IMG-LOGO
Corazón roto
4 /10 decine21

Corazón roto

American Heart

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
4 /10 decine21

Crítica

Palo y astilla

Un tipo (Jeff Bridges) acaba de salir de la carcel tras cumplir condena. Su hijo adolescente (Edward Furlong) le busca para vivir con él. A regañadientes, el padre acepta que los dos compartan un piso. En realidad preferiría que el chico viviera con una tía suya en el campo. Las primeras pinceladas que ofrece Martin Bell, muestran a un padre y a un hijo despreocupados el uno del otro. En realidad parece que se quieren.

Bell desarrolla de un modo algo confuso su historia, convertida en guión por Peter Silverman. Es fácil decir que sus personajes son contradictorios, y que de ahí la impresión de que las piezas no encajan. Pero es que no sólo es una impresión, es una realidad. El padre quiere ser honrado, abandonar la mala vida que le llevo a pasar unos años entre rejas. De ese deseo de enderezar su rumbo debería seguirse una preocupación más clara por el hijo. Sólo al final le vemos algo agobiado porque éste pueda terminar convertido en un golfo; antes no le se ha visto ocupado en procurar a su chico un colegio, en estar atento a sus amistades, etc.

En el chico también hay cosas que no funcionan. Si tanto deseaba estar con su padre, no se entienden algunas facetas de su comportamiento. Puede aceptarse su fascinación por la vida al margen de la ley, que no le gusta la mujer con la que empieza a salir su padre, llamada a sustituir a su madre muerta. Pero falta un verdadero deseo de tratar a su padre, de demostrarle su cariño.

Los actores, Jeff Bridges y Edward Furlong, se esfuerzan en meterse en la piel de estos difíciles personajes, pero no acaban de convencer. La historia es atractiva, pero falla a la hora de ser narrada, no da con la fórmula que transmita de modo eficaz su tono duro y desencantado. Se quiere dibujar, con toda su crudeza, el ambiente de la calle en un barrio marginal, y contraponerlo a un Alaska idealizado según la novela “Colmillo blanco de Jack London, a donde desearían ir a vivir padre e hijo”. Situaciones fuertes, como la de los niños que acuden a visitar a su madre, que trabaja en un espectáculo erótico, no conmueven por su patetismo, y sí parecen tan sólo concesiones a la galería.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.