IMG-LOGO

Biografía

Robert Bresson

Robert Bresson

98 años ()

Robert Bresson

Nació el 25 de Septiembre de 1901 en Bromont-Lamothe, Puy-de-Dôme, Francia
Falleció el 18 de Diciembre de 1999 en París, Francia

Premios: 4 Festival de Cannes

Filósofo y asceta

01 Febrero 2012

Filósofo del Séptimo Arte contemporáneo, es uno de los grandes clásicos del cine francés.

Robert Bresson (Bromont-Lamothe, 25 de septiembre de 1901 – París, 18 de diciembre de 1999) fue un autor riguroso, coherente y profundo como pocos, de enorme austeridad expresiva, honda espiritualidad y gran humanidad, que poseía la virtud de no parecerse a nadie y de ser difícilmente imitable. Pintor y autor de un cortometraje (Les affaires publiques, 1943), trabajó como ayudante del maestro René Clair.

La personalidad artístico-creadora de Robert Bresson se iría confirmando película tras película, bastante espaciadas por su bajo presupuesto y poca comercialidad, además de su cuidada elaboración, con un alarde de lirismo y minuciosidad temática poco frecuentes. En su sencilla y emotiva obra –plena de miradas y objetos– se evidenció una trascendencia que casi se podía tocar. Desde su debut en 1943 con Los ángeles del pecado, el tema de la redención resultó el hilo conductor de su cine, como pudo apreciarse en Diario de un cura rural (1951), Un condenado a muerte se ha escapado (1956), Pickpocket (1959), El proceso de Juana de Arco (1962) o Mouchette (1967).

Cristiano de tendencia jansenista, creía que la gracia redime de sus faltas sólo a seres excepcionales en el momento de la muerte, sea ésta buscada o aceptada como liberación. Su obra cinematográfica, por tanto, estuvo fuera de las modas, debido también a su sufriente peregrinar en busca de lo absoluto y de la gracia sobrenatural, que llegaba en ocasiones a irritar al público, especialmente a los detractores que se había ganado este singular creador.

En los filmes de Bresson, lo bello es reemplazado por lo justo: “La pintura me ha enseñado que no se debían hacer bellas imágenes, sino imágenes necesarias”. De ahí que destruya las reglas establecidas, y que el ritmo del montaje, la dirección de actores, la música y el tono de los diálogos estén menos destinados a expresar una idea particular que a asegurar, junto a los demás elementos de la puesta en imágenes, la trama poética de la obra. Al tiempo que su escritura cinematográfica se simplifica, como en Lancelot du Lac (1974), recurre cada vez más al montaje, revalorizando su importancia dentro del cine moderno. “Sólo en el momento en que las imágenes y sonidos entran en contacto, en que se coloca cada cosa en su sitio, el film nace. Y es el film que, al nacer, da vida a los personajes y no los personajes los que dan vida al film”, afirmaría el maestro galo.

Se distinguió como un artista solitario y nada prolífico, ya que sólo realizó 13 largometrajes. Expuso sus principios estético-filosóficos en unas “Notes sur le cinématographe” (1975), donde definía dos tipos de películas: “Aquellas que emplean medios teatrales (actores, puesta en escena, etc.) y se sirven de las cámaras para reproducir, y aquellas que emplean los medios del cinematógrafo y se sirven de las cámaras para crear”. Por eso, habitualmente, utilizaba actores no profesionales, elegidos entre sus amigos o en la misma calle por su fisonomía, a fin de reflejar sin artificio la vida interior de los personajes que encarnan.

Obviamente, la estética de Robert Bresson –influida por el maestro Carl Theodor Dreyer– parecía basada en una ascética, aunque a veces resultaba algo amoral, como sucedió en Une femme douce (1968) o Le diable, probablement (1977). También en su obra se apreció una clara tendencia a la abstracción y a universalizar los temas que toca, basado en novelas de Bernanos, Dostoiewski y Tolstoi, entre otros autores. Estuvo retirado del plató desde 1983, cuando realizó El dinero.

Ganador de 1 premio

Ganador de 2 premios

Ganador de 1 premio

Filmografía
El dinero

1983 | L'argent

Un billete de 500 francos falso va pasando por distintas manos, hasta dar a parar a las de un hombre sencillo que no se imagina los conflictos que le va a traer. Robert Bresson (El proceso de Juana de Arco) dirige una película donde realiza una feroz crítica del vil metal y que habla de cómo el ansia desmedida por las riquezas puede llegar a corromper a las personas.

6/10
El diablo, probablemente

1977 | Le diable probablement

El joven Charles no acaba de encontrar una razón para seguir viviendo, a pesar de sus esfuerzos al transitar por los caminos de la política, la religión y el psicoanálisis. ¿Habrá alguien que le ofrezca un asidero al que agarrarse? La penúltima película de Robert Bresson, que sigue explorando infatigable en las cuitas del ser humano sediento de espiritualidad. Ganó el Premio Especial del Jurado en Berlín.

6/10
Lancelot du Lac

1974 | Lancelot du Lac

La visión de Robert Bresson de los caballeros de la mesa redonda, y concretamente de Lancelot du Lac, que tiene como amante a la esposa del rey Arturo, Ginebra. La búsqueda del santo grial se revela como no recta por un caballero que deja llevar por sus propios y personales intereses, que no son los de Dios.

6/10
Cuatro noches de un soñador

1971 | Quatre nuits d'un rêveur

Jacques impide el suicidio de una joven desde Pont-neuf, ella está rota porque su amante la ha dejado. Este joven salvador y soñador se enamora de ella, pero a la cuarta noche reaparece el ausente. Robert Bresson adapta con su habitual sensibilidad un relato de Dostoyevski.

6/10
Una mujer dulce

1969 | Une femme douce

Primera película en color de Robert Bresson, aunque el cineasta francés, en esta adaptación de un relato de Dostoyevski, se mantiene fiel a sus señas de identidad artística, sobriedad, actores sin experiencia previa, captura de la atemporalidad del texto original. Sigue a una mujer que ha saltado de un balcón parisino para quitarse la vida, y en una serie de flash-backs se ofrecen pistas de las causas que la han conducido a tal acción.

7/10
Mouchette

1967 | Mouchette

6/10
Al azar, Baltasar

1966 | Au hasard Balthazar

Sensible y poética parábola, que sigue la vida paralela del asno Baltasar, y la chica que le puso nombre, Marie. De una niñez feliz por parte de ambos, se pasa a una vida adulta, en que el animal sufre malos tratos cuando es empleado como bestia de carga, mientras que la chica padece por culpa de las penurias económicas de su familia, y del tosco joven al que ama. Amor paradójico e inconveniente, pues hay otro muchacho, con el que disfrutó horas y horas en su infancia, y que sería el novio perfecto, pero que no le atrae. El prestigioso director Robert Bresson se inspiró en un episodio de "Crimen y Castigo" de Fiódor Dostoyevski para ofrecer este personalísimo film, de curioso simbolismo. En efecto, en el apaleado asno Baltasar hay quien ha visto una metáfora de Jesús, que asume el sufrimiento de los hombre en su Pasión, de modo que el animal padece solidariamente con la desgraciada Marie. La dura película, que atrapa bien las contradicciones y limitaciones del ser humano, logró el premio OCIC del Festival de Venecia en 1966. Hay pasajes muy hermoso, en que apenas hacen falta palabras, como la etapa de Baltasar en el circo.

6/10
El proceso de Juana de Arco

1962 | Procès de Jeanne d'Arc

Sobria aproximación del francés Robert Bresson al injusto proceso al que fue sometida Juana de Arco, la doncella de Orléans. Sigue las actas del proceso, y ciertamente conmueve.

8/10
Pickpocket

1959 | Pickpocket

Uno de los más importantes filmes dirigidos por Robert Bresson, sigue con tono documental las peripecias de un carterista que opera en el metro parisino.

8/10
Un condenado a muerte se ha escapado

1959 | Un condamné à mort s'est échappé ou Le vent souffle où il veut

Apasionante adaptación de la obra del propio protagonista real, André Devigny, a cargo del sobrio pero eficaz Robert Bresson (Pickpocket), que sabe manejar muy bien el suspense de la, en el fondo, sencilla trama. En los años de la ocupación nazi de Francia, en Lyon, el líder de la resistencia, el teniente Fontaine, es capturado y hecho prisionero: Con el tiempo irá preparando su huida minuciosamente. El día en que debe ser ejecutado –la fuga es ahora o nunca– le colocan en su celda un nuevo compañero, y debe decidir si puede compartir con él sus planes para escapar.

7/10
Diario de un cura rural

1951 | Journal d'un curé de campagne

Adaptación de la obra homónima de Georges Bernanos. Cuentas las vicisitudes de un sacerdote joven, destinado como párroco en el pueblito rural de Ambicourt. Allí trata de desarrollar su ministerio del mejor modo posible, aunque no faltan el desánimo y las decepciones. En esos momentos se esfuerza en rezar, y en confiarse a un cura mayor, de un pueblo próximo; pero no siempre sale reconfortado.Formidable película de Robert Bresson, fiel a un estilo austero y depurado, lo que no está reñido con el hecho de que atrapa a la perfección la psicología de los personajes, en primer lugar la del presbítero protagonista, con las grandezas y debilidades del ser humano. Fiel a su fuente literaria, el film está atravesado por los apuntes del diario del cura, mostrados con una omnipresente voz en off y con las páginas que garabatea con ahínco. Lo que se desvela como un poderoso mecanismo para que el espectador tome distancia de la angustia que acomete en varios momentos al sacerdote.El film va mostrando sin aspavientos algunos de los frutos que el cura va obteniendo en su ministerio, singularmente la emotiva conversión de la condesa, pero también con la chiquilla que le tomaba el pelo en la catequesis, e incluso con la hija despechada de la condesa. Se aborda además el tema de la muerte, y el del abandono de la vocación, planteado a través de un tercer sacerdote. Falta una presencia más clara de la alegría y la esperanza cristianas, aunque el hermoso final con la cita paulina "Todo es gracia", apunta en esa dirección.

8/10
Las damas del Bois du Boulogne

1945 | Les dames du Bois du Boulogne

Hélène sospecha que su amante Jean ya no le quiere, de modo que le expresa su cansancio por la relación que mantienen, a ver si ‘pica’. Y en efecto, él asegura alegrarse de que ella le haya confiado su hastío, pues él se siente igual, y así podrán romper de modo ‘civilizado’. No cae en la cuenta de que ella sigue profundamente enamorada. Y, despechada, urdirá una elaborada y retorcida venganza, que pasa por utilizar a una familia conocida, venida a menos, compuesta por madre e hija, con la que se reencuentra en un lugar de mala nota. Adaptación de un relato de Diderot, a cuyos diálogos contribuyó Jean Cocteau. Éste aseguraba que se trataba de “un film didáctico, como lo hubiesen hecho los enciclopedistas. Moderno, por supuesto.” Esta historia de manipulación, amores y desamores, ambición y venganza, podría haberla filmado Max Ophüls, en cuyo mundo encaja a la perfección; de hecho, tiene un aire muy distinto al cine posterior de Robert Bresson. María Casares compone con maestría a una fría arpía, cuyas lágrimas de despecho bien podrían ser de hielo, que no se detendrá ante nada –el daño que puede hacer a terceros le importa poco– para dar una cruel lección a su antiguo amante. El teórico francés André Bazin resumió de modo genial la película afirmando que es “el ruido de un limpiaparabrisas sobre un texto de Diderot”.

7/10
Los ángeles del pecado

1943 | Les anges du péché

Anne-Marie es una joven heredera con vocación religiosa que ingresa en un convento de dominicas. Las hermanas se dedican a rehabilitar a presidiarias que salen en libertad y mujeres delincuentes. Jean-Marie se obsesiona con ayudar a Thérèse, una chica acusada injustamente de asesinato. Thérèse acaba disparando al auténtico culpable del crimen, y después se refugia en el convento, donde no le cuenta a nadie lo que ha hecho. Ópera prima del inclasificable cineasta francés Robert Bresson. Aunque Bresson derivaría su carrera hacia un cine cada vez más personal, aquí aún se muestra bastante clásico, con una puesta en escena bastante convencional.

6/10
El dinero

1983 | L'argent

Un billete de 500 francos falso va pasando por distintas manos, hasta dar a parar a las de un hombre sencillo que no se imagina los conflictos que le va a traer. Robert Bresson (El proceso de Juana de Arco) dirige una película donde realiza una feroz crítica del vil metal y que habla de cómo el ansia desmedida por las riquezas puede llegar a corromper a las personas.

6/10
El diablo, probablemente

1977 | Le diable probablement

El joven Charles no acaba de encontrar una razón para seguir viviendo, a pesar de sus esfuerzos al transitar por los caminos de la política, la religión y el psicoanálisis. ¿Habrá alguien que le ofrezca un asidero al que agarrarse? La penúltima película de Robert Bresson, que sigue explorando infatigable en las cuitas del ser humano sediento de espiritualidad. Ganó el Premio Especial del Jurado en Berlín.

6/10
Lancelot du Lac

1974 | Lancelot du Lac

La visión de Robert Bresson de los caballeros de la mesa redonda, y concretamente de Lancelot du Lac, que tiene como amante a la esposa del rey Arturo, Ginebra. La búsqueda del santo grial se revela como no recta por un caballero que deja llevar por sus propios y personales intereses, que no son los de Dios.

6/10
Cuatro noches de un soñador

1971 | Quatre nuits d'un rêveur

Jacques impide el suicidio de una joven desde Pont-neuf, ella está rota porque su amante la ha dejado. Este joven salvador y soñador se enamora de ella, pero a la cuarta noche reaparece el ausente. Robert Bresson adapta con su habitual sensibilidad un relato de Dostoyevski.

6/10
Una mujer dulce

1969 | Une femme douce

Primera película en color de Robert Bresson, aunque el cineasta francés, en esta adaptación de un relato de Dostoyevski, se mantiene fiel a sus señas de identidad artística, sobriedad, actores sin experiencia previa, captura de la atemporalidad del texto original. Sigue a una mujer que ha saltado de un balcón parisino para quitarse la vida, y en una serie de flash-backs se ofrecen pistas de las causas que la han conducido a tal acción.

7/10
Mouchette

1967 | Mouchette

6/10
Al azar, Baltasar

1966 | Au hasard Balthazar

Sensible y poética parábola, que sigue la vida paralela del asno Baltasar, y la chica que le puso nombre, Marie. De una niñez feliz por parte de ambos, se pasa a una vida adulta, en que el animal sufre malos tratos cuando es empleado como bestia de carga, mientras que la chica padece por culpa de las penurias económicas de su familia, y del tosco joven al que ama. Amor paradójico e inconveniente, pues hay otro muchacho, con el que disfrutó horas y horas en su infancia, y que sería el novio perfecto, pero que no le atrae. El prestigioso director Robert Bresson se inspiró en un episodio de "Crimen y Castigo" de Fiódor Dostoyevski para ofrecer este personalísimo film, de curioso simbolismo. En efecto, en el apaleado asno Baltasar hay quien ha visto una metáfora de Jesús, que asume el sufrimiento de los hombre en su Pasión, de modo que el animal padece solidariamente con la desgraciada Marie. La dura película, que atrapa bien las contradicciones y limitaciones del ser humano, logró el premio OCIC del Festival de Venecia en 1966. Hay pasajes muy hermoso, en que apenas hacen falta palabras, como la etapa de Baltasar en el circo.

6/10
El proceso de Juana de Arco

1962 | Procès de Jeanne d'Arc

Sobria aproximación del francés Robert Bresson al injusto proceso al que fue sometida Juana de Arco, la doncella de Orléans. Sigue las actas del proceso, y ciertamente conmueve.

8/10
Pickpocket

1959 | Pickpocket

Uno de los más importantes filmes dirigidos por Robert Bresson, sigue con tono documental las peripecias de un carterista que opera en el metro parisino.

8/10
Un condenado a muerte se ha escapado

1959 | Un condamné à mort s'est échappé ou Le vent souffle où il veut

Apasionante adaptación de la obra del propio protagonista real, André Devigny, a cargo del sobrio pero eficaz Robert Bresson (Pickpocket), que sabe manejar muy bien el suspense de la, en el fondo, sencilla trama. En los años de la ocupación nazi de Francia, en Lyon, el líder de la resistencia, el teniente Fontaine, es capturado y hecho prisionero: Con el tiempo irá preparando su huida minuciosamente. El día en que debe ser ejecutado –la fuga es ahora o nunca– le colocan en su celda un nuevo compañero, y debe decidir si puede compartir con él sus planes para escapar.

7/10
Diario de un cura rural

1951 | Journal d'un curé de campagne

Adaptación de la obra homónima de Georges Bernanos. Cuentas las vicisitudes de un sacerdote joven, destinado como párroco en el pueblito rural de Ambicourt. Allí trata de desarrollar su ministerio del mejor modo posible, aunque no faltan el desánimo y las decepciones. En esos momentos se esfuerza en rezar, y en confiarse a un cura mayor, de un pueblo próximo; pero no siempre sale reconfortado.Formidable película de Robert Bresson, fiel a un estilo austero y depurado, lo que no está reñido con el hecho de que atrapa a la perfección la psicología de los personajes, en primer lugar la del presbítero protagonista, con las grandezas y debilidades del ser humano. Fiel a su fuente literaria, el film está atravesado por los apuntes del diario del cura, mostrados con una omnipresente voz en off y con las páginas que garabatea con ahínco. Lo que se desvela como un poderoso mecanismo para que el espectador tome distancia de la angustia que acomete en varios momentos al sacerdote.El film va mostrando sin aspavientos algunos de los frutos que el cura va obteniendo en su ministerio, singularmente la emotiva conversión de la condesa, pero también con la chiquilla que le tomaba el pelo en la catequesis, e incluso con la hija despechada de la condesa. Se aborda además el tema de la muerte, y el del abandono de la vocación, planteado a través de un tercer sacerdote. Falta una presencia más clara de la alegría y la esperanza cristianas, aunque el hermoso final con la cita paulina "Todo es gracia", apunta en esa dirección.

8/10
Las damas del Bois du Boulogne

1945 | Les dames du Bois du Boulogne

Hélène sospecha que su amante Jean ya no le quiere, de modo que le expresa su cansancio por la relación que mantienen, a ver si ‘pica’. Y en efecto, él asegura alegrarse de que ella le haya confiado su hastío, pues él se siente igual, y así podrán romper de modo ‘civilizado’. No cae en la cuenta de que ella sigue profundamente enamorada. Y, despechada, urdirá una elaborada y retorcida venganza, que pasa por utilizar a una familia conocida, venida a menos, compuesta por madre e hija, con la que se reencuentra en un lugar de mala nota. Adaptación de un relato de Diderot, a cuyos diálogos contribuyó Jean Cocteau. Éste aseguraba que se trataba de “un film didáctico, como lo hubiesen hecho los enciclopedistas. Moderno, por supuesto.” Esta historia de manipulación, amores y desamores, ambición y venganza, podría haberla filmado Max Ophüls, en cuyo mundo encaja a la perfección; de hecho, tiene un aire muy distinto al cine posterior de Robert Bresson. María Casares compone con maestría a una fría arpía, cuyas lágrimas de despecho bien podrían ser de hielo, que no se detendrá ante nada –el daño que puede hacer a terceros le importa poco– para dar una cruel lección a su antiguo amante. El teórico francés André Bazin resumió de modo genial la película afirmando que es “el ruido de un limpiaparabrisas sobre un texto de Diderot”.

7/10
Los ángeles del pecado

1943 | Les anges du péché

Anne-Marie es una joven heredera con vocación religiosa que ingresa en un convento de dominicas. Las hermanas se dedican a rehabilitar a presidiarias que salen en libertad y mujeres delincuentes. Jean-Marie se obsesiona con ayudar a Thérèse, una chica acusada injustamente de asesinato. Thérèse acaba disparando al auténtico culpable del crimen, y después se refugia en el convento, donde no le cuenta a nadie lo que ha hecho. Ópera prima del inclasificable cineasta francés Robert Bresson. Aunque Bresson derivaría su carrera hacia un cine cada vez más personal, aquí aún se muestra bastante clásico, con una puesta en escena bastante convencional.

6/10

Últimos tráilers y vídeos