IMG-LOGO

Biografía

John Boylan

John Boylan

John Boylan

Filmografía
El mundo de los perdidos

2009 | Land of the Lost

Es ésta una de esas películas que parecen pedir a gritos que rueden cabezas entre los ejecutivos que dieron luz verde a su producción. Imposible decir a ciencia cierta a quien va dirigido el film, craso error como sabe cualquier estudiante de marketing. Basado en una serie televisiva creada por Sid Krofft y Marty Krofft en los 90, sigue los pasos del Dr. Rick Marshall, un paleontólogo al que nadie toma en serio por su teorías de viajes en el tiempo para estudiar a los dinosaurios y otras bonitas criaturas. ¿Nadie? Bueno, está Holly, una universitaria de Cambridge, verdadera fan de las teorías del científico. Y ambos deciden probar en una zona adecuada su invento del amplificador de taquiones, que les permitirá abrir una puerta espacio temporal y trasladarse a la época de los dinosaurios. Esa zona adecuada está en una montaña donde Stanton regenta una atracción de feria tipo 'el túnel del terror'. El trío viajará hasta un lugar sorprendente, con hombre-mono, hombres-lagarto de una extraña civilización, y por supuesto, bichos prehistóricos de todos los tamaños.De entrada, uno podría creer que está ante un homenaje a historias como la de El mundo perdido (1925) imaginada por Arthur Conan Doyle, o por títulos de serie B como King Kong (1933). Pero no. La cosa es una mezcla imposible entre trama de aventuras, con un irritante tono de comedia que no despega en casi ningún momento, casi siempre sembrado de bromas zafias, que de seguro alejarán al público familiar al que parece destinada la cinta. Por supuesto que a un film como éste no se le pide credibilidad, pero sí resulta exigible una lógica interna de la que carece. No, no es posible soportar todo el metraje sobre un antihéroe, que tiene gracia un par de veces cuando sus teorías de científico sabiondo fallan una tras otra, pero que agota, aunque le ponga cara un profesional como Will Ferrell. Si encima tiene como apoyo a dos desconocidos actores sin carisma -Anna Friel y Danny McBride- más un troglodita peludo, pues vamos, la cosa no da más de sí. Querer que riamos las gracias de unos personajes vestidos chapuceramente de hombres-lagarto, en homenaje a Ed Wood y demás pioneros del cine cutre, es pedir demasiado, sobre todo cuando la realidad es que ha habido un presupuesto holgado en efectos especiales, que no lucen demasiado.

2/10
Menudo cambiazo

1999 | A Saintly Switch

Sara (Vivica A. Fox) y Dan Anderson (David Alan Grier) son un matrimonio con problemas. Tras mudarse y continuar con las riñas, deciden intercambiarse los papeles en casa. Peter Bogdanovich dirige en esta ocasión un "tv movie" de tono familiar. El planteamiento no da más de sí al ser una premisa ya muy explotada, pero a ratos divertirá al espectador con sus inverosímiles situaciones. 

4/10
Corazón roto

1992 | American Heart

Un tipo (Jeff Bridges) acaba de salir de la carcel tras cumplir condena. Su hijo adolescente (Edward Furlong) le busca para vivir con él. A regañadientes, el padre acepta que los dos compartan un piso. En realidad preferiría que el chico viviera con una tía suya en el campo. Las primeras pinceladas que ofrece Martin Bell, muestran a un padre y a un hijo despreocupados el uno del otro. En realidad parece que se quieren. Bell desarrolla de un modo algo confuso su historia, convertida en guión por Peter Silverman. Es fácil decir que sus personajes son contradictorios, y que de ahí la impresión de que las piezas no encajan. Pero es que no sólo es una impresión, es una realidad. El padre quiere ser honrado, abandonar la mala vida que le llevo a pasar unos años entre rejas. De ese deseo de enderezar su rumbo debería seguirse una preocupación más clara por el hijo. Sólo al final le vemos algo agobiado porque éste pueda terminar convertido en un golfo; antes no le se ha visto ocupado en procurar a su chico un colegio, en estar atento a sus amistades, etc. En el chico también hay cosas que no funcionan. Si tanto deseaba estar con su padre, no se entienden algunas facetas de su comportamiento. Puede aceptarse su fascinación por la vida al margen de la ley, que no le gusta la mujer con la que empieza a salir su padre, llamada a sustituir a su madre muerta. Pero falta un verdadero deseo de tratar a su padre, de demostrarle su cariño. Los actores, Jeff Bridges y Edward Furlong, se esfuerzan en meterse en la piel de estos difíciles personajes, pero no acaban de convencer. La historia es atractiva, pero falla a la hora de ser narrada, no da con la fórmula que transmita de modo eficaz su tono duro y desencantado. Se quiere dibujar, con toda su crudeza, el ambiente de la calle en un barrio marginal, y contraponerlo a un Alaska idealizado según la novela “Colmillo blanco de Jack London, a donde desearían ir a vivir padre e hijo”. Situaciones fuertes, como la de los niños que acuden a visitar a su madre, que trabaja en un espectáculo erótico, no conmueven por su patetismo, y sí parecen tan sólo concesiones a la galería.

4/10

Últimos tráilers y vídeos