IMG-LOGO

Biografía

Sigfrid Monleón

Sigfrid Monleón

Sigfrid Monleón

Filmografía
Ciudadano Negrín

2010 | Ciudadano Negrín

Juan Negrín, jefe de Gobierno de la Segunda República entre 1937 y 1945, vivió los últimos años de su exilio en el anonimato, ocupado de la tutela de sus nietos Carmen y Juan, los vástagos de su hijo Rómulo, una víctima circunstancial de las sospechas y persecuciones de la Guerra Fría. Nunca respondió a la infinidad de maledicencias que, tanto vencedores como vencidos de la guerra española, vertieron sobre su figura, ensombreciéndola hasta nuestros días. Supo, nada más llegar a la jefatura del gobierno, que saldría malparado. Convertido en el chivo expiatorio de unos y otros, actúo siempre de acuerdo a su conciencia, sin hurtarse una sola vez al deber que le marcó el destino. Ha debido pasar mucho tiempo, cuando el olvido pesa más que todas las afrentas, para que el trabajo de los historiadores, distanciado de los antagonismos y deslealtades que acarrea todo conflicto bélico, pudiera restituir el calado intelectual, político e histórico de Juan Negrín, finalmente reconocido como un exponente clave de la Edad de Plata de la ciencia española y como el gran estadista de la España en guerra. ¿Cómo contar hoy a Negrín en una película, fuera del marco académico de la historiografía, y devolverlo vivo a los espectadores profanos? Al hilo de la evocación de sus nietos Carmen y Juan, nos adentramos en su pasado familiar y profesional, recobrando de su archivo personal las imágenes y documentos que pueden esclarecerlo; para poner en contexto su acción política, hemos contado con la ayuda de los historiadores Gabriel Jackson y Ángel Viñas y buscado su huella en la montaña de imágenes cinematográficas de su tiempo. Sobre unas y otras fuentes, hemos procurado dar la palabra al propio Negrín, que sea él, principalmente, quien desgrane a través de sus escritos, discursos y cartas, su biografía; desde su compromiso político hasta su vertiente más íntima, de manera que el espectador pueda seguir su trayectoria vital de primera mano y como si ésta sucediera ante sus ojos. El hallazgo de unas películas domésticas, filmadas por Negrín en el exilio, nos ha permitido convocar al ciudadano Juan oculto tras la cámara y sentir el pulso de esa dimensión presente desde la que queremos restablecer y recrear su memoria para el espectador de nuestros días.

El cónsul de Sodoma

2009 | El cónsul de Sodoma

Jaime Gil de Biedma (1929-1990) fue un poeta español que alcanzó cierta notoriedad en la Barcelona de los años 60, debido a sus ideas comunistas, a su vida licenciosa y a su abierta homosexualidad. Hijo de un rico empresario, dueño de Tabacos de Filipinas, Gil de Biedma vivió una vida burguesa en continua contradicción. Se comportaba como el heredero millonario que era aunque se proclamaba de extrema izquierda; y también era un dandy, rico y educado, pero al que le gustaba revolcarse en el fango del vicio, buscando los ambientes más degradados que se pueda imaginar. El cónsul de Sodoma –un título tan feo como descriptivo– recrea su vida, desde que es un joven señorito de negocios en Filipinas, hasta su muerte de SIDA en 1990. El resultado interesa bien poco. El director Sigfrid Monleón (La bicicleta) dibuja una existencia muy triste e infeliz, y no esconde la tragedia de Gil de Biedma. Se centra en los dos aspectos más destacados de su vida: por un lado, sus relaciones profesionales como empresario y como escritor ocasional de poemas, con su difícil dependencia paterno-filial y sus amistades más célebres, con el escritor Juan Marsé y el editor Carlos Barral; y por otro lado, sus prácticas sexuales, siempre con hombres con la excepción de su relación con la artista Bel (desinhibido debut 'artístico' el de Bimba Bosé...). En este terreno, el de su vida erótica, la película juguetea en varios momentos con la pura pornografía, lo que es un absoluto lastre con respecto al supuesto esfuerzo interpretativo de Jordi Mollà, que encarna al protagonista con un tremendo sentimentalismo, acicalado eso sí con estudiados planos grandilocuentes y la voz en off que recoge los poemas del biografiado.

2/10
La bicicleta

2006 | La bicicleta

Fallido film del hispano Sigfrid Monleón, con historias alrededor de una bicicleta, que manejan un niño, una mensajera y una anciana. La idea no está mal, pero falta cohesión y planteamientos claros; y los diálogos acartonados, y la apolillada reivindicación del pedaleo como alternativa a los vehículos contaminantes, no ayudan.

2/10
¡Hay motivo!

2004 | ¡Hay motivo!

Famosos cineastas españoles se reunieron para esta recopilación de cortos políticos en contra del gobierno de José María Aznar, en víspera de las elecciones de 2004. Cada uno de los realizadores protesta por algún asunto que considere que ha estado mal gestionado por el gobierno. Así, se tratan cuestiones como el hundimiento del Prestige, el apoyo a la invasión de Irak en 2003, o la subida del precio de la vivienda. Antes de su exhibición comercial en cines, se programó en algunos locales y centros culturales, y se emitió en cadenas locales de televisión con fines electoralistas. Aunque algún corto aislado como el de Isabel Coixet (La insoportable levedad del carrito de la compra) en un inusual registro de comedia, tienen cierta gracia, y plantean asuntos de cierto interés entonces, la mayoría son bastante cutres y parecen rodadas rápidamente para salir del paso, como Catequesis, de Yolanda García Serrano, que ha filmado únicamente de forma rudimentaria a Pilar Bardem leyendo un cuento de fuerte carga anticlerical escrito por Juan José Millás.

2/10
La bicicleta

2006 | La bicicleta

Fallido film del hispano Sigfrid Monleón, con historias alrededor de una bicicleta, que manejan un niño, una mensajera y una anciana. La idea no está mal, pero falta cohesión y planteamientos claros; y los diálogos acartonados, y la apolillada reivindicación del pedaleo como alternativa a los vehículos contaminantes, no ayudan.

2/10

Últimos tráilers y vídeos