IMG-LOGO

Biografía

Michael Dante DiMartino

Michael Dante DiMartino

Michael Dante DiMartino

Filmografía
La leyenda de Korra

2012 | The Legend of Korra | Serie TV

Avatar, la leyenda de Aang

2005 | Avatar: The Last Airbender | Serie TV

En un mundo ficticio coexisten cuatro naciones: Las Tribus del Agua, El Reino de la Tierra, La Nación del Fuego y Los Nómadas del Aire. La Tribu del Fuego intenta conquistar a las demás naciones. Los Nómadas del Aire son todos maestros capaces de dominar el elemento que les define. En cada generación nace un Avatar, que es la única persona capaz de dominar los cuatro elementos. Katara y su hermano, Sokka, encuentran a un niño, Aang, atrapado en un iceberg. Aang resulta ser el avatar... Serie animada estadounidense creada por la cadena Nickelodeon, aunque los personajes están dibujados con el estilo de los manga japoneses, y están animados en Corea del Sur, por lo que parece una producción asiática. M. Night Shyamalan ha sido el encargado de rodar la versión cinematográfica de acción real.

6/10
La leyenda de Korra

2012 | The Legend of Korra | Serie TV

Avatar, la leyenda de Aang

2005 | Avatar: The Last Airbender | Serie TV

En un mundo ficticio coexisten cuatro naciones: Las Tribus del Agua, El Reino de la Tierra, La Nación del Fuego y Los Nómadas del Aire. La Tribu del Fuego intenta conquistar a las demás naciones. Los Nómadas del Aire son todos maestros capaces de dominar el elemento que les define. En cada generación nace un Avatar, que es la única persona capaz de dominar los cuatro elementos. Katara y su hermano, Sokka, encuentran a un niño, Aang, atrapado en un iceberg. Aang resulta ser el avatar... Serie animada estadounidense creada por la cadena Nickelodeon, aunque los personajes están dibujados con el estilo de los manga japoneses, y están animados en Corea del Sur, por lo que parece una producción asiática. M. Night Shyamalan ha sido el encargado de rodar la versión cinematográfica de acción real.

6/10
Airbender: El último guerrero

2010 | The Last Airbender

Giro radical en la carrera de M. Night Shyamalan, que aunque se mantiene en el género fantástico, renuncia a su tono adulto habitual, así como a reservarse, como hasta ahora, un papel. Por primera vez parte de un material ajeno. En concreto, el realizador adapta Avatar: The Last Airbender, una serie animada de Nickelodeon. El director de El sexto sentido la descubrió porque la seguían sus hijas, y se declara también seguidor incondicional. Airbender: El último guerrero está concebido como el inicio de una saga, y de hecho se limita a ser el arranque de la historia con final abierto. A pesar de que la serie es americana, su estética y argumento beben de las series de animación manga. Se desarrolla en un mundo dividido en cuatro reinos: Aire, Agua, Tierra y Fuego. En cada lugar, hay maestros capaces de controlar el elemento correspondiente. La Nación del Fuego trata de conquistar las otras tierras, aniquilando a todos los que se resistan. La Nación del Aire ha sido invadida, y está a punto de correr la misma suerte la del Agua. Allí, la joven maestra del agua Katara y su hermano Sokka practican tranquilamente sus técnicas cuando descubren en el hielo a un niño, Aang, que asegura ser el Avatar, personaje al que aluden las profecías. El Avatar es el único que puede controlar a los cuatro elementos, y gracias a esto podría detener el avance de la Nación del Fuego y recuperar el equilibrio... Es posible que Shyamalan haya aceptado ceñirse al juego de las superproducciones para cambiar de aires, tras las habituales críticas negativas que le han caído, sobre todo en Estados Unidos, cuando ha rodado películas muy personales de altura. Quizás ha pensado que podría complacer a Nickelodeon con una adaptación muy fiel del original, y al tiempo ofrecer reflexiones sobre la superación personal y el sacrificio. Pero en la práctica, Shyamalan no ha logrado preservar sus señas de identidad, y su película es más plana que una tabla de planchar. Sus personajes son arquetipos de héroes o malvados, sin ningún atisbo de humanidad. Hablan con frases grandilocuentes, de tebeo barato, que Tarantino podría parodiar en sus películas. Así las cosas, ningún actor consigue resultar creíble, ni siquiera Dev Patel, que tan buen sabor de boca dejó como protagonista de Slumdog Millionaire. El argumento es pueril, repetitivo, y sobre todo aburrido. Su supuesto fondo se reduce a bocanadas de misticismo oriental y new age bastante superficiales. Y lo que es más grave, fallan sus coreografías, supuestamente espectaculares, que podrían haber salvado el conjunto. Ninguna de ellas sorprende, y están filmadas en una cámara lenta que llega a resultar tediosa.

4/10

Últimos tráilers y vídeos