médica previa a su incorporación al servicio militar israelí, un análisis de sangre saca a la luz una inesperada noticia: no es hijo de sus padres, sino que fue intercambiado accidentalmente al nacer por Yacine, un bebé palestino, en medio del caos por un intenso bombardeo en la zona donde estaba el hospital. En ambos chicos y sus familias surge la confusión y la crisis de identidad, pues el error obliga al trato entre quienes hasta entonces han mantenido en el mejor de los casos las distancias, cuando no el odio y los prejuicios. Casi al mismo tiempo que Hirokazu Koreeda rodaba De tal padre, tal hijo, Lorraine Lévy hizo esta película con el mismo punto de partida. Las diferencias más evidentes se encuentran en la edad de Joseph y Yacine, que al ser mayores son más conscientes de lo ocurrido, y en el contexto sociopolítico, que permite una exploración sugerente de la sinrazón del conflicto de Oriente Medio. Con un didactismo inteligente y nada cargante queda claro que ser hijo de alguien va más allá de los lazos de la sangre, aunque éstos sean importantes. Y que el contexto amoroso donde mejor se sobrellevan las situaciones duras de la vida lo ofrece la familia, allí hay un lugar donde restañar desgarrones y heridas. Se suele decir que para entender al otro, lo mejor es ponerse en su lugar, “calzarse sus zapatos” dicen los angloparlantes. Esta película es un canto a la esperanza que aplica literalmente este principio: de golpe, de la noche a la mañana, tu hijo, tu hermano, uno mismo, ya no es judío o palestino, sino lo contrario. Y el rechazo y la inquina alimentados durante años resultan sorprendentemente zarandeados, afectados de modo irremediable. El hijo del otro es una invitación a superar los miedos por elevación, atreviéndose a conocer al otro, lo que lleva al descubrimiento de que es mucho más lo que une -la humanidad, valores universales como el deseo de un futuro mejor y el amor a los otros- que lo que separa -casi siempre situaciones heredadas, que no deberían considerarse inamovibles-. La directora y coguionista Lorraine Lévy entrega sin duda su mejor película, en la que se nota su sensibilidad femenina en el magnífico desarrollo psicológico de los personajes, los dos chicos protagonistas -bien Jules Sitruk y Mehdi Dehbi-, las madres -sensacionales Emmanuelle Devos y Areen Omari-, los padres -Pascal Elbé y Khalifa Natour- y el hermano de Yacine -Mahmud Shalaby-.

7/10

Últimos tráilers y vídeos