IMG-LOGO

Biografía

Ross Thomas

Ross Thomas

Ross Thomas

Filmografía
Malas compañías

1995 | Bad Company

Es ésta una película inusual y provocativa que cuenta con dos de los actores más inquietantes del panorama cinematográfico: Laurence Fishburne (Causa Justa, The Matrix) y Ellen Barkin (Melodía de seducción). Nelson Crowe (Laurence Fishburne) es un agente secreto del gobierno que tiene que realizar una difícil y arriesgada misión, la de infiltrarse en la mayor organización de espionaje industrial. Allí formará equipo con la sensual y dura Margaret Welles (Ellen Barkin), una mujer obsesionada con su carrera. Juntos deberán chantajear, sobornar e incluso asesinar para conseguir hacerse con el control de la compañía. Película dura sobre el espionaje moderno, con unas buenas interpretaciones y eficaces dosis de suspense. Para habituales de la vida dura.

4/10
Blood In, Blood Out

1993 | Bound by Honor

Miklo, Cruz y Paco son tres latinos que viven en un barrio bajo de Los Angeles. Poco a poco, los tres se van introduciendo en pandillas nada aconsejables, lo que hace que acaben separados. Miklo es llevado a prisión, Paco cumple el servicio militar y Cruz se vuelve adicto a la heroína. Los tres intentarán salir adelante con el ansia de conseguir honor y respeto. Notable drama de tres horas de duración sobre tres muchachos rebeldes, crecidos en un barrio difícil, que aprenden a conocer el valor de ser líderes en un mundo que intenta pisarlos. Buen guión y dirección. Benjamin Bratt protagoniza la cinta junto con Delroy Lindo. Billy Bob Thornton tiene un pequeño papel.

6/10
El hombre de Chinatown

1982 | Hammett

Imaginaria trama de cine negro, en la que se habría visto envuelto el escritor experto en la materia Dashiell Hammett. Éste se ve requerido por un amigo para que le ayude a investigar la desaparición de una prostituta en el barrio chino de San Francisco. Fue producida por Francis Ford Coppola, cuando soñaba en que su productora, Zoetrope, se convertiría en un nuevo estudio donde los artistas podrían desarrollar en paz su genio creativo. Las fallas de esa utopía se pusieron al descubierto en proyectos como este costoso film, dirigido por el alemán Wim Wenders, y definitivamente fallido. Hubo graves diferencias entre el cineasta y Coppola durante el rodaje -se trabajó hasta con doce versiones del guión-, y basta ver la edición final del film para advertir que algo no funcionó en un proyecto ambicioso y de planteamiento atractivo, que precipitaría la quiebra de Zoetrope.

5/10
Soul Surfer

2011 | Soul Surfer

Soul Surfer es una reconstrucción de la admirable historia real de la hawaiana Bethany Hamilton, toda una celebridad en el mundillo del surf, sobre todo en Estados Unidos. Hija de surfistas que la enseñaron pronto a navegar sobre las olas, desde muy pequeña pasaba horas y horas practicando, y comenzó a participar en competiciones nacionales. Su figura ya había dado lugar al documental Heart of a Soul Surfer, de 2007. La versión dramatizada parte del libro coescrito por la propia Hamilton con otros dos autores. Aborda su periplo cuando es una atractiva adolescente de 13 años con una buena relación con su familia, de firmes convicciones cristianas, pasa horas y horas con Alana, su mejor amiga, y mantiene una intensa rivalidad en los campeonatos con la competitiva Malia Birch. Por desgracia, mientras está en el agua con su pandilla una mañana de Halloween, Bethany sufre el ataque de un tiburón que le arranca el brazo izquierdo, lo que ocasiona una gran pérdida de sangre. Aunque se salva de milagro porque sus amigos consiguen trasladarla rápido a la costa, y a pesar del intenso trauma sufrido, Bethany desea seguir adelante con su sueño de convertirse en surfista profesional... El prolífico realizador y productor ejecutivo –sobre todo televisivo– Sean McNamara (Bratz), también coguionista, tenía todas las papeletas para rodar un film convencional y plano, pues como es de rigor recoge todos los clichés del género de superación personal y triunfo ante la adversidad. Sin embargo, con Soul Surfer ha logrado una de esas películas con cierto encanto, por diversos detalles como por ejemplo que describe una sana relación entre la familia Hamilton, quizás un tanto utópica, pero bastante creíble. Se trata también el valor de la fe de la protagonista como apoyo fundamental a la hora de enfrentarse a la desgracia y seguir adelante. Precisamente su consejera espiritual en la iglesia a la que pertenece, es la que aporta la clave del film: la necesidad de abordar los problemas desde otra perspectiva más amplia para salir adelante, y la de no focalizarse en el propio yo, abriéndose a los otros, ayudando o dando ejemplo. Acierta McNamara al narrar con elegancia y contención la parte más escabrosa (el ataque del tiburón), lo que abre enormemente el espectro de espectadores potenciales, a los que podría haber echado atrás unas imágenes especialmente duras en ese sentido. Y también son dignas de mención sus elaboradas y dinámicas secuencias de surf, que contagian de la afición del personaje incluso al público que desconozca la disciplina por completo. Al parecer, la propia Hamilton ha hecho la mayoría del trabajo de doble en los momentos en los que su personaje está sobre las tablas. Funciona bien el reparto, encabezado por una correcta AnnaSophia Robb, que llamó la atención con Un puente hacia Terabithia. Sobresalen los padres, un Dennis Quaid que parece efectivamente un surfista, y una felizmente recuperada Helen Hunt, actriz con Oscar a la que no se había visto (al menos en las carteleras españolas) desde Cuando ella me encontró, también dirigida por la actriz, de 2007. Del resto del elenco de Soul Surfer se puede decir que cumple, como en el caso de la cantante country Carrie Underwood, celebérrima en Norteamérica, que si bien no deslumbra en su debut como actriz cinematográfica como la consejera religiosa, tampoco desentona. Resultan especialmente emotivos los créditos finales, que muestran imágenes reales de la auténtica Bethany Hamilton, en diversas competiciones, o ayudando a las víctimas del tsunami. Sorprende gratamente que a pesar de lo ocurrido no ha perdido la sonrisa...

6/10
Pasión por el triunfo: medalla olímpica

2006 | The Cutting Edge 2: Going For The Gold

El guionista Daniel Berendsen ha elaborado una historia de amor entre patinadores sobre hielo, utilizando casi los mismos caracteres creados en 1992 por el guionista Tony Gilroy (El caso Bourne), en su primer trabajo para el cine, también titulado en español Pasión por el triunfo. En este caso, la historia narra las vicisitudes deportivas y sentimentales de Jackie Dorsey, una auténtica reina del patinaje, que, por encima de todo, desea triunfar en los juegos olímpicos. Para lograr ese fin formará pareja con Alex, un enamorado del patinaje extremo, y ambos serán entrenados por los padres de Jackie, ganadores de una medalla olímpica en sus tiempos mozos. Entretenido film que mezcla las constantes del género deportivo –ilusión, crisis, superación– con el romance fuera de la pista entre los dos protagonistas.

3/10

Últimos tráilers y vídeos