IMG-LOGO

Biografía

Eva Marie Saint

Eva Marie Saint

96 años

Eva Marie Saint

Nació el 04 de Julio de 1924 en Newark, New Jersey, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Bella ternura

06 Mayo 2011

Actriz de rostro dulce y ademanes delicados, su carrera ha alternado entre la televisión y el cine, y en ambos medios ha triunfado sin grandes ínfulas entre el público y la crítica.

Su primer papel importante tuvo lugar en 1954, en la película La ley del silencio, obra maestra de Elia Kazan. La actriz interpretaba a Edie Doyle, la jovencita buena y educada que enamoraba al basto y rudo protagonista, el inolvidable Terry Malloy encarnado por Marlon Brando. La Academia quedó encandilado de la rubita enamorada y le concedió el Oscar a la mejor actriz de reparto. Eva Marie Saint tenía 30 años, y su carrera presagiaba muchos más éxitos.

Eva Marie Saint nació en Newark, New Jersey, el 4 de julio de 1924, una fecha muy señalada en Estados Unidos pues celebran el Día de la Independencia. Su carrera en el cine no fue muy tempranera, aunque la actriz tenía claro cuáles eran sus prioridades. Estudió interpretación en la Bowling Green State University, y al poco tiempo comenzó a trabajar en programas de radio y a aparecer en multitud de episodios de diferentes series de televisión. Sin embargo, su talento no se hizo notar con fuerza hasta que interpretó un papel en el teatro en 1953. Fue en la obra "A Trip to Bointiful", de Horton Foote, y Eva recibió el Premio de la Crítica. Seguidamente Kazan la fichó para el papel que cambiaría su vida en La ley del silencio. Eva Marie llamaba la atención por su increíble ternura, su silenciosa tristeza y su corazón dulce y lleno de inocencia. Ni siquiera el bruto estibador de Nueva York pudo soportar tales reclamos, y tras rendirse a sus pies encontraba la fuerza para enfrentarse a sus fantasmas y recuperar la dignidad. En 1951 la actriz había contraído matrimonio con el director televisivo Jeffrey Hayden –¡con quien sigue casada después de 60 años!–, y justo dos días después de recibir el Oscar por su interpretación Eva dio a luz al primero de sus dos hijos, Darrell y Laurette.

En 1957 trabajaría en dos sólidas películas: el dramón de tres horas dirigido por Edward Dmytryk El árbol de la vida, junto a Montgomery Clift y Elizabeth Taylor; y una recreación del infierno de la adicción a las drogas en la pionera Un sombrero lleno de lluvia, dirigida por Fred Zinnemann y gracias a la cual la actriz recibió la nominación al Globo de Oro y a los Premios BAFTA. Y 1959 llegaría otro de sus más sonoros éxitos gracias a su colaboración con Alfred Hitchcock en Con la muerte en los talones. La actriz interpretaba a la audaz Eve Kendall, una atractiva doble agente que se enamoraba del gran Cary Grant. Al hablar de Hitchcock la actriz comenta: “Me dijo que yo hacía películas donde lavaba los platos con un delantal gris y que el público quería ver a la actriz principal elegante y bien vestida...” Y sentencia lacónicamente: “Nadie me vio como él”. Lástima que la actriz nunca más volviera a formar parte de las féminas rubias del genio británico, pese a que se barajó su participación en Marnie, la ladrona y Cortina rasgada.

En 1960 llegaría la última gran película en la filmografía de Eva Marie Saint. Se trata de la monumental Éxodo de Otto Preminger, protagonizada por Paul Newman y donde la Saint encarnaba a Kitty Fremont, el amor de Newman. A partir de esa fecha hizo varias películas de interés, pero ninguna de ellas tuvo la repercusión de las anteriores. Acompañó a Warren Beatty en Su propio infierno (1962) y a James Garner en la ritmosa 36 horas (1965), y el mismo año volvió a coincidir con Elizabeth Taylor en el melodrama Castillos de arena. En 1966 hizo de nuevo pareja con Garner y el director John Frankenheimer en Grand Prix y se soltó definitivamente en la lograda comedia Que vienen los rusos, de Norman Jewison. También coprotagonizó en 1968 la notable La noche de los gigantes, junto a Gregory Peck. Pero los papeles que obtenía no le satisfacían y Eva se apartó poco a poco del cine y dedicó más tiempo a la televisión, en donde realizó innumerables telefilmes. Entre los más recordados se cuentan el western The Macahans (1976), el thriller Visión fatal (1984), o los dramas A través de la oscuridad (1984), People Like Us (1990)–por el que Saint logró el Premio Emmy–, y Mi Antonia (1995).

En el nuevo milenio la veteranísima actriz todavía siguió trabajando y ha aparecido en películas con cierto caché, tales como Soñé con África (2000), Llamando a las puertas del cielo (2005) y Superman Returns (2006), su último trabajo en pantalla. En la actualidad vive junto a su marido en Santa Mónica, California.

Oscar
1955

Ganador de 1 premio

Filmografía
Cuento de invierno (Winter's Tale)

2014 | Winter's Tale

Nueva York, principios del siglo XX. Peter Lake es un ladrón perseguido por un siniestro personaje llamado Pearly Soames, que no es otra cosa que un demonio que pretende vengarse de quien antaño fue uno de sus “socios”. Antes de marcharse de la ciudad, Peter entrará a robar en una suntuosa mansión y allí se enamorará de la bella Beverly Penn. Pero el destino de ese amor es trágico porque ella tiene tuberculosis y le queda poco tiempo de vida... Tras una exitosa carrera como guionista, en donde ha formado tándem con un peso pesado como Ron Howard, en películas de la talla de Una mente maravillosa o Cinderella Man, el neoyorquino Akiva Goldsman debuta en el largometraje con Cuento de invierno (Winter's Tale), después de haber hecho ya sus pinitos detrás de las cámaras en la serie Fringe. Para su puesta de largo en la gran pantalla ha elegido una historia difícil de manejar, que se adentra por vericuetos fantásticos y a la vez pretende mantener la verosimilitud de la trama, con acendrados acentos dramáticos, en torno a la lucha entre el bien y el mal, la perpetuidad del amor y la fuerza del destino. Basada en una novela de Mark Helprin, el mayor problema de Cuento de invierno (Winter's Tale) es la dificultad de digerir la enorme amalgama de elementos fantásticos en un escenario realista, el Nueva York actual y el de un siglo atrás. Quizá provengan del material previo, o quizá Goldsman haya incluido ideas propias, sea como fuere aquí la trama es especialmente confusa por exceso de ingredientes en el cóctel, que incluye desde tradiciones puramente religiosas, hasta concepciones mitológicas y mágicas, pasando por el ideal romántico de la fuerza inmortal del amor. Religión, magia, mitología, con una severa dosis de imaginería milagrosa a lo New Age es el ecléctico resultado. A veces estos elementos se muestran con sutileza, como ese estado de percepción en que la luz y sus reflejos ayudan a ver el mundo desde una nueva perspectiva, pero en otras ocasiones las cosas no funcionan tan fácilmente: verdaderamente es complicado aceptar la existencia de un caballo blanco con alas que aparece mágicamente sin explicación alguna. Y que se trate de un cuento no es suficiente. Dicho esto, está claro que lo que mejor funciona es la pura historia de amor de toda la vida, punto detonante del film. Por lo demás, lo más destacado de Cuento de invierno (Winter's Tale) es la lograda ambientación de la historia, sobre todo la de la época de principios del siglo XX, con un cuidadoso diseño de producción, así como el tono fotográfico de la película, que saca mucho partido a los colores grises del invierno. Y al margen de sus personajes, los actores están todos bien, con mención especial para un eficiente Colin Farrell (en su pose de sufridor) y la guapa jovencita Jessica Brown Findlay (Downton Abbey). Sin embargo es una pena constatar lo relegados que quedan en la trama actores de la talla de William Hurt o Jennifer Connelly.

4/10
Superman Returns

2006 | Superman Returns

Volver a resucitar en la pantalla al superhéroe de DC cómics ha sido muy complicado y ha llevado años, con el consiguiente “baile” de nombres del equipo técnico y artístico, que ha sido numerosísimo. Al final, Bryan Singer dio calabazas a la tercera entrega de X-Men (había dirigido las otras dos) y se metió de lleno en el regreso del hombre de Crypton. El reto no ha sido fácil, pero Singer ha resuelto la papeleta con gran suficiencia. Superman regresa tras una larga ausencia en el espacio, a donde marchó con la esperanza de hallar alguna señal de vida entre los restos de su antiguo planeta. Pero a su llegada, las cosas han cambiado mucho por aquí: la reportera Lois Lane se ha casado con el hijo del jefe del Daily Planet, se ha hecho famosa gracias a un artículo contra Superman y además se ha convertido en madre. Entretanto, Lex Luthor salido de la cárcel y trama liderar un nuevo orden mundial gracias precisamente a la tecnología alienígena que Superman dejó en la Tierra. En fin que nadie parece echar de menos al superhéroe de la capa roja, y mucho menos a Clark Kent. El gran mérito del film es que entretiene de veras. Los efectos especiales son tan perfectos que casi no lo parecen y hay un par de secuencias de acción muy logradas. Pero Singer ha puesto el énfasis en la trama, enriquecida con estudiados gags humorísticos muy eficaces y variados elementos dramáticos que aportan cierto tono oscuro al conjunto. No en vano, el director neoyorquino ha confesado la influencia de Batman Begins en su film. Efectivamente, el enfoque, aunque más tamizado que en la película de Nolan, es también algo crepuscular. Así, la misión salvadora de Superman –a veces muy acentuada- se equilibra con sentimientos y limitaciones más terrenas, a la vez que los humanos son llamados a un particular heroísmo en su lucha contra el mal. El reparto está correcto, aunque Brandon Routh y Kate Bosworth para nada hacen olvidar a la pareja Christopher Reeve-Margot Kidder. Y aunque entre los secundarios brille el carisma de Kevin Spacey, es una pena que la presencia de Parker Posey y Eva Marie Saint sea casi meramente anecdótica.

7/10
Llamando a las puertas del cielo

2005 | Don’t Come Knockin

Howard Spence, actor de westerns, en tiempos fue una celebridad, pero su vida estaba marcada por escándalos y líos de faldas. Ahora, ya cincuentón, tiene problemas con la bebida y sobrevive rodando subproductos de tres al cuarto. Después de una noche de juerga, se replanteará su vida. Decide abandonar el set donde rueda su último film, y parte en busca de su madre, a la que hace mucho que no ve. Ésta le revela una inesperada noticia. Resulta que Howard tiene un hijo cuya existencia desconocía por completo, fruto de uno de sus escarceos amorosos. Howard decide encontrarse con él. Wim Wenders se reencuentra con Sam Shepard, guionista de París, Texas. En esta ocasión, ambos se han encargado de escribir el guión, mientras que Shepard, que también es un excelente actor, interpreta al protagonista, un hombre en busca de su familia y de un sentido para su vida, como Travis, el personaje de Harry Dean Stanton en la citada París, Texas. Este nuevo trabajo recupera el tema de la soledad y la incomunicación y también transcurre por escenarios desérticos. Pero Wenders ya no está tan en forma como entonces, y acude a un tono excesivamente pretencioso. Sus personajes están peor construidos y sus escenas son menos brillantes. Estas pegas lastran un poco una película con fondo interesante, que recuerda en varios elementos a la muy superior Flores rotas, de Jim Jarmusch, también sobre un maduro 'donjuan' en busca del hijo cuya existencia ignoraba y de su propia redención. En cualquier caso, sin ser de lo mejor de Wenders, se sigue con interés y cuenta con un estupendo reparto.

6/10
Mi mejor amigo (2005)

2005 | Because Of Winn-Dixie

Opal, una niña solitaria, adopta un perro huérfano al que pone por nombre Winn-Dixie, como el supermercado donde se lo encuentra. Traumatizada porque su madre la abandonó cuando tenía tres años, y su padre, predicador protestante, se ha vuelto arisco desde entonces, Opal apenas tiene amigos. Pero sus vecinos se acercarán a ella para admirar al perro, lo que le facilitará conocer a mucha gente. El cineasta chino, oriundo de Hong Kong Wayne Wang es un renombrado director de películas arriesgadas, de sabor independiente, como Smoke y Blue in the Face, últimamente centrado en producciones más comerciales, como Sucedió en Manhattan. En esa línea se sitúa esta cinta familiar sobre la comunicación, la familia y la amistad. Mezcla elementos surrealistas, con gags protagonizados por el can protagonista, y subtramas melodramáticas de contenido humano. En cualquier caso, el punto fuerte es el reparto, que incorpora al todoterreno Jeff Daniels, a la jovencísima Annasophia Robb, y a Eva Marie Saint, veterana protagonista de Con la muerte en los talones.

6/10
Soñé con África

2000 | I Dreamed of Africa

Historia basada en hechos reales, cuenta las aventuras de una mujer, que con su marido y su hija dejan la vida cómoda de Italia para ir a vivir a una granja en África. Será una aventura apasionante. Inevitable conectar este film con Memorias de África, que comenzaba los recuerdos de la estancia en el continente negro con la memorable frase “Yo tenía una granja en África...”. Kim Basinger protagoniza su primera película tras el merecido Oscar por L.A. Confidential. Tras la cámara está Hugh Hudson, el director de la mítica Carros de fuego. Hay que señalar especialmente la presencia en el reparto de Eva Marie Saint, una actriz de poderosa presencia, recordada por sus títulos con Hitchcock.

6/10
Titanic

1996 | Titanic

En 1912 un enorme trasatlántico se hunde en medio del océano al chocar con un iceberg. Una de las tragedias más grandes de todos los tiempos en la que fallecieron un gran número de personas.

Mi Antonia

1995 | My Antonia

Jim Burden es un sensible adolescente que se marcha a vivir junto a sus abuelos cuando se queda huérfano. Sus abuelos viven en una granja aislada en el estado de Nebraska, y son bastantes tradicionales y austeros. Jim atraviesa una pequeña depresión, y no le ayuda salir de ella la soledad en que se encuentra. Pero todo cambia cuando conoce a Antonia, una joven alegre y vivaz, hija de unos granjeros inmigrantes de condición humilde. Pero sus abuelos no están de acuerdo con esta amistad, y esperan que su nieto tenga otras miras. Pasa el tiempo y Jim se traslada a la ciudad para estudiar, mientras que Antonia debe quedarse en la granja porque su familia no tiene medios. Ninguno de los dos puede olvidar su amor ni las promesas que se hicieron. Drama sensiblero y poco ambicioso, que camina como puede por los derroteros del romanticismo. Adapta una novela de Willa Cather.

4/10
Pasión en Malibú

1983 | Malibu | Serie TV

Miniserie televisiva de cuatro capítulos, ambientada en una de las zonas más ricas de la costa de California, que narra las andanzas de varios lugareños, sus relaciones y sus diversos problemas. El hilo de la trama sigue a una joven pareja de Milwaukee que se muda a esa parte de la costa oeste, alquila una preciosa casa al borde de la playa y comienza a introducirse en las costumbres de la alta sociedad. Así saldrán a relucir diversos personajes: una agente inmobiliaria, una periodista, un monitor de tenis para mujeres, un recluso, un abogado, etc. Se basa en la novela homónima de William Murray.

4/10
Esplendor en la hierba (1981)

1981 | Splendor in the Grass

Remake de la película dirigida por Elia Kazan en 1961, donde Melissa Gilbert (Laura en La casa de la pradera) y Cyril O'Reilly asumen los papeles de Natalie Wood y Warren Beatty del original. Las comparaciones suelen ser odiosas, y en este caso, hay bastante distancia entre el film de Kazan y el que nos ocupa. Cuenta una desgraciada historia de amor entre una chica de familia modesta y un joven adinerado; aunque se quieren con locura, las presiones familiares dificultan la relación. En el reparto está una vieja gloria hollywoodiense, Eva Marie Saint, y una entonces jovencísima promesa, Michelle Pfeiffer.

4/10
La noche de los gigantes

1968 | The Stalking Moon

Un explorador del ejército, antes de retirarse, colabora en una incursión en territorio apache. Y se topa con una mujer blanca, que vivía con la tribu, y que tiene un hijo mestizo. Siete años después de Matar a un ruiseñor, se repetía una fructífera colaboración entre Robert Mulligan y Gregory Peck, en este western con fina descripción psicológica de los personajes.

6/10
Que vienen los rusos

1966 | The Russians Are Coming, The Russians Are Coming

Rodada en los mejores tiempos de la guerra fría, Que vienen los rusos es una simpática comedia que narra la divertida situación que se origina cuando un submarino ruso encalla en las costas americanas. Obligados a salir al exterior, los miembros de la tripulación del submarino soviético entran en contacto con los lugareños de un pueblecito norteamericano, que creen verse envueltos en una tercera Guerra Mundial. Norman Jewison dirige esta amable sátira de la guerra fría con acierto, logrando dibujar la sonrisa en la cara del espectador y en ocasiones arrancarle la carcajada, Cuenta para ello con un excelente reparto, destacando Alan Arkin como comandante del submarino (su interpretación le valió el globo de oro al mejor actor), Brian Keith, que está "tronchante" en su papel de ineficaz jefe de policía, y Jonathan Winters como su ayudante. El film obtuvo cuatro nominaciones a los oscars en las categorías de mejor película, mejor actor, mejor guión adaptado y montaje.

6/10
Grand Prix

1966 | Grand Prix

Tras un accidente en el que muere uno de sus compañeros, Pete Aron es expulsado de su equipo automovilístico. El reparto internacional es tan espectacular como las secuencias de las carreras.

6/10
36 horas

1965 | 36 hours

Pocas semanas antes del día D, el mayor Pike, oficial de inteligencia americana es capturado por miembros del servicio secreto alemán en Portugal. Los agentes de inteligencia alemanes le mandan al Dr. Gerber, un médico alemán que con ayuda de una enfermera intentará sonsacar a Pike dónde va a producirse el inminente desembarco. Gerber y la enfermera harán creer a Pike que lleva en coma cinco años, y que la guerra ha terminado, con el fin de que se confíe y les cuente todo lo que sabe. Un excelente film de George Seaton relativamente desconocido, pero muy eficaz. El director filma con enorme dinamismo, y combina el género de espionaje con el suspense a lo Hitchcock. El punto de partida es lo suficientemente impactante y el cineasta mantiene la tensión hasta el final. Se lucen especialmente Rob Taylor (el doctor Gerber) y Eva Marie Saint (la enfermera), aunque James Garner resulta convincente como Pike.

7/10
Castillos en la arena

1965 | The Sandpiper

Laura (Elizabeth Taylor) es una pintora liberal que vive junto a su hijo Danny en una casita costera. No está casada y mantiene una relación amorosa con Cos (Charles Bronson), un escultor que vive también cerca de la playa. Cuando el pequeño Danny comete un delito, es ingresado en un internado dirigido por el pastor Edward Hewitt y su mujer Claire. Laura entablará amistad con el reverendo a raíz de que le encarguen pintar una vidriera para el colegio, pero poco a poco esa amistad se convertirá en amor y ambos iniciarán un apasionado romance. Película polémica dirigida por Vincente Minnelli (El padre de la novia, Cautivos del mal, Con él llegó el escándalo), el cual, realiza un retrato de la sociedad. Trata temas como la libertad sexual, la represión o la hipocresía por parte de algunas personas de la época. Destaca las interpretaciones de la pareja protagonista, recién casada en la vida real. Algunos dijeron que la historia era una prolongación de las vidas de ellos, algo que no a todos gustó. Lo cierto es que Taylor y Burton encajaban perfectamente con los personajes.

6/10
Su propio infierno

1962 | All Fall Down

Sólido drama dirigido con mano firme por John Frankenheimer el mismo año en que rodó la fantástica El hombre de Alcatraz. En este caso lleva a la pantalla un guión del reputado dramaturgo William Inge. La historia narra la relación amorosa entre Berry-Berry, un joven de carácter autodestructivo y una mujer mayor que él que acaba de perder a su marido. El film incide especialmente en el irrespirable ambiente familiar de la casa de Berry-Berry y en la honda admiración que le tiene a éste su hermano pequeño, Clinton. Estupendo quinteto de actores, encabezados por Warren Beatty (Esplendor en la hierba) y Eva Marie Saint (La ley del silencio).

6/10
Éxodo

1960 | Exodus

Tras la guerra, más de 600 judíos, supervivientes del Holocausto, embarcan en un carguero, con el objetivo de ayudar a crear el estado de Israel. El gran director de origen ucraniano Otto Preminger (Anatomía de un asesinato) recrea hechos reales en una monumental superproducción épica de casi tres horas y media, con estupendo reparto.

6/10
Con la muerte en los talones

1959 | North By Nortwest

Cary Grant encarna a un publicista que es confundido con un agente de los servicios secretos. Víctima de este error de identidad, se ve envuelto en una imparable persecución en la que debe aguzar su ingenio si quiere escapar con vida. Con la muerte en los talones es, sin duda, uno de los títulos más celebres de su aclamado director, Alfred Hitchcock, el mago del suspense. Cuenta con escenas, hoy consideradas míticas, tales como:la persecución de la que es objeto Cary Grant por una avioneta fumigadora, o el desenlace final en las montañas Rushmore. La película cuenta con una magnífica puesta en escena que, acompañada de la excelente partitura musical de Bernard Herrman (Psicosis), mantiene la acción y el suspense en todo momento. El reparto se ve completado por Eva Marie Saint, encargada de dar el contrapunto romántico al film y por James Mason. Obtuvo tres nominaciones a los oscars en las categorías de mejor montaje, guión original y decorados.

9/10
El árbol de la vida (1957)

1957 | Raintree County

John, un muchacho humilde, se casa con Susanna, hija de un senador de Georgia, y heredera de una gran fortuna. Ella le quiere pero intenta manipularle, incluso le prohíbe que vuelva a ver a Nell, un antiguo amor de juventud. El desequilibrio mental (heredado de su familia) que sufre empieza a mostrar sus primeros síntomas. Estalla la guerra civil y John ha de ir al frente a luchar. En su ausencia, los signos de locura en Susanna se hacen cada vez más evidentes e ingresa finalmente en un sanatorio mental. Acabada la guerra, John la busca y la saca de allí para llevarla de nuevo a su casa junto a él. Pero Susanna vuelve a recaer, conduciéndola a un trágico final. Gran superproducción dirigida por el ucraniano Edward Dmytryk. Contaba con Elizabeth Taylor y Montgomery Clift en el reparto, grandes amigos en la vida real, y segunda película en la que actuaban juntos. El rodaje, tuvo algunas complicaciones, en parte porque hicieron un parón al sufrir Clift un accidente que le desfiguraría el rostro. La crítica consideró la película demasiado larga, sin embargo Elizabeth Taylor consiguió su primera nominación a los Oscar, cuya ceremonia no transcurrió nada feliz para la actriz ya que, días antes, su tercer marido Mike Todd había fallecido en un accidente de avión.

6/10
Un sombrero lleno de lluvia

1957 | A Hatful of Rain

Johnny Pope es un hombre adicto a la morfina desde que estuvo en la guerra de Korea, pero trata de ocultárselo a su padre y a su mujer embarazada. Sólo lo sabe su hermano Polo que es la persona que le suministra la dosis cada vez que tiene una crisis. Pero llega un momento en que la situación es insostenible y Johnny deberá plantarle cara a la adicción si no quiere perder todo lo que tiene y quiere. Duro drama que adentra al espectador en la lacra de la droga. Fue uno de los primeros films que planteaban esta cuestión y está protagonizado por Don Murray (Bus Stop), Eva Marie Saint (Con la muerte en los talones, Castillos en la arena), y Anthony Franciosa (El largo y cálido verano), que recibió una nominación a los Oscar por su papel.

6/10
La ley del silencio

1954 | On the Waterfront

Marlon Brando interpreta a Terry Malloy, un joven que no quiere problemas. Trabaja cuando puede en el puerto de Nueva York. Pero no siempre hay trabajo, y para conseguirlo hay que formar parte del sindicato de estibadores, o seguirles la corriente. El sindicato de estibadores está corrompido por los chantajes y el favoritismo. Todos lo saben pero nadie puede actuar contra ellos. Una noche, Terry es testigo de un asesinato, cometido por unos miembros del sindicato. El muerto es alguien que sabía demasiado acerca de los negocios sucios del sindicato. Terry tiene un hermano mayor, interpretado por Rod Steiger, que mantiene su fidelidad al sindicato. Entretanto, Terry se enamora de una dulce muchacha, interpretada por Eva Marie Saint. Ella y su familia le animan a enfrentarse al poderoso sindicato. Una obra maestra que es una clara defensa del individualismo y de la honestidad. Un hombre se enfrenta a un enrevesado sistema de corrupción, al que sabe que no puede derribar. El controvertido Elia Kazan reconstruyó los hechos que narra basándose en una serie de artículos periodísticos y en las vivencias personales de algunos estibadores. La película causó una gran polémica, debido a que poco antes Kazan denunció a algunos de sus compañeros ante el Comité de Actividades Norteamericanas, y el film se podía interpretar como una defensa de su postura. La película es una de las más vigorosas de la historia del cine, a la vez que una de las más comprometidas socialmente. Marlon Brando alcanza definitivamente el estrellato con su portentosa interpretación, por la que consiguió un Oscar. Es el punto álgido de una carrera que comenzó con Un tranvía llamado Deseo (1951) y ¡Viva Zapata! (1952). La película obtuvo 7 Oscar más, entre ellos a la mejor película, mejor dirección, actriz y guión. La composición musical de Leonard Bernstein es magistral. Indispensable.

10/10

Últimos tráilers y vídeos