IMG-LOGO
Amama
7 /10 decine21

Amama

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
Goya
2016
Nominada a 1 premio

Sinopsis oficial

Amama

Una historia familiar sobre el conflicto entre lo urbano y lo rural, entre pasado y presente, padres e hijos. Dos formas opuestas de entender la existencia, y una abuela que observa el mundo desde el más elocuente de los silencios.

7 /10 decine21

Crítica

¿El fin del mundo?

¿El fin del mundo?

La asimilación de la posible extinción del caserío, la casa rural vasca, con la llegada del día del juicio final, podía ser uno de esos típicos chistes de vascos, a costa de su proverbial tendencia a la exageración. Sin embargo no está para bromas Asier Altuna en Amama, a pesar de ser conocido sobre todo por una comedia, Aupa Etxebeste!, que codirigió con Telmo Esnal en 2005. Más cerca está en su aire poético del documental Bertsolari, aunque estamos sin duda ante una ficción de intenso dramatismo rodada íntegramente en euskera. Y desde luego, todos los filmes citados comparten el hecho de estar arraigados a una tierra, la del País Vasco, a la que se ama.

Y a pesar de los elementos localistas y atávicos del terruño, que hacen pensar en otra película, la del navarro Montxo Armendáriz Tasio, la historia es universal y nada superficial, Altuna combina el drama familiar del choque generacional, con los estilos diversos de vida que proponen el campo y la ciudad.

¿Es posible avanzar sin retroceder? He ahí el dilema ante el que se mueven la abuela que no pronuncia palabra mientras escucha las avemarías que destila su aparato de radio, los padres Tomás e Isabel anclados en el caserío, y los tres hijos que se han ido más o menos lejos, huyendo, formando una familia, o, caso de la artista Amaia, incorporando el pasado a su obra y creando algo nuevo. Si Tomás es parco en palabras, y está acostumbrado al “ordeno y mando”, Amaia trata de expresarse en sus instalaciones artísticas, y en cambio hablando puede ser una bocazas, herir innecesariamente; son estos dos personajes, bien encarnados por Kandido Uranga e Iraia Elias, la columna vertebral de la película. Tenemos personajes cuyos rostros a veces parecen esculpidos en piedra, y una hermosa naturaleza que pide ser contemplada y trabajada, y que se presta al simbolismo.

Altuna demuestra habilidad en preparar el terreno para el desgarro, el momento en que los cimientos que unían a la familia protagonista se tambalean; y es sensible y compone bellamente la narración de la recomposición, del esfuerzo porque las heridas cicatricen, lo que se expresa en la naturaleza, la artesanía y el arte, y en la conexión intergeneracional, siempre antigua y siempre nueva. Hay inteligencia en el uso de materiales filmados supuestamente realizados por Amaia, repartidos aquí y allá, y la voz en off que salpica el relato se usa con medida. Incluso la búsqueda de la persona desaparecida que acerca al desenlace no se constituye en en elemento exagerado, fuego de artificio, sino que ayuda a redondear una sentida película, cuyo contenido cala hondo.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos