saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Sueño y silencio

Sueño y silencio

Sueño y silencio

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Sueño y silencio: Oriol y Yolanda viven en París con sus dos hijas. Durante unas vacaciones sufren un accidente en coche que cambiará sus vidas.

Crítica decine21.com

estrella
4
Dolor familiar
Dolor familiar

Oriol, arquitecto, y Yolanda, profesora de español, son un matrimonio afincado en Francia. Tienen dos hijas pequeñas. Su vida es tranquila, entre el trabajo y el tiempo dedicado a sus hijas. Pero un inesperado y trágico accidente cambiará sus vidas.

Propuesta demasiado exigente del nada acomodaticio director Jaime Rosales (La soledad), cuyo cine adquiere con Sueño y silencio cada vez más matices “artísticos”, más personales, en el sentido de que el espectador común se va quedando poco a poco relegado al margen de sus planteamientos. La historia de esta película es una constante en la filmografía del cineasta: el enigma de la muerte, la tragedia incomprensible de la pérdida inesperada de un ser querido. Tema antropológico por excelencia, sí, pero Rosales, valiente, de mirada nada frívola, es también un creador con todas las de la ley, y eso conlleva un cierto egotismo, una inclinación aparente por la improvisación, por la experimentación caprichosa (ese prólogo y ese epílogo de Miquel Barceló), incluso por la ruptura –¿casual?, ¿buscada?– de la narrativa convencional. Quizá cuente algo muy hondo e interesante (él mismo habla de una referencia trascendente en sus imágenes), pero la sensación es que dice poco y que se empantana en un esmero formal desproporcionado, con una cadencia cansina que puede resultar simplemente muy aburrida.

Rodada en blanco y negro –a excepción de un par de insertos en color sin sentido aparente–, la cámara de Rosales se recrea en captar islotes de realidad, con planos epatantes o bellos, a menudo desconcertantes, con personajes “sin perfilar” que hablan fuera de cuadro o que dejan a medias sus discursos, con paisajes y objetos cotidianos, siempre con encuadres estudiadísimos, y una gravedad a la hora de mostrarlos que puede acabar con la paciencia del personal más interesado. Y aunque en Sueño y silencio Rosales despliega hacia el final un largo travelling a través de un parque, su hiperrealismo queda especialmente vinculado a esa querencia tan suya por mantener la cámara fija, mientras el mundo alrededor sigue moviéndose... A esto se une la presencia constante del sonido ambiente, la ausencia de música y la elección de actores no profesionales, con vocalización natural.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto