IMG-LOGO

Biografía

Pascal Elbé

Pascal Elbé

53 años

Pascal Elbé

Nació el 13 de Marzo de 1967 en Colmar, Haut-Rhin, Francia
Filmografía
Cómo ser un french lover

2019 | Just a Gigolo

Alex aspiraba desde niño a ser un cazafortunas. Cuando era un joven apuesto consiguió encandilar a Denise, madura millonaria que despilfarraba dinero a espuertas con él. Pero veinticinco años después, la buena vida ha hecho mella en Alex, que ha perdido la forma física, por lo que ella le reemplaza por un vendedor de coches más joven. Tras salir de la mansión con una mano delante y otra detrás, se verá obligado a pedir alojamiento a su hermana, Sara, de la que no se ha preocupado durante años, hasta el punto de que no conoce al hijo de ésta, Hugo. Intentará recuperar su estatus conquistando a la abuela de una compañera del colegio del niño, otra anciana forrada. El franco-argelino Kad Merad ha triunfado en el drama, con Los chicos del coro, y en la comedia, con Bienvenidos al norte, dos de los títulos más populares del cine galo de los últimos tiempos. Pero lleva unos años en caída libre, por lo que se ha visto obligado a protagonizar el remake francés de la insulsa cinta estadounidense Instrucciones para ser un latin lover, protagonizada por el mexicano Eugenio Derbez. El guión adaptado, coescrito por el propio Merad con Olivier Baroux, que dirige la cinta, no aporta significativas novedades, por lo que la cinta acaba siendo una mera fotocopia del original, y hereda su principal defecto, el arranque promete, pero el final no acaba de resultar del todo satisfactorio, sobre todo porque su personaje central no evoluciona. En cualquier caso, Merad demuestra un gran talento para el género, y se luce en diversos gags parodiando a los típicos hombres sin escrúpulos, y vividores. Destaca una secuencia con el veterano Thierry Lhermitte, como decano de lo que los protagonistas consideran una profesión, donde incluso se apela a que los políticos deberían preocuparse por sus problemas. El protagonista demuestra su valía como actor sobre todo porque pese a interpretar a un egoísta, le imprime un punto de humanidad, y sabe hacer creíble que éste deslumbre a su sobrino. Gracias a su talento y a unos secundarios correctos, el film funciona como entretenimiento menor.

5/10
El doctor de la felicidad

2017 | Knock

El estafador de poca monta Knock debe poner tierra de por medio cuando unos turbios individuos le reclaman una deuda. Acaba en Saint-Maurice, pequeño pueblo en el que se hará pasar por médico sustituto del doctor del lugar. Contra pronóstico parece que su dedicación sirve de ayuda, y acaban importándole sus pacientes, pero entonces resurge una figura del pasado que le pondrá en apuros. Nueva adaptación de la obra teatral “Knock o el triunfo de la medicina”, escrita en 1923 por Jules Romains. Popularísima en Francia, allí se representa continuamente en los escenarios y ha dado lugar a numerosas versiones para cine y televisión, entre ellas una muda, de 1926, y otra bastante popular, de 1933, con Louis Jouvet. El texto se adelantó a su época, incidiendo en la importancia del dossier médico, al argumentar que si se disponía de completa información sobre el paciente, aumentarían sus posibilidades de curación. La realizadora y guionista Lorraine Lévy (El hijo del otro) aporta una singular novedad, pues cambia la raza del protagonista, dándole el papel principal a Omar Sy, actor negro ultraconocido por Intocable. Sin embargo, esto no afecta para nada al conjunto, apenas aparece alguna pequeña alusión que resulta completamente indiferente en el argumento. Pese al buen hacer del actor, y de algunos secundarios como Sabine Azéma, al film le falta fuerza. Se salva alguna escena que produce las risas deseadas y poco más, pues la parte dramática no acaba de funcionar. Resulta especialmente ridículo lo relativo al sacerdote maquiavélico, capaz de saltarse el secreto de confesión o lo que sea necesario para desacreditar a Knock.

4/10
El tipo de la tumba de al lado

2016 | Le mec de la tombe d'à côté

Louise, bibliotecaria viuda, y Benoît, un granjero cuya madre acaba de fallecer, suelen coincidir en el cementerio, cuando ambos van a visitar a sus seres queridos. El novelista y también prestigioso guionista francés David Foenkinos (La delicadeza, Los recuerdos) adapta para la pantalla una novela de Katarine Mazzeti. Ofrecen una película agradable, apoyada en buenas interpretaciones y en una trama optimista, con diálogos cuidados. Rodada para la televisión, no molesta así su falta de pretensiones.

5/10
Última oportunidad

2015 | Une chance de trop | Serie TV

Entretenida miniserie que adapta una intrigante y angustiosa novela de Harlan Coben. Describe el drama sufrido por la doctora Alice Lambert, cuando un día tirotean a su esposo, secuestran a su hijita Tara, y a ella la dejan en coma. Cuando despierta una semana después, se encuentra con la hostilidad de los suegros, que nunca vieron bien su matrimonio, y con la suspicacia de la policía, que llega a creer que ella misma ha organizado lo ocurrido. Pues unos anónimos secuestradores reclaman un millón de euros para devolver a Tara. El caso no se se va a resolver en un día ni en dos, sino que la madeja se enreda mientras transcurre el tiempo con pagos de rescate frustrados, y sórdidas organizaciones criminales de por medio, turbias organizaciones de adopción, e incluso la intervención de un antiguo amante de Alice, que trabaja para el servicio secreto. Aunque puede parecer un poco rocambolesco cómo transcurre todo, y el final no acaba de ser del todo satisfactorio, el director François Velle logra imprimir un buen rito a la narración, con buenas escenas de acción y persecuciones. Además ha contado con un plantel de actores de primera línea, encabezados por Alexandra Lamy dando vida a la torturada madre que hará lo que sea para recuperar a su hijito. El resto incluye personajes variados bien perfilados, desde fríos asesinos a tozudos policías, pasando por amigos, abogados, médicos.

6/10
El hijo del otro

2012 | Le fils de l'autre

Cuando Joseph se hace la revisión médica previa a su incorporación al servicio militar israelí, un análisis de sangre saca a la luz una inesperada noticia: no es hijo de sus padres, sino que fue intercambiado accidentalmente al nacer por Yacine, un bebé palestino, en medio del caos por un intenso bombardeo en la zona donde estaba el hospital. En ambos chicos y sus familias surge la confusión y la crisis de identidad, pues el error obliga al trato entre quienes hasta entonces han mantenido en el mejor de los casos las distancias, cuando no el odio y los prejuicios. Casi al mismo tiempo que Hirokazu Koreeda rodaba De tal padre, tal hijo, Lorraine Lévy hizo esta película con el mismo punto de partida. Las diferencias más evidentes se encuentran en la edad de Joseph y Yacine, que al ser mayores son más conscientes de lo ocurrido, y en el contexto sociopolítico, que permite una exploración sugerente de la sinrazón del conflicto de Oriente Medio. Con un didactismo inteligente y nada cargante queda claro que ser hijo de alguien va más allá de los lazos de la sangre, aunque éstos sean importantes. Y que el contexto amoroso donde mejor se sobrellevan las situaciones duras de la vida lo ofrece la familia, allí hay un lugar donde restañar desgarrones y heridas. Se suele decir que para entender al otro, lo mejor es ponerse en su lugar, “calzarse sus zapatos” dicen los angloparlantes. Esta película es un canto a la esperanza que aplica literalmente este principio: de golpe, de la noche a la mañana, tu hijo, tu hermano, uno mismo, ya no es judío o palestino, sino lo contrario. Y el rechazo y la inquina alimentados durante años resultan sorprendentemente zarandeados, afectados de modo irremediable. El hijo del otro es una invitación a superar los miedos por elevación, atreviéndose a conocer al otro, lo que lleva al descubrimiento de que es mucho más lo que une -la humanidad, valores universales como el deseo de un futuro mejor y el amor a los otros- que lo que separa -casi siempre situaciones heredadas, que no deberían considerarse inamovibles-. La directora y coguionista Lorraine Lévy entrega sin duda su mejor película, en la que se nota su sensibilidad femenina en el magnífico desarrollo psicológico de los personajes, los dos chicos protagonistas -bien Jules Sitruk y Mehdi Dehbi-, las madres -sensacionales Emmanuelle Devos y Areen Omari-, los padres -Pascal Elbé y Khalifa Natour- y el hermano de Yacine -Mahmud Shalaby-.

7/10
Cabeza de turco

2010 | Tête de turc

Durante unas reyertas en la Francia de los suburbios, un adolescente de origen turco agrede con un cóctel  molotov a un médico de origen armenio, pero no confiesa su delito y acaba siendo  condecorado por las autoridades como salvador del médico.

Toda la culpa es de mi madre

2009 | Quelque chose à te dire

La familia Celliers la componen un matrimonio mayor -la muy mandona Mady y el recién jubilado y bien conectado en las altas esferas Henry- y tres hijos: la 'artista' Alice, que se somete a abortos como quien bebe vasos de agua, sin estabilidad sentimental y habitual consumidora de droga; su comprensiva hermana enfermera Annabelle, también soltera; y Antoine, padre de familia, con dos niños, cuya empresa solidaria está en la quiebra, extremo que no se atreve a comunicar a su progenitor. Por una mala jugada de su camello, Alice es detenida y llevada a comisaría. Allí el policía que la interroga, Jacques, resulta ser un tipo la mar de comprensivo, hasta el punto de que destruye la prueba de la droga incautada a Alice; poco después se enreda con ella en una relación adúltera, a pesar de que su mujer está embarazada. Y curiosamente, Alice y Jacques van a descubrir que comparten unos inesperados lazos.Si el cine francés admite algo parecido al culebrón, exageración dramática que se diría ajena al carácter galo, Toda la culpa es de mi madre puede ser el paradigma. Porque con mirada superficial cabe definirla como 'la típica película francesa con buenos actores', familia burguesa cuyos componentes atraviesan sus muy personales crisis existenciales. Pero a poco que el espectador reflexione sobre lo que discurre antes sus ojos, sólo puede llegar a una conclusión: todo es increíblemente disparatado y caprichoso, un cúmulo de casualidades atadas una detrás de otra sin demasiado ingenio por el tándem de guionistas que componen Jérôme Soubeyrand y la también directora Cécile Telerman. Así hasta llegar a un desenlace en que parece que les ha hecho gracia la idea de que “en los hijos se repiten los errores de los padres” para orquestar así otra casualidad mayúscula, de vergüenza ajena. Ah, y ni el amante del arte más indulgente concedería el beneficio de la duda a la horripilante exposición de madonnas de Alice, con la que pretenden hacernos creer que es una verdadera maestra de la pintura.

3/10
Como los demás

2008 | Comme les autres

Los tiempos cambian que es una barbaridad. Este film francés así lo quiere hacer notar con un planteamiento de lo más “moderno” y todo lo políticamente correcto que uno se pueda imaginar. Manu y Philippe son gays, están enamorados y viven juntos en el barrio parisino de Belleville. Ambos son cuarentones, buena gente, tienen buenos trabajos y aparentemente son felices. Sin embargo, un día la pareja discute porque Manu quiere tener un hijo y Philippe prefiere no oír hablar del tema. Pero como Manu está dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para lograrlo, deciden separarse. La solución para Manu pasará por una boda de conveniencia con Fina, una joven argentina, atractiva y sin papeles, que está dispuesta a alquilar su vientre a Manu para que tenga al hijo deseado. La película dirigida en clave de comedia por Vincent Garenq no esconde su aire amablemente reivindicativo a la hora de mostrar lo normal que es ser homosexual, llevar una maravillosa vida gay y tal y tal. De hecho, el título es muy claro a este respecto: la ideología de género ha de incluir también la cuestión de la adopción. Manu y Philippe son como cualquier otra pareja heterosexual que se quiere, discute, etc., o incluso parecen más sensatos y equilibrados, ya que ellos son ejemplares en sus trabajos –Manu es pediatra, nada menos– y la relación con sus familias, padres, tíos, cuñados y sobrinos, es todo lo idílica que uno puede desear. Son la pareja perfecta, como dice uno de los personajes. La historia no aporta demasiado, pero los responsables han hecho lo posible por vender su idea satisfactoriamente y sin acritud. Y así han dado entrada a un sentido del humor simpático y a un lenguaje decididamente poco agresivo, lo cual se agradece, y también el guión retuerce el planteamiento de la ‘homoparentalidad’ hasta extremos tan exagerados, que la historia se transforma en un auténtico culebrón al más puro estilo Almodóvar, aunque ciertamente mucho más elegante de lo habitual en el cineasta manchego. Por lo demás, hay un buen trabajo interpretativo, con Lambert Wilson a la cabeza, y también destaca el papel de la española Pilar López de Ayala, aunque no deje de ser una comparsa. De todas formas, quien sorprende con los mejores momentos del film es quizá la actriz Anne Brochet (Cyrano de Bergerac), quien en sus pocas apariciones está llena de comicidad y ternura.

4/10
Mes amis, mes amours

2008 | Mes amis, mes amours

3 amis

2007 | 3 amis

Mauvaise foi

2006 | Mauvaise foi

¿Por qué las mujeres siempre queremos más?

2005 | Tout Pour Plaire

Juliette ejerce como abogada, Florence trabaja en una agencia de publicidad y Marie es médico. Las tres son amigas desde la infancia, y se reunen con regularidad para hablar de sus problemas con los hombres. Juliette, la única soltera del grupo, atravesará una etapa de crisis al ser abandonada por su novio poco antes de la boda, asustado ante el paso que está a punto de dar. Comedia costumbrista que supone el debut de Cécile Telerman, guionista belga que reside en París. Recoge la situación actual de tantas mujeres treintañeras que tratan de conjugar su carrera profesional con su vida familiar. “Las mujeres que viven a mi alrededor están convencidas de que no dan la talla, pese a que hacen bien muchísimas cosas a la vez”, explica la realizadora. Los personajes y situaciones están caricaturizados, pero el film destila frescura y repasa cuestiones con las que muchas espectadoras se sentirán bastante identificadas: las crisis matrimoniales, la falta de comunicación con el género masculino en algunas ocasiones, el miedo al compromiso de algunas parejas o la pérdida de las ilusiones de la juventud. El título original, que se traduce como “todo para gustar”, hace referencia a que muchas mujeres son capaces de darlo todo para librarse del fracaso sentimental.

7/10
L'amour aux trousses

2005 | L'amour aux trousses

Cabeza de turco

2010 | Tête de turc

Durante unas reyertas en la Francia de los suburbios, un adolescente de origen turco agrede con un cóctel  molotov a un médico de origen armenio, pero no confiesa su delito y acaba siendo  condecorado por las autoridades como salvador del médico.

3 amis

2007 | 3 amis

Mauvaise foi

2006 | Mauvaise foi

Cabeza de turco

2010 | Tête de turc

Durante unas reyertas en la Francia de los suburbios, un adolescente de origen turco agrede con un cóctel  molotov a un médico de origen armenio, pero no confiesa su delito y acaba siendo  condecorado por las autoridades como salvador del médico.

Últimos tráilers y vídeos